martes, 4 de febrero de 2020

Maestro de Nada Capítulo 98 - El horror de ser identificado

Maestro de Nada


Capítulo 98 - El horror de ser identificado

Los tres tomamos el desayuno que Daniela había preparado sin dejar ninguna sobra. Luego destruimos la bañera y bajamos la carpa. Marie Elle insistió en que pusiéramos nuestras pertenencias en el vagón, así que acepté de buena gana la oferta y puse la bolsa hueca con el otro equipaje.

“¿Qué vamos a hacer con los caballos?”
“Los caballos tienen demanda dondequiera que uno vaya, así que podemos venderlos en Replantación. Pero los llevaré tirando hasta que lleguemos allí.”

Daniela recogió las riendas y tiró suavemente, y los caballos la siguieron obedientemente. Tal vez a los caballos también les gustaba ser tirados por mujeres hermosas. Yo lo entendía completamente. Daniela podía montarme en cualquier momento.

El caballo que tiraba del carro de Marie Elle también era del grupo de los bandidos. Su propio caballo había sido asesinado para evitar que escaparan. Estos hombres estaban claramente acostumbrados a emboscar a los viajeros. Yo no había sido capaz de salvar al padre de ella o a su caballo.

“Bueno, ¡vamos entonces!”

Marie Elle se sentó en el plató del conductor y dio la orden. Impresionante por lo joven que era. ¿Empezaba la gente a trabajar a su edad en este mundo?

“Solo observaba mucho a mi padre...”
“Ya veo... eres muy buena.”
“Ejeje.”

Me senté junto a Marie Elle y le di palmaditas en la cabeza mientras miraba hacia arriba. Ella sonrió felizmente.

Yo era el único que no hacía nada... Ellas eran las personas adecuadas para el trabajo adecuado, supongo. Y no había ningún trabajo adecuado para mí. Me sentí bastante mal por eso.

Me sentí mal por quedarme sentado, así que decidí vigilar la zona. Por supuesto, a caballo.

“Vaya... ¿así?”
“Sí, eso es.”

Daniela me elogió mientras llevaba las riendas y dirigía el caballo. Confiar demasiado aquí probablemente resultaría en que el caballo me tirara y se escapara, así que me mantuve cauteloso. Estaba bastante nervioso, ya que sería mi primera vez montando a caballo, pero me sentía muy bien. Podías ver mucho más lejos en la distancia, gracias a la altura, y también ayudaba con la precisión de la detección de presencia. Pero si tuviera que hacer una queja, sería que te hacía doler el culo.

Fuimos capaces de llegar a Replantación sin ser atacados por monstruos en el camino. El frente de la ciudad estaba protegido por un alto muro. Había bandidos cerca, después de todo. Y los simios de sangre vivían en el bosque no muy lejos, por lo que hubo que construir un fuerte muro aquí. El muro en sí mismo estaba bastante maltrecho. Quedaban marcas que sugerían que había sido atacado muchas veces.

Y esta pared tenía una gran puerta de arco también. Tenía un portón apropiado, a diferencia de los lugares que habíamos visto hasta ahora. Los que se movían arriba y abajo en los castillos medievales. Sólo eso hacía que este lugar pareciera más una fortaleza que una ciudad. ¿Sería la gente de aquí del tipo bárbaro? Esperaba que al menos fuera seguro...

“Hah... ¿cuánto tiempo tomará para entrar...?”
“Esta es una gran línea...”

Habíamos llegado a salvo, pero aún no habíamos entrado en la ciudad. Esto se debía a que había una fila gigante de gente esperando para entrar. ¿De dónde vino toda esta gente? Deben haber estado acampando cerca anoche. Fue bueno que no nos hubiéramos acercado más. Habría sido muy ruidoso con todos los borrachos. Y yo no estaba en el estado mental adecuado para eso... Fue gracias a Daniela y Marie Elle que podía pensar y hablar de forma normal ahora. Y dormir lo suficiente al fin.

Para ser honesto, se sentía raro volver a tal normalidad sólo un día después de matar gente. Tal vez eso demostraba que me estaba convirtiendo en parte de este mundo. Valores, moral. Las formas de pensar. Podía sentir que esas cosas habían cambiado en el “Trabajador a tiempo parcial, Asagi Kamiyashiro” y ahora era el “Aventurero (Verdeplata) Asagi.”
Sin embargo, no pretendía cambiarlo todo. Me adaptaría cuando fuera necesario, pero no cambiaría los cimientos. El turno de noche a tiempo parcial era una parte importante de lo que yo era. Había superado muchas situaciones difíciles con esa sonrisa de negocios. Tenía horribles recuerdos de clientes borrachos, al igual que de esos bandidos. Y todos ellos me ayudaron a convertirme en lo que soy hoy.
Y estoy seguro de que esa sonrisa de negocios seguirá estando en mi cara mientras empuñe mi espada. Espera, eso me hace sonar como un psicópata.

Hmmm... aun así, las cosas estaban muy revueltas por aquí. Los aventureros no eran realmente las criaturas más relajadas.

“¡Oye! ¡Tú!”

¿Oh? Era una voz de mujer. Una mujer aventurera... qué raro. Bueno, Daniela era una. Pero no había visto muchas además de ella. Curioso. Y entonces volví mi cabeza hacia esa voz y nuestros ojos se encontraron. ...y entonces me di cuenta de lo incómodo que era, así que desvié la mirada.

“¡Oye! ¡Tú, a ti te hablo! ¿¡Eres estúpido!?”

Los insultos cayeron tan pronto como miré hacia otro lado. Maldita sea... me asustaría si eso fuera dirigido a mí. Pero nadie lo haría sólo porque sus ojos se encontraran. ¿Pero quién entonces? ¿Quién era esa desafortunada persona con la que estaba enfadada?
Miré a mi alrededor para ver, sólo para descubrir que todo el mundo me miraba. ¿Qué?

“¡Deja de mirar alrededor!”
“Woah.”

Los gritos repentinos estaban mucho más cerca ahora. Me di la vuelta frenéticamente, justo cuando la mujer me agarró por el cuello.

Aparentemente, el desafortunado que la había atraído era yo.

“¿Qué pasa...? Eso... duele... ¿podrías parar eso...?”
“¿Qué rayos? ¡Estás cubierto de sangre! ¡Apesta!”
“Veo tu punto, pero no puedo...”

Esto es lo que pasa cuando cazas bandidos. No tuvimos tiempo de lavar la ropa. Tendríamos que hacerlo una vez que encontráramos una posada. No es que disfrutara tener manchas de sangre en mí...

“¿Qué? ¡Límpialo con magia de vacío!”
“¿Magia de vacío?”

¿Qué es eso?

“¿No sabes lo que es la magia de vacío? ¿Magia sin propiedades?”
“¡Ah, por supuesto! He oído hablar de eso.”
“¡Si lo sabes, deberías usarla! ¿¡Acaso eres estúpido!?”

Su puño se apretó. Miré a Daniela. La maestra Daniela era mi tutora en todo lo relacionado con la magia.

“Daniela, ¿cómo la uso?”
“No es mi área de especialización, así que no lo sé realmente.”
“¿Así que los dos son inútiles entonces...?”

La aventurera nos miró con incredulidad. Sentí que todo esto era un poco severo...

“Huhhh... ‘Limpieza’.”

Me soltó el cuello y suspiró antes de levantarnos las manos y decir “limpieza”. Y sabes qué, mi ropa ensangrentada recuperó su frescura original.

“...¡Woah, es increíble!”
“¿Así que realmente eres incompetente...? Eso es difícil de creer...”

Era difícil de creer. Difícil de creer que no tuviera idea de un truco tan útil. Miré hacia Daniela y ella también parecía sorprendida.

“Daniela, podrías haberme contado algo tan útil.”
“Como dije, no es mi fuerte... Mi madre nunca tuvo la oportunidad de enseñarme.”
“Oh... cierto... lo siento.”
“No, no es nada. No te equivocas.”
“Daniela...”
“Jeje. Te preocupas demasiado, Asagi.”

Daniela me puso lentamente una mano en el brazo. El lugar que tocó suavemente estaba manchado de sangre hace un momento, pero ahora estaba limpio. Tenía el brillo de ser nuevo. Su mano también era agradable. Siempre lo era.

“Oye... deja de hacer el tonto... te daré una paliza...”
“Ah, gracias por la limpieza.”
“¡No me agradezcas como si nada de eso hubiera pasado! ¡De nada!”

Esta persona no había dejado de estar enojada ni un segundo... Incluso Marie Elle parecía estar demasiado asustada para salir del vagón. No estoy seguro de que esto fuera bueno para su educación.

Pero mirando a la aventurera ahora, bueno, ella era linda. Llevaba una armadura ligera. Nunca había visto la típica armadura de fantasía reveladora o minifaldas aquí, lo cual era una lástima. Ese era el tipo de equipo que querrías ver una vez en tu vida.
La armadura de Daniela también era bastante formal. Bueno, el diseño enfatizaba su forma, lo cual era tranquilizador para los ojos. Por otro lado, no me gustaría que Daniela llevara una armadura bikini. Si lo hiciera, tendría que usar “Patas del Lobo del Bosque” para aplastar los ojos de todos los hombres de la zona.

“¿Y qué estás mirando?”
“Uh, no mucho.”
“¿Y qué quieres decir con eso?”

Ella se mantuvo enojada sin importar lo que dijeras... Estábamos limpios ahora, ella debería volver a su lugar en la fila.

“Oye, tú. Te llamó ‘Asagi’, ¿es ese tu nombre?”
“Lo es... ¿y tú eres...?”
“¡No importa eso! ...pero, ¿podrías ser tú al que llaman Verdeplata?”
“Uh...”

Maldita sea... ¿así que ese vergonzoso nombre también se ha extendido hasta aquí...? Bordow había bromeado sobre hacer un informe a los otros gremios. ¿Podría ser esa la razón...?

“Si eres ‘Verdeplata’, entonces... tú debes ser ‘Viento Iluminado’.”
“La única e irrepetible.”

¿La única? Incluso se había puesto la máscara para lucirse. Pero podía ver por el lado que su boca estaba curvada en una sonrisa.
Cuando Daniela admitió fácilmente que era Viento Iluminado, la gente a nuestro alrededor empezó a murmurar. Podía oír “Verdeplata” y “Viento Iluminado” repetirse. No esperaba ser reconocido aquí... Te odio. Bordow.

“Umm... Yo uh...”
“¿Tú qué...?”
“¿Podrías darme... tu autógrafo?”
“…”

Odiaba tanto a ese sujeto.

1 comentario: