martes, 20 de junio de 2017

El Maestro del Valiente Capítulo 17 - Obertura (I)

El Maestro del Valiente

Capítulo 17. Obertura (I)

 

Al amanecer, los estudiantes se dividieron en cuatro grupos, según las instrucciones de los caballeros.

Los caballeros del fuerte se unieron, de modo que había cuatro caballeros y cinco estudiantes en cada grupo.

Wynn estaba fuera en el cuarto grupo, mientras que Locke estaba en el tercero, y Cornelia estaba en el segundo.

—¡¿Qué?! ¿Los tres estamos en grupos diferentes?

—No puede evitarse. Puesto que parece que la división de grupos fue decidida por nuestros grados. —Locke, que había visto las listas de los grupos, gruñó.

Wynn y Cornelia, sin embargo, ni siquiera eran caballeros aprendices, sino simplemente cadetes.

Era natural que los grupos fueran divididos.

Los estudiantes se fueron a sus respectivos lugares de reunión, mientras que los caballeros a cargo discutieron los preparativos.

Cuando terminaron, se unieron a sus respectivos grupos, luego estos salían del fuerte hacia el bosque.

—¿Dormiste bien anoche? —Cornelia, que venía del punto de encuentro del segundo grupo, llamó a Wynn, que esperaba su partida.

—Sí, lo hice. Ya que estoy acostumbrado a pisos duros. No hubo ningún problema. ¿Y tú, Cornelia-san?

—Tengo la habilidad especial de poder dormir en cualquier lugar.

—Estoy tan celoso de ti…

Muchos de los otros estudiantes, por otra parte, no pudieron pegar ojo en toda la noche, y tenían demacradas expresiones en sus rostros.

La mayoría de esos estudiantes eran nobles y ricos, que estaban acostumbrados a acostarse en camas blandas, y por lo tanto eran incapaces de dormir bien.

También contaba el hecho de que estaban nerviosos, pero la privación de sueño a partir del primer día se convertiría en parte del desafío de la misión.

Aunque prácticamente todos los estudiantes del grupo de Wynn estaban en un estado similar, para Wynn, era el problema de otra persona. Estaba preocupado por no frenar al grupo.

De cualquier manera, tendrían que enfrentarse a monstruos y bestias demoníacas.

Para esas bestias, la situación aquí no tenía nada que ver con ellas.

Este era un aspecto que la práctica no tenía; Arriesgarían sus vidas en esta misión.

—Todos en el lado de Wynn-kun están en una situación similar… —Al ver a uno de los compañeros de grupo de Wynn bostezar, Cornelia murmuró en un tono sorprendido—. A pesar de que pronto serán caballeros, todavía se sienten como nobles… Debido a su falta de sentido del peligro, sería bueno si no pagamos un alto precio por ello.

—Cornelia-san, eso es bastante duro.

—Hay varias razones… Si eres tú, Wynn-kun, entonces debería estar bien. ¡Así que demos lo mejor de nosotros! —Después de agitar la mano mientras sonreía, Cornelia volvió hacia su grupo.

Los caballeros del segundo grupo habían regresado y se les había dado la señal de reunirse.

—Oye, hay una buena atmósfera, ¿no? —Después de ver a Cornelia irse, esta vez, fue Locke quien apareció.

—¿De qué estás hablando?

—No te hagas el tonto. Se trata de Cornelia-san. —Locke palmeó el hombro de Wynn mientras sonreía.

—Escuché la historia de tu encuentro de práctica, pero no pensé que fuera al punto de que pudieran hablar entre ustedes tan fácilmente.

—… ¿Es eso así? ¿No es normal?

—Si Leticia-sama viera esto, ¿qué diría ella, me pregunto?

Wynn miró a Locke, que estaba riendo irresponsablemente.

—Sólo estaba bromeando. Bueno, si eres tú, estarás bien. Simplemente no trates de obtener logros imprudentemente.

—Ah, por supuesto.

El rostro de Locke se puso serio ante esas últimas palabras; Luego, mientras agitaba las manos, volvió a su grupo.

No tenía que decir eso.

Ciertamente, si lo hacía bien, era una buena oportunidad para obtener una recomendación para convertirse en un caballero aprendiz.

Pero debía tener cuidado.

Recogiendo su bolsa llena de provisiones y equipo de acampada, Wynn se apresuró.

Los cuatro caballeros a cargo del grupo de Wynn estaban caminando.

—No hay necesidad de esperar más. Vámonos.

Con esas palabras, marcharon juntos hacia el bosque.

Esta fue la apertura de la misión de exterminio.

Junto con los cuatro caballeros, el cuarto grupo finalizó la verificación final de su equipo, y luego salió del sendero y caminaron hacia el bosque.

Mientras avanzaban por los estrechos senderos de los animales, las hojas de los árboles cubiertos de vegetación bloqueaban la luz del sol, haciendo que pareciera sombrío.

Al principio, habían salido de buen humor, conversando unos con otros, pero lentamente la atmósfera animada se abrumó y cayó en silencio.

Mientras marchaban hacia el campamento designado, buscaron cuidadosamente al enemigo.

Tan pronto como apareciera un monstruo, lo eliminarían. Y en el improbable caso de que no hubiera ninguno, regresarían al fuerte y se reunirían con los otros grupos.

A diferencia de los senderos y los campos de práctica de la escuela, el camino estaba lleno de barro, con ramas de árboles colgantes y animales bloqueando el camino. El camino era empinado y desigual, que pesaba en la fuerza mental y física de los estudiantes.

De los caballeros a cargo del cuarto grupo, uno fue trasladado de la capital, mientras que tres de ellos eran de la fortaleza.

En la primera línea, encabezada por el capitán del pelotón y los caballeros que llevaban más tiempo en el fuerte, mientras los estudiantes estaban siendo alineados, el vice-capitán y otra persona caminaban en la parte trasera.

El vice-capitán observó la situación desde la retaguardia, prestando atención a su entorno.

Cuatro horas después de que empezaron a marchar, los nobles que nunca practicaron con diligencia ya estaban luchando por caminar simplemente debido a la fatiga.

—Parece que no pudieron dormir bien anoche.

Desde el comienzo de la expedición, la emoción mental de estar atento hacia su entorno había agotado su resistencia.

Todos los estudiantes estaban poco a poco colgando la cabeza y mirando sus pies.

Sin embargo, la razón por la que el vice-capitán hizo una cara amarga fue el capitán del pelotón en el frente.

No se podía evitar que los estudiantes estuvieran desatentos debido a la fatiga. Todavía eran caballeros aprendices inexpertos, que ganaban experiencia junto a los verdaderos caballeros. Serían perdonados por eso.

Por otra parte, los caballeros de pleno derecho, incluso el capitán, estaban dando pasos lentos por alguna razón.

Ya había confiado la vanguardia a sus subordinados, así que marchó en silencio.

A pesar de que, al principio, los estudiantes habían hecho preguntas importantes.

Mientras reflexionaba en pensamientos amargos, observó el entorno desde la parte de atrás. Luego, a la izquierda del grupo, había un matorral.

En él, una sombra antinatural era visible.

Los estudiantes no estaban prestando atención, y ni siquiera los caballeros lo habían notado.

La sombra apuntaba a uno de los estudiantes, acercándose lentamente, y cuando estaba a unos cinco o seis metros de distancia, aceleró de inmediato.

“…¿Eh?”

Finalmente, el estudiante objetivo finalmente notó la sombra.

Un sonido agotado se filtró, y la sombra saltó mientras miraba-

¡Mierda, no hay tiempo! Tan pronto como vio la sombra, ya había comenzado a moverse hacia ella, pero los estudiantes que estaban delante de él bloquearon su camino.

Mientras los otros caballeros y estudiantes no se habían movido,

Los ojos del vice-capitán vieron una luz plateada siendo absorbida por la sombra…

Con un fuerte grito, la sombra saltó a un lado, retorciéndose de dolor.

Con un grito que erizaba los cabellos, la sombra negra cayó al suelo mientras golpeaba a dos estudiantes.

Después de girar una vez, luego dos veces… se levantó, y alzó su voz en un aullido.

A primera vista, parecía una rata.

Sin embargo, era del tamaño de un lobo, y su cabeza estaba cubierta de escamas de reptil, una grotesca figura de rata.

…Un monstruo.

—Uwaah…

—¿¡Uwaaaaah!?

Avanzando desde un matorral en medio de un terreno traicionero, y un bosque oscuro y denso, mientras la resistencia y los espíritus de los estudiantes se agotaban, era un temido encuentro con un monstruo.

Los estudiantes cayeron en pánico.

—¡Dejen el miedo! —El vice-capitán lanzó una orden—. ¡Sostengan sus escudos, saquen sus espadas! ¿Es así como pretenden convertirse en caballeros del Imperio?

Como golpeados por un relámpago, los estudiantes galvanizados sostuvieron sus escudos y sacaron sus espadas.

Sí, aunque estén agitados, debería estar bien.

De alguna manera habían pasado el examen de caballero.

Una vez que prepararon sus posturas, la superaron en número.

Primero, no perderemos.

El vice-capitán no volvió a atacar y observó la situación mientras los estudiantes rodeaban al monstruo.

Sus ojos fueron atrapados por un joven que estaba de pie frente a la bestia demoníaca.

Ese estudiante es el cadete al que Aldo le prestaba atención.

El destello plateado de antes era él lanzando la daga, cortando el aire.

La daga estaba profundamente incrustada en el ojo derecho del monstruo roedor.

Si no fuera por ese ataque, el estudiante objetivo ya tendría la garganta destrozada.

Mientras soltaba un gruñido enojado, el monstruo chasqueó sus colmillos amenazadoramente.

Sin embargo, estando completamente rodeado por todos lados, aunque ágil, la bestia demoníaca no tenía ninguna posibilidad.

Aunque habían retrocedido un poco, las espadas de los estudiantes herían la piel de la bestia demoníaca.

—Así que él lo hizo, el cadete llamado Wynn. —De repente, uno de sus subordinados estaba de pie junto a él—. Ah. Es sólo que Aldo-san tiene los ojos puestos en él.”

Hasta ahora, los estudiantes tenían una sólida ventaja.

El estudiante que dirigía la batalla, el cadete llamado Wynn, recorrió el frente del monstruo rodeado, hasta el punto ciego creado por la espada corta, apoyando los ataques de los otros estudiantes.

Wynn se paró delante de la bestia demoníaca, mientras dos personas se movían a la izquierda y derecha detrás de ella.

Las dos personas que estaban de pie en la espalda especializados en magia de ataque comenzaron a recitar sus hechizos.

En lugar de especializarse en la lucha contra seres humanos, su estilo se especializaba en la lucha contra monstruos.

Apuñalar los puntos débiles de un oponente era el estilo de lucha de un aventurero.

Según las instrucciones de Wynn, repararon la formación.

A pesar de ser un plebeyo excluido, habían llegado a esta situación debido a sus instrucciones.

Fue hasta el punto de que los nobles fueron capaces de reconocer su juicio.

Ese muchacho, todavía tiene energía de sobra en esta pelea.

—…Es lamentable, ¿no?

El hecho de que él estaba dedicado a distraer al monstruo, al mismo tiempo que prestaba atención a los alrededores, hablaba mucho de su experiencia en la lucha contra monstruos.

A esa edad, podría estar imitando a un aventurero.

—Pronto, será buen momento para nuestro plan. ¿Qué debemos hacer? —El vice-capitán alzó la mirada hacia el cielo.

Primero en el plan, los estudiantes necesitaban estar ocupados para que funcionara.

Por lo tanto, encontrar un monstruo desde el principio fue útil.

Sin embargo, mirando la batalla, sería bueno desechar ese procedimiento.

Especialmente ese cadete Wynn, no, más allá del arma en sus manos, había muchos factores inciertos.

Aunque las espesas ramas y las hojas bloqueaban la luz del sol, este alcanzaba lentamente su cenit.

—¿Qué tan lejos está el fuerte y qué tan lejos están los otros grupos?

—Es como estaba planeado.

Asintiendo con la cabeza ante el informe del subordinado, esperaba a ver qué hacía el capitán.

Como si los evaluara, se quedó detrás de los estudiantes y observó el curso de la batalla.

La batalla se dirigía hacia su fin.

Los dos estudiantes terminaron sus cantos, y el monstruo estaba cubierto de llamas.

Dejando escapar un suave gemido, el monstruo cayó al suelo, luego los dos estudiantes lo apuñalaron con sus espadas.

Los gritos de muerte de la bestia demoníaca resonaron.

—Si lo haremos, debemos hacerlo ahora.

Al igual que el vice-comandante, sus dos subordinados también lentamente sacaron sus espadas.

Mostrar su resolución al principio era su papel como su superior.

Se deslizó suavemente detrás del capitán de la escuadra, que miraba con orgullo la batalla de los estudiantes.

—Ah… Gah…

En un movimiento, la espada del vice-capitán atravesó la espalda del capitán y salió de su pecho; junto con sangre fresca.

Anterior | Índice | Siguiente

No hay comentarios.:

Publicar un comentario