sábado, 24 de agosto de 2019

El Gamer Más Fuerte Vol. 2 Capítulo Final + Extra

El Gamer Más Fuerte

Capítulo Final

“Has más que triplicado el número de intrusos repelidos, y ninguno de ellos se ha repetido. ¡Espléndido!”
“Oh, estás siendo muy amable. Apenas hice el mínimo.”
Yo todavía estaba atrapado recuperándome en la cama de la cabaña cuando Karumi llegó para aceptar mi informe escrito.

“Puedes esperar una bonificación y un aumento, así como otra bonificación por un riesgo inesperado para la vida y la integridad física. Te los daremo todo de inmediato.”
“Sí, no puedo esperar. Oye, ¿tal vez podrías contarme un poco más sobre los caballeros oscuros?”
“Veamos, ¿está restringida esa información? Bueno, no, supongo que esto califica como una situación de necesidad de saber. Los guardianes de los humanos no siempre son llamados caballeros, por cierto; el término utilizado varía dependiendo de su procedencia. Pero de todos modos, cuando uno de ellos decide dejar de proteger a su gente, generalmente pierden sus poderes.”
¿Generalmente?
“Sin embargo, si el pacto del protector es sobrescrito por otro juramento, se convierte en un caballero oscuro y en el guardián jurado de su nuevo pueblo. Los caballeros oscuros típicos tienden a ser inferiores a los caballeros normales, a cambio de deshacerse de sus ataduras, sin embargo....”
“Parece que el cambio de clase en realidad le dio más poder.”
“Deberías haber oído reír a mi padre. El recipiente del juramento era un gerente de laberinto, y se hizo dentro de su laberinto, pero aun así, un juramento tan simple, obviamente romántico, nunca debería haber llegado hasta él. Ciertamente, habría conferido sus bendiciones y protección tan pronto como tuviera conocimiento de que un miembro del personal del laberinto se había convertido en un caballero oscuro, pero éste era un caso inusual. El deseo era tan ferviente, tan poderoso, que él le otorgó más poder del que normalmente se hace en estos casos. Los milagros brotan a tu alrededor, Kousaka.”
Bueno, ahora todo tenía sentido. ¿Pero por qué Karumi sonaba un poco molesta?
“En absoluto. Sólo estaba haciendo mi trabajo.”
Le había dicho lo mismo antes. Sólo me aseguraba de poder descansar tranquilo al final del día, sabiendo que había hecho todo lo que podía.
“Ya veo. Bueno, me voy a marchar. Papá querrá un informe detallado.”
Karumi suspiró y salió por la puerta que volvía a la oficina, como siempre. Cuando me despedí de ella, prometí conseguir una grabación la próxima vez que Karumi apareciera con un vestido. Quiero decir, ella era la que se beneficiaba de todo mi duro trabajo, así que era justo que yo sacara algo de ello, ¿verdad?
Una ventana de interfaz de usuario había empezado a parpadear mientras hablaba con Karumi, y miré para ver que tenía una llamada entrante. La persona extrañamente persistente que se había quedado en la línea esperándome todo este tiempo resultó ser Suzu.
“¡Toma el teléfono más rápido si estás ahí, estúpido! ¡Escuché que te desmayaste mientras defendías tu laberinto!”
Suzu subía y bajaba tanto que pensé que iba a estallar por la ventana. ¿Acabo de ver un patrón de fresas?
Probablemente es mejor no decir nada. Suzu parecía preocupada por mí, así que me puse a explicarlo.
“Haahh. No puedo creer que me alterara tanto por nada. ¿Te envenenaste bebiendo demasiadas pociones? ¿Qué tan tonto eres, tonto?”
Aquí hice lo mejor que pude para ofrecer una explicación completa, y todo lo que obtuve a cambio fue abuso verbal. Ella parecía bastante enfadada, así que mantuve mi paz. Se enfadaría aún más si intentara defenderme. Había estado en la cama desde que todo el asunto de Theodoran había terminado. Me desmayé después de la pelea y tuvieron que llevarme de vuelta a la cabaña. Las chicas habían llamado a Karumi, y ella se había apresurado a diagnosticarme. Inmediatamente declaró que tuve un caso grave de envenenamiento por poción. Aparentemente, uno de los efectos de la sobredosis en las pociones mágicas era un gran debuff de estado temporal, lo que explica por qué no había podido moverme por un tiempo y finalmente me desmayé. Aunque me había recuperado de lo peor, todavía me sentía muy lento.
“Juro por Dios, Aoi, que la mayoría de la gente no se envenena con pociones. Nunca había oído que eso le pasara a alguien antes. ¡Hola! ¡Tierra a Aoi! ¡¿Qué pasa contigo?! ¿Cuántas malditas pociones te tomaste?”
Ella seguía con eso. Sabes, aunque quisiera decírselo, ella ya se había quejado de otra cosa de todos modos, ni siquiera yo estaba seguro de cuántas había bebido. Básicamente había estado vertiendo pociones de resistencia en mi garganta durante la rápida remodelación, y luego había habido una batalla con Theodoran donde había tomado unas cuantas pociones de vitalidad. Aparentemente, ésas habían sido la gota que colmó el vaso. Bueno, había aprendido la lección. Ni siquiera quería pensar en cuántas pociones había usado la semana pasada.
“Aoi, cerré con llave las puertas delantera y trasera del primer estrato del laberinto.”
La puerta se abrió y Mary entró en la cabaña. Su pelo negro y sus ojos carmesí habían vuelto a su rubio y azul original. Pero cambiaban cada vez que ella tomaba una espada. Si yo hubiera sido un poco más joven, habría pensado que tal vez era algún tipo de poder especial súper genial que minaba tu fuerza vital cada vez que lo utilizabas. Del tipo que necesitaba usar un parche para los ojos. Eso sería un gran inconveniente cuando se trata de tus dos ojos....
En su estado actual, el laberinto era una trampa peligrosa para cualquier niño de la aldea que entrara por accidente, e incluso había riesgo de que anidaran monstruos en él, así que le pedí a Mary que lo cerrara por el momento.
“Aoi, ¿qué haré de ahora en adelante? ¡Siento que puedo hacer cualquier cosa!”
Mary parecía dispuesta a enfrentarse al mundo, pero desgraciadamente tuve que reventar su burbuja.
“Cerraste el laberinto, ¿verdad? Eso significa que no queda ningún lugar que proteger, excepto la cabaña y el área que la rodea. No volveremos a abrir el laberinto hasta dentro de un tiempo.”
Me había dejado el culo trabajando en ese laberinto, así que, por supuesto, quería ampliarlo, pero no tenía presupuesto. Hasta el último DL que tenía a mi nombre se había gastado en construir el primer estrato y luego en remodelarlo en los últimos días. Estaba pensando que sería bueno construir otro estrato que sirviera como una especie de complejo de apartamentos, para que pudiéramos acoger a más residentes. Conseguir que un puñado de inquilinos pagaran el alquiler sonaba como una forma encantadora de obtener un ingreso pasivo.
“Muy bien, entonces te protegeré a ti, a Ann, y a esta cabaña. ¿De qué debería protegerte?”
Sabes, sería bastante impresionante si pudiera protegerme de las dificultades del mundo, o de la burocracia de la gestión del laberinto, pero eso no parecía ser su especialidad.
“Sí, viejo, ¿qué vas a hacer, convertirla en policía del centro comercial? Como sea, tengo lugares a los que ir. Nos vemos en el otro lado.”
Mantén la clase, Suzu.
“Aoi, ¿qué es un policía del centro comercial?”
“Sí, no sé qué quiso decir con eso. Pregúntale la próxima vez que llame.”
Mary me miró confundida. Maldita sea, era difícil mantener una cara de póquer cuando apenas podía moverme. Te atraparé por esto, Suzu.
“Permíteme disculparme por todo lo que te he hecho pasar.”
Después de que Mary lo capturó, Theodoran fue devuelto a la ciudad junto con su séquito de cazadores, y se le impuso una multa enorme por intentar sobornar a un gerente de laberinto. Sin embargo, parecía que no habían impuesto ningún trabajo manual o servicio comunitario.
Ahora había regresado a la aldea una vez más, y había pedido específicamente verme, así que nos encontramos en la casa del alcalde. Caminar por allí bajo los efectos del envenenamiento por poción había sido duro. Incluso con el apoyo de Mary durante todo el camino, la caminata a Milt se sintió como si hubiera tomado una eternidad. Theodoran comenzó a disculparse profusamente desde el momento en que puse un pie en la sala de estar del alcalde.
“Dime una cosa. ¿Por qué disculparse ahora?”
“Uno de los cazadores que trabaja aquí me ha informado de que su laberinto es el único en esta zona, y que usted vive allí y lo opera con su familia. Sabiendo lo que yo hago ahora, las condiciones que quería imponerle eran más que irrazonables. Que haya intentado negociar tal posición significa que soy un fracaso como comerciante.”
Bueno, eso tiene sentido. En realidad, no se estaba disculpando tanto por hacer algo malo como por admitir un fracaso en el trabajo. Ese parecía más su estilo.
“Acepto sus disculpas. Sin embargo, tengo la sensación de que tiene otra razón para venir.”
Parecía sincero, pero seguramente no habría venido a disculparse cuando la herida estaba tan fresca a menos que tuviera algún motivo oculto.
“Bueno, sí. Verá, últimamente ha habido una serie de accidentes que han afectado a mi negocio principal. Consulté a una adivina, y misteriosamente, ella insinuó que mi racha de mala suerte podría agotarse si venía a verle.”
Sí, eso me lo recordó. Recibí un montón de cartas mientras estaba en la cama. Una de ellas fue una carta de los peces gordos de la empresa, en la que alababan mi actuación y me prometían un ascenso y un aumento. También había recibido un montón de tarjetas de recuperación de mis compañeros de trabajo, pero había olvidado que había una que tenía la firma de Theodoran. En el apuro de remodelar el laberinto y de luchar, había un ángulo más que estábamos persiguiendo y que yo había descuidado. Aparentemente los esfuerzos de sabotaje contra los intereses comerciales de Theodoran habían sido más efectivos de lo que yo creía.
“Sin duda una mujer sabia, esa adivina. Es la primera vez que oigo hablar de sus problemas de negocios, pero estoy seguro de que, ahora que usted se ha enmendado, el destino le sonreirá.”
“Qué alivio oírlo. Creo que tiene razón.”
Estábamos bailando sobre el tema, pero esto era más una charla de paz que otra cosa. De todos modos, no tenía razón para seguir peleando con él, ahora que no me exigía que le entregara a Ann. Este tipo probablemente era despiadado cuando lo arrinconabas, así que saber cuándo soltarlo era importante. Y honestamente, no fue como si me opusiera a cada parte del contrato. No iba a enseñarle cómo hacer mis pociones, y ciertamente no iba a dejar que le pusiera un dedo encima a mi familia, pero mientras no tocara esas cosas, no iba a arriesgar mi vida para pelear con él. No se puede usar un continuar en la vida real.
“De todos modos, ¿qué le hizo venir hasta aquí en primer lugar? ¿Por qué está tan desesperado por pociones mágicas?”
Si Theodoran hubiera estado buscando una ganancia, se habría echado atrás cuando mostré los dientes por primera vez. Había otros mercados menos hostiles en los que jugar en lugar de enfrentarse a un gerente de laberinto.
Theodoran meditó un momento antes de hablar.
“Es mi hermana. Es la única familia que tengo, y...”
Se calló. Bueno, eso me suena familiar. No sabía exactamente por qué necesitaba pociones mágicas, pero por mi parte, ya había oído suficiente.
“Si hizo esto por su familia, eso es suficiente para mí. Redacte un nuevo contrato. Le venderé las pociones que necesite por poco dinero. Un suministro constante.”
Estaba a punto de estallar de risa. Así que habíamos estado peleando por la misma razón todo el tiempo, ¿eh? No me extraña que tuviera tanta prisa por arreglar las cosas.
“¿Pero por qué...?”
“No puedo odiar a un tipo que arriesga la vida por su familia.”
Estaba encogiendo los hombros hacia Theodoran cuando algo cálido y suave presionó mi espalda y una mano descendió sobre mi cabeza y comenzó a acariciarme.
“Buen chico. Eres un encanto.”
¿En serio? Era bonito y todo que Deneb nos hubiera traído té, pero en realidad me estaba desalentando todo eso. Es difícil parecer un tipo duro cuando una elfa demasiado indulgente te da palmaditas en la cabeza.
“¡Ya terminé de hacer pociones por hoy, Aoi!”
Estaba holgazaneando en la cama, leyendo una revista de juegos que Karumi me había traído de Japón y luchando contra la somnolencia del envenenamiento por poción, cuando Ann se deslizó bajo las sábanas y me envolvió con sus brazos.
“Ann, no me importa si quieres acurrucarte, ¿pero podrías quedarte por encima de la cintura?” Tenía órdenes estrictas de evitar todos los medicamentos, y eso incluía mi hierba sedante. No había tenido que soportar toda la fuerza de los abrazos de Ann en un tiempo, y mantener la compostura estaba resultando difícil.
Cuando Ann me contó que ese día había llevado a Donnel, Carla y sus equipos al laberinto y que había perseguido a los cazadores rezagados por detrás, la regañé por haberse puesto en peligro a sí misma. Pero entonces Mary murmuró en voz baja sobre cómo yo ya casi había muerto al enfrentarme a nueve de ellos, y salió a la luz que Ann me había salvado de otros veinte. Después de eso, Ann se enojó conmigo y me regañó por siempre exagerar. La forma en que tenía lágrimas en los ojos cuando me regañaba era horriblemente injusta. Nunca tuve una oportunidad.
“Aoi, Mary, vamos a tomar una siesta! Vamos, ya terminamos nuestro trabajo del día, así que merecemos un descanso.”
Ann y Mary eran más cercanas últimamente. ¿Sucedió algo bueno entre ellas dos? Mary jugaba cada vez más a Gun Gust en su nuevo ordenador, que racionalizó diciendo que tenía que seguir entrenando. Sí, estaba enganchada.
“Es una idea espléndida, Ann. A decir verdad, esperaba que toda nuestra familia pudiera dormir junta hoy.”
Hasta Mary se metió en la cama. Se veía más feliz estos días, y yo sentía que había estado tomando algo de la naturaleza despreocupada de Ann.
Los ronquidos suaves de Ann me incitaban a dormir, pero cuando traté de cerrar los ojos, Mary me susurró.
“Aoi, ¿no es mi salario una carga?”
“Yo no iría tan lejos, pero sí, va a ser difícil conseguir el dinero.”
Mary había firmado un contrato y era formalmente mi guardiana del laberinto, y su tarifa no era barata. Bueno, quiero decir, lo haría yo mismo. Pero después de haber ido tan lejos para reclutarla para mi grupo, no quise comprometer su paga y verme mal sólo porque estaba en la ruina.
“A decir verdad, me he estado preocupando, pero creo que se me ha ocurrido una solución, una forma en la que ya no estarás obligado a pagarme. ¿Qué te parece si lo intentamos? Creo que resolverá todos nuestros problemas.”
Ella tenía razón, pero eso era algo que estábamos mejor guardando para el futuro. Murmuró algo sobre no sentirse bien sin un apellido.
“...Todavía no. Creo que estamos bien como estamos.”
Estaba medio dormido gracias al envenenamiento con poción, pero incluso en ese estado, mis instintos aún me preservaban del peligro, como la forma en que esquivaba las minas en un juego FPS.
“Qué hombre tan testarudo. Oh, espera. ¿Significa eso que lo haremos algún día?”
“Algún día... De acuerdo.”
“Es una promesa, entonces, y yo nunca olvido las promesas. Estoy deseando que llegue ese día.”
Mary asintió satisfecha con mi respuesta, y cerró los ojos con un pequeño y lindo bostezo.
“Espera. ¿Qué?”
