sábado, 21 de julio de 2018

¿Debo ser el Rey Demonio? Capítulo 20 - Pre-preparaciones


¿Debo ser el Rey Demonio?

Capítulo 20 - Pre-preparaciones

[Así que está va a ser una oportunidad para probar todo lo que he estado haciendo estos días, ¿verdad?]

[¡Sí, y estoy segura que el maestro podrá con todos!]

[Eso espero, y de verdad quiero no morir.]
Ahora mismo estoy en la habitación de la posada, preparando las cosas que, aunque pocas, me será necesario llevar a mi nueva misión.

Aunque podría decir que fui arrastrado a esto, podría decir también que es un deseo altruista para salvar a Silas y sus compañeras. Si digo eso estaría mintiendo. La verdad es que yo también quiero hacerlo. Sé que puede sonar tonto y hasta una locura. Digo, ‘si estoy bien y me mantengo solo matando criaturas en el bosque, ¿Por qué cambiar, verdad?’

Pero al final me terminó entusiasmando la idea. ¿No es el luchar contra bandidos para salvar a las indefensas personas y ganarse el reconocimiento como alguien noble de corazón y ser un héroe, el deseo de muchos? Además, ese tipo de cosas atraen la atención de las chicas también.

¿Podría luchar contra mi propio destino de Rey Demonio convirtiéndome en el Héroe?

Esa idea es interesante, podría hacer que la gente me llamase “El Héroe que reniega de su destino” o “El Héroe Demoniaco”.

Creo que me desvié un poco de mi objetivo principal de no llamar tanto la atención.



El día de ayer.

[Por favor, rescata a los demás.]

[¿Eh? ¿Está seguro? Este chico de aquí es solo un aventurero novato con un par de semanas en el gremio.]

[Sí, señor Cafur, estoy seguro de que podrá encontrar a otros aventureros más cualificados que este chiquillo.]

Sabiendo que yo solo he estado unas cuantas semanas activo como miembro oficial del gremio, algunos de los aventureros que conocían a Cafur y Drakre y les estaban auxiliando, le pedían que reconsiderase la opción que acababa de tomar.

[Es verdad, yo también creo que estoy demasiado verde para una misión así de importante.]

Yo también hago lo mismo que los otros aventureros.

[Te lo suplico… si quieres, pide a alguno de los de por aquí que vayan contigo. Gracias a que yo también soy un aventurero, tengo dinero ahorrado por las misiones que he hecho. Seguro que eso les hará conmoverse un poco y ayudarte.]

Muchos de los aventureros se miran entre ellos, sonriendo con lo que parece ser algo de culpa y vergüenza.

[Coff, Coff… por favor.]

Drakre, el líder del equipo, se endereza un poco a duras penas para mirar en mi dirección, y hace la misma petición que el mago a su lado.

Sintiendo las miradas de todos en mi nuca, una presión abrumadora cae sobre mí en este momento.

[Yo… em… ah… está bien… pero no sé si podré ser de ayuda.]

No es por evitar esto, es solo que realmente no sé si puedo entrar en una lucha contra otras personas, mucho menos sabiendo que estos intentarán matarme, y que yo también debo matarlos.

[Sé que podrás hacerlo. No cualquiera exuda un aura como la tuya. Cuando eres un mago como yo, realmente puedes sentir cosas como estas… te lo ruego… coff coff… auah…]

Cuando Cafur terminó de decir esa frase, una tos áspera lo atacó y se desmayó.

[¡Rápido! ¡Alguien traiga algo de medicina! Los demás, ayúdenme a recostarlos en una de las camas de atrás.]

Una chica que estaba cerca del grupo salió corriendo ante la orden dada hace unos momentos, y el grupo restante que estaba alrededor de Cafur y Drakre los levantaron para llevarlos a una habitación en algún lado del gremio.



Reunidos en una habitación, me encuentro con 4 aventureros más, los cuales han aceptado la misión ya sea por el dinero, o porque tienen algún tipo de relación con los integrantes del grupo en cuestión.

[Bien. Empecemos con lo que sabemos hasta ahora. Por lo que algunos de los hombres han visto, el grupo de bandidos se encuentra en un claro del bosque de Fartra. Allí, se sabe que es donde está ubicado el campamento de Vladan, el Espadas Gemelas, de entre Fartra y Drugi.]

Según el tipo que estaba hablando, los bandidos a los que íbamos a atacar no eran cualquier cosa. El líder de la banda era el hijo de un ex-aventurero difunto muy reconocido llamado Vladan, el cual de pronto había cambiado toda la fama que tenía para volverse un saqueador y asaltante.

[He oído historias de cuando él estaba vivo. Dicen que él solo se encargó de derrotar a la mitad de un grupo de avanzada de demonios durante el ataque a un pueblo en la época del Rey Demonio. Cuando llego el ejército del reino, estaba cubierto de sangre atacando a los demonios que se le acercaban para intentar eliminarlo, además, dicen que a sus pies yacían los cadáveres de 100 demonios.]

El que hablaba, quien era mayor que yo por al menos 10 años, hablaba del pasado con tintes de emoción y admiración en su voz.

[Yo también oí de ello. Pero es una lástima que decidiera pasarse al lado contrario.]

[Sí. Recuerdo que mi padre me hablo de eso. Un par de años después de que la guerra acabara, un comerciante declaró haber sido atacado por Vladan. Luego, días más tarde se supo que había formado un campamento, y tenía una banda de unos pocos hombres con los cuales asaltaba comerciantes de vez en cuando. También me contó que un excompañero de Vladan había ido a hablar con él para preguntar por su cambió de actitud, a lo que él respondió que simplemente quería un estilo de vida más sencillo, sin tantas preocupaciones.]

Después de que se terminara de contar la historia, todos se quedaron en silencio.

[¿Pero, cómo fue que murió? ¿Algún otro aventurero lo asesinó?]

Pregunté para aclararme la duda.

De forma totalmente coordinada, los cuatro aventureros se dieron la vuelta para mirarme al mismo tiempo con cara de extrañados.

[¿Eh? ¿De verdad no lo sabes?]

Negué con la cabeza.

[Vladan fue asesinado… por su propio hijo.]

Retrocedí medio paso por la sorpresa. Y pensar que terminó muerto por su propia descendencia, que inesperado.

[Es cierto.]

Continuó uno de los hombres.

[Dicen que su hijo llegó al campamento de la nada, pero luego, de repente, lo retó a un duelo. Con todos los bandidos del grupo como testigos, su hijo simplemente logró derrotarlo y le arrancó la cabeza de un espadazo bien dado.]

[Sí. Ahora él es quien está al mando del campamento, y en los últimos años ha aumentado la frecuencia con la que los bandidos de Espadas Gemelas solían atacar. Y es por eso por lo que nosotros debemos acabar con ellos.]

[¿Y por qué antes no se hizo nada?]

De verdad que a veces no entiendo. Si los bandidos han estado causando tantos problemas, ¿por qué si no hasta ahora se ha hecho algo?

[Bueno, es algo vergonzoso decirlo, pero… nadie se había dado cuenta.]

El hombre continúa después de hacer una pausa.

[Los bandidos se habían encargado de cubrir sus huellas tan bien, no dejan nada que pueda indicar un asalto, que se pensó que los cadáveres eran simplemente gente atacada por monstruos o algún animal salvaje. Incluso así, les solían dejar algunos objetos de valor, para que pensáramos que había sido el acto de algún goblin.]

Según lo que sé, los goblins son criaturas a las que les gustan los objetos brillantes, y ese es el motivo por el que suelen atacar a la gente, aparte de llevarse todo lo comestible, incluyendo mascotas y ganado para vender en las grandes ciudades.

[…………]

El silencio vuelve a envolver el área.

[Ejem… de todos modos, como hemos dicho, debido a que han estado activos mucho más seguido, un guardia fuera de servicio que venía de sus vacaciones los vio. Después de caminar de casa desde un pueblo cercano hasta Drugi, los vio y fue lo suficientemente inteligente para evitar ser descubierto. Al observarlos, notó que ya habían asesinado al comerciante. Se llevaron su caballo, mercancía, y le dejaron solo un par de cosas para que pareciese un ataque de monstruos. Después de eso, no fue difícil vincularlos con otros asesinatos que habían ocurrido a intervalos de una o dos veces al mes.]

Los bandidos parecían ser sujetos algo más inteligentes de lo que pueden aparentar ser, incluso habían logrado crear una estrategia muy astuta, si lo puedo decir desde el punto de vista objetivo.

Huelga decir que ataques de monstruos todos los días es algo común, pero cada vez se van notando un poco menos.

Desde que el Rey Demonio anterior fue asesinado, muchos de los monstruos murieron con él, específicamente ya que la moral les jugó un papel decisivo.

Durante el último asalto al Rey Demonio, muchos de los generales del ejercito demoniaco y “personas” de confianza del Rey Demonio fueron asesinados. Luego de esto, los monstruos restantes y sin organización alguna, se vieron diezmados por el intelecto superior de los humanos y su fuerte determinación.

Según la cultura general, ahora la mayoría de los monstruos con inteligencia y poca tasa de reproducción viven ocultos, haciendo lo justo para sobrevivir y pasar desapercibidos.

Por otro lado, los monstruos como los Hobbes, lobos Rufus, goblins, etc. Eran considerados plagas, ya que estos se reproducían rápidamente.

Gracias a los gremios de aventureros repartidos por distintos lugares del continente, estos monstruos comunes eran controlados y tratados por aventureros contratados.


Luego de un rato más hablando, se acordó que partiríamos en un par de días, mañana tendríamos el día para prepararnos y partiríamos a la mañana siguiente.

Cuando salí de la sala del gremio, pasé a ver como se encontraba el viejo mago del grupo de Silas, pero me lo encontré descansando y recuperándose inconsciente de sus heridas. A su lado, Drakre estaba en las mismas condiciones. Mirándolos ahora así, y recordando que su grupo es bastante renombrado en este gremio, me hace replantearme si realmente es una buena idea el ir a ese campamento… digo, después de todo, solo pasé con ellos un tiempo, y no creo que lo de Mianna haya sido muy importante para ella.

De todas formas, en este punto creo que ya da igual. Ahora podré ver esto como la oportunidad de ver cuanto he crecido, en este tiempo que he estado aquí. La verdad es que no ha habido un buen momento para probar las habilidades de mis diablillos mejorados, y mi magia de oscuridad debe haber subido junto con lo poco que practicado con las dagas, que, aunque ha sido poco, algo es algo.

Incluso si no me veo preparado para luchar cuerpo a cuerpo, si en todo momento me mantengo alejado del enemigo y solo me concentro en ataques mágicos a distancia apoyando a los de mi grupo, puede que no salga herido ni tampoco me ponga en demasiado peligro. Creo que debo dar gracias a que en este encargo participaré con más personas, y además son aventureros experimentados, en el mejor de los casos con mucha más experiencia que yo.

(¿Se acuerdan de que yo tenía una novela? Pues yo no xD. Perdonen si fue poco consistente y algo vago, este capítulo lo fui escribiendo a intervalos bastante largos.)


5 comentarios:

  1. Gracias, excelente capítulo, solo un detalle que veo hasta el momento, como que se perdió de vista que es un rey demonio jeje

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, lo sé, pero tengo mis razones. Sin querer hacer mucho spoiler, profundizaré en ello en el siguiente "volumen". Por ahora quiero centrarme en terminar esta parte de los bandidos (aunque la verdad me cuesta un poco lo que son las escenas de lucha xD.)

      Eliminar
  2. Porfin salio
    *c muere*

    PD: gracias por el capitulo sigan asi >w<

    ResponderEliminar