domingo, 27 de mayo de 2018

Erogenous Beauty Salon Vol.1 Capítulo 1 - Tratamiento de Belleza para Desarrollar la Popularidad de un Hombre

Erogenous Beauty Salon by Succubus Girls

Capítulo 1 - Tratamiento de Belleza para Desarrollar la Popularidad de un Hombre

"Oh, Dios. ¿Eso realmente te pasó? ...Pobrecito. Sé cómo debes sentirte, Koshigaya Kazuki-san."

La mujer de pelo negro que dijo eso miró a Kazuki con simpatía en sus ojos y una suave y relajante sonrisa en sus labios.

(¿Por qué estoy aquí diciéndole a esta persona sobre eso?)

"Aquí" era un gran café construido en el mejor terreno cerca de la estación de tren.

"Eso" era ser rechazado por la amiga de la infancia que conocía desde hacía mucho tiempo.

Y "esta persona" era una mujer joven que había conocido tan recientemente que ni sabía su nombre.

(En realidad, sé su nombre...)

Miró a la tarjeta de visita que ella le había puesto antes en la mesa. Eso daba su nombre.

(Sakuma Karen-san...edad desconocida.)

Dicho esto, parecía tener veintitantos años y ser absolutamente mayor. Con el aire que desprendía hacia el chico, él podría haber aceptado que ella tenía treinta y tantos años, pero con la visible piel joven debajo de su delgado maquillaje, podría haber pasado por una adolescente.

(Supongo que eso viene con el trabajo... es esteticista después de todo.)

Si su aspecto no cumplía con un cierto estándar, no podría ganarse la confianza de sus clientes de que podía proporcionarles belleza. En ese sentido, tenía el aspecto perfecto para una esteticista.

Su largo y ondulado cabello negro estaba desgastado y un solo hermoso mechón colgaba sobre un ojo como un acento. Sus ojos estaban algo inclinados, pero eso no le daba en absoluto una mirada severa. Las esquinas de sus ojos caían amorosamente hacia abajo, por lo que parecía más cariñosa que nada.

Su piel blanca casi transparente se veía como la porcelana y contrastaba su pelo negro. Pero sus labios eran femeninamente grandes y Kazuki no podía apartar la vista de su interminable sonrisa. El pequeño lunar junto a su boca era extremadamente sexy y él sintió que su cuerpo se calentaba después de mirarlo durante unos segundos.

"¿Pasa algo?"

"———¡! N-no, no se preocupe por eso... ha, ha ha ha…”

Karen se fijó en su mirada e inclinó la cabeza. El gesto parecía totalmente natural en vez de intencionadamente tierno, por lo que aparentemente no sabía porque Kazuki la estaba mirando. Él intentó reírse y ella respondió con una sonrisa y cruzó las piernas por debajo de la mesa.

(...Esas piernas debajo de la mesa...)

Su amiga de la infancia había rechazado su petición de empezar a salir, él había caminado aquí aturdido, se había sentado igualmente aturdido hasta que se le había enfriado el café... y luego ella le había llamado. Pensó en ese momento.

La mujer llevaba una minifalda apretada y un aroma femenino salía de todo su cuerpo. La blusa debajo de la chaqueta estaba muy hinchada en el área del pecho. Su tamaño era lo suficientemente grande para que los botones estuvieran tensos. Si ella desabrochaba sólo un botón más, el escote blanco sería revelado e incluso podría ser capaz de ver sus areolas. Imaginando eso, le provocaba una palpitación caliente en la parte inferior del estómago y el deseo masculino ya le ardía en los pantalones.

Los muslos brillantes visibles debajo de su minifalda eran lindos y rellenos, y eran tan atractivos que quería abrazarlos. Llevaba medias finas sobre las piernas y él ya había confirmado que había ligueros visibles en sus muslos dentro de la ajustada minifalda.

Sus caderas estaban posicionadas altas y ella no se veía mucho más alta que él, pero tenía las proporciones de una modelo. Debían tener diferentes alturas de asiento porque la joven lo miraba desde una posición algo más baja mientras inclinaba la cabeza. Esa visión tuvo un gran efecto en él.

(Oh, demonios.... ¿Estoy dejando que esto suceda justo después de ser rechazado...?)

Toda la sangre en su cuerpo latía y fluía sin parar hacia su entrepierna. El dulce aroma que flotaba en el aire hacía que su nariz se moviera y olfateara.

"¿Kazuki-san? ¿Estás bien?"

"¿Eh...? ¡Oh, sí! Estoy bien, lo siento... Es sólo que... primero la preocupo dejando que algo tan tonto me deprima y luego hablo y hablo de ello..."

Respondió disculpándose, pero Karen agitó la cabeza y sonrió.

"¿Así que Kazuki-san… Podrías decirme por qué esta amiga de la infancia de la que te quejas decidió rechazarte? Eso podría hacerte sentir mejor.”

"...supongo. Aunque es un poco vergonzoso."


Él conocía a Sudou Juri desde que tenía memoria, así que al menos durante una docena de años.

Habían nacido en familias vecinas, así que habían estado juntos en el jardín de infantes, en la escuela primaria y en la escuela actual durante el año que habían estado allí. Su relación no había cambiado mucho durante todo ese tiempo. Sonaba lindo decir que se llevaban bien, pero sólo se llevaban bien en el nivel de los niños de kindergarten y primaria.

(Sí, necesito una oportunidad. Si tuviera la oportunidad de cambiar las cosas entre nosotros.)

Kazuki estaba seguro de que se acercarían aún más si eso sucedía. No sabía cómo se sentía Juri, pero no había forma de que le desagradase. Visitaban las habitaciones del otro, sus padres eran amigos, y todos a su alrededor los trataban como si ya fueran pareja.

Es cierto que tenían sus diferencias. Él sólo era bueno en deportes y tenía malas calificaciones, mientras que ella era una estudiante estrella que sobresalía en ambos, pero ella lo ayudaba con sus estudios incluso cuando se quejaba de ello.

"Espera, ¿estás escuchando? ¡Kazuki!"

"¿¡Whoa!? Ah, lo siento... no estaba escuchando."

Sus pensamientos fueron cortados por una voz fuerte que sonaba en su oído y miró a su alrededor con una mirada frenética en su cara. Una linda chica con una cola de caballo oscilante le miraba con una mirada irritada en su cara.

"Si no recuerdas... fuiste tú quien pidió ayuda porque corrías el riesgo de necesitar clases suplementarias."

"Sí, fui yo... Así que esta vez te escucharé.”

Hizo una respetuosa reverencia con su respuesta, por lo que Juri suspiró antes de volver a sentarse a un lado de la mesa que estaba a su lado. Ese movimiento hizo que su gran busto se moviera, inspirando la lujuria de Kazuki.

(...Dios, ¿qué pasa con esas ropas? ¡Son demasiado cortas!)

Ella llevaba tela lo suficientemente fina como para ver cada sacudida de sus pechos. Era lo suficientemente gruesa como para no estar seguro de si podía llamarla transparente, pero aun así podía ver fácilmente el contorno de su cuerpo. Sus caderas apretadas, sus amplios pechos y su trasero de aspecto suave rebosaban de un encanto femenino que no suele encontrarse en las colegialas.

Y debido a la primavera inusualmente cálida, su traje no tenía mangas. Eso le dio vislumbres de sus axilas y de los tirantes de su sostén. Él acababa de decir que esta vez escucharía, pero el enfoque y la mirada de Kazuki ya estaban dirigidos hacia el atractivo de Juri y su corazón martillaba en su pecho.

"¡¿Cuántas veces tengo que decirte que escuches?!"

"¿¡Obh!?"

Ella le puso una goma de borrar en la cara y él sintió dolor en la nariz. Vio a Juri dándole una mirada más aguda que antes mientras señalaba con la punta de un portaminas hacia él.

"¿Eres completamente incapaz de concentrarte? Parece que no sigues sin poder dejar de mirarme... ¿Qué, estás enamorado de mí o algo así?"

La sonrisa traviesa en sus labios mostraba que sólo se burlaba de él. Probablemente ella no se había dado cuenta de sus sentimientos, así que ¿qué pasaría si él los revelara ahora?

(...Oh, ya lo tengo... Esta es la oportunidad que quería...)

Los ojos de Kazuki se abrieron de par en par al sentir que había sido golpeado por una revelación divina. Ellos estaban solos en su habitación, ella acababa de preguntarle sobre sus sentimientos, y llevaba ropa muy corta como si tratara de tentarlo. Todo eso le dio a sus sentimientos un empujón extra, así que abrió los labios.

"...Sí, lo estoy."

"Bromea— …¿qué?"

Para romper el largo silencio, Juri empezó a hablar en broma, pero su respuesta coincidió con ella. Sus ojos se abrieron de par en par y sus mejillas se sonrojaron.

"¿Qué acabas de decir...?"

"Dije... que lo estoy. Yo... te amo, Juri. ¡Lo he hecho por mucho tiempo!"

Él se inclinó sobre la mesa y la miró fijamente a los ojos. Sin embargo…

"————Ah...Oh, ya veo..."

A pesar de sus expectativas, su respuesta fue pesada y llena de dudas.

(Espera... ¿eh? No.… no me digas...)

Los nervios le llenaban el corazón. Al mismo tiempo, recordó las diferencias entre ellos. Era verdad que había chicos más guapos en su año que eran buenos tanto en deportes como en lo académico, igual que ella. Tenía sentido que ella se enamorara de uno de ellos en vez de él.

"Uh...u-um, Juri..."

"¡Lo siento! Espera un momento. Te... te daré una respuesta.”

Trató de suavizarlo, pero ella le cortó el paso. Y después de unos segundos de silencio, que parecía mucho más largo, finalmente contestó.

"Lo siento... Um, aprecio el pensamiento, pero... no creo que eso funcione..."

Sintió el choque y el dolor de una sartén en la cabeza y también se sintió como si un cuchillo le hubiera atravesado el corazón. Aun así, se las arregló para hacer una pregunta mientras sostenía su dolorida cabeza y corazón.

"Por qué... sería una pregunta extraña... supongo. Pero si hay una razón, ¿podrías decirme...?"

"Hmm... No hay nada específico. Solo no se siente bien..."

Ella no le dio mucha respuesta, pero debió sentirse mal por eso, porque respiró hondo, miró directamente hacia él y habló de manera digna.

"La forma en que me miras a veces... realmente me asusta."

"...yo... yo... no.… eso es..."

"Tu voz tiembla... Sabes de lo que hablo, ¿no?"

Señaló lo nervioso que estaba y le miró a los ojos.

(¿Hablas en serio? ¿Juri se daba cuenta?)

Era cierto que a veces... no, con bastante frecuencia la miraba de una manera sexual como antes. Incluso se masturbaba pensando en ella, así que sabía que era tan horrible como ella decía.

Y era consciente de que su deseo sexual era mucho más fuerte que el de los otros chicos de su edad. Así que cuando su amiga de la infancia le indicó que sabía que él la había tratado como un objeto sexual, sintió vergüenza junto con el pánico y el miedo de que ella lo sabía.

"...pero sigues estando bien... ¿estando a solas conmigo en mi habitación?"

"Bueno, puede ser aterrador... pero no creo que realmente me hicieras nada."

Eso también era cierto. Era tan razonable y moral como la persona promedio. Y lo que es más importante, no quería hacer nada que pudiera herir a Juri. Así que él no se forzaría a sí mismo en ella ni sería tentado por ningún acto criminal.

Sin embargo, ella lo había rechazado... porque él la asustaba.

"...Entonces tendré más cuidado de ahora en adelante. Y.… juro que te trataré bien..."

Sabía que esto era patético y que debía saber cuándo dejarlo, pero aun así le suplicó. Pero ella sacudió insensiblemente la cabeza, volvió su cara sonrojada hacia un lado, y señaló algo.

"Um, bueno... es un poco difícil de creer con esa tienda en tus pantalones..."

"—————¿Eh?"

Definitivamente estaba apuntando a su entrepierna. Específicamente, ante el abultamiento lascivo que mostraba claramente la forma de la erección que había crecido mientras la miraba con perversión.

"¡No.… no te lo tomes a mal! ¡Lo digo en serio!"

Sin pensarlo, él tomó el brazo de ella e intentó agarrárselo. Juri debió reaccionar bruscamente a esa acción porque tiró de su brazo hacia atrás con una increíble velocidad de reacción.

"¡Dah! ¿Cuál es la manera correcta de tomar eso? No me to—... ¡Kyah!"

Las caderas de Kazuki se elevaron mientras agarraba su codo en retirada, por lo que fue empujado hacia delante y perdió el equilibrio. Al mismo tiempo, ella no podía tirar de su cuerpo hacia atrás debido a la mano de él en su brazo y cayó sobre su trasero. El impacto hizo que una librería cercana se tambaleara y luego algo cayó sobre ellos.

"Ow ow... ¿¡Espera, Kazu...ki!?"

"Ngh...nnh..."

Los objetos golpearon directamente tanto a Kazuki como a Juri, pero él encontró su visión totalmente bloqueada tras la caída y no pudo ver lo que eran. Además, le costaba mucho respirar y su rostro estaba rodeado de un olor extrañamente cargado y una suave sensación.

"~~~~~~~~~~~~¡¡!! ¡Muere, pervertido!"

"¿¡Augh!?"

Fue golpeado por lo que pudo haber sido una patada. Todavía no tenía ni idea de lo que había sucedido, pero un tremendo golpe le dio en el estómago y fue derribado sobre su espalda. Al mismo tiempo, Juri se puso de pie, tomó sus cosas y salió corriendo de la habitación.

"¡Espera...Juri...wah!"

Se sostuvo el estómago mientras se ponía de pie y miraba alrededor de la habitación. Sólo entonces se dio cuenta de que los DVDs para adultos y los estuches de plastico estaban esparcidos por todas partes donde Juri se había derrumbado en lugar de apilados encima de la librería. Los géneros eran demasiados para enumerar: pechugona, colegiala, hombre abusador, mujer abusadora, prostituta, etc. Él estaba sinceramente impresionado por su propia colección.

"¡Espera, no es momento para eso! ¡Hey, por favor espera, Juri!"

Ella salió frenéticamente de su habitación y él trató de alcanzarla.


"Ya veo... Pero la perdiste de vista, ella no había regresado a casa... y saliste a la ciudad a buscarla."

Karen tomó un sorbo de té para mojar su garganta.

"Sí, eso lo resume todo. Pero... es mediodía del fin de semana, así que está tan lleno..."

Él, por supuesto, había intentado llamarla por celular, pero ella no contestaba. No tenía ni idea de adónde ir, así que había entrado en este café y Karen había hablado con él justo cuando él había terminado de trabajar con sus sentimientos.

"Pensé que usted estaba tratando de reclutarme para algo raro... como una secta."

"¿Oh? ¿Pero una esteticista está bien?"

La amabilidad de la sonriente mujer le había ayudado a salir de sus preocupaciones y ella había aliviado un poco su estado de ánimo desesperadamente deprimido.

"Ha ha. No necesariamente... pero, Kar-... Sakuma-san, el lugar donde trabajas es visible justo allí. Es bastante conocido."

Señaló la ventana de MONM, el salón de belleza en el que ella trabajaba. Tenía un tacto limpio pero grandioso, así que se podía decir que era un salón de lujo.

"Es cierto. Es porque tantos clientes usan nuestros servicios que podemos mantener nuestro salón en la calle principal cerca de la estación.”

"Es increíble. ¿Y usted es la esteticista jefe allí? ... ¿Se pronuncia Mon-em?"

"Sí. El MON significa 'mi' y el M puede significar mademoiselle, madame, o monsieur. Cualquiera que sea, es para mostrar el deseo del fundador de dar la bienvenida a nuestros valiosos clientes.”

Ella usó la respuesta de una manera que demostraba que ella había dicho esa línea incontables veces en el salón. Se tomaba su trabajo de esteticista lo suficientemente en serio como para explicarlo por reflejo, así que Kazuki se sintió mal por pensar que era de un culto superficial o vendedora de frascos.

Él inclinó la cabeza para disculparse, pero ella le hizo un gesto con la mano y le hizo levantar la cabeza.

"Hee hee. No me importa. Cuando alguien habla con una persona en tu estado, usualmente es alguien diabólico tratando de aprovecharse de las debilidades de los demás, así que no puedo culparte.”

"No, dije 'No estoy interesado en lo que esté vendiendo' cuando se acercó a mí por primera vez. Um... esto probablemente no es suficiente para una disculpa, pero por favor déjeme pagar su bebida."

Él tomó la cuenta de Karen, pero sus delgadas y blancas yemas de los dedos le acariciaron suavemente la mano, como para calmarlo.

"—————¡! Ah... ¿um, Sakuma-san...?"

"Puedes llamarme Karen. Y lo que es más importante, quiero saber más de ti, Kazuki-san.”

Sus labios grandes y sonrientes se movieron lentamente para formar las palabras y su atención se centró naturalmente en ellas en vez de en las puntas de sus dedos. Una vez que él soltó la cuenta, ella asintió con la cabeza, tiró de su brazo hacia atrás y entrecruzó ligeramente sus dedos delante de sus senos que estaban descansando sobre la mesa.

"Pero no podría aburrirla con más de mis tonterías..."

"Hee hee. ¿Y si te pido esto como disculpa? Me estoy tomando un descanso y tengo tiempo para matar... así que te agradecería que me ayudaras a llenarlo. ¿De acuerdo?"

La linda forma en que inclinó su cabeza sobre esa última palabra llenó a Kazuki de éxtasis y no pudo decir que no.

"Muchas gracias... Ahora. Veamos." Karen le dio las gracias y comenzó a hablar mientras se acomodaba en el sofá. "Esta amiga de la infancia... Juri-san, ¿no? Ella dijo que la asustas, pero si me preguntas, es perfectamente normal que un chico se interese por las chicas de esa manera y que junte videos y juegos sucios.”

"Ah... bueno, sí... Pero ¿no es así solo como los chicos ven las cosas?"

Lo tomó desprevenido su repentina declaración, pero de alguna manera se las arregló para responder. Eran los chicos quienes decían que eso era normal para los chicos y, ya sea que fuera normal o no, las chicas adolescentes probablemente tendrían miedo hasta cierto punto cuando tuvieran esos sentimientos dirigidos hacia ellas.

Pero Karen agitó la cabeza, se inclinó hacia adelante para acercar la cara y sonrió.

"Me gusta ese tipo de... chico sucio. De hecho, no los tendría de otra manera.”

En el momento en que escuchó esas palabras, todo su cuerpo comenzó a sentir un hormigueo como si hubiera una corriente eléctrica corriendo a través de él. ¿Qué chico no se excitaría cuando una joven tan sexy dijera algo tan seductor? Reveló su excitación al tragar, pero fiel a su palabra, a Karen no pareció importarle su comportamiento. De hecho, ella parecía complacida y le dio una mirada seductora y acalorada.

"Puede que esta no sea la forma más educada de decirlo... pero ¿sería correcto decir que estás lleno de un deseo sexual tan poderoso que ahuyenta a las chicas de tu edad?"

"Gh..."

Ella habló educadamente, pero esa fue una pregunta dura y la amargura cubrió su rostro.

"Bueno, sí... Yo diría que el mío es bastante poderoso..."

"¿Cuántas veces al día lo haces? Oh... y sabes de lo que estoy hablando, ¿no?"

"...Probablemente... 3 veces... al menos."

Una mujer increíblemente hermosa le estaba haciendo el tipo de preguntas que se encuentran en las entrevistas pornográficas. Él estaba confundido sobre lo que estaba pasando, pero de alguna manera se las arregló para responder con calma. La inimaginable situación puede haber adormecido sus sentidos.

"Wow ¿Ese 'al menos' significa... que a veces es más?"



Cuando Karen escuchó su respuesta, sonrió aún más complacida y pidió más información.

"... ¿Prometa que no se asustará?"

"Por supuesto,” le aseguró, por lo que Kazuki decidió confiar en ella y acercó su cara para que pudiese susurrar.

"Como mucho... lo haría 8 veces en una noche."

"...Hee hee…Hee hee hee hee. Eres realmente increíble, Kazuki-san...
"

Al principio pareció jadear, pero luego entrecerró los ojos y tímidamente puso una mano sobre su mejilla. Sus ojos se movían como si estuviera pensando en algo.

"Sí... He oído que algunos chicos no lo hacen tanto si pueden aliviar su estrés de alguna otra manera, como los deportes. ¿Eso funciona para ti?"

"En uno de esos días de 8 veces, ayudaba al equipo de fútbol con un juego. Pero el equipo contrario trajo algunas animadoras y eran muy sexys... así que no pude evitarlo.”

Pensó que estaba siendo demasiado comunicativo, pero mientras los ojos de Karen se abrían sorprendidos, ella pronto asintió alegre y finalmente buscó la bolsa que había dejado a su lado.

"Ya veo... Entonces tu poderoso deseo sexual puede estar influenciado por una carga física o una represión psicológica. Resuélvelo y tal vez puedas frenar ese deseo. Además, tu tipo de cuerpo y el equilibrio hormonal se volverá más femenino, lo que te hace el tipo de chico apuesto que a las chicas les gusta. Pero mis gustos son un poco diferentes.”

Karen sacó un trozo de papel y lo extendió sobre la mesa. Era un volante para el salón de belleza.

"¿Qué es esto...?"

"De hecho, tenemos un curso de este tipo en el salón. Está especialmente diseñado para hombres, en lugar de mujeres. Para ser franca, te hará popular.”

En este punto, hasta Kazuki se dio cuenta: esta era una técnica de venta.

(Es lógico. Una mujer hermosa como esta no hablaría de estas cosas sexuales si no estuviera tratando de conseguir mi dinero.)

Estaba un poco decepcionado, pero aun así estaba agradecido, porque se sentía mejor después de haberse desahogado.

"Lo siento... pero como puede ver, soy un pobre estudiante. Realmente no tengo el dinero para algo así.”

Se sentiría mal si se negara después de que ella pasara por todo su argumento de venta, así que la rechazó por adelantado. Sin embargo…

"Oh, mis disculpas. No me expliqué bien. Aunque esto es parte de nuestro negocio... no estoy buscando clientes. En todo caso, estoy buscando personal."

"¿Eh...?"

"Mira hacia abajo. Dice que estamos reclutando probadores, ¿verdad?"

Por supuesto, eso es lo que decía donde ella señalaba.

"Abrimos este nuevo curso, pero no ha tenido mucho éxito... Todos con los que hablamos dudan en probarlo. Así que pensamos que podríamos hacer que algunas personas lo intentaran como prueba y hacer que lo anunciaran.”

"Así que si acepto esta prueba... ¿tendría que hablar de mi experiencia?"

"Sí. Se te pagará un honorario de probador y, como bono, recibirás un pase gratis para el salón durante el período de prueba."

En otras palabras, ella había hablado con él porque estaba tratando de reclutar trabajadores a tiempo parcial.

"Bueno, realmente nos gustaría que hablaras sobre cómo te hizo popular, pero eso tendrá mucha variación entre individuos, así que tu informe se centrará en cómo se sintió y cómo tu condición general cambió después. Oh, y el honorario de probador que recibirás varía dependiendo del número de pruebas en las que participes, pero está garantizado que será por lo menos esto.”

"... ¿Qué...? ¿Eh? ¿¡Esto es de verdad!?"

La cantidad era la misma que Kazuki recibía como asignación durante un año.

"Um, ¿cuánto tiempo me llevaría esto?"

"Sería por lo menos tres veces a la semana... y probablemente unas dos horas por vez. El plan es que sigas así de tres a seis meses.”

Un simple cálculo mostró que eran más de 1500 yenes la hora. Y como sólo requería escribir un informe después de recibir algún tipo de masaje, era el trabajo más fácil imaginable.

(Mierda, esto suena genial.... lo que me hace sospechar.)

Dicho esto, ella trabajaba para un salón de belleza muy importante, así que ¿tendría alguna razón para llevar a cabo algún tipo de estafa? Asumiendo que su tarjeta de visita era real, por supuesto.

"No se te cobrará nada si te retiras a medio camino. La tarifa de la prueba se paga por hora, por lo que simplemente significa que puedes continuar con el contrato de prueba si así lo deseas.... Sólo mira."

Sacó una Tablet y mostró el sitio web del salón. Tenía un anuncio para el reclutamiento de probador junto con las condiciones que acababa de dar.

"Um, las pruebas ocurrirían en el salón... ¿cierto?"

"Sí, por supuesto. Firmarás el contrato allí también, por lo que el propietario estará presente en el momento. No tienes que preocuparte por eso."

"Eso" era probablemente la posibilidad de una estafa. Ella ha tenido en cuenta sus preocupaciones y su expresión dice que está dispuesta a mostrarle cómo funciona en cualquier momento.

"Si tienes alguna pregunta, no dudes en hacerla."

Se arregló el cuello del traje y se enderezó una vez más. Eso le hizo pensar en un entrevistador de trabajo... no es que haya tenido una entrevista de trabajo.

"Entonces... ¿puedo preguntarle una cosa?"

Todavía sospechaba, pero el nombre de ese salón de belleza ayudaba a ganar mucha confianza. Además, no tenía ganas de volver a casa ahora mismo y quería algo para calmar su corazón roto después de que Juri lo rechazara.

Así que miró a Karen a los ojos y vacilantemente hizo su pregunta.

"¿Sería posible... probar este trabajo de probador... sólo por un día?"

Pensó que estaba pidiendo demasiado allí, pero debe haber sido realmente doloroso para los probadores. Karen asintió sin dudarlo un instante. Le dijo que se lo dejara a ella y le tiró de la mano.



A partir de ahí, las cosas se movieron rápidamente.

Karen realmente llevó a Kazuki al salón MONM. Ella usó algún tipo de identificación para usar la entrada de empleados, le mostró el vestíbulo, saludaron a la recepcionista, y ella le mostró una oficina donde dijo que el dueño estaba esperando.

Desafortunadamente, el dueño no estaba allí, pero Karen y la mujer que trabajaba en lugar del dueño se encargaron del papeleo de Kazuki. Revisaron la explicación que Karen había dado antes, se le mostró el contrato habitual, escribieron un nuevo documento de contrato de probador para ese día solamente, y Kazuki lo firmó. Se hizo para que pudiera solicitar un contrato completo si quería continuar con las pruebas.

Después de eso, Kazuki fue llevado a la espaciosa sala de tratamiento en el piso superior del salón de belleza. Pero una vez que llegó el momento del tratamiento, Kazuki se encontró ante una prueba aún mayor de lo que había esperado.

"U-um, ¿Karen...-san? ¿Está segura de esto...?"

"¿Segura sobre qué? Este es el tratamiento de belleza para el curso que vas a probar.”

Pero él no podía aceptarlo sin más.

Después de todo, se había duchado y se había puesto el traje de baño que le habían preparado. En pocas palabras, esos pantalones eran todo lo que llevaba puesto. Además, estaba acostado boca arriba en una cama mientras Karen, en traje de baño, lo abrazaba y lo envolvía con sus brazos y piernas para presionarlo fuertemente.

(¡Esto... esto no puede ser real!)

Kazuki ya estaba congelado por el shock y la tensión. Pero esto era un tratamiento, así que Karen tendría que moverse como esteticista.

"Hee hee. Puedo sentir lo tenso que estás. Pero por favor relájate, ¿de acuerdo?"

"Oh, uh... no estoy seguro de que tenso sea la palabra correcta..."

Había una parte de él que se había vuelto bastante rígida por algo que no era la tensión. Quería evitar que eso la tocara, pero no podía mover las caderas hacia atrás mientras estaba acostado en la cama. Como resultado, el cuerpo de Karen presionaba fuertemente contra su erección mientras palpitaba con su pulso.

"Sí, no te preocupes... Muchos de nuestros clientes masculinos terminan así, así que no dejes que te moleste. Y eso me muestra que estabas diciendo la verdad sobre tu maravillosa virilidad... ¿cierto?"

Ella se rió en su oído y empezó a frotar todo su cuerpo contra el de él, produciendo un sonido pegajoso. Ella había frotado una loción especial de aceite en su piel, por lo que un dulce aroma llenaba el aire cuando su piel se frotaba.

(Y eso no es todo. Es tan pegajoso y me está frotando por todas partes...)

Su cuerpo, dedos, brazos y piernas se frotaban por todo el cuerpo de Kazuki, pero la loción lo hacía todo muy suave y sentía un placer increíble con cada pequeño movimiento. Además, Karen llevaba un bikini muy revelador. Su piel expuesta era tan agradablemente suave como la seda o la porcelana y esa sensación envolvió todo su cuerpo.

"Ah... te has relajado, ¿no? Entonces quédate así. Respira hondo..."

Ella le susurró al oído, su aliento caliente le hizo cosquillas en el lóbulo de la oreja, y una húmeda sensación se deslizó en su oído. Su cuerpo se sacudió y retorció por sí solo, como si estuviera tratando de escapar de algunas restricciones.

"Ah, deja eso. Luchar sólo conducirá a una caída...hee hee."

¿Quería decir que él se caería de la cama o que ella se caería de él? No lo sabía, pero se detuvo a pesar de todo y ella lo usó como almohada corporal una vez más. También sostuvo sus caderas con sus largas piernas y comenzó a balancear sus caderas hacia adelante y hacia atrás.

"Uuh, khhhhh...oh, ahhhh..."

"Ahn…hee hee hee. Siéntete libre de dejar salir tu voz... De hecho, dejar salir máaaaas y máaaaas te ayudará a calmarte y calentar tu cuerpo... lo que es perfecto para este tratamiento de belleza..."

Cuando escuchó eso, se sintió más a gusto con la idea y su garganta y labios parecieron aflojarse. Los movimientos de las caderas y dedos de Karen provocaban gemidos y su cuerpo seguía temblando. Huelga decir que el abultamiento de su entrepierna no se había calmado. Era aún más grande y estaba a punto de explotar.

"Espera... um... ¿qué clase de... tratamiento de belleza... es este?"

"Al aplicar el aceite de la loción en todo el cuerpo, la piel tendrá más humedad y las células estarán más activas. Y los ingredientes del aceite calentarán tu cuerpo y tu alma para ayudar a relajarte, lo que aumentará la eficacia del tratamiento posterior.... Ahora, ¿continúo?"

En vez de sólo sus caderas, empezó a mover todo su cuerpo de un lado a otro, frotando toda la superficie de su cuerpo con la suya. Ella usaba un traje de baño, pero estaba hecho de tan poca tela que también podría haber sido ropa interior. Con sólo las partes más importantes escondidas, con sus grandes pechos aplastados contra él y sintió su suavidad moviéndose de su pecho a su estómago.

"¡Hwahhhh! Ah, hahhh...ngh, kwohhh..."

Su entrepierna también estaba apenas cubierta y le rozaba de las caderas hacia abajo. Ya fuera debido al aceite o al calor de su cuerpo, podía sentir claramente el calor de su suave entrepierna incluso a través de la tela y sus caderas temblaban al sentir cómo se frotaba sobre las caderas, muslos, rodillas y piernas de ella.

"Karen-san... Esto es un salón de belleza, ¿verdad? Um... usted tiene clientes mujeres, ¿verdad?"

"Sí, por supuesto. Las viste en el vestíbulo, ¿no? ¿Por qué lo preguntas?"

"Bueno, um..."

Pensaba que las acusarían de atentado al pudor si le hacían este tratamiento a las mujeres, y eso debe haberse visto en su cara. Karen sonrió y levantó la parte superior de su cuerpo. Puso sus rodillas a ambos lados del cuerpo de Kazuki y se sentó a horcajadas sobre sus caderas. Hebras pegajosas y de color blanco lechoso las conectaban y su cuerpo brillaba con la loción.

"Como dije antes, este tratamiento es único en este curso y difiere de los tratamientos en el curso general para las mujeres. Pero no importa el curso, si el cliente dice que está incómodo, cambiaremos o terminaremos el tratamiento.”

Ella dijo eso mientras se aferraba a sus costados y le frotaba las puntas de los dedos con loción para no caerse. Cada movimiento de sus dedos hacía que él se retorciera por reflejo, por lo que el cuerpo de Karen se balanceaba mientras estaba sentada sobre él. Esto causó que los grandes pechos contenidos en su diminuto traje de baño bailaran seductoramente, estimulando aún más la lujuria masculina de Kazuki.

"Kh...nh, ahh..."

"Oh, ¿te hace cosquillas? Bueno, no debería importarte tanto cuando estoy presionando contra ti.... Pero, Kazuki-san, tienes un bonito y musculoso cuerpo. Puedo ver por qué un equipo deportivo pediría tu ayuda.... Oh, disculpa."

Karen parecía estar disfrutando mientras seguía frotándose contra sus costados, pero finalmente dejó de mover las manos, volvió a inclinar la parte superior de su cuerpo hacia abajo y acercó la cara. Los pechos contenidos en las copas del traje de baño fueron tirados hacia abajo por la gravedad, alargando su forma y deformando suavemente el escote entre ellos.

Él no pudo evitar mirar fijamente esa visión de ensueño, pero Karen se rió, movió su cuerpo más cerca como para esconder sus pechos de la vista, y colocó su cara justo enfrente de la de él.

"Si encuentras esto incómodo, podemos terminar el tratamiento aquí. Ha pasado menos de una hora, así que no podremos pagarte... pero si dices que pare, lo haré.”

"¿¡Nn, ghh...ghhhhh!?"

Sus manos se deslizaron de sus costados, acariciaron los muslos de Kazuki, dieron vueltas alrededor de la parte interna de sus muslos, y se movieron dentro del traje de baño, así que sólo las yemas de sus dedos hacían cosquillas en la base de sus muslos.

"Pero si prefieres continuar... por favor, dímelo."

Le sopló un cálido aliento en la oreja y sus caderas se movieron hacia arriba.

"Ahhhhh...ah, con... continúe... por favor... continúe..."

"Como desees
."

Una callada risa y respuesta resonó en su oído y ella le rodeó el cuello con sus brazos.

"Hey, Kazuki-san... Lo siento si esto es grosero, pero ¿alguna vez una mujer te ha hecho esto?"

La pregunta fue tan repentina que dudó de sus oídos. Pero antes de que él pudiera responder, su dulce voz continuó mientras aquel trasero en el traje de baño se frotaba contra su estómago.

"Este curso está destinado a aumentar tu popularidad entre las mujeres... y se centra en entrenar tu mente para tener más confianza."

"¿Más confianza? ¿Qué significa eso?"

"Exactamente como suena. Si actúas nervioso e inseguro con una mujer, ella te despreciará, o al menos se sentirá desilusionada.”

Eso tenía sentido, pero realmente no parecía encajar en su situación.

"Como te dije, mi problema era con mi amiga de la infancia que..."

"Sí. Probablemente estás acostumbrado a comunicarte con el sexo opuesto. Pero... esa no es la única parte de la ecuación. Por ejemplo, te excitas porque no estás acostumbrado a su atmósfera, olor y tacto. Así que, para enseñarte a controlarte, debo exponer esa parte fea y desenfrenada de tu cuerpo y sacarla.”

¿Significaba eso que su problema era que no tenía experiencia sexual? Pero Karen pareció leer su mente y su risa volvió a sonar.

"Hee hee... Si eres virgen o no, no es el problema. Incluso los más grandes mujeriegos a menudo miran rudo a las mujeres. Lo que necesitas es la fuerza de voluntad para seguir siendo un caballero en todo momento. Esa es la clase de confianza de la que estoy hablando."

"Ya veo... ¿¡Hgh, kwohhhh!?"

Al igual que él se había relajado mientras la escuchaba, la aguda presión de su dedo llegó a su hombro y cuello.

"La encontré... ¿Sabes dónde está esto, Kazuki-san? La razón por la que tu cuerpo está tan tenso es por todo el agotamiento que se ha acumulado aquí... pero si me voy así..."

"¡Ahhhhhh!"

Más o menos gritó, pero no por dolor o sufrimiento. Fue un placer tan grande que pareció golpearlo en un nivel instintivo. Era muy parecido a tener su falta de sueño despejado, su rigidez aflojada y sus músculos acalambrados curados. Fue el placer de que su cuerpo volviera a la normalidad.

"¿Ves? Presionando y frotando contra ti, puedo encontrar estas áreas.... Así que déjame aflojar gradualmente el cansancio en todo tu cuerpo. Por favor, relájate. Este es tu primer día como probador, así que necesitas experimentar completamente lo que es un tratamiento de belleza.”

"¡Yo... hhh, nkhhhh!"

Con un sonido pegajoso, las palmas de las manos y las yemas de los dedos se deslizaron hacia arriba y abajo de su cuerpo, frotando a lo largo de su espalda, axilas, pecho y estómago. A veces, ella aplicaba presión extra a cierta área y la estimulación se hundía profundamente en su cuerpo.

(¡Hh... khh! ¿Qué es... esto? Se siente... tan bien.)

Hasta que llegó aquí, él había pensado que los tratamientos de belleza estaban destinados a moldear, embellecer o hidratar la piel, proporcionar antienvejecimiento, etc. Pero este tratamiento no se trataba de esa belleza exterior. Se trataba de la belleza interior y lo más importante para un ser humano: su salud.

"Nn, hh.... ¿Qué... crees? Los otros clientes masculinos para los que he hecho esto... lo calificaron... bastante bien... ¡Ahí!"

Cada vez que ejercía presión, tomaba un respiro y aquellas respiraciones embrujadoras sacudían su voz. Ese encanto y la estimulación agradable a su cuerpo relajaron gradualmente su tensión. Y mientras su mente se relajaba junto con su cuerpo, sus nervios sentían algo más.

"Ah... ¡K-Karen-san, espera...para, para!"

Se había quedado corto hasta las puntas de los dedos de las manos y de los pies y se confió a su tacto, pero también sintió un temblor palpitante en la parte inferior de su estómago. Jadeó y gritó para detener a Karen. Sin embargo…

"… ¿? Pero estamos tan cerca de terminar, ¿o sea que no puedo acabar? ... Ah."

"Khh...hh, ah...ahh..."

No pudo detenerla a tiempo, así que Karen notó algo y se detuvo. Sus muslos y trasero estaban a horcajadas sobre Kazuki mientras presionaba con sus dedos y se abría camino hacia abajo. Con su último retroceso, su trasero había aplastado una parte dura y erguida de su cuerpo.

(Oh, no... Y después de que ella me advirtió...)

Recordó que ella le dijo que era importante frenar su excitación sexual. Pero ya era demasiado tarde y ella sacudió el trasero varias veces como para confirmar lo que había allí. Aplicó presión a su pene curvo y frotó su suave carne contra él.

"Mis disculpas.... Ahora que lo pienso, estuviste así desde el principio, ¿no? No era tan grande para empezar... pero ¿mi traje de baño es el culpable? ¿O fue el tratamiento de belleza el que lo hizo? ... ¿Cuál fue, Kazuki-san?"

"¡Ah, hh... um... eso sería... agh!"

Sus dedos shiatsu[1] trazados a lo largo de los surcos de sus abdominales. Al mismo tiempo, sus caderas se levantaron y frotaba la cabeza del pene contra su trasero a través de los dos trajes de baño.

"¿No puedes responder? Entonces... te daré la respuesta..."

Ella movió su trasero embetunado de loción en círculo y se sintió como si le hubieran frotado con una mano increíblemente suave. La loción empapada en su traje de baño también se esparció por toda su barra de carne. Cuando la cabeza era frotada así contra el interior del traje de baño, no podía evitar que sus caderas se levantaran o que su pene temblara.

"Tu polla se puso tan graaande y dura... porque la toqué
"

"¡Agh...kwaahhhh!"

Ella empujó sus caderas y aplastó su pene debajo de su trasero y entrepierna. Su erección se hinchó y palpitó como para empujar contra su sexo. Sintiendo la reacción por reflejo de su hombría estimulada, Karen sonrió maliciosamente, presionó más su peso corporal hacia abajo y movió sus caderas hacia adelante y hacia atrás.

"¡Fghhhhh! Ahh, ah...nhhhh..."

Una sacudida le subió por la columna vertebral, arqueó la espalda, y patéticamente se retorció. Sus ojos se encontraron con los de Karen cuando lo miraron, pero no pudo soportar la vergüenza y se cubrió la cara con sus manos.

(Esto no es bueno.... ¡Ella me está mirando...khhhhh!)

Incluso sus oídos se enrojecieron al ver y oírle retorcerse y gemir de placer. Pero incluso eso se transformó en placer y su erección creció y palpitaba aún más por debajo de su entrepierna.

"Hey, Kazuki-san... estás increíblemente duro. Mira ♪"

Como no le había contestado, ¿se estaba divirtiendo burlándose de él? Ella mantuvo su entrepierna presionada contra él y movió sus caderas como si estuviera tratando de frotar la loción. Incluso con sus trajes de baño en el camino, esto claramente no era un tratamiento de belleza. En la industria del sexo, esto se conocía como un tightjob.

"Por favor, contéstame, Kazuki-san. ¿Te volviste tan grande y duro porque te sentiste bien poniéndote pegajoso con el tratamiento? No diré que eso está mal, pero... hee hee. ¿No te da vergüenza haber respondido así a algo que ni siquiera es un acto sexual?"

Ella le envió más y más palabras mientras aceleraba gradualmente sus movimientos de cadera y le proporcionaba más placer y hormigueo en su vara. Perforaba desde la base de sus piernas hasta lo más profundo de su ano y luego se empapaba calurosamente en la parte inferior de su estómago.

"¡No, yo...khhh!"

"¿No? ¿Cómo puedes decir eso? Hee hee hee hee…”

Cuando él trató de negarlo, ella selló sus labios con los dedos arrastrándose sobre su piel. Lo siguiente que supo fue que ella le tocaba el pecho, le rozaba sus uñas bien recortadas y le frotaba los pezones cubiertos de loción con cosquillas.

"¿Ves? Mira qué duros están estos. Igual que tu polla erecta. Son adorables, pero ¿no es vergonzoso también? Si se te ponen duros, cualquier chica que los vea se reirá de ti. ...Hee hee. Ah ha ha ha ha ♪”

(¡Para...por favor no.… digas eso...Gh, kwaaah!)

Cada vez que ella se reía de él, él sentía tanta vergüenza que quería desaparecer. Pero al mismo tiempo, un inmenso placer llenaba su mente, enviaba señales por todo su cuerpo y lo hacía más sensible. Por eso sus pezones se volvieron aún más duros y su pene creció dolorosamente mientras ella lo sostenía entre sus muslos y lo frotaba.

"Mira, Kazuki-san, tu polla... es una erección completa, dura como una roca, sólo de un trabajo de prueba de tratamiento de belleza a tiempo parcial~ Si voy así...nn, hhn...hee hee, y lo froto con mi trasero, sigue moviéndose."

"Uh, hwahhh... ¿por qué... tiene que... decir eso... hghhh...?"

La risa burlona y el gozo en su voz dejaron en claro que ella sabía... no, que estaba esperando que esto sucediera. Y Kazuki tuvo la sensación de que esta era su verdadera forma, no la mujer educada y pura de antes.

(¡Ka... Karen-san es en.… en realidad una S[2].… gh!)

No podía pensar mucho en ello porque la estimulación del frotar de sus pezones y pene causaba que sus bolas se elevaran y que su semen subiera hasta la mitad de su cuerpo. Su uretra se abría y se cerraba, un claro prepucio fluyó hacia afuera, y un sonido obsceno resonaba. Aun así, tiró de sus caderas hacia atrás y tensó sus músculos para evitar que la presa explotase. Sólo habían pasado unos minutos desde que empezó el roce, así que si él se viniera ya...

(¡Tengo que... evitar que... ghh, kwohhhhh!)

Sólo imaginando esta versión de Karen burlándose de él porque lo excitaba aún más... pero también lo asustaba. La miró con lágrimas en los ojos y abrió la boca suplicantemente.

"K-Karen-san. Por favor... para esto... si sigue..."

Trató de continuar, pero cuando Karen lo oyó, sus labios se aflojaron con una sonrisa y ella volvió a presionar la parte superior de su cuerpo contra él.

"Sí, ¿qué pasará, Kazuki-san?”

"...Ahh, qué... qué está...hghhh!"

Y esta vez, ella no apartó la cara, así que lo miró fijamente con los dulces alientos de su boca rosada abierta llegando a su nariz. Golpeado por ese espeso aroma parecido al néctar, la columna vertebral de Kazuki temblaba con el placer de la dulzura que llenaba su nariz.

El tightjob lo había distraído, pero su atención fue devuelta a su atractivo par de símbolos femeninos que presionaban contra sus sensibles pezones. El simple hecho de sentir esos símbolos femeninos suaves y lisos creaba una ola de placer que envió a su pene hacia arriba para que golpeara su entrepierna.

"Nhah...nn, vaya, vaya... Que polla tan traviesa tienes ♪"



Para evitar que lo hiciera, ella lo abrazó fuertemente, presionó su pene hacia abajo con la parte inferior del estómago, usó la loción como lubricante y deslizó todo su cuerpo hacia abajo.

(¿¡Owaaaaahhh!? Oh, no... No puedo. ¡Ahhh! ¡No puedo contenerlo!)

El placer de las cortas caricias del tightjob, la caricia de sus pezones, y el toque de sus gigantescas tetas habían acumulado el deseo masculino de Kazuki hasta el límite, por lo que su grito resonó por toda la habitación. Después de ser llevado al borde del clímax, su pene sintió el roce pegajoso de los diferentes tipos de piel suave desde la parte inferior del estómago, hasta el estómago y luego hasta los senos. La moderación de su mente racional se desvaneció fácilmente.

"¿¡Hghhhhhhhh!? ¡Khwahh, hyahhhhhh!"

Una cantidad vertiginosa de placer corrió a través, su uretra fue forzada a abrirse, y el líquido caliente surgió. Su columna vertebral se estremeció por la sensación de liberación y expulsión, su expresión se derritió en éxtasis, y levantó y patéticamente retorció sus caderas.

(Agh... me-me vine. no.… no puedo parar...)

Se sintió mal por reaccionar al tratamiento de Karen de esta manera, pero el deseo masculino de buscar este placer parecía haber tomado control de sus instintos. Impulsado por esa estimulación y placer, se excusó con el hecho de que ella lo miraba desde arriba y le proporcionaba la estimulación, y dejó que su pene explotara una y otra vez mientras se emborrachaba con el placer.

Sus manos y sus pies temblaban, el color blanco teñía su visión, y no podía mantener esta mente funcionando por el gran placer que subía y bajaba por su columna vertebral con cada latido de su pene. Y a ese placer de la liberación se le unieron los dedos de Karen apretando, masajeando y acariciando sus pezones. Ella los trataba como si fueran penes, así que su vara permaneció hinchada mientras esparcía mucho de aquel líquido caliente dentro de su traje de baño.

"Kwahh...ah, hahhh...hh...hahh, hahhhh..."

"Nh, ahhhh... Increíble, puedo sentirlo palpitar... El jugo de tu polla está explotando dentro de tu traje de baño, ¿no? Puedo sentir el calor cuando presiono mi estómago contra él."

Mientras Kazuki jadeaba y temblaba, Karen se apretó contra él y movió su cara para que su complacida voz resonase en su oído. Ya no podía sentir el cruel comportamiento S de cuando ella se burlaba de él.

"Intentaste resistirte, pero aun así te corriste, ¿no? Hee hee... ¿se sintió bien expulsar todo eso ahí fuera? Ahh, ahh, sólo mira esa expresión derretida... Parece como si te hubieran quitado hasta el último gramo de fuerza, pero sigues siendo lindo y duro aquí. ¿Ves...?"

"¡Ah, ahh! Espere, no toque...khhh..."

Karen movió su cuerpo para apretar la cabeza del pene entre la parte posterior de su rodilla doblada y la palma de su mano. Esa suave estimulación a la cabeza sensible era lo suficientemente agradable como para que sus caderas temblaran y chispas estallaran ante sus ojos.

"Así que estabas diciendo la verdad sobre masturbarte 8 veces en un día, Kazuki-san. Esa rápida recuperación es una increíblemente atractiva habilidad
"

La erección que tenía detrás de la rodilla de Karen producía un ruido obsceno mientras el semen se aplastaba a su alrededor. La pegajosa estimulación dentro del traje de baño y la humillación de tener su pierna acariciando su erección solo inspiró una mayor excitación, por lo que Kazuki gritó patéticamente y empujó sus caderas hacia arriba.

"Nhh...ahh, hh...um, Karen-san..."

"¿Sí? ¿Qué sucede?"

Su sonrisa hizo que su corazón diera un vuelco, pero él sabía que tenía que preguntar.

"¿Por qué está haciendo esto...?"

Sus movimientos no habían sido algo espontáneo. Ella claramente lo había estado acariciando y estimulando para hacerlo eyacular. Se sintió mal por su incapacidad para resistir, pero dejó eso a un lado y miró directamente a Karen para preguntarle sobre sus intenciones.

"Hee hee. Sí, supongo que tendrías curiosidad. Si no hubieras tenido curiosidad, podrías haber disfrutado de lo mismo un poco más... pero ya que preguntaste, te lo explicaré.”

Ella estaba tumbada junto a Kazuki y abrazándole en la cama, así que empezó a hablarle al oído como si esto fuera su charla en la almohada.

"Primero... ¿recuerdas lo que dije sobre que a las chicas no les gustaba cuando les revelabas tu excitación? Eso era medio cierto... pero medio mentira."

"¿Eh? Pero yo..."

Él empezó a decir que había sido rechazado por eso, pero ella le puso un dedo en los labios para que no pudiera discutir.

"Es perfectamente natural pensar que ese es el caso... pero la naturaleza femenina no es tan elegante. Tanto los chicos como las chicas... no, las chicas especialmente son seres sexuales que piensan con sus entrepiernas, aman el sexo y aman las cosas placenteras
.”

Él se quedó estupefacto por su declaración franca y se sintió mareado. Pero la expresión de ella dejaba claro que no estaba diciendo esto para degradar a las mujeres. De hecho, sus mejillas estaban sonrojadas y sus ojos miraban hacia abajo a la erección hinchada que estaba acariciando suavemente con la parte posterior de su rodilla derecha.

"Cuando ponemos duro a un chico, nos hace felices... y queremos que se corra, Kazuki-san. Y cuanto más a alguien dice que no le gusta, mayor es el libido que esconde en lo profundo de su corazón.”

Él quería expresar su incredulidad, pero todo fue tan chocante que olvidó cómo hablar. La rodilla de Karen le acariciaba el pene, la planta de su pie le frotaba el muslo, y las yemas de sus dedos le pellizcaban y tiraban de sus pezones. La estimulación provocaba un dulce llanto y sus caderas volvieron a levantarse.

"Eres tan sensible... Apuesto a que me darás un montón de semen la próxima vez también.... Ha ha. Así, puedo decir lo duro, caliente y palpitante que estás.”

"Ah, hahh...nn, Karen-san...ahn..."

Su mano dejó sus pezones y su pierna dejó su pene, pero él sólo se sintió decepcionado por un momento. Un momento después, la palma de la mano de Karen cubierta de loción agarró firmemente la erección a través de su traje de baño y la acarició hacia arriba y hacia abajo mucho más ruda pero suavemente que con su rodilla.

"Nrh..... slurp, suk...vamos, haz montones y montoones de semen para mí, ¿bien? Hee hee... suk, slurp..."

"¡Fgh! Nkh, Khh...hwah, ahahhh..."

Su lengua también se arrastraba a lo largo del lóbulo de su oreja, metiéndose en su oreja como una criatura viviente en sí misma, proporcionaba un ruido obsceno y una sensación seductoramente caliente, y enviaba un placer hormigueante a la base de su cerebro.

"¿Lo entiendes, Kazuki-san? Así es como funciona el curso para aumentar la popularidad de nuestro salón. Trabajando en tu salud interior y activando tu deseo masculino... podemos darte un aura sexual y virilidad que atraerá a cualquier chica hacia ti, ya sean abiertas o reservadas con su propia sexualidad…”

"¡Usted puede... de verdad... gh, ohhhhh!"

Mientras lo acariciaba, las yemas de sus dedos frotaban la cabeza y empujaban la uretra, por lo que gimió en voz alta.

"Te convertiré en un hombre que inspire excitación en cualquier mujer que te ponga los ojos encima... Tienes las cualidades de un hombre así, Kazuki-san. Así que por favor déjanoslo a nosotros... ahm..."

Una calidez pegajosa rodeaba el lóbulo de su oreja. Ella había puesto sus labios regordetes alrededor de esta y su lengua se retorcía para lamerla. La sensación hizo temblar su columna vertebral y no pudo evitar levantar sus caderas y elevar su entrepierna. Sin embargo…

"Hee hee hee hee. Todavía no. Noooo aún. Eso tendrá que esperar, Kazuki-san."

"Ah...ah, ahh, por favor...khhh..."

Su mano dejó su vara y de forma forzada impidió que su mente continuara hacia el clímax. Su pene se movió, pero desesperadamente forzó la necesidad de eyacular mientras lo hacía. Si iba a correrse, quería que esta linda y amable jovencita lo guiara suavemente hasta allí. No podía resistir ese deseo.

"Hee hee. Buen chico.... Ahora, ¿qué hacer? A las chicas les encanta el sexo, pero también nos encanta que los chicos confíen en nosotras. Si me lo pides con cortesía, lo haré aquí como quieras...hee hee, ee hee hee hee ♪"

Con eso, ella trazó con su dedo la parte inferior de su erección, empujó la base, y masajeó suavemente las bolas temblorosas.

"¡Ah, hahhhhh! Agh, ah, yo... voy a.…"

"Auuuun no
. Ahora, ¿debería hacerte correr con mi mano? O.…"

Ella apretó aún más contra él y sus grandes pechos apretaron contra el pecho de Kazuki desde un costado.

"¿Quieres que use estas tetas? ¿Oh, o tal vez te gustaría que usara mi boca?"

Esta vez, ella se sentó y movió su boca abierta hacia la cara de Kazuki. La carne húmeda con saliva que había dentro brillaba y las exhalaciones dulces y acalorados fluían hacia afuera, como para darle un sabor de la sensación de derretimiento que había dentro. Cuando él inhalaba a través de su nariz, el olor de ella lo impregnaba desde su nariz hasta sus pulmones y sentía que aún más semen salía de sus bolas mientras ella las masajeaba.

"Nee hee hee hee... Shi te lamiera y shupara ashí... te vendrías inmediatamente..."

Ella sonrió casi tímidamente, pero no intentó cerrar la boca y movió la lengua ante sus ojos. Cuando recogió un poco de saliva y la dejó gotear, el líquido espumoso entró en la boca de Kazuki. Esto inspiró el deseo masculino de Kazuki de sentir a qué sabía y a qué se sentía y de olerla aún más. Su corazón acelerado era una cosa, pero era su pene tembloroso el que exigía que sus instintos sucumbieran a la tentación de esos labios.

"Ah...K-Karen...-san..."

Cuando él la llamó por su nombre, ella inclinó la cabeza para que él dijera más.

"Tu boca... agh, ¡usa... usa tu boca... por favor!"

"¿¿Hm~~~?? Nkh, ahh... ¿para hacer qué?"

Se hizo la tonta, pero tenía que saber exactamente a qué se refería. Después de todo, sonrió mientras volvía a abrir los labios y movía la lengua.

"Vamos.... di lo que quieresh..."

Cada vez que hablaba mientras movía la lengua, la dulce saliva goteaba y salpicaba la nariz de Kazuki. Mientras seguía levantando las caderas, Kazuki tragó y forzó una vez más una temblorosa voz.

"¡U-Usa tu boca... para chupar mi... para hacerme una mamada!"

Hablar en voz alta de esa patética petición le hizo sonrojarse hasta los oídos de vergüenza. Pero cuando Karen lo oyó, entrecerró los ojos alegremente y dibujó una curva seductora con sus labios.

"Nh...hee hee. ¿Por qué?"

"¿Eh?... ¡Um, bu-bueno...ahhh! Por-porque..."

"¿Dime? ¿Qué pashará shi te hago una mamada?"

Ella sacó la lengua y dejó que la saliva goteara desde la punta y sobre la nariz y los labios de él. Abajo, en la parte inferior de su estómago, sus dedos se deslizaron en su traje de baño y picaron directamente sus bolas, llenándolo de un placer que lo derretía. Los senos presionados contra su pecho se frotaban contra sus pezones y chispas parecían destellar ante sus ojos.

"Yo... yo... ¡kwahhh! Karen-san, por favor..."

"Um, ¿qué dijiste? No pude oírte bien... hee hee."

Ella presionó su cuerpo más cerca, frotó sus pechos aplastados contra su piel, y creó un placer de hormigueo. La intensa tentación barrió su razón y su vergüenza y su ardiente deseo masculino se elevó en su lugar.

"¡Me-Me voy a correr! ¡Quiero correrme! ¡Por favor, haga que me corra, Karen-san! ¡Ahh, mi polla! ¡Chúpemela y haga que me corra!"

"Hee hee. Okey...si insistes
Para tu tratamiento especial... Usaré mi boca para cuidar de esta desobediente y erguida polla ♪ Empecemos con un saludo... nhah..."

Cuando sucumbió a la tentación e hizo su patética petición, la sonrisa de Karen se volvió aún más lasciva, sádica y hermosa. Mientras él miraba esa sonrisa, ella repentinamente bajó la cara y sus labios rojos de olor dulce presionaron fuertemente contra su boca.

"¿¡Nmh...nnnhhhh!? Hh... ngh, hhh..."

Sintió la sensación de la suave carne apretada contra la suya y un caliente y pegajoso líquido entró en su boca. Entonces su lengua se deslizó, removió su mezcla de saliva, y lamió toda su boca derritiéndose.

"Nn… suk, slurp... lik, slurp... nhhh..."

(¡Me-Me está besando...ohhhhh! ¡Así que… así es como se siente un beso...uuuh!)

Ella emitía un aroma perfumado que envolvió su nariz, viajó desde allí hasta sus pulmones, y finalmente pareció impregnar su cerebro, inspirando el deseo masculino. La suavidad de sus labios y lengua dominaba su sentido del tacto y cada uno de sus movimientos hacía que su entrepierna se elevara por sí sola.

"Njh, slurp... suk, nbohhhh... suk, kph..."

Además, toda la saliva que fluía de su boca pegajosamente cubría sus labios, pasaba a través de ellos con un sonido húmedo, y burbujeaba entre sus lenguas. Era tan agradable que sintió un hormigueo en el cerebro y la lengua se le aflojó. La sensación de que todo volvía a fluir hacia su garganta llenó su cuerpo de calor.

"¡Pwah! Hahh, ah, ahhhh..."

El intenso beso continuó durante una docena de segundos, si no más, pero finalmente llegó a su fin. El dulce sabor de su saliva había penetrado en su boca y eso era suficiente para que el placer estallase en su cerebro. La barra de carne contenida en su traje de baño saltó y tembló dolorosamente fuerte y la tela se enrolló alrededor de la cabeza mojada. Eyacular era ahora lo único que tenía en mente, pero como quería que Karen lo sacara, de alguna manera se las arregló para evitar que saliera prematuramente.

"Hee hee... Buen trabajo resistiendo, Kazuki-san. Buen chico ♪"

Mientras él trataba de controlar su respiración, ella lo besó suavemente y se levantó. Su piel brillaba con loción, sus grandes pechos se movían, sus piernas mostraban sus largas y regordetas formas, y ella movía su cuerpo como para mostrarlo todo.

"Ahora, es hora de darle a esta parte masculina de ti mucho amor con una mamada."

"¡Nnnnhhh! Ah, hahh... Karen-san..."

Volvió a subir a la cima de Kazuki, pero miró en la dirección opuesta a la de antes. Ella estaba en cuatro con sus rodillas plantadas a cada lado de la cabeza de Kazuki, así que su cara estaba directamente encima de la abultada entrepierna de su traje de baño. Y por encima de la cara de Kazuki estaba su abertura con su forma obscena que se veía a través de la delgada y pegajosa tela mojada y un primer plano de su grande y hermoso trasero.

"Disculpa... Ha ha ♪ Ahí está: tu polla erecta
"

Tan pronto como le fue bajado el traje de baño, el aire rozó su pene, diciéndole que estaba expuesto a los ojos de Karen.

"Esta polla es tan increíblemente lasciva... Las venas están saliendo y la cabeza es de color rojo brillante. Oh, y este olor... Nn, sniiiff... "

"Hgh, ahhh... puedo sentir... su aliento..."

Él pudo darse cuenta de lo cerca que estaba su cara cuando sus acaloradas respiraciones llegaron a la uretra y le produjeron un hormigueo y una palpitación en su mente.

"Tal olor masculino — el poderoso aroma del semen... nnhaaahh! No... ¡también palpita mi vagina! Mi vagina ha estado empapada durante un tiempo..."

Cada vez que movía las caderas, el traje de baño se adentraba más en los labios de su vagina, un sonido obscenamente húmedo salía de la abertura entre esos labios hinchados, y su color carnoso se deslizaba a la vista.

(Esto es... una vagina... Es la de Karen-san... una mujer...)

El órgano sexual de una mujer estaba justo frente a él y ella parecía tentarlo a tocarlo con su comportamiento y sus palabras. La última pizca de razón se quebró en su mente y Kazuki extendió sus manos, agarró su trasero, y metió su cara en ese seductor valle.

"Nbh... khhhhhh, ahhhh... Huele tan bien..."

"Nhahhhh
Vamos, Kazuki-san... no tan brusco."

Pero no importaba lo que ella dijera, él no podía detenerse. Su pesada respiración reveló su excitación, su nariz se movió hacia adelante y hacia atrás entre su trasero y su hendidura varias veces, usaba sus labios para sorber los jugos de amor empapando su traje de baño, y sacó su lengua para lamerla.

(Kwohhhhh! Asombroso... es un sabor agridulce... pero es tan lascivo y hace que me hormiguee la lengua... Mierda, es como si mi cabeza se derritiera...)

Mientras lamía desesperadamente sus partes íntimas con su traje de baño, produjo un ruido extremadamente obsceno y pegajoso. Debería haber sido terriblemente embarazoso para una mujer porque esto decía lo mojada que estaba, pero...

"¡Hwahh...nnhaaaaah! Ahn, sí... realmente tienes los ingredientes del lobo definitivo. ...Me encanta ♪ No puedo esperar más. Necesito probar ese pene.”

Karen sonaba encantada y abrió la boca como si fuera su turno. Sus respiraciones parecían producir vapor y los hilos de saliva goteaban hacia abajo mientras se tragaba la cabeza del pene.

"Nn, ahhhhhn...nhhhh...nmh, slurp..."

"¿¡Nmh, ghhhhhh!? Kwah, hwahhh!"

Con su hendidura bloqueando su vista, fue una sorpresa. Una carne caliente y completamente ardiente rodeaba su pene, se aferraba firmemente a este mientras lo lamía, y finalmente llegaba hasta la base. Su cerebro se había quemado por el aroma seductor y el sabor sexual que cubría su nariz y su boca, pero a medida que el placer se elevaba rápidamente de su entrepierna, no podía detener sus caderas de empujar hacia arriba y retorcerse.

"¡Hwahhhh! ¡Karen-san... esta es la boca de Karen-san...khhhh!"

"Nghhh...nh, hhhhhn...nmh, hmhh...slurp... shuk, shuk... lik..."

Cuando la cabeza chocó con una pared blanda, Karen gimió rápidamente. Pero pronto se recuperó y comenzó a mover la lengua para que lamiera suavemente el tembloroso palo de carne.

(¿¡Aghhhhh!? E-Ella está chupando… mi polla... Es increíble...)

El placer era tan inimaginablemente grande que se sintió tonto por frotarlo con su propia mano hasta ahora. Ni siquiera el haberlo hecho con el trasero empapado en loción a través del traje de baño o la presión de su vientre o pecho podía compararse. Su boca estaba llena de carne y saliva caliente y pegajosa, así que era una lugar carnoso suave y agradable que él habría pensado que era una vagina si no lo supiera mejor. Esta lo rodeó completamente desde la base hasta la punta y produjo un sonido lascivo mientras se movía hacia arriba y hacia abajo.

(¡Ahhhh... tan caliente... está pegajosa y envuelta a mi alrededor... khhhh!)

Su sensualidad ya se había construido a partir de la seducción, la paja y el masaje de bolas, así que ahora él estaba al borde del clímax. Fue solo el deseo egoísta de disfrutar de este placer durante un momento más lo que llevó a Kazuki a apretar los puños, los dientes, y el esfínter para resistirse.

"Hee hee hee... npwah, ahh... hee hee hee. Kazuki-saaan... lik..."

Su pene estaba tan hinchado como podía estarlo y podría reventar en cualquier momento, pero finalmente fue liberado de su boca. Sin embargo, sus labios gordos y suaves permanecieron con la forma, ella extendió su saliva arriba y abajo, hizo movimientos circulares alrededor de la cabeza... y su lengua hizo todas las mismas cosas.

"Slurp... estoy impresionada de que puedas resistirte con tu polla como roca... lik, shuk, much... hee hee, pero ¿cuánto tiempo puedes durar...?"

Con cada susurro, su aliento se envolvía alrededor de su pene, haciéndolo sacudirse y moverse aún más. Su húmeda lengua presionaba contra este y audiblemente lo lamía por todas partes. Esta dulce estimulación era diferente a la succión o frotamiento, así que su espalda saltó hacia arriba y sus caderas se elevaron como si estuviera teniendo sexo con el aire vacío.

"Hee hee hee. Qué movimientos tan lascivos... No tienes remedio. Nhah...ahm..."

"~~~~~~~~~~~~~ ¿¡!? ¡Hh, ngh...kwaaaah!"

En vez de molestarlo con su lengua y labios, reanudó sus intensos movimientos que hacían uso de su boca, mejillas internas y garganta. Aplicó presión a toda la barra de carne y empezó a frotarla. Sus mejillas se hundieron para envolverlo. También apretó sus labios alrededor de su vara, así que se sentía como si su pene se hubiera convertido en un popote usado para succionar el semen.

Pero, sobre todo, la técnica de Karen era realmente excelente, así que se sentía tan bien que él pensó que perdería la cabeza. No lo mezcló con una paja como la que se ve a menudo en el porno. Usaba solo su boca, su lengua, y los movimientos de su cabeza para proporcionar un estímulo sin fin que tentó a Kazuki a renunciar a su resistencia.

"Ahm, hmh, nghh.... shuk, slurp..."

Sus callados gemidos, el leve sonido húmedo que salía de entre sus labios, y el obsceno sonido de su carne pegajosa asaltaban sus nervios del placer a través de su sentido del oído. Cada vez que él escuchaba esos ruidos, la mitad inferior de su cuerpo se relajaba, sus dedos apretados se aflojaban, y el placer surgía alrededor de su cuerpo junto con su sangre.

(Hghhhhh...oh, no puedo... contenerme...)

Él no estaba en condiciones de chupar aquella secreta hendidura. Su nariz aún estaba enterrada en ella, pero el dulce y agrio olor de la mujer envolvía su cara y sus instintos masculinos convertían incluso eso en placer mientras deseaba someterse sexualmente a ella.

(¡Hahh, ahhhhhh! ¡Agh, me estoy corriendo... kh, ahhhhh!)

Una oleada de electricidad corrió a lo largo de su columna vertebral y entumeció lo poco que le quedaba de dignidad antes de destrozarla. Tan pronto como soltó el esfínter para aflojar su uretra, el semen ascendente corrió hacia arriba y trató de salir. Y…

"Nnh...nh hee hee...nh, lik, slurp..."

Karen apretó los labios y deslizó la cabeza hacia abajo. También sostenía sus bolas en sus manos y las masajeaba suavemente con el toque perfecto, como para forzar la salida del semen. El placer que entumecía su mente era acompañado por un toque de dulce dolor y su cuerpo se derritió por completo.

"¿¡Hghhhhhh!? Ahhhh... Me estoy, hhh... ¡Estoy corriéndome!"



Su grito resonó por la habitación, él levantó sus caderas, y disparó su segunda eyaculación del día profundamente en la garganta de Karen. La estimulante sensación de liberación trajo una tormenta de placer mucho mayor que la anterior prematura o incluso la liberación después de no masturbarse durante dos semanas.

(¡Ghh... kwah, ah... ahhhhh!)

El color blanco gobernaba las profundidades de su mente mientras su conciencia volaba hacia quién sabe dónde y no mostraba signos de regresar. Todo su pene se convirtió en una bomba de semen, la succión de Karen y el masaje de bolas empujó el semen hacia fuera, y este fue escupido tan continuamente que se sentía como un flujo constante.

“Nhh…shuk, lik…slurp, slurp


Mientras tanto, ella nunca dejaba de mover la cabeza, por lo que sus mejillas y labios chupados parecían frotar y masajear su cuerpo. Su lengua se movía lascivamente por dentro y se frotaba entre la base y la punta una y otra vez. Era una caricia muy profunda, pero sus movimientos eran tan intensos y hábiles que la entrepierna de Kazuki estaba rodeada de un increíble placer carnal, que se sentía acariciado por incontables lenguas y dedos.

“¡Nhhh~~~~ Slurp! Shuk, shuk, shuk, chu…”

"¡Khhh! Ah, hahhh... agh, ¡nhahhhh!"

Incluso después de que él pensó que sus bolas habían sido secadas, ella continuó chupando, su pene continuó latiendo, y el deseo masculino continuó entrando en su boca caliente y ardiente. Pero Kazuki tenía un deseo sexual anormalmente alto, así que el semen seguía hirviendo profundamente en sus bolas y su pene tragado no mostraba signos de flacidez.

"Nnh… nhh… slurp, nhahhh..."

"Kwahhhhh...ah, lo-lo siento..."

Karen soltó el palo de carne de sus labios y gimió en silencio, por lo que Kazuki se disculpó mientras gemía de placer. Se estaba disculpando por ensuciar su boca, por meterse profundamente en su garganta, y por seguir bloqueando su boca con su continua dureza. Sin embargo…

"Ahm, nn.... No me importa para nada... slip..."

Ella besó suavemente la cabeza, agitó el semen en sus mejillas, y lo consiguió agradable y espumoso antes de tragarlo lentamente.

"Nkh, slurp, slurrrrp...slurrrrp…gulp."

(¡Esta es Karen-san...tragándose mi... khhhh!)

Una mujer estaba tragando su esperma, y era la que lo había abrumado sexualmente. Su mente se había rendido completamente, pero esa acción rápidamente despertó su deseo de dominación y su pene saltó de una excitación renovada.

Cuando miró hacia arriba, vio su gran trasero moviéndose obscenamente de un lado a otro y sus labios húmedos e hinchados. Conducido por la lujuria de los animales, extendió la mano para tocar eso. Pero…

"¿¡Gulp, gulp...nghh, nhhhhh!?”

Karen había estado felizmente tragando el semen, pero luego gimió, su cuerpo se puso tenso, y empezó a temblar como si tuviera convulsiones.

"¿¡Eh!? ¿¡Karen-san!? ¿¡Qué pasa!?"

Kazuki recobró la cordura y rápidamente se levantó para preocuparse por ella. Nunca había oído hablar de alguien que se atragantase con el semen, pero el suyo era tan espeso que era una posibilidad. O tal vez era algún asunto no relacionado. Mientras las posibilidades pasaban por su mente, se preparó para frotarla en la espalda. Pero en ese mismo momento...

"Esto es... es tan bueno~~~~~~~~~~


"... ¿Huh? ¿¡Espera...ehhhhhhh!?"

Saltó con fuerza, sostuvo sus mejillas derretidas entre sus manos, y retorció su cuerpo con una sonrisa llena como para expresar cuánto le gustaba el semen tanto con sus palabras como con sus acciones. Pero eso no era lo que había causado la sorpresa de Kazuki.

"U.… u-uh... um, Ka-Karen-san... ¿qué es...eso...?"

Su excitación desde un momento antes había desaparecido por completo... no, ya que su pene seguía duro, eso no podía ser cierto. Pero la sorpresa fue aún mayor, así que su voz se quebró, su cuerpo tembló, y sus ojos se abrieron de par en par.

"¿Eh? ¿Pasa algo, Kazuki-sa—...?"

Cuando trató de volver hacia él, se dio cuenta de lo que le había pasado.

"Oh, disculpa... Hee hee, fui descuidada. Tonta de mí ♪”

Su sonrisa encantadora y sus líneas corporales sexys no cambiaron. Pero mientras decía eso y hacía un guiño juguetón, sus orejas se habían vuelto puntiagudas y una larga cola en forma de tubo le había salido del coxis y empujaba hacia afuera en su traje de baño. Y en su espalda...

"Ahora has visto mi verdadera forma... Kazuki-san
"

Alas parecidas a las de un murciélago hacían un sonido de aleteo mientras se extendían por detrás de ella.



[1] Es una medicina alternativa manual originaria de Japón, reconocida por el Ministerio de Salud de Japón, siendo la recopilación de diversas técnicas tradicionales, pero a diferencia de otras terapias solo se usa la palma de las manos y los pulgares.
[2] Sadomasoquista.

4 comentarios:

  1. Y se sabe algo de la amiga? Buen capitulo, esta genial esta novela

    ResponderEliminar
  2. Buen capitulo, espero y sigua su traduccion por un rato largo

    ResponderEliminar
  3. Muchas gracias por la traducción y la sukulencia

    ResponderEliminar