viernes, 31 de marzo de 2017

Dragged Into The Class Transfer Arco 2 - Reinicio



Dragged Into The Class Transfer

Arco 2: Reinicio

Capítulo 01
“Destino”


[Realmente llego a este mundo]

Lo dijo mientras sonreía.

Esa sonrisa era exactamente la misma que había visto en el sueño. Ese sueño de esa vez no era un sueño, sino que probablemente fue real. (Eso ya es obvio dadas las circunstancias)

martes, 28 de marzo de 2017

Yuusha-sama no Oshishou-sama Capítulo 02 - Leticia von Mavis, La valiente

El Maestro del Valiente

Capítulo 2. Leticia von Mavis, El Valiente

 

En el palacio real del Imperio Lemmrousell, en la sala del trono y sala de audiencias.

En el estrado había un trono. Allí, el emperador de la undécima generación, Alexei Root Lemmrousell, estaba sentado. A su derecha, estaban los Caballeros del Cuerpo Real. A su izquierda, se encontraban los principales ministros del país. Entre ellos, un grupo de cuatro personas caminaba lentamente por la alfombra roja hacia el trono. A la derecha, caminaba el príncipe del país vecino de Lyon, Raúl Orto Lyon, conocido como el Santo de la Espada. En el centro, caminaba la princesa elfa, con el título de Gran Sabia, Tiara Belfa. A su izquierda estaba la Santa que servía a la diosa del Alba Anastasia, quien creó el mundo, Liara Thane.

Frente a esos tres, caminaba una niña. Dejó de caminar hacia el trono. Mientras el Santo de la Espada, la Princesa Elfa y la Santa inclinaban la cabeza, esa muchacha se ponía casualmente frente al Emperador. Sin embargo, entre los caballeros y los ministros, nadie criticó su irrespetuosa acción. Eso era porque aquella chica era el Valiente, bendecida por la diosa ancestral Anastasia, la “Princesa de la Espada Divina”, Leticia von Mavis. La autoridad divina que le fue dada era comparable a la que poseía el emperador y otros gobernantes.

Tenía el cabello dorado que parecía atraer la luz, y ojos verdes esmeralda. Las hermosas apariencias de sus compañeras eran ensombrecidas por su hermoso rostro. Aquellos reunidos, que no poseían una cara tan hermosa, estaban encantados. Ejercía una presencia imponente.

De pie frente al Emperador, la atmósfera digna que emitía no era en modo alguno inferior a la suya.

Por esta razón, querían:

—Has ganado cualquier recompensa que desees. Entonces, Valiente, ¿te casarías con mi hijo y serías la emperatriz?, —preguntó el emperador, inclinando la cabeza.

La Princesa de la Espada Divina había destruido al ejército del Rey Demonio, que había dañado a muchos países del continente, y lo había derrotado.

Originalmente era la hija menor de la Casa Ducal Mavis, pero se convirtió en la Emperatriz, tendría la influencia de la familia real y, combinada con su prestigio en el extranjero por sus logros militares, podría hacer cuanto quisiera.

Incluso entonces, ella ya poseía suficiente poder para derrotar al Rey Demonio, quien había devastado solo a innumerables países.

Era un poder que ningún ejército humano podía igualar.

Incluso entonces, sin importar raza o nacionalidad, todos en el continente adoraban al Valiente.

La nación comenzó a interesarse en obtener su poder.

El príncipe heredero del país, Alfred, tenía veintitrés años.

Aunque Leticia, de 14 años, era 9 años más joven, esa diferencia de edad no era infrecuente entre la nobleza.

Además, no habría objeciones, ya que ella poseía una belleza excepcional entre la realeza y la nobleza.

Sin embargo…

—Me disculpo humildemente, Su Majestad.

Las palabras pronunciadas por su boca eran de refutación.

Sólo la muchacha bendecida por la diosa podría rechazar al Emperador.

—Letty, ¿hay algo que te descontente sobre el matrimonio con el príncipe?

Entre los ministros dispuestos en la sala del trono, la voz de un hombre en su apogeo la llamó.

Era el padre de Leticia, el Duque Mavis.

—En este momento, acabo de volver de eliminar al Rey Demonio. No puedo pensar en eso en este momento.

—Pero…

—Está bien, Duque Mavis.

El emperador freno las palabras del duque Mavis, quien estaba a punto de refutar.

—Sin duda, he precipitado esta conversación demasiado rápido. Por lo tanto, por favor quédate en el palacio por un tiempo, hasta que te hayas recuperado lo suficiente de tu fatiga.

Sin embargo, Leticia volvió a sacudir la cabeza ante las palabras del emperador.

—Tengo que disculparme, una vez más, Su Majestad. Debo reportar la exitosa eliminación del Rey Demonio a mi Maestro, de inmediato.

—¿Oh? ¿El Maestro de Leticia, el Valiente? —El emperador se inclinó hacia delante.

El Valiente poseía las habilidades de espada y magia más alta de toda la humanidad.

El país obtendría beneficios escandalosos si pudiera acoger al Maestro del Valiente.

No era de extrañar que el emperador se inclinara hacia delante.

Al oír estas palabras, alguien levantó su pecho con orgullo.

Era el hombre que estaba junto al duque Mavis, que trabajaba como tutor particular de la Casa Ducal.

Él había oído hablar de su estudiante, Leticia el Valiente, quien estaba haciendo su regreso triunfal y había obtenido una audiencia con el Emperador. Como su maestro, él esperaba egoístamente una recompensa, y le pidió que el Duque le permitiera asistir a la audiencia con el Emperador.

A pesar de su bajo rango, tenía el rango de barón, y así, no tuvo ningún problema el entrar en el palacio.

Por fin, mi nombre será dicho por el Valiente.

Como el hombre quien era el tutor de Leticia, con quien había crecido maravillosamente, una sonrisa emergió, mientras que imaginaba que él pronto presentaría su mano al emperador.

Cuando me encargué de ella por primera vez, pensé: ¡Qué tonta es esa jovencita! Fue debido a que yo le enseñé pacientemente, que su magia e incluso su esgrima mejoraron. Lo que me recuerda, fui yo quien quiso construirle una espada de práctica. Tuve una acalorada discusión con la dama sobre el asunto. Si pienso en ello ahora, aunque fueran recuerdos molestos, pudo haber sido un poco lo que sacó a relucir la diligencia que formó al Valiente.

Mientras enseñaba el noble arte de la esgrima, ella parecía ilesa, así que él le quitaría su estrés.

Ahora que lo pienso, aunque está un poco pasado por alto, mi severidad causó el despertar del Valiente. Sí, el Valiente que está aquí, ahora mismo, es el producto de mi benevolencia.

En su mente, vio una escena de él presentándose a Su Majestad, el Emperador.

“El caballero de allí es mi maestro.”

“Oh, ¿esa única persona?”

“Sí, me ha guiado estrictamente desde que era joven.”

“Ya veo. ¿El secreto de tu fuerza fue ese tutor?”

“Si, su Majestad. El maestro me enseñó tanto la esgrima como la magia, y lo respeto profundamente.”

“Para que Mavis el Valiente hable tan bien de él, debe ser una persona excepcional. ¿Y su nombre es…?”

Cuando Su Majestad, el Emperador, me permita hablar, levantaré la cabeza y le diré:

“Yo…”

Cuando el tutor se sumergió en su engaño, el emperador y Leticia, el Valiente avanzaron su conversación.

—¿Por qué tan urgentemente quieres reportárselo a tu Maestro?

—Estoy agradecida por la consideración de Su Majestad…

—Hmm, quiero conocerlo una vez, aquel llamado el Maestro del Valiente.

—“¡Si ese es el caso, entonces estoy aquí!”, —El tutor casi llamó.

Sin embargo, antes de que pudiera, habló el duque Mavis, llamando la atención.

—Letty, tu Maestro está aquí mismo. ¿No le ha llegado ya tu informe?

En su corazón, el tutor estaba bailando.

Cuando sus recientes delirios se convirtieron en realidad, dio un paso adelante y miró a Leticia.

Y allí estaba una sonriente Leticia… en sus delirios.

—¿Quién es ese? —preguntó ella, mirándolo con expresión desconcertada.

—¿Puede ser que hayas olvidado al barón, quien actuó como tu tutor porque eras joven?

—Ha pasado mucho tiempo, ¿verdad? —después de una ligera reverencia, Leticia le ignoró.

—Letty, ¿no es el Barón tu maestro?

Ya que Leticia no mostró ni un poco de interés en el barón, preguntó el duque. El profesor al lado del duque estaba aturdido.

—¿Has aprendido por ti misma mientras viajabas?

—Yo no he conocido a esa persona, —Tiara, la Princesa Elfa, respondió—. He viajado con Leticia desde el principio, y no he visto a ninguna persona tan fuerte en el camino.

—Si eso es cierto, entonces, ¿dónde está este Maestro?

El maestro que le enseñó sobre la magia y la espada. Todo el mundo estaba interesado en esa persona.

Ella sonrió ante la pregunta del emperador. Era una sonrisa que incluso Tiara, que la había acompañado desde el principio del viaje, sólo ahora pudo ver; Una sonrisa que se derramó sobre su rostro y no pudo contenerse.

—Está en la capital imperial.

—¿Qué? ¿Este personaje está aquí en la Capital Imperial? —murmuraron los nobles.

—Debido a esto, debo disculparme por no poder quedarme en el palacio. Volveré con mi maestro, al lado de Wynn Bard.

A partir de ahí, el legendario Valiente, Princesa de la Espada Divina, Leticia von Mavis, salió de la sala.

Ese momento marcó el instante en que el nombre del maestro, Wynn Bard, fue registrado en la historia.

Su nombre fue transmitido por embajadores de todas las naciones del continente.

Fue llamado, “El Maestro del Valiente”.

AnteriorÍndice | Siguiente

lunes, 27 de marzo de 2017

Ancient Strengthening Technique Capítulo 43 - El Magnífico Golpe de Qing Shui



Ancient Strengthening Technique

Traductor: Frizcop

Capítulo 43 - El Magnífico Golpe de Qing Shui

"Un movimiento, si no puedo derrotarte en un movimiento, se contará como mi pérdida!" Situ Bu Fan se burló. En los ojos de Qing Shui, Situ Bu Fan parecía un bufón que tontamente soltaba semejante absurda declaración tratando de asombrar a la audiencia.

Sin embargo Qing Shui sabía que a pesar de la megalomanía [1] Situ Bu Fan, debería haber visto la fuerza marcial de Qing You, y aun así, todavía se atrevió a entrar en la arena y hacer tal proclama. El nivel de cultivación de Bu Situ Bu debía de estar en el pico del reino Guerrero Marcial, o tal vez ya había roto el umbral a general marcial.

Qing You, mirando al guapo y arrogante chico frente a él, sintió un súbito impulso de romper sus martillos gemelos en la cabeza de Situ Bu Fan.

Ancient Strengthening Technique Capítulo 42 - Un movimiento

Ancient Strengthening Technique

Traductor: Dantalian

Capítulo 42: Un movimiento.

Después de que Qing Bei derrotara a Lan Yan’er, la audiencia quedó impactada, sumiéndose en el silencio. Incluso Qing Luo estaba algo avergonzado, mirando a la cabeza del Clan Lan, Lan Yu. Su propia nieta que actualmente poseía una fuerza igual al viento otoñal que barré las hojas, derrotó al genio – Lan Yan’er, quien era dos años mayor que ella.

Lan Yu estaba de pie, inmóvil, perplejo. Pero después de un momento, rápidamente organizó a un puñado de personas pertenecientes al Clan Lan para llevar al inconsciente Lan Yan’er fuera de la arena. Qing Bei tampoco permaneció en la arena, diciendo solamente una sola oración, saltó fuera del escenario. “Sólo estoy aquí arriba porque no pude seguir soportando su arrogancia”.

Pero las palabras soltadas por ella sólo reverberaron en los tímpanos de Lan Yu, mientras el, secretamente, dijo en su corazón: “Pequeña mocosa, tus acciones pueden considerarse incluso más presuntuosas y arrogantes que las de mi Yan’er”.

sábado, 25 de marzo de 2017

Re:Master Magic Capítulo 18 - El Rey de la Muerte

Re:Master Magic
Capítulo 18—El Rey de la Muerte (II)

* * *
Red Zero logró penetrar al Rey de la Muerte sólo al cuarto intento.

—Sólo… ¡sólo tres tiros más! —
—No puedo, Milly… déjame descansar un momento. —
—¡Ha~ah…! ¡Ha~ah…! E-está bien… —

Teletransportándonos lejos del Rey de la Muerte, tomamos un pequeño receso. Mientras Milly jadeaba revisé su estado con el alcance del explorador. Su poder mágico había decaído en 100.

Re:Master Magic Capítulo 17 - El Rey de la Muerte - Prólogo



Re:Master Magic

Capítulo 17 - El Rey de la Muerte - Prólogo

-Al día siguiente, en la deteriorada Iglesia

Milly y yo habíamos vuelto.

Por supuesto, nuestro objetivo era cazar al Rey de la Muerte.

viernes, 24 de marzo de 2017

El Maestro del Valiente Capítulo 1. El niño que aspiraba a ser caballero

El Maestro del Valiente

Capítulo 1. El niño que aspiraba a ser caballero

 

En la región occidental del continente Alfana, había una gran nación conocida como el Imperio Lemmrousell. En la localización frente a la calle principal de la capital imperial, Simurgh, había una pequeña posada llamada “El Nido del Pájaro Errante” que era frecuentada por clientes ruidosos, tales como vendedores ambulantes y aventureros. Su primera planta también servía como un bar. Era sólo una posada ordinaria que podría encontrarse en cualquier otro lugar. En este lugar había un niño de 5 años, llamado Wynn Bard, que observaba emocionado el espectáculo desde la ventana que daba a la calle principal.

—¡Guau~, increíble!

Armadura blanca y plateada. Una espada larga de acero en su cintura. Un escudo de acero en la espalda. El Escudo de armas de la Orden de Caballero del Imperio grabado en el peto, era un emblema que representaba a un león de dos cabezas. Puesto que Wynn era todavía un niño, él no lo entendía realmente, pero los caballeros habían regresado de una misión de exterminio en un bosque cerca de la frontera del imperio que fue invadido por un enjambre de monstruos. Para ver la galante figura de los caballeros a su regreso triunfal a la Capital Imperial, innumerables ciudadanos se alinearon a ambos lados de la calle principal. Por supuesto, no era diferente en frente del Nido del Pájaro Errante; había muchas personas haciendo cola en el otro lado de la ventana. Y Wynn sólo fue capaz de ver las figuras a través de los huecos entre las personas, pero…

—¡Wynn! ¡No estés de vago!

La que gritaba era Hanna, la propietaria de la posada. Se dio la vuelta y detuvo la mano que estaba usando para escribir en el libro, mientras miraba a Wynn.

—Lo-Lo siento mucho. —Wynn se levantó de la mesa, que era lo suficientemente robusta como para subir, y volvió a su trabajo, limpiar la vajilla, así como tenedores y cucharas, que estaban dispersos alrededor. Limpió los usados, hasta que el paño quedó completamente sucio.

—¡Cuando hayas terminado con eso, saca un poco de agua! Estará ocupado hoy, así que no flojees. ¡Inútil mantenido!

Wynn había perdido a sus padres. Estos, quienes eran vendedores ambulantes, le confiaron al dueño de esta posada a Wynn, que era su íntimo amigo, antes de que perdieran sus vidas en una incursión de los bandidos durante sus viajes. No era una cosa inusual en esta época. A pesar de que se convirtió en un huérfano, con la gran suma de dinero que sus padres pagaron antes de viajar, el posadero no podía deshacerse del chico, que sólo tenía cinco años en ese momento, a la calle, por lo que a Wynn se le permitió trabajar. Sin embargo, él nunca fue mimado. Hanna, que era la esposa del posadero, tenía que ayudar a Wynn a encargarse de los clientes; Wynn trabajaba duro. Para una avara mujer como Hanna, un niño de 5 años, que todavía no podía trabajar de manera útil, sólo sería una carga financiera, debido a los gastos de alimentos y las otras cosas, por lo que se convirtió en un mantenido. Sin embargo, probablemente era mejor que ser echado a la calle. Había muchos niños que se volvían huérfanos y morían. O, podían ser vendidos a los comerciantes de esclavos.

La situación actual podría hacerle parecer un esclavo a los ojos de otras personas, pero al menos el posadero le pagaba a Wynn un salario. Sin embargo, no era mayor que las lágrimas de un gorrión.

—Oiga, Señora Hanna, —Wynn llamó tímidamente a Hanna mientras limpiaba la cuchara—. ¿Qué hago para ser caballero?

—¡Ah! ¿Quieres convertirte en caballero?

Aunque Wynn estaba asustado de Hanna, no podía suprimir su interés por ser un caballero después de que viera sus galantes figuras a través de la muchedumbre.

—Si quieres ser un caballero, debes entrar en la Escuela de Caballeros del Imperio. Necesitas conocimientos, educación, aprender artes marciales y magia.

—¿Cómo entras en la escuela?

—Tienes que estudiar y pagar la entrada.

—Hmmm… Escuela, ¿eh?

Cuando su mano que estaba escribiendo en el libro de cuentas se detuvo, vio los brillantes ojos de Wynn. Ya que él trabajaba generalmente en silencio y obediente, que él, que había sido llamado un niño poco sociable, tener una sonrisa adecuada para su edad. Sin embargo, eso no le importó a Hanna.

—Oye, no puedes parar tus manos. Aún tienes que sacar agua, una vez que hayas terminado.

—Ah, uh…

—Además, debido a que la cuota de inscripción es alta, aunque seas empleado aquí, ¡no tendrás suficiente dinero para asistir a esa escuela!

Cuando terminó de pulir la cuchara, Wynn fue al pozo público, mientras llevaba un cubo. Sacar agua era un trabajo duro para un niño de 5 años de edad. Con el fin de llenar el barril de agua en la parte posterior de la posada, tenía que hacer muchos viajes de ida y vuelta.

—¿No te faltará tiempo porque estás flojeando? ¡Si no terminas de sacar agua antes de la tarde, no comerás nada!

Wynn salió de la puerta trasera de la posada, en silencio.

Debido a que el Nido del Pájaro Errante no sólo proporcionaba alcohol y una comida para los clientes, el bar en el primer piso estaba completamente ocupado por la noche. Wynn seguía pensando en los caballeros mientras lavaba los platos en el fregadero de la cocina.

Escuela… ¿Cuánto dinero debo ahorrar antes de que pueda entrar…?

Se escuchó un sonido metálico.

—¡Ah…!

Deslizándose de sus manos, el plato se dividió en dos partes. Este era el claro resultado que venía de un niño de 5 años lavando los platos y pensando en otras cosas mientras lo hacía.

—¡¿Qué estás haciendo?! El precio de ese plato se restará de tu sueldo, para que lo sepas.

El pequeño cuerpo de Wynn se contrajo en respuesta a la voz enojada de Hanna. Se agachó y comenzó a recoger las piezas rotas.

—¿Qué pasó, Wynn? ¿Estás lastimado?

El posadero, Randall, notó que Wynn había estado distraído desde hace algún tiempo. Este niño, quien era el huérfano de su íntimo amigo, no era egoísta, incluso al ser tan joven, se podía decir que era un niño inteligente. Bueno, era una pena que Hanna lo tratara bruscamente; Sin embargo, desde el punto de vista de Randall, como un niño que perdió a su padre hace menos de tres meses, y a pesar de que quería ser mimado y jugar como cualquier otro niño de su edad, todavía tenía que hacer amargo trabajo día tras día. Era doloroso tratar al hijo de su mejor amigo así. A pesar de que el Nido del Pájaro Errante podría ser llamado próspero, no significaba que sus finanzas se podían desperdiciar. En primer lugar, Hanna estaba insatisfecha con la decisión arbitraria de Randall de cuidar al niño, así que decidió que Wynn trabajara. Por eso, Randall prestaba atención al trabajo diario de Wynn. A pesar de que sólo era un niño, Wynn siempre se concentró en su trabajo, pero el día de hoy, se dio cuenta de que Wynn estaba distraído.

—¿Pasó algo?

—Sí, vi a los caballeros hoy, más temprano. Y, he oído de la señora Hanna que para convertirse en un caballero, es necesario dinero… Quiero convertirme en un caballero.

—Un caballero, ¿eh…?

Para un niño, había un período donde soñaban con convertirse en caballeros. Randall también en secreto pasó por tal fase…

—Me pregunto cuánto dinero se necesita…

—Hmm… ¿No eran cuatro monedas de oro?

Aunque el joven Wynn no sabía cómo realizar cálculos, tenía cierto entendimiento sobre las monedas de oro. En la actualidad, Wynn tenía una paga mensual de una moneda de plata. Una moneda de oro podría ser cambiada por cien monedas de plata.

—¿De verdad? Hubo un tiempo en el que yo también ansiaba convertirme en caballero.

—Señor Randall, ¿usted también?

—Sí, era genial. Con una espada en la mano, fingía ser un caballero.

Sabiendo que Randall también anheló ser caballero, Wynn estalló en una sonrisa. Después de perder a sus padres, era una expresión rara vez vista, Randall inconscientemente también se quebró en una sonrisa.

—¡Oye! ¿Vagando de nuevo? No te daré tu comida hoy. Para que lo sepas, —gritó Hanna, echando un vistazo desde la cocina—. ¡Igualmente tú! ¡Los pedidos adicionales se están acumulando! ¡No puedes dejar que los clientes esperen, ¿¡Sabías!?

—¡Sí!

Los dos volvieron a su trabajo una vez más, con expresiones avergonzadas en sus rostros.

Detrás de la posada había un pequeño cobertizo. Puesto que no era utilizado muy a menudo, fue remodelado para convertirlo en un dormitorio. Esta había sido la nueva casa de Wynn durante los últimos tres meses. A medida que pasaba la noche, después de la medianoche, el largo día de Wynn finalmente terminó cuando acabó de arreglar y limpiar la tienda. Un niño de 5 años normalmente sentiría miedo si lo dejaran solo en la oscuridad cuando el cobertizo estuviera cerrado, pero Wynn, quien estaba agotado de las tareas cotidianas, se dormía inmediatamente en cuanto se deslizaba en la manta y las sábanas. Sin embargo, tal vez porque todavía había alguna emoción persistente por ver a los caballeros antes, no pudo quedarse dormido.

¿Qué es el conocimiento y la ducación? Pero el Señor Randall dijo que sería bueno entrenar el cuerpo. No entendía las palabras difíciles, pero Wynn recordó que sería bueno entrenar su cuerpo. Quiero ser un caballero. Pero primero, voy a entrenar mi cuerpo.

Los Aventureros también se alojaban en la posada. Observó que corrían con pesas a primera hora de la mañana, y veía sus figuras entrenándose blandiendo sus espadas.

Voy a trabajar duro a partir de mañana por la mañana…

Incluso si estaba emocionado, no podía engañar a su cuerpo agotado. Wynn, que estaba abrumado por la somnolencia, se quedó dormido.

A partir de entonces, antes de que el gallo que tenían en la posada cantara, mientras el aserrado cielo aún estaba cubierto por la oscuridad, Wynn despertaba y corría por el barrio, día tras día. Consideró extraer agua del pozo como entrenamiento muscular. Hizo un viaje de ida y vuelta usando un cubo grande y corrió con él, incluso cuando estaba vacío. Cuando Randall y Hanna despertaron primero, se sorprendieron al ver que los barriles de agua ya habían sido llenados. Dado que esto no les molestó de ninguna manera, se alegraron de que Wynn fuera capaz de hacer otros trabajos. De pelar papas y zanahorias, también aprendió a usar un cuchillo de cocina y una daga. Su carga de trabajo aumentó, pero su paga no. Sin embargo, Wynn no se quejó, ni siquiera un poco, más bien, encontró formas de entrenarse mientras trabajaba.

 

Y así pasaron los días y los meses.

Wynn tenía ocho años.

Sus tareas diarias habían aumentado aún más. Sin embargo, su salario no cambió. Pero, cuando se comparaba la agilidad de Wynn con la de otros niños de la misma edad, era claramente superior. Como no había nadie con quien pudiera compararse, no se había dado cuenta de ello. Randall y Hanna tenían dos hijos propios, que tenían once y nueve años. A diferencia de Wynn, fueron criados y mimados por Hanna. El tiempo de Wynn para jugar fue reemplazado por el trabajo, o más precisamente, si tenía tiempo libre, Wynn lo usaba para entrenar, así que no tuvo la oportunidad de conocer a ninguno de ellos. Ese día, una vez más se despertó temprano. Corrió al edificio porque necesitaba terminar de sacar agua. A diferencia de la época en que él tenía cinco años, ahora podía llevar dos baldes. Incluso con esto, ya había superado el sentido común de un niño normal de 8 años de edad. Puesto que podía terminar de sacar agua en la mitad del tiempo, sacaba su espada de madera hasta que Randall y Hanna se despertaban.

Consiguió esa espada de madera de un aventurero que había permanecido en la posada por un mes, cuando tenía siete años. El aventurero, que se despertaba antes de entrenarse, se sorprendió al ver a un niño corriendo por la ciudad justo antes del amanecer. Cuando oyó el sueño de Wynn de convertirse en un caballero, el aventurero no sólo le dio a Wynn la espada de madera, también le enseñó cómo sostener la espada y cómo blandirla. Ser enseñado acerca de la espada por un aventurero durante un mes entero antes de su partida era una bendición de dios que Wynn nunca esperó.

En el momento en que el sol salía, él terminaba la limpieza y el entrenamiento temprano en la mañana, así que su tiempo libre durante el día aumentaba. A medida que aumentaba su eficiencia laboral, la resistencia básica de Wynn era más que la de los niños de su misma edad. Ese día Wynn también usó su tiempo libre para blandir su espada de madera.

De repente, sintió la mirada de alguien y volteó a sus espaldas.

Una niña lo miraba mientras se escondía detrás de un edificio al lado de la posada. A diferencia de Wynn, de aspecto desaliñado, la niña llevaba una preciosa ropa hecha de una tela blanca de clase alta. Sus ojos estaban diciendo algo así como: “¿Quién es ese chico que es un poco mayor que yo? ¿Qué hace? ¿Es interesante?” La luz de la curiosidad permanecía en sus ojos. Cuando Wynn dejó de balancear la espada de madera con las manos y volvió los ojos hacia la niña, salió corriendo de las sombras.

—¿Qué estás haciendo?

—Estoy entrenando.

—¿Y es interesante?

—No sé si es interesante o no, pero es agradable.

—¿Puede Letty hacerlo también?

Letty debe ser su nombre.

Cogió un palo cercano del suelo y comenzó a blandirlo junto a Wynn. Wynn sacudió su espada de madera, pensando que estaba bien, ya que no le molestaba mucho. A partir de ese día, Letty vendría y blandiría un palo junto a Wynn. Le preguntó a Wynn a qué hora normalmente despertaba, para que pudiera venir a verlo en ese momento. La ropa de Letty siempre era diferente.

Sin embargo, ya que él notó que la ropa que llevaba estaba hecha de tela de primera clase, Wynn pensó que podría ser una niña de una familia rica. Probablemente llegó con él al escabullirse, ya que sus rodillas (específicamente el área de la ropa) siempre estaban sucias cada vez que llegaba.

¿Su familia no estaba preocupada por ella? Así que pensó, pero no, no hay placer en el entrenamiento.

Debido a que Wynn tenía un objetivo, y no le disgustaba la sensación de fatiga después del entrenamiento, era capaz de perseverar todos los días, pero si fuera un niño normal, perdería el interés de inmediato. De hecho, los dos chicos de la posada comenzaron a imitar las acciones del niño trabajador que era más joven que ellos mismos. Sacaron la espada de madera de Wynn y trataron de hacer el entrenamiento, pero pronto se cansaron de ella antes del tercer día, y así, arrojando a un lado la espada de madera, fueron a jugar. La chica que se presentó como Letty finalmente dejaría de venir, y él estaba seguro de que seguiría entrenando solo.

Wynn caminó mientras llevaba dos baldes llenos de agua y miró a Letty, que también llevaba uno mientras lo seguía con pasos inestables.

—Onii-chan… Es pesado…

—Si es pesado, está bien dejarlo ahí, ¿sabes? Ya que volveré más tarde y lo recogeré.

—…Lo haré lo mejor que pueda, —dijo Letty, respirando pesadamente mientras caminaba, su rostro blanco se volvió rojo brillante.

Ella era dos años más joven que Wynn, pero él disfrutaba el tiempo con Letty, pues casi no tenía ninguna experiencia en jugar con otros niños que fueran de su misma edad.

Aun así, algún día, Letty se cansará de esto y me dejará. Cuando lo pensó, se sintió un poco solo.

Sorprendentemente, Letty siguió viniendo a casa de Wynn desde entonces durante medio año. Antes de que él lo supiera, pronto empezó a venir con una espada de madera que igualaba el tamaño de su cuerpo. Cuando llegaba el momento de Wynn para hacer sus ejercicios de calentamiento y comenzar su carrera, Letty se presentaba. Después de que las dos personas terminaran los calentamientos, correrían por la ciudad. Cuando tenía cinco años, sólo corría por los alrededores de la posada, pero ahora tenía ocho años, por lo que aumentó su velocidad de carrera y pudo correr por toda la ciudad a su antojo. Cuando Letty se unió a él, para igualar su velocidad, él, una vez más, sólo corría alrededor de la zona cerca de la posada, pero después de varios meses, ella fue capaz de igualar su velocidad. Diciéndolo honestamente, era inusual. La fuerza física y habilidades corrientes de Wynn ya superaban a los niños de su misma edad, y superarían el poder de un hombre adulto normal. Sin embargo, ella fue capaz de mantenerse al día con él después de sólo varios meses. Letty era una existencia que podría llamarse una superdotada. Sin embargo, Wynn no se dio cuenta. En primer lugar, no había nadie para que la comparara. Pensó que Letty, aunque era dos años más joven que él, era increíble ya que ya podía mantener su ritmo, pero pensó que era normal. Después de la carrera y después de que el agua era extraída, ambos recogían sus espadas de madera e intercambiaban golpes el uno con el otro. Aprendieron imitando los duelos de los aventureros. Al principio, Wynn serviría principalmente como el lado defensivo, pero, hoy en día, cambiaban entre las posiciones de atacante y defensa entre sí.

Gagagagagagagagaa.

Se golpeaban rápidamente. Sus velocidades con la espada ya estaban fuera de la liga de un niño normal.

—¿Qué pasa?, ¿por qué hay tanto ruido tan temprano por la mañana?, —Hanna, que acababa de despertarse, decía mientras se quejaba y se quejaba, mientras miraba para afuera.

Cuando vio a la niña, al principio, pensó que estaban holgazaneando y jugando, así que les gritó. Sin embargo, el trabajo estaba completamente terminado y notó que la ropa de la muchacha era de alta calidad. Claramente, era la hija de algún noble de algún lugar, o la hija de un rico comerciante. Los enfrentamientos escalaban todos los días, pero Hanna no entendía el camino de la espada. Los aventureros que se quedaban en la posada se dieron cuenta de los encuentros de los niños, que estaban claramente ocurriendo a una velocidad anormal, pero su orgullo pudo haber impedido que reconocieran el hecho de que los dos ya podían haberlos superado. Incapaces de molestarlos, Randall y Hanna los dejaban en paz.

Letty era una chica encantadora de ojos verdes y pelo rubio.

—Sin duda crecerá para convertirse en una mujer hermosa. Debo mantener a mis hijos cerca de ella, —pensó Hanna egoístamente.

Ella sabía que sus dos hijos, siendo el mayor Mark y el segundo Abel, le prestaban una inusual atención a la niña. Parecía que trataban de hablar con ella… Sin embargo, por alguna razón, Letty siempre se quedaba con Wynn, ayudándole con su trabajo, haciendo difícil para los dos, que sólo jugaban alrededor, el hacerse amigos de ella.

—¡Oye, oye! Deberías ignorar a ese niño y jugar con nosotros.

—Hoy voy a leer un libro con Onii-chan.

Mark y los otros niños del barrio llamaron a Letty, pero ella caminó sin descanso detrás de Wynn, sosteniendo un libro en su espalda, Recientemente Letty venía dos veces al día; Una vez antes del mediodía, y una vez más antes de la noche. Era porque sabía que la primera parte del trabajo de Wynn terminaba a la hora del almuerzo, por lo que estaba libre. Siempre llevaba un libro y lo leería junto con él con una cara atenta. Escondió el libro a sus espaldas, porque había experimentado el que su libro le había sido arrebatado antes y no quería que volviera a suceder. Sin embargo, debido a que la fuerza de sus piernas ya había superado a los adultos, inmediatamente corrían tras ella mientras gritaban.

Letty estaba sentada en una silla junto a Wynn, que estaba tomando un breve descanso después de que terminara su trabajo, esperando que se sentara y abriera el libro. Hanna, que lo vio como una molestia al principio, no objetó más. Por lo tanto, Letty se quedaba imponentemente en esta habitación. Tenía seis años y comenzó a aprender el alfabeto de un tutor privado empleado por su familia. Por otro lado, Wynn no fue a la escuela; En lugar de eso se le enseñó sólo el alfabeto y las matemáticas por parte de Hanna, para que pudiera aprender a hacer el trabajo del libro de cuentas. Por lo tanto, aunque Wynn leyera el libro, no lo entendía por completo. Así que lo leería junto con Letty.

         El contenido parecía de un lenguaje ininteligible cuando el tutor privado le enseñó, pero obedientemente el contenido entro en su cabeza cuando lo leyó con Wynn.

—…El lugar donde vivimos en este mundo, se llama Continente Alfana…

Los libros que Letty traía eran acerca de la historia o la mitología, o a veces eran valiosos libros mágicos, o algo más. Wynn dio aceptaba con gusto sus visitas de la tarde. Para el sin amigos Wynn, pensó que ella era su mejor amiga.

—…La parte norte del continente es una tierra donde los humanos no pueden pisar, y está llena de monstruos y demonios, que son controlados por el Rey Demonio… Onii-chan, ¿qué es un Rey Demonio?

—Entre todos los monstruos, ese tipo es el número uno, el más fuerte.

—¿Es más fuerte que Onii-chan?

—¿No sería incluso más fuerte?

—¿Más que los caballeros?

—Hmm… ¡Entonces los caballeros son definitivamente más fuertes!

Para Wynn, que anhelaba ser un caballero, su fuerza era absoluta. Hoy, Letty había traído un libro para leer por placer, aparte de sus libros educativos.

—Pero, si los caballeros son más fuertes, ¿por qué no atacan a ese Rey Demonio?

—Vamos a pensar en ello… ¿eh?

—¿Eh?

Por no hablar del Rey Demonio, incluso si fuera un solo demonio de rango alto el que apareciera, algo así como una orden de caballeros sería fácilmente destruida,

Aunque leyeran libros con contenido difícil, todavía poseían ingenuidad digna de su edad.

—”Yo, que he entendido el camino del fuego, enciéndete.”

—¡Onii-chan, lo hiciste!

Un pequeño fuego del tamaño de la llama de una vela había sido encendido en la punta de los dedos de Wynn. Estaba practicando la magia del libro mágico que Letty trajo.

—¡Yo también lo haré!

—Concéntrate en la punta de tus dedos.

—Concentrarse, concentrarse… —Letty se quedó mirando la yema de su dedo sin moverse—, “Yo, que he entendido el camino del fuego, enciéndete…”

¡Fwoosh!

—¡Guau!

Las llamas aparecieron vigorosamente desde la punta de los dedos de Letty, formando un pilar de fuego, así como Wynn observaba.

—Ah, Onii-chan, ¿estás bien?

En pánico, ella agitó su mano para apagar el fuego, y bajó su cuerpo hacia él para mirar la cara de Wynn, que había aterrizado en su trasero en estado de shock.

—¡Ah, qué sorpresa!

Además de que sus flequillos estaban chamuscados por el fuego, estaba bien.

—Letty parece tener un poder mágico mucho más fuerte que el mío. ¡Seguramente, te convertirás en una maga increíble!

Aunque un talento que era mucho más alto que el suyo había aparecido ante él, Wynn miró tímidamente a Letty; No con celos, sino con admiración.

—Pero, si quiero convertirme en un mago, tengo que estudiar muy duro, ¿verdad? Odio estudiar…

—Creo que Letty es inteligente. Ya eres capaz de leer muchas palabras difíciles, ¿verdad?

—Aun así, cuando estoy estudiando con mi tutor privado, él siempre está enojado…

Wynn comenzó a acariciar a Letty, que bajó la cabeza.

—Cuando leo el libro junto con Onii-chan, lo entiendo muy bien.

—¿Es así? Entonces vamos a leer juntos de nuevo.

—¡Si! —Letty asintió alegremente.

Por lo tanto, los dos continuaron pasando sus días entrenando y estudiando juntos. Bueno, Wynn aparte, Letty pasó el tiempo jugando y estudiando. Así, el tiempo pasó, y Wynn cumplió 12 años, mientras que Letty cumplió 10.

Ese día comenzó igual que de costumbre, con Wynn esperando a que Letty llegara.

—Uu, Onii-chan…

Letty llegó corriendo con vigor, mientras lloraba y sollozaba antes de abrazar a Wynn.

—¿Qué pasó, Letty?

Wynn, de 12 años, estaba pensando en la sensación de ser abrazado por el miembro del sexo opuesto, cercano a su edad, que era como su hermana menor y temblaba instintivamente. Letty, que no prestó atención en absoluto al estado de Wynn, siguió abrazándolo con fuerza.

—¿Y si de repente me voy muy, muy lejos?

Un poco aturdido, Wynn, se sorprendió por la dulce fragancia de Letty y el hecho de que era más suave de lo que pensaba, se separó de ella y la miró a los ojos.

—¿Qué tan lejos estarás? ¿Klenad?

Klenad era la ciudad al lado de la capital. Para Wynn, eso era mucho.

—No. Es mucho más que eso.

—¿En serio? ¿Hasta cuándo regresarás?

—No lo sé. —Letty dijo, antes de abrazar a Wynn y comenzar a llorar de nuevo.

Wynn le palmeó suavemente la cabeza, hasta que terminó de llorar.

—Lo siento. No podremos entrenar juntos de nuevo.

—Está bien. Pronto tendré suficiente dinero ahorrado para la matrícula de la escuela, e iré allí para convertirme en un caballero. Ya que voy a ir a la escuela, no podríamos entrenar juntos, de todos modos.

—Uh, Huh.

Lo más probable es que Letty se casara con alguien de otro país. La dignidad que ella emanaba mientras aun era joven era una habilidad que un plebeyo como él no tenía. Durante el año pasado, Wynn adivinó que Letty podría ser la hija de una casa de alto rango. Bueno, él no entendía por qué dejarían que una niña como ella, se escapara de la casa. Si era hija de un noble de alto rango, se casaría mientras es joven. Bueno, para una niña de 10 años aún era demasiado pronto.

—¡En la medida de lo posible, me esforzaré al máximo y volveré rápidamente!

—Oye, oye. Puede que no sea bueno que regreses pronto. —Wynn había concluido que se iba a casar con alguien.

De su interpretación de sus palabras, ella volvería pronto, podría divorciarse inmediatamente de la otra parte. Seguramente, eso sería malo para su casa.

—¿No es bueno?

Letty parecía que iba a romper a llorar de nuevo.

—Eso… me alegro, sin embargo…

—¡Entonces, volveré pronto!

Letty apoyó su puño para levantarse.

—Después de los ejercicios de calentamiento de hoy, ¿quieres que tengamos un duelo inmediatamente?

—Ah bien.

Wynn asintió. Cuando miró a Letty, estaba más emocionada que de costumbre, por alguna razón. Esto era diferente del horario habitual de entrenamiento, pero se encendió con mucho esfuerzo. Parecía que podría haber estrés por ir a un lugar al que no quería. Pensando que quería apartar su mente de eso, decidió acompañarla.

Ese día, la velocidad de la espada de Letty no era como había sido hasta ahora. Wynn, mientras defendía, buscaba una oportunidad para contrarrestar, pero Letty, hasta el final, no mostró ninguna abertura. Al final, Wynn fue capturado por la estratagema que Letty hizo y, por primera vez desde el comienzo de su entrenamiento juntos, ella lo superó.

Al día siguiente, Letty no mostró su cara. Ni siquiera al día siguiente… ni al día siguiente de ese, tampoco…

Ese día fue el último día, antes de su partida. Habían pasado muchos años desde que Wynn entrenaba solo.

Honestamente, se sentía solo. Pero, Wynn no tuvo tiempo para llorar. Empezó a caminar por su sendero. Para convertirse en un caballero, el cual era su sueño, le era necesario adquirir más poder del que tenía ahora. Sólo necesitaba ahorrar un poco más de dinero para la cuota de inscripción, ese era su próximo objetivo. Como para distraerse de la soledad de la partida de Letty, Wynn atormentó y templó aún más su cuerpo.

Índice | Siguiente

Yuusha-sama no Oshishou-sama Novela Español

Nombres:
勇者様のお師匠様
Yuusha-sama no Oshishou-sama
The Master of the Brave
El Maestro del Valiente

Autor:
Yo Mitsuoka

Artista:
Cosmic

Género:
Acción, Aventura, Fantasía, Artes marciales, Romance, Vida escolar, Maduro.

Traductor Japonés-Inglés:
Xant & Minions (1-61)
Frizcop (62 en adelante)

Traductor Inglés-Español:
Frizcop

Sinopsis:

Después de perder a sus padres, anhela convertirse en un Caballero, el pobre muchacho Wynn Bard se entrenó diligentemente. Sin embargo, le fue imposible convertirse en un Caballero, porque su poder mágico era demasiado bajo, no podía pasar el examen de Caballeros, por lo que fue etiquetado con el desagradable título de 'Eterno Cadete de Caballero'.

Pero un día El Valiente derrotó al Rey Demonio y salvó al mundo. El Valiente era una belleza sin igual y se ganó la atención del mundo entero. Sin embargo, declaró al mundo: "Voy a regresar al lado de mi Maestro, Wynn Byrd". Esta es la historia de un chico que de alguna manera paso de ser 'Eterno Cadete de Caballero' a 'Maestro del Valiente'.


Descarga

Volumen 1 (2.0)

Volumen 2

Volumen 3

Volumen 4

Volumen 5


Arco 1

Capítulo 01 - El Niño que Aspiró a ser Caballero

Capítulo 02 - Leticia von Mavis, El Valiente

Capítulo 03 - Después de la Audiencia

Capítulo 04 - Aspirando A Ser Un Caballero

Capítulo 05 - Admisión

Capítulo 06 - La cuarta primavera

Capítulo 07 - Pensamientos de hace cuatro años I

Capítulo 08 - Pensamientos de hace cuatro años II

Capítulo 09 - Discordia

Capítulo 10 - Primera Clase (I)

Capítulo 11 - Primera Clase (II)

Capítulo 12 - Pensamientos de Leticia

Capítulo 13 - Anticipación

Capítulo 14 - Misión Periódica de Subyugación

Capítulo 15 - La Noche Antes (I)

Capítulo 16 - La Noche Antes (II)

Capítulo 17 - Obertura (I)

Capítulo 18 - Obertura (II)

Capítulo 19 - Obertura (III)

Capítulo 20 - Motivo

Capítulo 21 - Maestro y Estudiante

Capítulo 22 - Epilogo “El Maestro del Valiente”


Arco 2

Capítulo 23 - Prologo Arco 2

Capítulo 24 - Amiga de la Infancia

Capítulo 25 - Dónde estás

Capítulo 26 - Tranquilidad

Capítulo 27 - Tranquilidad y Sombras

Capítulo 28 - Nobles y Plebeyos (I)

Capítulo 29 - Nobles y Plebeyos (II)

Capítulo 30 - Nobles y Plebeyos (III)

Capítulo 31 - Sombras Acercandose (I)

Capítulo 32 - Sombras Acercándose (II)

Capítulo 33 - Sombras Acercándose (III)

Capítulo 34 - Asamblea

Capítulo 35 - Jaula

Capítulo 36 - Preparándose Para la Salida

Capítulo 37 - Primer Día

Capítulo 38 - Campamento (I)

Capítulo 39 - Campamento (II)

Capítulo 40 - Exploración

Capítulo 41 - Aldea de los Elfos (I)

Capítulo 42 - Aldea de los Elfos (II)

Capítulo 43 - Confesión Bajo el Árbol de Luz (I)

Capítulo 44 - Confesión Bajo el Árbol de Luz (II)

Capítulo 44.5 - Historia Aparte: Regalo de Cumpleaños

Capítulo 45 - Nuevos movimientos (I)

Capítulo 46 - Nuevos movimientos (II)


Arco 2.5

Capítulo 47 - El Gremio de Aventureros

Capítulo 48 - El Trabajo Comienza

Capítulo 49 - Cielo

Capítulo 50 - En la Aldea Avian (I)

Capítulo 51 - En la Aldea Avian (II)

Capítulo 52 - La Guarida de los Goblins

Capítulo 53 - Demonio (I)

Capítulo 54 - Demonio (II)

Capítulo 55 - Demonio (III)

Capítulo 56 - Epílogo al Interludio ~ Prólogo del Arco 3


Arco 3

Capítulo 57 - Apertura al arco 3

Capítulo 58 - Primer día (I)

Capítulo 59 - Primer día (II)

Capítulo 60 - Esquemas enredados

Capítulo 61 - El espadachín viajero

Capítulo 62 - Rumores

Capítulo 63 - Vacaciones

Capítulo 64 - Una nación orgullosa

Capítulo 65 - Visitante

Capítulo 66 - Lowe

Capítulo 67 - El Valiente y el Santo de la Espada (I)

Capítulo 68 - El Valiente y el Santo de la Espada (II)

Capítulo 69 - El Valiente y el Santo de la Espada (III)

Capítulo 70 - Banquete (I)

Capítulo 71 - Banquete (II)

Capítulo 72 - Banquete (III)

Capítulo 73 - Lo que acecha en la oscuridad de la Ciudad Imperial (I)

Capítulo 74 - Lo que acecha en la oscuridad de la Ciudad Imperial (II)

Capítulo 75 - Lo que acecha en la oscuridad de la Ciudad Imperial (III)

Capítulo 76 - Lo que acecha en la oscuridad de la Ciudad Imperial (IV)

Capítulo 77 - Lo que acecha en la oscuridad de la Ciudad Imperial (V)

Capítulo 78 - El heredero al trono

Capítulo 79 - Lo que acecha en la oscuridad de la Ciudad Imperial (VI)

Capítulo 80 - Lo que acecha en la oscuridad de la Ciudad Imperial (VII)

Capítulo 81 - La realidad del mundo

Capítulo 82 - Lo que acecha en la oscuridad de la Ciudad Imperial (VIII)

Capítulo 83 - Planificación

Capítulo 84 - Los barrios bajos

Capítulo 85 - Hoffman

Capítulo 86 - Mónica von Hoffman

Capítulo 87 - Demonios

Capítulo 88 - La mañana de la salida


Arco 4


Capítulo 89 -  La salida

Capítulo 90 - Una misión de alto secreto

Capítulo 91 - Río Loom

Capítulo 92 - Ataque nocturno

Capítulo 93 - Erz

Capítulo 94 - La residencia del Conde Elstead

Capítulo 95 - El gremio de aventureros de Erz

Capítulo 96 - Antes de partir

Capítulo 97 - Camino de la montaña Majil

Capítulo 98 - Camino de la mina abandonada

Capítulo 99 - Agitación en el subsuelo

Capítulo 100 - Los habitantes del subsuelo

Capítulo 101 - Propagación de demonios

Capítulo 102 - El que conoce las minas

Capítulo 103 - Hormiga Reina

Capítulo 104 - Un paso a la vez

Capítulo 105 - Epílogo del cuarto arco

Capítulo 106 - Conversaciones (I)

Capítulo 107 - Conversaciones (II)

Capítulo 108 - La ciudad real de Lyon


Arco 5


Capítulo 109 - Mañana en Lyon

Capítulo 110 - La vieja fortaleza del monte Soil

Capítulo 111 - Formación de la alianza

Capítulo 112 - El reino de la prosperidad

Capítulo 113 - Posición

Capítulo 114 - El enemigo a la vista

Capítulo 115 - Al cabo de Sarah

Capítulo 116 - La región norte

Capítulo 117 - La propuesta de emplazamiento de la Catedral Sarah Ferrule (I)


Arco 6


jueves, 23 de marzo de 2017

No Fatigue: 24-jikan Tatakaeru Otoko no Tenseitan Capítulo 22 - Elfo Pionero



 
No Fatigue: 24-jikan Tatakaeru Otoko no Tenseitan

Traductor: Frizcop

Capítulo 22 - Elfo Pionero

“Así que lo viste.”

Dijo Melby con una mirada de desamparo.

"...... ¿Estuvo mal?"

miércoles, 22 de marzo de 2017

Himekishi Ga Classmate! Vol.2 Capítulo 38 - El Arma Infernal y Aquellas Palabras



Himekishi Ga Classmate!

Traductor: Frizcop

Capítulo 38 - El Arma Infernal y Aquellas Palabras

[¡Ahora, recibe mi ataque Slavemancer Tooru! ¡Se purificado por el torrente de luz!]

Después de que el sonido intermitente de las explosiones terminó, la esquina de la pared donde estábamos ocultos detrás comenzó a derrumbarse y caer.

Celesta estaba llena de alegría y además llevaba un MP7 que si bien recuerdo era producido por la compañía H & K... Esta es la clase de arma que normalmente se ve en las películas de acción, era un arma adecuada para las batallas de armas de fuego y era una temible arma de defensa personal.