lunes, 3 de diciembre de 2018

Maestro de Nada Capítulo 5 - Huyendo por el Bosque


Vine a Otro Mundo como un Aprendiz de Mucho y Maestro de Nada para Viajar mientras Confío en la Velocidad


Capítulo 5 - Huyendo por el Bosque


Enloquecido, muerdo, rasgo, mastico y trago. No hay sal o pimienta aquí, sólo el verdadero sabor de la carne. Me recuerda a esa época en la que derrochaba mi dinero el día de pago comprando carne y cocinándola por la mañana, sólo para darme cuenta de que había olvidado la sal y la pimienta. En ese momento me decepcionó que fuera ‘insípida,’ pero ahora parecía deliciosa. Tal vez el hambre actuaba como una especia, o era sólo que la carne de lobo sabía muy bien. Cualquiera que sea la razón, era increíble. Antes de darme cuenta, la pata trasera no era más que hueso.

Ahhhhh....estoy satisfecho.... Mirando las llamas parpadeantes empecé a sentirme somnoliento, pero ahora podía permitirme dormir. Todavía quedaba mucho por hacer. Con mi hambre saciada, ahora estaba lo suficientemente refrescado como para pensar. ¿Qué tenía que hacer primero? Apagar el fuego. Lo extingo tirando arena sobre las cenizas. Lo siguiente que tenía que hacer era recuperar la carne que había hundido en el río y envolverla en una camiseta mojada para poder cargarla en mi espalda. Entonces necesitaba salir de aquí lo antes posible.

Había una simple razón por la que tenía prisa. No quería repetir mis errores. La última vez fue el olor de la sangre de un goblin que maté. Esa fue la causa de mucha desgracia. Era la razón por la que apestaba a tierra ahora.

Ahora era un lobo al que había matado. Probablemente había sido separado de su manada. No era probable que un lobo se moviera por su cuenta de esa manera. A menos que fuera un lobo solitario, pero eso parecía demasiado conveniente para ser verdad. No hubo trampas por ser el protagonista. Debe haber una manada cerca. Incluso si no lo hubiera, no pierdo nada en asumir que la hay y actuar en consecuencia. Había olido tan bien. No sé si el olor habría elevado el apetito de los lobos, pero seguramente los haría sospechar.

Así que me iré lo antes posible. No habría descanso después de la comida. No veía otro futuro que la muerte en caso de ser atacado por toda una manada.

Después de terminar los preparativos, me pongo en cuclillas, con las orejas atentas y observo lo que me rodea. No oí ningún crujido. ¡Ahora era mi oportunidad!

Dejando el río detrás de mí, vuelvo a los rastros de ruedas. Estoy seguro de que me dirigiré hacia el este mientras corro un rato. Ughh, esto iba a arruinar mi digestión....

□ □ □ □

Pasa el tiempo después de eso. Afortunadamente, ningún monstruo me atacó mientras comía la carne de lobo y caminaba hacia el este, donde seguramente habría un pueblo. A medio camino, el río se había curvado en una dirección diferente. Era un poco solitario que desapareciera ese suave sonido del agua corriendo. Fue casi como un compañero para mí en este viaje. Pero estaba solo. No había nada más que hacer que caminar.

Caminé durante dos días, pero el bosque nunca terminaba. Era claramente muy vasto. Estaba constantemente paranoico de que alguien me observara entre los árboles, pero al final, no tuve más remedio que dormir en la parte superior de uno de ellos. Pero en realidad, estaba empezando a acostumbrarme a esta vida. Dormí bien por la noche. El aire de la mañana te dejaba un buen gusto.

Era el quinto día, y el paisaje familiar finalmente comenzó a cambiar a mi alrededor. El bosque, que hasta ahora sólo existía a mi izquierda, empezó a invadir también el frente. Las huellas de las ruedas que parecían estar evitando el bosque, se dirigían ahora directamente hacia él.

"Hmm, ¿qué podría significar...?"

Estaba seguro de que había estado evitando el bosque por culpa de los goblins. Podría haber otros monstruos aparte también. Entonces, ¿por qué iba directo al bosque ahora? Bueno, sólo podía significar que el pueblo estaba justo delante. Por eso el rastro no se dobla hacia el sur. Si este pueblo estaba en el este, entonces no tenía más remedio que ir directo a los árboles también. Pero los goblins aún estaban frescos en mi mente. Si me atacan de nuevo aquí.... maldición, eso sería lo peor.

Pero no podía quedarme aquí. Tenía que irme. Necesitabas decidirte rápida e inmediatamente para sobrevivir. Me quito mi lanza y mi corquete. Soy mucho más ligero ahora que me he comido toda la carne de lobo. Aunque también se podría decir que significaba que no había vuelta atrás. Me ajusté el cinturón y caminé hacia el bosque.

Noté una cosa después de acercarme. Las huellas de las ruedas no sólo se lanzaban imprudentemente a los árboles. Los árboles habían sido talados alrededor de ellas. Por lo que pude ver, no parecía que hubiera ningún árbol bloqueando el camino. Aparentemente, la gente estaba manteniendo un camino claro aquí. El pueblo debe estar bastante cerca ahora.

Me mantengo cauteloso con mi entorno mientras estoy al borde del bosque. Con una lamida de mis labios, doy el primer paso. Debería llegar a la ciudad tan pronto como atraviese este bosque. Probablemente

...Por supuesto, ese no iba a ser el caso. No había ventajas en ser el protagonista. Ya podía sentir que había ojos sobre mí. Múltiples pares tanto de la izquierda como de la derecha. Mis piernas no pueden dejar de moverse. Sentí que me atacarían en el momento en que dejara de caminar.

Mierda, qué era.... quién era... Hace tiempo que no me sentía tan asustado... Mi respiración se estaba volviendo más pesada, mis latidos eran incontrolables. El ritmo general de mi cuerpo aumenta y mis piernas sólo pueden seguirlo. Empiezo a caminar más rápido y luego a correr. El sentimiento de ser observado no desaparece. ¿Dónde estaba la salida del bosque...?

Finalmente, apareció en mi visión. Entre una grieta en el bosque. Era un lobo. Varios lobos. ¿Por qué? Había borrado mis huellas. Pero estos lobos eran extraños. Su piel era verde claro. ¿Entonces eran diferentes al que me había comido...?

Sacudo la cabeza y dejo de preocuparme por eso. No sabía lo que significaba, pero era más importante correr ahora. Levanto la cabeza y corro más rápido que antes. Estaba entrando en pánico. Estaba tratando de correr mientras ahorraba energía, pero tampoco podía ajustar mi velocidad. Corría demasiado rápido. Pero de alguna manera, no me sentía cansado. Esto debe ser lo que llaman el poder de la adrenalina. Será mejor que me distancie lo más que pueda. No de los lobos, sino hacia la salida.

Respiraba fuerte mientras el aullido de los lobos entraba en mis oídos. Deben haberse impacientado. Miro hacia atrás mientras corro y estoy seguro de que había como cinco de ellos corriendo detrás de mí.

"¡Ahhhh!"

¡Esto, esto era horrible...! Era muy diferente comparado con cuando el perro de mi abuela solía perseguirme cuando era niño. ¡Estos lobos tenían toda la intención de matarme!

Miro hacia adelante y corro a toda velocidad. Finalmente puedo ver la parte de los árboles frente a mí, revelando una salida. ¡Si! ¡La victoria sería mía si pudiera pasar! Si realmente hubiera un pueblo, al menos.

Me esfuerzo por correr aún más rápido. ¡Esta lanza estaba en el camino! La arrojo detrás de mí con la esperanza de que pueda golpear a uno de los lobos que me persiguen.

"¡Yelp!"

¿Qué, en serio? Miré por encima de mi hombro y vi que un lobo yacía en el suelo. ¡Qué suerte! No. Debería haber menos lobos ahora que había matado a uno, ¡pero en realidad había aún más ahora...! Había al menos quince de ellos corriendo hacia mí y aullando. Mierda, puede que me moje los pantalones. Pero no lo haré. La salida estaba justo ahí. Diez metros.... cinco... ¡Ya estaba fuera!

En ese momento, una luz cegadora me atacó como si acabara de salir de un túnel. Pero mis pies no se detienen. Corro por este mundo de blancura hasta que mi visión regresa. Fueron sólo unos segundos. Y la escena que me esperaba era la que tanto había anhelado.

Las puertas de un pueblo.


No hay comentarios.:

Publicar un comentario