lunes, 30 de agosto de 2021

Maestro de Nada Capítulo 250

Maestro de Nada

Capítulo 250

 

“Pasé por muchas dificultades hasta ahora… Pero trabajé duro y nunca me rendí… Y esto es lo que obtengo por ello…”

 

La gerente parecía deprimida mientras se encorvaba hacia adelante como un boxeador derrotado.

 

“Sabes, nunca pensé mucho en ti antes. Bueno, eras ese chico simpático que trabajaba duro en el turno de noche… Ah, y estaba celosa de tu pelo, que está desaprovechado.”

 

Se inclinó aún más hacia abajo. Sus brazos cayeron.

 

“Pero una vez que descubrí que estabas aquí, se convirtió en una especie de obsesión. Puede que tuviera algo que ver con el hecho de que ya no luchaba por vivir cada día. Quizás de repente tenía demasiado tiempo para pensar…”

“Gerente…”

 

No sabía cómo había vivido ella hasta ahora. Pero debe haber sido difícil…

¿Qué podía decir? Quise darle una palmadita en la espalda para animarla, pero no me pareció algo acertado en este momento…

 

“Ah, eres amable… Estás preocupado, ¿verdad? Pero este es mi problema. No te preocupes por mí… no…”

“Bueno, entonces puedes dejar de mirar como si me quisieras…”

 

Su expresión no coincidía con sus palabras. ¿Qué era esto? Sentía como si el deseo de proteger y también la culpa pesasen sobre mí. Me estaba aplastando.

 

“Rindo, ¿así te llamabas? ¿Quieres dejar de intentar seducir a Asagi?”

 

Daniela finalmente rompió su silencio. ¿Hmm? ¿Seducir?

 

“Asagi es amable y perspicaz. Un hombre que intenta ayudar a los necesitados. Tienes mucho valor para aprovecharte de ese rasgo para intentar llevártelo de mi lado.”

“¿Qué? ¿Estabas tramando algo tan malicioso…?”

“Hmph. Bueno, en realidad ya no soy su gerente. Y he aprendido un par de cosas durante mi tiempo aquí. A veces tienes que ser excesivo para conseguir lo que quieres.”

 

Uhh… El atributo de la sombra seguro que va con ella… Gerente de la sombra… Su actitud también pareció cambiar, ya que ahora se recostó en su asiento y esbozó una sonrisa malvada.

 

“Ahhh. Aun así, lo hace por el deseo de tenerte. Seguramente, eso es perdonable.”

“Uh, no he dicho que no vaya a perdonarla… Pero yo…”

“Asagi. No hay necesidad de escucharla. Además, ella parece lo suficientemente fuerte. Sobrevivirá bien sin ti.”

“Es cierto. Pero…”

“Hemos trabajado juntos durante mucho tiempo. ¿Vas a abandonarme ahora…?”

“¿Qué? Sólo eras la gerente. Apenas nos veíamos.”

“¿Eh? Y yo aquí pensando que fui tu salvadora. ¿Quién te contrató cuando no tenías nada y te cuidó?”

“Te lo agradezco, pero…”

“Asagi no era más que un empleado para ti. Y esa conexión se cortó hace mucho tiempo.”

“No está cortada. Nuestra relación sería la misma en nuestro mundo original.”

 

Ah. Había una sensación ominosa en el aire… Nadie me estaba escuchando.

El hecho de que la gerente me hubiera estado buscando todo este tiempo, y considerando nuestra historia, era difícil ser tan firme como probablemente debería ser. No es que fuera a vacilar en mi decisión.

Aunque, siempre estaba la poligamia… es broma. Además, podía imaginar la reacción de Fiona. Ella se había retirado tranquilamente después de que le dijera lo que sentía. También me ayudó con otras cosas.

 

En cualquier caso, no podía corresponder. Las palabras sólo tenían que salir de mi boca… Pero el ambiente aquí era tan…

 

Uh… Heinrich estaba corriendo por ahí… Adlus era fuerte, como era de esperar…

 

“Oye, Asagi. Creo que deberías decírselo tú.”

“Sí. ¿Cómo te sientes realmente?”

“Bien… Bueno, yo… lo siento…”

 

Había estado un poco aturdido, pero las palabras me sacudieron.

 

“Supongo que al disculparte quieres decir que me han rechazado…”

“Eh, sí. Lo siento. Realmente amo a Daniela… No puede haber nada entre nosotros, Gerente.”

 

Bueno, eso no fue tan difícil. Sólo necesitabas sacar la primera palabra.

 

“Gerente. Estoy seguro de que lo pasaste mal aquí, viviendo sola. Tampoco fue divertido para mí. Tuve que luchar contra monstruos que nunca había visto antes con armas que nunca había sostenido… Y no tenía ninguna magia especial. La gente no me veía como nada muy interesante y me ridiculizaban constantemente… Fue entonces cuando alguien me ayudó. Daniela.”

 

Todavía tenía los recuerdos más claros de ese primer día en que nos conocimos.

 

“Desde entonces viajamos juntos. Una vez, estuve a punto de perderme tras matar monstruos. Y ella me ayudó. Desde entonces no he dejado de amarla.”

“…Ya veo. Así que tú también lo tuviste difícil. Me siento avergonzada… por ser tan egoísta…”

“No deberías. Me ayudaste mucho. Sé que estoy en deuda contigo.”

 

Ella levantó lentamente la vista. Su expresión ya no estaba deprimida y era como si una nube se hubiera levantado.

 

“…Gracias. Significa mucho oírte decir eso.”

“Gerente…”

“Además, estoy medio convencida de que fue algo temporal. No tenía nada a lo que aferrarme, y entonces apareciste tú. Una persona de mi mundo. Me emocioné y me convencí de que me gustabas.”

“En realidad hay otros…”

“¿Qué?”

 

Es extraño. Si pasó por Lambrusen, debería haber oído hablar de Matsumoto… Y entonces le hablé del Héroe que había venido de Japón.

Pero no mencioné a Rachel. Era complicado y ni siquiera sabía dónde estaba. Aún así, se lo diría eventualmente.

 

“Eh… Sí, creo que prefiero al más joven de todos modos.”

“Gerente…”

“Jaja. Estoy bromeando. Ah, señorita Daniela.”

“¿Qué?”

“Perdóname por lo que dije antes. Fue muy egoísta de mi parte.”

“No te lo tendré en cuenta. Además, no es la primera vez. Y puedes llamarme simplemente Daniela. ¿Puedo llamarte Rindo?”

“Por supuesto. Daniela.”

 

Se dieron la mano. Bueno, eso fue un alivio. Se podría decir que todo había salido bien al final… Fiona había sido mucho más emotiva, quizás debido a su edad. En cuanto a mí, mis sentimientos por Daniela se habían hecho más fuertes. No podía ser sacudido.

 

“Entonces, ¿algo así ha sucedido antes? ¿Te importaría contármelo?”

 

En cualquier caso, el peligro había pasado. Heinrich volvió, cubierto de sudor, mientras Adlus regresaba con la misma expresión fría. Bandi y Levee estaban ahora peleando en el escenario.

Había tenido la intención de estudiar el combate de Adlus, pero el inesperado incidente me había hecho perdérmelo… Quizá Daniela lo había captado todo. Tendría que preguntárselo más tarde…


¿Quieres discutir de esta novela u otras? ¡Entra a nuestro Discord!

Gente, si les gusta esta novela y quieren apoyar el tiempo y esfuerzo que hay detrás, consideren apoyarme donando a través de la plataforma Ko-fi: https://ko-fi.com/frizcop

No hay comentarios.:

Publicar un comentario