lunes, 3 de abril de 2017

Re:Master Magic Capítulo 20 - Lydia

Re:Master Magic

Traductor: Dantalian

Capítulo 20 — Lydia


—Una semana después de la batalla con el Rey de la Muerte.

   En una base diaria, Milly y yo seguimos cazando en la Iglesia Decadente. Recorrimos los campos de caza, disparando el hechizo de White Ball.

   El jefe es una poderosa fuerza, por lo que toma alrededor de un mes para revivir. Por ello hemos de poder cazar por un tiempo sin miedo a ninguna molestia.



   ... De todas maneras.

—Oye, Zeph~ ya estoy cansada de esto~. —

   Milly parecía pensar que nuestra caza es aburrida. Tal vez sea porque todo lo que hacemos es disparar White Ball mientras estamos alrededor.

—No quiero elevar más mi nivel aquí, vayamos a encontrar otro sitio para cazar, ¿sí? —

   Ciertamente otro campo de caza debería ser más eficiente que este, pero aquí podemos cazar zombis sin el miedo al Rey de la Muerte, y la falta de tensión hace que sea fácil dormirse. Milly probablemente dormirá tan pronto la deje sola, y eso será aburrido.

   Desde que alcancé el nivel 25, no ha subido ni un poco.

—Está bien, pero ¿dónde es que encontraremos otro sitio de caza? —

—Lo sé, ¿bien~? Me pregunto dónde habrá un buen sitio. —

   Ella refunfuñó como una niña chiflada. Bueno, el Rey de la Muerte revivirá de nuevo de cualquier forma, así que no suena tan mal encontrar otro campo de caza.

—Entonces vayamos a separarnos. Milly, ve a buscar un nuevo sitio para cazar mientras tanto yo gano algo de dinero. —

—¿Ah? —

—Levantaré nuestro puesto y venderé nuestros productos, sería más eficiente si sólo una persona lleva a cabo la venta de accesorios y la compra de equipamiento, mientras que la otra busca algún sitio de caza, ¿no? —

—E-eso es cierto...pero... uhm...  —

—Me sentiré más a gusto si sostienes la varilla de cristal por ahora. —

—Eso es... No, ¡estoy bien! ¡He entendido! ¡Me iré y encontraré un nuevo sitio para cazar por mi cuenta, sin ti! —

   Lo dijo a la par que se teletransportaba lejos. Uf, tengo que decirlo, sin Milly cerca se siente un poco solitario por aquí. Ella necesita aprender cómo actuar sola en el futuro, así que servirá para incitarla a ser auto suficiente por el momento. Aunque ya conozco vagamente los campos de caza en los alrededores, encontrar uno nuevo por sí misma será un buen entrenamiento incluso para alguien como Milly.


—Después de algunos pocos días, de nuevo, pisé el interior de la ciudad comercial de Berita.


   He venido para vender mis items en mi puesto para incrementar nuestros fondos monetarios. Después de conseguir algo de oro, veré si por aquí habrá algún objeto que pueda comprar a bajo costo. Entonces visitaré la tienda de Lydia si queda algo de tiempo, había una razón por la que quería ir.

   Primero llegué a la Plaza de la Primera Calle. Ni siquiera me molestaré si no ofrecen oro. Stall Square no está abierto durante las vacaciones. Cuando finalmente encontré algo de espacio para mi puesto, mientras descargaba y cargaba el poco equipaje sobre mi hombro, ya que estaba caminando a través de la encrucijada...

—¿¡Awawawawa?! —

   Repentinamente una chica corrió hacia mí desde algún lado, y accidentalmente solté el equipaje. Sentí algo suave, y mis pertenencias fueron enviadas volando por el aire. De alguna manera logré mantener el equilibrio, contrario a aquella chica, que cayó al suelo.

—Ouch~. —

   Cuando estuve a punto de preguntar por ella mientras extendía mi mano hacia ella, noté algo. ¿Eh? Dónde ha sido que he visto...

   Cabello azul atado en una cola de caballo, una chica que vestía una blanca camisa cerrada que vagamente le cubría sus grandes pechos.

   Desde el momento en que ella estaba en el suelo, con una simple mirada podrías tener vista de una especie de tela blanca que se mostraba en la abertura de sus pantalones cortos. También había un carrito cubierto de un patrón floral tirado en el suelo.

—¡Lydia! —

—Un momento, si no mal recuerdo tú eres... uhm... de nuevo, ¿cuál era tu nombre? —

   Pensando en ello, ¿nunca me presenté?

—Soy Zeph, Zeph Einstein. Probablemente estaba caminando sin prestar atención alguna a mis alrededores, disculpa. —

—Ah~ está bien. Tiene sentido, pues nunca olvido un rostro o un nombre, nunca. —

   Ella toqueteó sus gogles, desprendiendo un sonido de *concon*, después empezó a reír. Repentinamente, como si se diera cuenta de la posición en la que estaba, cerró sus piernas.

—... ¿Lo viste? —

—Un poco, sí. —

—Awawawa, ¡No me digas que viste! ¿Dentro de mis pantalones? Zeph-kun, debiste de haber obtenido una muy buena vista, uh. —

   Para nada, era bastante normal... está bien, fue algo bueno.

—Vaya~ espera, ¡lo que llevabas en tu bolsa está tirando por todos lados! Mierda, ¡rápido, te ayudaré a recogerlas! —

   Diciendo eso Lydia comenzó a recoger mi equipaje que estaba esparcido por todo el suelo. En abundancia y rapidez ella recogió todo, como era de esperarse de un comerciante. Hablando de ello, ella era bastante posesiva respecto a su carrito. Incluso así, momentos antes del choque, Lydia empujó el carrito en otra dirección para protegerme.

   Dejando de lado las cosas que habían sido esparcidas por el suelo, me encontraba bien. Por otro lado ella, quien había mantenido sus pertenencias a salvo, había caído. Aquí es donde se podría decir que el profesionalismo de un comerciante sería necesario.

   Después de recoger todo el contenido de la bolsa mágica, decidimos descansar un poco.

  Vaya que Lydia es alta. Siempre que hablo con ella tengo que mirarla hacia arriba o podría no escucharme. Bueno~ está bien, no me importa.

—Lo siento, Lydia. Parecías estar apurada, ¿estás segura de que estás bien ayudándome? —

—Oh, bueno, la tienda de ahí iba a tener en venta pociones de recuperación de resistencia hechas por alguien famoso. Probablemente se agotarían de inmediato por su popularidad de todos modos, así que no tenía oportunidad desde el principio. No te preocupes por ello. —

—Ya veo. Oh, y no es como si no estuviera agradecido por lo que has hecho. Gracias. —

   Mirándome con una vista en blanco ella río.

—Bien~, no detesto a los idiotas honestos como tú, Zeph-kun, quienes siguen explorando las profundidades de lo que significa ser un mercader. —

   No me siento como si estuviera siendo elogiado. Lydia continuó incluso después de haber visto mi complicada mueca.

—Zeph-kun no vive en Berita, ¿verdad?, así que, ¿por qué has venido esta vez? ¿Podría ser que has venido hasta aquí sólo para verme? —
   Su tercera declaración no fue errónea. Lo que diga ahora no necesariamente tiene que ser negativo.

—Bueno, me ayudaste una vez antes, así que estaba esperando que lo pudieras volver a hacer. —

   Esto es un poco vergonzoso, pero debo responder con honestidad en momentos como este.  Para ganar dinero, sería eficiente hacerse amigo con Lydia, quien es una comerciante.

—¿Enserio? Estoy contenta de haber sido de ayuda. Así que Zeph-kun va a abrir un comercio también? —

—Ah, es correcto. Necesito obtener un poco de dinero justo ahora, pero de vuelta a Nanami no hay algún Stall Square. —

—Jojo, ¿necesitas algo de dinero? ... ¿entonces porque no le preguntas a la onee-san aquí presente si ella quiere ayudarte? —

—¿Lydia? —

—Si necesitas consultas de financiación, sólo déjamelo a mí. Soy tu mejor opción. —

   Ella cruzó sus brazos mientras decía eso, haciendo que, de si ya por sí grandes pechos, se vieran aún más grandes; poniendo una sonrisa encantadora.


—Sólo cuéntale a la onee-san de aquí todo~. ♪ —

No hay comentarios.:

Publicar un comentario