domingo, 23 de septiembre de 2018

Mixed Bathing Vol. 4 Baño de Descanso - Donde Residen los Recuerdos


Mixed Bathing in Another Dimension

Volumen 4

Baño de Descanso - Donde Residen los Recuerdos


Esta era una historia de hace unos años, antes de que Touya fuera convocado a otro mundo.

La luna bañaba el edificio de apartamentos con una luz azul. A primera vista parecía un apartamento de clase alta, pero las paredes descoloridas no podían ocultar la antigüedad del edificio. Touya había estado viviendo en este edificio de apartamentos en un tranquilo barrio residencial en ese momento. Sus padres aún no habían regresado del trabajo, así que en este momento sólo estaban él y su hermana menor.

“...¿Qué estás haciendo, Yukina?”
Touya salió del baño para encontrar a Yukina, que había terminado de bañarse antes que él, de pie desnuda frente al televisor. Estaba sosteniendo una toalla de baño contra sí misma, pero sólo la cubría por delante, así que su espalda pálida y su trasero estaban a la vista. Touya miró instintivamente para asegurarse de que las cortinas estaban cerradas, como lo estaban, suspiró aliviado.

“¡Oye, Touya, mira esto!”

“Puedo verlo, así que sécate el pelo y ponte algo de ropa primero.”

Su cabello, que todavía era negro en ese momento, estaba húmedo. Touya le frotó el pelo con una toalla mientras veía la televisión, que estaba transmitiendo la cobertura de las noticias locales sobre el peculiar partido deportivo de una escuela. Terminó de secarle el pelo y se sentó en el sofá. Yukina mantuvo los ojos pegados a la televisión mientras se ponía un par de bragas.

“Es tan lindo~♥”

“Mhmm... lo es.”

Una colegiala está siendo entrevistada en la pantalla. Sí, los ojos de Yukina estaban pegados al uniforme escolar que llevaba la chica.

“Ojalá pudiera usar eso ya...”

“El año que viene. Estoy seguro de que te quedará muy bien.”

Ella entraría en la secundaria la próxima primavera y difícilmente podía contener su emoción de poder usar el uniforme escolar. Terminó de ponerse su pijama rosa favorito y luego saltó al regazo de su hermano mayor.

“Sabes, voy a hacer muchos amigos en la secundaria.”

“Así es, asegúrate de llevarte bien con tus compañeros y miembros del club.”

“Y luego, y luego, ¡voy a ir de compras con mis amigas de camino a casa desde la escuela!”

“Te van a gritar si te ven haciendo el tonto con el uniforme.”

“Oh, sí.”

Yukina se acostó en el sofá usando el regazo de Touya como almohada, enumerando todos sus sueños futuros con una amplia sonrisa. No había podido asistir a la escuela primaria debido a su débil constitución, que a menudo la llevaba al hospital. Por eso estaba trasladando todas sus metas a la escuela secundaria. Para ella, el uniforme escolar no era sólo un uniforme, sino que simbolizaba la escuela secundaria misma.

Yukina continuó hablando de todas las cosas que quería hacer, Touya sonreía y asentía todo el tiempo, y finalmente empezó a callarse. Estaba haciendo todo lo posible para poner un ánimo enérgico, pero estaba enferma y tenía poca resistencia.

“...Vamos a llevarte a la cama.”

“...Ok.”

Touya le acarició el pelo y la tomó como princesa a lo que parecía estar demasiado acostumbrada. Yukina envolvió sus brazos alrededor del cuello de Touya para mantener el equilibrio.

“Oye, Touya...”

“¿Qué pasa?”

“Cuando llegue mi uniforme escolar, me aseguraré de que seas el primero en verme con él.”

“Estoy deseando que llegue. Estoy seguro de que te verás linda.”

“Sí, me voy a mejorar, así que juguemos juntos cuando eso suceda.”

“¿Piensas salir con el uniforme de la escuela?”

“Está bien mientras no vayamos lejos, ¿verdad?”

“...Bueno, ese no debería ser un problema.”

Caminaron a la cama mientras intercambiaban bromas casuales.

“...Después de eso, Yukina entró y salió del hospital varias veces. Hizo todo lo que pudo, pero justo antes del comienzo de la secundaria...”

“Así que eso es lo que pasó...”

“Sniff...”

“Esa pobre chica...”

Ahora de vuelta en el presente, donde Touya seguía practicando su magia. Clena y los demás le habían preguntado a Touya qué clase de chica era su hermana pequeña durante el descanso, así que rememoró sus recuerdos juntos, y luego Roni y Rakti rompieron a llorar. La siempre silenciosa Rium y Clena, que las miraban atónitas, también parecían tener lágrimas en los ojos. Tuvieron reacciones diferentes, pero todos compartían el mismo deseo de rescatar a Yukina.

“Quiero traer a Yukina de vuelta y concederle su sueño de llevar ese uniforme escolar.”

“No sé lo que es un uniforme escolar, pero si es algo así como un vestido, entonces sé cómo se sentía tu hermanita.” Clena se cruzó de brazos y asintió. Ella debe haber compartido una experiencia similar en el pasado.

“¿Así que ahora lo entiendes?”

“Sí, te ayudaré. ¡Hagamos realidad el sueño de tu hermana pequeña!”

“¡Gracias, Clena!”

Clena extendió su mano, que Touya agarró firmemente. Y entonces él siguió: “Y si ella quiere ir de compras con sus amigas, entonces todas necesitarán sus propios uniformes escolares... ¡así que les pido a todas ustedes, por favor, que usen uniformes escolares!"

“¡Sí, por supuesto que lo haremos!”

Roni fue la primera en subirse al bote, luego Rakti y Rium también tomaron la mano de Touya. Por último, no hace falta decir que todos los ojos estaban puestos en Clena. Se puso roja cuando todas las miradas expectantes apuntaron en su dirección, y luego apartó los ojos durante un rato hasta que finalmente murmuró suavemente, “...Lo pensaré.”

En respuesta, Touya y Roni intercambiaron un pulgar sin palabras hacia arriba. Después de eso, Clena se enojó e intensificó el régimen de entrenamiento de Touya, pero esa era una historia para otra ocasión.


1 comentario: