jueves, 7 de junio de 2018

Charging Magic With a Smile Arco 13


Charging Magic With a Smile
Arco 1
3

Capítulo 114
“El Viaje de Negocios del Rey”

[N-no.…no se acerque.]

Dentro de una casa en ruinas, una jovencita temblaba de miedo en un rincón.

Entre las montañas había una pobre aldea de gente que había escapado de la destrucción del Dios Maligno. No tenían mucho más que sus vidas.

Ahora mismo un hombre y sus subordinados estaban atacando este lugar.

El nombre de este hombre era Midolfan. Él había reunido a los subordinados de Marato y Maxim bajo su influencia y arrasado los alrededores. Ese hombre tenía ahora una mirada repugnante y perversa en su cara cuando se acercó a la niña con el ambiente de la aldea siendo destruida.

[Pensé que este pueblo no tenía una mierda. Pero esta cosita tiene un buen cuerpo.]
[N-nooo...........]
[No te asuste’, este jefe va a ser bueno. Te enseñaré cómo un hombre y una mujer de verda’ se divierten.]

Dijo Midolfan mientras se acercaba lentamente a la chica.

[Por favor Dios.........]

La niña se acurrucó y rezó desesperadamente.

La chica más joven de la pobre aldea.

Su misma existencia parecía ilustrar la impotencia que estas personas sentían ante estos lobos en la piel de humanos.

[Kufufufufu. Gracias por la golosina~]

En ese momento...

[¡Jefe!]

El subordinado de Midolfan entró en pánico.

¡Bam! Midolfan ni siquiera dudó y lo golpeó con un golpe con la mano volteada.

[Ga, ahhhh.......]
[¿No dijo este Señor... que de ahora en adelante sería mi tiempo de diversión? Dije que no me interrumpiera’, ¿verdad?]
[Do, do ziento. Pero hay un poblema.]
[........ ¿qué?]

La cara de Midolfan ya parecía agria, pero después de escuchar eso, se vio aún peor.

[El Rey Esclavo está—]

******

Seis gemas brillaban mientras un solo hombre que sostenía al Verdadero Esclavo Eterno se abría camino hacia el centro de la aldea.

Había unas diez casas en esta aldea. La mitad de ellas tenía humo negro saliéndole y la otra mitad tenía puertas o paredes rotas.

Había un montón de cosas quemándose y un pequeño montón de objetos de valor.

[¡Maldicióoooon!]

Uno de los perpetradores, otro de los subordinados de Midolfan, volvió a atacarlo.

Su espada esclava destelló y este fue dividido en dos.

******

Seguí caminando junto al hombre y su cuerpo cayó a mi lado partido en dos mitades.

Continué cortando a estos tipos insignificantes y Midolfan salió del único edificio que aún estaba intacto.

Sus cejas mostraban lo sorprendido que estaba.

[Bastardo.......¿por qué está’ aquí?]
[Una coincidencia... aunque también puede contar como magia.]
[¿Qué dijiste?]
[¡P-por favor ayúdeme!]

Midolfan se enojó más.

Detrás de él de repente salió una única chica.

Ella se le escapó tan rápido como pudo e intentó llegar a mi lado.

Sin embargo, fue detenida a mitad de camino.

Midolfan la atrapó y la envolvió con su brazo alrededor de su delgado cuello.

[Ohho, no vayas moviéndote por ahí. Si lo haces... entonces no sé qué le pasará a esta chica de aquí.]
[Un rehén, ¿eh?]
[El Rey Esclavo es amable, ¿verdad?... así que creo que este tipo de cosas debería funcionar.]
[………]
[Ohh no, no soy tan mal tipo. Ni siquiera le’ guardo rencor. Qué le’ parece, ¿por qué no no’ deja’ irno’ esta ve’?]
[……..]
[¿Puedo tomar eso como un sí?]
[¡Ugu!]

Él la agarró con más fuerza y ella gimió de dolor.

Si no aceptara, su vida no estaría garantizada.

[Déjala ir.]
[Dejaré ir a esta chica una vez que yo esté bien y a salvo. Yo mantengo mi palabra, ¿sabes?]
[...... será mejor que así sea.]

Midolfan empezó a moverse.

La sostuvo mientras continuaba caminando y estaba a punto de pasar a mi lado cuando en ese momento...

Un sonido de deslizamiento y una luz fría parpadeó.

¡Chinggggggg!

Bloqueé su golpe con mi espada esclava.

Midolfan había atacado primero y una vez más blandió su espada.

Intentó atacarme por sorpresa.

[…. ¿no vas a huir?]
[¡Sería mejor matarte aquí, imbécil!]
[Ya veo.]
[Ohho, no piense’ en volver a atacar, ¿sí? Si lo hace’ entonce’...]

Midolfan dijo mientras empezaba a atacar de nuevo... pero de repente se detuvo.

Tosió sangre y su espada cayó de su mano.

[¿Q-Qué.........qué e’ esto?]

Miró su cuerpo con miedo y asombro.

Vio a seis niñas.

Había seis chicas semitransparentes y adorables.

Pelo dorado y orejas puntiagudas... Esclavas Eternas.

Todas tenían cuchillos cortos que lo apuñalaron.

[¿Niños...? ¿Cuándo han...?]
[Bueno, es así. Todas regresen.]

Las pequeñas esclavas semitransparentes se convirtieron en luz y desaparecieron de nuevo en el Verdadero Esclavo Eterno.

Entonces volví a blandir la espada mientras seis luces volaban. Se convirtieron en los 6 que rodearon a Midolfan.

Entonces tomaron sus cuchillos y apuñalaron.

¡Zakuzakuzaku!

El segundo ataque añadió otros seis agujeros en Midolfan. Ahora él estaba lleno de una docena de agujeros diferentes en su cuerpo.

[Ga.…ha.............]

Los ojos de Midolfan mostraron una absoluta incredulidad mientras se derrumbaba lentamente en el suelo.

******

[Pueden hacer la panacea usando solo magia.]
[Sí, ¡vamos todas!]

Chasri corrió con las otras niñas.

Una vez que encontraban a una persona herida usaban sus tarjetas para hacer medicinas y las curaban.

El coste del rendimiento era bajo, pero podía dejárselo a ellas.

Así que las dejé hacerlo y me volví hacia la chica.

[¿Estás herida?]
[¿Ha?.......no..........]
[Ya veo. Tuviste suerte entonces.]

Mi llegada aquí fue una coincidencia.

Había salido a probar el poder de mis niñas y había utilizado la magia de Búsqueda de Enemigos que me guio hasta aquí.

Le tendí mi mano y la puse de pie.

Miré por toda el pueblo.

Casi no podría llamarse una aldea. Era sólo un poco mejor que la cabaña podrida original de Madway.

[¿Siempre han vivido aquí?]
[Sí........um...]
[¿Hm?]
[Umm, antes ese hombre... lo llamó el Rey Esclavo.]
[Oh, lo hizo, ¿verdad?]

Me llamaban así muy a menudo.

[¿Podría ser que… usted sea el Rey del nuevo país?]
[Sí.]
[Entonces..........]

La chica empezó a decir algo.

Abría y cerraba la boca como si quisiera decir algo, pero no sabía si debía hacerlo.

[¿Quieres estar bajo mi jurisdicción?]
[Sí... pero esta aldea no tiene mucho que ofrecer…]
[No necesito cosas así.]
[¿Eh?]

Ella estaba sorprendida y parecía que no podía creerlo.

[Chasri, Irina, Vuela, Arisa, Bella, Origa.]

Grité en voz alta y ellas corrieron.

[¿Noz llamó, Maeztro?]
[Hagan una casa a poca distancia de la aldea. Estaremos trabajando aquí por un tiempo.]
[Zí.]

Corrieron una vez más.

La chica se quedó estupefacta.

Sería mejor demostrarlo que explicarlo. En primer lugar, deberíamos ayudar a reconstruir este lugar un poco.


Capítulo 115
“Embudo Esclavo”

[Chasri, lleva eso a la aldea a la abuelita de ahí.]
[Sí~]

Ella levantó sus manos y trajo la casa de madera dentro de la aldea.

[………….]

La joven Anna, a la que Midolfan había atacado antes, tenía la boca abierta de par en par con incredulidad.

[Esa niña pequeña es........increíble. Las otras niñas también.]

Anna miró a su alrededor.

Chasri y las otras cinco niñas se movían por los alrededores.

Estaban dando vueltas por las afueras de la aldea, haciendo casas y llevándolas. Si estaban un poco alejadas, Vuela las levantaría y ajustaría sus posiciones.

Los objetos eran varias veces más grandes que las niñas y pensando en ello, normalmente las casas pesaban varias veces su propio peso corporal.

Verlas llevar los objetos como si no fuera nada sería realmente asombroso de ver.

[¿Son las hijas de Su Majestad?]
[Son mis esclavas.]
[¿D-De verdad...?]

(¿En serio? Entiendo que sean sus esclavas por lo que dice la tarjeta, y sé que como es Akito, las querrá enormemente, pero ¿es necesario que les diga esclavas? Por lo menos para mí es una palabra muy fría para referirse a sus hijas.)

Respondí sin rodeos y Anna pareció retroceder.

Sin embargo, esto no era algo en lo que yo pudiera ceder.

[¡Maeztro! ¡Cuidado!]

Oí gritar la voz de una niña.

Me volví para ver a la hija de Mira, Irina, cayendo y la casa de madera volando de sus manos hacia nosotros.

Aterrizaría....en Anna.

[¡Kyaaaaa!]

Anna gritó.

Salí delante de ella y atrapé la casa.

Utilicé el poder de la DORECA para quitarle la gravedad.

Con eso podría detenerla fácilmente.

[¿Estás bien?]
[S-sí.]

Anna dijo ruborizándose.

[Irina, no te caigas más así.]
[De acuerdo.]

Miré a Irina cuando se levantó y lancé la casa hacia ella.

La casa voló por el aire e Irina la atrapó ligeramente. Esto realmente se convertiría en otra visión increíble, pero...

[………………]

Anna no lo vio.

Ella me miraba mientras se sonrojaba hasta las orejas.

Podía entenderlo, pero ahora no era el momento.

[Debería empezar con un espacio de cocina y baños públicos. Eso significaría que necesito un Raba. Anna, ¿hay algún lugar por aquí donde aparezcan Rabas?]
[……….]
[¿Anna?]

La llamé con más fuerza.

[—¿Q-Qué pasa?]
[Te preguntaba si hay un lugar donde aparezcan Rabas... Es un monstruo con apariencia de lava.]
[Umm... Lo siento, nunca lo he visto.]
[Ya veo. Entonces supongo que debería usar algo de magia. O tal vez debería usar la producción con magia.]

Estaba pensando en cuál sería mejor... usar la magia por sí misma para crear estas cosas o usar Más Encuentros y Aumento de Suerte para atraer el Raba aquí.
Y así continuó el desarrollo de la aldea.

Comida, ropa y refugio.

Mejoramos constantemente esta aldea desolada hasta que fue habitable.

[Su Majestad.........aquí.]

Anna se acercó tímidamente con un poco de pan.
Era pan simple sin fermentar.

[Acabo de hacerlo, así que por favor tome un poco si quiere.]
[Gracias.]

Lo tomé y me lo comí.

Mientras comía y miraba a mi alrededor, Anna continuó mirándome fijamente.

Fue un poco difícil, pero debo dejar las cosas claras.

Eso pensaba cuando...

[¿¡Qué es esto!?]

Oí una fuerte voz desde la entrada de la aldea.

Me volví para mirar y vi a algunos hombres.

No sabía quiénes eran, pero parecían ser los subordinados de Midolfan.

Estaban en un escuadrón de cuatro y miraban alrededor de la ciudad egoístamente desde la entrada.

[¡Hey tú! ¿¡Dónde está el Jefe!?]

Uno de los hombres le gritó la pregunta a una anciana.

La anciana empezó a temblar de miedo.

[Dije... ¿¡dónde está!?]

El hombre gritó mientras levantaba la mano. ¿Iba a pegarle?

[¡Bazta!]

Una joven voz aguda atravesó el aire.

Seis niñas esclavas se reunieron en grupo frente a los hombres con Irina en el centro.

Cinco de ellas se abrieron paso a la fuerza entre la anciana y los hombres.

[¡No puedes intimidar a la abuela!]
[¡Que la molezten ez una vergüenza!]
[¡Va-váyanse!]

Gritaron hacia los hombres.

¿Se enfurecería por eso? Me pregunté cuando miré de nuevo, traicionó mis expectativas.

Todos los hombres tenían sonrisas vulgares en sus caras.

[Oioi, todos estos son Esclavos Eternos. Incluso hay cinco de ellos. Estamos de suerte hoy.]
[Estos desafortunados niños esclavos se venderán por un alto precio.]
[Parece que el jefe no está aquí, así que dividamos el dinero.]
[Podemo’ comprar alguna’ chica’. Ya lo tengo to’ cubierto.]

.......... Ya veo, así es como era.

Entendí cómo hablaban. Era como si estuvieran hablando de cachorros.

Hablando de ellas como si fueran cachorros de clase alta recién nacidos. Podrían comprar y vender por mucho.

...dicen esto y aquello a su antojo.

[Atrápalas, por ahora agarraremos una.]

Uno de ellos dijo y comenzaron a moverse.

Mientras estiraban las manos para agarrarlas.........

Toqué al Verdadero Esclavo Eterno.

Las gemas incoloras de las niñas brillaron y se convirtieron en luz, y ellas fueron succionadas por la espada.

[¿Qué acaba de pasar?]
[E-ese es..........]
[El Rey Esclavo........]
[¿¡Por qué está aquí!?]

Todos se sorprendieron y se congelaron.

Me dirigí hacia ellos con un solo pensamiento, borrarlos.

Parecían un poco patéticos, pero no tuve compasión.

[Chasri, Irina, Vuela.]

Las hijas de Risha, Mira y Yuria aparecieron como fantasmas.

[Arisa, Bella, Origa.]

Aparecieron las hijas de Lilia, Raisa y Svetlana.

Las seis aparecieron como espíritus o hadas, flotando aparentemente semitransparentes.

[No sean blandas con ellos. Vayan.]

Les ordené y todas saltaron hacia adelante.

El resto de los seguidores de Midolfan fueron tratados despiadadamente.

(Lo que entiendo por el título, es que “embudo” es una estrategia militar.)



Capítulo 116
“Maestro y Sirviente Normal, Padre e Hija Anormal”

Noche, casa de un piso en las afueras de la aldea.

Las seis niñas esclavas estaban dentro de la casa conmigo.

Las niñas estaban todas durmiendo en una pila. Todas se habían amontonado como una camada de cachorros, era un poco encantador.

Mientras yo comprobaba las presencias en los alrededores, las miré fijamente.

Yo también... había sido teñido por los colores de este mundo, pensé.

Estas niñas esclavas, los Esclavos Eternos nacidos de los Esclavos Eternos.

Eran mis hijas y mis esclavas.

Aun así, sus identidades en este momento eran fuertemente reconocidas como “Esclavas.”

Era difícil de decir, pero su identidad como mis hijas era delgada.

Sus identidades como “6 niñas esclavas” y “6 pares de madres e hijas esclavas” eran firmes.

[Aunque sean mis hijas.]

No pude evitar susurrar esta frase burlona.

En el pasado había pensado que (aunque eran lindas y adorables) los Esclavos Eternos eran extraños.

Sentían honor por trabajar demasiado para su Maestro, y querían que sus hijos se convirtieran en esclavos del mismo Maestro.

En el fondo de mi corazón sentía que esto era extraño.

Pero en algún momento del camino había empezado a ver a mis hijas como esclavas.

Pensé que mi título “Rey Esclavo” no era sólo para mostrar.

[Maestro.]

Una de las 6 había despertado.

Era Vuela, la hija de Yuria.

Ella fue la única niña que trataba de actuar como una adulta entre las demás, además de ser la única que no tenía un ceceo infantil.

Añádelo a su pequeña estatura, que no estaba muy lejos de la pequeña estatura de Yuria..... parecían más hermanas que a madre e hija.

[¿Qué pasa?]
[¿El Maestro no duerme?]
[Sí, estaré despierto un poco más.]
[¿Está esperando algo?]
[Se podría decir eso.]
[........ ¿Enemigos?]
[¿Por qué crees eso?]
[No ha soltado su espada.]
[Vuela es inteligente.]

La elogié y extendí mi mano para acariciarle la cabeza.

Vuela se sonrojó tímidamente.

[Así es, estoy esperando enemigos. Por eso mandé hacer esta casa en la entrada de la aldea. Si quieren entrar en la aldea, tienen que pasar por aquí.]
[Oh, así que eso es.]
[Pienso que los seguidores de Midolfan volverán un par de veces más. Es una táctica de esperar y ver qué pasa.]
[Lo escuché de mi madre.]

Dijo Vuela con una mirada seria en su cara. Era muy infantil, pero daba la impresión de un niño prodigio.

Parecía casi igual a Yuria en ese momento.

[El Maestro trataba de no matar a la gente incluso cuando están así.]
[Es verdad... pero esta aldea me ha hecho cambiar de opinión. Si dejo que gente como esa vague libremente, entonces habrá más sacrificios. Las aldeas serán destruidas.]

En ese momento me di cuenta.

Esta no era una conversación que debería tener con un niño.

[Vuela.]
[Sí.]
[He hablado demasiado y tengo sed. Haz un poco de té.]
[Entendido.]

—La magia ha sido cargada por 5.000—

Vuela se levantó y fue a la cocina de la esquina.

Esta casa era una que yo había creado usando la función de guardar y cargar. Era una casa con todos los artículos, herramientas y muebles necesarios.

Vuela trabajaba con su pequeño cuerpo mientras hervía agua y preparaba el té.

Puede que sea inteligente y actúe como una adulta, pero su cuerpo seguía siendo el de una niña.

Esta vista era linda.

Pero aun así no pensé en ayudar.

La dejaría hacer lo que ella quería.

[Gracias por esperar.]

Después de un rato, colocó una humeante taza de té frente a mí.

La acepté... pero no la llevé a mi boca.

Porque sentí una presencia afuera.

Era una habilidad que había aprendido de la madre de Vuela, Yuria, en su día. La habilidad de sentir presencias.

¿Cinco...? No, ¿seis de ellos?

Dejé mi té.

[¿Maestro?]
[Vuelvo enseguida.]
[¿No va a beber?]
[Lo beberé después——también prepara algunos dulces.]

—La magia ha sido cargada por 5.000—

[¡Sí!]

Salí cuando Vuela asintió.

Los vi a la luz de una antorcha encendida, y se fueron acercando.

Caminaron por el camino hacia el pueblo imponentemente.

Las seguidores de Midolfan habían aparecido.

Como había sentido, había seis en total.

Fruncí el ceño.

Todos montaban a caballo y algunos de ellos llevaban mujeres atadas como equipaje. Todos parecían agotados de moverse.

Ellas parecían ser botines de guerra.

[Bastardo, ¿tú eres Akito?]

Un hombre gritó mi nombre y el resto se puso ruidoso.

[Me preguntaba por qué el Jefe y Vigochi no habían regresado... ¿tú los...?]

[... Lo diré una sola vez. Pasen página y vivan correctamente. Tendrán los aspectos básicos de la vida garantizados en mi país.]
[¡No me vengas con mierdas!]

El hombre sacó una gruesa katana y se dirigió hacia mí.

Blandí el Verdadero Esclavo Eterno de lado. Corté la katana y al hombre por la mitad.

Cada hombre que atacó fue asesinado. Les había dado mi última advertencia.

Al final...

[No te acerques más. ¡Si te acercas, esta mujer lo pagará!]

El último superviviente había metido a un inocente en medio de esto.

Sin palabras lancé al Verdadero Esclavo Eterno.

La punta de la espada cortó a través de su hombro y luego a través del árbol detrás de él.

El hombre fue estacado al árbol.

La mujer fue arrojada al suelo. Gemía de dolor, pero no pude ver ninguna lesión grave o signos de agresión sexual.

Me sentí un poco aliviado, acercándome al hombre.

[P-por favor perdóneme........]
[Bueno, ¿dónde están los otros?]
[¿L-los otros?]
[El resto de ustedes de Marato y Maxim.]
[¡¿Por qué te importa es—gua?!]

Le di un puñetazo en la cara. La espada que lo clavaba en el árbol se movió un poco haciendo que saliera sangre.

[Dime.]
[Bi-bien, te lo diré, te lo diré...]

******

Volví a la casa. Vuela había preparado unos dulces y estaba esperando.

Tomé un bocado de los dulces y bebí un poco de té.

[Ah ow ow.]

Parece que el té aún no se había enfriado.

[Yo lo soplaré.]

Vuela dijo moviéndose hacia adelante, pero yo la detuve levantando la mano.

[En vez de eso, tengo un trabajo para ti.]
[¿¡Qué pasa!?]

Dijo Vuela con ojos brillantes.

A pesar de su juventud, era una Esclava Eterna, a lo que más reaccionaba.

Utilicé guardar y cargar para crear un papel y un bolígrafo y garabateé la información que el hombre me había dado.

Se lo di a Vuela.

[Llévale esto a Maya. El acorazado Risha debería estar anclado al oeste de aquí.]
[¿Sólo dárselo?]
[Dile que aniquile a la gente de allí.]

Después de decir eso, cambié de tono.

[Es de noche... pero ¿puedes hacerlo?]
[¡Está bien!]

Vuela me quitó la nota de la mano y salió corriendo.

La vi desaparecer por el sendero de la montaña. Parecía una niña a la que le habían dado su primer recado.

Miré un rato y volví a entrar.

Entonces sonreí amargamente.

No parecía que pudiéramos tener una relación normal padre-hija.

—La magia ha sido cargada por 10.000—

Pero, Vuela no era una hija normal, así que no creo que fuera un gran problema.


Capítulo 117
“¿Usted es Dios?”

La mañana del día siguiente salí de mi puerta preguntándome en qué empezaría a trabajar hoy cuando...

[¡Maeztro, emergenzia!]

Mi hija mayor, Chasri, corrió en pánico.

[¿Qué pasa, Chasri?]
[¡Una emergenzia! ¡Vuela se ha ido!]
[Oh, ¿Vuela?]
[¡Busqué por todas partes, todas lo hicieron, pero no podemos encontrarla!]

Dijo rápidamente Chasri.

Le acaricié la cabeza para calmarla.

[Vuela está trabajando.]
[¿Eh?]

Chasri se sorprendió, al mismo tiempo que las otras cuatro mostraron sus caras y miraron hacia aquí.

[Como mensajera. Le llevó un mensaje a Maya. Así que no está desaparecida, no te preocupes.]
[[[[[¡No es justo!]]]]]

Me sorprendió.

Sus cinco voces encajaban perfectamente. Sus voces juntas gritando tenían una fuerza sorprendente.

[¿No es justo?]

Pregunté y Chasri respondió.

[Así es, Vuela fue y consiguió un trabajo por su cuenta... no es justo.]
[Ahh, así que eso es...]

Aunque eran pequeñas, eran Esclavas Eternas. Sentían que ella las superó consiguiendo un trabajo en otra parte.

Eso era igual que ellas.

Bueno, honestamente estaban reaccionando diferente a sus madres.

Basado en mi comprensión de sus madres... se sentirían felices y se alegrarían por a la que se le diera un trabajo y esperarían en silencio a que yo les diera un trabajo propio.

Eran ese tipo de esclavos.

Bueno, de cualquier manera, era adorable y tierno.

[No se preocupen, todas ustedes también tienen trabajo.]
[¿¡En serio!?]

Chasri se alegró y las otras cuatro salieron corriendo de la casa.

—La magia ha sido cargada por 3.000—
—La magia ha sido cargada por 5.000—
—La magia ha sido cargada por 7.777—
—La magia se está cargando—
—La magia ha sido cargada por 4.000—

La voz resonó en mi cabeza ocupada.

*****

Las niñas esclavas corrían por el pueblo y continuaron creando cosas.

Corrían por ahí haciendo diferentes trabajos, haciendo que parecieran koro-pok-guru[1] o hadas.

Era encantador verlas.

Correr de un lado a otro después de terminar su trabajo y buscar ser elogiadas era adorable. Distrae la atención.

[Umm......... ¿Su Majestad?]

Anna se acercó a mí y llamó tímidamente.

[¿Qué pasa?]
[Tengo algo de lo que hablarle…]
[¿Hmm?]

Parecía algo serio.

[Bien. Chasri.]
[Zí~]
[Necesito ir a hablar un rato. Te dejaré este lugar a ti.]
[¡Comprendido!]

Ella respondió alegremente.

Fuimos a un lugar sin gente.

Sin embargo, como este pueblo estaba originalmente en medio de una decadencia... casi cualquier parte estaba aislada.

Nos movimos hasta que ya no pudimos oír las voces alegres de las niñas, así que me detuve y me volví hacia Anna.

[¿Así está bien?]
[S-sí.]
[Bien. ¿De qué querías hablar?]
[Queremos ser parte del reino de Su Majestad.]
[Entiendo, eso debería estar bien.]

Yo tenía la intención de eso desde el principio.

Es por eso que he utilizado mi DORECA para elevar el estándar de este pueblo a las especificaciones de mi Reino.

Sería problemático si dijeran “después de todo no necesitamos estas cosas.”

Pero, eso sería más fácil a su manera.

[Umm.........uhh..........]
[¿Hm?]

Anna se retorcía y tenía muchas dificultades para decir algo.

Me pregunto qué era.

[No sabemos..........si podremos o no...... pagar el impuesto.....]
[¡Ohhhhhhhhhh!]

Así que eso era.

Ya veo. Anna... y los aldeanos estaban preocupados.

Este pueblo moribundo con tan poca gente... normalmente pensaría que sería muy difícil pagar impuestos.

Si esto fuera así, la charla se iría rápidamente.

[Además, no sabemos si podemos…. pagar las reparaciones de la aldea...]
[No te preocupes por eso. No puedo permitir que paguen absolutamente nada porque sería un mal ejemplo, pero si realmente no pueden pagar, ya se nos ocurrirá algo.]
[¿Algo?]
[No voy a exprimirlos. Es mi garantía. Yo les aseguro lo básico para vivir. Les garantizo comida, casa y ropa. Si son lo básico, pueden pedirlo en cualquier momento de forma gratuita. Eso es lo que estoy haciendo ahora mismo.]
[¿Gr-gratis?]

Anna estaba completamente conmocionada.

[¿N? ¿No te lo dije?]
[Umm...........uhhhhhhhhh.........]

Anna estaba completamente nerviosa. Le sonreí.

[Así es como es. No te preocupes.]

Anna abrió los ojos de par en par y, al cabo de un rato, su expresión volvió a la normalidad.

Era una cara que decía que ella estaba aceptando lentamente lo que yo dije.

Finalmente se resolvió en una compleja expresión de gratitud mezclada con otras cosas.

[Su Majestad........¿Usted es Dios?]

Finalmente preguntó ella.


Capítulo 118
“Nuevo Maestro”

En medio de nuestra creación de aldea escuché un fuerte sonido de carrera desde la distancia.
Miré a mi alrededor sin descanso tratando de identificar el sonido y de dónde provenía.

[¡S-S-Su Majestad!]

Anna corría en pánico.

Tropezó y se cayó en el camino y se raspó la rodilla.

[Owowowowowow......]
[¿Estás bien? Toma un poco de medicina.]

Le ofrecí una de las panaceas que tenía en reserva.

[¿Eh? Pero...]
[Está bien.]

Le dije con fuerza, ya que ella no necesitaba ser tan reservada.

Anna parecía arrepentida y asintió con la cabeza mientras aceptaba nerviosamente la panacea y la bebía.

Su rodilla herida se curó visiblemente hasta que no quedó ni rastro de la herida.

[Muchas gracias, Su Majestad.]
[Olvídalo, ¿qué era tan importante como para que estuvieras en pánico?]
[¡Es cierto! ¡¡Su Majestad!! ¡Hay una gigante cosa metálica atacando! ¡No lo he visto antes, pero creo que es un monstruo!]
[¿Cosa de metal gigante?]

Pregunté frunciendo el ceño.

Ahora que prestaba atención a eso, el sonido de Dodododododo seguía escuchándose.

[Oh, así que es eso...]

El informe de Anna había aclarado lo que era.

[Eso es un acorazado, no un monstruo.]
[¿Acorazado?]
[Sí. Es un arma que yo hice. Es para luchar contra monstruos y cosas así.]
[¿D-de verdad?]
[¿Así que Maya está aquí? Iré a verla.]
[¡Ah, yo también iré!]

Anna dijo mientras me seguía.

Atravesamos el pueblo y nos trasladamos al borde del rango de la recién construida Fuente de Ilia.

Desde allí pude ver el acorazado Risha.

Su forma gigantesca se movía hacia adelante a medida que subía la montaña.

Era considerablemente majestuoso y digno.
La prueba de ello era que toda la aldea había salido a mirar con los ojos y la boca abierta.

Me adelanté. El acorazado Risha se detuvo y poco después Maya salió.

[¡Akito!]

Maya corrió hacia la salida y después corrió hacia mí.

Me pregunto por qué... tenía más emoción de lo normal.

[¿Qué pasa? ¿Por qué has corrido tan rápido?]
[Hay cosas de las que necesito hablarle. Buenas noticias o noticias aburridas, ¿con cuál debería empezar?]
[Qué drama... entonces elijo la aburrida.]

Tengo la costumbre de guardar lo mejor para el final.

[Ya veo.]

Maya se calmó por un momento.

[Eliminamos a los seguidores de Midolfan con un bombardeo.]
[Ya veo. Eso es bastante aburrido.]

En el momento en que di la orden, esperaba este resultado.

En otro sentido, era que ellos ni siquiera eran oponentes para Maya y el acorazado Risha, así que era un final obvio.

Como ella dijo, era aburrido.

¿Así que tal vez las buenas noticias serían realmente geniales?

[¿Y las buenas noticias?]
[Hicimos uno.]
[¿Qué?]
[¡Hicimos uno!]

Su emoción había vuelto a ser la misma de cuando apareció.

Pero... ¿qué quiere decir?

Mientras pensaba eso, Vuela apareció por la salida de donde vino Maya.

Ella corrió hacia mí.

[Maestro.]

Se paró frente a mí con el rostro sereno que heredó de su madre.

[Transmití el mensaje.]
[Lo hiciste bien.]

Mientras la elogiaba, vi las comisuras de los labios de Vuela moverse.

—La magia ha sido cargada por 3.000—

Bueno, era obvio.

Extendí mi mano para acariciar la cabeza de Vuela.

[——¡!]

Mi mano se congeló en el aire.

Gigigi, lenta y mecánicamente volví la cabeza hacia Maya.

Ella todavía estaba llena de emoción.

Ya veo. Eso era.

[¿¡Hicimos un niño!?]
[¡Así es! ¡Es el hijo de Akito!]
[¿¡En serio!?]
[¡De verdad!]

Hicimos uno—Hicimos uno.

Hicimos— un hijo.

Maya y las mujeres de mis tropas de élite en el acorazado Risha.

La que me acosó para “denos hijos.”

Hice....... niños con ellas.

Era un sentimiento diferente al de mis esclavas.

No pude identificar cuál se sentía mejor.

Era como comparar un sushi de primera clase con un bistec de primera clase.

[¡Además, hay tres! ¡Tres de ellos!]
[Ooooooo..................]

Me sentía increíble.

Extático.

[Oye, oye, Chasri... ¿qué pasó?]
[Los hijos del Maeztro fueron hechos.]
[Hijos del Maestro con humanos, así que... ¿señoritos?]
[O señoritas...]
[Los nuevos Maestros son increíbles...]

Estaba extasiado y me perdí en la charla entre ellas.


Capítulo 119
“Determinación”

Dentro del acorazado Risha. La habitación donde me acosté con mis guardias de élite.
Tres mujeres esperaban allí.

Sus nombres deberían ser... Shinya, Katerina y Renata.

Cuando cumplí la promesa que les hice, me aseguré de aprender sus nombres.

Las mujeres que eran compañeras de Maya. Las que se habían convertido en bandidas hace mucho tiempo.

Cuando entré en la habitación, las tres se arrodillaron simultáneamente sobre sus manos y rodillas.

Era como si me estuvieran saludando como una nueva esposa con modestia femenina.

[Muchas gracias.]
[Gracias a su Majestad pudimos ser madres.]
[Gracias... de verdad.]
[Está bien, por favor... levántense.]

Inmediatamente me acerqué y las ayudé a ponerse de pie.

A diferencia de ‘ese día,’ la cama y las alfombras habían desaparecido.

Ahora mismo era simplemente una habitación sin refinar dentro del acorazado, su aspecto original.

El suelo estaba frío y duro, no era un lugar para que una mujer embarazada se arrodillara.

Por eso las levanté tan rápido como pude.

Las tres que ayudé a pararse me miraron con ojos emotivos.

Shinya era una chica que parecía una brillante amiga de la infancia, Katerina parecía una chica poco sociable, y Renata era una chica infantil.

En el tiempo que no las había visto, se habían vuelto más maternales.

Cambiaron lo suficiente como para que fuera sorprendente.

[Realmente, hicimos un niño...]

La idea era conmovedora.

[Es gracias a usted, Akito.]

Dijo Maya desde detrás de mí.

Me di vuelta y vi que ella se veía tan conmovida como las tres chicas.

[Maya...]
[Es porque Akito estuvo ahí para nosotras. Es porque nos aceptó. Si no.… entonces podríamos estar muertas o agonizando en algún lugar en el desierto.]

Las tres chicas también estuvieron de acuerdo y asintieron.
Cierto, yo había interferido en sus vidas de esa manera. En este mundo incluso vivir normalmente era difícil.

[Podríamos habernos vuelto... como esos tipos aniquilados.]

……………

[¿Te refieres a los seguidores de Midolfan?]
[Así es.]
[Supongo que es todo…. destino.]

De alguna manera esa palabra salió.

El grupo de Maya y la banda de Midolfan.

Pensando más en ello, tenían mucho más en común de lo que yo esperaba.

Ambas habían sido mis enemigos al principio. Ambas habían saqueado para comer.

Sí, el grupo de Maya había atacado mi pueblo primero.

Después de derrotarlas, ellas obedientemente comenzaron a seguirme.

Por otro lado, Midolfan fue mi enemigo al principio. Incluso después de que le diera condiciones favorables, se negó y continuó saqueando.

El resultado fue que una de las partes tuvo sus medios de vida asegurados y se enteró de las alegrías de ser madre.

Por otro lado, los otros fueron destruidos y borrados del mundo.

Era blanco y negro.

Era irónico pensar que el grupo de Maya fue el que puso fin a la banda de Midolfan.

[Me alegro de haberlo conocido, Akito.]

Dijo Maya una vez más.

La escuché y las miré a todas.

Comencé a preocuparme cada vez menos por el grupo de Midolfan.

Maya y las tres mujeres.

Sus rostros felices poco a poco hacían que ya no me importara.

Quería hacerlas más felices.

[¿Ellas tres son las únicas embarazadas?]
[Sí, así es.]

Dijo Maya.

[Desafortunadamente nadie más... incluyéndome.]
[Ya veo. Entonces reúne a todas.]
[¿Eh?]
[Lo prometí, ¿verdad? Les daría a todas hijos.]
[........Akito.]


Capítulo 120
“Alma Verdadera”

Salí de la aldea y subí la montaña en busca de materiales.
Después de subir cerca de la cima saqué mi tarjeta.

La tarjeta que puede manipular los fenómenos.

[Menú, Ábrete.]

————————-
Akito
Tipo: Tarjeta Común
LVL Mágico: 53/56
Usos mágicos: 52
————————-

Estaba comprobando mi nivel de magia.

Ayer había vuelto a subir a 51/56.

Mira, Yuria, Lilia, Raisa y Svetlana.

Después de acostarme con cada una de ellas, mi máximo había aumentado en cinco.

Eso estuvo bien.

Sin embargo, ayer había hecho el amor con el grupo de Maya. Dejé fuera a las tres que estaban embarazadas, pero aun así quedaron 47 de ellas.

El valor máximo no aumentó, pero sí el valor actual.

Así que a partir de eso planteé la hipótesis de que sólo aumentaría el Máximo la primera vez, sin embargo, el valor actual puede ser recargado muchas veces.

Bueno, podría haber excepciones.

Por ejemplo, si no fuera una “chica virgen” ... ¿aumentaría el máximo o no?

Tendré que recordarlo en el futuro.

[Bien entonces, hagámoslo.]

Murmuré y me preparé.

Usé Más Encuentros y Aumento de Suerte.

Luego esperé un poco.

[¡Woah!]

El suelo tembló y fui desequilibrado por un momento.

Luego, aquí y allá, se abrieron agujeros en el suelo.

De los agujeros salió lava que se convirtió en monstruos.

Eran los monstruos llamados Raba que estaba esperando.

De ellos obtenía las Almas de Raba que se convertirían en fuentes de energía para diversas cosas.

Las Almas de Raba siempre parecían desprender calor——por lo menos las que habíamos usado para hacer hornos no se habían agotado todavía. Por lo tanto, deben tener una vida útil bastante larga.

De hecho, desde mi punto de vista, casi parecía “movimiento perpetuo.”

Que ellos aparecieran mostraba claramente que mi magia tenía su efecto.

[.... ¿No hay unos cuantos demasiados?]

Los Rabas continuaron apareciendo uno tras otro.

Pero no terminó ahí.

La lava sale, se convierte en Raba.
La lava sale, se convierte en Raba.
La lava sale, se convierte en Raba.

Uno tras otro.

Se abrió otro agujero.

Otro Raba salió.

[Oi oi oi...]

Bastó con eso para que yo empezara a temblar.

Eran ya 30 y aún no han parado.

Las criaturas de lava continuaron moviéndose.

Con el olor a hierba quemada, un calor considerable envuelve mi cuerpo.

[¿Qué debo hacer? ¿Debería invocar algo de lluvia?]

Pensé eso con mi tarjeta en la mano. ¿Conseguiría algo usando la lluvia?

Mientras pensaba, los Rabas empezaron a pegarse unos con otros.

Dos de ellos se estrellaron el uno contra el otro y empezaron a fundirse.

Parecía petróleo combinándose en la superficie del agua.

Uno tras otro se fundieron y se convirtieron en uno.

Una y otra vez, haciéndose más grande.

Aumentaba en tamaño y volumen y cuanto más grande se hacía, más rápido se fundían.

Al poco tiempo, los Rabas se habían combinado en una sola forma.

Eran del tamaño de una cancha de tenis.

Se habían convertido en un monstruo gigante.

[Oioi, ¿esto puede pasar?]

Murmuré.

Cuando lo pensé, finalmente había terminado, me equivoqué.

El Raba gigantesco se movía como si buscara más nutrientes y estiró su cuerpo hasta uno de los agujeros.

Entonces desde allí empezó a succionar lava.

Su cuerpo empezó a crecer aún más.

Entonces, la montaña empezó a arder.

[..... se siente como, ¿si yo fuera culpable de esto?]

Me puse a sudar frío... ese sudor se evaporó con el calor.

[Menú, Ábrete.]

Usé mi Tarjeta Común e invoqué Lluvia.

Las nubes aparecieron en un instante y empezó a llover a cántaros.

[......... ¿es como verter agua sobre una piedra caliente?]

Era casi una aplicación literal del dicho.

La lluvia que caía se evaporó sobre la criatura.

Cuando las llamas comenzaron a extenderse a los árboles, el calor del Raba gigante no pareció haber disminuido en absoluto.

Los árboles se quemaron y se derrumbaron.

Fueron absorbidos por el cuerpo del Raba y se quemaron en un momento.

Así que eso es lo que pasa cuando lo tocas directamente.

[Mu.]

Los árboles habían sido eliminados, así que mi vista se había abierto.

Podía ver la aldea.

La aldea en la que habíamos estado trabajando para rehacer y que estaba a punto de ser destruida.

Y, el gigantesco Raba se iba serpenteando hacia ella.

Los árboles que fueron reducidos a cenizas en un momento fueron un presagio de lo que le pasaría a la aldea.

[Tengo que detenerlo.]

No podía dejar que quemara el pueblo que casi había terminado de arreglar.

Tomé al Verdadero Esclavo Eterno.

Tendría que usar ataques poderosos —— corrí frente al gigantesco Raba.

Puse magia en mi espada y ataqué.

¡Boom!

El Raba gigantesco fue disperso como si hubiese sido golpeado por un martillo.

Si fuera un Raba normal, este sería el final, pero este era diferente.

Una parte había sido salpicada, pero el cuerpo principal (que pude ver) estaba bastante intacto.

Además, tomó las partes dispersas de nuevo dentro de sí mismo y volvió más o menos de vuelta a la normalidad.

Era molesto.

Pero tenía que hacerlo.

Renové el agarre de mi espada y respiré hondo.

Y seguí golpeando y cortando con imprudente abandono.

Lo golpeé una y otra vez como un niño con paraguas saltando sobre un charco.

Estaba presionado.

Sentí que no importaba cómo lo golpeara, no disminuiría.

Él podía reunir las partes dispersas y absorber más lava de los agujeros.

Se expandió y avanzó lentamente mientras yo era lentamente empujado hacia atrás.

Sin embargo, después de unos 30 minutos algo cambió.

El cuerpo del Raba gigante se detuvo.

Miré y vi que no salía lava nueva de los agujeros.

No podía aumentar más.

Mis ataques habían continuado disminuyendo la lava que tenía y habían excedido la cantidad que este podía recuperar.

[¡Uoooooooooooooo!]

Podía lograrlo, eso sentí y aumenté mi velocidad.

El Verdadero Esclavo Eterno bailaba en el aire mientras golpeaba al Raba gigante.

Entonces la situación cambió aún más.

Lo estaba obligando a retroceder.

Con mayor precisión lo fui reduciendo poco a poco y se estaba haciendo más pequeño y podía sentir mi esperanza reavivándose.

Seguí cortándolo.

Más y más y más y más seguí adelante.

El Raba se hizo cada vez más pequeño hasta que alcanzó el tamaño de un Raba normal.

[¡Esto es todo!]

Puse magia en mi espada y lo corté con fuerza.

Finalmente, el Raba se extinguió.

Desapareció sin dejar rastro.

[Fuu.]

Suspiré profundamente y miré a mi alrededor.

La cima fue parcialmente destruida
—— estaba quemada de negro.

También había un sendero excavado en la ladera de la montaña.

Ese Raba había cavado el camino bajando la montaña con sólo moverse.

Bueno, estuvo bien al final.

Lo que era importante eran los resultados de la batalla.

La causa principal fue la combinación de Más Encuentros y Aumento de Suerte.

Al menos un alma de Raba saldría.

Miré alrededor de las ruinas.

Entonces vi una sola alma allí.

[¿Eh?]

Era similar en forma a las que había encontrado antes, pero de color dorado.

En el momento en que la agarré, mi DORECA se encendió.

Era la luz que aparecía cuando podía crear un nuevo elemento.

Lo que yo había obtenido era un Alma de Raba Verdadera.

Y, varias cosas nuevas habían aparecido en mi DORECA.


Capítulo 121
“Higiene Urbana”

Delante de mí estaban Anna y los aldeanos originales.
En total eran diez casas, era un pequeño pueblo de unas 20 personas.

Todos ellos estaban reunidos frente a mí.

[Muchas gracias.]

Dijo Anna y se inclinó. El resto de los aldeanos también.

Mirando todo alrededor, casi todo había sido hecho con mi DORECA.

Viviendas, comida y almacenamiento, y la ropa que usaban.

Todo era de la DORECA.

Las cosas que usaban habían sido reemplazadas por versiones de mayor calidad y todas parecían nuevas.

[Es gracias a su Majestad.]
[No te preocupes por eso. Si se quedan sin Pushinee, envía un mensaje. Pronto conectaremos los rieles aquí para que puedan usar el tren.]
[¿Tren?]

Anna dijo confundida. Parece que ella no sabe lo que es eso.

[Lo entenderás cuando lo veas.]
[Entendido. Gracias de nuevo por su ayuda.]

Anna y los aldeanos volvieron a inclinarse.

Agité la mano y me puse en marcha.

Las seis niñas esclavas estaban en la entrada... pero no me vieron.

Estaban todas reunidas en un solo lugar haciendo algo.

[¿Qué está pasando?]
[Ah, Maeztro.]

Chasri respondió. Parece que ha tomado el puesto de líder.

[Limpieza de bazura~]
[¿Limpieza de basura?]
[¡Un!]

Miré por encima de sus hombros.

Había algunos trozos de madera allí.

Parecían ser materiales sobrantes y basura de la creación de las casas y el almacén.

Vuela estaba en el proceso de usar su Tarjeta de Esclavo para [deconstruirla].

[Ya veo, la basura de la DORECA está siendo borrada por la DORECA.]
[¡Un!]

Las miré mientras continuaban con la limpieza.

******

Caminé con mis hijas esclavas por el paramo.

Volvíamos a Ribek desde el pueblo y las niñas caminaban delante de mí.

Estaban tomadas de la mano y cantaban alguna canción.

Siempre que algo le llamaba la atención, Arisa, la hija de Lilia, salía corriendo, desenterraba una piedra y la miraba con seriedad.

Siempre que no les daba trabajo se comportaban como niñas de su edad.

No podía decidir qué era mejor, verlas jugar inocentemente o cuando se iban a trabajar.

[Origa.]
[Sí.]

Origa, la hija de Svetlana, me miró directamente.

[Crea una silla, puede ser con magia.]
[Bien.]

Origa sacó su tarjeta e hizo un taburete.

Colocó el taburete en el suelo. El terreno era irregular, por lo que se tambaleaba mucho.

No me importó y me senté.

[La siguiente.......... Irina.]
[Un.]
[Masajea mis hombros.]
[............ ¡Un!]

—La magia ha sido cargada por 5.000—

Se quedó en blanco por un momento, pero luego sus ojos brillaron mientras corría detrás de mí.

Comenzó a masajearme los hombros con alegría mientras las otras cinco miraban con envidia.

La delicada sensación de ella tratando de golpearme en los hombros no era el punto.

.......... Era adorable, pero ese tampoco era el punto.

Eran niñas, pero eran esclavas eternas. Esclavos.

Lo mejor sería darles algo que hacer.

De repente me paré derecho.

Saqué al Verdadero Esclavo Eterno y toqué las joyas, aspirándolas dentro.

(¿Maeztro?)

Chasri sonaba perpleja. También podía sentir la confusión de las demás dentro de mi mente.

[Este método es más rápido.]

Se sintieron aún más confundidas.

[Vamos a apurarnos y volver a Ribek, tengo trabajo para ustedes.]

En el momento en que dije eso, recibí una carga de todas ellas.

******

El sol se había puesto cuando llegamos a Ribek.

Vi una silueta familiar a lo lejos antes de entrar en la ciudad.

[Risha.]
(Mami.)

Nos conocíamos lo suficiente como para que yo la reconociera por su silueta.

Mi primera esclava Risha estaba allí de pie.

El pelo que ella había cortado cuando hice mi Espada Esclava, el [Regalo del Esclavo] había vuelto a crecer completamente. Ella era la que más se asemejaba a los elfos entre mis esclavas.

[Ah, bienvenido de nuevo, Maestro.]
[Estoy de vuelta. ¿Qué estabas haciendo?]
[Umm, eliminación de basura.]
[¿Eliminación de basura?]

Incliné la cabeza.

Risha miró y yo miré en la misma dirección.

Los alrededores estaban bastante oscuros, así que era difícil distinguirla, pero podía ver una gran cantidad de basura.

Una montaña de hecho.

[......... ¿tanta?]

Era una cantidad sorprendente. Era tanta que no podía asimilarla toda a la vez, un tamaño casi tan grande como un campo de béisbol.

[¿Había una montaña de basura aquí?]
[Sí, toda la basura de Ribek se trae aquí. Entonces a veces venimos aquí y la borramos con la DORECA.]

(Chasri aprendió eso de mamá.)

Ya veo, así que de ahí lo sacaron.

[Buen trabajo, continúa por favor.]
[¡Sí!]

Risha volvió a ocuparse de la basura.

Había una casa de madera medio rota que estaba claramente hecha con una DORECA. Fue borrada limpiamente con [Desmantelamiento].

Hubo varias cosas que fueron borradas una tras otra.

Después de mirarla un rato, continuamos hacia Ribek.

Para cuando entramos, el sol estaba completamente puesto.

La noche de Ribek seguía siendo animada.

La calle principal tenía muchos puestos y negocios donde comían y bebían los hombres que habían terminado una dura jornada de trabajo.

Estaba bien, sigamos.

Pero, había un problema.

Las cosas que mis hijas esclavas habían hecho y lo que Risha estaba haciendo.

Sólo mirar me hizo darme cuenta.

La ciudad estaba.... sucia.

Había basura aquí y allá.

No estaba esparcida por todas partes, pero se estaba juntando.

Lo más probable es que fuera basura que aún no se había llevado.

En ese momento un ciudadano pasó junto a la basura y se pellizcó la nariz tratando de irse rápidamente.

Tengo que ocuparme de esto.

******

Oficina del Palacio de Ribek.

Llamé a Yuria.

[¿Cuál es la situación actual con la basura?]
[Situación............]
[Muéstrame cuánta hay.]
[.........entonces, así.]

Dijo Yuria con su habitual expresión inexpresiva y dibujó en la pizarra.

Ella dibujó un medidor de basura debajo de los otros medidores.

——————————–
Ribek

Ropa         
■■□□□
Alimentos
□□□□□
Hogares   
■■■□□
Basura      
■■■■■
——————————–

[Oi oi. ¿Se ha puesto tan mal?
[Más exactamente.......es así.]

Dijo y comenzó a dibujar en otras áreas.

Dibujó un sexto, séptimo y octavo... 8 de 5.

[Oioi....... ¿y los otros pueblos?]
[Así.]
[¿La mayoría de ellos están en siete? ...Necesito resolver este problema de basura. Si lo dejamos entonces habrá un problema de salud… las enfermedades se convertirán en un problema.]
[Estará bien si hacemos panacea.]
[Sería mejor si la gente no se enfermara en primer lugar. Incluso sin eso no quiero dejar que las ciudades se pongan de esta manera.]

Estaba tratando de revivir el mundo, no podía dejar que la basura se acumulara así.

[Eliminación de basura.]
[¿Quemarla o enterrarla?]
[¿Tirándola al mar?]
[Eso no suena como si lo fuera a resolver.]

Sonreí amargamente. Eso no tendría ningún significado.

[Enterrarla sería malo... ¿tal vez quemarlo?]
[Quemar tanta sería problemático. Aumenta cada día........... si usáramos la llama apropiada del horno, entonces necesitaríamos por lo menos 1,000 Almas de Raba.]
[¿Hm?]
[¿Eh?]
[¿Almas de Raba?]
[Sí. Las de los quemadores y las calderas de baño. Si las usáramos para quemar la basura, necesitaríamos unas 1.000. Por eso es problemático. Si usted los hiciera con magia, se necesitaría toda nuestra magia.]

Dijo Yuria con una mirada preocupada en su cara.

Era la angustia de alguien que sabía de números.

Pero yo era diferente.

Acababa de obtener la carta de triunfo que resolvería las dificultades.

[Haremos un incinerador. Reúne a todas las esclavas que estén libres.]

Yuria parecía confundida, pero obedeció mis órdenes y reunió a todas.


Capítulo 122
“Espada de Madre e Hija”

Afueras de Ribek, a poca distancia de la montaña de basura.
Saqué mi tarjeta negra DORECA y comprobé la función del vídeo.

Un panel sobre el suelo que se abría a un espacio hermético.

En su interior había casas de madera y muchos pushinee.

La cantidad ilustró que este espacio era del tamaño de una cancha de tenis y alrededor de 10 metros de altura.

Las paredes, aparentemente herméticas, se movían y lanzaban llamas que llenaban completamente el espacio.

Las llamas ardían ferozmente, verdaderamente digno de un infierno.

Las cosas dentro de este espacio eran completamente quemadas hasta la nada.

Era una visión increíble. Después de todo, ni siquiera hablar de cenizas o restos, ni siquiera se emitió humo.

Después de que las llamas retrocedieron no quedó nada más que el espacio hermético.

[Parece que, si tiramos la basura aquí, debería quemarlo todo.]

Verdaderamente esto era lo que yo más quería ahora mismo.

Después de asegurarme de ello, cerré mi DORECA y miré a mis esclavas.

Las doce estaban paradas frente a mí. Todas ellas llevando sus gargantillas. Estaban paradas en dos líneas.

Las niñas estaban paradas detrás de sus madres.

[Yuria.]
[Un.]

Yuria dio un paso adelante.

[Llévate a Vuela y encuentra un lugar para construir lo que te voy a enseñar. Un lugar abierto y fuera del camino es lo mejor. Si por casualidad algo sucede, entonces no habrá ningún daño.]
[Hay una colina estéril a cierta distancia de aquí.]

A Yuria se le ocurrió rápidamente una sugerencia.

Como se esperaba de ella.

[Eso está bien. Hagan una fuente allí, además, deberías ser capaz de hacer esta cosa con una tarjeta de bronce. Coloca el círculo y sigue las flechas.]
[Entendido.]

Yuria asintió. Como siempre, era tranquila y serena, pero daba una sensación de seguridad y estabilidad.

Di mi próxima orden.

[Risha y Lilia.]
[Sí.]
[He estado esperando, Desuno.]

Mi primera y cuarta esclava dieron un paso adelante.

[Tomen a Chasri y Arisa y empiecen a construir ferrocarriles. No utilicen los preexistentes, hagan una línea para transportar la basura específicamente. Conecten cada pueblo con la colina estéril de la que Yuria habló.]
[Entendido.]
[Niñas, vamos desuno~]
[Mira.]

Esta vez llamé a Mira.

[Un.]
[Irina y tú deberán ir a casa de Nina. Me gustaría que ella desarrollara un tren especializado en mover basura. Como ya tenemos los trenes como base, no debería llevar mucho tiempo.]
[¿No es esta la tarea más difícil?]

Eso dijo Mira, pero su cara parecía bastante feliz.

Era así recientemente porque se especializó en tratar con Nina.

Ya que este era un trabajo exclusivo para ella, era claramente algo que la hacía feliz como Esclava Eterna.

[Raisa]
[Un.]
[¿Bella también?]

Bella, la hija de Raisa, dio un paso también.

Parece que entendieron el patrón.

Asentí con satisfacción y dije.

[Las dos viajarán a los pueblos y darán un aviso oficial. Toda la basura debe ser separada entre la que puede y la que no puede ser desmantelada.]
[¿Deberían ser también las cosas que ya hemos recogido?]
[Así es, díganselos.]
[Sí.]

La una vez oprimida y temerosa Raisa estaba ahora trabajando con una sonrisa junto con su hija.

Y así mis esclavas se movieron una tras otra.

Los cinco equipos de madres e hijas salieron a cumplir sus tareas.

Todo lo que quedaba era la pareja madre e hija de Svetlana.

[Maestro, ¿qué vamos a hacer nosotras?]
[Podemos hacer cualquier cosa.]

Dijeron en un tono similar.

Las dos eran las más parecidas entre las demás. Sus ojos parecían decir 'denos trabajo' mientras me miraban.

[Ustedes dos estarán cazando materiales conmigo.]
[¿Faltan materiales? ... ¿Así que es un enemigo lo suficientemente fuerte como para necesitar nuestra ayuda?]

Dijo Svetlana y se preparó.

[No realmente, pero hay algo que quiero probar.]
[¿Probar?]
[Vengan conmigo.]

Las dos estaban confundidas, pero no cuestionaron mis órdenes y me siguieron.

******

Las llevé al páramo.

Seguía siendo un páramo, pero era un poco diferente.

A diferencia de antes, no todo era terreno baldío.

Ahora había malezas creciendo aquí y allá.

El mundo parecía recuperarse... pero era lento.

Realmente lento. A este ritmo llevaría años y años.

Como pensé, tendré que hacerlo.

[Maestro, esa luz es...]
[¿Hm?]

Svetlana estaba señalando mi bolso.

Como ella dijo, estaba brillando. Era la Alma de Raba Verdadera que había obtenido hace un tiempo.

Al mismo tiempo apareció una flecha que apuntaba al alma de Raba.

[Así que Yuria puso el círculo mágico. Ahora sabemos cómo volver.]

Las Tarjetas DORECA y de Esclavo tenían la capacidad de señalar con una flecha el material más cercano disponible.

Eso era lo que estaba pasando. Yuria había colocado el círculo para el incinerador de basura y la flecha había apuntado hasta aquí.

[Ya veo, así que es por eso que la hizo poner el círculo mágico antes... increíble, Maestro. No pensé que pudiera usar las flechas de esta manera.]
[Es sólo un poco de practicidad. No es gran cosa.]

Realmente lo pensé. Risha, que había estado conmigo más tiempo, también debería haberse dado cuenta de esto.

[No creo que yo me hubiera dado cuenta. Definitivamente puedo entender por qué al Maestro se le concedió este poder.]
[Creo que hubiera sido inútil si no fuera el Maestro.]

No sólo Svetlana, sino también su hija Origa.

Ambas me elogiaron.

El elogio era bastante normal, pero la combinación de ambas diciéndolo juntas era nuevo.

Me sentí muy bien.

Me hizo sentir que era verdad. Que no habría sido bueno si no hubiera sido yo.

En verdad, aquel que había sido llamado al mismo tiempo que yo, Seiya, había fracasado completa y totalmente.

Se podría decir que esto era un tipo de prueba.

Seiya... huh....

Pensé en esa persona que ya no estaba aquí mientras caminaba hacia un pequeño valle.

[¿Aquí?]
[Sí.]
[Pero Maestro, la flecha no termina aquí. Hay más flechas por allí.]
[Lo haremos más tarde. Ahora mismo nos centramos aquí.]

Dije y tomé al Verdadero Esclavo Eterno.

Las había traído a las dos aquí con cierta expectativa.

Con una cierta... anticipación.

Esperaba que algo pasara si ponía a Madre e Hija dentro de la espada.

[Ahora mismo pelearemos. Tomaré prestado su poder.]
[Con gusto~]

Metí a Svetlana a la espada.

La gema verde esmeralda de la espada empezó a brillar. Era del mismo color que su gargantilla.

[Siguiente, Origa.]
[Sí.]

Lo mismo hice con Origa.

Luego esperé un poco.

Sin hacer nada, esperé.

(¿Maestro?)
(¿Algo va mal?)

¿No está pasando nada?

Si fuera la pareja madre e hija, pensé que algo pasaría.

Pero parece que me equivoqué.

Bueno, no se puede evitar...

Eso pensé  cuando...

(¿Eh?)

Dijo Origa sonando sorprendida.

[¿Qué pasa...?]

No pude evitar hablar. Hubo un cambio en la espada.

Algo salía de la gema de Svetlana sobre el Verdadero Esclavo Eterno.

Emergió y envolvió mi cuerpo convirtiéndose — en una armadura.

Era el color que uno se imaginaría de un torbellino y era ligera y ventilada, pero sin duda era una armadura.

En una palabra — Armadura de Viento.

[Esto es..........]
(Origa)

La armadura habló.

(¿Origa? ¿Tú estás...)

Svetlana habló desde la espada con sorpresa.

Ya veo, así que eso es lo que era.

La madre fue dejada dentro de la espada y la hija fue convertida en armadura.

Estaba satisfecho. Algo había sucedido.

[Justo como quería.]
(¿De verdad, Maestro?)
[Me preguntaba si algo así podría pasar. Pensé que lo haría si ponía a la madre y a la hija en la espada. Por eso las traje esta vez.]
(¿En serio? El maestro es asombroso. Nunca lo imaginé...)
(Maestro, asombroso.)

Fui elogiado por ellas dos.

[Bien, vamos a probar esto, chicas.]
(¡Con mucho gusto!)
(Déjeselo a Origa~)

—La magia ha sido cargada por 100.000—
—La magia ha sido cargada por 10.000—

Con este nuevo patrón de uso y el nuevo patrón de madre e hija, estaba emocionado por darle una oportunidad a todo esto.


Capítulo 123
“Dios y el Dios Maligno”

Saqué mi tarjeta común y usé Más Encuentros.
El círculo mágico angular apareció a mis pies y después de un rato apareció un fuerte brazo gigante.

Un toroi. Era un monstruo poderoso contra el que una vez tuve dificultades para luchar.

[¡GUOOOOOOOO!]

Soltó un rugido cuando me atacó.

[Svetlana, Origa.]

Moví la mitad izquierda de mi cuerpo y las llamé.

Dentro de mi cabeza respondieron.

La armadura de viento se desplegó y creó un escudo de viento frente a mi hombro.

Repelió el puño del toroi.

[Lo bloqueaste bien.......Ni siquiera sentí el golpe.]

No sé si lo absorbió o lo repelió. En cualquier caso, mi cuerpo no sufrió ningún daño o impacto.

Hasta ahora, cada vez que había intercambiado golpes con mi espada había recibido el impacto con mi cuerpo. No me hacía daño, pero definitivamente lo sentía.

Pero ahora no pasaba nada.

[Esto se siente muy bien.]

Luego dividí al Toroi en dos con el Verdadero Esclavo Eterno.

La sensación de usar el Verdadero Esclavo Eterno de esta manera no había cambiado.

El único cambio real cuando llevaba a madre y e hija dentro de la espada fue la armadura de viento.

Pero eso fue más que suficiente.

Lo mejor sería utilizar a madres e hijas como un conjunto.

Apareció el siguiente toroi.

(Maestro, hay algo que quiero probar...)
[Adelante.]

Inmediatamente le di permiso.

No sabía lo que Svetlana quería hacer, pero no creí que haría nada que me perjudicara.

(Use magia.)
[Bien.]
(Origa.)
(Lo tengo.)

La madre y la hija hablaron rápidamente y al punto dentro de mi cabeza.

De repente, un círculo mágico apareció a mis pies.

Era el círculo mágico redondo propio de la DORECA.

Entonces una casa de madera apareció del cielo.

La armadura de viento se transformó aún más para parecer un brazo que lanzó la casa de madera.

La gran masa dibujó una parábola por el aire y mandó a volar el toroi.

[¿Era eso lo que querías intentar?]
(Sí. De alguna manera, sentí que podía usar mi tarjeta de esclavo dentro de la espada.)
(Pudimos levantarla. La casa también tenía la característica de no tener peso alguno.)

Tanto madre e hija hablaron. Ya veo, así que ahora también pueden hacer eso dentro de la espada.

Devolví a Origa.

Ahora la única que estaba dentro del Verdadero Esclavo Eterno era Svetlana.

[¿Qué tal ahora? Inténtalo, Svetlana.]

Pedí y esperé un rato.

(..........No puedo.)

Ella se rindió.

Parecía que lo había intentado y no pudo.

Después de eso, metí a Origa de vuelta. Ambas estaban dentro de la espada.

La espada de viento y la armadura de viento.

Sin necesidad de dar una orden, un círculo mágico apareció a mis pies.

Esta vez se creó una panacea.

[Ya veo. Así que, si no están las dos, no funciona.]
(No estoy completamente seguro, pero es probable.)

Había adquirido otra habilidad.

Me detuve un momento para organizar las cosas en mi cabeza.

Me preocupaba y amaba a mis esclavas, con lo cual obtenía magia. Esa magia es utilizada por la DORECA para crear objetos.

La Tarjeta Común puede manipular fenómenos.

Puedo insertar magia en el Verdadero Esclavo Eterno para aumentar su poder.

Y ahora tenía una habilidad única que ocurre cuando inserto a la madre y a la hija dentro de la espada.

No sé lo útil que sería poder usar la DORECA mientras empuño mi espada... pero lo tendré en cuenta.

[Muy bien, eso es todo por esta prueba. Lo siguiente que necesitamos es conseguir nuestros materiales.]

Saqué mi Tarjeta Común y usé Más Encuentros.

Esta vez apareció un Toroi Negro.

La flecha del círculo mágico apuntaba hacia él. Era negro y brillante.

[Así que apareció.]

Usé la tarjeta común una vez más. Usé Aumento de Suerte varias veces.

De un solo golpe recogí los materiales.

******

Seguimos la flecha brillante en el camino de regreso a la ubicación del incinerador.
Madre e hija esclavas caminaban a mi lado.

Svetlana estaba acariciando la cabeza de su hija mientras al mismo tiempo tocaba su propia gargantilla.

Parecía que estaba cuidando sus dos preciosos tesoros.

[Estoy tan contenta de haber conocido al Maestro.]
[Ya veo.]
[El Maestro es como mi Dios. No sólo me dio una nueva vida, sino una vida llena de alegría. Es una existencia piadosa para mí.]
[Bueno, honestamente solo estaba haciendo lo que quise.]

Me encogí de hombros.

Sólo estaba mostrando mi amor por mis esclavas a mi antojo, eso es todo.

Incluso tener a la madre y a mi hija sirviéndome no tenía ningún tipo de demérito.

De hecho, era una cosa feliz llena de méritos.

Por eso lo hice. Eso es todo.

Aun así, Svetlana pensaba en mí como en un dios.

[Dios, ¿eh? Realmente no conozco nada acerca de la existencia de un dios apropiado en este mundo.]

Los únicos que conocía eran la Diosa y el Dios Maligno.

Ninguno de los dos eran dioses apropiados.

Si era posible, no quería ser como ellos... pero si Svetlana quería pensar en mí como tal, no me importaba.

La hizo feliz y satisfizo después de todo.

Si eso hiciera felices a mis esclavas, tal vez ser un dios no sería tan malo.

Mientras pensaba eso, me abría camino por el páramo.

Inesperadamente apareció una bestia esclava.

[Maestro.]
[Sí.]

Asentí y desenvainé mi Espada Esclava.

[Lo derrotaré y volverá a ser un humano. Prepara la ropa, el pushinee, y el agua.]
[Lo tengo. Origa.]
[¡Un!]

Sacaron sus Tarjetas de Esclavo y comenzaron sus preparativos.

Sostuve mi espada y avancé para derrotar al mono, cuando.....

El mono fue cortado por la mitad delante de mí. Algo negro destelló delante de mis ojos desde arriba y lo cortó en dos.

Me sorprendió, miré a mis dos esclavas.

Ambas agitaron la cabeza.

No fueron ellas... y no fui yo.

¿Entonces quién?

[¡¡¡Ah!!!]

Svetlana miró al suelo en estado de shock y gritó.

[¿Qué?]
[Es Khorkina.]
[¿Como?]

Seguí su línea de visión.

Había cambiado de ser un mono.

Pelo plateado y piel castaña, un elfo oscuro de orejas largas.

La conocida de Svetlana, Khorkina, la Arrepentida.

¿Qué ha pasado?

[Kukuku, Ahhhahahahahahahahahaha.]

El sonido de la risa cayó del cielo.

Miré hacia arriba y vi una nube negra descender.

La repugnante nube negra finalmente se disipó y pude ver la forma de una persona.

Era — alguien a quien reconocí.

[Seiya........]
[¡Ha pasado un tiempo, Akihito!]
[Tú... ¿por qué te ves así? Y deberías estar muerto.....]

Sí, Seiya debería estar muerto. Maya me lo informó.

Dijo que lo había hecho ella misma.

Confié en Maya y que ella misma lo había hecho.

Así que Seiya debería estar muerto.

Pero estaba aquí.

Y más aún... su apariencia.

Era siniestra.

Estaba de pie ante mí con la parte superior de su cuerpo desnuda y diseños negros corriendo a lo largo de su piel.

No entendí lo que eran... pero supe que no eran nada bueno.

Eso era seguro.

[No te preocupes... Vine a darte las gracias hoy.]
[¿Agradecerme?]
[Así es. Es gracias a que me mataste que pude obtener el poder del Dios Maligno.]
[¿¡El poder del Dios Maligno!?]

Estaba aturdido.

En ese momento Seiya extendió la mano.

Los diseños negros se movieron y se juntaron en la punta de sus dedos.

¡Esto es malo!—Pensé y en ese momento fui atacado.

El humo negro se juntó y voló hacia mí.

Inmediatamente atraje a mis esclavas hacia el Verdadero Esclavo Eterno.

Levanté mi espada y se formó la armadura.

Ejercí esos dos poderes cuando una onda de choque golpeó mi cuerpo.

Sentí como si me hubiera golpeado un colchón enorme con toda su fuerza. No me dolió, pero definitivamente sentí el impacto.

El golpe hizo que el polvo explotara en el aire.

Finalmente cedió.

Lo que vi fue un gran agujero en el suelo.

La única área segura era donde yo había estado bloqueando. Parecía como si se hubiera formado un cráter de repente.

Con un solo golpe... no pude evitar contener la respiración.

Miré a Seiya y su cara se torció de satisfacción.

[Es gracias a ti, Akihito. Tengo este gran poder gracias a ti.]
[Seiya... si sólo tienes poder, entonces terminarás como antes otra vez.]
[¿Creías que sólo tenía algo de poder?]
[¿Qué?]
[Mira esto.]

Seiya señaló con el dedo.

Miré y vi a Khorkina. Su cuello se retorció completamente.... era claramente fatal.

Khorkina acababa de volver a ser humana, pero la mataron de un solo golpe
—— o eso parecía. De repente se transformó en una bestia esclava.

Fue asesinada y convertida en un mono.

Había oído que esto pasaba... pero era la primera vez que lo veía.

[No es sólo poder, así tengo todas las habilidades y poderes del Dios Maligno. ¡¡¡¿QUÉ TE PARECE, AKIHITO?!!! ¿Ves lo que tengo ahora?]

Seiya dijo en éxtasis mientras cortaba a la bestia esclava por la mitad mientras esta intentaba huir.

Entonces—— se convirtió de nuevo en Khorkina una vez más.

Luego la volvió a matar y la convirtió en una bestia esclava.

[¡Kukuku.....AAHAHAHAHAHAHAHAHAHAA!]
[¡¡No juegues con su vida así!!]

Ataqué frenéticamente a Seiya con mi espada.

Lo bloqueó con su brazo y contraatacó.

El humo negro se transformó en una espada oscura.

[¡Ese nivel de ataque es inútil!]

(¡No te lo permitiré!)
(¡Proteger!)

La madre y la hija se movieron suavemente para protegerme con la armadura de viento y repelieron la espada oscura.

Corté con mi espada una vez más contra su brazo.

Había aumentado el poder mágico de mi espada mientras corría hacia su brazo derecho y lo hacía volar.

[¡Ku!]

Mostró una expresión de angustia durante un momento.

Seiya dio dos pasos hacia atrás mientras su brazo se regeneraba.

Parece que no funcionó.

[¡Basta, Seiya! No sé mucho de ese poder, pero es del Dios Maligno que destruyó el mundo. ¡Para nada es bueno para ti!]

Seiya se rió.

[No intentes asustarme Akihito.]
[¡No es eso! Estoy tratando de decir que—]
[¿Tienes miedo? ¿Hmm? Entonces te diré algo bueno.]

El cuerpo de Seiya se volvió transparente.

Se estaba volviendo tan transparente que apenas podía verlo. ¿Estaba desapareciendo en alguna parte?

[No he terminado de fusionarme ni con el 10% del poder del Dios Maligno. ¿Entiendes lo que intento decir?]
[……….]

Fruncí el ceño. Definitivamente lo entendía.

En realidad.... era muy importante.

[Kukuku. Te veré de nuevo, Akihito. Cuando nos volvamos a ver te mostraré todo mi poder.]

Dijo Seiya mientras desaparecía como si se fusionara con la atmósfera.

...no puedo creer que llegara a esto.

Seiya fue revivido, y lo que es peor, obtuvo el poder del Dios Maligno.

[Tengo que hacer algo.]

Dije cuando saqué a mis esclavas de la espada.

[¡Khorkina!]

Una vez que Svetlana salió, corrió hacia Khorkina, que era una bestia esclava.

El mono se había despertado y golpeó con sus afiladas garras a Svetlana.

Pero, no le dio.

El monstruo más débil... Bestia Esclava. Svetlana pasó a través de su ataque y la refrenó usando sus brazos.

[Svetlana, sostenla. Al menos la volveré a convertir en una arrepentida.]
[Por favor.]

Svetlana dijo de forma lamentable mientras impedía que su mejor amiga se moviera.

Me disculpé con Khorkina.

[.......siento haberte involucrado con ese bastardo.]

Y luego le corté la cabeza al mono.

Entonces envainé mi espada.

Ahora, ya que Seiya es un intento de resurrección del Dios Maligno... necesito pensar en muchas cosas.

La primera es—

[¡¡Maestro!!]

Svetlana gritó en estado de shock.

¿Qué es esto? Me preguntaba mientras miraba y pronto me sorprendí a mí mismo.

El mono había obtenido un aspecto de piel blanca, pelo dorado...... como de elfo.

Khorkina, la Esclava Eterna.

Umm.... ¿qué pasó?

[¿Es por el Maestro?]

Origa murmuró distraídamente.

Cuando su hija dijo eso, Svetlana pareció sorprendida.

[Es lo mismo que me pasó a mí.]

Y recordé lo que pasó entonces.


Capítulo 124
“Invasión del Dios Maligno”

Palacio de Ribek, oficina.
Estaba sentado y Yuria estaba parada ante mí.

Parecía una secretaria, como siempre, mientras me daba su informe.

La instalación del incinerador de basura estaba terminada.

Continuó con su informe.

[Llevamos algo de basura para probarla y quemarla.]
[Veo que lo probaron. ¿Cómo estuvo?]
[Los rieles no estaban completos así que no teníamos mucha... pero todo se quemó. Se quemó hasta que no quedó nada.]
[Ya veo.]

Así que fue un gran éxito hasta ahora.

[Pero, todavía quedan cosas hechas de la DORECA. Parece que lleva más tiempo que la otra basura.]
[Lleva tiempo, ¿eh? ¿Arden correctamente?]
[Lo hará.]

Yuria asintió.

[Ya veo.]

Me agarré la barbilla y pensé por un momento.

No entiendo la lógica detrás de esto, pero las cosas hechas con la DORECA eran difíciles de quemar, así que lo mejor sería separar la basura.

[Asegúrate de que se lleve a cabo la política de separación de basura... también pon algunas multas y recompensas por ello.]
[Haremos una regla y la gente que la obedezca entrará en una lotería para recibir una residencia de clase alta del Maestro.]

¿Te parece bien? Me preguntaba.

[Muy bien, muy bien. Te dejaré el método de selección a ti.]
[Entendido.]

Yuria asintió y su boca se elevó levemente hacia arriba en sus bordes.

Parecía que estaba contenta de que su sugerencia fuera aceptada. Sin embargo, su obstáculo de carga mágica era alto.

Bueno, me alegro de que fuera feliz de todos modos.

Yuria se fue y en su lugar entró Raisa.

[Maestro.]
[¿Qué pasa?]
[Umm.......... uhh.....]

Ella tenía una mirada seria en su cara, pero estaba teniendo dificultades para expresarse.

Me pregunto qué quería.

Observé a Raisa y esperé a que hablara.

Finalmente se armó de valor y habló.

[Oí que el Di-Dios Maligno apareció.]
[Sí, lo hizo. Lo que es más, Seiya se convirtió en él.]

Así que así es como es.

... ¿fue tan difícil de decirlo?

[Umm, ¿y yo.........?]
[¿Hm?]
[Yo... ¿puedo seguir siendo la esclava del Maestro?]
[....... ¡Oh!]

Aplaudí.

Finalmente me di cuenta.... me acordé.

Mi quinta esclava Raisa.

La había conocido al mismo tiempo que mi primera esclava Risha, pero ella era originalmente la esclava de Seiya.

Seiya murió y ella se convirtió en mi esclava.

Sin embargo, Seiya, que estaba muerto, revivió.

Era obvio que se preocuparía por su futuro.

Excepto que no parecía que eso fuera todo.

La cara de Raisa estaba.... de alguna manera desesperada.

Era una cara que mostraba que estaba desesperadamente aferrada a mí, desesperada por no ser desechada.

[Tú siempre serás mía.]

Primero empecé diciéndolo directamente.

[¿¿¿En serio???]
[Sí. Nunca abandonaré a mis esclavas y nunca las entregaré. ¿No lo dije antes? Tenías que tener esa resolución cuando te convertiste en mi esclava. Para servirme de por vida. ¿Verdad? ¿No tenías la resolución de ser mía de por vida?]
[¡No, no, no, no!]

Raisa agitó desesperadamente la cabeza de un lado a otro.

[¡Eso es lo que quiero!]
[Entonces no hay problema.]
[Sí........gracias a Dios. No sabía qué pasaría si me decía que volviera con esa persona.]
[Nunca tuve esa intención.]

Me paré y caminé al lado de Raisa.

Tiré de su gargantilla suave pero firmemente y la hice mirarme a los ojos.

[Raisa es mi esclava, una vez que eres mía, nunca te entregaré a nadie más.]
[Maestro............]
[Así que no te preocupes.]
[¡Sí!]

Raisa sonrió.

—La magia ha sido cargada por 100.000—

Ella era feliz desde el fondo de su corazón.

******

Palacio de Ribek, habitación de Svetlana.

Entré en la habitación y vi a tres Esclavas Eternas.

Mi sexta esclava Svetlana, su hija Origa, y la despierta Khorkina.

Ella estaba en la cama, sentada.

[Yahho~ Ha pasado un tiempo Akito-chan.]
[Tú nunca cambias.]
[Por supuesto que no. Khorkina-chan es la mejor Khorkina-chan del mundo.]
[Es increíble que pueda entender lo que quieres decir con esa frase sin sentido.]
[Ahaha, Akito-chan es el que yo no puedo entender.]

Cuando llegué junto a su cama, Origa me trajo una silla.

Le di las gracias y me senté.

Una vez más miré a la sonriente Khorkina.

[¿Entiendes la situación?]
[De alguna manera. Lo terrible fue revivido, ¿verdad?]

Así que todo se resumió en la palabra “terrible.” Era fácil de entender.

[Así es.]
[¿Qué vas a hacer con lo terrible?]
[No te preocupes, me encargaré de él de alguna manera.]
[¿De alguna manera?]
[Sí. Dejando de lado al Dios Maligno del pasado, tengo un vínculo de destino con Seiya aparentemente... al menos eso es lo que él cree. Por eso haré algo al respecto.]
[Ya veo.]
[Además, es un oponente al que tengo que enfrentarme si quiero restaurar este mundo.]
[Sí, sí, Mhmm. Eso es genial, Akito-chan.]
[No te burles de mí.]
[No lo hago. De verdad estaba pensando que eras genial.]
[Por eso siempre te decía que arreglaras tu forma de hablar.][2]

Dijo Svetlana.

Parecía un consejo que ella le podía dar porque eran muy amigas.

[Ahahaha~ mi culpa, mi culpa.]

Se rió mientras se daba palmaditas en la nuca.

Me pregunto si realmente lo entiende.

[¡Ah!]

La expresión facial de Khorkina cambió.

Una rara expresión seria.

[¿Qué pasa?]
[Es cierto. Él dijo:
Ese tipo es el Rey de los Esclavos Eternos, así que yo me quedaré con los Arrepentidos y—]
[Ah, no te preocupes. Hemos tomado medidas.]
[¿Eh?]

Khorkina se sorprendió.

Justo en ese momento, unas pisadas resonaron desde fuera de la habitación.

Se acercaron más y abrieron la puerta para entrar.

[Maestro.]

Era Yuria.

[Tengo un informe.]
[¿Qué sucede?]
[Un mensaje de las tropas de élite. Un ejército de monstruos más grande de lo esperado ha aparecido en las afueras de la capital de los Arrepentidos. Se necesitó dos rondas de los cañones principales antes de que fueran expulsados.]
[¿Dos disparos? Debe haber habido muchos de ellos.]

Me lo puedo imaginar. Deben haber sido muchos para necesitar que el acorazado Risha disparara sus cañones principales.

[Dile a Maya esto. Buen trabajo. Quédate ahí y sigue defendiendo. También dile que el pueblo guerrero de Kazan se les unirá como refuerzos más tarde.]
[Entendido.]

Yuria asintió y abandonó la habitación.

Los ojos de Khorkina brillaron después de escuchar nuestra conversación.

[Es increíble, Akito-chan. ¿Predijiste y enviaste a tus élites a defender?]
[Sí.]
[Asombro~so. Pareces un poco como un genio estratega.]
[Es bastante simple basado en la obsesión de Seiya conmigo.]

Seiya haría cosas así.

Tratar de destruir los pueblos que hice.

Tratar de robar mis esclavas.

Y ahora... trataría de hacer suyos a los Arrepentidos.

Por eso, después de pensarlo, pude predecir que Seiya, con su orgullo inútilmente alto, querría derrotarme de cualquier manera posible y atacar a los Arrepentidos.

Era de esperar.

............Seiya.

Por cierto, Khorkina me miraba con creciente admiración.

[Hey hey Akito-chan~]
[¿Qué?]
[Hazme tu escla—]

Las palabras de Khorkina fueron interrumpidas.

¡Boom! Una explosión resonó desde el cielo.

Miré por la ventana y vi las casas de los alrededores derribadas por algún tipo de impacto.

[Woah~ ¿qué es esto? ¿Por qué está bien este lugar?]

Khorkina miró por la ventana y comparó el palacio con los alrededores.

[Este palacio tiene una barrera absoluta. En vez de eso...]

Abrí la ventana y me asomé.

Vi a Seiya volando en el cielo.

[¡Ven aquí, Akihito!]

Parecía que había fallado en derrotar a los Arrepentidos y vino a atacar. Luego, después de no haber dañado el palacio, se irritó.

[Lo esquivaré y correré.]
[¡Maestro!]
[Quédense dentro del palacio. No importa qué, no salgan. Sostén a Khorkina y evita que salga.]
[¡Entendido!]

Svetlana saltó al pasillo y salió corriendo.

La victoria era segura.

Seiya no puede compararse conmigo. No podía compararse con todas las cosas que yo había construido.

La prueba es que este palacio no cedió ni un ápice cuando fue atacado.

Es por eso que... la primera orden del día era conducirlo lejos.


Capítulo 125
“El Rey”

En el momento en que salí del palacio hubo otra onda expansiva desde el cielo.
Seiya había vuelto a atacar el palacio.

[Tch...]

Seiya escupió enfadado. Parece que estaba enojado porque no pudo hacer ni un rasguño en el palacio.

El palacio estaría bien... pero los ataques hacían que los alrededores quedaran atrapados en el fuego cruzado.

En realidad, la gente del pueblo gritaba y corría.

No podía dejarlo así.

[¡Seiya!]
[¡Akihitoooooooooo!]
(¡Sasukeeeee!)

Era como si dos niños se llamaran al otro lado del patio de recreo... pero él tenía una expresión viciosa y vil en la cara.

Seiya me ha visto y baja del cielo.

Golpeó con su brazo derecho en un ataque.

¡Ching! Bloqueé su ataque con el Esclavo Eterno.

Lo que golpeó mi espada fueron unas garras negras, las tres garras monstruosas negras venían de los tres huecos entre sus nudillos.

[¡Te estaba buscando, Akihito!]
[¡Cállate!]

No podía dejar que se quedara aquí.

Reforcé mi agarre.

Las gemas de mi espada brillaron y una armadura de color tierra cubrió mi cuerpo.

[¡¡¡Fuera de mi Pueblooooo!!!]

Empujé a Seiya hacia atrás usando mi espada.

[¡UOOOOO!]

Empujé con todas mis fuerzas directamente por la calle principal en una línea recta fuera del pueblo.

Lo empujé a toda velocidad para sacarlo de Ribek y luego a través de la montaña de basura antes de continuar.

Así de fácil... cada vez más lejos.

[¡¡¡No seas tan engreído!!!]
[¡Ku!]

El cuerpo de Seiya se detuvo en el aire como si estuviera fijado allí y una repentina y fuerte resistencia me repelió.

Aterricé en el suelo y reafirmé mi postura antes de mirar fijamente a Seiya.

La apariencia de Seiya era aún más siniestra que antes.

Su cabello estaba erizado y en movimiento y parecía como si estuviera fundido con metal.

De su espalda salían alas parecidas a las de una bestia y ahora tanto su mitad superior como la inferior estaban desnudas. En lugar de pantalones, su mitad inferior estaba cubierta de escamas.

Ya no parecía humano. Ahora era un demonio, la forma de un dios malvado.

[¿Qué viniste a buscar, Seiya?]
[Ya lo sabes. ¿Cómo te atreves a meterte en mi camino?]
[Quieres decir a los Arrepentidos, ¿eh?]
[Así es. ¿Qué crees que estás haciendo, Akihito?]
[Tengo una relación de cooperación con los Arrepentidos, así que les ayudaría si supiera que están en peligro.]
[¿Así que trataste de robarme una conquista?]
[Sólo quería protegerlos.]
[¡No finjas ser un santo!]

Seiya atacó y un aura negra fue expelida.

Levanté mi espada y me defendí. Todo, excepto el suelo sobre el que estaba parado, se convirtió en un cráter.

Sin perder ni un momento, Seiya salta. Me acuchilló con las garras infernales en ambas manos.

Las bloqueé con el Esclavo Eterno. El sonido del metal golpeando resonó mientras mi cuerpo recibía los impactos.

Lo bloqueé antes de darle una patada rápida, haciéndolo volar.

Sentí que algo caliente corría por mi mejilla... ¿era sangre?

Levanté la mano para limpiarla, pero no sentí ninguna herida.

¿Por qué?

(Maestro.)

Oí la voz de Raisa dentro de mi cabeza.

Esta armadura de color marrón era su rasgo especial.

¿Era la curación gradual de las heridas la habilidad especial de esta pareja madre e hija?

[Continúa apoyándome así.]
(Entendido.)

Mantuvimos nuestras charlas al mínimo mientras miraba a Seiya.

Seiya hizo sonar su cuello al moverlo de lado a lado.

Pude ver que la piel alrededor de sus garras estaba mal cortada y desgarrada.

Sin embargo, no sangraban... sino que algo repulsivo se filtraba.

Se notaba que no era humano con sólo mirarlo.

Seiya se fijó en mi mirada y miró sus manos.

Entonces empezó a sonreír.

[Akihito, esto no es suficiente para que estés orgulloso.]
[………]
[Este tipo de daño ni siquiera puede ser considerado una lesión para mí ahora.]

Dijo Seiya mientras apretaba con fuerza los puños. Las heridas parecieron curarse en un instante.

[Así que ese es otro poder del Dios Maligno, ¿eh?]
[Así es. El poder del Dios Maligno es asombroso, Akihito, incluso puede hacer cosas como esta.]

Seiya se regodeó y agitó su mano. Una especie de bola negra cayó en la tierra.

La tierra se abrió dejando un agujero.

Luego, al poco tiempo, un monstruo emergió de él.

Era un muñeco de arcilla. Apenas tenía forma humana, ya que la arcilla de su cuerpo parecía moverse y deformarse constantemente.

Sin embargo, no era de color normal. Parecía ser del mismo color negro que la energía de Seiya.

[¿Así que puedes usar monstruos como ese?]
[Esto ni siquiera es todo.]

Seiya sonrió con suficiencia mientras volvía a agitar su mano. Dos círculos mágicos aparecieron.

Del círculo mágico una luz negra se extendió instantáneamente y envolvió mi cuerpo.

Lo bloqueé con mi espada.

[No te molestes en bloquear.... no es un ataque.]

Dijo Seiya, y fiel a sus palabras no pude sentir ningún ataque.

La luz negra se apagó rápidamente y regresó al círculo mágico.

Entonces, dentro de los dos círculos mágicos aparecieron dos formas humanas.

[¡Marato! ¡Maxim!]

Dos enemigos fuertes a los que una vez derroté. El tirano de Ribek Marato y el gusano de Maxim.

Los dos me miraban con ojos iracundos.

Sin embargo, no se movían ni hablaban.

Me miraban fijamente, inmóviles.

Sus ojos ardían con tanto odio que parecía que iban a saltar para atacar en cualquier momento.

[........invocación, lo que es más, esa invocación los pone bajo tu control.]
[Lo entendiste rápidamente.]
[Seiya........]

Le devolví la mirada a Seiya, que los había convocado.

[¿Qué te parece mi poder? ¡Me volví así para hacer todo esto!]

Dijo regodeándose y riendo con orgullo mientras levantaba los brazos.

[¡Puedo incluso revivir a los muertos!]
[……….]
[La Diosa se equivocó Akihito. Esa tarjeta de mierda y poco a poco revivir el mundo es estúpido. Estoy tan contento de poder usar el poder del Dios Maligno. Si tengo este poder puedo revivir el mundo de una sola vez. Completa e instantáneamente.]
[No habrá sonrisas entonces o después de eso.]

Le negué a Seiya.

No sabía hasta dónde habían llegado los poderes del Dios Maligno... pero ahora podía entenderlo.

Invocar monstruos y revivir a los muertos...

Entre ello no se encontraría ni una sonrisa.

[—pft.]

Seiya resopló de risa.

Me miró como si acabara de oír el chiste más gracioso de la historia.

[¿Sonrisa? ¿Dijiste que sonrisa, ¿verdad, Akihito?]
[Sí....... sí lo hice.]
[¿Así que sigues diciendo esas tonterías?]
[No son tonterías.]
[Akihito... mira la realidad. Mira el tiempo que has gastado. ¿Qué clase de cosa es este país que has hecho?]
[¿Qué estás tratando de decir?]
[Con el poder del Dios Maligno todo se puede revivir.... vamos a ver si este país podía haber sido hecho dentro de una noche.]
[Yo digo lo mismo....... no habrá alegría ni sonrisas dentro de eso.]
[Haa.......]

“Él solo no lo entiende.” Es lo que el rostro de Seiya parecía decir mientras se encogía de hombros.

Dejé salir a Raisa del Verdadero Esclavo Eterno.

[———-¡!]

Al verla, la cara de Seiya cambió.

Luego salió Bella.

La hija de Raisa que era su viva imagen. Una pequeña Esclava Eterna.

Froté la mejilla de Raisa y acaricié la cabeza de Bella.

[Tomaré prestada su fuerza.]
[[Sí.]]

Hablaron juntas y sonrieron.

[¡¡¡¡¡AKIHITO!!!!!]

Seiya gritó mientras se abalanzaba hacia mí.

Me lanzó sus demoníacas garras.

Sabía que lo haría, así que instantáneamente las llevé de vuelta a la espada y lo repelí.

[¡Akihito! ¡Maldito! ¡Cómo te atreves a robar esclavos!]
[Tú fuiste el culpable. Tú fuiste quien los usaba incorrectamente.]
[¡Los esclavos obedecen a tu poder, ¿qué hay de malo en eso?!]
[¡Eso está mal! ¡Deberían cuidarse el uno al otro!]

Espadas y garras se entrelazaron con el sonido del metal.

Seiya y yo nos enfrentamos innumerables veces.

Preguntamos y respondimos en paralelo.

[¡Sigue diciendo mierdas! ¡A esto es a lo que ha llegado...!]

En el momento siguiente los ataques vinieron hacia mí de la derecha y de la izquierda.

La armadura marrón bloqueaba…… pero fue traspasada.

Me cortaron el hombro y el costado, pero se retiraron antes de que yo pudiera contraatacar.

Fueron Marato y Maxim.

Eran capaces de moverse, pero aun así no hablaban.

Atacaron de nuevo.

[¡Muere, AKIHITO!]

Seiya gritó mientras me atacaba en conjunto con los otros dos.

Se había convertido en una lucha defensiva unilateral en cuestión de momentos.

Seiya, Marato y Maxim.

Como era de esperar, yo estaba en desventaja frente a los tres a la vez.

Me estaban presionando.

[¿¡Qué pasa, Akihito!? ¿¡El poder de las sonrisas es sólo esto!? ¡No puedes hacer nada con eso!]

Me golpeó el hombro y cortó profundamente cuando la espada de Marato me golpeó mientras yo fui mandado a volar.

Me estrellé contra el suelo y rodé.

Seiya se acercó y me miró regodeándose de triunfo.

[Hasta aquí llegas, Akihito. Esa tontería de las sonrisas está a punto de desaparecer de este mundo. Era demasiado débil.]

Seiya levantó sus garras por encima.

Sostuve al Verdadero Esclavo Eterno e intenté bloquear…… pero…

Las garras no cayeron, sino que una bala de cañón vino volando.

Sobrevolaron varias balas de cañón.

Todas se estrellaron contra el suelo con sonidos explosivos.

Seiya esquivó y se quedó bloqueado por el pánico.

Sin embargo, Marato y Maxim no pudieron.

Intentaron bloquear pero fueron golpeados por las balas de cañón y aplastados con un extraño sonido.

[¿Qué es esto?]
[....... un bombardeo de Ribek.]

Le dije al asustado Seiya.

[Recuerda que intentaste robarlas. Las nitoka.... de ahí es de donde vienen.]
[¿Qué...?]
[Seiya. Puedo ser débil en comparación con todo el poder del Dios Maligno... pero eso está bien.]
[¡¿Qué?!]
[No soy un guerrero o un héroe....... soy... un Rey.]
[¿Rey?]
[El Rey no tiene que ser el más fuerte en el campo de batalla.]
[Deja de decir tonterías...]

Seiya trató de objetar, pero en vez de eso fue sorprendido.

Fue golpeado directamente en el costado por una bala de cañón gigante.

Era una bala de cañón aún más grande que una persona, era el cañón principal del acorazado Risha.

Me di la vuelta y vi el acorazado apuntando justo aquí.

[Aki...........hitoo]

Dijo Seiya mientras se levantaba, con su cuerpo todo maltratado.

Para que él pueda moverse incluso después de ser disparado por los cañones principales del Risha....como uno esperaría de un Dios Maligno.

Pero, el acorazado no fue lo único que vino.

Desde la otra dirección resonó el sonido de pies con fuerza.

Una gran nube de polvo siguió al pueblo de Kazán, el pueblo guerrero número uno de nuestro país.

Podía ver a Martha en la vanguardia.

Entonces, el bombardeo de Ribek continuó.

[Maestro.]

Además, oí una voz detrás de mí.

Me volví y vi a mis otras cinco Esclavas Eternas.

Risha, Mira, Yuria, Lilia y Svetlana.

Sus hijas también estaban allí.

Parecía que habían venido corriendo hasta aquí.

[.......Svetlana.... vas a recibir un sermón después de esto.]
[¡Entiendo!]

Parece que estaba preparada para ello cuando desobedeció.

Mis esclavas, el acorazado, el pueblo guerrero y el bombardeo de la ciudad.

[Seiya... este es nuestro poder.]
[………]
[Como deseas, te lo mostraré. La vista de todas nuestras risas.]

Al momento siguiente oí un fuerte clamor en mi cabeza mientras los anuncios llegaban uno tras otro.

Era el sonido de la carga mágica de 12 personas.

No me volví para mirar, pero sabía que todas estaban sonriendo.

[¿Eres más poderoso que esto, Seiya?]
[¡¡¡¡¡¡MALDITA SEA!!!!!!]

Seiya voló hacia delante para atacar.

Su velocidad había bajado... fue débil.

Lo bloqueé con el Verdadero Esclavo Eterno y lo corté.

En ese momento inundé todo el cuerpo de Seiya con [mi poder].

Lo inundé y borré el poder del Dios Maligno.


Capítulo 126
“Los Niños del Pueblo”

Ribek.
El ataque de Seiya causó bastante daño, así que estuve trabajando al día siguiente para restaurar la ciudad.

[¡Su Majestad! ¡Lamento que haya tenido que venir personalmente!]

Fuera de un área destrozada, un joven de aspecto serio estaba esperando.

Detrás de él había una casa parcialmente destruida.

No era una casa de madera estándar. Era una casa de un rango más alto que probablemente le costó bastante dinero.

Ahora estaba colapsada por culpa de Seiya.

Vi casas destruidas aquí y allá. Estaban bastante mal, casi al nivel de ruinas.

[¿Puede......... repararla?]

Abrí mi DORECA y miré mi menú.

Comparé la magia y los materiales que se necesitarían para repararla o renovarla.

Quería ver cuál sería mejor.

Ya veo, a este nivel de destrucción sería mejor hacerla de nuevo.

[En este caso sería mejor hacer una nueva que repararla.]
[¿Eh.....?]

El hombre se quedó sin palabras.

[No te preocupes. Esto se debió a un desastre natural. Lo arreglaré gratis. Tú trae los materiales.]

Esto se debió a Seiya, no podía cargar a la gente con esto.

Por eso le dije esto al hombre para tranquilizarlo.

[No, está bien. Más que eso...........¿no se puede arreglar?]
[Quiero decir... es posible.]

Estaba a punto de continuar diciendo “es caro,” pero me tragué las palabras.

[¿Por qué?]
[Para ser honesto......]

El joven regresó a las ruinas que había detrás de él.

Se paró frente a una pared que apenas se levantaba.

Caminé más cerca y miré.

Había algunas líneas horizontales talladas en la pared.

[Esto... esto es de mi hijo. Comenzamos estas líneas tan pronto como pudo gatear.]
[Ya veo, así que continuaste registrando su crecimiento aquí. Así que, si es posible, ¿quieres que reparen este lugar?]
[Sí.]
[....ya está así de grande...]

Era muy conmovedor.

Esta pared fue tallada con la historia del crecimiento de su hijo.

Tenía peso.

[Ya veo... la repararé entonces.]
[¿De verdad?]

Reparar este lugar y mantener esta pared intacta requeriría más magia y materiales... pero valía la pena hacerlo. Eso pensé cuando vi las sonrisas de su esposa e hijo.

******

[Hey hey, Rey-sama.]

Cuando terminé de reparar la casa del hombre, un niño de 10 años me llamó.

[¿Qué pasa?]
[¿Realmente usted ahuyentó al Dios Maligno, su Majestad?]
[¿Quién te lo dijo?]

Fruncí las cejas y le pregunté.

La declaración oficial era que algo había atacado y ya había sido expulsado.

La información de que había sido el Dios Maligno resucitado estaba completamente oculta.

Después de todo, este mundo había sido destruido una vez por el Dios Maligno.

Si se supiera que revivió, podría causar un caos terrible.

Por eso tenía la información retenida... pero un niño frente a mí lo sabía.

[Papá dijo que lo vio. El tipo que atacó se parecía al Dios Maligno.]
[¿Qué clase de persona es tu padre?]
[Umm, ¿cómo un Soldado Real? Ese tipo de cosas.]

Un Soldado Real huh........

Ya veo, ahora lo entiendo.

En la época anterior probablemente ellos habían salido a exterminar al Dios Maligno y habían sido asesinados. Fueron reconvertidos de Bestias Esclavas y ahora vivían en Ribek.

En ese caso, no sería imposible reconocer al Dios Maligno a simple vista.

Al final Seiya apenas era Seiya. Prácticamente se había transformado en otra cosa.

Me pregunto si así era como se veía el Dios Maligno.

El niño me miraba fijamente esperando una respuesta.

Parece que ya no había mucha esperanza en esconderlo.

[Sí, era el Dios Maligno.]
[¡¿En serio?! ¿¡Y el Rey-sama lo venció!?]
[Bueno, sí.]
[¡WOAH!]

Los ojos del chico empezaron a brillar.

[¡Eso es asombroso, Rey-sama! ¡Usted ganó contra el Dios Maligno!]
[Sí sí, cálmate, no grites.]

Sentí que sería problemático para todos los demás oírlo, pero el niño siguió emocionándose solo.

******

Me dirigí a la siguiente área y pasé por el parque.

Vi a unos niños jugando allí.

[Tch, falló otra vez.]
[¡Ah, lo logré!]
[Yo también fallé. ¡Sí!]
[¿Estás contenta a pesar de que es un fallo?]
[Bueno, ese es el deber de una Esclava-sama.]

Los niños estaban echando a suertes unos papeles sucios.

El niño que ganó caminó hacia una caja debajo de un árbol y se paró sobre ella.

Los otros dos se pararon frente a él y actuaron con ingratitud.

[Maestro, ¿qué vamos a hacer hoy?]
[Podemos hacer cualquier cosa por Su Majestad.]

Estaban actuando.... o jugando a la casita.

Estaban hablando del Maestro y del Rey... ¿de mí?

[Muy bien, mis pequeños sirvientes.]

El niño que era el Rey dijo de una manera alta y poderosa.

Como pensaba, era diferente. Yo no diría esas cosas.

Cuando pensé eso...

[Eso no es bueno, Ivan-kun, el Rey no diría eso.]
[Así es. Como pensé, no serías bueno, no sabes nada de su Majestad.]
[¿Ehhhh?]
[Te mostraré cómo es el verdadero Rey. Eso significa que tú eres el Dios Maligno.]
[¿Otra vez? Al menos déjame ser el esclavo-sama——]
[Ese es el castigo por arruinar al Rey.]
[Bien~]

El otro niño se levantó y se puso frente al otro chico.

La niña estaba detrás del niño que había tomado el papel de Rey.

[Prepárate, Dios Maligno.]

El chico Rey dijo de buen humor.

Aparentemente estaban jugando a ser yo.

El Rey luchó con su esclava y en medio de eso dijo [Tu sonrisa se convierte en mi poder] y finalmente repelió al Dios Maligno.

...sí, este era yo.

Fue bastante vergonzoso.

Terminaron de jugar y parecían satisfechos sin saber cómo hacían sentir el tema de su juego.

[Fuu, tengo sed.]
[Entonces vamos a comprar un poco de jugo. Tengo algo de dinero de mamá.]
[¡Increíble! ¿Esos son 1.000 yenes?]
[Hey, vamos a la casa de Oji-chan. Si conseguimos un jugo con la etiqueta ganadora podemos conseguir otro gratis.]
[Un, vamos.]

Los niños dejaron el parque.

Fue bastante encantador.

Saqué mi tarjeta común y les di suerte a los tres.

Así que me di vuelta para ir a la siguiente área.

[¡Impresionante! ¡Conseguí el gran premio!]

Pude oír los gritos de los niños desde lejos.

¿No fue bueno? Lo consiguieron.

En el momento en que pensé eso.

La tarjeta que usé para arrojar la magia sobre los niños brilló.

Una luz deslumbrante que recordaba.

Mi Tarjeta Común estaba evolucionando hacia....una Tarjeta Rara.




[1] Son una raza de gente pequeña en el folklore de la gente Ainu de las islas japonesas del norte. El nombre se analiza tradicionalmente como un compuesto tripartito de kor o koro ("planta de petasita"), pok ("debajo, por debajo"), y kur o kuru ("persona") e interpretado para significar "personas debajo de las hojas de petasita" en el idioma Ainu.
[2] Hablando de forma de hablar, valga la redundancia, en el arco pasado decidí que la forma de hablar de Khorkina fuera formal hacia Akito, pero viendo que habla siempre tan familiar, desde ahora voy a utilizar el tuteo de ella hacia Akito.


6 comentarios:

  1. Esto es lo mejor, siempre estoy checando está a novela, muchas gracias por el capítulo

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias por el cap jajaja cuando gritaron me dio risa Narutooooo! Sasukeeee!

    ResponderEliminar
  3. Me pregunto como tratara Akito a las hijos que nazcan de las humanas, por qué no no podra tratarlos como a las hijas de las esclavas xD gracias por la traduccion!

    ResponderEliminar
  4. Muchas gracias espero inpaciente la proxima traduccion ^^

    ResponderEliminar
  5. Muchas gracias por la traducción, cuando sale el próximo Arco?

    ResponderEliminar