lunes, 29 de abril de 2019

Maestro de Nada Capítulo 30 - El secreto del Lobo del Bosque

Aprendiz de Todo, Maestro de Nada
Capítulo 30 - El secreto del Lobo del Bosque



Macbel me llevó a través de un valle de libros. Había algo cómodo en la atmósfera que olía a pergamino viejo.

“Ohh, aquí está.”

Su cara estaba resplandeciente mientras me daba un volumen. No podía evitar sonreír cada vez que veía la magnitud de su afición por los libros.
“Gracias.”

“Ni lo menciones. Buscaré otros libros relacionados con encantamientos mientras lees.”

“Eso sería genial.”

Me llevé el libro conmigo y me instalé en un rincón, algo así como un salón con una mesa y sillas.

“‘El Arte del Encantamiento.’ Es un título directo...”

El libro gritaba ‘¡Encantamiento!’ Ahora, a leerlo en su totalidad.

Podía leer las palabras escritas en este mundo. No estaba seguro de cómo funcionaba... y este libro parecía particularmente viejo. ¿Podría yo también leer letras antiguas, me pregunto? Sólo había una manera de averiguarlo. Respiro profundamente y luego me sumerjo en el mar de las letras.

□ □ □ □

Me duelen los ojos. Mi espalda también. Ya que estamos haciendo una lista, creo que también me duelen los hombros.

“Gahhh....”

Estiré mis extremidades rígidas. Podía oír el sonido seco de mis articulaciones crujiendo.

En última instancia, no fui capaz de resolver este misterio de encantamientos de los monstruos. Macbel me había traído varios volúmenes diferentes, pero ninguno de ellos tenía la respuesta que buscaba.

‘Habilidades Encantadas’ era un libro sobre las habilidades utilizadas para elevar el estado de otras personas. Habilidades de fortalecimiento, en realidad.

El ‘Poder Regalado’ era un diario sobre el surgimiento de un hombre al que Dios le había dado poder. Parecía una exageración para un protagonista.

“Gonia.... Sierva.... El título de ese libro estaba rayado y era ilegible. Tampoco estaba seguro del contenido, pero no parecía importante.

Pedí ver el ‘Registro de Investigaciones sobre Monstruos’ porque quería ver la relación entre monstruos y encantamientos. Era el registro de un investigador que crió un monstruo desde muy temprana edad. No había nada sobre encantamientos.

También leí otros libros, pero no había nada sobre monstruos que encantaran a la gente y les dieran habilidades. Aunque había muchas historias sobre un dios haciendo eso. Además, aparentemente ‘Registro de Investigaciones sobre Monstruos’ se consideraba un tanto tabú.

¿Se borraron a propósito los registros y las historias de los monstruos? Tal vez lo estaba pensando demasiado. A lo mejor Macbel tenía menos libros sobre el tema.

Cerré el libro que estaba leyendo y traté de ordenar mis pensamientos cuando Macbel regresó junto con una sirvienta.

“¿Y bien? ¿Encontraste lo que buscabas?”

“Leí mucho, pero no había nada.”

“Hmm....”

Macbel se frotó la barbilla con las manos y reflexionó. Nos sentamos en silencio durante un rato. Trajeron un juego de té y sirvieron un infusión caliente. Miré a Macbel y él asintió a que me sirviera por mi cuenta.

“Gracias, no importa si lo hago yo mismo.”

Tomo la taza de té humeante y la bebo lentamente. Su rico olor y sabor suave se extiende en mi boca y sale de mi nariz.

“Es delicioso.”

“Jeje, muchas gracias.”

La sirvienta sonríe feliz después de que se lo agradezco. Parecía muy profesional.

“No es bueno para su salud pensar demasiado. Espero que se permita descansar.”

“Gracias.”

Debe haber visto lo concentrado que estaba yo mientras leía. Me río torpemente y me inclino.

“Asagi. ¿Por qué deseas saber sobre encantamientos?”

Macbel rompió su silencio al mirarme. Puse la taza sobre el platillo, le miré y contesté.

“Recientemente, luché contra un lobo gigante llamado Beowulf.”

“¡¿Qué hiciste qué?!”

Macbel se levantó sorprendido. La silla que estaba detrás de él se derrumbó por el golpe, pero la sirvienta la levantó inmediatamente. Se disculpó y lentamente se sentó.

“Beowulf es un lobo del bosque que ha vivido una vida muy larga. Pero estoy seguro de que tú ya lo sabías.”

“Sí. Una amiga que sabe mucho más que yo, me lo dijo.”

Por supuesto, era Daniela.

“Ciertamente. Pero eso no es todo lo que es Beowulf.”

“¿Qué quiere decir?”

“Como monstruo, está un nivel por encima del resto.”

¿Un nivel? ¿Por encima?

“Entre los monstruos comunes, los más débiles, rara vez son capaces de evolucionar. No se trata simplemente de vivir más tiempo que los demás. Hace mucho tiempo, cierto hombre de ciencia intentó criar a un pequeño monstruo. Pero este nunca evolucionó.”

“Oh, se refiere a ‘Registro de Investigaciones sobre Monstruos.’ Lo leí.”

“Sí. El resto de esa investigación y sus opiniones finales se guardan en el palacio real con otros textos prohibidos. En este libro, hay un pasaje que dice: ‘Intenté dar maná altamente concentrado a monstruos débiles, mientras que la mayoría de ellos murieron, había un solo monstruo que vivió....’”

“Maná altamente concentrado...? ¿Y qué le pasó a ese monstruo?”

Macbel cerró los ojos y suspiró profundamente. Luego continuó.

“Creció a un ritmo explosivo que desafiaba la realidad. Luego destruyó toda la ciudad.”

Me quedé sin aliento.

“Se dice que el ejército real tuvo que matarlo. Pero las bajas fueron inmensas. El investigador había huido en pánico, pero finalmente fue capturado por los hombres del rey. La investigación sobre los monstruos ha sido tabú desde ese incidente.”

“Entonces, ¿Beowulf…?”

“Si tuviera ganas, este pueblo también podría terminar así...”

No había nada que decir al respecto. ¿Beowulf tenía el poder de demoler este pueblo si quería? ¿Cómo sobrevivimos? Dijo que sólo conocía este bosque. Que quería viajar a otras tierras y probar su propia fuerza. Sacudo la cabeza. No era sólo porque yo hubiera hablado con él, sino porque tenía la sensación de que no era una criatura tan peligrosa. No lo sé. No lo sé. Él quería un rival, alguien que mejorara a su lado... Pero quizás estaba siendo demasiado generoso para querer defenderlo.

“Mi conmoción nos ha desviado del camino. Entonces, ¿qué es lo que pasó entre tú y Beowulf...? Espera, un minuto, Asagi...”

Macbel me miró fijamente. Lo que sea que estuviera pensando, probablemente estaba en lo correcto.

“Sí, me ha lanzado un encantamiento.”

“Ya veo...”

Tomó un sorbo del té delante de él antes de caer de nuevo en su silla como si toda la fuerza hubiera salido de su cuerpo.

“Así que.... has sido encantado por un lobo del bosque... Nunca he oído hablar de tal cosa...”

“Tampoco yo.... Por eso vine aquí. Porque quería saber más.”

“Sí, ya veo...”

Volvió a callarse. Sus ojos estaban ahora fijos en la mesa. ¿En qué estaba pensando? No queriendo molestarlo, tomé mi té en silencio y esperé.

“Asagi.”

Después de un largo momento, volvió a levantar la cabeza y me llamó por mi nombre.

“Sí.”

“Te aconsejo que no lo hagas público. Me temo que no, no hay duda al respecto. Los hombres del rey vendrán por ti. En el peor de los casos, deberías considerar la posibilidad de que te vean como una amenaza y envíen hombres a tratar contigo.”

Era mi turno de quedarme sin habla. Tenía la idea de que esta habilidad era una locura. Pero aún no se había registrado como algo que me pasaba a mí específicamente. Pero ese ya no era el caso. Esta habilidad era muy, muy peligrosa. Pensé en Beowulf, que probablemente estaba en el bosque del sur con sus hermanos ahora mismo, y un rugido de resentimiento resonó en mi corazón.

“En general, los monstruos son el objetivo para ser asesinados. Hombres y organizaciones que consideran que la humanidad está en la cima de la cadena alimenticia no se quedarían de brazos cruzados si lo supieran.”

“Puedo imaginármelo...”

“No debes mostrar a nadie más esta habilidad que has adquirido a través del encantamiento.”

Asiento con la cabeza. Todo lo que se necesitaba era un aventurero curioso para presenciarlo y hacer preguntas. Entonces el rumor se extendería con una docena de falsas adiciones encima. Después los mercaderes se enterarían de ello y se extendería a otras ciudades. Finalmente, llegaría a la capital real.

No descubrí nada sobre encantamientos. Pero sí descubrí la verdadera naturaleza del monstruo llamado Beowulf. No era el típico monstruo evolucionado que todo el mundo conocía. No, había algo que superaba eso, una evolución anormal.

Y él me había regalado esta habilidad, ‘Piernas del Lobo del Bosque.’ Lo que esta habilidad significaría exactamente para mí en el futuro, eso es lo que tendría que pensar muy bien de ahora en adelante.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario