lunes, 11 de febrero de 2019

Charging Magic with a Smile Arco 17 - Final

Charging Magic with a Smile



Arco 17. Capítulo 160 - El sello de la sonrisa


Encima de una colina a corta distancia del Castillo del Rey Demonio.

Originalmente había sido una llanura plana, hasta que usé mi DORECA para modificar el terreno.

La colina no era tan grande como para un castillo, en su lugar, solo era lo suficientemente grande como para poner una residencia normal.


Encima de la colina había una sola cosa. Una tumba.

Una singular baldosa de piedra erigida en medio de este gran y amplio espacio.

Una tumba para seiya.

Seiya, quien había muerto cuando el verdadero Dios Demonio lo asesinó de un golpe.

Me paré ahí mirando su tumba.

Un solitario par de pisadas interrumpió el silencio de este cementerio privado.

[Akihito-san.]
[….Es usted, ¿eh?]

La Diosa venía caminando.

Ella seguía sin sus poderes, pero había recuperado su memoria.

Se veía exactamente igual a cuando me trajo a este mundo. Simplemente caminó hasta mi lado y miró la tumba de Seiya.

[Así que aquí estabas.]
[Sí.]
[Se acabó.]
[Sí. No creo que él vaya a resucitar otra vez.]
[No, no lo hará. Seiya-san…. Solo llega hasta aquí. Sí aún tuviera mis poderes, entonces podría haber sido capaz de devolverlo a su mundo anterior.]
[Es mejor que no lo haga. Si es el Seiya actual, entonces no se podría mezclar con ese otro mundo. Él está demasiado lleno de odio. Odio hacia mí.]
[¿Estás sintiendo cierto arrepentimiento?]
[No podría decir que siento arrepentimiento. Había previsto que esto acabaría así. Desde que se volvió mi enemigo por completo, no le podría mostrar piedad.]
[¿No…… puedes mostrarle piedad?]
[Después del incidente con Raisa…]

De hecho, podrías decir que fue cosechando mi odio también.

Raisa, la esclava que una vez la Diosa le había dado a Seiya.

Raisa, quien eventualmente terminó a mi lado. Una Esclava Eterna que yo podría haber tomado por mi cuenta. Una maravillosa y linda existencia.

Ella una vez había estado bajo el control del despótico Seiya. Había sido atormentada durante ya mucho tiempo.

Pero no tenía ningún resentimiento.

Porque Seiya era su Maestro y ella la esclava.

Esta valiente y joven chica había sido maltratada por su Maestro.

[Él abandonó a Raisa… ni siquiera le dio la orden de Muere por mi bien.”]
[Si, eso hubiera pasado…..¿lo hubiera hecho?]
[Sí.]

Respondí inmediatamente. Asentí y respondí sin dudar.

Los Esclavos Eternos obedecerían cualquier orden y sentirían júbilo de ello.

Entendía eso claramente por las 12 esclavas a mi lado.

Incluso si él se hubiera deshecho de ella, si el dijera “Muere por mi bien,” un Esclavo Eterno lo haría con alegría.

Seiya no lo hizo… en su lugar, huyó por su cuenta. Abandonándola sin tomar la responsabilidad.

Eso es….. lo que no podría perdonar.

[De verdad no entiendo tu sentido de los valores, Akihito-san.]
[Yo diría que es normal.]
[La gente normal no insiste en que son normales. Es como un borracho.]
[Mu.]
[De verdad que no lo entiendo… pero no has cambiado desde el principio.]
[Para nada. No creo que lo haya hecho.]
[Es por eso por lo que puedo confiar en ti y dejarlo en tus manos.]
[¿De verdad?]
[Sí. ¿Puedo continuar pidiéndote que reconstruyas este mundo?]
[Déjemelo a mí.]

No tenía que volver a pedírmelo.

Ya que he llegado hasta aquí, terminaré con fuerza.

Haré a mis esclavas sonreír, haré que mis pueblos crezcan, y haré a mi país más próspero.

Y reconstruiré el mundo.

Continuaré como hasta ahora.

Más importante, miré a la Diosa y pregunté.

[¿Qué es lo que va a hacer usted?]
[¿Yo?]
[¿Regresará? ¿Regresará al espacio que habitaba antes?]
[Puede ser… parece ser difícil recuperar mi poder. Estaba pensando que podría también vivir en la superficie por ahora.]
[¿Puede hacer eso? Quiero decir, vivir como una persona normal.]
[No lo sé… todavía.]
[Ya veo.]

Todavía, ¿eh?

Después de todo, han pasado solo unos pocos días desde que ella perdió sus poderes.

[Sin embargo, creo que no habrá problemas.]

Dijo ella.

No tengo una visión del futuro, pero incluso así, va estar bien.

Por eso le respondí.

Hablé fuerte.

[Se equivoca.]
[¿Eh?]
[No es un “tal vez”. Yo voy a hacer algo sobre ello.]
[¿En serio?]
[Si es incapaz de regresar, crearé para usted un lugar donde pueda quedarse. En esta tierra. Haré que viva con una sonrisa también.]
[Que viva… con una sonrisa también…]
[Sí.]

Miré a la Diosa mientras ella me miraba a mí. Sus ojos parecían preguntarse si yo estaba hablando en serio o no.

Yo simplemente la miré de vuelta. No estaba mintiendo. Estaba hablando en serio.

[Se lo debo. Le debo demasiado. Mucho más de lo que yo podría decir.]
[¿Por volverte un rey?]
[Por traerme a un mundo con Esclavas Eternas.]

Ciertamente, para mí, eso era mucho más importante que volverme un rey.

[Pagaré esta deuda. Lo haré con todo mi poder.]
[……¿Puedo hacer una petición?]
[¿De qué se trata?]

Dudó y jugueteó con sus dedos antes de levantar la cara para mirarme.

[¿Podrías hacer también sonreír a Sistra?]
[¿Sistra?]
[Esa chica…]
[…..El Dios Malvado, ¿eh?]

La Diosa asintió.

No sé lo que pasaba entre las dos.

Ciertamente podría decir que ambas tenían un colorido pasado la una con la otra, pero no sabía los detalles.

No lo sabía, pero…

[Entiendo. Le permitiré sonreír a ella también. A diferencia de esa cínica sonrisa que muestra ahora, la haré sonreír y reírse desde el fondo de su corazón.]
[Gracias.]

La Diosa sonrió un poco por mi declaración.

Aunque algo débil.

Esta sonrisa… yo podría hacerla sonreír desde el fondo de su corazón a ella también. Esta era mi determinación.


Capítulo 161 - Dios elfo oscuro


Doce esclavas.

Esa frase flotaba en mi mente mientras miraba a las chicas frente a mí, pero no fue tan persistente, así que la olvidé tiempo después.

Dentro del castillo del Rey Demonio, la sala del trono.

A diferencia de la residencia palacio que habíamos construido antes, este era completamente un castillo.

Por esa razón, la sala del trono era mucho más espaciosa y formal.

Yo estaba sentado en el trono con mis doce esclavas reunidas a mi lado.

En el lado izquierdo: Risha, Mira, Yuria, Lilia, Raisa, y Svetlana estaban alineadas.

A la derecha estaban: Chasri, Irina, Vuela, Arisa, Bella, y Olga.

Ellas estaban frente a mí alineadas en el orden en el que se habían vuelto mis esclavas.

Estaban en el otro lado de la alfombra roja que se extendía hasta el final de la habitación.

La vista se sentía bien. Me preguntaba si había alguna palabra para lo que estaba sucediendo aquí….

Bueno, olvídalo.

[¡Felicidades, Maestro! Ahora no debería de haber ningún enemigo que pueda suponer una amenaza para usted en este mundo.]

Risha, mi primera esclava y la que me conocía desde hacía más tiempo dijo.

[Así es como debería hablar un villano desuno… no es apropiado para Onii-chan.]

Dijo mi cuarta esclava, Lilia. Ciertamente era una forma bastante villanesca de ponerlo.

[¿Por qué no? Ahora que no tenemos ningún enemigo fuerte, es cierto.]
[La dejadez es el enemigo más grande. Aún hay enemigos entre los humanos.]

Mi segunda esclava Mira siguió con ese positivo recordatorio, mientras mi tercera esclava, Yuria, nos traía de vuelta a la realidad.

Y así, las doce esclavas frente a mí comenzaron a hablar.

Recordé un dicho: “3 mujeres reunidas juntas ponen las cosas ruidosas”. Ahora que tenía 4 veces esa cantidad, era ciertamente bullicioso. No era una situación adecuada para el área formal en la que estábamos.

Sin embargo, no se sentía mal.

Mis encantadoras esclavas estaban hablando sobre tantas cosas por mi bien, que era imposible que se sintiera mal.

Yo simplemente me senté en el trono y las vi.

************************************

El Castillo del Rey Demonio estaba conectado por puertas mágicas. Aquellas puertas que solo me permitían a mí y a mis esclavas pasar a través.

Había enviado a mis esclavas para crear las que faltaban, pero detuve a Svetlana.

[¿Tiene alguna orden?]

Mi sexta esclava, Svetlana.

Era una dama galante y guerrera.

Una vez ella había sido miembro de la raza conocida como los arrepentidos.

Los arrepentidos eran Esclavos Eternos quienes no pudieron encontrar a su Maestro antes de cierta edad. Esclavos que quisieron servir a un maestro, pero que no pudieron encontrar a uno.

En un sentido, eran una raza que daba bastante pena.

Debido a fortuitos encuentros, ella fue capaz de volver a su forma de Esclava Eterna y ser mía.

[En lugar de una orden, hay algo que me gustaría escuchar de ti.]
[¿Qué sucede?]
[El país de los Arrepentidos. Dime donde está.]
[——]

La respiración de Svetlana se atoró en su garganta.

[¿Por qué……. Querría usted…….?]
[…….Creo que hemos perdido los métodos para volverlos Esclavos Eternos.]

Quien los había hecho fue el Dios Malvado.

Aquellos asesinados por los métodos del Dios Malvado se vuelven Bestias Esclavas, y si yo mato esas bestias esclavas vuelven a ser Esclavos Eternos.

Eso le dije a Svetlana.

Sin embargo, el poder del Dios Malvado estaba ahora sellado. En otras palabras, esto podría eliminar ese método de volverlos Esclavos Eternos.

Cuando me di cuenta de eso, me sentí medio culpable y medio derrochador.

[Me gustaría al menos que los arrepentidos puedan vivir cómodamente.]
[…….Gracias.]

Svetlana fue conmovida al punto de llorar.

—La magia ha sido cargada por 100,000—

Sin embargo, seguía sonriendo.

*****************************************

Svetlana me enseñó donde vivían los arrepentidos.

Hacía tiempo que no actuaba de forma independiente.

El país de los Arrepentidos contenía el poder que rechazaba a los Esclavos Eternos.

Ninguno de ellos podía venir o entrometerse en el país.

Yo entendía esto y me puse en camino por mi cuenta.

Estaba relativamente cerca del Castillo del Rey Demonio, así que decidí partir desde ahí.

Dejé el castillo y descendí por la colina hecha por mí.

Ahí vi al Dios Malvado.

Estaba con su espalda inclinada contra un árbol y parecía estar esperándome.

[¿Qué sucede?]
[Voy contigo.]
[¿Conmigo?]
[Vas a donde se encuentran los Arrepentidos, ¿verdad? Te voy a ser útil.]
[¿Por qué? ¿Por qué me serías útil ahora que tu poder está sellado?]
[Niño extraño… ¿No te has dado cuenta todavía?]
[¿Hm?]
[Rushaya te dio las Esclavas Eternas. Si es solo así… ¿Yo fui la que te llamó aquí entonces. ….?]
[¿Rushaya……? ¿Te refieres a la Diosa?]

El Dios Malvado asintió.

No hay problema con eso… ¿pero a que se refiere?

…………………
——¡!

¡Imposible!

[¿Una Arrepentida?]
[Chico listo.]

Dijo el Dios Malvado con una sonrisa sugestiva.

[Yo soy quien dio a luz a los Arrepentidos, su Dios.]


Capítulo 162 - Bomba sonrisa


La Reina Arrepentida, Jenya, odiaba al mundo.

Odiaba las cosas más bendecidas que ella.

Odiaba a las cosas menos que ella misma.

Tenía un odio……. Hacia sí misma.

Una mera sombra de sí misma… una Esclava Eterna que no pudo encontrar a su Maestro. Los Arrepentidos, en mayor o menor medida, vivían con arrepentimiento y descontento… pero Jenya más que otras.

Durante su reinado, la mayoría de las sonrisas en su reino se habían desvanecido.

********************************************

[Yahoo~ Jenya-ya ¿Cómo ‘tas~?]

Khorkina entró en la habitación.

Dentro de la habitación de la Reina, Jenya yacía lánguidamente sobre la cama antes de mover débilmente su cabeza.

Al ver que era Khorkina, su cara se retorció de disgusto.

[¿Qué….?]
[Traje algo de comida de la casa de Akito-chan~]
[Oh…….]
[Por ahora, hay suficiente para todos en el país por tres meses~ Ahora ya no tendremos que perdernos las comidas. ¡Yay!]

Dijo Khorkina con energía mientras levantaba el pulgar y guiñaba el ojo.

Su excesiva frivolidad la hacía parecer que estuviera diciendo “Traje algunos bocadillos.”

Esto irritó aún más a Jenya.

[Parece que te estás divirtiendo. Qué envidia.]
[Un, así es. Akito-chan es súuuuuper genial, ¿sabes? Sve-chi está toda enamorada. Esa Sve-chi ¿sabes? Inimaginable, ¿cierto~?]

Ignorando la respuesta vaga de Jenya, Khorkina la usa para continuar la conversación.

Ella hablaba como si se jactara de sí misma.

Las cejas de Jenya se movieron. Encima de la cama, mientras languidecía.

Tumbada boca abajo, su ceja se movió.

Fuera que lo notara o no, Khorkina continuó.

[Cierto~ tenía que dar un reporte importante.]
[¿Qué… es?]
[Akito-chan va a venir.]
[……¿Qué dijiste?]
[Akito-chan viene~]
[No había oído nada de eso.]
[Porque te lo estoy diciendo ahora.]

Jenya se sentó y miró a Khorkina.

Miró con odio a esta chica que parecía estar desprovista de odio.

Esta mirada era suficiente para asustar a cualquiera, pero la expresión de Khorkina se veía aún más alegre.

[Oh cierto, también umm, Sve-chi solo puede venir a las Fronteras Nacionales~]
[¿Svetlana, dices?]
[Eso mismo, eso es. Sve-chi volvió a ser una Esclava Eterna. Así que, este país le niega la entrada a los Esclavos Eternos, ¿o no? Así que ella trajo a Akito-chan justo hasta la frontera. Debería estar bien si solo es hasta ese punto…]
[………]

Jenya no dijo nada.

Después de todo, parecía que Khorkina ya había decidido las cosas.

[Pasará un tiempo hasta que lleguen…..ah no te preocupes, no te preocupes, cuidaré apropiadamente de que estén fuera. Bien entonces, nos vemos~]

Khorkina se fue de la habitación. Se fue a paso ligero con una brillante cara, justo como había entrado.

Jenya continuó mirando el lugar que Khorkina había ocupado hacía tan solo unos instantes… entonces estiró su mano al aire y dibujó un círculo con su dedo.

El aire pareció cortarse como papel de muro revelando un espacio del otro lado…… era el exterior.

Lo que apareció fue el páramo que ella estaba acostumbrada a ver. Ahí vio a un único hombre y a una única Esclava Eterna.

Ella conocía a los Esclavos Eternos, su cabello y piel habían cambiado, pero su rostro era el mismo de siempre.

Cuando ella era una Arrepentida, había sido usada como una enviada a Akito bastantes veces. Era Svetlana.

Eso podría significar que ese hombre era el Rey Akito, pensó Jenya.

Alrededor de ellos había varios Arrepentidos que miraban a Svetlana con odio.

No era tan grande como el de Jenya, pero los otros Arrepentidos dejaron que se mostrara su odio.

Akito y Svetlana estaban hablando con ellos.

Entonces, un momento después, Svetlana sonrió.

Era una gran sonrisa que hacía parecer que ella pensaba que el mundo y todo lo que había en él era maravilloso.

Todo lo que Jenya odiaba.

Tanto así, porque ella odiaba todo.

Las cosas que eran peor que ella.

Las cosas que eran mejor que ella.

Ella odiaba a Svetlana quien sonreía así después de haberse encontrado un Maestro.

Pero aun lo que más odiaba.

Ella podía sentir algo de esa sonrisa. Desde las profundidades de su corazón.

Eso era algo que los otros Arrepentidos, aquellos que vieron a Akito y Svetlana en persona… sintieron.

Envidia.

Simple y llanamente celos. Envidia.

Envidiaban tanto a Svetlana que no podrían soportarlo.

Y así, la antigua Arrepentida…. se dio la vuelta y se fue.

Las consecuencias de esa sonrisa… señalaría la oportunidad para grandes cambios en el País de los Arrepentidos.


Capítulo 163 - Khorkina


 

[Cuanto tiempo sin verte, Akito-chan~]
[Sí-sí.]

Khorkina salió a saludarme y una vez más me desconcertó su alta tensión.

Como de costumbre, su desenfrenada alegría y sentido de la distancia eran locos. Era solo la tercera vez que nos reuníamos y aun así ella actuaba como si fuéramos amigos cercanos que no se han visto durante años.

Ella era la única en este mundo que me llamaba “Akito-chan.”

[Sigues igual que siempre.]
[Akito-chan sigue tan genial como siempre también.]

Khorkina me respondió como si nada, pero se calló y me escrutó.

Ella me miraba a la cara mientras movía su cabeza alrededor viéndome de arriba abajo.

[¿Qué pasa?]
[No es como de costumbre… estás mucho más genial de lo que solías ser. ¿Qué sucedió?]
[Bueno, puede ser…..]
[Nos conocimos~]

En mi lugar, el Dios Malvado respondió desde mi espalda.

Era extraño, pero el aura y la atmósfera que ella tenía… no había cambiado ni siquiera después de haber perdido sus poderes.

Podría ser mi imaginación, pero se sentía más fuerte.

[Se conocieron, eh~ y Akito-chan… ¿Quién es ella?]
[Pobre niña, aferrándote al pasado, inclusive, aunque no haya nada a lo que aferrarse.]
[¿¿¿??? ¿De qué estás hablando?]

Khorkina inclinó su cabeza como si dijera: “No tengo ni idea de lo que esta persona está diciendo.”

[No es nada, no la escuches. Solo guíanos.]
[Un, síganme.]

Dijo Khorkina y comenzó a guiarnos por el lugar.

La seguimos desde atrás y pusimos un pie en el bosque.

Recordaba al bosque que estaba alrededor del Castillo del Rey Demonio. Tenía un sentimiento muy pesado.

[Ten cuidado, Akito-chan, si me pierdes de vista, te perderás de seguro~]
[¿Si te pierdo de vista?]
[Un, si me pierdes de vista.]
[¿Pasa algo con este bosque?]
[Es~ un~ Se~cre~to~]
[Ya veo.]

Asentí con una sonrisa irónica

Definitivamente había algo, pero ella no lo diría.

Bueno, era Khorkina después de todo, no debería ser falso.

Decidí quedarme dentro de un rango de 2 metros alrededor de ella.

Me dispuse a hablarle al Dios Malvado detrás de mí.

Bajé mi voz para que Khorkina no pudiera escuchar.

[¿Qué querías decir con eso de “pobre niña”?]
[¿Qué piensas tú?]
[No me preguntes de vuelta….. hmm…..]

Me toqué la barbilla y pensé.

[Lo dijiste de forma sugerente, pero no es como que tú andes diciendo esas cosas porque sí.]
[Niño listo. Así que siguiendo esa lógica…]
[Y dijiste que se aferran al pasado. El pasado… ¿La Época de los Esclavos Eternos?]
[Sí.]
[¿Pasó algo en el pasado?]
[¿Le preguntas a una mujer sobre el pasado de otras mujeres?]
[Tú eres su Dios, ¿verdad? No eres una mujer ordinaria.]
[Niño bribón. Algún día serás castigado~]

¿De verdad?

Básicamente, era tan efectivo como decir que yo recibiría un “Castigo Divino.”

Pero justo ahora, no había un Dios en este mundo.

La Diosa usó esta oportunidad para infiltrarse en mi pueblo e intentar vivir una vida normal.

En resumen, no recibiré ese castigo hasta dentro de un largo tiempo al menos.

[Si hay un Dios, entonces le ofrezco mis más sinceros sentimientos.]

Dije mientras me alejaba caminando. Aplaudí dos veces e hice una rápida reverencia.

[¿Qué es eso?]
[Es la alabanza a los dioses en mi mundo anterior. “Une tus manos dos veces e inclínate una.”]
[Qué barato.]
[Bueno, básicamente es para calmar las cosas a la altura de un dios de la tierra.]

Saqué mi DORECA y creé algo dulce.

Le pasé al Dios Malvado un pastel de arroz relleno con jalea de frijoles.

[Esto está un poco mejor.]
[¿Te sientes con ganas de hablar ahora?]
[Niño tonto. Es la veleidosa naturaleza de un dios.]
[¿Solo vas a comer sin pagar?]
[Eso es lo que hace un dios.]
[…Lo recordaré.]

Decidí dejarlo hasta ahí, incluso aunque ella no me dijera nada. La razón era que verla a ella hinchándose a comer la hacía ver como un hámster. Era adorable.

***********************************************

Los Esclavos Eternos se veían como los elfos de mi mundo, pero ese era el único rasgo en común.

Ellos eran una raza que tenía un fuerte espíritu servil.

Una felicidad producto de recibir órdenes y trabajar junto a sus hijos para el mismo Maestro.

Aparte de sus apariencias, no se sentían para nada como elfos.

Los Arrepentidos.

Ellos se veían como los Elfos Oscuros.

Su cabello plateado y su piel morena… muchos tenían ojos afilados, que veían el mundo con hostilidad.

Había escuchado que se transformaban luego de cierta cantidad de años de no haber encontrado a su maestro.

Sentí algo de la naturaleza de los elfos en ellos...

Salimos del bosque con Khorkina.

Ahí había un pueblo.

Un pueblo oculto dentro del bosque concordaba de verdad con la imagen que yo tenía de los elfos.

Estaba bien y todo…… pero lo tenía que preguntar.

[¿Qué es este lugar?]
[Este es nuestro país.]
[¿País? ¿No un pueblo?]
[Un, país. Esto es todo de él.]

Esto es todo…….

[Esto es mucho menos de lo que pensé. Cuando escuché país, pensé que sería más.]
[¿No pudiste haber hecho un cálculo inverso basado en la comida que nos diste?]
[……Le dejé eso a Yuria.]

Mi tercera esclava Yuria.

Su calmada personalidad y talento para los deberes domésticos me permitía dejarle tales asuntos a ella.

Yuria no lo mencionó… pero también es mi culpa por ser dejado…. Vamos a dejar eso de lado.

Ya veo, así que esto era todo lo que había.

No entraba en mis expectativas, pero aquí parecía haber un poco más de un centenar de personas.

Además…

[La atmósfera es realmente pesada.]

Podía sentir las agudas miradas de distintos Arrepentidos.

Todos ellos parecían o deprimidos o enojados.

Por eso es que todo el lugar se sentía pesado.

[Esto es realmente…]
[Bueno, solo un poco~]
[Esto es completamente diferente que al aura que tú y Svetlana me daban.]
[Bueno, eso es… porque enviamos a las chicas del top dos más alegres.]
[¿¡Del top dos!?]

Estaba sorprendido.

[Tú eres una cosa… ¿pero Svetlana?]

Svetlana, mi sexta esclava.

Ella había sido una arrepentida y se había visto envuelta en todo.

Si fueras a describirla…. Ella era una mujer militar para nada refinada.

Sus patrones de habla eran como tal y su personalidad igual.

Ella no era oscura y depresiva como todos los Arrepentidos aquí.

Sin embargo, definitivamente no la podrías confundir con alguien alegre.

Con su personalidad, Svetlana estaba…

[Un, el top dos.]
[Así que básicamente el número uno y el segundo lugar…]
[En todo caso~]

Khorkina se rió ligeramente.

Había pensado esto antes, pero ahora lo entendía verdaderamente.

Ella era especial entre los Arrepentidos.

Al mismo tiempo, recordé las palabras del Dios Malvado.

Khorkina estaba escondiendo algunas cosas del pasado.

Ese cegador brillo estaba escondiendo algo.

Eso me molestó.

(Creo que es un buen momento para recordar que cuando yo pongo Arrepentidos, me refiero a la forma de referirse, ya que en todo caso, aunque nunca lo han dicho explícitamente, los Esclavos Eternos y Arrepentidos parecen ser todos mujeres sin excepción.)


Capítulo 164 - La reina y el centro turístico


Asentamiento de los Arrepentidos, Habitación de la Reina.

Puse un pie adentro y quedé asombrado.

Fui aterrorizado.

El asentamiento en el que los Arrepentidos vivían estaba lleno de un aire depresivo y de ira.

Esta habitación no se quedaba atrás.

Sin embargo, era unas cuantas veces…… no, decenas de veces…..

Era cientos de veces más pesada y oscura. Un sentimiento que perforaba a través de tu corazón.

En el centro había una única mujer.

Una Arrepentida con ojos que parecían vidriosos.

[Yahooo Jenyanya, traje a Akito-chan~]
[¿Jenyanya?]
[Un, ella es la reina, ¿sabes~?]
[Reina…..Jenyanya……]

Este nombre sonaba como una broma…. Pensé por un momento.

De repente me di cuenta de que podría ser por el patrón de habla de Khorkina.

Ella me llamaba a mí Akito-chan y a Svetlana Sve-chi…

Entonces debería ser lo mismo con este ‘Jenyanya.’

Ella era la reina….. pero es probable que la llamara con un apodo de todas formas.

Era muy de Khorkina.

Resultó que yo tenía razón.

[Yo soy la reina, Jenya.]

Jenya se presentó por su cuenta.

En el momento en el que habló, la habitación pareció volverse más fría.

Probablemente no, ya que sólo lo sentí por unos momentos.

Simplemente tuve una sensación horrible de ella.

[Niña linda. No parece que nada haya cambiado.]

El Dios Malvado dijo desde detrás de mí.

Ya que ella era el Dios de los Arrepentidos, debería de conocerla de antemano, por eso debe ser que lo dijo.

No hay problema con eso, pero…

[Linda, ¿eh?]
[No soy linda.]
[Fumu,]

Sabía que no podía aceptar nada de lo que dijera el Dios Malvado, pero aun así no podía evitar preguntarme qué estaba tramando esta vez.

No lo entendí… pero decidí dejarlo pasar esta vez.

[Yo soy Akito.]
[El Rey Humano… ¿Por qué has venido?]
[Vine para hacer un pueblo. Un pueblo para que los Arrepentidos vivan cómodamente.]
[Haces cosas para tu propia conveniencia…]

Dijo Jenya con claro desagrado y cerró su boca con fuerza.

Era como si ella no estuviera dispuesta a seguir hablando y simplemente cortara la conversación unilateralmente.

Pensé como podría remediar esto…

Entonces pensé aún más…

[De acuerdo, ya que tenemos el permiso de Jenyanya, vamos~]

Dijo Khorkina empujando mi espalda.

Después de que salimos le pregunté,

[¿De verdad está bien?]
[Un, después de todo ¿no te dijo Jenyanya que podías hacer a lo que viniste?]
[Bueno, no creo que eso fuera lo que ella quiso decir.]
[Está bien, está bien, de todas formas, ¿qué es lo que vas a hacer? ¿Qué es lo que debería hacer yo?]
[Fumu.]

Miré a Khorkina.

Había pensado en esto la primera vez que nos vimos, pero…

[Podría ser divertido si fueras mi esclava…]
[¿Ehh? Hemos llegado así de lejos, ¿y ahora es cuando mueves ficha conmigo? ¡Akito-chan, eres un chico tan impredecible!]
[¡Te equivocas!]

Eso pudo haber sonado como que la estaba seduciendo.

Podría, pero no lo era.

La fuente de mi poder era la magia creada por el poder de las sonrisas de mis esclavas.

Cuando mis Esclavas Eternas sonreían y estaban felices desde el fondo de su corazón, yo obtendría magia.

Tener a la sonriente y alegre Khorkina habría sido realmente divertido.

[Fu.]

El Dios Malvado dejó salir abruptamente una risa despreciativa.

[¿Qué sucede?]
[Nada~]

Su cara claramente me decía que no era nada, pero tenía otras cosas que pensar por el momento.

*********************************************

Empecé desarrollando el Asentamiento de los Arrepentidos.

Primero, necesitaba dar un buen vistazo alrededor.

Lo que era más notable, era la apatía de los Arrepentidos.

Eran justo como Jenya, si no es que más.

Los arrepentidos se movían sin descanso.

Vi Arrepentidos por aquí y por allá, pero no vi a nadie haciendo algo realmente.

Estaban solo sobreviviendo y nada más.

Se movían de aquí a allá distraídamente, cuando parecía que estaban a punto de hacer algo, sólo se levantaban para ir al almacén, sacar pushinee y comérselo.

Eran básicamente cadáveres vivos.

Parecía que prácticamente todos ellos eran así.

Podía entender por qué Khorkina y Svetlana estaban en el top dos de las más alegres.

En ese momento…… no, probablemente sigue siendo verdad.

Realmente pensé que enviarles pushinee cuando pedían comida era un paso en falso.

*******************************

[Bueno, esto es por qué pedimos ayuda. Como puedes ver, todo el mundo es así, ¿sí? Dejan que la productividad se vaya al diablo.]

Khorkina nos guiaba alrededor mientras nos hablaba.

Por cierto, el Dios Demonio estaba mirando por los alrededores de cerca.

[Todos son así, viviendo sin una meta en la vida.]
[Una meta en la vida, eh…]
[Los Arrepentidos son todos antiguos Esclavos Eternos, ¿entiendes? Así que esto es lo que pasa cuando no pueden servir a su Maestro.]
[Ahh…….]
[Es como morir virgen y que te digan que en tu siguiente vida vas a morir virgen también.]
[Realmente no veo como se compara con eso.]
[Entonces, si fuiste calvo en tu vida pasada, serás calvo en tu siguiente vida~]
[¡Solo para!]

¡No es una broma cuando piensas en los dioses de este mundo!

[Bueno, ese es el grado de dificultad que todos sienten.]
[Ya veo.]
[Entonces, ¿qué es lo que vas a estar haciendo?]
[Algo como una fiesta.]
[¿Una fiesta?]
[Más como hacer un centro turístico.]

Iba a hacer un lugar de vacaciones.

Iba a hacer uno como el que Risha y yo habíamos creado antes.


Capítulo 165 - Arrepentimiento


El centro vacacional que había hecho con Risha cuando queríamos tomar unas vacaciones.

Primero lo cargué usando mi DORECA.

Usando mi función de Guardar y Cargar, lo saqué tal como estaba.

Las cosas que emergieron estaban por supuesto esparcidas alrededor por la topografía, pero trabajé junto con Khorkina para ajustarlas.

[¿Qué es un centro turístico?]
[Un lugar para jugar.]
[Jugar, ¿eh?]

Dijo Khorkina con una mirada distante.

[Jugar… no había pensado en eso…]
[¿No? Qué inesperado. Dejando de lado a los otros Arrepentidos, pensé que tú podrías ser diferente.]
[Bueno, lo era… a pesar de como soy ahora, yo era una chica realmente seria ¿sabes? Como Esclava Eterna, digo.]
[Bien, bien]

Descarté ligeramente su pequeña broma.

Ya que Khorkina no era mi esclava, ella no podía usar todas las funciones de mi DORECA.

Es por eso que solo la tenía ayudando un poco haciendo cosas como las preparaciones.

[Lo siguiente es…. ¿Cuántos Arrepentidos viven aquí?]
[Alrededor de 100, creo.]
[Entonces lo redondearé y haré unos 120.]

Saqué mi DORECA e hice algunos vestidos.

Justo como dije, hice más de los necesarios. Un total de 120.

[¿Vestidos?]
[Has que los vistan y guíalos aquí.]
[Creo que lo estoy entendiendo… parece que esto va a estar divertido.]

**********************************************

Khorkina fue alrededor del pueblo.

Ya que Khorkina no tenía un DORECA o una Tarjeta de Esclavo, yo llevaba los vestidos.

Mientras caminaba, Khorkina dio los vestidos a los Arrepentidos y los forzó en aquellos que estaban reacios.

La mayoría de ellos aceptó los vestidos y procedieron a hacer nada. Khorkina tuvo que hacer que se cambiasen a la fuerza.

La mayoría de los Arrepentidos eran negligentes con su nutrición, pero la mayoría tenía buena figura.

Y así, logramos que se pusieran los vestidos y los trajimos al hotel centro turístico.

Una vez los metimos en la sala de comidas, comenzamos una fiesta estilo bufé.

Risha de verdad disfrutó esto.

Podría ser solo un poco, pero esto podría hacerlos felices.

No pude sentir ninguna alegría o espíritu en los Arrepentidos.

Así que para poder regresarles algo de energía, planeé hacer una fiesta llena de comida para ellos.

O eso es lo que se suponía que fuera.

Ninguno de ellos se animó, sólo se quedaron sentados en el lugar sin hacer nada.

Hermosas chicas bronceadas llevando preciosos vestidos reunidas en una fiesta… pero todas ellas estaban sentadas en el suelo o inclinadas contra la pared.

Sólo se quedaban ahí letárgicamente.

Era una visión muy bizarra.

***************************************

[Así que fallaste~]

Estaba un poco lejos del hotel sintiendo el viento soplar.

El Dios Malvado llegó junto a mí.

Ella tenía una delgada sonrisa en su cara mientras se paraba ahí.

[Eso no es cierto.]
[Niño triste. ¿Es esta la primera vez que has fallado desde que llegaste aquí? Debe ser aplastante.]
[…………]

¿Mi primer fallo de verdad?

Ciertamente ese podría ser el caso.

Supongo que se podría decir que ha sido un viaje tranquilo desde que se me invocó.

Tuve éxito haciendo lo que me proponía hacer y fui capaz de sobrellevar las cosas con las sonrisas de mis esclavas.

Finalmente había llegado a este fracaso.

Los Arrepentidos no reaccionarían ante nada.

Hice que todas ellas entraran al salón de banquetes... pero ninguna sonrió.

Ni siquiera las hice un poco feliz.

Eso como que……. Me impactó un poco.

[Tal vez mis métodos estaban equivocados.]
[Completamente.]
[¿Qué fue lo que los hizo tan malos?]
[Niño desagradable, ¿tan desesperadamente quieres la respuesta?]
[Sí, por supuesto.]
[¿Dónde está tu fuerza para pensarlo por tu cuenta?]
[Ahora mismo no la tengo.]
[…….]

El Dios Malvado me miraba por encima del hombro.

Me miró con una mirada fría.

Me gustaría respondérsela….. solo la dejé que me bañase sin respuesta.

[Esas chicas son Esclavas Eternas. Criaturitas adorables y encantadoras. Las Esclavas Eternas que yo conozco que tienen un Maestro pueden mostrar una gran variedad de emociones. Los Arrepentidos deberían ser capaces de hacer lo mismo. Svetlana misma sonreía y reía. Si puedo lograr lo más pronto posible que sientan emociones y dicha otra vez… entonces mi propio orgullo de pensar en soluciones puede comerse una mierda.]
[…….Niño extraño.]

La expresión del Dios Malvado cambió.

De una fría mirada, a una de sorpresa, y finalmente a una sonrisa suave.

[Muy bien, te lo voy a decir solo una vez.]
[No solo una, cuéntamelo todo.]
[Niño con prisa. Todo empieza por lo primero.]
[….Bien.]

Asentí y miré recto hacia el Dios Malvado.

[Puede que ya sepas esto, pero Arrepentido significa remordimiento o deseos sobrantes.]
[Remordimiento…… Arrepentido.]
[Piensa sobre el significado de aquellas palabras.]

Dijo el Dios Malvado y se fue tranquilamente.

Remordimiento, arrepentimiento… Esclavo Eterno, toda una vida de servidumbre.

[——¡!]

Un destello de iluminación me golpeó.

Tal vez acabo de dar con la solución…..


Capítulo 166 - Último Obstáculo


[Y así que estaba pensando conseguirles un Maestro.]

Había llamado a Khorkina y le había dicho mi plan.

El arrepentimiento de los Arrepentidos… que eran nacidas Esclavas Eternas pero que aún no podían encontrar a su Maestro. Su arrepentimiento.

Tanto se había prolongado que habían acabado así.

[Conseguir un Maestro… ¿te refieres a nosotras?]
[Sí, así es.]
[Ajajaja puedes irlo olvidando. Ha sido tanto tiempo que ya ni siquiera somos Esclavas Eternas.]
[¿Así es como de verdad te sientes?]
[Un, está bien.]

Khorkina asintió y se negó.

Bueno, estaba seguro de que se rehusarían al principio.

[¿De verdad estás tan segura?]
[Un,]
[Te lo pregunto una última vez, ¿de verdad estás bien con esto?]
[Lo acabo de decir, ¿no es verdad?]
[Ya veo… de verdad no quiero tener que hacerlo de esta manera.]

Era mentira.

Ya había predicho que sería rechazado por Khorkina.

Estaba seguro de que los otros Arrepentidos se negarían, pero pensé que tendría una oportunidad del 50% con Khorkina.

Por eso es que le pregunté a ella primero.

Esta era la terquedad frecuente que se mostraba en las personas en negación.

Khorkina estaba pasando por eso también.

[Esta forma……¿qué estás planeando, Akito-chan?]
[Esto.]

Alcé mi mano para enviar la señal.

Antes de que llamara a Khorkina, había contactado con mi país para arreglar el plan.

[¿Qué rayos estás haciendo? ….que al parecer no es nada.]
[Le lleva un poco al impacto.]
[¿Impacto? ——¡Kyaa!]

En el momento en que ella preguntó, el suelo tembló.

Un estruendoso rugido resonó mientras el suelo temblaba y se mecía haciendo que Khorkina perdiese el equilibrio.

[¿Qué-Qué estás haciendo, Akito-chan?]
[Acorazado Terrestre Clase Risha. Es la batería principal del Risha.]
[¿¡La batería principal del acorazado!?]
[Además…..]

Dije eso y se escucharon pisadas.

Las tropas marcharon por el camino destruido por el cañón principal.

[¡Su majestad!]
[Eso fue rápido, Svetlana.]
[Ha.]
[¡Svechi! ¿¡Qué estás haciendo!?]
[Lo siento, pero son las órdenes de mi Maestro.]
[Ku.]

Khorkina gimió.

Parecía que ella tenía un montón de cosas que quería decir, pero como una antigua Esclava Eterna, ella entendía claramente el peso de las palabras “Las órdenes de mi Maestro.”

Así de importantes eran las Órdenes del Maestro para un Esclavo Eterno.

Podría ser incluso para obedecer la orden para matar a sus hermanos o sus padres.

En comparación a eso, la orden de invadir y tomar su antiguo país no era nada.

[Svetlana, obtén el control total.]
[Ha.]
[Te ordeno que captures a todos. Mi más alta prioridad es la captura de la Reina.]
[Obedezco.]

Dijo Svetlana y lideró a los soldados en su invasión.

El usual sonido de la guerra… gritos y maldiciones enojadas… eran prácticamente inexistentes.

Pensé que se podrían resistir más, pero no lo hicieron.

Bueno, incluso si lo hubieran hecho, no hubiera habido problema.

Le puse a Khorkina las esposas que creé.

[Bien entonces, vamos.]
[¿Ir a dónde?]
[El destino de las mujeres de un país derrotado no debería ser muy diferente en este mundo.]

Declaré con una sonrisa.

*******************************************

En el medio del pueblo, todo el mundo había sido reunido.

La mayoría de los Arrepentidos que no se resistieron fueron arrestados y traídos aquí.

En el centro estaban Khorkina y la Reina Jenya.

[¿Qué piensas que estás haciendo?]
[Si un país envía soldados a otro y lo derrota… es una guerra. Estoy seguro de que este fin instantáneo de la guerra confundirá a los estudiosos de la historia en el futuro.]
[¿Te estoy preguntando qué es lo que piensas que estás haciendo?]
[Nunca fui a la guerra, así que quería intentarlo.]
[………..]

Jenya me miró fríamente.

Por supuesto, yo no estaba haciéndolo en serio, pero no pareció que lo entendiera.

Incluso así, ella llevaba su cara de indiferencia.

[Ahora entonces, todos ustedes, Arrepentidos, se volverán mis prisioneros. Prisioneros que perdieron una guerra.]
[¿Y qué?]
[Como el país derrotado, todas las mujeres se volverán esclavas.]
[Eso no va a pasar.]
[[[¡Así es, no seremos esclavas de los humanos después de todo este tiempo!]]]

Como si hubiera sido detonado por la voz de Jenya, los Arrepentidos sin vida se alzaron con rebeldía.

Como pensé, los Arrepentidos estaban completamente arraigados en su negación.

Esto estaba dentro de mis predicciones también.

[Ya va siendo hora de que lleguen.]
[Siendo hora……¿Qué estás tramando, Akito-chan?]
[Eso sería….]

En el momento en el que estaba respondiendo, un agujero se abrió en el suelo.

Ahí, una mujer se mostró.

Su mitad inferior era la de una serpiente, ella era la Reina del Subsuelo Lyra.

[He llegado tarde, Señor Emisario.]
[Ha pasado tiempo, Lyra, ¿cómo has estado?]
[Bien. He dado a luz a muchos hijos y lo invito a pasarse de visita algún día.]
[Comprendo.]
[Y, ¿por qué propósito me llamó, Señor Emisario?]

Dijo Lyra inclinando su cabeza.

[Pensé en darte algo de mano de obra.]
[¿Mano de obra?]
[El nido se ha hecho bastante apretado, ¿no? Además, probablemente vas a necesitar algunos soldados pronto, ¿cierto?]
[Así es… pero Señor Emisario, los humanos son algo……]
[Sí, lo sé.]

Asentí.

[Los humanos los cazaron incansablemente, así que te desagradan, ¿me equivoco?]
[Así es.]
[Así que preparé no-humanos para ti.]

Dije y apunté a los capturados Arrepentidos.

[Ellas.]
[¿Ellas son…..?]
[Son antiguos Esclavos Eternos, se les llama Arrepentidos.]
[Ah, no son humanos……]
[Te los doy todos. Adelante, y úsalos para lo que las necesites.]
[¿De verdad eso está bien?]
[Sí.]
[¡Gracias, Señor Emisario!]

Lyra saltó del agujero y se aferró a mí.

Era un abrazo apretado justo como cuando estábamos haciendo huevos.

Suavemente me la quité de encima y me dirigí a los Arrepentidos....Jenya y Khorkina.

[Y asi, todas ustedes son las esclavas de Lyra de ahora en adelante.]
[¡No puedes! Nosotras somos——]
[Como pueden ver, Lyra es una no-humana. Además, ninguna de ustedes tiene derecho a quejarse. Son las que perdieron.]

Pero fue más que nada una farsa.

Sin embargo, fue sorprendentemente efectivo.

Todas tenían una mirada ligeramente diferente en sus ojos a la primera vez que las vi.

[Nos….¿nos hemos vuelto esclavas?]
[No tenemos más elección que volvernos esclavas……]
[Esclavas…….]

Estaban todas murmurando para sí mismas.

Pude ver una pizca de lo que les faltaba desde hacía tanto tiempo….. Felicidad.

Una felicidad que habían perdido luego de haber dejado de ser Esclavas Eternas.

El hielo se estaba derritiendo.

La resistencia con la Reina Jenya como centro lentamente se disipaba.

Todas las Arrepentidas miraban febrilmente a Lyra.

Tranquilamente me separé de la escena.

Tomé a Svetlana y tranquilamente nos retiramos.

Como si estuviera yaciendo en espera, El Dios Malvado estaba ahí.

[Niño feroz, acabando las cosas así.]
[Solo estoy contento de que terminara así. Si no lo hubiera hecho, tal vez hubiera tenido que tomar la responsabilidad por todas ellas.]

Eso habría estado bien, pero los Arrepentidos fueron engañadas a salvo y no tuve que recurrir a eso.

[Niño afortunado.]
[¿Hm?]
[Debería estar felicitándote.]
[¿Qué quieres decir?]
[Básicamente has eliminado todos los obstáculos para restaurar este mundo.]
[Todos….]
[Los Arrepentidos eran el último obstáculo que había dejado….. ahora, con mis poderes sellados…]
[….en resumen.]
[Niño lindo. No tienes que estar asustado. Ahora todo lo que queda, es el trabajo para acabar las cosas.]
[………]

Me quedé sin palabras.

Tenía un presentimiento, pero…

Los obstáculos para la restauración del mundo habían sido todos puestos por el Dios Malvado.

Ahora que sus poderes fueron sellados y había aclarado las cosas que ella había hecho….

Los Arrepentidos eran los últimos. No me lo esperaba… pero supongo que esto significa que podría estar libre en casa.

[En resumen……]

Llegó más rápido de lo que me esperaba, pero,

Ahora podía…… restaurar completamente este mundo.


Capítulo 167 - 
Sonrisas produciendo poder infinito


Estábamos sobre las nubes.

El lugar donde estaba parado era una nube y el área circundante era un campo de nubes.

Cuando llegué aquí antes, había truenos y relámpagos haciendo eco, pero ahora mismo era verdaderamente pacífico.

Había regresado.

El lugar al que fui transportado por primera vez.... por segunda vez.

Risha y Raisa estaban a mi lado.

Ellas eran las Esclavas Eternas que se nos fueron dadas a Seiya y a mí cuando fuimos invocados a este mundo.

Las primeras dos.

[Aquí es donde todo comenzó.]
[Sí, Maestro.]
[Puedo decirlo ahora...]

Dijo tímidamente Raisa.

[En ese momento, pensé que hubiera sido bueno que usted fuera mi Maestro.]
[¿De verdad?]
[¡Un, pero por supuesto estaba feliz de haber tenido un Maestro en primer lugar!]

Dijo Raisa con calma, pero con firmeza.

Eso era realmente propio de un esclavo eterno.

[Pero lo que dije sobre preferirlo a usted es cierto.]
[Ya veo, me alegro.]
[¡Yo también! ¡Yo también me siento igual!]
[Lo sé.]

Le di una palmadita a Risha en la cabeza.

Dejando todo atrás, caminamos sobre las nubes.

El mundo había revivido.

Pudimos usar libremente la DORECA y las 12 tarjetas de esclavo para restaurar el mundo que había sido destruido por el poder del Dios Maligno.

La gente y los animales comenzaron a florecer.

Difundimos ideas modernas e hicimos muchos inventos nuevos.

El mundo fue restaurado..... era incluso mejor de lo que solía ser.

Por lo que había oído, las cosas solían ser como en la Edad Media. Sin embargo, ahora las cosas habían avanzado al menos hasta el punto de la primera máquina de vapor.

Entonces, un día, mientras el mundo florecía, apareció una puerta en el Castillo del Rey Demonio que yo había construido.

Cuando mis esclavas y yo entramos por la puerta, nos encontramos sobre las nubes.

Era increíble.

Pensando en todo lo que había pasado, crucé las nubes.

[Ah.]

De repente vi a la Diosa y al Dios Maligno.

Ni siquiera sabía cuándo llegaron, pero estaban sentadas una frente a la otra.

[Así que aquí es donde estaban.]
[Estábamos aquí.]
[¿Regresaron sus poderes?]
[Los míos no lo han hecho.]
[Niño tonto. Por supuesto que no.]

Ambas lo negaron.

Sospechaba que habían recuperado su poder... pero parece que no era así.

[¿Entonces por qué están aquí?]
[Las cosas relacionadas con el mundo y su restauración han sido reunidas aquí.]

La Diosa respondió.

[Akihito, los esclavos de Akihito, yo y Sistra. Si Seiya estuviera cerca.....bueno, el esclavo de Seiya que se unió a ti también está aquí. Todo el mundo relacionado se ha reunido.]
[Ya veo.]
[Gracias Akihito, realmente has revivido nuestro mundo.]

La Diosa dijo con gratitud.

[Así que.... ¿qué pasará de ahora en adelante? ¿Destruirá el mundo una vez más y volverá a empezar? O tal vez una vez que el poder vuelva a usted...]
[Sobre eso…]

La Diosa interrumpió.

[Le pregunté a Sistra y parece que encontró algo mientras te miraba. Dijo que ver a Akihito es más divertido que...]
[¡No dije hasta ese punto!]
[Eh~~~ sí lo hiciste.]
[No, no lo hice.]
[Sí.]
[No.]
[Sí.]

La Diosa y el Dios Malvado estaban ahora en una discusión infantil.

De alguna manera.... no pude evitar pensar que eran similares.

Era sólo un presentimiento.

[¡De todos modos! ¡Lo dijiste! Así que, Akihito...]
[¿Hm?]
[Si Akihito muere, los poderes de Sistra volverán sin que yo pueda detenerla. Las cosas volverán a ser como antes.]
[Eso es un problema.]
[Por eso tengo una sugerencia.]

La Diosa sonrió.

Era la sonrisa más pura que había visto en su cara.

[Akihito, ¿podrías tomar la posición de Dios de este mundo?]
[........ ¿Eh?]

¿Qué demonios está diciendo?

Estaba a punto de decir algo cuando...

[Akihito puede convertirse en Dios. Si lo haces, tendrás una vida tan larga como la mía o la de Sistra, si es así el problema se resuelve.]
[......ya.... veo.]
[Oye, así que hazlo por favor. Conviértete en un dios.]
[………]
[¿Qué vas a hacer, niño?]
[……….]

¿Cómo terminó así?

Un giro increíble de los acontecimientos.

Incluso con la existencia de mis 12 esclavas, yo no era una existencia esencial para el futuro de este mundo de ahora en adelante.

Había planeado revivir el mundo, convertirme en rey y dejar una dinastía. Le entregaría el reino a mi hijo.

Maya y las demás habían dado a luz a mis hijos.

Había planeado vivir mi vida como humano, pero de repente me ofrecieron un puesto aún mayor que el de Emperador. No podía entenderlo.

Pero.... sentí que tenía que hacer esto.

El Dios Malvado definitivamente haría lo que la Diosa dijo.

Si yo muriera... y su poder volviera, no tendría razón para no destruir el mundo una vez más.

Después de todo este tiempo de habernos conocido, lo sabía.

Ella era ese tipo de mujer. Una mujer que haría algo porque no tenía otra cosa que hacer. Una mujer que llenaría una vez más el vacío en su vida que yo dejaría destruyendo el, mundo una vez más.

Yo tenía que ser la presa para detener esta marea.

Puede que no tenga nada que ver conmigo después de mi muerte... pero decir eso y dejar a todos en la ruina, incluso si tuviera la capacidad de detenerlo, perturbaba mi corazón y mi mente.

[Entiendo....... me convertiré en un Dios.]
[¿De verdad?]

La Diosa preguntó de nuevo.

Asentí. Las cosas habían llegado hasta aquí. Necesitaba hacer lo que mi corazón me dictaba.

[Ya veo. Gracias. Umm.... honestamente siento que tengo que decirte esto, ¿de acuerdo?]
[¿Qué sucede?]
[Honestamente, una vez que pasaste por esa puerta, decidiste ir más allá de la posición de Maestro y convertirte en Dios.]
[.........¿Eh?]
[Bueno.... has restaurado el mundo, ¿verdad? Así que en ese momento estaba pensando que la mayoría de los humanos seguirían buscando más poder sin estar satisfechos.... querrían la juventud eterna o algo así....así que yo estaba como “no se puede evitar'' estaba cansada y pensé “¿por qué no tener a quien tuvo éxito en restaurar el mundo convirtiéndose en Dios....?”]
[.....Entonces, ¿qué está diciendo? ¿Está diciendo que tomé mi decisión antes de que me lo pidiera?]
[Bueno.... ya eras un Dios cuando entraste.]
[..........¡OYE!]

Me habían engañado.

Bueno, en realidad no.... pero no pude evitar sentir que me habían engañado.

[Lo siento, Akihito.]
[Niño gracioso, por eso nunca pierdo el interés.]

Las dos dijeron sin vergüenza alguna.

Como pensaba... eran similares.

[Ah, pero hay buenas noticias para ti.]
[¿Sí?]
[Los dioses tienen juventud eterna.]
[Sí.]

¿Y?

[Los esclavos de Dios se convierten en ángeles con eterna juventud......sólo Dios puede matarlos, pero cualquier otra cosa no puede.]
[......¿Eso significa?]
[Puedes estar con tus esclavas para siempre.]

La diosa dijo con un pulgar en alto y un guiño.

El Dios Malvado suspiró.

[Maestro.]

Oí la voz de alguien.

La voz de una de mis Esclavas Eternas.

Me volví para mirar y vi a las 12.

Me miraron con sonrisas en todos sus rostros.

Estas adorables criaturas.

Seis madres y seis hijas.... las doce me sonrieron alegremente.

Sobre el nuevo mundo revivido.

—La Magia está siendo Infinitamente Cargada—


Historia Secundaría 1 - Risha


Risha llegó al pueblo Akito sola.

Largo cabello rubio, vestido verde, y una gargantilla que afirmaba con fuerza su presencia.

En este restaurado mundo, la famosa e increíble Esclava Eterna era llamada por todo el mundo.

Los niños la llamaban,

[¡Hola, Onee-chan!]

Íntimamente.

Los adultos la llamaban,

[¡Mire esto Risha-sama, paramos esta casa de 3 pisos por nuestra cuenta!]

Con respeto.

Una parte de la población con preferencias especiales decía…

[¡E-e-e-e-e-esclava-sama, por favor, castigue a este indigno cerdo!]

Decían con devoción que casi era perversión.

La gente del pueblo, toda se paraba frente a Risha con sonrisas.

Risha se aseguraba de hablar una o dos palabras con cada persona que la llamaba mientras caminaba por la calle principal.

Akito se había desarrollado hasta el punto de que no podrías imaginar que era una pequeña choza en un páramo antes.

Gracias al nombre dado a este pueblo, “Akito,” toda la gente del pueblo había trabajado duro para hacerla digna de su gran nombre. Ahora era una ciudad de cientos de miles que se comparaba a la ciudad capital Ribek.

En este nuevo mundo, era una de las ciudades más creativas.

[¿Tiene cosas que necesita hacer?]
[No, creo que nos las podremos apañar solos.]
[Así es, no podemos estar causándole problemas a Risha-sama.]
[¡Este pueblo recibió el nombre de Dios, hemos hecho bastante para ser dignos de ese nombre!]

El resto de la gente que rodeaba a Risha estuvo de acuerdo.

El pueblo tenía el nombre de “Akito,” ellos eran bastante conscientes de esto y estuvieron de acuerdo en no depender tanto de las DORECAs y las Tarjetas de Esclavo.

Todo eso estaba perfecto, pero le causaba a Risha algunos problemas ya que ya no tenía nada que hacer. Dio una sonrisa de resignación.

Dentro del grupo de gente que se movía, Risha notó algo.

El grupo era normal, pero había un ruido extraño.

Risha empujó a un lado algunas de las personas que la rodeaban y se movió hacia esa dirección.

Su pelo dorado salía por detrás de ella y entró en un grupo diferente de gente.

Vio a un chico de 10 años.

Se había caído al suelo y se agarraba la pierna.

Había una gran cantidad de sangre saliendo de su pierna.

[¿Qué sucede? ¿¡Estás bien!?]

El chico estaba llorando y gritando.

No respondió su pregunta, parecía que el dolor no lo dejaba.

En cambio, la gente de los alrededores respondió en su lugar.

[Fue mordido por un perro. Él lo estaba persiguiendo y le pisó la cola.]
[Un perro….]

Risha le miró la pierna.

Podía ver la marca de la mordida levemente por debajo de la sangre.

Además, no era superficial. Podía ver un poco de blanco.... probablemente un hueso.

[Haré que se ponga mejor.]

Risha dijo con una digna expresión y sacó una Tarjeta Negra.

Era una Tarjeta Negra de Esclavo con la mayoría de los poderes de Dios y la autoridad conferida a esta.

Usándola, ella podía crear una panacea con la magia infinita.

Tomó la botella de panacea y levantó al chico.

[Risha-sama, la sangre está…]

Risha hizo caso omiso de la sangre y levantó al chico antes de alimentarlo con la panacea.

Antes de acabarse toda la botella, la sangre se detuvo.

[gusu…]
[Está bien ahora, ¿aún duele?]
[Solo un poco……]
[Un, dejará de doler en un segundo, solo tienes que esperar un poquito más.]

Risha acarició su cabeza mientras aún lo sostenía.

Ella se veía casi como una madre afectuosa.

La gente de los alrededores no pudo evitar jadear ante la divinidad que emitía.

*****************************************

[¡Se lo agradezco mucho!]

El chico, ahora sanado por completo, le agradeció a Risha.

[Ten cuidado de ahora en adelante, no vayas a pisarle la cola a otro perro.]
[¡Un! ¡Gracias, Ángel-sama!]
[¿Ángel?]

Risha inclinó su cabeza, confusa.

[¿No es as?]
[Un poco, creo. ¿Por qué llamarme así?]
[Bueno, el rey es ahora Dios, así que…]
[¿Sí?]
[Todos dicen que, ya que usted es la sirvienta de Dios, entonces debe ser un ángel.]
[Oh ya veo. Pero no soy un ángel.]
[¿Ehh? Entonces, ¿qué es lo que es?]

El niño preguntó inocentemente mientras Risha pensaba en su amado Maestro.

[Una esclava era, y una esclava seguiré siendo.]

La Primera Esclava dio una sonrisa llena con amor.


Historia Secundaria 2 - Mira


Mira estaba parada frente a un camino bloqueado por grandes rocas. Estaba completamente sellado.

No era solo esta parte, cada camino en esta área había sido bloqueado por peñascos y rocas

Tras de Mira había un joven que la estaba mirando con esperanza.

[¿Hay algo que se pueda hacer, Esclava-sama?]
[No te preocupes, déjamelo a mí.]
[¿¡De verdad!? Ahh….. Gracias a Dios, ahora el pueblo puede ser salvado.]
[Fue la lluvia la que causó este bloqueo. Han pasado tres o cuatro días...]
[Hasta ahora ya son cinco.]

Mira se había puesto a contar cuando el joven le informó.

[Para el momento en que me enviaron, la comida ya se estaba agotando. Los adultos estaban racionándola para permitirle a los niños comer como se debe.]
[Ya veo, entonces es urgente.]

Mira sacó su Tarjeta Negra y creó un globo negro usando la magia infinita.

Su tamaño y color la hacían parecer una bola de bolos. Tenía el dibujo de una calavera blanca dibujada en su superficie.

Era la viva imagen de una bomba de dibujos animados.

[Es peligroso, así que por favor retrocede.]
[Ah, de acuerdo.]

Revisó que el joven se hubiera puesto a cubierto y sostuvo la bomba frente a la roca antes de hacerla explotar.

Una explosión resonó y la roca fue removida dejando el humo flotar hacia el cielo.

[¿¡Esclava-sama!?]
[Está bien. Esta explosión proviene del poder del Maestro, así que no nos afecta.]

Dijo Mira calmadamente.

Igor suspiró mientras el humo se disipaba y el camino se abría.

[Bien, vamos a salvarlos.]
[¡Gracias! ¡Se lo agradezco mucho!]

Igor le agradeció a su salvadora una y otra vez.

***************************************

La fuerte lluvia había causado varios problemas con el camino de la montaña, pero la Esclava de Dios, Mira, no encontró ningún problema para superarlos.

Las grandes rocas fueron removidas por las bombas y los caminos destruidos fueron reparados con magia.

En poco tiempo pudieron llegar a la aldea en las profundidades de las montañas que había sido aislada por las fuertes lluvias.

******************************************

[La comida está acá, la medicina está aquí, y la ropa y las herramientas están en esta casa de madera.]
[¡Sí!]
[También, tenemos que hacer algo con las casas. Reconstruirlas completamente es más rápido, pero si tienen algún apego emocional, podemos repararlas.]

Tan pronto como Mira llegó a la aldea, comenzó a elaborar los artículos necesarios y a reunir a la gente.

Los pocos cientos de personas de la aldea que habían soportado este desastre necesitaban ayuda. Ella se las arregló para hacerlo todo por su cuenta.

[He oído los rumores sobre ustedes, Esclava-sama, pero es realmente increíble. Haciendo todo esto por sí solas.]
[Bueno, soy una de las doce esclavas de Dios, después de todo.]
[Qué maravilloso.]

La gente la rodeaba de gratitud mientras ella corría por ahí dando ayuda.

La mayor parte del trabajo se terminó en medio día y la gente del pueblo lo ensalzaba como un milagro de Dios.

******************************************

Dentro de la luz de la tarde, Mira dio la vuelta al pueblo.

Fue a ver si todavía había cosas que hacer.

Fue un alivio del desastre, pero honestamente lo que ella estaba haciendo ahora era prácticamente lo mismo que lo que había hecho para restaurar el mundo con su Maestro.

Como segunda esclava tenía mucha experiencia. Se las arregló para completar su tarea sin ningún descuido.

Todo lo que necesitaba era hacer unos cuantos artículos más y las cosas estarían bien.... o eso pensaba ella cuando....

[Eso es....]

A poca distancia vio una pequeña silueta.

Un niño pequeño estaba subiendo por un acantilado cerca de la carretera recién mantenida.

Un niño pequeño y travieso.

Estaba completamente concentrado en escalar el acantilado y extendió su mano para alcanzar algo por encima de él.

[¡Cuidado!]

Mira gritó y salió corriendo.

Sobre él, una gran roca estaba a punto de caer del borde del acantilado.

El niño estaba tan concentrado en su tarea que no se dio cuenta.

Mira corrió con todas sus fuerzas y trepó por el acantilado.

Al mismo tiempo, también creó una bomba.

[Agárrate a mí]
[Eh—]

Ella agarró al niño y cambió de lugar en el acantilado.

Al mismo tiempo, lanzó la bomba contra las rocas que caían.

La explosión hizo que las rocas salieran volando y el cuerpo de Mira protegió al niño del impacto de la explosión.

Rápidamente bajó con el niño y aterrizó.

[Fuu.]

Ella suspiró aliviada y bajó al niño de sus brazos.

Entonces preguntó.

[¿Estás bien?]
[S-sí.]
[Bien. Pero no deberías estar haciendo algo tan peligroso.]
[Lo siento............]

El chico bajó la cabeza avergonzado.

Mirando más cuidadosamente, estaba protegiendo algo en sus manos.

Era una flor.

Tal vez fue por el fuerte agarre o por la bomba... pero la mitad de sus pétalos fueron arrancados.

[¿Eso es lo que fuiste a buscar?]
[Un.]
[Entonces podemos conseguir una más...]
[Quería darte esto como regalo, Ángel.]
[¿Eh?]

Mira se detuvo mientras buscaba su tarjeta negra.

[¿Para mí?]
[Un, tú salvaste nuestra aldea. Pensé que este tipo de flores te vendrían bien, así que....]

El joven murmuró antes de detenerse.

Estaba medio destruida, ya no podía ser considerada una bella flor por ningún tramo de la imaginación.

Mira le dio una palmadita en la cabeza.

[Gracias. ¿Puedo quedármela?]
[¿Eh? Pero...]
[Dámela, ¿de acuerdo?]
[U-un.]

El niño la levantó con vacilación y Mira la tomó antes de colocársela detrás de la oreja.

[Gracias.]

A la luz del sol poniente, el joven chico sonrió.


Historia Secundaria 3 - 
Yuria


Ubicación, Capital Real de Ribek, Oficina Administrativa del Palacio Real.

La tercera esclava, Yuria, estaba dentro recibiendo una corriente de visitantes.

[Esclava-sama, he terminado mis entregas. Completé el bloqueo del oeste yo solo.]
[Yuria-sama, esto, encontré esta flor en el camino de regreso. Hay muchas de ellas floreciendo al suroeste de Ribek.]
[Deme más que hacer, como puede ver, todavía puedo trabajar.]

Mucha gente venía a hablar con ella.

Hombres y mujeres de todas las edades diciendo cosas diferentes.

Sin embargo, todos ellos tenían una cosa en común.

La adoraban y querían trabajar para ella.

Yuria les dio instrucciones uno a uno.

Mientras Dios todavía seguía siendo Rey, él dependía de su inteligencia y capacidad, dejándole gran parte de la administración a ella.

Incluso ahora eso no había cambiado, ya que ella seguía administrando el mundo restaurado.

Yuria siguió dando órdenes con calma.

Los devotos se reunían a su lado y trabajaban con todas sus fuerzas en un intento de hacerla feliz.

Esa era la vida diaria de Yuria en el mundo restaurado.

************************************************

A altas horas de la noche, Yuria continuó procesando el último papeleo.

Había terminado todo lo que tenía que hacer hasta mañana al mediodía. Ahora podría descansar.

Se masajeó el hombro mientras se dirigía al sofá.

Quería tomar una pequeña siesta.

En el momento en que se sentó en el sofá, *chillido* la puerta se abrió lentamente.

Una mujer abrió lentamente la puerta a altas horas de la noche y miró tímidamente.

Yuria miró quién era mientras estaba sentada en el sofá.

Era Jenna. La mujer que prácticamente se había forzado a ocupar el cargo de secretaria de Yuria (aunque Yuria no se lo había pedido).

Por supuesto, ella era una de las personas que idolatraba fuertemente a Yuria.

[Wawawa— lo siento, Onee-sama. ¿Te he despertado?]
[........¿Qué?]

Yuria contestó con una voz vacía de desagrado.

Jenna suspiró aliviada mientras entraba y se paraba frente a Yuria.

[Terminé mi investigación y regresé. ¿Quieres mi informe ahora?]
[Adelante.]
[Entendido. Umm, recientemente algo extraño ha estado circulando.]
[¿Algo extraño?]
[Umm.....se está extendiendo entre hombres y mujeres y....uhh]

Jenna se sonrojó pero se las arregló para continuar.

[En realidad es una herramienta que usas así...]
[… Ya veo.]
[Está causando un disturbio en la industria del sexo, así que creo que deberíamos encargarnos. Vine a pedir permiso para hacerlo.]
[....Está bien.]
[¿Eh?]
[Está bien.... déjalo como está.]

Dijo Yuria sin apenas hacer una pausa.

[¿¡De-De verdad está bien no intervenir!?]
[Es porque hay tiempo libre que se utilizar. La noche es tranquila, así que hay espacio para ese tipo de cosas.]
[Eso........puede ser así.]
[Mientras la paz continúe, seguirá evolucionando.]
[¿¿¡E-evolucionar!?? ¿¡Más que esto!?]

Jenna gritó sorprendida y parecía un poco dudosa.

Ella no sabía los detalles exactos, así que se sintió un poco insegura.

Pero, aun así, ella creía en Yuria.

[Así es. Puede que sea así ahora, pero seguirá desarrollándose a medida que la paz continúe.]
[Uu......]
[Pero—]
[Lo entiendo, no intervendré.]
[Un, ¿algo más?]
[Todo lo demás está bien.]
[Ya veo...........]

Yuria asintió y suspiró.

Ella había estado lidiando con asuntos oficiales todo el día, así que ya estaba cansada.

Hasta Jenna podía ver que estaba exhausta.

[Onee-sama, es hora de descansar.]
[.......Un.]
[Así es, te prepararé un poco de leche caliente. Si bebes eso, podrás dormir tranquila.]

Con eso, Jenna empezó a dejar la oficina.

Quería aliviar un poco la fatiga de Yuria si podía.

No podía cargar con todo, pero hacía su cama y varias cosas más, como colocar incienso para aliviar el cansancio.

Estaba a punto de salir a hacer eso y otras cosas cuando se dio cuenta de que Yuria estaba mirando por la ventana.

[………..]
[¿Onee-sama?]

¿Qué estaba mirando?

Si había algo ahí fuera, ella debería ocuparse de ello, pensó Jenna mientras se giraba para mirar hacia afuera.

Pero, en ese momento.

Fuera de la ventana, los jardines reales se iluminaron.

No, no eran los jardines los que brillaban, sino algo brillante que descendía del cielo.

[¿Qué es esa luz? Ah, Onee-sama, ¿adónde vas?]

Yuria salió corriendo de la habitación sin decir palabra.

Jenna se enfurruñó por un momento con los labios entreabiertos.

Sin embargo, pronto suspiró.

[Así son las cosas. No se puede evitar.]

Jenna suspiró con resignación.

Yuria corrió hacia la luz, hacia el lugar del descenso de su Maestro sobre el mundo. Corrió como si el cansancio que había mostrado nunca hubiera existido, con una sonrisa brillante como el sol.


Historia Secundaria 4
“Lilia”


La cuarta esclava Lilia estaba en las profundidades del bosque.

[¡Lento! ¡Puedo ver todos tus movimientos, desuno!]

Esquivó el golpe de las garras del mono mientras este saltaba del árbol. Luego, con un movimiento de su mano, creó una espada.

Usó el infinito poder mágico para crear una espada dentro del cuerpo del mono directamente en su corazón.

[¡Ukiii!]
[¡Ukyakyakyakyakya!]

Quizás intentaban vengarse de sus hermanos caídos, pero dos monos atacaron a Lilia en pinza.

Las garras rompieron el aire con un temible sonido.

[Ese nivel de ataque no puede derrotar a Lilia, desuno.]

Dijo Lilia mientras se agachaba y tocaba el suelo.

La Tarjeta de Esclavo se encendió y espadas brotaron del suelo como un puerco espín.

Los monos que saltaron fueron golpeados perfectamente. Parecían brochetas cuando murieron.

No sólo había estos tres monos, había muchos más.

Se reunieron en todas las direcciones del bosque y saltaron hacia Lilia.

Lilia se puso de pie sosteniendo su Tarjeta de Esclavo en una mano y colocando la otra arrogantemente en sus caderas.

[No importa cuántos vengan, Lilia es la esclava de Onii-chan. No importa cuántos monos vengan, ni siquiera me lastimarán.]

Podrías sentir algo de orgullo por esa afirmación, pero aún más, podrías sentir un sentido de responsabilidad.

Su cara aún tenía las marcas de la juventud que hacían que esto pareciera desequilibrado.

Todos los monos atacaron, pero Lilia no se retiró ni un solo paso. Utilizó el estilo de lucha que su Maestro había perfeccionado con su magia infinita para destruirlos.

***************************************

[¿¡E-Entonces, en este mundo, el Dios Malvado ya no es una amenaza!?]

Había alrededor de 50 personas que habían sido convertidos de monos a humanos. Ahora eran enseñados por Lilia.

El mundo había sido destruido una vez, pero hubo un salvador que apareció y lo salvó.

Aquellos que murieron ante el poder del Dios Malvado se convirtieron en bestias esclavas y el trabajo de Lilia era traerlos de vuelta.

[Estrictamente hablando, el Dios Malvado aún existe, pero Onii-chan— el nuevo Dios súper fuerte, selló su poder completamente. Ella ya no puede hacer nada.]
[[[Ooooohhhhhh]]]

La gente aplaudió.

Había hombres y mujeres de todas las edades, pero todos ellos habían vivido en un mundo lleno de temor e incluso habían muerto por el Dios Malvado.

Por supuesto, se alegrarían al escuchar la noticia de la resolución de esa amenaza.

Pero incluso si el Dios Malvado había sido derrotado...
[Sí, nuestras casas están todas...]
[Mi.... mi pueblo fue destruido tres veces por el Dios Malvado. Después de la tercera nos rendimos y huimos....]

Después de una explosión de alegría, la realidad de su situación los golpeó. Inmediatamente cayeron en una profunda oscuridad.

Esto también era comprensible.

Todos ellos eran personas que habían muerto durante la guerra.

La mayoría de ellos habían muerto mientras perdían sus aldeas y sus hogares.

[Eso no es un problema tampoco.]
[¿Qué quieres decir?]
[Me refiero......... a esto, desuno.]

Lilia usó su tarjeta y creó una casa de madera de la nada.

Aunque al hacerlo usaba diez veces más magia que al utilizar materiales, ya no importaba, ya que su Maestro había alcanzado el poder infinito.

En resumen, ya no era un problema.

Ella creó la casa y la colocó ante las 50 personas.

[¿Qué demonios?]
[¿Una casa instantánea?]
[¿M-magia?]
[Este es el poder de Onii— Dios, desuno. Dios ha declarado que a todas las personas que hayan dejado de ser monos se les dará para las necesidades básicas para iniciar su camino de recuperación, desuno. Esto es a lo que Lilia fue enviada a hacer desuno.]
[[[Oooooooohhhhh]]]

Ellos aplaudieron una vez más.

Antes habían estado en las profundidades de la tristeza, pero la demostración de poder había reanimado sus espíritus.

*************************************************

Dejaron el bosque y encontraron un lugar cerca de un río para comenzar la construcción de una aldea.

Los seres humanos necesitaban agua para subsistir, aunque en principio todo se podía hacer con las tarjetas de esclavo, después de eso tendrían que depender de sí mismos. Para ello, es imprescindible estar cerca de una fuente de agua.

Lilia había salvado a cientos y miles de personas de ser monos y había creado un gran número de aldeas.

Pudo encontrar fácilmente un lugar para una nueva aldea.

Hizo casas, ropa y comida.

Como lo garantizaba su Maestro, ella les dio lo mínimo para sobrevivir.

[Lilia.]
[No te cueles en la fila, tienes que mantenerte en orden desuno.]
[Esto es más importante, Lilia.]
[Incluso si es importante, el orden es.....oh es Risha, desuno. ¿Qué pasa, desuno?]

Risha había llegado, su esclava senpai.

Los pies de Risha tenían un remolino de luz a su alrededor, era la señal de una puerta de teletransportación.

[¿Qué sucede, desuno?]
[El Maestro te está llamando. Te quiere a su lado esta noche, Lilia.]
[¿Onii-chan desuno…?]

Lilia se sorprendió, pero las órdenes de su Maestro tenían prioridad sobre cualquier otra cosa.

Pero entonces otra vez, salvar a esta gente y crear una nueva aldea era una orden de él también.

Lilia estaba atrapada entre la espada y la pared.

[Déjame esto a mí. Incluso yo puedo hacer un pueblo, pero a la que el Maestro llama hoy es sólo a Lilia.]
[¿Está bien, desuno?]
[Las órdenes del Maestro son absolutas. Además, en esta situación no importa quién de nosotras haga esta tarea.]
[…¡Sí, desuno!]

Lilia asintió con energía y estaba a punto de saltar por la Puerta.

[Ah, espera un momento.]

Risha la llamó.

[¿Qué pasa, Desuno?]
[No importa cómo lo mires, ese traje está algo fuera de lugar.]

Traje.... Lilia miró su propia ropa.

Ciertamente, era bastante malo.

Su característico vestido verde tenía manchas de sangre de los monos y estaba cubierto de barro de la creación del pueblo. También estaba rasgado aquí y allá.

Incluso conservadoramente, parecía el traje de una persona sin hogar.

Después de señalarlo, Risha sacó su tarjeta de esclavo y la usó.

Una luz mágica envolvió a Lilia y le cambió la ropa.

Su vestido verde se transformó en un vestido que parecía apropiado para una dama noble.

[Ve con eso. Hacer feliz al Maestro es lo más importante. Sé que lo entiendes.]
[¡Por supuesto, desuno!]

Cuando su senpai dijo eso, ella ya había cruzado la puerta.

[Haré mi mejor esfuerzo, desuno.]

Dijo ella y se dirigió al lado de su Maestro.

La Cuarta Esclava se fue como una princesita mientras sonreía.

(Con esto, fieles seguidores , nos despedimos de una gran novela. A muchos nos dio risa, nos enterneció y esperamos con gran paciencia por ella. Ahora por fin le decimos adiós. Como suelen decir los gringos, fue un gran viaje...)



6 comentarios:

  1. Gracias por todo y extrañare mucho esto

    ResponderEliminar
  2. quien más entro en modo depresión por terminar de leer la novela?

    ResponderEliminar
  3. Muchas gracias voy a extrañar está novela y muchas gracias por traernos está obra

    ResponderEliminar
  4. Muchas gracias por traducir la novela.
    Pd:extrañare esta novela, resulto ser muy corta :(

    ResponderEliminar
  5. Muchas gracias por traerbos esta gran novela, me encato :'D

    ResponderEliminar
  6. Me despido de la novela la descubrí como hase unas dos semanas y me la terminé en ese plazo pero bueno, es tubo buena y agragamos otra novela terminada

    ResponderEliminar