martes, 9 de mayo de 2017

Yuusha-sama no Oshishou-sama Capítulo 09 - Discordia



Yuusha-sama no Oshishou-sama

Capítulo 09 - Discordia


"¿¡Valiente!? ¿Mavis-sama el valiente? ¿La tercera hija de la Casa Mavis?

Como Leticia todavía no estaba familiarizada con la Escuela de Caballeros, vivía en el dormitorio femenino utilizado exclusivamente por los de alta nobleza. En cuanto a Wynn, Leticia le confesó que ella era el "Valiente".

"Un, Soy yo. Leticia von Mavis.”

"Por lo que es cierto... no sabía... "

Wynn miró de cerca a Leticia, que caminaba junto a él.
Quién hubiera pensado que el rumoreado Valiente era su íntima amiga.

"Desde la primera vez que nos conocimos, pensé que eras una noble, pero nunca oí tu nombre completo. No me importaba quién eras, ni de dónde eras. Sin embargo, que el valiente se llamaba Mavis... lo oí.”

Wynn oía con frecuencia sobre el viaje del valiente de los comerciantes y de los aventureros que permanecían en el "pabellón Wataridori"[1] mientras que él trabajaba en la posada.
Niños de la ciudad jugando el juego de "Mavis el Valiente", balanceando alrededor espadas de madera, era comúnmente visto.
Aparte de los mercaderes y aventureros que viajaban a la ciudad, los bardos y juglares realizaban historias de las hazañas del Valiente ante el público.

Para salvar al príncipe de un país que se había convertido en piedra, ella sometió al demonio que lo maldijo y disipó la maldición.

En otro país, derrotó a un sacerdote que sacrificaba a una persona todas las noches para resucitar a un dios malvado y rescató a los capturados.

Además, recuperó una rara hierba de un bosque antiguo inexplorado para curar una enfermedad desconocida que se propagaba por una ciudad.
Cuando resultó que la causa de la enfermedad era un dragón que vivía en una cueva cercana que emitía miasma, subyugó al dragón.
En cuanto a la purificación -

Cuando se difundió que el valiente era la tercera hija ocultada del imperio de la Casa Mavis Ducal, los ciudadanos del imperio sentían un orgullo patriótico por ser el país natal del Valiente.
El propio Imperio publicó ampliamente las acciones de la tercera hija de la Casa Mavis.
Wynn, que había leído historias de caballeros heroicos desde su infancia, también estaba entusiasmado con las historias del valiente que vagaba por la tierra.
Ahora que había crecido, sabía que los caballeros que aparecían en esos cuentos épicos no existían en la realidad.
Sin embargo, la existencia del "Valiente" le enseñó que esos caballeros de libros de cuentos no eran simplemente un sueño.
Aunque las hazañas del Valiente eran imposibles para Wynn, si al menos tuviera una décima parte de su fortaleza, protegería a los que estaban sufriendo, como un caballero.
Eso era algo que él aspiraba a ser.

La tercera hija de la Casa Mavis era a lo que él aspiraba ser, él no pensó que ella sería su amiga Leti.

Miró a Leticia, que estaba a su lado.

Como en el pasado, su amiga caminaba junto a él.
Dos años más joven que él, su altura ni siquiera llegaba a su hombro, tenía una figura delicada.
Luchando contra el Señor Demonio, sus subordinados y los monstruos, era más duro que las historias.

'¡Haré todo lo posible para que pueda volver antes!'

Las promesas intercambiadas hace cuatro años- él pensó que esas palabras no se harían realidad.
Sin embargo, había regresado y caminaba junto a él, como había prometido.

“Has hecho lo mejor que has podido, ¿verdad, Leti?”

Con las palabras que escaparon de los labios de Wynn, los pies de Leticia se detuvieron por un momento, haciendo que ella se apresurara a ponerse adelante después de quedarse atrás.

"¡Un!"

Ella mostró una sonrisa encantadora y brillante.

Hace cuatro años, Leticia no pudo revelar que era de la Casa Mavis.

Temía que Wynn se alejara de ella si sabía que era una noble.
Generalmente, en una Orden de Caballeros Imperial, las personas no usaban los nombres de su familia.
Oficialmente, usaban rankings en la Orden de Caballeros, para evitar que los nobles hicieran alarde de su influencia en la corte.
La escuela de caballeros adoptó esta práctica. Por ejemplo, Wynn Byrd formalmente se llamaría "Caballero Cadete Wynn", y no "Caballero Cadete Byrd", y Locke no sería llamado "Caballero Cadete Marine", sino más bien "Caballero Cadete Locke".

Incluso si fuera una dama de la nobleza, Wynn no tendría que llamarla por su apellido.
Sin embargo, Leticia era más famosa de lo que ella hubiera deseado.

Ella era conocida como la "Princesa de la Espada Divina", "La más cercana a Dios", y "Leticia van Mavis, el Valiente".

Como la tercera hija de la Casa Mavis Ducal del Imperio.

Leticia miró a Wynn a su lado.
Hace cuatro años, tenían aproximadamente la misma altura.
Ahora, la cabeza de Leticia ni siquiera llegaba a los hombros de Wynn, y su joven cuerpo se estaba tomando una constitución fuerte y músculos flexibles.

Esa mañana, cuando cruzaron espadas, Wynn fue varias veces más fuerte de lo que recordaba hace cuatro años.
La fuente del arte de Leticia, que le valió el nombre de "Princesa de la Espada Divina", fue definitivamente Wynn.
Fue la esgrima que la fascinó cuando se escapó por primera vez a la ciudad y lo conoció.
Comparado con ese tiempo, siendo más hábil con sus técnicas de la espada, él habría sobresalido si los requisitos fueran satisfechos, que las ocasiones eran probablemente muy pocas en esta escuela.

Durante su viaje, luchó contra muchos enemigos.
Muchas veces, tuvo experiencias cercanas a la muerte, sintiendo desesperación.

Sin embargo, al final, Leticia no se rindió y siguió luchando.
Incluso con su poder mágico vacío, y sus compañeros heridos, con sólo su espíritu y espada ininterrumpidos, desgarraría miríadas de demonios.
La esgrima que Leticia aprendió de Wynn fue su mejor herramienta.

Por lo tanto…

“Has hecho lo mejor que has podido, ¿verdad, Leti?”

"¡Un!"

Ante las palabras de Wynn, Leticia, desde el fondo de su corazón, se sintió encantada y aliviada.
En lugar de ser conocida como "El valiente", o como "La hija de un noble", su relación con Wynn como la alumna de su "Maestro" no cambiaría de ahora en adelante.
Por esta razón, no pudo evitar maravillarse.

¿Cómo era Wynn incapaz de convertirse en un aprendiz de caballero?
Mientras estaba a su lado, Leticia miró a Wynn.
Para averiguarlo, le preguntó.

"Ne, ¿qué aprendemos en la Escuela de Caballeros?"

"Si tuviéramos que hablar de las lecciones, entonces hay dos tipos de clases, teoría y práctica. Las clases prácticas de combate incluyen la esgrima, el uso de la lanza u otro arte marcial. Artes escénicas, artes de sigilo, artes de supervivencia se enseñan en el campo. Las clases de combate mágico se dividen en tres tipos. Las clases teóricas incluyen tácticas e historia militar, y por supuesto historia y heráldica. Finalmente, hay Lingüística”.

"Onii-chan, ¿Qué clases tomas?"

"Bueno, las clases de combate, artes marciales y la esgrima son necesarias, pero también tomo la clase de artes con cuchillo. También estudio historia."

“Fuun, así que es así.”

“¿Qué vas a tomar, Leti?”

"Estoy demasiado tarde para unirme a una clase de combate, así que me estoy concentrando en estudiar las clases teóricas. Ah, pero planeo matricularme en las clases de magia.”

“Entonces te concentraras en las clases teóricas.”

"Pero la fuerza de Leti es mover tu cuerpo, y no usar tu cerebro."

“Después de todo, me fui cuando tenía diez años, ¿no? No pude estudiar durante el viaje.”

Leticia se resintió, golpeando la cabeza de Wynn con un sonido de ‘pon pon’.

“Ah, Wynn. Leticia-sama.”

“¿Qué pasa, Locke?”

De repente él llamó por detrás de ellos.
Locke había estado caminando detrás de ellos por algún tiempo.
Como parecían extraños desde el costado, Locke caminó detrás de ellos mientras miraba inquieto.

"¿Qué es? ¿Te duele el estómago?”

"¡No, no es así!"

Al ver a su amigo con un rostro pálido, Wynn le llamó con preocupación, pero recibió una negación en un grito suprimido.

"Ustedes dos, con tanta atención en ustedes, ¡no estén tan tranquilos!"

Mirando a su alrededor, antes de que se hubieran dado cuenta, Wynn y Leticia (y Locke...) estaban siendo observados por los estudiantes que iban a clase.

"O-Oi. ¿No es esa Leticia-sama?

"Un. La vi ayer en la ceremonia de entrada, ¡pero no la vi tan de cerca!”

"Pero, ¿quiénes son los dos chicos junto a Leticia-sama? ¿Los vimos en la fiesta de la noche?

"Bueno, el chico a su lado, lo sé. ¿No es Wynn Byrd? Estoy segura de que fue él quien falló en la prueba de selección tres veces seguidas.”

"¿De verdad? ¿Tal tipo existe? Podría convertirme fácilmente en un caballero si se lo pidiera a mi padre.”

"¡Yo también, yo también!"

"Lo sé, ¿verdad? El examen no es más que una formalidad, ya que sólo se puede pagar para pasarlo”.

“¿Ese tipo, el plebeyo? No hay manera de que pueda pagar.”

"¿¡Haa!? ¿Una persona así pretende ser un caballero? ¡Yo creo que no!"

"¡Jajaja!"

Wynn sintió como si alguien le hubiera echado agua fría en la espalda.
Aunque no dijo nada, Locke lo notó.
Sin embargo, actuó como si no le importara.
De repente comenzó a masticar su labio inferior.

Él había mostrado fuerza hasta ahora.
Comprendía claramente su estatus social.
Las personas que asistían aquí eran nobles, caballeros o hijos de gente rica.
Locke no era la excepción.
Si Locke hubiera vivido una vida que encajara con su estatus, Wynn nunca lo habría conocido.

Además…

Como dicen, para convertirse en aprendiz de caballero, se necesita dinero.

Para ser exactos, conexiones y dinero.

"Wynn, no prestes atención a sus palabras, ¿de acuerdo?"

Locke le dio unas palmaditas en el hombro.

“¿Por qué ese mendigo camina con Leticia-sama? Hay un límite para no saber el estatus social de uno.”

Sus palabras le atravesaron el pecho.

‘Ella era la señorita Leticia van Mavis, el valiente.’

Sin haber cambiado desde hace cuatro años, se encontraron.

En aquellos días, yo no lo sabía.
En aquellos días, ella no era el valiente todavía.



Era una niña perdida. Ahora sé quién es en realidad.
Para Wynn, era una persona que vivía en un mundo completamente diferente.
Parecía que la Leticia, que alguna vez estuvo cerca de él, de repente se convirtió en una figura lejana.

"¿Onii-Chan?"

Leticia lo miró con cara de preocupación.

Según todos, los plebeyos como Wynn no deberían intercambiar palabras con ella.
Sólo un niño inocente podía llamarla "Leti" tan familiarmente.
Pero ahora, ya no era un niño.

"Lo siento, Leti... Leticia... -sama, Locke. Iré adelante.”

Volviéndose, sin ver las caras de los dos, Wynn comenzó a correr.
Leticia y Locke fueron dejados atrás, mirando su espalda inmóvil.


[1] Significa lo mismo que “El nido del Pájaro Errante”

No hay comentarios.:

Publicar un comentario