jueves, 24 de mayo de 2018

Erogenous Beauty Salon by Succubus Girls Teaser Capítulo 1


Erogenous Beauty Salon by Succubus Girls
Teaser Capítulo 1



(Para ponerlos un poco en sintonía, esta novela es R-18, con bastantes toques de Femdom y S&M.
Si les gusta como va esta novela, no olviden comentármelo abajo para saber si seguirla o no.
También, dar gracias a Yuma Tomoyo, que fue quien me recomendó esta novela.
Además decir, este no es el capítulo 1 completo, es solo un fragmento, por eso lo de teaser.)



"Oh, Dios. ¿Eso realmente te pasó? ...Pobrecito. Sé cómo debes sentirte, Koshigaya Kazuki-san."

La mujer de pelo negro que dijo eso miró a Kazuki con simpatía en sus ojos y una suave y relajante sonrisa en sus labios.

(¿Por qué estoy aquí diciéndole a esta persona sobre eso?)

"Aquí" era un gran café construido en el mejor terreno cerca de la estación de tren.

"Eso" era ser rechazado por la amiga de la infancia que conocía desde hacía mucho tiempo.

Y "esta persona" era una mujer joven que había conocido tan recientemente que ni sabía su nombre.

(En realidad, sé su nombre...)

Miró a la tarjeta de visita que ella le había puesto antes en la mesa. Eso daba su nombre.

(Sakuma Karen-san...edad desconocida.)

Dicho esto, parecía tener veintitantos años y ser absolutamente mayor. Con el aire que desprendía hacia el chico, él podría haber aceptado que ella tenía treinta y tantos años, pero con la visible piel joven debajo de su delgado maquillaje, podría haber pasado por una adolescente.

(Supongo que eso viene con el trabajo... es esteticista después de todo.)

Si su aspecto no cumplía con un cierto estándar, no podría ganarse la confianza de sus clientes de que podía proporcionarles belleza. En ese sentido, tenía el aspecto perfecto para una esteticista.

Su largo y ondulado cabello negro estaba desgastado y un solo hermoso mechón colgaba sobre un ojo como un acento. Sus ojos estaban algo inclinados, pero eso no le daba en absoluto una mirada severa. Las esquinas de sus ojos caían amorosamente hacia abajo, por lo que parecía más cariñosa que nada.

Su piel blanca casi transparente se veía como la porcelana y contrastaba su pelo negro. Pero sus labios eran femeninamente grandes y Kazuki no podía apartar la vista de su interminable sonrisa. El pequeño lunar junto a su boca era extremadamente sexy y él sintió que su cuerpo se calentaba después de mirarlo durante unos segundos.

"¿Pasa algo?"

"———¡! N-no, no se preocupe por eso... ha, ha ha ha…”

Karen se fijó en su mirada e inclinó la cabeza. El gesto parecía totalmente natural en vez de intencionadamente tierno, por lo que aparentemente no sabía porque Kazuki la estaba mirando. Él intentó reírse y ella respondió con una sonrisa y cruzó las piernas por debajo de la mesa.

(...Esas piernas debajo de la mesa...)

Su amiga de la infancia había rechazado su petición de empezar a salir, él había caminado aquí aturdido, se había sentado igualmente aturdido hasta que se le había enfriado el café... y luego ella le había llamado. Pensó en ese momento.

La mujer llevaba una minifalda apretada y un aroma femenino salía de todo su cuerpo. La blusa debajo de la chaqueta estaba muy hinchada en el área del pecho. Su tamaño era lo suficientemente grande para que los botones estuvieran tensos. Si ella desabrochaba sólo un botón más, el escote blanco sería revelado e incluso podría ser capaz de ver sus areolas. Imaginando eso, le provocaba una palpitación caliente en la parte inferior del estómago y el deseo masculino ya le ardía en los pantalones.

Los muslos brillantes visibles debajo de su minifalda eran lindos y rellenos, y eran tan atractivos que quería abrazarlos. Llevaba medias finas sobre las piernas y él ya había confirmado que había ligueros visibles en sus muslos dentro de la ajustada minifalda.

Sus caderas estaban posicionadas altas y ella no se veía mucho más alta que él, pero tenía las proporciones de una modelo. Debían tener diferentes alturas de asiento porque la joven lo miraba desde una posición algo más baja mientras inclinaba la cabeza. Esa visión tuvo un gran efecto en él.

(Oh, demonios.... ¿Estoy dejando que esto suceda justo después de ser rechazado...?)

Toda la sangre en su cuerpo latía y fluía sin parar hacia su entrepierna. El dulce aroma que flotaba en el aire hacía que su nariz se moviera y olfateara.

"¿Kazuki-san? ¿Estás bien?"

"¿Eh...? ¡Oh, sí! Estoy bien, lo siento... Es sólo que... primero la preocupo dejando que algo tan tonto me deprima y luego hablo y hablo de ello..."

Respondió disculpándose, pero Karen agitó la cabeza y sonrió.

"¿Así que Kazuki-san… Podrías decirme por qué esta amiga de la infancia de la que te quejas decidió rechazarte? Eso podría hacerte sentir mejor.”

"...supongo. Aunque es un poco vergonzoso."


Él conocía a Sudou Juri desde que tenía memoria, así que al menos durante una docena de años.

Habían nacido en familias vecinas, así que habían estado juntos en el jardín de infantes, en la escuela primaria y en la escuela actual durante el año que habían estado allí. Su relación no había cambiado mucho durante todo ese tiempo. Sonaba lindo decir que se llevaban bien, pero sólo se llevaban bien en el nivel de los niños de kindergarten y primaria.

(Sí, necesito una oportunidad. Si tuviera la oportunidad de cambiar las cosas entre nosotros.)

Kazuki estaba seguro de que se acercarían aún más si eso sucedía. No sabía cómo se sentía Juri, pero no había forma de que le desagradase. Visitaban las habitaciones del otro, sus padres eran amigos, y todos a su alrededor los trataban como si ya fueran pareja.

Es cierto que tenían sus diferencias. Él sólo era bueno en deportes y tenía malas calificaciones, mientras que ella era una estudiante estrella que sobresalía en ambos, pero ella lo ayudaba con sus estudios incluso cuando se quejaba de ello.

"Espera, ¿estás escuchando? ¡Kazuki!"

"¿¡Whoa!? Ah, lo siento... no estaba escuchando."

Sus pensamientos fueron cortados por una voz fuerte que sonaba en su oído y miró a su alrededor con una mirada frenética en su cara. Una linda chica con una cola de caballo oscilante le miraba con una mirada irritada en su cara.

"Si no recuerdas... fuiste tú quien pidió ayuda porque corrías el riesgo de necesitar clases suplementarias."

"Sí, fui yo... Así que esta vez te escucharé.”

Hizo una respetuosa reverencia con su respuesta, por lo que Juri suspiró antes de volver a sentarse a un lado de la mesa que estaba a su lado. Ese movimiento hizo que su gran busto se moviera, inspirando la lujuria de Kazuki.

(...Dios, ¿qué pasa con esas ropas? ¡Son demasiado cortas!)

Ella llevaba tela lo suficientemente fina como para ver cada sacudida de sus pechos. Era lo suficientemente gruesa como para no estar seguro de si podía llamarla transparente, pero aun así podía ver fácilmente el contorno de su cuerpo. Sus caderas apretadas, sus amplios pechos y su trasero de aspecto suave rebosaban de un encanto femenino que no suele encontrarse en las colegialas.

Y debido a la primavera inusualmente cálida, su traje no tenía mangas. Eso le dio vislumbres de sus axilas y de los tirantes de su sostén. Él acababa de decir que esta vez escucharía, pero el enfoque y la mirada de Kazuki ya estaban dirigidos hacia el atractivo de Juri y su corazón martillaba en su pecho.

"¡¿Cuántas veces tengo que decirte que escuches?!"

"¿¡Obh!?"

Ella le puso una goma de borrar en la cara y él sintió dolor en la nariz. Vio a Juri dándole una mirada más aguda que antes mientras señalaba con la punta de un portaminas hacia él.

"¿Eres completamente incapaz de concentrarte? Parece que no sigues sin poder dejar de mirarme... ¿Qué, estás enamorado de mí o algo así?"

La sonrisa traviesa en sus labios mostraba que sólo se burlaba de él. Probablemente ella no se había dado cuenta de sus sentimientos, así que ¿qué pasaría si él los revelara ahora?

(...Oh, ya lo tengo... Esta es la oportunidad que quería...)

Los ojos de Kazuki se abrieron de par en par al sentir que había sido golpeado por una revelación divina. Ellos estaban solos en su habitación, ella acababa de preguntarle sobre sus sentimientos, y llevaba ropa muy corta como si tratara de tentarlo. Todo eso le dio a sus sentimientos un empujón extra, así que abrió los labios.

"...Sí, lo estoy."

"Bromea— …¿qué?"

Para romper el largo silencio, Juri empezó a hablar en broma, pero su respuesta coincidió con ella. Sus ojos se abrieron de par en par y sus mejillas se sonrojaron.

"¿Qué acabas de decir...?"

"Dije... que lo estoy. Yo... te amo, Juri. ¡Lo he hecho por mucho tiempo!"

Él se inclinó sobre la mesa y la miró fijamente a los ojos. Sin embargo…

"————Ah...Oh, ya veo..."

A pesar de sus expectativas, su respuesta fue pesada y llena de dudas.

(Espera... ¿eh? No.… no me digas...)

Los nervios le llenaban el corazón. Al mismo tiempo, recordó las diferencias entre ellos. Era verdad que había chicos más guapos en su año que eran buenos tanto en deportes como en lo académico, igual que ella. Tenía sentido que ella se enamorara de uno de ellos en vez de él.

"Uh...u-um, Juri..."

"¡Lo siento! Espera un momento. Te... te daré una respuesta.”

Trató de suavizarlo, pero ella le cortó el paso. Y después de unos segundos de silencio, que parecía mucho más largo, finalmente contestó.

"Lo siento... Um, aprecio el pensamiento, pero... no creo que eso funcione..."

Sintió el choque y el dolor de una sartén en la cabeza y también se sintió como si un cuchillo le hubiera atravesado el corazón. Aun así, se las arregló para hacer una pregunta mientras sostenía su dolorida cabeza y corazón.

"Por qué... sería una pregunta extraña... supongo. Pero si hay una razón, ¿podrías decirme...?"

"Hmm... No hay nada específico. Solo no se siente bien..."

Ella no le dio mucha respuesta, pero debió sentirse mal por eso, porque respiró hondo, miró directamente hacia él y habló de manera digna.

"La forma en que me miras a veces... realmente me asusta."

"...yo... yo... no.… eso es..."

"Tu voz tiembla... Sabes de lo que hablo, ¿no?"

Señaló lo nervioso que estaba y le miró a los ojos.

(¿Hablas en serio? ¿Juri se daba cuenta?)

Era cierto que a veces... no, con bastante frecuencia la miraba de una manera sexual como antes. Incluso se masturbaba pensando en ella, así que sabía que era tan horrible como ella decía.

Y era consciente de que su deseo sexual era mucho más fuerte que el de los otros chicos de su edad. Así que cuando su amiga de la infancia le indicó que sabía que él la había tratado como un objeto sexual, sintió vergüenza junto con el pánico y el miedo de que ella lo sabía.

"...pero sigues estando bien... ¿estando a solas conmigo en mi habitación?"

"Bueno, puede ser aterrador... pero no creo que realmente me hicieras nada."

Eso también era cierto. Era tan razonable y moral como la persona promedio. Y lo que es más importante, no quería hacer nada que pudiera herir a Juri. Así que él no se forzaría a sí mismo en ella ni sería tentado por ningún acto criminal.

Sin embargo, ella lo había rechazado... porque él la asustaba.

"...Entonces tendré más cuidado de ahora en adelante. Y.… juro que te trataré bien..."

Sabía que esto era patético y que debía saber cuándo dejarlo, pero aun así le suplicó. Pero ella sacudió insensiblemente la cabeza, volvió su cara sonrojada hacia un lado, y señaló algo.

"Um, bueno... es un poco difícil de creer con esa tienda en tus pantalones..."

"—————¿Eh?"

Definitivamente estaba apuntando a su entrepierna. Específicamente, ante el abultamiento lascivo que mostraba claramente la forma de la erección que había crecido mientras la miraba con perversión.

"¡No.… no te lo tomes a mal! ¡Lo digo en serio!"

Sin pensarlo, él tomó el brazo de ella e intentó agarrárselo. Juri debió reaccionar bruscamente a esa acción porque tiró de su brazo hacia atrás con una increíble velocidad de reacción.

"¡Dah! ¿Cuál es la manera correcta de tomar eso? No me to—... ¡Kyah!"

Las caderas de Kazuki se elevaron mientras agarraba su codo en retirada, por lo que fue empujado hacia delante y perdió el equilibrio. Al mismo tiempo, ella no podía tirar de su cuerpo hacia atrás debido a la mano de él en su brazo y cayó sobre su trasero. El impacto hizo que una librería cercana se tambaleara y luego algo cayó sobre ellos.

"Ow ow... ¿¡Espera, Kazu...ki!?"

"Ngh...nnh..."

Los objetos golpearon directamente tanto a Kazuki como a Juri, pero él encontró su visión totalmente bloqueada tras la caída y no pudo ver lo que eran. Además, le costaba mucho respirar y su rostro estaba rodeado de un olor extrañamente cargado y una suave sensación.

"~~~~~~~~~~~~¡¡!! ¡Muere, pervertido!"

"¿¡Augh!?"

Fue golpeado por lo que pudo haber sido una patada. Todavía no tenía ni idea de lo que había sucedido, pero un tremendo golpe le dio en el estómago y fue derribado sobre su espalda. Al mismo tiempo, Juri se puso de pie, tomó sus cosas y salió corriendo de la habitación.

"¡Espera...Juri...wah!"

Se sostuvo el estómago mientras se ponía de pie y miraba alrededor de la habitación. Sólo entonces se dio cuenta de que los DVDs para adultos y los estuches de plastico estaban esparcidos por todas partes donde Juri se había derrumbado en lugar de apilados encima de la librería. Los géneros eran demasiados para enumerar: pechugona, colegiala, hombre abusador, mujer abusadora, prostituta, etc. Él estaba sinceramente impresionado por su propia colección.

"¡Espera, no es momento para eso! ¡Hey, por favor espera, Juri!"

Ella salió frenéticamente de su habitación y él trató de alcanzarla.


"Ya veo... Pero la perdiste de vista, ella no había regresado a casa... y saliste a la ciudad a buscarla."

Karen tomó un sorbo de té para mojar su garganta.

"Sí, eso lo resume todo. Pero... es mediodía del fin de semana, así que está tan lleno..."

Él, por supuesto, había intentado llamarla por celular, pero ella no contestaba. No tenía ni idea de adónde ir, así que había entrado en este café y Karen había hablado con él justo cuando él había terminado de trabajar con sus sentimientos.

"Pensé que usted estaba tratando de reclutarme para algo raro... como una secta."

"¿Oh? ¿Pero una esteticista está bien?"

La amabilidad de la sonriente mujer le había ayudado a salir de sus preocupaciones y ella había aliviado un poco su estado de ánimo desesperadamente deprimido.

"Ha ha. No necesariamente... pero, Kar-... Sakuma-san, el lugar donde trabajas es visible justo allí. Es bastante conocido."

Señaló la ventana de MONM, el salón de belleza en el que ella trabajaba. Tenía un tacto limpio pero grandioso, así que se podía decir que era un salón de lujo.

"Es cierto. Es porque tantos clientes usan nuestros servicios que podemos mantener nuestro salón en la calle principal cerca de la estación.”

"Es increíble. ¿Y usted es la esteticista jefe allí? ... ¿Se pronuncia Mon-em?"

"Sí. El MON significa 'mi' y el M puede significar mademoiselle, madame, o monsieur. Cualquiera que sea, es para mostrar el deseo del fundador de dar la bienvenida a nuestros valiosos clientes.”

Ella usó la respuesta de una manera que demostraba que ella había dicho esa línea incontables veces en el salón. Se tomaba su trabajo de esteticista lo suficientemente en serio como para explicarlo por reflejo, así que Kazuki se sintió mal por pensar que era de un culto superficial o vendedora de frascos.

Él inclinó la cabeza para disculparse, pero ella le hizo un gesto con la mano y le hizo levantar la cabeza.

"Hee hee. No me importa. Cuando alguien habla con una persona en tu estado, usualmente es alguien diabólico tratando de aprovecharse de las debilidades de los demás, así que no puedo culparte.”

"No, dije 'No estoy interesado en lo que esté vendiendo' cuando se acercó a mí por primera vez. Um... esto probablemente no es suficiente para una disculpa, pero por favor déjeme pagar su bebida."

Él tomó la cuenta de Karen, pero sus delgadas y blancas yemas de los dedos le acariciaron suavemente la mano, como para calmarlo.

"—————¡! Ah... ¿um, Sakuma-san...?"

"Puedes llamarme Karen. Y lo que es más importante, quiero saber más de ti, Kazuki-san.”

Sus labios grandes y sonrientes se movieron lentamente para formar las palabras y su atención se centró naturalmente en ellas en vez de en las puntas de sus dedos. Una vez que él soltó la cuenta, ella asintió con la cabeza, tiró de su brazo hacia atrás y entrecruzó ligeramente sus dedos delante de sus senos que estaban descansando sobre la mesa.

"Pero no podría aburrirla con más de mis tonterías..."

"Hee hee. ¿Y si te pido esto como disculpa? Me estoy tomando un descanso y tengo tiempo para matar... así que te agradecería que me ayudaras a llenarlo. ¿De acuerdo?"

La linda forma en que inclinó su cabeza sobre esa última palabra llenó a Kazuki de éxtasis y no pudo decir que no.

"Muchas gracias... Ahora. Veamos." Karen le dio las gracias y comenzó a hablar mientras se acomodaba en el sofá. "Esta amiga de la infancia... Juri-san, ¿no? Ella dijo que la asustas, pero si me preguntas, es perfectamente normal que un chico se interese por las chicas de esa manera y que junte videos y juegos sucios.”

"Ah... bueno, sí... Pero ¿no es así solo como los chicos ven las cosas?"

Lo tomó desprevenido su repentina declaración, pero de alguna manera se las arregló para responder. Eran los chicos quienes decían que eso era normal para los chicos y, ya sea que fuera normal o no, las chicas adolescentes probablemente tendrían miedo hasta cierto punto cuando tuvieran esos sentimientos dirigidos hacia ellas.

Pero Karen agitó la cabeza, se inclinó hacia adelante para acercar la cara y sonrió.

"Me gusta ese tipo de... chico sucio. De hecho, no los tendría de otra manera.”

En el momento en que escuchó esas palabras, todo su cuerpo comenzó a sentir un hormigueo como si hubiera una corriente eléctrica corriendo a través de él. ¿Qué chico no se excitaría cuando una joven tan sexy dijera algo tan seductor? Reveló su excitación al tragar, pero fiel a su palabra, a Karen no pareció importarle su comportamiento. De hecho, ella parecía complacida y le dio una mirada seductora y acalorada.

"Puede que esta no sea la forma más educada de decirlo... pero ¿sería correcto decir que estás lleno de un deseo sexual tan poderoso que ahuyenta a las chicas de tu edad?"

"Gh..."

Ella habló educadamente, pero esa fue una pregunta dura y la amargura cubrió su rostro.

"Bueno, sí... Yo diría que el mío es bastante poderoso..."

"¿Cuántas veces al día lo haces? Oh... y sabes de lo que estoy hablando, ¿no?"

"...Probablemente... 3 veces... al menos."

Una mujer increíblemente hermosa le estaba haciendo el tipo de preguntas que se encuentran en las entrevistas pornográficas. Él estaba confundido sobre lo que estaba pasando, pero de alguna manera se las arregló para responder con calma. La inimaginable situación puede haber adormecido sus sentidos.

"Wow ¿Ese 'al menos' significa... que a veces es más?"


8 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Ni idea de por qué no se veían, pero ya deben estar arregladas.

      Eliminar
  2. Gracias por la traduccion,parece interesante

    ResponderEliminar
  3. No pos....si la sigues por mi no hay problema xD
    Ademas hace mucho no tenia dosis de rikura :v

    ResponderEliminar
  4. Esto está muy bueno , agradecería que subiera el capítulo completo

    Y gracias

    ResponderEliminar