lunes, 30 de agosto de 2021

Maestro de Nada Capítulo 251 - Asagi contra Adlus

Maestro de Nada

Capítulo 251 - Asagi contra Adlus

 

Como Daniela había estado viendo la pelea, me puso al corriente mientras veíamos a Bandi y a Levee.

 

“¡Ajajaja!”

“¡Kk…!”

 

La manía de combate de Levee podía ser perturbadora.

 

Los despiadados ataques de la “aventurera de rango A con un alias” hacían que fuera una pelea bastante unilateral. Sin embargo, Bandi estaba haciendo un trabajo bastante bueno, teniendo en cuenta todo esto. Incluso diría que su impresionante trabajo con la lanza era digno de un Rango A. Teniendo en cuenta que Levee tenía un alias y estaba considerablemente por delante de la mayoría de los de rango A, no era una gran exageración… creo.

 

Mientras miraba, el ataque afilado de Bandi se clavó en el estómago de Levee. Era ese golpe rápido que había visto en el primer combate. Había estado agachada y por eso se dirigió al estómago de Levee en un ángulo ascendente.

Sin embargo, Levee no pareció molestarse. Incluso sonrió mientras agarraba la lanza con una mano.

 

“Jeje. Ja. ¡Ajajaja! ¡Sí! ¡Bien! ¡Esto está mejor!”

 

Estaba tan loca como siempre. Y con eso, levantó el estoque de hielo con su mano libre, y estrelló la hoja en la cara horrorizada de Bandi.

 

“¡Se acabó! La lucha ha terminado.”

 

El brazalete rompiéndose fue otro indicador. Y parecía que no era el único que se sentía ansioso por Levee. El árbitro parecía un poco frenético cuando bajó e hizo el anuncio. Fue muy valiente por su parte…

 

“…¿Ya ha terminado?”

“Ha… ah…”

 

Bandi estaba cubierta de sudor y respiraba con dificultad. La espada se había salido y el dispositivo mágico se había hecho añicos. La sangre y el sudor goteaban de sus ropas empapadas mientras levantaba suavemente una mano hacia su frente donde había estado la espada. Por supuesto, estaba tan lisa como antes. Bandi suspiró aliviada antes de caer al suelo.

 

“Ahhh… qué aburrido.”

 

Levee parecía aturdida mientras regresaba a la tribuna. El árbitro la retiró rápidamente. Después de todo, tenía una lanza en el estómago.

Levee suspiró molesta y permitió que la llevaran a la sala médica para ser atendida.

 

“…Así que Heinrich no pudo respirar en el agua y se rindió.”

“Ya veo…”

“¿Estabas escuchando?”

“¿Hmm? Ah, sí.”

“No estabas.”

“Lo estaba. Sí que lo estaba.”

 

Heinrich me miró con sospecha después de escuchar mi respuesta a Daniela.

 

“Puede ser bastante terrible, señor Asagi…”

“¿Eh? No lo creo. Parece que lo has hecho muy bien, Heinrich.”

“Sí…”

 

Heinrich se desplomó hacia delante y su pelo azul le cayó en la cara.

 

□ □ □ □

 

El segundo combate de Daniela. Se enfrentaba al usuario de fuego, Newt Erangute. No era precisamente un oponente digno para alguien como Daniela, en mi opinión. Su baza era algo llamado “Camino de la Ignición”, pero nunca pudo superar la barrera de viento de Daniela. En teoría, el viento no era necesariamente más fuerte que el atributo de fuego, así que en realidad se trataba más bien de la increíble discrepancia en su habilidad.

Con su magia ahora inútil, Newt no tuvo más remedio que rendirse. Daniela recibió una lluvia de elogios y vítores por su victoria total. ¿Necesito decir que su base de fans parecía ser predominantemente femenina?

 

Ahora, recordé el marco del torneo. Seríamos Adlus y yo los siguientes. Y después de eso, sería Daniela y Levee. Y luego la batalla final. Mientras que Daniela lucharía tres veces, si las cosas iban bien, yo sólo tendría que luchar dos veces para llegar a la batalla final. Esto se debía al número de concursantes y al hecho de que estaba preparado para favorecer al ganador anterior, en un pequeño grado. Al parecer, era una tradición. Me lo dijo un miembro del personal durante el combate de Daniela.

Fue entonces cuando también me enteré de que, al tratarse de un evento tan grande, el combate final tendría lugar al día siguiente. Los luchadores tendrían tiempo de descansar para poder volver en óptimas condiciones.

 

“Creo que esto ya se les explicó a todos con gran detalle…”

“Uh, lo siento. No estábamos aquí.”

“…”

 

Me miró con desdén. Un escalofrío recorrió mi columna vertebral.

 

Y ahora era mi turno. Me rodearon de vítores cuando subí al escenario y me enfrenté a Adlus.

 

“Hmph. Bueno, supongo que ahora Daniela se convertirá finalmente en mi compañera. De forma oficial.”

“No es así como funciona, idiota.”

“Jaja. No serás tan insolente por mucho tiempo, Conejo Negro.”

 

…¿¿¿???

 

“¿Qué has dicho…?”

“Jeje… he dicho “Conejo Negro”. ¿No es ese tu nombre? Has despertado mi interés, y por eso he preguntado por ahí.”

 

Estaba furioso. Todo eso era parte del pasado. Había terminado, y de una manera que me satisfacía. De hecho, era capaz de hablar de ello casualmente como uno de los muchos recuerdos.

 

Pero no con este tipo.

 

“El pelo y las piernas rápidas. Creo que es un nombre muy apropiado para ti. Me gustaría estrechar la mano del hombre que lo pensó.”

“…”

 

Mis ojos se calentaron y la parte posterior de mi cabeza comenzó a doler. Odiaba tanto su cara riéndose. La parte de mí que veía esto como un simple juego pareció desvanecerse, y me propuse repartir algo de dolor real.

 

“¡Ja, ja! Creo que esta puede ser una buena pelea. ¿Qué te parece? Conejo Negro.”

“…”

 

Meh.

 

Ya no era un niño. Estoy enfadado. Te golpearé. No es así como funciono. No. Especialmente no en un lugar como este. Sí, estaba bastante enojado hace unos segundos, pero ya lo he olvidado. Sí, digamos que no ocurrió.

 

“Hahh…hahh…”

 

Respiré profundamente. Necesitaba concentrarme. Todo esto era parte de su estrategia. Se había desvivido por investigar. Debía sentirse muy cauto en esta pelea.

Tenía que ser eso, ¿no? Fue un incidente tan pequeño que ocurrió lejos. Un ganador no se preocuparía por eso. Aplástame con tu abrumadora habilidad si eres un verdadero ganador.

 

“¿Has pensado cómo vas a huir? Comencemos entonces.”

“Sí. Hagamos una pelea de la que ninguno de los dos se arrepienta.”

“Jaja. Efectivamente”.

 

Desenvainé mi espada y la sostuve en una postura baja. Adlus sacó su espada azul de dos filos con un movimiento suave. Adiviné que tenía el atributo agua. El alias de Adlus era “Trotamundos”. Tenía la capacidad de controlar y moldear el agua a su antojo.

Pude ver la energía que fluía de él. Era de color azul oscuro.

 

“¡Comiencen!”

 

El árbitro gritó. Y con eso, el agua comenzó a inundar alrededor de los pies de Adlus. Las corrientes de agua se elevaron en el aire y lo envolvieron.

 

“Eso es crear mucha agua… Supongo que por eso tienes un alias.”

“Hmph. Esto no es nada. Es muy revelador que esto te sorprenda, Conejo Negro.”

 

Me bajé la capucha, ya que no me gustaba mojarme. Y entonces dejé que la magia del hielo fluyera. Podía oír cómo se formaba alrededor de mis pies. Luego utilicé Patas del Dios Lobo para romper el hielo mientras avanzaba.

 

“Ajaja. Vaya actuación. ¡Ni siquiera vale la pena luchar contra ti! …¿Qué?”

 

La mirada de asombro en la cara de Adlus fue increíblemente satisfactoria. Aumenté mi velocidad de golpe y me moví instantáneamente a su espalda antes de blandir mi espada.

 

“¿Eh?”

“¿Realmente pensaste que caería en eso?”

 

Adlus había girado y bloqueado mi espada. Pude ver cómo sonreía detrás del flujo de agua. ¿Lo había predicho? ¿Ahora mismo? Eso era una locura.

 

“…¡!”

 

Retiré mi espada y me alejé. Esta vez, empujé hacia su lado. Pero esto también fue bloqueado por el agua. Entonces me miró y se rio.

 

Después de eso, utilicé Patas del Dios Lobo a toda velocidad y le lancé un tajo desde todos los ángulos, pero todos fueron bloqueados. Por supuesto, no estaba dando golpes al azar. Estaba utilizando las habilidades de simulación de Aprendiz de Todo, Maestro de Nada. Y sin embargo, no sólo mi espada, sino incluso las Flechas de Hielo eran bloqueadas. Esto era así incluso cuando atacaba desde varios lados simultáneamente. ¿Quizás había un truco?

 

“Es inútil, Conejo Negro. Mi agua bloqueará todos tus ataques. ¿Por qué no lo entiendes? Esa es la naturaleza de mi magia.”

“…Ya veo.”

 

Magia de agua con guardia automática. Hmm. Así que eso es lo que era. Adlus se reía cada vez que mis ataques eran bloqueados. Así que en realidad no había sido capaz de seguir mis movimientos. Sólo tenía que quedarse ahí, porque la barrera mágica lo protegía. Había estado preparado incluso antes de que comenzara el combate.

 

“Viví lo suficiente para crear esta magia de agua. El “Escudo de Wogenstrom” puede lidiar fácilmente con tus ataques infantiles.”

“Bien… Entonces debería cambiar de táctica.”

 

Podía decir que era una magia original sólo por el nombre. Sólo el sonido me daba dolor de cabeza.

 

“Lo único que puedes hacer es huir.”

“¿Es eso lo que piensas, imbécil? Está claro que no has investigado lo suficiente.”

 

Tenía más rasgos que ser llamado “Conejo Negro” en un momento dado. Buscar sólo las debilidades de una persona no era una forma de victoria…

Al menos, creo que yo… nunca pude confiar plenamente en esas cosas.


¿Quieres discutir de esta novela u otras? ¡Entra a nuestro Discord!

Gente, si les gusta esta novela y quieren apoyar el tiempo y esfuerzo que hay detrás, consideren apoyarme donando a través de la plataforma Ko-fi: https://ko-fi.com/frizcop

No hay comentarios.:

Publicar un comentario