Me desperté y se me abrieron los ojos. Tuve la sensación más extraña, que de alguna manera me resultaba increíblemente familiar, como si hubiera puesto el pie en una trampa y sintiera que se hundía, pero aun así la había evitado milagrosamente.
“¿Hmm...?”
Me senté y miré a mi alrededor, pero todo lo que pude ver fue a Ann y a Mary, ambas profundamente dormidas. ¿Quizás sólo había sido mi imaginación?
Me volví a acostar y miré a Mary. Mientras su pequeña mano se aferraba al dobladillo de mi camisa y su rostro angelical subía y bajaba de las respiraciones profundas del sueño, le hice una promesa en mi corazón. Mary, sé que has pasado por muchos momentos difíciles, pero te prometo que nunca más te dejaré enfrentarte a ellos sola. No importa lo que la vida te depare, jugar en equipo lo hace más divertido. No puedo garantizar que habrá una recompensa al final de cada etapa que superemos, pero incluso si no hay ningún tesoro esperando, Ann y yo haremos uno para ti. Quiero decir, vamos, nunca lees sobre un personaje que pasa por un infierno en el juego principal, que finalmente llega a un final feliz, y luego ves que sale una expansión y deshace todas las cosas buenas, ¿verdad? Ningún escritor es tan tonto.
Internet se les echaría encima. Diablos, el edificio de su compañía probablemente se quemaría hasta los cimientos. Te mimaré todos los días. Te haré tan feliz que cambiarás de clase de Caballero Oscuro a Delicia. Así que prepárate, porque vas a ver lo divertido que es el juego de la vida.
El Fin.
Extra

“Aoi, no creo que pueda.... pedir prestado algo de dinero.”
“¿Qu-qué?”
Un día, mientras hacía pociones mágicas, Mary se volvió hacia mí y me rogó con una voz totalmente desprovista de esperanza.
“Me tendieron una emboscada y perdí mi amada lanza y armadura.”
“Ah. Ahora lo entiendo.”
Por un momento me preocupó que no considerara su salario lo suficientemente bueno, pero cuando me di cuenta de que miraba con desánimo al monitor de la computadora, comprendí. Quería decir que había perdido el equipo de su personaje de Gun Gust, Mariet.
Mary era una de esas jugadoras que usaba su nombre real. Dijo que sería extraño manipular a un personaje con un nombre diferente. Ella usaba una espada y un escudo en la vida real, pero esos eran caros en el juego, así que había ido con una lanza por ahora. Los novatos como ella generalmente tenían problemas de dinero, así que no podían permitirse ir a comprar una espada y un escudo decentes que no se rompieran después de unos pocos usos. Por lo tanto, ella estaba teniendo que conformarse con la opción mucho más barata de lanzas, hasta que construyera un suministro estable de oro.
“¿Qué hay de los repuestos? Tenías dos juegos completos en tu caja de inventario, ¿verdad?”
La única pena por morir en Gun Gust era el riesgo de perder todos tus objetos. No sólo tu equipo, sino todo lo que llevas en tus mochilas era dejado en tu cadáver. Esto hacía que fuera muy fácil perderlo todo. Siempre se puede hacer el regreso, por supuesto, pero era muy común volver a encontrar el cadáver ya saqueado, ya sea por el que te mató o simplemente por los transeúntes. Considerando todas las cosas, cuando morías, probablemente estabas mejor considerando todas tus cosas perdidas.
Por eso me aseguré de que guardara dos equipos de repuesto en la caja de artículos de la ciudad. Ayer recordé claramente que le enseñé a cambiar de equipo y cosas, y estaba absolutamente seguro de que pondría el equipo en la caja. No me digas que...
“¿Moriste tres veces seguidas sin cambiar nada de tu equipo?”
“...”
Mary asintió, sollozando.
“Bueno, estas cosas pasan. La mala suerte puede ser racha.”
Era fácil cometer errores en rápida sucesión, especialmente después de que el primero te hacía entrar en pánico por tratar de arreglar las cosas.
“Aún así, debes haber tenido mala suerte allí.”
Afortunadamente, la fuerza en Gun Gust no dependía particularmente de tu equipo. Tus habilidades y habilidad con armas eran mucho más importantes. Así que, aunque tuviera que usar equipo básico, el personaje de Mary ya era más fuerte que el de ayer.
“Realmente no sería tan malo para mí darte suficiente dinero para comprar el mismo equipo otra vez, pero, bueno.... La cosa es que, cuando se trata de juegos en línea, prestar dinero está un poco mal visto.”
Y ya sabes, luchar es una experiencia importante. ¡Sobrevivir a las dificultades es sólo una parte de la vida!
“Tengo una idea.”
“¿A-Aoi?”
Mary parecía asustada, por extraño que parezca. No puse mi cara aterradora otra vez, ¿verdad?
“No tienes nada más que perder, ¿verdad?”
“Supongo que eso es verdad...”
El personaje de Mary no tenía nada más que las túnicas blancas que uno llevaba después de revivir. A diferencia de la ropa normal, no se podían tirar o vender; eran sólo una forma de evitar que el área de avatares desnudos invadiera el área de avatares. Bueno, si no había consecuencias de las que preocuparse, ¿por qué no hacerlo?
“Hay un fuerte al este de la ciudad, ¿verdad? Ve hacia allá.”
“Um, ¿quieres decir por aquí? Parece que hay gente peleando.”
“Hay una pelea entre gremios. La gente está luchando por el control del lado este de esta ciudad. Es una hora muy ocupada para los jugadores de EE.UU., y esta es una típica pelea de control.”
Como el juego tenía jugadores de todo el mundo en el mismo servidor, tenían este evento de control de área cuatro veces al día. Era algo agradable, y algo así como que no. Desde un punto de vista, siempre habría algunos eventos a los que podrías asistir. Por el otro, siempre te estaban jodiendo en algún evento.
“¿Ves a ese jugador muerto de allí?”
Entró en el fuerte para encontrar el cadáver de un jugador desafortunado que había sido apuñalado al subir por una escalera y que había caído hasta la muerte.
“S-Sí.”
Mary tenía una mirada de horror, como si supiera lo que iba a decir, pero no quisiera creerlo.
“Bueno, saquéalo ya.”
“No... no puedo...”
“No tienes ninguna posesión, ¿verdad?”
“Pero soy un caballero. No puedo simplemente...”
“¿Tienes alguna otra opción?”
“Aww...”
“Sólo toma su billetera y su equipo. Es dinero fácil.”
El juego no iba a ser más fácil en deferencia a su orgullo caballeresco. Era hora de tirar por la borda su dignidad y vivir como las masas.
“Mary, esta gente está luchando por el control de la ciudad. Lo han conseguido. No les importará perder un poco de dinero muriendo. Si no puedes hacer esto, tendrás que robarles verduras a los granjeros o robar a los jornaleros.”
“...”
Oh bien, se llevó las cosas. Parecía que se había hecho a la idea.
“¡Aoi, me están persiguiendo!”
Mary sólo se había llevado la billetera cuando el desafortunado jugador, acompañado de otros dos, vino corriendo.
“Bueno, les robaste. Mejor que no te atrapen. sugiero que vuelvas corriendo al centro de la ciudad.”
Había una distinción importante, en los juegos multijugador, entre lo que estaba permitido por el juego y lo que estaba permitido por los jugadores. Gun Gust te daba una notable cantidad de libertad, en el sentido de que no te penalizaba por robo o asesinato. Sin embargo, eso no impedía que los jugadores vinieran a por ti para vengarse.
“¡Me están alcanzando!”
“Bien, saca el dinero de la billetera y tíralo al suelo. ¡Deprisa!”
“¿Estás seguro?”
“Sólo hazlo.”
Tomó todo el dinero de la billetera y lo tiró a la carretera.
“Aoi... Me atraparon. Estoy muerta de nuevo.”
Atraparon a Mary, la pincharon con una espada y se llevaron la billetera.
“Bueno, les robaste.”
“He revivido. ¿Qué hago ahora?”
“¿Qué tal si vuelves y recoges las monedas que tiraste en el camino? Esos jugadores están en medio de un asedio al castillo. Están demasiado ocupados para ir a buscar monedas en la tierra.”
Si se las hubiera arreglado para enganchar el equipo, podría haber ganado aún más dinero, pero tendría que haber llegado a la caja de artículos antes de que la atraparan.
“...Muy bien.”
Mary recogió las monedas a regañadientes. Había ganado una buena cantidad de dinero.
“Aoi, creo que voy a llorar.”
“Si hubieras ahorrado lo suficiente para comprar una lanza, podrías haberte unido a un grupo y haber hecho un pequeño trabajo.”
Si no la hubiera ayudado desde el principio, habría aprendido lo que se siente al no tener nada. Ella habría entendido lo importante que es ahorrar dinero y cuidar de su equipo de repuesto. Tal vez hubiera sido una mejor experiencia para ella unirse a la batalla blandiendo un palo de madera. En ese momento, me alegré de ver que Mary no seguía llorando por haber perdido sus cosas. Ella recordaría este dolor y aprendería de él, pero si estaba demasiado malherida podría terminar abandonando el juego. Al principio, era difícil saber cuánto la habría lastimado la experiencia. Y había aprendido una lección importante. Robar a la clase dominante era mejor que robar a la clase obrera, y eso a su vez era mejor que robar a los campesinos. Las zonas campesinas siempre estaban llenas de principiantes que buscaban ganar dinero rápido, y por lo tanto también estaban llenas de jugadores que buscaban matarlos por la misma razón, por lo que esas zonas eran las más peligrosas.
“¡Oh, sí, esto servirá de mucho! Conseguí un casco de comandante, con cuernos y todo.”
Apenas medio día después, Mary ya era una experta en el saqueo de cadáveres. Su caja de inventario en casa estaba casi llena, así que tenía suficiente dinero para comprar equipo por un tiempo. Su sonrisa puede haber perdido un poco de su brillo inocente, pero como gamer, había subido de nivel.
“Oh, hay algo que olvidé decirte. Todo lo que tienes está etiquetado como robado, así que no se venderá por tanto dinero.”
“¿Qué?”
“El juego te permite salirte con la tuya, pero aún así te impone algunas penalizaciones. Vender esas cosas eliminará la deuda de los bienes robados, pero no obtendrás mucho dinero por venderlas.”
Los gremios en general también desaprobaban la práctica, así que le aconsejé que no lo hiciera con demasiada frecuencia.
“De todos modos, te recomiendo que lo vendas todo, compres una lanza nueva y vayas a matar a algunos jugadores con todas las de la ley. Si tu equipo es malo, todo el mundo te va a tratar como a un pececillo, pero si puedes matar a un caballero o a un soldado en una pelea justa, tus recompensas serán mucho mayores”.
“Aoi, no sé si puedo volver a ganar dinero honestamente.”
“Ten paciencia. Con un poco de suerte, tendrás tu equipo original de vuelta en poco tiempo.”
“¡De acuerdo! ¡Voy a ser un caballero!”
“Ese es el espíritu. Es un negocio sucio cuando empiezas, pero puedo mostrarte cómo mejorar tus habilidades y ganar dinero al mismo tiempo.”
“De acuerdo.”
Pensé que incluso los caballeros en entrenamiento tenían que ensuciarse las manos hasta que realmente lo lograran. Mary había sido bendecida, nacida en la nobleza y la riqueza, y nunca había sido forzada a soportar ese tipo de dificultades. Fue una buena experiencia para ella, aunque sólo fuera un juego.
“De acuerdo, voy a intentarlo, así que, um, ¿me animarás?”
“Sí. Eres tan trabajadora, Mary, ¡el mejor caballero de todos los tiempos!”
“¡Muy bien! ¡Voy a derribar a todo el mundo!”
Le acaricié el cabello suavemente y Mary sonrió como una niña.
Sabes, me sentí un poco mal. Probablemente no debería haberla empujado a ir en contra de su naturaleza. Quizá debería hacerle un postre esta noche. Sí, buena idea. Lava esas lágrimas con algo dulce.

Anterior | Índice | Siguiente.

1 comentario: