domingo, 28 de junio de 2020

Isekai Monster Breeder Capítulo 118 - Habilidad de Transformación (II)

Isekai Monster Breeder


Capítulo 118 - Habilidad de Transformación (II)

“Hm… lo que sea, ¿dices?”

Los ojos de Rust parpadean sospechosamente, y cierra un poco más la distancia entre nosotros.

E-Espera.
¿¡Por qué demonios te estás quitando la ropa aquí!?
Rust en ropa interior, que parece como si su cuerpo regordete estuviera apretado, es, para decirlo simplemente, muy erótico.

Pero, tristemente, no puedo.
No puedo alegrarme en absoluto ahora mismo sólo por la situación.

Es la primera vez que tengo miedo de una mujer medio desnuda.

"~~~~¿¡Eh!?"

Además, ahí es donde ocurrió algo increíble.

¿Qué es en lo que pensaba? Rust me empujó a la cama a la fuerza, incluso me empezó a quitar la ropa.

Tengo miedo.
¿Qué demonios? Estoy asustado.

¿Por qué Rust trataba de apretarme los pechos?

No me di cuenta de lo horrible que sería que alguien más me frotara los pechos.

“¿Qué-Qué demonios está pasando? ¿Acaso... te gustan los hombres?”
“Solo te estoy dando a probar una cucharada de tu propia medicina. Esto es lo que tú normalmente me haces.”
“¿¡!?”

Cuando dijo eso, noté algo

¡Ya veo!
Así que esta es la venganza de Rust.

Debido a que es una chica hermosa en el exterior, he jugado con ella, avergonzándola de muchas maneras en el pasado.

Por eso Rust planeó doblar la humillación a la que ella había sido sometida.

“¡Funyaaaaa! ¡No-No lo lamas!”

No pude evitar gritar.
Esta Rust... ¿de dónde sacó esta técnica?

Muzumuzu.
Muzumuzu. Muzumuzu.

¿¡Qué-Qué pasa con esta sensación…!? 

¡Nunca supe que el cuerpo de una chica pudiera sentirse así de bien!

Podía sentir mi cuerpo cada vez más caliente luego de que Rust me tocaba.

“Kukuku. ¿Qué pasa, Kazehaya? Estás mostrando toda una ‘cara femenina’.”

Qué-Qué cruel.
Eso no está sucediendo. Ni por asomo.

Mi simple pregunta es, ¿cómo se ve desde la perspectiva de un tercero?

Es un desarrollo que no sabrías dónde ubicarlo, ya que es yuri físicamente y yaoi mentalmente.

“Bueno. Aquí está la cosa. ¡Las insuficiencias físicas de una mujer las descubrirás de la forma más difícil!”

Y entonces Rust gritó. 
¡Mi cuerpo saltó! ¡Bikun! Mi cuerpo saltó.


Afrodisiaco | Grado B | Activa
(A corta distancia, un solo ataque. Habilidad que otorga al objetivo deseo sexual.)

¡Ah, rayos! ¡Esto es malo!

Maldita Rust... ¡ha usado su habilidad Afrodisiaco!

El poder aterrador de esta habilidad ha sido probado antes con el cuerpo de Ciel.

¡Tengo que correr por mi vida!
¡Esto es lo último que necesito!

“Jajaja. ¡No te dejaré!”
“¡Ku…!”

Debió de haber sentido que estaba tratando de escapar.

Rust usa la cinta del uniforme de sirvienta para empezar a atarme los miembros.

Además, algo sorprendente sucedió allí.
¿Qué pensaba Rust? Sacó un pañuelo de su bolsillo... y luego...

Me metió el pañuelo enrollado en la boca.

“Ni siquiera puedes pedir ayuda con esto, ¿verdad?”
“Mogaa.... mogaa...”

¿Qué demonios?
¿Qué demonios? ¿Qué demonios?

Su pañuelo está atascado en mi garganta y no puedo respirar.

Ahora ni siquiera podía hablar, y mucho menos huir.

¿Por qué rayos?
Se supone que los demonios esclavizados por Domador de Monstruos no pueden dañar a su amo.

Entonces, ¿por qué deja que Rust se salga con la suya?

“Fufufu. Después de todo, esta es la forma más rápida de atacarte.”
“…¡!”

Vi la risa sin miedo de Rust y me hizo saltar.

Ya veo.
En otras palabras, esta situación puede ser vista como “parte de un juego especial” en lugar de “traición del demonio”.

Kuh…
¡Ya lo habías pensado, Rust!

Así que Rust había forzado la brecha en las reglas reemplazando la violencia contra su amo con un juego BDSM.

“Prepárate, Kazehaya Souta. Esta noche, voy a devolver la humillación que he sufrido hasta ahora, multiplicada por mil.”

No hay nada más que pueda hacer...
Habiendo perdido la libertad de mis miembros, no tengo forma de resistir la malvada mano de Rust.

Supongo que la habilidad “Afrodisíaco” ya había pasado por mi cuerpo.
Mi cuerpo estaba en llamas, como si esperara que Rust me tocara.

(¡Quién seaaaaaa! ¡¡Sálvenmeeeeeee!!)

¡Es el último recurso en esta situación!

Usaré mi habilidad Contacto para pedir ayuda.

Pedir ayuda significaría naturalmente que descubrirían que he estado abusando de mi habilidad de “Transformación”.

Pero ya no importaba.

Prefiero que me tilden de pervertido como hombre que seguir siendo degradado como mujer, lo cual es 10 mil millones de veces mejor.

"¡Amo!"

Vampiro | Grado S | NV 173

Vitalidad: 1732
Fuerza: 1240
Magia: 1520 
Maná 1428

Habilidades:
Magia de Fuego (avanzada), Magia de Viento (avanzada), Magia de Agua (avanzada), Magia de Oscuridad (avanzada), Magia de Luz (intermedia).

¡Co-Como era de esperar, Carolina!
¿Ni siquiera dos segundos después de llamar para pedir ayuda y ya llegó?

La transformada Carolina ya parecía estar en plena preparación para la batalla.

Además, ahí es donde ocurrió el milagro.

Aparentemente, el efecto de la habilidad Transformación era inesperadamente efímero.
Al mismo tiempo que Carolina entraba en la habitación, mi forma volvió a la normalidad.

"…Rust. ¿Qué diablos significa esto?"

Zugogogogogogogogogo.
Carolina dice eso, incluso mientras libera una presión silenciosa de todo su cuerpo.

No es de extrañar que Carolina esté enfadada.
Por otro lado, la situación actual se sentía como si Rust me tuviera atado obligado para atacar mi cuerpo.

"¡E-Esto no es lo que parece, Carolina-sama!"
"Hou. ¿Entonces qué es lo que sucede...?"
"Sólo intentaba darle una lección a Kazehaya por abusar de sus habilidades para cometer actos lascivos, y eso es todo..."

En caso de que te lo estés preguntando, las palabras de Rust son 90% verdaderas.

Pero, tristemente.
El mundo es un lugar cruel, y los malos no siempre son llevados ante la justicia.

Esto es aún más cierto cuando las pruebas son engañosas, como en este caso.

“¡Quién está siendo lascivo! ¡¡Eso es absurdo!!”
“¿¡Fugyaaaaaaaaaaa!?”

Carolina, en modo vampiro, golpeó a Rust en la cara tan fuerte como pudo.

Auch.
Eso debía de dejar más que un par de dientes rotos.

Tendré que usar mi magia de recuperación para curarle más tarde.

Pero por una vez, realmente no me sentí muy aliviado.

El sacrificio de Rust logró salvar mi vida, pero si hubiera dado un paso en falso, habría sido yo el que hubiera sido estrellado contra la pared.

El tiempo de efecto parece ser corto, y es difícil saber quién está mirando.

Supongo que será mejor que deje de abusar de mi habilidad de cambio de forma por un tiempo.

3 comentarios: