lunes, 22 de abril de 2019

Maestro de Nada Capítulo 29 - Rebosante de preguntas


Aprendiz de Todo, Maestro de Nada
Capítulo 29 - Rebosante de preguntas

Bueno, entonces, había terminado de recibir mis armas. También comí en un puesto callejero al azar. Me pareció ver a alguien que se parecía a Daniela caminando hacia el parque con un montón de comida callejera, pero tal vez fue sólo cosa mía. Mi imaginación, supongo.
Estaba pensando en qué hacer a continuación, cuando de repente me acordé de ciertas palabras.
“‘Piernas del Lobo del Bosque,’ úsalo bien.”

Sí, el encantamiento de Beowulf. ¿Pero qué era un encantamiento? Volví a mi habitación en la posada Viento de Primavera para averiguarlo.
“Estado abierto.”
Nombre: Asagi Kamiyashiro
Raza: Humana
Trabajo: Aventurero (Rango: E)
NV: 33
PS: 324/324
PM:295/295
FUE: 129 VIT: 122
AGI: 375 DEZ: 162
INT: 134 SUE: 14
Habilidades: Aprenidiz de todo, Maestro de Nada; Detección de presencia; Piernas del Lobo del Bosque; Espada a una mano; Espada corta; Lanza.
Magia: Hielo, Agua, Fuego.
Misión: Ninguna.
Grupo: Daniela Villesilf.
Equipo:
Cabeza - Ninguno
Cuerpo - Armadura de cuero
Brazos – Guantes de cuero
Piernas – Ninguno
Pies – Zapatos de cuero
Armas
– Espada de Acero
– Espada Corta de Acero
Accesorios – Ninguno
Hmm, justo lo que pensaba. Se mostraba como una habilidad.
En cuanto a si era o no una habilidad normal o una habilidad única, bueno, se parecía mucho a esta última. A menos que Beowulf anduviera por ahí dándole esta habilidad a todo el mundo.
Gracias a ‘Aprendiz de Todo,’ pude entender cómo usarla. Y en última instancia, la habilidad conocida como las ‘Piernas del Lobo del Bosque’ era una combinación perfecta para mí.
Como de costumbre, había una pantalla dividida en cuatro partes en mi cerebro, y podía ver un viento plateado y teñido de verde girando alrededor de mis piernas. Me imaginé que estaba corriendo, y al igual que el viento, empecé a moverme tan rápido que parecía que estaba volando. En otra pantalla estaba saltando y cambiando de dirección mientras estaba en el aire. Esta habilidad estaba rota...
Demasiado rota, creo. No estaba seguro de que pudiera usarla. Además, probablemente me marearía con el movimiento. Estoy seguro de que un verdadero protagonista no tendría problemas para entenderla, pero eso no era muy probable aquí.
Bueno, al menos entendí lo que era. Era putamente increíble.
La otra cosa sobre lo que me preguntaba eran los encantamientos. Entonces, ¿existía tal cosa? ¿Pero de quién podría aprender más?
Me doy la vuelta en mi cama y pienso.
“Ahh.... si sólo hubiera internet aquí...”
Pienso por un momento y luego murmuro con frustración. Entonces me doy cuenta de algo.
“¡Podría buscarlo en la biblioteca!”
No es que supiera que hubiera una aquí. Pero una librería también serviría. El sol ya había alcanzado su pico del día, así que mejor me pongo en marcha. Salí corriendo de mi habitación y fui a buscar a Maris, la posadera. Sin embargo, no estaba en ninguna parte.
Dejé de buscar y salí, y allí estaba ella, lavando la ropa.
“Sra. Maris.”
“Oh, hola Asagi. ¿Qué pasa?”
Estaba colgando una sábana grande en un tendedero mientras se daba la vuelta para mirarme.
“Sólo quería preguntar si hay una biblioteca o incluso una librería en este pueblo.”
“Los libros son muy caros. No creo que encuentres ninguna por aquí. Debes ir a la capital si quieres.”
Qué decepcionante. Cierto.... Supongo que no tenían ninguna tecnología de impresión aquí todavía, a diferencia del Japón moderno. Los libros eran escritos a mano entonces. Bueno, no había nada que pudiera hacer. ¿Debería ir a la capital?
“Aunque, hay un viejo en esta ciudad que ama los libros.”
“Oh, ¿en serio?”
“Sí, pero es un tipo extraño.”
Me dice y se ríe. Yo podía tolerar a cualquier anciano o anciana loca en este momento. Tráiganlo.
“Entonces, ¿cómo puedo conocer a esta persona?”
