lunes, 22 de enero de 2018

Ancient Strengthening Technique Capítulo 108 - El fetiche de Gongyang Yu



Ancient Strengthening Technique

Capítulo 108 - El fetiche de Gongyang Yu

Por la tarde, cuando regresó el tío Qing Hu, para sorpresa de todos, trajo a Qing Hu y Qing Bei también. ¡Qing Shui se sintió incomparablemente alegre al verlos!

Qing Hu y Qing Bei, obviamente estaban muy felices de verlo también. Especialmente Qing Bei, ella siempre había pensado en Qing Shui como su hermano. Ahora, después de medio año, finalmente podían reunirse de nuevo.

Naturalmente, a los jóvenes les encantaría la atmósfera animada y bulliciosa de las calles. Qing Shui, como su anfitrión, los guio a los dos por la Ciudad Hundred Miles mientras señalaba lugares pintorescos, así como lugares de interés.

"Shui Gege, esta horquilla es muy hermosa." Qing Bei tiró de Qing Shui mientras señalaba una horquilla de mariposa verde hecha de jade.

"Jefa, ¿a cuánto tiene esto?"

"Ahh, esta jovencita tiene muy buen gusto. Esta horquilla podría considerarse de primer nivel entre la mercancía que estoy vendiendo. ¿Qué tal 2 taeles de plata?" La tendera de mediana edad se rio.

Qing Shui pagó el precio de la horquilla y se la entregó a Qing Bei. Mirando la radiante sonrisa en la cara de la chica, no pudo evitar sentir la alegría florecer en su corazón.

Durante la noche, Qing Yi y Yuanying prepararon una deliciosa comida para los miembros del Clan Qing. Después de probar el pescado negro y la sopa de tortuga, la mirada voraz en la cara de Qing Hu hizo que todos estallaran en carcajadas. Naturalmente, ya que esta era la primera vez que había probado el pescado negro.



¡Ciudad Río Celestial!

En la residencia principal de aspecto majestuoso del alcalde de la Ciudad Río Celestial, un apuesto joven estaba sentado en el patio, sorbiendo su té mientras admiraba las flores. Este tipo tenía la piel blanca como el jade, labios delgados y un par de ojos color melocotón. De alguna manera, a pesar de que parecía carecer de cualquier atisbo de masculinidad, y se veía afeminado, la gente que lo veía pensaría en él como un chico bonito en lugar de un marica.

"Joven maestro, el joven maestro Yang está aquí en la sala principal.” Un viejo sirviente exclamó.

"Entiendo". La voz nítida del joven estaba teñida de cortesía y llena de un poder penetrante.

Se puso de pie y caminó hacia la sala principal, que era la estructura de aspecto más impresionante en toda la residencia.

"¡Yan Qi, estás aquí!" El joven lo saludó con entusiasmo una vez que vio a Yan Qi.

Yang Yan Qi era el descendiente del Clan Yang en la Ciudad Río Celestial. El Clan Yang podría considerarse un clan con poder sustancial y tenía estrechos vínculos con el Clan Gongyang. Los dos crecieron juntos y eran extremadamente cercanos, como hermanos de sangre.

"Hermano Yu, ¿vas a la Ciudad Hundred Miles?"

"Así es, no puedo esperar para probar el legendario pez negro de la Posada Yu He. Mis pasatiempos son simples... ¡mujeres hermosas y buena comida! Definitivamente tengo que probar el legendario pez negro." Gongyang Yu tocó su barbilla mientras hablaba.

"Hermano Yu, he escuchado algunas noticias.” Yang Yan Qi dijo lentamente mientras miraba hacia Gongyang Yu.

"¿Qué noticias? ¿Por qué estás dudando?" Preguntó Gongyang Yu, desconcertado. Por lo general, Yan Qi era extremadamente directo y no se andaba con rodeos.

"La pequeña muchacha que trajo la humillación a Lan Yan`er se encuentra actualmente en la Ciudad Hundred Miles. No solo eso, su hermano Qing Hu, el que quería cortejar a la señorita Lan también está allí. Ahora están ambos en la ciudad.”

"¿Qué? ¿Cómo sabes esto?" Gongyang Yu, preguntó con cierta desconfianza en su tono.

"Situ Bu Fan del Clan Situ me lo dijo. Su novia fue seducida por ese bastardo Qing Shui del Clan Qing, y no solo eso, fue derrotado por Qing Shui cuando fue a buscar una compensación. Por lo tanto, él deseaba que al yo decirte esto, ayudaras a vengarlo,” afirmó Yang Yan Qi.

"Jeje, qué inútil sujeto; ni siquiera puede proteger a su novia. Por supuesto que puedo ayudarlo. Sin embargo, mi condición es que quiero conocer a su prometida. Una mujer por la que otros han peleado, su belleza no debería ser tan mala, ¿cierto?"

Gongyang Yu se lamió los labios mientras sonreía lascivamente.



Durante tres días enteros, Qing Shui llevó a Qing Hu y Qing Bei, recorriendo cada parte de la Ciudad Hundred Miles. En solo tres días, ya habían gastado unos miles de taeles de plata.

Qing Shui no se sentía demasiado terrible al respecto. Después de todo, una vez que una persona era rica, comenzaría a alardear de su riqueza.

En los últimos días, hubo bastantes visitantes con un status extraordinario que visitaron la Ciudad Hundred Miles. Sentados en un carruaje, siendo llevados por un Buey Flamígero, atraían las miradas de la multitud a donde quiera que iban. Había dos hombres de mediana edad sentados en el asiento del conductor. ¡Estos dos no eran sino el conductor y el domador de bestias!

"Joven maestro, ¿a dónde quiere ir?", Inquirió respetuosamente uno de los hombres de mediana edad.

"A la Posada Yu He.” Gongyang Yu exclamó perezosamente.

El conductor dirigió a los Bueyes Flamígeros cuando se detuvieron frente a la Posada Yu He.

"¡Qué olor tan agradable!"

Cuando el carruaje se detuvo, tres personas salieron del carruaje. Eran Gongyang Yu, Yang Yan Qi, así como un hombre de mediana edad que se veía solemne.

Habían usado un total de 3 días y se apresuraron a llegar a la Ciudad Hundred Miles. La exclamación anterior sobre el olor, no fue hecha por otro hombre que más que el de mediana edad.

"Tío Zhong, incluso usted encuentra el olor atractivo. Parece que la reputación de la Posada Yu He no es infundada." Gongyang Yu fue muy respetuoso con este hombre de mediana edad.

"Vamos a entrar y verificar los rumores sobre el sabor.” El hombre de mediana edad sonrió. La sonrisa en su rostro no apareció de forma natural, sino como forzada... De hecho, se veía aún más temible sonriendo en comparación con cuando no lo hacía.

Los tres entraron a la Posada Yu He, bajo la guía de una camarera, y se sentaron en un rincón del salón principal.

"Dame tres, no, seis de tus famosos peces negros.” Yang Yan Qi ordenó a la camarera que los atendiera.

Gongyang Yu estaba mirando a la camarera uniformada. Contenida en sus ojos, estaba la insinuación de una expresión de lujuria.

"Lo siento, los peces negros están agotados por hoy, ¿podría el estimado invitado pedir otra cosa en su lugar?"

"¿Qué? ¿Agotados? Viajamos más de 1.000 millas para llegar a la Ciudad Hundred Miles. ¿Por qué estaríamos aquí si no fuera por el pez negro?" Yang Yan Qi golpeó con su puño sobre la mesa.

Gongyang Yu y el hombre de aspecto solemne ni se inmutaron. Gongyang Yu todavía estaba mirando a la camarera con una sonrisa en su rostro, un brillo en sus ojos de color melocotón.

"Señor, los peces negros están realmente agotados por este día, ¿le importaría volver temprano mañana por la mañana si insiste en probar el pescado negro?" La camarera seguía sonriendo, pero se podían ver rastros de nerviosismo en sus ojos.

"Mierda, una pequeña posada en la Ciudad Hundred Miles en realidad tiene la audacia de creerse mejor frente a este joven maestro. ¿Crees que no voy a desmantelar este edificio frente a tus ojos?" Gritó Yang Yan Qi, creando una gran conmoción.

"Haz que la persona a cargo venga aquí.” Gongyang Yu sonrió dulcemente a la angustiada camarera.

"¡Sí señor, espere un momento!"

Un rato después, Yu He apareció frente a los tres.

"Nuestras disculpas, estimados invitados. Ya he ordenado a la cocina que preparen los platos para ustedes. Deberían ser atendidos con bastante rapidez." Yu He, por las palabras y el aura que sentía, sabía que estos tres clientes eran personas con antecedentes extraordinarios.

"¿Tú eres la que decide los asuntos de la Posada Yu He?" Preguntó Gongyang Yu. Él estaba inmensamente excitado por las hermosas características de Yu He.

A Gongyang Yu le encantaba especialmente la sensación de tener esposas y viudas jóvenes. En la Ciudad Río Celestial había probado varias. Con su aspecto y estatus en la Ciudad Río Celestial, no le faltaban mujeres dispuestas a dormir con él. Una vez, había seducido a una joven recién casada y habían tenido sexo justo delante de su marido. La impotencia y la desesperación eventualmente llevaron al hombre a suicidarse. Aparte de eso, en otro caso, él había enviado a sus hombres para drogar a una pareja de recién casados, matar al hombre y secuestrar a la mujer, antes de jugar lentamente con ella. Sin embargo, aparte de su fetiche para las mujeres casadas, su otro pasatiempo, era jugar con las viudas.

Todo sobre Yu He, sus rasgos, su figura, el sonido de su voz y todas sus acciones atraían profundamente a Gongyang Yu. Obviamente, él había investigado antes de llegar a la Ciudad Hundred Miles.

"Esta Posada me pertenece, por supuesto que yo tomo las decisiones aquí. Para disculparme, que esta comida la invite yo." Yu He agregó sinceramente.

Una luz radiante se encendió en los ojos de Gongyang Yu mientras la alegría florecía en su corazón. "Pensar que una mujer tan bella existe en la Ciudad Hundred Miles. No solo eso, es de mi tipo favorito también. Solo mirándola a la cara, puedo decir que ella es de carácter fuerte. Pero cuanto más fuerte mejor, no hay nada que me guste más que este tipo de mujeres fuertes por debajo de mí, con su rostro lleno de pasión, ya que se someten a todos mis deseos.”


No hay comentarios.:

Publicar un comentario