martes, 16 de mayo de 2017

Yuusha-sama no Oshishou-sama Capítulo 11 - Primera Clase (II)



Yuusha-sama no Oshishou-sama

Capítulo 11 - Primera Clase (II)



"¡No voy a darle la iniciativa esta vez, voy a dar el primer paso!"

Cornelia atacó con la espada envuelta en llamas.

Como era de esperar, Wynn no planeaba recibir el impacto del golpe, sino que lo repelió con su espada colisionando fuertemente con la suya.

La postura de Wynn fue rota.

A diferencia de la anterior, Cornelia era la que perseguía a Wynn.

La magia Cadenas de Unión había entrado en vigor.

Cornelia se adelantó, apuntando a su pecho.

Sosteniendo su espada con sólo la mano derecha, Wynn desvió la estocada mientras pateaba el suelo para ganar distancia.

Wynn sintió la fuerza de los impactos cada vez que Cornelia atacaba.

Cada uno de los golpes de Cornelia era pesado.

A pesar de que estaban usando palos largos de tamaños similares, los golpes de la espada de Cornelia eran tan pesados como si estuviera usando una gran espada.

Su espada no reforzada se rompería si seguía recibiendo los golpes.

Las llamas alrededor de la hoja también eran un problema.

Si bloqueaban con las espadas, la de Wynn sería quemada por el calor.

Como esas llamas no afectaban al lanzador, Cornelia no las sentía.

En comparación con Cornelia, que se fortaleció por la magia de reforzamiento, Wynn estaba en desventaja.

Segura de su ventaja, Cornelia continuó su asalto.

Hizo cortes sucesivos.

Como si estuviera bailando, Wynn esquivó y se deshizo de todos los golpes.

Con sus movimientos restringidos, y al mismo tiempo, afectados por el calor, Wynn se concentró en defender sin poder considerar un contraataque.

Pensó que seguirían intercambiando golpes como éstos, sin embargo... el asunto no estaba claro, tal vez ambos lo pensaron así...

El ataque ofensivo de Cornelia se detuvo por un momento.

Su vigor estaba agotado por tener que mantener los continuos ataques.

El rostro de Cornelia se distorsionó con una expresión tensa, levantó la cabeza para tomar una respiración profunda.

Viendo la oportunidad de ese momento, Wynn inmediatamente cerró la distancia.

Con una baja postura, como si estuviera arrastrándose, se precipitó hacia adelante y metió la punta de la espada en su cuello.

Viendo esto, el cuerpo de Cornelia se debilitó, y Wynn lentamente retiró su espada.

"Es mi completa y total derrota..."

"Tu magia de encantamiento de llamas era nueva para mí, fue una experiencia valiosa".

Wynn extendió su mano derecha, y Cornelia aceptó el apretón de manos.

"Pensar que sólo me golpeaba con habilidades de espada. En el segundo encuentro, ¿esperaba que me quedara sin resistencia?"

"Tengo confianza en mí resistencia, pero no tenía oportunidad de respirar, mis movimientos estaban restringidos por la magia. Había visto a los aventureros usarla antes, pero después del primer golpe destruyó mi postura, si el siguiente ataque era un poco más fuerte, habría perdido.”

Cornelia dejó escapar una leve sonrisa.



"No puedo creer que sea un cadete como yo, no me sorprendería si fuera un instructor, ¿no sería más fuerte que un caballero normal si usara la magia?"

Sin embargo-

"No, bueno, yo..."

El rostro de Wynn se oscureció de repente, y Cornelia se dio cuenta de que tocaba un tema delicado.

"No puedo usar magia, no tengo talento para ello."

"Talento…"

"Por eso, tengo que entrenar, para que ser derrotado por nadie mientras sólo uso la espada, no importa lo mucho que practique, no puedo usar magia, además, la gente nunca puede superar sus límites.”

Wynn agarró la espada de su cintura.

"Puesto que muchas personas ganan sin tener que practicar, yo podría ganar contra los que dependen de la magia."

Su anterior expresión desapareció y la luz de la determinación brilló en sus ojos.

De sus palabras, Cornelia se asombró.

A pesar de ser de la misma edad que ella, este muchacho siempre iba hacia adelante.

Después de esas palabras solemnes, Wynn sonrió.

"Sin embargo, ya he fallado la prueba de selección tres veces… Parece que deberíamos volver a nuestros lugares".

Vio que los otros estudiantes regresaban a sus lugares originales de grupo.

Había oído la historia de que él había fallado tres veces, pero...

Cornelia observó la figura de Wynn que se retiraba.

Antes de pelear con él, no creía ninguno de los rumores de que él fuera un fracaso.


‘Ya veo... Ese es el rumorado Maestro del Valiente, Wynn Byrd.’

El Instructor de la Escuela de Caballeros, Aldo, miró a Wynn y Cornelia, que estaban entre los estudiantes que se habían reagrupado.

Desde el principio de las batallas simuladas, Aldo observó su lejano enfrentamiento, mirándolos fijamente.

Originalmente, no miró a todo el mundo uniformemente, solo atendiendo a los pocos estudiantes rumorados.

Era extraño no estar preocupado.

A la señal de Aldo, comenzaron las batallas simuladas.

En línea con la teoría, los estudiantes empezaron a usar magia de fortalecimiento.

El compañero de Wynn, Cornelia no era la excepción.

Desde el punto de vista de Aldo, confirmó una ligera luz de Cornelia.

Wynn, sin embargo, no se movió.

Sin lanzar magia, con movimientos lentos, Wynn simplemente sacó su espada.

Sin embargo, esos movimientos eran mucho más pulidos que los otros estudiantes, incluso el examinador, Aldo, pensó que se veía bien.

Wynn permaneció inmóvil, con la espada sostenida con calma en su mano derecha.

Esperó a que Cornelia terminara de fortalecerse con magia.

Wynn no estuvo en la clase de Aldo el año pasado.

Sólo sabía de él a partir de un informe de la persona que era su instructor el año pasado,

Según el informe del instructor, no era capaz de usar magia ya que no tenía suficiente poder mágico.

Esa era la verdad.

Al ser incapaz de poner magia en la espada de práctica, o usar la magia de nivel más bajo, sus cualidades prácticas de magia eran mínimas.

En realidad, en el momento en que Cornelia terminó de fortalecerse, el cuerpo de Wynn no contenía rastros de magia.

Sin embargo.

A pesar de que Cornelia empezó a preparar su espada antes, Wynn cerró la distancia y atacó primero.

Cerrando la distancia instantáneamente, bloqueó el corte de Cornelia.

Mientras estaban bloqueando con las espadas, Wynn aprovechó la oportunidad para interrumpir su postura, luego cerró de nuevo la distancia con otro corte.

Apuntó a la espada de Cornelia con un corte, y su espada salió volando de sus manos.

La sorpresa de Cornelia fue claramente visible.

Probablemente no pudo ver la espada de Wynn.

Incluso si fuera Aldo, si no usaba la magia de fortalecimiento, tal vez no podría enviar la espada volando así.

La velocidad de la espada de Wynn era abrumadora.

‘Es bueno que haya presenciado eso.’

Si él prestase atención a cualquiera de los otros estudiantes, se lo habría perdido.

El nivel del encuentro fue mucho más alto que el de los otros estudiantes, y terminó en cuestión de momentos.

‘¿Los dos se dieron cuenta?’

Parece que planean tener una revancha.

El cuerpo de Cornelia estaba de nuevo envuelto en luz.

A diferencia de la vez anterior, sin embargo, su espada se envolvió en llamas.

"Eso es magia del Sistema de mejora, “Encantar”!’

Aldo abrió los ojos.

Era impopular en la Escuela de Caballeros, por lo que tenía pocas oportunidades de verlo.

Pero Cornelia estaba usando esa magia.

En el instante siguiente, el cuerpo de Wynn estaba envuelto en una luz roja.

Parece que Wynn estaba siendo afectado por algún tipo de magia.

Entre los aventureros que luchaban principalmente contra monstruos, pocos utilizaban este estilo de lucha.

Por supuesto, también había órdenes de caballeros que luchaban contra monstruos.

Contra monstruos especialmente fuertes, se usaba magia debilitante, pero incluso ese trabajo caía en manos de los Magos del Tribunal Imperial, por lo que los Caballeros no la usaban.

Cornelia, al igual que Wynn, tenía un estilo de lucha que se desviaba del estilo de lucha del caballero estándar.

Mientras Wynn se veía afectado por algún tipo de magia debilitante, Cornelia comenzó su asalto.

Cuando Wynn intentó rechazar la espada de Cornelia, su postura fue destruida.

Ante esto, Cornelia dio una puñalada, que él hábilmente evitó.

Después de eso, Cornelia desencadenó sucesivos ataques, pero en el momento en que se cansó, Wynn sostuvo su espada en la garganta de Cornelia, reclamando la victoria.

De un vistazo, parecía que Cornelia tenía la ventaja, pero la paciencia de Wynn acabó ganando.


Sin embargo, lo que impresionó a Aldo no fue la victoria de Wynn, sino su esgrima y agilidad, aún más monstruosa, era la esgrima del Valiente.

Aquellos movimientos que parecían una danza de espada, le recordaban la vez que había conocido al valiente.


Hace tres años, mientras Aldo estaba en la frontera de la Orden de Caballeros, estaba en camino de subyugar a un grupo de ogros come-hombres.

Allí, fue capaz de ver la forma de Leticia el valiente.

En un cierto pueblo cerca de la frontera...

Allí, decenas de ogros atacaron.

La orden de caballeros de Aldo, al recibir un informe urgente, se movilizó, pero el pelotón de exploración no pudo contar la cantidad de ogros.

Incluso si los aldeanos abandonaran el pueblo y escaparan, serían alcanzados y masacrados.

El capitán del grupo de exploradores de Aldo decidió quedarse en la aldea como un señuelo, con el fin de ganar tiempo para que los aldeanos escaparan.

Incluso entonces, el pelotón sólo contaba con diez personas.

Los ogros eran, por naturaleza, mucho más fuertes que los humanos, de tal manera que dos o tres caballeros serían necesarios contra uno de ellos.

Incluso si los caballeros se quedaban atrás, los aldeanos que escaparan tendrían suerte de sobrevivir.

Sin embargo, en esa remota aldea, sólo había esperanza de que llegaran refuerzos.

Con su determinación de morir, los caballeros persuadieron a los aldeanos a abandonar la aldea, y mientras se preparaban para fortificarse, apareció Leticia el valiente.

Al oír el inminente ataque de los Ogros, ella se había detenido, sola, para ayudar.


Diciéndole a los caballeros y a los aldeanos que los protegería a todos, ella se colocó de inmediato fuera del pueblo, esperando a que los ogros atacaran.

Al principio, los caballeros se oponían a que luchara sola.

A pesar de que ella era el Valiente, era todavía una niña.

Los orgullosos caballeros no podían ver la pelea de la chica.

El capitán del pelotón se acercó a Leticia.

Sin embargo-

"Aprecio el sentimiento, pero lucho sola. ¿No tienes gente que debes proteger?"

Ella se enfrentó a la multitud.

Vio a niños, mujeres y ancianos ansiosos.

Los hombres que podían luchar ya habían muerto luchando contra los ogros o cooperando con los caballeros para fortificar el pueblo contra la invasión.

Convencidos de que su deber era proteger, cuando llegara el momento, planeaban luchar con todas sus fuerzas.

Sin embargo, Leticia sonrió a los que estaban a punto de discutir.

"No se preocupen, por lo menos, puedo ganar tiempo para que todos escapen."

Con esas palabras, Leticia salió de la aldea fortificada apresuradamente.


‘¿Pensándolo ahora, esa clara sonrisa? Claramente esa sonrisa mostraba que algo se había roto dentro de ella.’


Cuando se ponía el sol, el bosque cobraba vida a medida que los ogros se acercaban, uno tras otro.

En la parte delantera había un ogro especialmente grande.

Lo más probable es que fuera el jefe de la horda.

Leticia caminó hacia aquel ogro.

El arma en su mano derecha era simplemente una espada.

En ese momento, la joven, de unos diez años de edad, cuya altura era similar a su espada, se acercó al ogro de tres metros de altura.

Aldo, los caballeros y los aldeanos estaban detrás de ella, observando su figura que se alejaba.

‘¿Por qué no la detuvimos con firmeza en aquel momento?’

‘Aunque ella rechazó nuestra oferta de pelear juntos, no puedo simplemente quedarme y mirar’, era lo que todo el mundo pensaba.

Varios ogros eran comandados por el jefe de horda a precipitarse.

Con esos músculos abultados, y las crudas mazas como sus armas principales, los seres humanos se convertirían en carne picada.

Esas armas atroces fueron bajadas hacia Leticia--Sin embargo, Leticia no fue afectada y siguió avanzando.

'-¿ah?'

A punto de gritar, la mayoría de la gente cerró sus ojos, esperando una tragedia, pero lo que estaba sucediendo ante ellos era algo que no podían creer.

Después de un momento--Los brazos, piernas y cuellos de los ogros cayeron de sus cuerpos, con sangre brotando.

Nadie podía entender lo que acababa de suceder.

Mientras tanto, Leticia siguió caminando hacia el centro de la horda.

A pesar de eso, los cadáveres de ogros que estaban ante ella estaban esparcidos por el suelo.

Era un espectáculo que carecía de sentido común.

Entre los esparcidos cadáveres de ogro, se veía la borrosa figura de Leticia.

Sin razón aparente, todo el mundo se estremeció.

Aunque los caballeros estaban lejos de ella, la vieron masacrar a los ogros a una velocidad imperceptiblemente rápida.

Los caballeros estaban empapados de sudor frío mientras miraban esto.

A medida que la niña continuaba su matanza en curso, los ogros trataron de aplastarla hasta la muerte acosándola con números abrumadores.

Sin embargo--

La hoja se deslizó a través de las mazas de los ogros que se acercaban, enviando sus brazos a volar y haciendo lo mismo con sus cabezas.

Utilizó a los ogros que trataron de atacar desde atrás como punto de apoyo para lanzarse al aire, golpeándoles la cabeza. Después de arrancar la cabeza a un ogro, atacaba a otro.

Era imparable. No se detuvo.

La niña bailó una Danza Macabra.

Cubierta de sangre, Leticia cortó inexpresivamente a los ogros.

Entonces, entre la horda, se acercó al que se pensaba era el jefe, el que tenía el físico más grande.

Cayendo en una posición baja, le cortó ambas piernas.

Deslizándose entre estas, pateó el suelo y se lanzó hacia adelante.

Así, derrotó al Líder Ogro.


El lugar se tranquilizó.


Sólo con una mirada impropia de un campo de batalla, Leticia miró al ogro en el suelo.

Sacudiendo la sangre de su hoja, lentamente, levantando la cabeza, miró a los ogros que la rodeaban.

Ante esa mirada, los ogros que sólo conocían la batalla, sintieron temor, y desarreglados huyeron de Leticia, lejos de la aldea.

Leticia, el valiente, había expulsado una horda de ogros.

El pueblo fue salvado.

Sin embargo, entre los caballeros y aldeanos, ninguno era capaz de moverse o dejar salir vítores de celebración.

La chica ante ellos, temían de Leticia, el valiente.

Acababa de masacrar a los ogros como si fueran insectos.

Era una hazaña increíble para un ser humano.

Como los aldeanos y los caballeros sentían miedo, miró al pueblo por un momento, luego se volvió sin mirar atrás, dejándolos allí.

Hasta que sus compañeros llegaron, ella no dio un paso, luego se fue una vez que llegaron.

---

Incluso ahora, Aldo lo recordaba claramente.

En comparación con la preciosa Danse Macabre[1], la impresión de su sonrisa era efímera.

Por lo tanto, al ver la sonrisa de Leticia en la ceremonia de entrada de ayer, se sintió aliviado desde el fondo de su corazón.

Incluso sonrió como un humano común.

Mientras tanto, sintió una punzada de ansiedad.

Quizás, para ella, esa pelea pudo haber sido una de muchas batallas.

Ella, que se había deslizado a través de ese espantoso campo de batalla, ahora caminaba armoniosamente en la Escuela de Caballeros.

Aunque las calificaciones mágicas de Wynn eran pobres, sus habilidades no estaban ciertamente en el nivel de un cadete.

A pesar de esto, se rumoreaba que había fallado el examen debido a la voluntad de un noble.

Un noble que tenía gran influencia sobre la orden de caballeros.

Si por casualidad las intenciones injustas del noble se conocieran--

Lo más probable es que muchas injusticias se han cometido hasta ahora.

Usar el dinero para determinar los resultados del examen sería simplemente la punta del iceberg.

Utilizando su influencia, obstruiría a la gente que no le gustaba que se convirtieran en caballeros. Esto sin duda afectó a personas distintas de Wynn en el pasado.

Hasta ahora, esas cosas salieron bien.

Sin embargo, esta vez, el objetivo era Wynn Byrd.

Él era el rumoreado Maestro del valiente.

Cuando salga la verdad, Leticia, el Valiente actuaría.

Con su increíble fuerza, se opondría al Imperio.

Además de ser el Valiente, ella también era hija de un duque en la línea de sucesión para el trono.

Ella era el noble más importante del Imperio.

Probablemente no iría tan lejos, pero...

Incluso Aldo, que se convirtió en maestro cuando regresó de la frontera, se quedó estupefacto ante la cantidad de injusticias que se pasaron por alto.

Como alguien que se convirtió en un caballero siendo soldado, se resintió de la laxa[2] y tibia actitud de la Escuela de Caballeros.

Sin embargo, los resultados de las pruebas se determinaron prácticamente mediante el soborno.

Aldo hizo su estricto entrenamiento como signo mínimo de resistencia.

De ahora en adelante, sin embargo, el status quo podría cambiar.


Esto era porque la persona que Leticia el valiente veneraba como su amo era Wynn Byrd.


‘Se convirtió en mi alumno.’

‘¿Qué cualidades posee, que el valiente le adora así?’

Esto intrigó a Aldo.


[1] Del francés, Danza Macabra.
[2] No lo suficientemente estricto, severo o cuidadoso.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario