martes, 27 de junio de 2017

El Maestro del Valiente Capítulo 20. Motivo

El Maestro del Valiente

Capítulo 20. Motivo

 

Ella era la primera princesa del Imperio Lemmrousell, Cornelia Lau Root Lemmrousell.  Era la segunda en la línea del trono.

Cornelia era la única hija de la familia imperial, por lo que, aparte de los parientes de sangre y los que se casaban, era intolerable para ella ser tocada directamente por alguien. Sabiendo esto, ninguno de los nobles se acercaba a ella. La gente de casas de marqueses, como Regin y Jade eran una excepción. Por el contrario, se acercaban activamente a Cornelia. La veían como una forma de ser parte inmediata de la familia imperial. Por supuesto, el Príncipe Heredero Alfred era el primero en la línea del trono, pero ser el segundo era muy valioso. Porque si algo le sucediera al príncipe heredero Alfred, sin ella duda heredaría la corona como emperatriz. Sin embargo, aunque fueran hijos de destacados nobles, no debían acercarse a Cornelia descuidadamente. Si se acercaran a ella en contra de su voluntad, el emperador podría incluso darles una sentencia de muerte. Sin embargo, esto no era sólo para protegerla, sino que era también por su padre, era el deseo egoísta del emperador, que la hizo aislarse en la escuela de caballeros.

Con Jade en la parte delantera, caminó a través del bosque, entre cuatro caballeros. Debido a los soldados exploradores que habían despejado el camino, en lugar de una marcha, era más como un paseo por el parque. Siguieron caminando y, finalmente, llegaron al camino. Allí estaba un lujoso carruaje blanco, y sobre él, el emblema dorado de la casa del marqués estaba extravagantemente grabada.

—Pues bien, Su Alteza. Su mano por favor… —Jade se subió al carruaje primero, luego extendió su mano a Cornelia. Sin embargo, Cornelia no aceptó su mano, y sin palabras se subió.

Jade, que fue rechazado, mostró momentáneamente una expresión desalentada, pero luego instó a Cornelia a tomar asiento. Esta, sin ninguna razón en particular para rechazar la oferta, se sentó.

—Muy bien, empecemos.

A la orden de Jade, el carruaje comenzó a moverse.

¿Hay algún tipo de hechizo mágico? No puedo sentir el estremecimiento del carruaje. Este nivel de rendimiento sólo podría encontrarse en un carruaje para la familia imperial. Para hacerlo, ¿cuánto oro se usó?

El sirviente que actuaba como mediador entre ellos ofrecía una taza de té negro. A juzgar por el olor de las hojas de té, esto también era de la más alta calidad. La tetera que sostenía el té también parecía mágicamente aislada, ya que el vapor se elevaba desde la copa. Ella tomó un sorbo.

Sobre estas circunstancias…

Parecía que no estaba envenenado. Como su boca y su garganta estaban resecas debido a las tensas situaciones, el té sabía muy bien. Como si desapareciera inmediatamente en su garganta, bebió el té. Era un recordatorio de qué tipo de gente Jade y compañía eran, y esto la intimidó.

Después de haber bebido el té, Cornelia respiró profundamente, luego se encontró con la mirada de Jade.

—Entonces, ¿qué tipo de rol jugaré en tu plan?

—Por favor entienda. Simplemente será nuestro testaferro.

—¿Y tú objetivo?

—Después de que erradiquemos la facción rebelde que se opone a la corona, usted ascenderá al trono.

—¿No detendrán el golpe de Estado?

Cuando se le hizo esta pregunta, le sonrió.

—En este punto, incluso si tomamos medidas, no será a tiempo. Recomiendo que Su Alteza se refugie en mi territorio y planifique un regreso desde allí.

¡Cómo te atreves! Cornelia se enojó, pero frenéticamente trató de no mostrarlo.

Habiendo estado preparados para matar a Regin, la casa Cliffdorf definitivamente tenía información previa del golpe de estado. A pesar de esto, no trabajaron para prevenirlo, sino que prefirieron usarlo para ganar fuerza política. Muy probablemente, cuando subiera al trono, este hombre estaría de pie a su lado. Welt van Cliffdorf como su consejero, y Jade como su marido, sería ese tipo de historia. Además, serían aclamados como héroes por poner fin al golpe de estado. Los que no supieran nada los alabarían sin duda.

Jade no traicionó ninguna agitación en sus ojos, solo suspiraba, admirado ante la princesa que lo miraba fijamente. Dentro de esas pupilas, era evidente que casi había comprendido a Jade y las intenciones de los demás.

—Como se espera de alguien con la sangre real. Incluso en esta situación, tiene nervios de acero. La felicito. Ahora tengo una opinión un poco mejor de usted.

—Estás cambiando esta situación desastrosa como mejor te convenga. Por cierto, ¿qué pasó con los otros grupos?

—Desafortunadamente, temo que hayan sido asesinados. —Contrario a sus palabras, Jade parecía despreocupado.

De su respuesta, Cornelia comprendió que la cohorte de Jade sabía que habría un golpe, qué acciones tomarían, y también qué sucedería después. Recordó que, a pesar de la tensa atmósfera, todavía hablaban alegremente. Pensó especialmente en Wynn, que había luchado con ella durante incontables ocasiones durante la práctica. Si las palabras de Jade fueran verdaderas, incluso él había sido asesinado. Anoche, junto a la fogata, Wynn había hablado apasionadamente de su sueño de convertirse en un caballero. Incluso él habría muerto. Ella, no viviendo una vida escolar deseable, dentro de sus solitarios días de aislamiento, finalmente había hecho un verdadero amigo en su compañero de entrenamiento. Una vez, le había tocado la manga. No como la Princesa Cornelia, sino como la Caballero Cadete Cornelia, aunque cuando regresó después de la clase por la tarde, fue regañada por los asistentes. Como cadete de caballero, la pasaron por alto, pero, ahora, nunca volverá a ser así. Una sola lágrima cayó por su rostro.

—¿Está llorando por la gente que murió? El pueblo apoyará a un gobernante con tanta compasión. Cuando volvamos a tomar la capital al amanecer, quiero que muestre sus condolencias. —Jade le tendió un pañuelo de seda blanco. Cornelia lo rechazó y, enjugándose los ojos, se levantó.

—…¿Puedes decirlo con confianza? Entre los que han muerto, el Valiente…

—¿Acerca de Wynn Bard? ¡Por supuesto!

—¿Lo conoces?

—Rescatar a Su Alteza era la más alta prioridad. No había alternativa. Usaré su muerte. Si descubre que los insurgentes lo mataron…

—¿El Valiente aplastaría a los insurgentes?”

Jade sonrió fríamente.

¿Jade incluso haría uso de su muerte? ¿Las cosas van realmente como fue planeado?

Ciertamente, el valiente tendría un motivo para sacar su espada contra los insurgentes. Sin embargo, ¿no estaría esa hoja no sólo señalando a los insurgentes, sino también a la raíz del problema, el propio imperio? ¿Las consecuencias de su muerte? El Imperio podría tener al valiente como su enemigo.

—Umm… ¿se opondrían a Leticia von Mavis?

Esa era su intención.

—Con ellos en control de la fortaleza, tenían la intención de usar el amplificador mágico. ¡Sin embargo!

“Gatan,” En ese momento, el carruaje se sacudió un poco.

En ese punto, el carruaje que no se sacudió hasta ahora, como si en un edificio, temblando comenzaba a sentirse.

—¿Esto es…?

—Parece que han puesto en marcha el plan.

—… Magia de barrera.

La carta de triunfo del imperio contra los demonios. Era una barrera de gran área que sellaba cualquier poder mágico.

—Incluso con esa magia, no pueden sellar completamente el poder mágico del Valiente, pero todavía tienen otra carta de triunfo. Bueno, si el Valiente es asesinado, entonces tendremos una influencia sin precedentes.

Incapaz de ver a Jade continuar hablando con orgullo, Cornelia miró por la ventana. Miró el paisaje que pasaba.

Jade y los otros habían tomado a los insurgentes y al Valiente demasiado a la ligera. De su Maestro, con quien ella se había encontrado después de cuatro años, se enteró de que Leticia tenía una fuerza increíble.

El Maestro de Cornelia. Ella era la que llevaba el título de “Santa”, Liara Thane.

Uno de los tres compañeros del Valiente. Según Liara, había combatido a una multitud de demonios y monstruos. Ella había luchado una batalla de proporciones legendarias, así que, si su magia fue sellada, entonces ella no sería una amenaza, o eso pensó. En primer lugar, era una existencia que mató al Rey Demonio, que podía derrotar a todos los ejércitos combinados del mundo. Si fueran capaces de matarla simplemente sellando su magia, ¿no los demonios ya habrían derrotado al valiente hace mucho tiempo? De todos modos, ya era demasiado tarde para preocuparse por eso. Si Wynn fue asesinado, la ira del Valiente caería sobre este imperio. Los otros países dirigirían también críticas hacia ellos. Incluso si el plan de Jade progresaba, el imperio se dirigiría hacia la ruina.

De alguna manera, por favor cálmate. En ese carro en movimiento, Cornelia expresó ese deseo.

 

En el momento en que se oyó la explosión de la parte del bosque de la que el cuarto grupo estaba a cargo.

En el tercer grupo, Locke y los demás estudiantes fueron rodeados por los caballeros que los acompañaban. Desde el principio, Locke había sentido que algo andaba mal con los caballeros. Aparte del capitán, que era de la capital, había visto a los otros tres mantener conversaciones secretas muchas veces. Durante un breve descanso, el vice-capitán incluso intercambió información a espaldas del capitán. Muchas veces, abrieron el mapa y confirmaron las ubicaciones tanto del tercer grupo como de los otros. Incluso comprobaron la distancia desde el fuerte.

Si fuera normal, no actuarían tan extrañamente. Sólo podrían confirmar su ruta.

Sin embargo, lo hicieron a espaldas del capitán, un caballero, y repetidamente. Por lo cual, pensando en ello, era extraño.

Desde el punto de vista de Locke, sólo tenía el título de capitán. Su cuerpo era débil por falta de práctica, y era un hombre que no creerías que fuera un caballero. Pero, de cualquier manera, alguien de mayor rango es superior, o eso era lo que se suponía que debía ser. El objetivo de hacer el grupo, en su rol (Locke había decidido que el capitán era capitán solamente en el papel), se suponía para enseñar los fundamentos de la caballería. Sin embargo, el capitán sólo recibía informes sencillos de la dirección a seguir y los planes futuros, mientras que el vice-capitán recibía los informes importantes.

Algo está pasando.

—Oye.

—¿Qué pasa, Locke?

Le susurró a la persona que marchaba junto a él.

—Algo parece sospechoso. Esos chicos pueden estar planeando algo. Por si acaso, ten cuidado. Y diles a los demás también.

Aunque le dirigió a Locke una mirada de desconcierto, se movió con facilidad junto al alumno frente a él y susurró el mensaje de Locke.

La razón por la que Locke podía influir en los demás estudiantes era porque era de una rica casa mercantil. Debido a sus orígenes más comunes, nobles de alto rango como Jade y Regin despreciaban a estos nobles arribistas, pero como eran una clase rara, la relación entre la mayoría de los nobles y los comerciantes ricos no difería. Contra la influencia social de la nobleza, el dinero era munición más que suficiente. Si fueran nobles ordinarios, no se opondrían a la casa de los Marine. Los nobles sólo tenían riqueza. Si Locke no hacía alarde, podía interactuar con la mayoría de la gente como iguales. Comparado con Wynn, estaba mucho más bien conectado. Es por eso por lo que, después de que los caballeros los invitaran a un lugar salpicado de agujeros, el caballero que era el capitán cayó en una trampa y fue asesinado, pero ninguno de los estudiantes recibió un ataque sorpresa y los caballeros no pudieron emboscarlos. Sin embargo, para los cinco caballeros aprendices inexpertos, contra tres caballeros completos, a pesar de superarlos en número, su victoria era incierta.

—Me ocuparé del vice-capitán. En cuanto a los dos caballeros detrás de él, ataquen dos a uno, flanqueándolos.

—Lo tengo.

Frente al vice-capitán, Locke levantó su escudo.

—Locke Marine. Oí que eras el tonto segundo hijo de la casa de los Marine, pero parece que los rumores estaban equivocados.

—Ese no es el caso. Hace tres años, yo era ese hijo tonto.

El hermano mayor, que era el heredero recibió educación, mientras que el segundo hijo Locke recibió relativamente más libertad. Más o menos, fue enseñado por el mismo profesor que su hermano, pero a espaldas de sus padres, a menudo se escapaba para jugar con los niños del barrio. Incluso cuando decidió entrar en la Escuela de Caballeros, aprendió de los hijos de los nobles que iban y venían que sólo necesitaba conseguir el dinero para la entrada. No queriendo estudiar, sólo quería obtener el título de caballero mientras jugaba. Si se graduaba de la escuela de caballeros, en lugar de ir a un campo de batalla, sería capaz de trabajar en la capital, donde la seguridad estaba garantizada. Si fuera un caballero, las damas seguramente le apreciarían. Eso era todo lo que pensaba.

Era superficial.

Hace tres años, Locke no era mejor que un noble bueno para nada. Entonces, cuando conoció a Wynn, su forma de pensar acerca de la caballería cambió por completo. Él era un plebeyo, no tenía familia en quien confiar, ni siquiera tenía talento mágico. Comparado con los otros estudiantes, Wynn no tenía nada. Y sin embargo, él, para lograr su sueño de convertirse en un caballero, no escatimó esfuerzos. Y Locke continuó viendo esa figura cerca de sí mismo.

Fue deslumbrante.

Sinceramente, se sintió asombrado.

Wynn sujetaba su escudo al frente y agarraba su espada.

Hasta que conoció a Wynn, todo lo que había hecho era cortar irresponsablemente durante la práctica de espada. Sintiéndose avergonzado por la diferencia, incluso cuando nadie lo miraba, practicaba blandiendo su espada. A veces, le robaba una mirada e imitaba la forma de práctica de Wynn. Debido a eso, Locke fue capaz de alcanzar la posición de subcampeón el año pasado en el examen.

Fue gracias a tu ayuda, que ahora no tengo miedo de pelear mi primera batalla real. Locke inhaló lentamente, luego exhaló de igual forma. Miró directamente al vice-capitán.

Sus cuatro compañeros de equipo estaban hábilmente forzando una batalla de dos contra uno. Siendo nobles, tenían más entrenamiento en magia que los caballeros ante ellos. Aunque tenían menos experiencia y habilidad de combate real, si luchaban usando magia de fortalecimiento corporal, individualmente, deberían ser por lo menos iguales a los caballeros.

Los otros dos están en desventaja. Hasta que pueda matar al Caballero Aprendiz Locke, se mantendrán firmes. Al igual que Locke, el vice-capitán juzgó la situación de manera similar.

—Enfocarte en la defensa, y lograr aguantar mientras esperas a que los otros mocosos derroten a mis subordinados… ¿Es eso lo que pensabas?

—¿Quién sabe? ¡Pero por favor no me mates tan rápido! —Locke lanzó una sonrisa intrépida. Si una de las dos batallas de 2 contra 1 terminaba con la derrota del caballero, las posibilidades de victoria de Locke aumentarían. En otras palabras, todo lo que necesitaba hacer era ganar tiempo.

—¡Entonces muéstrame lo que tienes!

Locke rechazó la hoja del vice-capitán, que venía detrás de su escudo, con este en la mano izquierda. Como era de esperar de un caballero que hizo su camino desde el campo de batalla. Incluso en el nivel de las batallas simuladas contra sus compañeros de clase, no disfrutaba de recibir fieras embestidas. Pero Locke detuvo el camino de la hoja con su escudo, parando cada golpe.

—Que increíble. Aunque sea tu primera batalla real. —El vice-capitán se sorprendió al notar que Locke estaba manejando sus golpes con compostura. Él era alguien que había sobrevivido a cada uno de los numerosos campos de batalla en los que había luchado. En lugar de quedarse atrás como esperaba de un estudiante, Locke siguió manejando admirablemente sus ataques.

Como uno de los que se había convertido en un caballero a través de los logros en el campo de batalla, había pensado que las técnicas de espada de los caballeros de la escuela eran simplemente una formalidad, pero…

En la realidad de un campo de batalla, era importante para una técnica el matar con un solo golpe. Uno casi nunca conseguía un segundo o tercer golpe. El vice-capitán continuó entretejiendo tretas con ataques. Los golpes llenos de una fuerte intención asesina debilitarían la mente del todavía joven caballero aprendiz, pero Locke, que estaba concentrado en su defensa, defendió bien. Aunque la casa Marine era una casa de lo más común, se habían casado con miembros de la nobleza muchas veces, así que afortunadamente, tenía mejor poder mágico que el promedio. Aunque Locke se quedaba atrás en la experiencia de batalla y habilidad, usando la magia de refuerzo del cuerpo para fortalecerse, fue capaz de aguantar.

Además…

—¡A diferencia de esto, la espada del Maestro del Valiente es imperceptible, incluso de cerca!

Las oscilaciones de la espada de Wynn eran increíblemente rápidas. Rivalizaba con quien tenía el título de “Princesa de la Espada Divina”, Leticia von Mavis. Había visto al valiente, que tenía una fuerza monstruosa, mientras luchaba. En comparación con la velocidad de esos ataques, estos ataques de ahora no lo alcanzarían. Sólo necesitaba aguantar hasta que llegara el apoyo.

Locke apoyó sus piernas para bloquear la hoja del capitán con su escudo. Pero entonces…

—¿Huh? —De sus brazos, sus piernas, todo su cuerpo, la fuerza lo dejó. Con un ruido sordo, cuando la espada golpeó el escudo, Locke fue enviado hacia atrás—. Gah… —El aire fue sacado de sus pulmones cuando golpeó un árbol detrás de él.

—¡Gyaaaaaa!

Aunque estaba aturdido, Locke no fue eliminado. Se puso de rodillas al oír un grito. Saboreando hierro en su boca, miró hacia la fuente del grito. Allí, su compañero de clase rodaba por el suelo, con el brazo derecho cortado. La otra persona ya había sido empalado por la espada en su abdomen. No podía ver al otro grupo de combatientes. Mientras peleaban, se habían alejado. Sin embargo, oyó otro grito. Era más bien un grito de agonía…

—¿Qué… demonios…?

—Ya es hora.

El vice-capitán miró sin expresión hacia Locke. El escudo en la mano izquierda y la espada en la mano derecha se sentían pesados para Locke.

—¿El poder mágico… no puedo sentirlo?

—¿No te dijeron en clase? Una de las magias protectoras de la Capital Imperial Simurgh, Barrera Mágica Selladora, fue activada.

Centrados alrededor de la capital imperial Simurgh, se encontraban seis torres, que podían lanzar magia de poderosas barreras anti-magia usando herramientas mágicas. Cualquiera dentro del área rodeada por las seis torres tendría su poder mágico sellado, como una contramedida contra los demonios que pueden tomar el miasma como fuente de poder mágico. El hechizo era uno de los triunfos del Imperio Lemmrousell. Habiendo sellado su poder mágico, Locke y la magia de fortalecimiento de los demás fueron forzosamente disipadas.

—Planeaste hacer tiempo, pero ya ha pasado, y tenemos la ventaja. ¡Fue tu error de cálculo!

De alguna manera bloqueó un choque de refilón con su escudo, pero su cuerpo recibió el peso de la fuerza. Dos golpes, tres golpes, fue presionado por los cortes.

—Kuh… —Cada vez que el escudo era golpeado por la espada, Locke era empujado hacia atrás.

—¡La razón por la cual los nobles son tan engreídos, es debido a su magia de fortalecimiento! ¡Con su poder mágico sellado, los caballeros y guardias imperiales que protegen la capital no se nos comparan!

Con su poder mágico sellado, no sólo los demonios, sino también los nobles se debilitarían. Debido a su aptitud mágica, habían sido continuamente bendecidos por la fuerte protección de la magia de refuerzo del cuerpo. Por lo tanto, contra los soldados veteranos con sólo sus habilidades físicas, ellos podrían ganar. Sin embargo, con su poder mágico sellado, era diferente. Si el poder mágico de ambos lados estuviera sellado como ahora, los caballeros que habían seguido entrenándose diligentemente todos los días serían superiores. Ahora, los estudiantes, con su poder mágico sellado, fueron derrotados en un abrir y cerrar de ojos. También era cuestión de tiempo antes de que Locke fuera asesinado.

—¡Hah!

—¡!

Finalmente, después de soportar incontables golpes, el escudo de Locke se rompió. Cuando esto pasó, la punta de la espada le arañó, y ahora la sangre goteaba de su brazo izquierdo.

—Ahora que lo pienso, el Caballero Aprendiz Locke no es un noble, sino más o menos un plebeyo. Sin embargo, para este plan, todos los forasteros son un obstáculo potencial. Por desgracia, también tendrás que morir.

La espada de Locke cayó al suelo, y él se agachó, sosteniendo su brazo izquierdo. Su respiración era fuerte y desigual, ya había alcanzado el límite de su resistencia. Y sin embargo, Locke seguía mirando al vice-capitán que se acercaba, pero no tenía más fuerza para alcanzar la espada. Mirando una vez más a la figura de pie ante sus ojos, con la espada elevada, Locke bajó la cabeza con resignación.

 

—…La capital está completamente cerrada por la barrera.

Leticia lentamente miró a su alrededor. Debido a uno de los maestros, ese día, Leticia había recibido instrucciones para venir a las aulas, sabiendo que estaba siendo invitada. Un hombre se paró frente a ella. En esa habitación, ella, el anciano, y los niños de 10 a 12 años —las personas que fueron admitidas en la escuela de caballeros a la edad mínima— sólo los niños que fueron admitidos este año se reunieron.

—Aparte de esta formación de barrera de siete capas que sella mi poder mágico, ¿son estos niños rehenes, me pregunto?

—No te preocupes. No queremos que se conviertan en un obstáculo. Parece que, aun estando afectada por el hechizo de barrera, todavía estás revestida de tan fuerte poder mágico. ¿Eres realmente humana?

Leticia no respondió. Miró al hombre vestido con una capucha negra que estaba detrás de él.

—Un demonio, ¿eh?

—¡Así es~! ¡Bien! —El demonio respondió fingiendo imbecilidad—. Estoy feliz de haber conocido a la famosa Lady Valiente.

—Para incluso pedir prestado el poder de los demonios… los héroes del Imperio se han reducido a un nivel muy bajo. —El tono de la voz de Leticia se calmó. Contrariamente a este, tenía un aire intimidante.

Hasta que Leticia nació como el valiente, él había sido un general que luchó contra los demonios a lo largo de muchos años. Ahora, como el director de la escuela de caballeros, Zaunas mostró una sonrisa amarga.

—Me siento honrado de que el Valiente nos haya llamado héroes.

Me retiré del frente de batalla hace tres años. En esos tres años, esta joven había estado luchando contra demonios por el Imperio en el campo de batalla. Esto no es nada más que vergonzoso.

—De la gente que vive en el Imperio, no hay nadie que no sepa de ustedes. Especialmente si han servido en el ejército.

Con los cuatro años que Leticia pasó luchando, había protegido el imperio y había terminado la lucha en el frente diez veces más rápido. Era como una leyenda viva del imperio.

—Honestamente, no tuve más remedio que involucrar a los demonios para no perder. En esa nota, no podríamos tener una conversación práctica con usted. Planeaba que habláramos algún día, pero esto es desafortunado.

—Utilizando la barrera de sellado mágico que cubre la capital, el poder mágico de los caballeros nobles sería arrebatado. Entonces, ¿iban a usar sus habilidades físicas superiores para tomar el control?

—Es lo que has dicho, Leticia. —Zaunas respondió. Sus ojos brillaban con alabanza afectuosa por sus maravillosos subordinados. Para Zaunas, Leticia tenía la misma edad que su nieto habría tenido si no hubiera sido asesinado en el campo de batalla—. Por supuesto, no podemos derrocar el palacio, pero bueno, eso no es un problema. Nuestro objetivo no es Su Alteza el Emperador.

—¿Entonces qué quieren?

—¡La erradicación de la podrida orden de caballeros y la nobleza!”

Esas palabras tenían una intención fuerte… y odio.

—Mira ante ti. Los caballeros de esta escuela son como huevos. ¡Los caballeros que se espera sean los futuros escudos del imperio están en un estado desastroso! —Apretando su puño cerrado, Zaunas apretó los dientes mientras forzaba esas palabras—. Mis hijos y nietos sacrificaron sus vidas combatiendo demonios y monstruos. Mis subordinados, para proteger a su familia y a sus seres queridos, murieron en el campo de batalla para protegerlos.

¿Pero para qué?

La orden de caballeros que les había ordenado la muerte estaba dominada por la nobleza, nobleza que había vivido revolviéndose en extravagancia mientras innumerables caballeros y soldados morían. Mientras los orgullosos y nobles guardianes del imperio se cubrían de sangre y suciedad, ellos se sumergían en la fragancia de las mujeres, mientras que sus bocas disfrutaban de licor y manjares que normalmente sólo se podría probar una vez en la vida. Esas bocas eran las mismas que ordenaban la muerte de esos guardianes.

Por el bien de los que murieron protegiendo al pueblo del imperio, debo erradicar la corrupción. Para que esos guardianes y la gente puedan dejar este mundo en paz. Eso es todo.

—Ahora, la capital imperial Simurgh se ve afectada por la barrera de sellado mágico a gran escala. Los caballeros nobles que confían en la magia no son rival para mis subordinados.

Los subordinados de Zaunas podrían tomar el control de la escuela, obviamente, pero también los cuarteles de la orden de caballeros y la corte imperial. Unas cuantas personas de la orden de caballeros de la capital fueron enviadas a la misión de eliminación. A partir de ahora, los subordinados de Zaunas del fuerte empezarían su ataque sorpresa. Con su magia sellada, todos en cada grupo tendrían que luchar con su propia fuerza y capacidad de liderazgo. En comparación con los caballeros y nobles que vivían en paz lejos de la batalla, Zaunas y sus subordinados, que habían sobrevivido a constantes luchas, no se quedarían atrás. Era sólo cuestión de tiempo hasta que tomaran el control de todas las instituciones críticas de la capital.

—Hasta que la capital este en la palma de mis manos, solo debes quedarte sentada aquí obedientemente.

—Entiendo bien cómo se siente. Simpatizo con usted. Sin embargo, aquí mismo, entre ellos, también hay gente que sinceramente creen en convertirse en caballeros y proteger al imperio.

—¿Como tu maestro? —Zaunas se puso frente a Leticia con una suave sonrisa—. Estás hablando del cadete Wynn, ¿verdad? Sé de lo duro que trabaja, pasando todos los días estudiando y entrenando. Sin embargo, si todavía estuviera vivo, no podría convertirse en caballero.

—Caballeros aprendices y algunos cadetes de caballeros están llevando a cabo la misión de eliminación cerca del fuerte donde está una de las instalaciones mágicas de la barrera. ¿Qué pasará con los que participaron en la misión?

A esa pregunta, Zaunas cerró los ojos.

—Incluso si son estudiantes, por lo menos pueden usar espadas y magia, para que puedan llegar a ser obstáculos para nuestra meta.

—Ya veo… Leticia soltó un pequeño murmullo, mientras lentamente buscaba la espada en su cintura.

La espada dejó escapar un ligero resplandor, a pesar de estar dentro de la barrera de sellado mágico, mientras dejaba escapar una fuerte atmósfera de intimidación. Era la espada sagrada dotada por la diosa Anastasia.

—Que increíble~ para que sea capaz de moverse incluso desde dentro de nuestra barrera… Atemorizante. Verdaderamente espantoso. —El demonio de la capucha negra actuó exageradamente con fingida sorpresa, escondiéndose tras la espalda de Zaunas.

Si se tratara de una existencia normal, estar dentro de la formación de barrera de las siete capas haría que todo su cuerpo se sienta pesado, incapaz de moverse. Sin embargo, los movimientos de Leticia desafiaron a la naturaleza misma.

—Aun así, estando atrapada dentro de la barrera, no serás capaz de derrotar a este general. —Cackling, miró a Leticia desde atrás de Zaunas—. Con tu amado maestro entre los muertos, ¿podría ser que te enojaste?

El valiente, cuyo maestro fue asesinado, volvía su fuerza hacia los cabecillas y los nobles que la rodeaban. Entonces, incluso si el plan fallara, la caída de los nobles aún tendría éxito.

Al principio él y sus subordinados iban a llevar a cabo este plan. Con las modificaciones sugeridas por el demonio de negro, el Valiente seguramente sería criticado en los siglos venideros. Además, las otras naciones también acumularían críticas al mismo imperio que habría despertado la ira del Valiente. Si el imperio se debilitaba, podría ser invadido, Sin embargo, con el poder del imperio disminuyendo rápidamente, caería en la ruina de una forma u otra. Con eso frente a ellos, era necesario purgar el corazón del país. Por esa razón, muchos de los que estaban cerca de la frontera, que habían recibido la educación de Zaunas, trataron de mantenerse sin involucrarse. Tendrían que ganar tiempo hasta que el corazón del país hubiera sido purificado y reformado.

—Fui yo quien entregó la orden para matar a tu maestro, el cadete Wynn.

Sin embargo, en respuesta a las palabras de Zaunas…

—Jeje…. Ajajaja. La fría expresión de Leticia se rompió en una súbita risa. El asesino aire de intimidación que ella emanaba también desapareció, y la persona que seguía riendo era sólo una bella dama.

De repente, al ver al valiente riendo, los niños que lloraban de miedo, dejaron de llorar por la sorpresa, y la miraron.

—¿¡Que es tan gracioso!? —Asombrado mirando a Leticia detrás de Zaunas, el demonio de la capucha negra se inclinó más lejos con ligera irritación en su voz.

—Jaja… Barrera de sellado mágico, ¿verdad? Ciertamente, los nobles y los demonios serían afectados. En realidad, puesto que eres un demonio, ni siquiera puedes sentir un fuerte poder mágico. —Leticia habló con diversión.

—Oigan, todos ustedes. ¿Han oído los títulos que me dieron como el Valiente?

—¿Eh…?

Casualmente dándose la vuelta con un rostro sonriente, preguntó a los niños desconcertados.

—Oye, oye, ¿te has vuelto loca por el shock?

—¿Por qué el cambio repentino, Leticia?

Sin embargo, Leticia ignoró a Zaunas y al demonio de capucha negra, agachándose hacia los estudiantes.

—Umm… ¿“La existencia más cercana a Dios” y “Princesa de la Espada Divina”?

Un chico de diez años se encontró con su mirada, y respondió con un leve rubor.

—Sí, eso es correcto. “Princesa de la Espada Divina”.

Leticia sonrió cálidamente al muchacho, luego se levantó lentamente.

—Señor Zaunas, la razón por la que llamo al Caballero Cadete Wynn mi Maestro, ¿sabe por qué? —De nuevo, la voz de Leticia se volvió fría mientras hablaba con Zaunas.

—Si recuerdo bien… oí que, como amigos de la infancia, ¿aprendiste el arte de la espada de él?

—Sí. Sin embargo, ¿pensó que yo lo llamaría Maestro por eso?”

Lentamente, Leticia se volvió. Ella sostuvo la hoja que mató a un señor demonio, la “Hoja del Espíritu Sagrado, Hoja Eluna”, en su mano derecha delante de ella.

—El apodo “Princesa de la Espada Divina” me fue dado por el Santo de la Espada Raúl Orto Lyon, cuya fuerza está muy lejos de la mía. —Cerró los ojos y sonrió de nuevo.

En cuanto a Zaunas, aunque ella era una muchacha que estaría alrededor de la edad de su nieto, inconscientemente quedó fascinado con su belleza. Más bien, no fue sólo Zaunas. El aula se quedó en silencio por la voz tranquila de Leticia, incluso el demonio de la capucha negra, como si estuviera fascinado por la atmósfera de Leticia.

—Hace cuatro años, cuando empecé como el valiente, él nunca había sido derrotado, ni siquiera una vez. Más que…

Abriendo de nuevo los ojos, se enfrentó a Zaunas. Ella bajó su espada, su mano derecha colgaba a su lado. Se suponía que el efecto mágico de la Barrera de las Siete Capas hacía que todo el cuerpo se sintiera atado por cadenas, pero se movía tan ligeramente como si no la sintiera. Sus movimientos eran naturales. Entonces, Leticia mostró la sonrisa de una chica enamorada. Cualquiera estaría indudablemente sorprendido y encantado por esa sonrisa.

—Contra mí. Una sola persona, sin magia, contra la que no podría ganar. Incluso ahora, yo ganaría solo si usara magia. Por eso, lo llamo… a Onii Chan… maestro.

 

Locke bajó la cabeza, mirando hacia el suelo. El vice-capitán decidió atacar con un golpe en la cabeza para reducir el sufrimiento, pero de repente, mostró una expresión de perplejidad. Fue porque los hombros de Locke estaban temblando ligeramente.

—Ja, jajaja… —Con el brazo izquierdo herido, Locke soltó una risa seca—. Con el objetivo de ganar tiempo, eh… Ciertamente, nuestros objetivos diferían un poco, pero…

—¿Qué sucede? ¿Tienes alguna última palabra? Es el fin para ti. ¿Quieres que la escuche?

—Bueno, no… —Locke siguió riéndose—. Sólo entendía el dolor. Para ver ese cambio, realmente es un monstruo—. Locke levantó la vista.

—Como se esperaba del Maestro del Valiente. —En su mirada estaba…

—¡Vice-capitán!

Su subordinado le advirtió urgentemente.

—¿¡Qué!? —Cuando miró a sus espaldas, vio a alguien imitando a un caballero que se acercaba mientras dejaba salir una cantidad explosiva de intento asesino. Con cualquier poder mágico sellado, la magia de fortalecimiento corporal debería haberse disipado. Sin embargo, esa velocidad superaba con creces a Locke… No, a la velocidad de cualquiera—. ¿¡Qué… qué es esto!? —Se dio la vuelta y blandió su espada contra Wynn, que se acercaba a una velocidad increíble, pero debido a su asombro, su movimiento era demasiado amplio. Debido a eso, la espada de Wynn se hundió en el costado derecho de su torso virtualmente indefenso.

—¡Vice-capitán!

Con una expresión incrédula en su rostro, se dio la vuelta para mirar a Wynn, que había pasado corriendo de él. Wynn se paró frente a Locke, arrodillado, con la espada de caballero lista. El vice-capitán abrió y cerró la boca dos veces, tres veces, luego cayó hacia delante.

—¡Bastardo!

Los otros dos caballeros que habían neutralizado a los estudiantes se enfurecieron y lo atacaron. Una persona bajó la espada en ataque, mientras que la otra usó una estocada. Sin embargo…

—¿Huh?

—¿Desapareció?

Wynn se dejó caer, esquivando el corte y se lanzó alrededor del lado izquierdo del caballero atacante, usando el punto ciego del escudo, y luego le dio una patada.

—¿¡Uwah!? —El caballero que fue pateado salió volando hacia el otro, destruyendo las posturas de ambos. Tomaron sus espadas que habían caído al suelo, y cuando se volvieron, la espada de Wynn decapitó al caballero.

Wynn saltó sobre el cadáver, que chorreaba sangre al caer, y se acercó al último caballero sobreviviente.

—¡Mierda, mierda!

Con una postura incómoda, y sin fuerza en su espada, la espada de Wynn destelló. Se clavó en la base de su cuello.

Anterior | Índice | Siguiente

3 comentarios: