miércoles, 11 de agosto de 2021

Maestro de Nada Capítulo 247 - Kapricorn Shteiner

Maestro de Nada

Capítulo 247 - Kapricorn Shteiner

 

“Buen trabajo.”

“Ah, eso fue divertido.”

 

Dijo Daniela al regresar. En cuanto a Neyti, era como si el fantasma que le había perseguido se hubiera ido. Parecía renovado.

 

“Señorita Daniela. Gracias a usted, siento un renovado sentido de propósito.”

“Qué bien. Bueno, ahora me toca a mí.”

 

Le dije al sonriente Neyti mientras me levantaba de mi asiento. Cuando miré por encima de mi hombro, mi oponente, Kapricorn Shteiner, también se levantó y luego procedió a mirarme fijamente durante un segundo antes de avanzar.

 

“Asagi. ¿Estás bien?”

“Bueno, me las arreglaré. Además, no es que me puedan matar ahí fuera.”

“Eso es cierto, pero… Hay algo raro en eso. Ten cuidado.”

“Sí. Gracias.”

 

Daniela parecía ansiosa mientras le daba una palmadita en el hombro. Luego me dirigí hacia el escenario, con la espada en la mano. Hoy lucharía con una espada de una mano. Por supuesto, había practicado y luchado con muchas armas, pero para días como este, lo mejor era usar aquello con lo que estabas más familiarizado. Y la Glampanzer, con su hoja de piedra de armadura de doble filo, encajaba perfectamente en mi mano. Era más pesada que el acero y también más duradera. Había cortado a muchos enemigos hasta ahora y, sin embargo, no tenía ni una sola astilla. Eso me recordó lo hábil que era Kasil, el herrero de Valdorf.

 

Ahora, estábamos en el escenario. Kapricorn estaba parado con los brazos cruzados y tenía los ojos fijos en mí.

 

“Siento haberte hecho esperar.”

“No te preocupes por eso. Yo ni siquiera lo llamaría esperar.”

“Eres mucho más hablador de lo que pensaba.”

“Bueno, tengo mis momentos. Quizás sea por ti.”

“Jaja. Me siento halagado”.

 

Charlamos como si fuéramos viejos amigos.

 

“Y ahora, a pelear. Que sea una buena, sin contenerse.”

“Sí, por una buena pelea.”

 

Entonces nos dimos la mano. El apretón de Kaprikorn era fuerte. Y algo en la mano se sentía femenino. Éramos más o menos de la misma altura, pero yo era definitivamente el menos modelado.

 

“Y ahora, la quinta batalla comenzará.”

 

Cuando la voz del árbitro retumbó, bajé mi postura y desenvainé mi espada. Ya estaba acostumbrado a este sólido peso, y lo sentía como una extensión de mi propio brazo. Por otro lado, Kapricorn había sacado en algún momento las mismas hojas oscuras que se sostenían entre los dedos como en las preliminares. Tres cuchillas en cada mano. Seis en total. Los pulgares estaban libres.

 

“¡Comiencen!”

 

Y con eso, activé Patas del Dios Lobo en ambas piernas y salí disparado hacia adelante. Como todavía estaba evaluando a mi oponente, no fui a toda velocidad. Por supuesto, pero seguía siendo rápido. Mi velocidad actual era en realidad bastante similar a la de Patas del Lobo del Bosque. Era como cuando corría hacia Spiris mientras el guiverno nos perseguía.

La expresión facial de Kapricorn seguía siendo la misma. Bueno, los ojos, al menos. Así que levanté mi espada y la blandí hacia abajo.

 

“…¿Eh?”

 

¡Clang! La espada golpeó el suelo y las astillas volaron por el aire. Kapricorn había estado frente a mí hasta el último momento; entonces no había nadie.

Al mismo tiempo, percibí una presencia a mi espalda. Confiando únicamente en esa sensación, rodé hacia delante. Dos espadas cortas se clavaron en el suelo donde yo había estado.

 

“Muy bien.”

 

Kapricorn estaba de pie detrás de mí. Un sudor frío me recorrió la espalda. No creía que nadie más que Rachel pudiera moverse más rápido que yo en este momento. Incluso aquel Loup-garou ennegrecido me había parecido lento.

Sin embargo, algo me parecía extraño… ¿Era Kapricornio realmente tan rápido? Tal vez no era eso. No lo sé. Podría preguntar.

 

“¿Cómo lo hiciste?”

“No creo que sea una pelea interesante. Si contamos cosas.”

 

Supongo que sí. La verdad es que tampoco esperaba que me contara nada. Bueno, hubo una cosa que aprendí en esos últimos segundos.

 

Esta no era la clase de persona con la que jugar o evaluar antes de ir a por todas.

 

“Tú también eres bastante rápido. Tus piernas son bastante famosas, pero me siguen sorprendiendo.”

“Mentiroso. No parecías ni remotamente sorprendido.”

 

Hice una nota mental para no prestar demasiada atención a esta broma mientras volvía a blandir mi espada. Esta vez, Kapricorn se mantuvo a la vista y se limitó a dar un salto hacia atrás para esquivarla. Así que presioné y levanté mi espada para dar otro golpe. Fue entonces cuando las espadas cortas salieron volando.

 

“¡Guau!”

 

Las golpeé frenéticamente en el aire. Gracias a esto, ahora había bastante distancia entre nosotros.

 

Uf. Me estaba poniendo nervioso. Nunca me había enfrentado a alguien tan hábil. No tenía mucha experiencia en este tipo de peleas. Mis habilidades normalmente me permitían pisotear a los enemigos o tomarlos por sorpresa. Pero enfrentarse a otro espadachín mientras nos miramos… hacía mella en los nervios.

Incluso el brazalete de señuelo era un pequeño consuelo.

 

“…¿Hmm?”

 

Mientras observaba desesperadamente cada movimiento de Kapricorn, noté algo extraño. Las manos. Sostenían seis cuchillas.

 

“…¿Eh?”

 

Retrocedí unos pasos y miré hacia el suelo. Me habían lanzado tres hojas. Y sin embargo, no se veían por ninguna parte.

 

“Jeje.”

“…¿Cómo lo has hecho?”

“Hay belleza en el misterio. Chico Asagi.”

“Tal vez tienes demasiados secretos.”

“Los secretos son la clave del atractivo de una mujer. ¡Ha!”

 

Ahora que el misterio de su género estaba fuera del camino, ella atacó. Esta vez, los mantuvo en lugar de lanzarlos. Sus brazos estaban cruzados firmemente delante de ella mientras se lanzaba hacia delante.

Me mantuve firme y sostuve la parte plana de mi espada hacia ella para bloquear el ataque.

 

“¡AHH!”

 

Su carga se convirtió en un salto frontal. La fuerza de giro dio poder a su mano izquierda mientras cortaba hacia abajo.

 

“¡Eh…!”

 

Fue más duro de lo que esperaba al recibirlo con mi espada. Sin embargo, ese no fue el final del ataque. Una serie de patadas me asaltaron. Entonces saltó hacia atrás y aterrizó en el suelo. Para devolverle el favor, yo también hice un salto frontal con la ayuda del viento plateado y verde y me abalancé sobre ella.

 

“…¡Toma eso!”

 

Sin embargo, lo esquivó. Fue como si se hubiera desvanecido completamente del lugar. Y entonces sus cuchillas salieron disparadas hacia mí desde un lado.

Sin embargo, yo había estado atento a tal ataque, y fui capaz de derribarlas. Todavía no sabía lo que estaba pasando, pero había visto el momento en que ella desapareció.

 

“Todavía no estoy seguro de cómo lo has hecho, pero esta vez lo he pillado.”

“¿Oh…?”

“La mayoría de la gente pensaría que está viendo cosas…”

 

Ni siquiera había parpadeado la primera vez. Y había una pequeña parte de mí que dudaba de que se debiera a la increíble velocidad. Había sido un misterio. Pero después de la segunda vez, estaba seguro de que no era la velocidad.

Además, recordé que no la había visto en absoluto durante las preliminares.

 

“Son las sombras, ¿no? Puedes viajar entre nuestras sombras.”

“…Es agradable conocer a alguien con buenos instintos, de vez en cuando.”

“Eh, gracias.”

 

Ella levantó las manos y sacudió la cabeza en señal de admisión. Parecía un poco decepcionada, pero no enfadada.

 

“Probablemente eres el único del grupo que se daría cuenta.”

“Los halagos no te llevarán a ninguna parte en esta lucha.”

“Jaja. Estoy totalmente de acuerdo.”

 

Reajustó sus espadas con una expresión de satisfacción mientras seguía hablando.

 

Entraron en mis oídos de una manera que ninguna palabra había hecho antes. Era casi familiar, como una voz que había escuchado durante mi infancia. Eran palabras que no esperaba escuchar en un lugar como éste.

 

“Buceo en la sombra. Sí, a nadie en este mundo se le ocurriría algo así. Está sacado de un cómic. ¿No estás de acuerdo? ¿Asagi?”


Frizcop: Siento que si no es la gerente, me voy a decepcionar mucho xD


¿Quieres discutir de esta novela u otras? ¡Entra a nuestro Discord!

Gente, si les gusta esta novela y quieren apoyar el tiempo y esfuerzo que hay detrás, consideren apoyarme donando a través de la plataforma Ko-fi: https://ko-fi.com/frizcop

No hay comentarios.:

Publicar un comentario