“Déjamelo a mí. Escribiré una carta para ti.”
La buena de Maris. Tenía buenas conexiones. Le di las gracias y luego regresé a mi habitación para prepararme para salir de nuevo. Cuando terminé y bajé, ella había terminado de escribir la carta y me la entregó. También me dio un mapa.
“Aquí tienes. ¡Ahora, ve!”
“Gracias, Sra. Maris. Nos vemos luego.”
Me incliné y dejé la posada atrás. ¿Qué clase de persona sería él?
□ □ □ □
“¿Qué pasa? ¿Quién eres? ¿Qué es lo que quieres?”
“Sí, uh, he oído que le gusta coleccionar libros. Hay algo que deseo buscar, pero no tengo las conexiones. Así que le pregunté a Maris, la posadera del lugar donde me hospedo, y ella me envió con usted.”
“Ahh, un amigo de Maris, ¿eh? ¿Y cuál es tu nombre?”
“Soy Asagi Kamiyashiro.”
“Asagi, eh. Es un buen nombre.”
Ese fue nuestro primer intercambio.
El anciano que Maris me había presentado se llamaba Macbel, y era increíblemente viejo. Su pelo era completamente blanco y su espalda curvada estaba sostenida por un bastón que tenía él. Aparte de eso, sin embargo, tenía un aspecto bastante saludable.
Su casa estaba en las afueras del pueblo, cerca de las murallas y era un edificio grande y torpemente construido en una zona abierta. Vivía solo aquí. Bueno, tenía varios sirvientes, incluyendo la persona que me había llevado a la sala de espera. También vi unos cuantos cuando me mostró su biblioteca y nos saludamos.
La habitación estaba oscura, con las cortinas cerradas para proteger los libros.
“Aquí es donde los guardo. Por favor, ten cuidado al manipularlos.”
“Sí, por supuesto. Gracias.”
Entré en la habitación cuando Macbel abrió la puerta e inmediatamente me quedé sin palabras. Estaba un poco sorprendido. Había una cantidad increíble de libros alineados frente a mí. Miro a Macbel con sorpresa y él se ríe como si ya no pudiera contenerlo.
“¡JaJakaka! ¡Deberías verte la cara ahora mismo! ¿Estás sorprendido, Eh?”
“... No tengo palabras. No esperaba tantos libros.”
“¡AJAJAJAJAJAKAKA!”
Estaba de buen humor. Pero ¿por qué este viejo tenía tantos libros? ¿Era rico o algo así?
“Jeje, sé lo que estás pensando. Te preguntas por qué un viejo como yo tiene tantos libros, ¿no? Bueno, es el dinero. Y conexiones. Fui el antiguo bibliotecario del palacio real. Después de jubilarme, compré tantos libros de transcripción como pude a un precio barato.”
“Ya veo...”
Estaba seguro de que incluso esos libros debían ser caros a esa edad. Pero supongo que el dinero y su posición como bibliotecario le habían permitido crear una colección como ésta. Tenía sentido.
“Me he retirado de la vida pública, pero aún así, antes pertenecía a una familia de marqueses. No fue difícil pedir dinero prestado.”
Oh, así que era una persona de estatus. Mi súbita incomodidad debe ser un remanente del empleado a tiempo parcial que trabajaba por el salario mínimo.
“¡Jakaka! No hay necesidad de ser educado! No soy más que un hombre viejo y debilitado con afición por los libros. Y no es como si yo fuera el marqués. Prefiero los libros a la política. Me abrí camino en el puesto de bibliotecario.”
Realmente yo no sabía nada sobre las familias de los marqueses ni su estatus, aparte de que eran personas importantes. Su historia me pareció un poco improbable, pero debe ser verdad si eso es lo que dice.
“Bueno, estoy seguro de que te interesan más los libros que mi aburrida historia. No hay nada en este mundo que deba ser priorizado sobre los libros.”
Aparentemente, le gustaban mucho los libros. Bueno, mejor que no lo hagas esperar entonces. Vayamos al grano.
“Quiero aprender sobre los encantamientos.”
“Encantamientos, hmm. Es un tema de lo más interesante en el que estás interesado. En ese caso...”
Seguí al viejo cuando empezó a moverse. Me preguntaba si tenía alguna cosa que me sirviera. Con una pequeña esperanza en mi pecho, lo seguí en la habitación oscura.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario