viernes, 26 de enero de 2018

Mixed Bathing Volumen 1 - Segundo Baño “Con un Corazón Desnudo”


Mixed Bathing in Another Dimension
Volumen 1

Segundo Baño
“Con un Corazón Desnudo”


"¡Jajaja! Esa arrodillada tuya se ve perfecta, ¡hasta la posición! ¿Quién te enseñó a hacer eso?”

Afortunadamente, nuestro guía nos había enseñado buenos modales con anticipación, así que no terminamos haciendo nada grosero cuando tuvimos nuestra audiencia con el rey. Se veía muy digno con su largo bigote negro de kaiser, y básicamente dijo que nos apoyaría si íbamos a derrotar al señor demonio o si evitábamos su resurrección. No parecía que tuviéramos otra opción, así que asentimos solemnemente en respuesta.

Después de que dejamos la sala de audiencias y escuchamos la puerta cerrarse detrás de nosotros, dejamos escapar grandes suspiros de alivio. Eché un vistazo a Haruno, que estaba parada a mi lado. El sudor le corría por la frente. Parecía que yo no era el único que había estado nervioso.

La audiencia terminó más rápido de lo que pensé, pero había una razón para eso. La familia real del rey sagrado y el Templo de la Diosa de la Luz habían trabajado juntos para realizar la invocación del héroe, pero no tenían una completa solidaridad. De hecho, normalmente, el templo actuaba independientemente del reino. La razón por la que convocaron a cinco héroes era para poder dividirlos entre la familia real y el templo. Todo se reducía a quién tendría el derecho de reclamar el prestigio cuando un héroe lograba realizar algo grandioso. Tal vez la razón por la que ambos estaban ansiosos por apoyarnos fue porque estaban compitiendo entre ellos.

El lado del rey sagrado ya había reclamado al autodenominado Cosmos, Natsuki Kannami y Ritsu Nakahana. Esa es probablemente la razón por la que había sido tan rápido en despedir a Haruno y a mí. Después de todo, había despertado mi inútil habilidad de Baño Ilimitado, mientras Haruno apenas había despertado la suya. Pude entender por qué el rey sagrado decidió que no nos necesitaba. Aun así, él había requerido que fuéramos a una audiencia, y había estacionado a los otros héroes que había elegido dentro del castillo por el bien de los ‘preparativos’. Definitivamente era un poco menos que sutil. Eso también podría haber sido parte de la razón por la que hizo que la princesa se uniera al grupo de Cosmos. Mientras tanto, el barbudo anciano del templo me había enseñado magia de clérigo para tratar de hacerme lo más fuerte posible, a pesar de que no podía usar mi don para luchar. De cualquier manera, estaba agradecido de no tener que separarme de Haruno.

Fuera de la sala de audiencias, dos personas nos esperaban.

"¡Lady Haruno!"

"¡Sera!"

Una de ellas era el miembro del grupo de Haruno, Sera, que estaba vestida con su suelta túnica blanca. El otro era un anciano de aspecto perspicaz y bigote recortado. Vestía un uniforme blanco de caballero del templo y tenía una espada en su costado. Un aura inusualmente calmada me hizo relajarme cuando lo vi, a pesar de que estaba armado.

"¿Quién eres?", Le pregunté.

"Solo un humilde caballero del templo. Hoy, tengo el honor de actuar como guía para ustedes, héroes.” Mientras hablaba, el caballero nos hizo una grácil reverencia. Casi parecía que podría ser el mayordomo de alguien, así que decidí llamarlo 'Sr. Mayordomo' en mi mente.

"... Parece que eres alguien realmente importante", le dije.

"He estado en esto por mucho tiempo", dijo el Sr. Mayordomo con una sonrisa. Honestamente, me resultaba difícil de creer, pero dudaba que me dijera la verdad sin importar cómo respondiera.

"¿Les gustaría partir? Podríamos hablar mientras viajamos, si quieren.”

Parecía que iba a ser nuestro guía por el día. Primero, nos llevó a comprar una armadura. Asegurarse de que pudiéramos defendernos era importante, pero como los ajustes de tamaño eran necesarios para ciertos artículos, primero teníamos que decidir sobre nuestros pedidos. El señor Mayordomo nos sacó del castillo en un carruaje, y luego señaló los caballos hacia el mejor herrero de la Capital Sagrada, a menudo visitado por los nobles y la familia real.

En el carruaje, Haruno y Sera discutieron lo que planeaban hacer a partir de ahora, a saber, si tratarían o no de encontrar la manera de que Haruno regrese a casa. No era como si no tuviera ningún cariño especial a mi casa, pero no estaba seguro de si realmente quería tirar todo esto si encontraba un camino de regreso durante mi viaje. Mi mundo natal y este mundo... No estoy seguro de cómo compararlos, así que supongo que debería retrasar una decisión por el momento, al menos hasta que sepa más sobre este mundo.

Mientras continuaba reflexionando, el carruaje entró en una cuadra llena de artesanos y herreros. Este bloque era el pueblo de los artesanos, un lugar donde no solo se encontraban herreros, sino también curtidores de cuero, sastres y otros artesanos con sus propios talleres, todos reunidos y trabajando. Había sido construido bajo las órdenes del séptimo rey sagrado, y permitía a las personas hacerse cargo de todas sus preparaciones de viaje, aparte de los alimentos, en una cuadra.

"Hemos llegado", dijo el Sr. Mayordomo, mientras salíamos del carruaje.

Frente a nosotros se encontraba un taller con una atmosfera muy elegante. Supongo que la familia real no compra aquí por nada.

Al entrar, nos encontramos en un área de recepción, con varias muestras de armaduras exhibidas en los bastidores. El sonido del martilleo podía escucharse desde más allá del mostrador. Al ver que era un herrero, pensé que sería saludado por un hombre de tipo artesanal, así que me sorprendió ver a un hombre detrás del mostrador con una sonrisa amistosa y profesional. También había miembros del personal femeninos que se encargaban de la medición. Cuando eché un vistazo más de cerca a las muestras, me di cuenta de que también había una armadura femenina en exhibición, lo que significa que este mundo también tenía su parte de guerreros femeninos.

En lugar de usar una cinta métrica alineada con incrementos de milímetro, nos midieron haciendo marcas en un objeto llamado 'cuerda de stute', que tenía aproximadamente un metro de largo. El stute era la unidad de medida de este reino, y era igual a la distancia de tres de los pasos del rey. Esto hizo que pareciera que la duración de un stute cambiaría cada vez que un nuevo rey sagrado reclamara el trono, o incluso que creciera, pero de acuerdo con la empleada, el largo de un stute realmente no cambiaba tanto de rey a rey.

Después de que me midieron, ordené una armadura conocida como brigandina[1]. Con múltiples placas de acero entre dos piezas de cuero, era una gran pieza de armadura con un buen equilibrio de flexibilidad y poder defensivo. También ordené un casco de cara abierta con buena visibilidad, brazaletes y protectores para proteger mis brazos, grebas para proteger mis piernas y un escudo redondo grande. Dado que equiparlos aumentaba mi poder de bendición, era sorprendentemente fácil moverse con armadura completa. Al principio, nunca pensé que sería capaz de emprender un viaje con un montón de equipos pesados, pero parecía que este mundo operaba con un conjunto diferente de reglas.

Haruno, sin embargo, no podía equiparse tanto peso como yo. Ella eligió una pieza de armadura de torso hecha de cuero duro, un pequeño escudo redondo y una diadema que Sera recomendó.

Temiendo que sus brazos y piernas quedaran indefensas, le sugerí que escogiera más armadura. "No puedes ir usando eso. También necesitas proteger tus brazos y piernas.”

"Supongo que pediré algunos guanteletes y grebas, entonces..."

Sera ordenó lo mismo. Aparentemente, el herrero había aceptado dar prioridad a nuestra orden.

Había algo más que noté durante mi tiempo en la herreria. Ya había descubierto que Sera era el tipo de mujer que se veía más delgada cuando estaba vestida, pero ahora me di cuenta de que Haruno, vistiendo su gruesa cárdigan, también era una fuerza a tener en cuenta. Dos montículos bellamente curvados se levantaban debajo de su blusa, y su sostén era débilmente visible. Abajo, podía ver una cintura delgada, un trasero redondo y dos piernas largas. Nunca había visto a alguien con un cuerpo tan bien proporcionado en mi mundo natal, y mucho menos en este. El mero hecho de que ella estaba parada frente a mí casi se sentía como un milagro. Considerando que solo la conocí porque fui convocado aquí me hizo sentir un poco contenta por todo – nunca dejes pasar un buen trato, siempre lo digo.

Después, fuimos a la puerta de al lado para hacer pedidos en la tienda de armas. Después de hablar con el Sr. Mayordomo y el empleado, elegí una hacha ancha de una sola mano, que podría dañar incluso si la maneja un aficionado. Aunque fue hecha para la batalla, el empleado lo recomendó porque también podría ser útil al acampar.

Haruno eligió una espada larga y delgada, mientras que Sera eligió una espada corta, delgada. También elegí una daga como sub arma. Este era un arma que tenía muchos otros usos aparte de la batalla, así que se la recomendé a Haruno y Sera, y los tres terminamos ordenando la mismo. Me hizo un poco feliz saber que los tres teníamos dagas iguales.

Después de eso, fuimos al taller de sastre. Hasta ahora, había pedido prestada toda mi ropa del templo, así que tenía que comprar la mía antes de partir.

"¿Ese signo es... una hoja?", Le pregunté. Sobre la puerta del taller había un letrero con una gran hoja.

"Esa es una hoja de parra, el símbolo de la marca Ficus", respondió el Sr. Mayordomo.

"¿La marca Ficus es realmente buena o algo así?"

"Ficus era el nombre de un viejo artesano cuya habilidad le valió gran fama. El hecho de que su marca tenga una tienda en cada gran ciudad del mundo debería decirte lo hábil que era.”

"¡Increíble!", dejé salir.

Claramente, Ficus era una marca mundialmente famosa. Cuando ingresé nerviosamente a la tienda, no estaba preparado para lo que vi.

"¿Están... tratando de insultar a su clientela?", Pregunté.

"Absolutamente no", respondió el Sr. Mayordomo.

"¿Y qué? ¿Están tratando de mantener alejados a los clientes masculinos?"

"Bueno, tal vez.”

"¿Qué quieres decir con que tal vez?"

Dentro del taller había muestras como las que habíamos visto en las tiendas de armas y armaduras. Sin embargo, dentro de esta tienda, no había nada más que ropa interior femenina en exhibición. En el momento en que entré, sentí una opresión silenciosa que básicamente me decía que tenía que irme.

"Si esto es suficiente para asombrarte, entonces tienes mucho más entrenamiento que hacer", dijo el Sr. Mayordomo, que no parecía en absoluto aturdido. Tal vez él era en realidad un caballero pervertido.

Haruno y Sera también tenían las mejillas enrojecidas y parecían tan avergonzadas como yo.

"¿Huh? ¿La ropa interior europea realmente se veía así en la edad media?" Preguntó Haruno.

Ella tenía un punto. Toda la ropa interior exhibida tenía diseños japoneses modernos. El resto de la ropa encajaba con la atmósfera de fantasía, pero esta ropa interior era claramente de otra época.

Mientras nos miramos, una empleada salió y respondió la pregunta de Haruno. "El Gran Ficus era un artesano de ropa interior que se especializaba en ropa interior femenina.”

"Bueno, creo que cada artesano tiene su especialidad, por lo que seguramente habrá especialistas en ropa interior en alguna parte...", dije.

"El Gran Ficus trató de responder a esta pregunta: ¿Qué tipo de ropa interior hace que el cuerpo femenino se vea más hermoso? ¡Algunos dicen que su investigación por sí sola hizo avanzar la historia de la ropa interior femenina en mil años!"

"¡Qué pervertido!" Mientras el empleado continuaba su explicación con orgullo, no pude evitar gritarlo.

Después de recuperar la compostura, continuamos comprando nuestros propios conjuntos. Por supuesto, no podíamos hacerlo juntos, así que me separé de Haruno y Sera.
"Aun así, ¿no crees que están poniendo demasiado énfasis en esa categoría?", Pregunté. También había un área para ropa de hombre dentro del taller, pero era increíblemente pequeña y solo cubría alrededor del 20% de toda la tienda.

Tomé una pieza de ropa interior. No era un taparrabos ni nada, pero tampoco se parecía a ningún tipo de diseño que hubiera visto antes. De hecho, parecía un par de calzoncillos del pasado distante.

"Entonces, ese tipo Ficus nunca hizo ropa interior masculina", le pregunté.

"El lema del Gran Ficus para la ropa interior masculina era: 'Una hoja es suficiente', y nunca fabricó una sola pieza de ropa interior masculina", respondió la empleada.

"Esto está empezando a hacerme doler la cabeza... ¿Quieres decir que toda la ropa interior aquí es algo que sus aprendices o lo que sea hizo después de su muerte?"

"Sí. Por cierto, Ficus murió hace más de 200 años.”

"Entonces, a pesar de tener más de 200 años para trabajar, ¿ninguno de sus aprendices pudo superar a un solo hombre?"

"La marca Ficus aún no tiene rival en términos de ropa de hombre.”

"... Hombre, Ficus es increíble." Lo siguiente que supe fue que lo elogiaba.

Este tipo Ficus era un pervertido – un gran pervertido, eso era cierto. Al mismo tiempo, no podía negar el hecho de que él también era un gran genio.

"Tal como lo predicó, el Gran Ficus nunca usó más que una sola hoja a lo largo de toda su vida, hasta que murió de una enfermedad un día de invierno,” continuó la empleada.

"¿Qué intentaba probar este tipo? Espera, ¿es eso lo que se supone que es la hoja del cartel?”

Aparentemente, la hoja de parra ahora se consideraba un uniforme ceremonial en honor a los grandes logros de Ficus. ¿Cómo se mantuvo en su lugar? Con magia, por supuesto.

¿Cómo es eso de alguna fantasía?

Esto era lo último que quería en mi historia de fantasía.

Aparentemente, incluso era aceptable que apareciera así frente al rey, pero en los 200 años posteriores a su muerte, nadie más había seguido su ejemplo. Para bien o para mal, el Gran Ficus fue verdaderamente insuperable. Estoy seguro de que no querrían intentar superarlo.

Aparte las hojas, a pesar de que los diseños parecían un poco viejos, la ropa parecía ser completamente funcional, así que decidí comprar toda mi ropa interior en esa tienda. También pedí ropa de viaje y el dependiente me midió. Después de hacer todos mis pedidos, pagué la ropa ya hecha que iba a llevar a casa ese día y las hice envolver. Aun así, las chicas aún tenían que terminar sus compras. Parecía que a las chicas les tomaba más tiempo comprar, especialmente cuando se trataba de ropa interior, así que decidí esperar pacientemente a que terminaran.

Después de un tiempo, Haruno y Sera regresaron de hacer sus pedidos. Cuando vieron al Sr. Mayordomo y a mí, ambas inclinaron la cabeza en señal de disculpa. Simplemente nos reímos, entendiendo que era el deber eterno de un hombre esperar que las mujeres terminaran de comprar. Aparentemente, las chicas tuvieron que conseguir todos los sujetadores hechos a la medida, tal vez porque eran mucho más curvas de lo que sus ropas daban a conocer.

De camino a casa en el carruaje, Haruno comenzó a hablarme, con una mezcla de asombro y sorpresa en su rostro. "Quizás no puedas entender esto, Touya, pero... creo que la ropa interior en este mundo es mucho más avanzada que la nuestra.”

"... ¿De verdad?" Me volví hacia un lado y la miré con los ojos muy abiertos.

"Te ahorraré los detalles, pero aparentemente hacían ropa interior hecha a medida con las batallas en mente.”

"¿Adivino que es una diferencia cultural?"

Haruno asintió en respuesta a mi pregunta. "También tienen en cuenta la magia del usuario.”

"¿Realmente van tan lejos?"

"Sí. Aunque eso hace la ropa interior más cara..."

A pesar de que ella me ahorró los detalles, pensé que significaba que esta ropa interior era para gente que se movía mucho. No pude evitar mirar la chaqueta que cubría los pechos de Haruno, y la túnica blanca que cubría las de Sera, luego desvié la mirada rápidamente. Sí, ambas se veían mucho más delgadas cuando usaban ropa. De hecho, creo que llevaban el tipo de ropa que enmascaraba sus curvas a propósito.

"Pero los diseños son realmente lindos". Haruno debe haber tenido dificultades para comprar. Incluso yo sabía que cuanto mayor era el tamaño de la copa, menos opciones había.




"Ficus es realmente asombroso", dije.

"Sí... supongo que no se puede subestimar este mundo solo porque parece ser medieval.”

"Después de todo, tienen la magia de su parte.” Fue ciertamente una forma extraña de darse cuenta de que este mundo no estaba completamente en un nivel medieval en términos de tecnología y cultura. La existencia de la magia por sí sola era una gran diferencia – tal vez por eso este mundo fue capaz de evolucionar a su manera única, como con la marca Ficus.

No puedo subestimar este mundo solo porque tengo el conocimiento moderno de mi parte. Aprender sobre ese genio pervertido me había dado la oportunidad de reconsiderar mi punto de vista sobre este mundo. Parecía como si Haruno hubiera experimentado algo similar, ya que también tenía una mirada pensativa en su rostro.

"Pero por alguna razón,” le dije, mientras miraba hacia el techo del carruaje. "Simplemente no puedo obligarme a respetar a ese tipo Ficus.”

"Siento lo mismo..." dijo Haruno, con una sonrisa preocupada.

A continuación, salimos a comprar el resto de lo que necesitaríamos para nuestro viaje, además de alimentos: zapatos, capas para protegernos del frío, cantimploras, fuentes de luz, cajas con cosas para encender hogueras y otras cosas pequeñas.

Después de eso, Haruno y yo volvimos al templo. Al día siguiente, planeamos comenzar nuestros preparativos reales y empezar a buscar miembros de grupo. Pensé que Haruno y Sera serían buenos miembros de grupo, pero no tuve el coraje de preguntarles si estarían bien bañándose conmigo tan pronto después de lo que había pasado. Bañarse con dos chicas que en realidad eran muy curvilíneas sería el cielo en la tierra, pero desafortunadamente tuve que renunciar a ese sueño por el momento, así que nos separamos.

"No puedo ir con usted, Sir Touya, pero puedo presentarle a algunas personas." El Señor Mayordomo tenía responsabilidades con el templo, por lo que tampoco podía venir conmigo. "Si primero pudiera decirme qué tipo de miembros de equipo está buscando, haré todo lo posible para encontrarlos.”

"Bueno... no estoy interesado en bañarme con otros hombres.”

"... Sí, supongo que no.” El anciano del templo, que también estaba con nosotros, entendió exactamente lo que estaba buscando de esa simple declaración.

Debido a la forma en que funcionaba mi Baño Ilimitado, agregar a alguien a mi equipo significaba que tendríamos que bañarnos juntos.

"Una condición difícil de hecho..." El rostro del Sr. Mayordomo se endureció, como si hubiera descubierto lo que estaba pensando.

"Estoy de acuerdo. Pero no puedo bañarme solo y excluir a los miembros de mi grupo..."

"Sí, puedo entender eso.”

Permítanme repetir: no quería mantener el baño para mí mismo. Mientras continuaba pensando, el Sr. Mayordomo levantó dos dedos y comenzó a hablar.

"He encontrado dos posibles soluciones. La primera sería buscar miembros que no se bañen... Oh, por favor no me malinterprete aquí. Estoy hablando de personas no humanas que no se bañen, para empezar.”

Él estaba hablando de semihumanos. Criaturas que se parecían a los humanos, pero que no lo eran. En mi mundo, los enanos y elfos eran bastante famosos. Por supuesto, estas eran criaturas legendarias, pero parecía que realmente podrían existir en este mundo.

"Hmm. ¿Dónde puedo encontrarlos?” Pregunté.

"No estoy seguro. Nunca he visto uno, ¿sabe?”

"Aw, vamos.”

"Aparentemente rara vez los ves en el mundo de los humanos,” respondió el Sr. Mayordomo despreocupadamente, ignorando por completo mi protesta. "Recuerde, fue solo una idea. Trataré de buscarlos, pero por favor no ponga sus esperanzas demasiado alto.” Básicamente, las posibilidades eran bastante escasas.

"¿Cuál era tu otra idea?", Le pregunté.

"Elegir a una mujer a la que no le importaría bañarse con un hombre, supongo. Es un héroe, sir Touya, así que creo que le sorprendería lo fácil que podría ser... Encontrar una mujer que quiera esperma, eso es.”

"¡No digas esperma!" No podía creer que hubiera dicho esa palabra tan descaradamente. Quizás realmente era un caballero pervertido después de todo. "No has olvidado que estoy reuniendo a estas personas para mi viaje, ¿o sí?"

"Si no fuera por esa condición, estoy seguro de que las mujeres nobles se habrían unido a usted, bastante en serio. Rápidamente me instalaron como su guía, por lo que ya he recibido varias solicitudes.”

"... ¿De Verdad?"

"De ser posible, podría hacer arreglos para que se reúna con ellas ahora mismo. Sus edades oscilan entre los 21 y los 12 años, así que puede elegir a su gusto.”

"¿¡12?! ¿Quieres que ponga a una niña en peligro?”

"Qué grosero. Un niño de 12 años es un adulto de pleno derecho.”

"... ¿Disculpa?" Miré al anciano del templo para confirmarlo. Él asintió con la cabeza en respuesta. De acuerdo con el anciano del templo, la mayoría de las personas en este mundo eran etiquetadas como adultos entre las edades de 12 a 15 años. Sin embargo, parecía que con 12 estaban en el principio. A cualquier persona etiquetada como adulta se le permitía casarse, lo que me hizo sentir una mezcla de envidia y sorpresa.

"¿Ser una persona de otro mundo es realmente tan grandioso, que haría que la gente se reuniera de todas partes?"

"¿Y si le dijera que el primer rey sagrado también fue uno?", Replicó el señor Mayordomo.

"Entonces me ven como alguien cercano a la línea del rey sagrado..." Mientras murmuraba esto, el anciano del templo acarició su larga barba y me dio un asentimiento lento.

"Al menos cuando se trata de este reino. Si quieres un harem[2], podrías crear uno fácilmente. Pero hay otros dos héroes hombre, ¡así que será mejor que actúes rápido! ¡El pájaro madrugador atrapa al gusano!” Dijo el Sr. Mayordomo, y luego me señaló con el dedo. Estaba metiéndose mucho en esto.

No podía negar que sonaba tentador, pero me dije a mí mismo que no era un cobarde total para ponerme nervioso ante la idea de que algunas mujeres muy agresivas vengan directamente hacia mí. Tenía la sensación de que si no me quedaba con el Sr. Mayordomo, las cosas podrían empeorar mucho, así que intenté cambiar de tema.

"¿Qué hay de otros reinos? ¿Hay alguno con el que no estén en buenos términos?" Cuando hice esta pregunta, el Sr. Mayordomo y el anciano del templo se miraron de una manera que al instante reveló la respuesta.

"Tomaría mucho tiempo explicar los detalles, así que los guardaré para otro momento", dijo el Sr. Mayordomo. "Básicamente, pertenecemos a la Alianza Olimpo, que está formada por doce países que existen en este continente.”

"Júpiter es un miembro central de la alianza, por lo que a veces otras entidades intentan robar nuestro estado.” dijo el anciano del templo.

"Así que solo porque estás en una alianza, ¿eso no significa que estés en 'buenos términos’ con todos?" Pregunté.

"Eso es básicamente lo que ocurre con las relaciones exteriores.” El Sr. Mayordomo se retorció el bigote y me lanzó una mirada cínica.

Los templos existían en todos los países y tenían su propia red privada, por lo que parecía que sabían mucho sobre las relaciones exteriores.

"No estamos en guerra directa con nadie, así que no se preocupe", dijo el Sr. Mayordomo. "Aunque peleamos con un país vecino hace tres años.”

"¿No te preocupes? Pero, ¿y el Señor Demonio?”

"Los subordinados del Señor Demonio estaban detrás de la pelea que comenzó esa guerra.”

"... Pensé que aún no había vuelto a la vida."

"No estamos seguros de los detalles, pero algunos dicen que a pesar de estar sellado, todavía puede mandar a otros monstruos.” Aparentemente, el Señor Demonio era mucho más peligroso de lo que pensé. "No podremos iniciar una búsqueda a gran escala, pero pensaré algo.”

"¿Puedes encontrar gente para mí?"

"Hay algunas candidatas agresivas, pero puede ser difícil si somos muy directos con nuestros términos..." dijo el anciano del templo con tono preocupado.

"Sé lo que está a punto de decir." El Sr. Mayordomo frunció el ceño un poco. "Va a ser difícil decirles que 'bañarse con el héroe' es una de las condiciones, ¿correcto?"

"No. Si comienza con una solicitud demasiado fuerte, Sir Touya, entonces perderá la iniciativa," contestó el anciano del templo.

"¡¿Qué tan agresivas son estas mujeres?!" Grité. La idea de una de 12 años soberbia y agresiva despertó mi curiosidad, pero no había manera de que yo fuera por ese camino.

"¿Está seguro de que no considerará ser flexible para un compañero masculino, tal vez si las condiciones son muy buenas?" Preguntó el Sr. Mayordomo.

"Por favor. El baño no es tan espacioso..."

Estaba tan cansado de molestar al Sr. Mayordomo que dejé salir una reacción sincera. No había forma de que pudiera disfrutar bañándome con otro hombre. Esa era la única regla en la que no tenía intenciones de ceder.

Varios días después, aún no había encontrado una candidata, así que seguí estudiando magia y entrenando para la batalla. Aparentemente, Haruno ya había encontrado varios miembros de equipo. Similar a cómo las damas nobles agresivas se habían congregado ante los héroes masculinos, ciertos nobles lascivos habían acudido en masa a las heroínas, pero ella los había rechazado a todos.

"Algunos de ellos parecían ser bastante fuertes, pero no estaban muy serios sobre emprender un viaje conmigo..." Sí, probablemente estaban mucho más concentrados en lograr algún avance con ella.

Como dicen, la culpa de un hombre es la lección de otro. Puede que no estuviera en el lugar para juzgar a los demás, pero sabía que debía tener cuidado.

"Apuesto a que fue difícil hacerlos retroceder", le dije.

"Los caballeros del templo me protegieron.” Yo había pensado en enlistar a alguien, pero todos eran leales a sus empleadores actuales, y ninguno era tan apasionado como Sera. Estaba realmente impresionado por lo dedicada que era ella en ayudar a Haruno.

"Eso me recuerda", dije. "¿Recibiste alguna noticia sobre cómo están los otros tres? He estado tan ocupado estudiando y entrenando que no he oído nada.”

"Oh. Sobre eso..."

Haruno parecía tener curiosidad por ellos también, y había reunido una buena cantidad de información. Primero, me enteré de que Akio Nishizawa, también conocido como Cosmos, no estaba tratando de ocultar la habilidad de su don en absoluto. Era un hombre esbelto con un rostro atractivo, y mi primera impresión de él fue la de un narcisista que tendía a presionar su suerte. Tal vez era alguien que simplemente prefería mostrar sus habilidades en lugar de ocultarlas.

Su don era la Bala Ilimitada, que le permitía crear dos armas que podía disparar tantas veces como quisiera – un regalo muy agresivo y muy diferente de mi Baño Ilimitado. Él ya había agregado a su equipo a la santa princesa de este reino y solicitó la ayuda de los guardias de élite de la princesa. Como era su deber permanecer cerca de ella en todo momento, significaba que todas tenían que ser mujeres jóvenes. Según Haruno, parecían un grupo de chicas de secundaria en una excursión. En otras palabras, para mi envidia, Cosmos actualmente tenía 12 miembros de grupo, todas chicas, y no solo eso, todavía se aventuraba regularmente a la ciudad para buscar más. De todos nosotros, él era el más positivo y emocionado de ser un héroe, así que esperaba que trabajara duro en términos de derrotar al Señor Demonio. Por cierto, parecía que no muchas de las agresivas damas nobles habían ido por él. Quizás decidieron que no podían vencer a la princesa sagrada.

Luego teníamos a Ritsu Nakahana, quien todavía no había revelado los detalles de su don. Ella era una chica pequeña con cabello castaño corto y brillante. Aparentemente, ella había sido una oficinista antes de su convocación, y nadie realmente sabía qué edad tenía, pero su rostro parecía bastante joven. Parecía muy interesada en dos tipos guapos, y ni siquiera miró en mi dirección, así que eso era todo lo que sabía de ella. Aparentemente, estaba buscando hombres impresionantes para agregar a su equipo, y ya había elegido a dos jóvenes que le habían presentado dentro del castillo. Uno era el tercer hijo de una familia notable, que se llenaron de alegría al escuchar el honor que le habían otorgado. El otro hombre, sin embargo, de repente había comenzado a proclamar cómo su deber el "proteger a la Heroína Ritsu", a pesar de ser el hijo primogénito, por lo que su familia tuvo que nombrar a su hermano menor apresuradamente su heredero. Esto causó un gran alboroto.

Por lo tanto, llegué a la conclusión de que Ritsu tenía una inclinación a causar caos, pero eso ni siquiera era la mitad. Resultó que para su tercer miembro, ella había puesto sus ojos en el príncipe. Como Cosmos había alistado a la princesa, probablemente pensó que también tenía una oportunidad. Sin embargo, el príncipe le bajó los humos al instante, y ella incluso logró enojarlo.

Después de eso, Ritsu Nakahana salió del castillo y se refugió en una de las casas de los miembros de su grupo. Varios días después, tomó a sus dos compañeros y huyó, lo cual actuó como un comienzo encubierto para su viaje. Alguien que los vio irse había comentado que su grupo se había visto como "una princesa disfrazada con dos magníficos ayudantes". Parecía que al menos habían hecho los preparativos adecuados, por lo que probablemente estaban bien por el momento.

El tercer héroe fue Natsuki Kannami, un estudiante universitario de 20 años. Si Cosmos era del tipo genial y esbelto, entonces él era el bien condicionado de tipo físico. También era guapo, pero su personalidad era exactamente lo opuesto a la de Cosmos. Solo por su aura, se podía decir que era un hombre serio y reservado
– especialmente cuando mirabas sus espesas cejas.

Recuerdo su mirada preocupada cuando Ritsu Nakahana se acercó y le habló de la nada. Además, debido a lo silencioso que estaba, no había revelado la naturaleza de su don. Le habían presentado a algunos miembros de grupo candidatos en el castillo, pero declaró que solo tomaría a personas que pudieran ser mejores que él en la batalla. Aún no había sido derrotado.

Por último, pero no menos importante, estábamos Haruno y yo. Los dos estábamos buscando miembros de equipo, pero no nos habíamos encontrado con nadie. Ambos nos tomamos un poco de tiempo para despertar nuestros dones, así que sentimos que nos habíamos quedado atrás. Sin embargo, no es que hubiera una fecha límite para nuestros viajes, así que yo estaba dispuesto a tomarme mi tiempo.

Ese día, pasé todos los momentos de entrenamiento en el templo. El anciano fue lo suficientemente bueno como para enseñarme cómo pelear, y me ayudaba cada vez que regresaba de sus deberes. No pude evitar sentir un poco de sospecha, así que después de entrenar fui a su oficina y le pregunté por qué estaba haciendo todo esto por mí. Él se rio y respondió que era porque quería que me convirtiera en el héroe del templo.

"Quiero que tú y Haruno viajen como Héroes del Templo de la Diosa de la Luz.”

"Ese es un título realmente largo.”

"Entonces como Héroes de la Diosa.” Era sorprendentemente flexible en lo que respecta al nombre.

Cuando comenzamos a hablar, Haruno entró a la habitación. Él ya debe haber hablado con ella sobre esto.

Tenía una idea sobre por qué había sucedido esto, así que le hice una pregunta al anciano del templo. "¿Esto es porque Haruno y yo fuimos enviados lejos del castillo?"

"Es parte de eso." El anciano del templo me dio un largo asentimiento.

"Bueno, puedo pensar en otra razón
– al menos, sobre mí. No estoy seguro de Haruno..."

"Oh, no, creo que estoy en la misma situación", dijo ella.

"¿Qué? ¿Tú también?"

"Anciano del templo..." dijo Haruno. "¿Hemos sido etiquetados como no aptos para el título de 'Héroe de Júpiter' ya que no hemos agregado ningún jupiteriano a nuestras equipos?"

"Le dio en el clavo, aparte del título. Fueron etiquetados como no aptos para llevar el título de "Héroe del Rey Sagrado.” El anciano del templo dejó escapar un profundo suspiro y confirmó las palabras de Haruno.

Sera, que se había unido al grupo de Haruno, nació en este reino, pero como el templo no pertenecía oficialmente al reino, ella no contaba como miembro de la familia real. Mientras tanto, yo todavía tenía que encontrar a un miembro de equipo.

"Lo que significa que incluso si logramos hacer algo grandioso como héroes, nuestras acciones no servirán para reforzar la reputación de Júpiter,” dijo Haruno, y el anciano del templo asintió lentamente.

Entonces es por eso que solo nos presentaron a los hijos de familias nobles.

"¿Pensé que todos estaban preocupados porque el Señor Demonio volviera a la vida?” le pregunté.

"Supongo que no solo lo están haciendo por la bondad de sus corazones,” respondió Haruno.

"Si solo quieren reforzar su prestigio, entonces ¿por qué no nos separaron uno por uno desde el principio, o realmente intentaban ganarnos?"

"Probablemente para eso eran sus candidatos..."

"¿Nobles agresivos? ¿Esa fue su mejor idea?" Si ese hubiera sido realmente su plan, entonces había fracasado por completo.

De repente, un pensamiento vino a mí. Si hubieran reunido suficientes hombres y mujeres nobles y nos hubieran dicho que escogiéramos uno como miembro de equipo, Haruno seguramente habría elegido una mujer. Incluso si solo pretendieran ser guías, aún podría haber sido posible... Sin embargo, el rey sagrado no había hecho eso. ¿Por qué no?

"... ¿El templo les impidió hacer eso?" Si el templo y la familia real hubieran intentado minarse unos a otros sin nuestro conocimiento, eso explicaría mucho.

"Ya veo,” intervino Haruno. "Querían hacerlo para que Júpiter no pudiera reclamar todos los beneficios por sí mismos. Como el templo participó en la invocación, supongo que está en su derecho.” Parecía que Haruno comprendió lo que yo estaba tratando de decir.

"Es realmente perspicaz... Esa es una cosa buena que usted tiene." Mientras nos escuchaba, el anciano del templo dejó escapar un profundo suspiro. Acertamos. "Permitimos que los héroes elijan libremente a los miembros de su grupo, luego vemos los resultados y decidimos de qué lado van a estar. Esa es la regla que el rey sagrado y yo establecemos." En otras palabras, tuvimos la oportunidad de caer de cualquier lado dependiendo de a quién elegimos como miembros de grupo.

"¿No me diga que también presionaron a Sera para que se hiciera amiga de Haruno?", Le pregunté.

"Cuando piensas en cuán profundamente dedicada está Sera a su trabajo, encontrarás que hay una posibilidad de que ella hubiera pedido unirse al grupo de Haruno por su cuenta. Sin embargo, no negaré que no planifiqué las cosas un poco en mi propio beneficio.”

"¿Y por eso también se ofreció a enseñarme magia?"

"Sí. Quería intentar ponerle de nuestro lado." El anciano del templo estaba siendo sincero. Sin embargo, supongo que era natural que él intentara trabajar por el bien de su propia organización.

Después de escuchar al anciano del templo, Haruno y yo nos miramos.

¿Deberíamos realmente responder a su pedido y convertirnos en Héroes de la Diosa?

"Al final, solo se trata de a quién queremos respaldar...", dije yo.

"Sí, pero no somos lo suficientemente fuertes como para rechazarlos y sobrevivir por nuestra cuenta. Siento que negarme a conectarme con alguien es como negarme a este mundo en sí mismo,” dijo Haruno.

"... Sí, de alguna manera entiendo lo que quieres decir.”

Para poder sobrevivir en este mundo, tenemos que construir relaciones aquí. En ese sentido, encontrar a los miembros para un grupo y elegir convertirse en héroes para el rey sagrado o la diosa era la primera gran decisión que enfrentamos.

"Creo que el Templo de la Diosa de la Luz no será demasiado restrictivo para nosotros, pero ¿y tú, Touya?"

"No soy devoto ni nada, pero sí, creo que es mejor que estar atado a un reino.”

"Comparativamente". Haruno se rio, y no pude evitar reírme junto con ella.
El descuido de profundizar nuestra relación con el reino de Júpiter nos había puesto en esta situación. Con eso en mente, convertirse en Héroes de la Diosa era una elección que habíamos hecho libremente.

Tenía otra pregunta. "Eso me recuerda que realmente no conozco la doctrina de aquí, pero no nos vas a pedir que matemos a semihumanos ni nada, ¿verdad?"

"¿Qué cree que es la Diosa de la Luz?" Replicó el anciano del templo. "Inconcebible."

"Lo siento, solo quería estar seguro". Aparentemente, había un pequeño número de semihumanos que adoraban a la Diosa de la Luz.

Había un templo en cada reino, y lo que les faltaba de autoridad, lo compensaban con su extensa red, así que pensé que estaría bien respaldarlos. Haruno y yo nos miramos una vez más, asentimos, luego nos volvimos hacia el anciano del templo.

"Bueno. Cuente conmigo."

"Nos convertiremos en sus Héroes de la Diosa.”

Realmente no teníamos derecho a negarnos, pero queríamos hacerlo de la manera correcta. Queríamos elegir por nosotros mismos y construir una relación con este mundo. Por lo tanto, no queríamos que se nos impusiera nuestra primera gran decisión: queríamos decidir por nosotros mismos. Era egoísta, pero era importante para nosotros.

"Gracias. Les estoy profundamente agradecido." El anciano del templo parecía entender cómo nos sentíamos, y nos dio las gracias con una profunda reverencia.

En ese momento, ambos nos convertimos oficialmente en Héroes de la Diosa. No tenía intención de competir con Cosmos y los demás, pero me sentí aliviado de que Haruno y yo estuviéramos del mismo lado. Aun así, Ritsu Nakahana y la escena que ella había causado estaban parcialmente conectadas a esto. Como el príncipe se había enojado y se había negado a aceptarla como un Héroe del Rey Sagrado, ella se había marchado completamente sola, sin convertirse en una heroína para ninguno de los dos bandos. Hablando de un alborotador.

La razón por la cual el anciano del templo estaba tratando de entrenarme era porque los dos héroes más fuertes ya habían sido tomados por el lado del Rey Sagrado, lo que lo había hecho desesperarse por hacer algo por su lado en respuesta. Afortunadamente, el anciano del templo era lo suficientemente hábil como para no solo enseñar magia, sino también luchar, así que decidí aprender todo lo que pude de él antes de partir.

Tres días después, ocurrió otro incidente: el grupo de Cosmos terminó resolviendo una disputa en el mercado de ravers en la ciudad.

"¿Mercado Raver?", Le pregunté al anciano del templo, poco después de escuchar las noticias. Ni siquiera sabía lo que significaba 'raver', así que tenía curiosidad sobre los detalles.

Cuando descubrí que 'raver' era otra palabra para 'esclavo', casi le di un puñetazo en la cara al anciano del templo. Se sintió como una reacción natural para alguien que creció en el Japón moderno. En realidad, los 'esclavos' de este mundo eran un poco diferentes de lo que yo conocía.

Los Ravers eran comprados por los dueños, no tenían libertad, y podrían ser entregados a otros propietarios dependiendo de las circunstancias. Eso era lo mismo que los esclavos con los que estaba familiarizado. Sin embargo, ellos no tenían libertad con respecto a su trabajo. Tenían tiempo libre, y a menos que tuvieran un maestro particularmente horrible, nunca eran tratados tan mal como los esclavos de los que yo sabía. Los ravers tampoco necesitaban trabajar durante toda su vida
– su período de empleo era inamovible.

Este reino
– o la Alianza Olimpo, había establecido este sistema, y ​​la gente de este reino se dividía en dos categorías: ciudadanos y todos los demás. La mayoría de los ravers pertenecen a la categoría de "todos los demás", y a menos que fueran ravers criminales que habían sido degradados a ese estado como castigo, podían obtener la ciudadanía una vez que completaran su período de trabajo. Después de escuchar la explicación, parecía que cada raver estaba obligado a una especie de contrato de servicio. Eran similares a los aprendices y sirvientes contratados que a menudo había visto en películas históricas y programas de televisión.

La verdad era que, aparte de los clérigos, el resto de los sirvientes del templo eran ravers. El sistema raver también tenía aspectos de aprendizaje, por lo que algunos de ellos que servían en el templo podían estudiar para convertirse en clérigos mientras trabajaban. Además de eso, una vez que se convirtieran en clérigos licenciados, podían acortar sus períodos de trabajo y obtener la ciudadanía antes de lo normal.

Según el Sr. Mayordomo, un malvado prestamista había tratado de comprar una niña para pagar la deuda de sus padres, pero el grupo de Cosmos había intervenido valientemente y la había salvado. Era legal convertirse en un raver para pagar una deuda, pero solo si eras tú la persona que originalmente había contraído la deuda. Hacer que otro miembro de la familia se convierta en un raver era ilegal, así que si la chica realmente hubiera sido la que tenía deudas, entonces el grupo de Cosmos habría estado en un error al intervenir.

Todo sonaba tan cliché, como un episodio de algún programa de televisión. A pesar de todo, el equipo de Cosmos se había infiltrado en el mercado raver y logró capturar al malvado prestamista. Honestamente, sonaba un poco diferente de un típico acto heroico, pero todavía era una hazaña noble. Además de eso, después de investigar al prestamista, descubrieron que también había estado capturando viajeros y obligándolos a convertirse en ravers.

"No vi nada por mi cuenta, pero escuché que hubo un elfo encontrado entre los viajeros secuestrados,” dijo el Sr. Mayordomo. Aparentemente, los elfos de este mundo eran hermosos, delgados y tenían orejas largas, tal como yo los imaginaba.

"No puedo creer que se haya encontrado un elfo fuera del bosque..." El anciano del templo parecía sorprendido de que un elfo hubiera aparecido en la ciudad.

"¿Es realmente así de raro?", Le pregunté.

"Es más que raro. Dicen que los elfos nunca dan un solo paso desde sus territorios boscosos a menos que tengan una razón para hacerlo.”

Según el Sr. Mayordomo, los elfos solo abandonaban el bosque justo antes de que ocurrieran grandes desastres, por lo que en algunas áreas, eran vistos como causantes de infortunios. Este elfo no fue la excepción, y había venido a informar al rey sagrado sobre la resurrección del Señor Demonio. Después de completar su misión y entregar el informe a los héroes del rey sagrado y la princesa sagrada, la chica elfa decidió ayudar en la batalla con el Señor Demonio y se unió al grupo de Cosmos.

Estaba un poco curioso acerca de esta hermosa elfa, pero parecía que estaba muerta de ganas de pelear contra el Señor Demonio, así que no tuve tanta envidia. Por lo menos, fui un buen perdedor.

"... Oh, tal vez esto le ayude a encontrar a algunos miembros de grupo,” dijo el Sr. Mayordomo.

"¿Qué cosa?"

"Simplemente contrate lo que se llama raver de batalla. Por lo general, solo toman trabajos temporales cuando hay grandes guerras, pero algunos se emplean en contratos específicos. Estoy seguro de que serían buenos miembros de grupo para un héroe.”

"¿De-De verdad?"

No estaba seguro de cómo sería si un héroe como yo empezara a arrastrar ravers con él, pero el anciano del templo me explicó por qué contratar a un raver era algo bueno. Era visto como algo que solo la gente de clase media o superior podría hacer. Ellos confiarían los quehaceres y trabajos agrícolas a los ravers, mientras salían a sus empleos civiles. Este reino
– no, toda la Alianza Olimpo – lo consideraba una virtud. Tal vez algunos lo consideraban una chance de darles a otros la oportunidad de obtener la ciudadanía. El hecho de que tenía que "comprar" personas realmente se me quedó grabado, pero también pude ver cómo estaba simplemente pagando por un término de trabajo contratado por adelantado. Por supuesto, tenía que haber gente a la que no le importara la virtud, y abusaba de los ravers al forzarlos demasiado duro para poder vivir una vida más fácil, pero no podía rechazar este sistema basado en unas cuantas manzanas podridas. Supongo que tendré que aceptarlo como parte de la cultura de este mundo.

Al día siguiente, tomé la sugerencia del Sr. Mayordomo y del anciano del templo y salí en busca de un raver. Mientras me sentaba en el carruaje, dejé escapar un profundo suspiro. ¿Es esto lo que llaman una "brecha cultural"? Continué reflexionando sobre el giro reciente de los acontecimientos, hasta que el señor Mayordomo habló desde el asiento del conductor.

"Me olvidé de mencionarlo ayer: los artesanos y empleados que vimos en esas tiendas también eran ravers, ¿sabe?"

"¡¿De Verdad?! ¡Oww!" Accidentalmente me levanté y me golpeé la cabeza contra el techo del carruaje.

Sobando mi cabeza, me volví a sentar y escuché al Sr. Mayordomo. Explicó cómo los edificios en la ciudad de los artesanos pertenecían a la familia del rey sagrado u a otro noble, por lo que todos los artesanos eran ravers. "Las cosas difieren un poco en los otros reinos, pero así es como los artesanos son tratados aquí en Júpiter.”

"... ¿Para proteger sus conocimientos técnicos?"

"Exactamente, Sir Touya.”

El rey y los nobles pudieron contratar ravers artesanos y ocultar sus habilidades manteniéndolos juntos, al tiempo que utilizaban hábilmente el sistema maestro-aprendiz para asegurarse de que los artesanos siguieran transmitiendo todos sus talentos. En este sentido, uno podría decir que la familia real y los nobles estaban protegiendo, o tal vez monopolizando a los artesanos y sus habilidades, y quedó claro cuánto los valoraban. Quizás la ciudad de los artesanos fue creada principalmente para reunirlos a todos en un solo lugar, de modo que fuera más fácil protegerlos.

En otra nota, cuando piensas en un mundo de fantasía, lo primero que te viene a la mente es un aventurero, ¿verdad? Ese tipo de gente también existía en este mundo, pero no había muchos que emprendieran aventuras muy seguido. La mayoría de ellos tenían una base en alguna parte, de la cual cazaban monstruos y cumplían con las peticiones de los ciudadanos para ganarse la vida. Si sucedía que se estaba produciendo una gran guerra en alguna parte, participarían por paga, como ravers de batalla.

Así es – los aventureros de este mundo eran todos ravers de batalla. Cuando no había grandes luchas, trabajaban como aventureros normales. Pero si lograban grandes hazañas en la batalla, un noble podría ver lo que han hecho y contratarlos como un raver permanente. Luego, después de obtener la ciudadanía, es posible que incluso puedan ascender a la caballería. Era un escenario de alto riesgo y alta recompensa, y había muchos ravers de batalla que lo buscaban. Con eso en mente, sería peligroso que uno se uniese al grupo de un héroe, aunque también funcionaba como un contrato a largo plazo, y existía la posibilidad de que pudieran lograr algo realmente grandioso, así que no era algo tan malo.

Los ravers de batalla mujeres también parecían ser bastante comunes. Dado que el poder de las bendiciones aumentaba la capacidad física innata, permitía que las mujeres y los hombres lucharan en igualdad de condiciones. A mí me parecía una locura, pero también era común para las personas usar ravers para servicios sexuales, y algunos incluso eran contratados para ese propósito desde el principio. En este mundo, las mujeres tenían tanto poder y derechos como los hombres, por lo que ese aspecto era en ambos sentidos.

No es de extrañar que este mundo tenga tantas nobles agresivas. Ya sabes, nunca pensé en nada más que bañarme con una chica, pero pensándolo bien, este escenario mío está empezando a parecer un poco medio cocido. Si no puedo encontrar a alguien dispuesto a cumplir con mi modesta condición, entonces quizás deba llevar las cosas un poco más allá. Con ravers, podría poner mis condiciones sobre la mesa desde el principio. Además, cuando llegara el momento de bañarse con una mujer, ¿quién dijo que podría contenerme? A pesar de mis excusas, mientras me sentaba en el carruaje y reflexionaba en mi mente, me di cuenta de que me había sentido extremadamente emocionado desde el día anterior.

También se habló de cómo los semihumanos que eran capturados en la batalla a veces se convertían en ravers también. Debido a eso, siempre había una posibilidad de que aparecieran en el mercado de ravers, pero por el momento, no tenía la compostura para pensar en el futuro.

"Sir Touya, hemos llegado." Antes de darme cuenta, el carruaje había llegado al mercado raver.

Miré por la ventana para ver un edificio imponente que parecía un coliseo gigante. Había una tarima dentro de la cual supuestamente se llevaban a cabo las subastas de ravers, y dentro del edificio circular que rodeaba el escenario había varias salas de negocios que alojaban ravers divididos por categoría.

Después de llamar a la puerta de la habitación donde quería ingresar, el comerciante a cargo salió con una pequeña caja llena de papeles y me dijo que me sentara. La calidad del papel se parecía al washi, o papel japonés. Aparentemente, se usaba con bastante frecuencia en este mundo, introducido por el primer rey sagrado, tal vez.

Haciendo lo que me dijeron, me senté y el Sr. Mayordomo se acercó y se puso a mi lado. Él no dijo nada al comerciante. ¿Está actuando como se supone hace un subordinado?

"Ahora, ¿qué clase de raver de batalla estaría buscando?", Preguntó el comerciante.

"¿Tiene alguno clasificado como semihumano?" El Sr. Mayordomo fue el primero en responder. Cuando lo miré, se volvió hacia mí y me dijo: "Probablemente no tengan muchos, así que primero deberíamos quitar esto de en medio.”

Realmente yo estaba buscando un raver de batalla femenino, pero todavía estaría feliz de ver a una mujer de orejas de dragón, así que decidí quedarme callado y dejárselo a él.

“¿Ravers de batalla semihumanos? Lo siento, pero..." el comerciante habló evasivamente. No solo eran más raros, sino que los semihumanos que se convertían en ravers eran en su mayoría capturados por hacer algo malo, lo que significaba que muchos de ellos eran criminales. Los ravers de batalla eran básicamente libres, por lo que convertirse en uno no era un castigo.

"La mayoría de los semihumanos se convierten en ravers para labores. Obtienen trabajo físico comparativamente más duro.”

Cuando miré fijamente al Sr. Mayordomo, este mantuvo la calma y respondió: "Es por eso que quería aclarar esto primero.” Probablemente él ya sabía todo esto, y pensó que sería una buena ventaja encontrar uno. "En ese caso, ¿podríamos ver a sus ravers de batalla humanos después? Las mujeres, si no le importa." Habiendo renunciado a los semihumanos, el Sr. Mayordomo pasó rápidamente a la siguiente categoría.

El comerciante hizo lo que le dijeron y comenzó a sacar a las ravers femeninas de su lista, luego se detuvo de repente y miró hacia el techo, como si hubiera recordado algo. "Eso me recuerda que tenemos un hombre lagarto inusual entre nuestros ravers de trabajo.”

"¿Inusual?"

"Se vendió a sí mismo. Dijo que haría cualquier tipo de trabajo duro siempre que lo compraremos por un precio alto.”

"... ¿Por qué iba a decir eso?" Curioso, hice otra pregunta. "¿Se bañan los hombres lagarto?"

"Um, si pregunta si es de tipo pantanoso o de tipo desértico, es del tipo desértico. Un hombre lagarto de arena masculino.”

Pensé que era una pregunta extraña al plantearlo, pero aparentemente el comerciante no lo pensó así, y me dio una respuesta completa cargada de términos desconocidos para mí. Más tarde supe que los hombres lagarto vivían juntos en diferentes asentamientos creados por ellos. Los tipo pantanoso construían casas en los humedales y cerca de los lechos de los ríos, mientras que los tipos desérticos vivían en terrenos secos. Ambos tipos fueron adaptados para sus terrenos. Los tipo pantanoso eran excelentes nadadores, mientras que los tipo desértico tenían cuerpos endurecidos que permitían sobrevivir en climas hostiles.

"A los hombres lagarto del desierto no les gusta la humedad, por lo que no se bañan. Sin embargo, se enjuagan regularmente, ¡así que no tiene que preocuparse de que se ensucien!", Explicó el comerciante.

"Ya-ya veo..." Mientras el comerciante se inclinaba hacia delante e intentaba venderme al hombre lagarto, no pude evitar retroceder un poco. Debió haber pensado que le preguntaba sobre el baño porque estaba preocupado por lo sucio que podría ser el hombre lagarto. Las cosas ciertamente habían tomado un giro extraño, teniendo en cuenta que solo había venido aquí en busca de un raver femenino.

"¿Y él no es un raver criminal?", Preguntó el Sr. Mayordomo.

"¿Huh? ¡Oh, no! ¡No, claro que no! ¡Es alguien muy trabajador, y solo vino aquí porque quería ganar algo de dinero!" El comerciante comenzó a frotarse las manos cuando respondió la pregunta. Era la primera vez que veía a alguien haciendo realmente eso.

Con gestos exagerados, el comerciante siguió explicando que no había nada malo con el hombre lagarto. ¿Tenía algún interés personal en esto? Por alguna razón, estaba desesperado por lograr un contrato con este raver, que al final solo hizo que pareciera más sospechoso.

Como si hubiera estado pensando lo mismo, intervino el Sr. Mayordomo. "¿Hay algún otro problema con él?"

"Bueno, él es un semihumano, por lo que no tiene un juramento mágico sobre él. Eso pone a mucha gente nerviosa, ¿saben?”

Juramento Mágico. Era la primera vez que escuchaba el término. Miré al Sr. Mayordomo, quien rápidamente lo notó y comenzó a explicar.

"Es un tipo de magia de clérigo. Cuando lo lanzas sobre alguien, aparecen términos de juramento en su frente. Si rompen el juramento, sufrirán un dolor extremo.”

"Eso suena horrible..."

"¿En serio?" Después de escuchar mis sentimientos honestos, el Sr. Mayordomo me miró con expresión seria. Al principio parecía que esta magia infringía los derechos humanos, pero cuando escuché su siguiente línea, me di cuenta de mi error. "El Juramento Mágico solo está permitido cuando se contrata a ravers criminales para que trabajen. Sin eso, los matarían, ¿sabes?”

"... Ya veo.” Al escuchar eso, no tuve más remedio que estar de acuerdo.
Sin embargo, tenía sentido. Ciertamente tendré mucho miedo de mantener a un raver criminal a mi lado sin una especie de correa como esa. La magia de juramento permitía a las personas convertir a los criminales en ravers y castigarlos con trabajo en lugar de con la muerte. Parecía cruel a primera vista, pero esta magia de juramento estaba salvando las vidas de los ravers. Y dado que la mayoría de los ravers semihumanos eran criminales, tenía sentido por qué tanta gente se sentiría nerviosa de que el hombre lagarto no tuviera un juramento mágico, incluso si no era un criminal.

"Por cierto, ¿puede luchar?", Preguntó el Sr. Mayordomo.

"Nos dijo que era un guerrero de su tribu, así que creo que puede. Pero dijo que necesitaba mucho dinero rápido, por lo que en lugar de convertirse en un raver de batalla, donde solo sería contratado temporalmente, se convirtió en un raver de trabajo, ya que esto le permitiría un largo período de empleo.”

"Hmm. ¿Qué piensa, Sir Touya?”

Honestamente, quería un raver de batalla femenino, pero era cierto que este hombre lagarto era un hombre con el que no tendría que bañarme. Necesitaría un poco de coraje para decir 'No, por favor muéstrame a las mujeres'.

"...Bueno. ¿Debería ir a la sala de raver de trabajo, entonces?", Pregunté. "¡Oh, no, lo traeré aquí mismo de inmediato!"

Al final, mi curiosidad ganó, y decidí conocer a este hombre lagarto único. Oh, no, no fue porque el Sr. Mayordomo y el mercader me estaban mirando con desaprobación. De ningún modo. Admitiré que tenía miedo de lo que Haruno y Sera pensarían si se enteraran.

De acuerdo con el comerciante, mientras el hombre lagarto estuviera de acuerdo, podríamos contratarlo como un raver de batalla a pesar de que estaba registrado como un raver de trabajo. Aparentemente, era normal que las personas reunieran a ravers de trabajo fuertes y los usaran como soldados cuando necesitaran más ayuda.

"Mientras no me contrate temporalmente, no me importa ser contratado como un raver de batalla.”

Eso fue lo primero que dijo el hombre lagarto una vez que entró en la habitación. Tal vez fue porque estaba escuchando a través de una traducción proporcionada por la bendición de la diosa, pero él sonaba sorprendentemente bien hablado.

Estaba arrodillado sobre una pierna, pero parecía tener cerca de dos metros de altura, o dos estutes en los términos de este mundo. Era musculoso, con un gran cuerpo, y aparentemente era más grande en comparación con otros hombres lagarto de arena. El área debajo de su barbilla, su pecho y su estómago estaban acanalados como una serpiente, mientras que el resto de su cuerpo estaba cubierto de escamas ámbar. ¿Era un color protector? Parecía que ese color se combinaría perfectamente con el desierto. Se veía un poco encorvado, y básicamente tenía la parte superior de su cuerpo de un humano. Su esqueleto se veía muy diferente, especialmente en la mitad inferior, y sus piernas me recordaban a los dinosaurios bípedos o incluso a los canguros. Tenía la cara de una lagartija, una gran boca llena de pequeños colmillos, y sus ojos horizontales, largos y escarlata, me miraban directamente. Unas líneas negras trazaban sus ojos, recordándome a los ojos de un rey egipcio. Así era como se veía un hombre lagarto de arena. No tenía idea de cómo juzgarlo a primera vista, pero se veía fuerte y valiente. Lo único que llevaba era un taparrabos para cubrir sus caderas inferiores. Aparentemente, este era una vestimenta común para hombres lagarto.

"¿Puedo preguntar primero por qué necesitas dinero? Quiero asegurarme de que no sea para nada malo", le pregunté.

Ahora que había visto como se veía un semihumano, eso fue lo siguiente en mi mente. Según el comerciante, era bastante raro que los semihumanos se vendieran a sí mismos.

"... Agua. En este momento, no cae lluvia en la tierra donde vive mi pueblo.” En el momento en que oí al hombre lagarto decir eso, me imaginé una savahna donde había estaciones secas y lluviosas. "Confiamos en una reserva para sobrevivir a las estaciones secas, pero este año, fuimos atacados por un gran monstruo, y la reserva fue destruida. Logramos matarlo, pero no recuperamos el agua que perdimos.”

"Así que es por eso que quieres agua..."

"Le pedí al comerciante que le entregara a mi gente agua igual al precio por el que me vendí.”

Miré al comerciante, quien lo confirmó de inmediato con un archivo. "Parece que hizo ese acuerdo con el comerciante a cargo de los ravers de trabajo.”

Cuando los ravers se vendían a sí mismos, podían llevar las ganancias consigo a sus lugares de trabajo o pagar un cargo por el servicio para que se los entregaran en otro lugar. Ciertamente sonaba como una emergencia, por lo que el hombre lagarto había cambiado todo el dinero en agua y lo envió desde el principio. Parecía un caso especial, pero el mercado de ravers se había complacido en ayudarlo.

"Pero, ¿bastará con venderse para comprar suficiente agua para que su gente sobreviva?", Preguntó el Sr. Mayordomo.

El hombre lagarto negó con la cabeza tristemente. "Absolutamente no, pero es mejor que nada. Por lo menos, ayudará a algunos a sobrevivir.”

"Veo que ha pensado mucho en esto... ¿Y bien, Sir Touya?" El Sr. Mayordomo se volvió hacia mí. Parecía que ya era hora de que decidiera sobre mi compra.

"¡Por favor cómpreme!" El hombre lagarto me miró directamente e inclinó la cabeza profundamente.

Seré honesto aquí. Personalidad y capacidad, pensé que había alcanzado el oro.
Su cuerpo fuerte y musculoso era grande, incluso para un hombre lagarto de arena, era un guerrero, y también parecía ser una persona genuina y trabajadora. La opinión pública de los semihumanos debe haber sido realmente mala si nadie lo hubiera comprado solo porque no tenía un juramento mágico sobre él.

Pero... yo quería a un raver femenino con la que bañarme. Y si tenía que ser un semihumano, al menos quería una chica con orejas de bestia. Tal vez incluso me conformaría con una tipo lamia o una sirena con escamas de pez, siempre y cuando fuera hermosa.

Nunca antes había deseado un voluminoso hombre lagarto.

A pesar de todo eso, me las arreglé para darme cuenta de que mi baño ilimitado podría tener lo necesario para salvar a la gente de este hombre lagarto. Después de todo, permitía a las personas bañarse en cualquier momento y en cualquier lugar. Mientras yo tuviera el MP para cubrirlo, podría crear tanta agua caliente como quisiera e incluso sacarla del baño. No podría convertirme en un tanque de agua permanente para ellos, pero quizás podría ayudarlos hasta que salgan de la crisis en la que se encontraban actualmente.

Permíteme repetirlo: yo quería un raver femenino con quien pudiera bañarme. Una chica hermosa y joven. Agradablemente acentuada. Nada como este sorprendente hombre lagarto.

Pero no tenía suficiente coraje para ignorar a alguien que necesitaba la ayuda que yo podía proporcionar y decirle: "¡Denme una mujer!"

"... Bien. Te compraré.”

"¡Gracias!" En el momento en que él escuchó mi voz, la cabeza del hombre lagarto miró hacia arriba a gran velocidad. Luego, la inclinó hacia abajo hasta el punto en que parecía que iba a besar el suelo.

"¡Ohhh! ¡Entonces hagamos un contrato de inmediato! Sin embargo, ya envié el agua, por lo que no podré bajar más su precio", agregó el comerciante en un tono calculador. No es como si me importara
–ya que no seré yo el que va a pagar.

Después de darle una mirada de soslayo al comerciante mientras preparaba el contrato, llamé al hombre lagarto, quien aún estaba inclinando la cabeza.

"No creo que haya escuchado tu nombre. Yo soy Touya. ¿Cómo te llamas tú?"

El hombre lagarto levantó la cabeza y me miró directamente mientras respondía. "Yo soy Rulitora, un guerrero de la tribu Torano'o... O lo era, al menos. Es un placer conocerle.” Cuando se presentó, vi que su cola escamada estaba cubierta de rayas negras.

"Ahora sacaré a las mujeres raver,” dijo el comerciante.

"No, es suficiente.”

"... ¿Está seguro?"

Después de comprar a Rulitora, lo llevé a él y al Sr. Mayordomo a la ciudad de los artesanos. También podría haber comprado un raver femenino si hubiera querido, pero no me atrevía a decirlo. ¿Cómo podría simplemente ayudar a alguien y luego decir: "Ahora, me gustaría que una mujer se bañe conmigo?"

Pronto llegamos a la Herrería de Armas. Rulitora siempre había usado una lanza en su hogar, y dijo que las que estaban en esta herrería se sentían demasiado ligeras. Una vez que escuchó eso, un fuego competitivo comenzó a arder en el ojo del herrero, y sacó una gran guja[3], un arma larga con una hoja de un solo filo en el extremo, que era extremadamente difícil de llevar para un solo humano.

Rulitora recogió la pieza maestra súper pesada como si no fuera nada, y dio algunas cuchilladas bruscas. Incluso para mis ojos de aficionado, estos ataques se veían muy diferentes de los realizados por alguien que balanceaba un arma ligera.

"¿Supongo que te gusta?", Le pregunté.

"Sí. Esto se siente mucho mejor." Pude sentir lo feliz que estaba Rulitora.

Sí, esto definitivamente se compra. Hice que el herrero pusiera una tela escarlata en la unión de la cuchilla para que coincidiera con los ojos de Rulitora, y luego le compré un hacha de mano y un cuchillo.

Después de dejar la herrería de buen humor, era hora de que eligiéramos la armadura. Dado que el cuerpo de Rulitora estaba cubierto de escamas, no podría usar ninguna ropa debajo de su armadura, por lo que significaba que la armadura de metal estaba fuera de discusión. Mientras tanto, el equipamiento de cuero solo sería una degradación de su protección natural dada por sus escamas.

Al final, le compré una armadura de placas media hecha con el caparazón de un escorpión gigante. Este era un monstruo nativo de la tierra de Rulitora que también poseía un caparazón que era tan fuerte como el acero. Siempre que la armadura se haya creado a partir de fuentes naturales, podríamos usar la magia del pervertido maestro Ficus para evitar cualquier roce, lo que le permitiría a Rulitora usarlo sin ropa debajo.

La armadura tendría que estar hecha a la medida, así que parecía que terminaría siendo un poco cara, pero una vez más, no era yo el que tenía que pagar. Pudo haber sido un problema si se volviese realmente costoso, pero el Sr. Mayordomo no dijo nada, por lo que debe haber estado bien.

Por último, le compré una muda de ropa de la famosa marca Ficus del genio pervertido – unas túnicas simples y algunos taparrabos del mismo que llevaba puesto.

Después de que dejamos al herrero y Rulitora se puso una túnica, nos dirigimos al templo. La gente parecía sorprendida de ver a Rulitora, pero después de que les expliqué que no era un raver criminal, se calmaron.

Cuando le presenté a Haruno, ella terminó corriendo y escondiéndose detrás de la espalda de Sera. Después de que hablamos un poco, se calmó y se rio de sí misma un poco. "Estoy a punto de partir, así que tengo que prepararme para sorpresas aún mayores, ¿no?"

Rulitora fue asignado a la habitación contigua a la mía. Antes de ir a descansar, lo llevé a la oficina del anciano del templo y le expliqué que yo era un héroe que había sido convocado desde otro mundo. "El problema es mi don... Oh, supongo que sería más fácil si te lo mostrara", le dije, y luego creé una puerta al Baño Ilimitado en la pared.

En el momento en que vio la puerta, Rulitora se apoyó instantáneamente. Definitivamente fue rápido.

"No necesitas preocuparte. Este es mi don, el Baño Ilimitado. Mira adentro." Después de abrir la puerta del Baño Ilimitado y entrar, Rulitora se acercó cautelosamente a la puerta y miró dentro cuidadosamente, luego frunció el ceño y se echó hacia atrás. Parecía que el vapor del Baño Ilimitado no se mezclaba con los hombres lagarto de arena.

"¿Es esto un baño humano? Nunca había visto uno antes.”

"Sí, así es como se ven en mi mundo. Con esto, puedo tomar un baño en cualquier lugar, en cualquier momento que quiera. Es lo único que puedo hacer. ¿Puedes creer que esperan que yo pelee contra el Señor Demonio con esto? Hilarante, ¿verdad?”

"Su-supongo..." Rulitora vaciló en unirse mientras yo me burlaba de mí mismo. Imaginé que el don le parecía aún más inútil, ya que él nunca se bañaba. "Pero también me permite hacer esto", le dije, mientras giraba el grifo y llenaba un recipiente con agua. "Mira esto. El anciano del templo usó su magia para confirmar que es seguro. ¡Agua insípida, inodora y completamente pura!"

"¿Agua pura?" Rulitora tomó el recipiente y pensativamente metió un dedo en el agua. "T-Tiene razón... ¡Estaba tan húmedo allí, pero esta agua está fría! ¡Y también este recipiente!"

Hasta el cuenco lo había sorprendido. Después de todo, era de plástico, por lo que debe haber parecido algo extraño. Hace tiempo que me acostumbré, pero incluso el anciano del templo y sus ayudantes actuaron de la misma manera cuando lo vieron por primera vez.

"El Baño Ilimitado puede crear tanta agua como mi MP me lo permita. ¿Sabes lo que eso significa?"

Cuando escuchó esto, Rulitora me miró. Parecía que él lo había descubierto. "¡Con esto, mi gente podría hacer una nueva reserva!"

"Para que lo sepas, no puedo seguir suministrando agua por siempre.”

"¡Está bien siempre que tengamos suficiente para superar la crisis!"

"Sí, eso debería ser capaz de hacerlo. Es por eso que te elegí a ti." Cuando dije eso, Rulitora dejó el cuenco, luego se arrodilló ante mí e inclinó la cabeza respetuosamente. "Muchas gracias, Sir Touya. ¡Yo, Rulitora, prometo mi lealtad hacia usted!”

"Gracias, Rulitora. Soy un gran novato cuando se trata de aventuras y peleas, así que estaré contando contigo.”

"¡Sí señor!"

Eso había sido incluso más efectivo de lo que esperaba, ahora él sonaba más como mi subordinado que como mi aliado. Pero siempre había actuado como un verdadero raver desde el principio, así que no estaba realmente preocupado. No nos conocíamos desde hace mucho tiempo, pero ya podía decir que él era una persona muy sincera. Estuve feliz de aceptar la actitud de Rulitora, ya que significaba que me había encontrado como un aliado confiable.

"Pero encontrar un tercer miembro será aún más difícil ahora", dijo el anciano del templo. "Un guerrero promedio solo servirá como una molestia para una potencia como esa. Tendrá que pensar en un nuevo enfoque.”

"... ¿Lo dice en serio?"

Aquellos con habilidades que diferían de pelear probablemente iban en trayectorias de carrera completamente diferentes, a menos que tuvieran mucha curiosidad sobre el estilo de vida aventurero. Tenía perfecto sentido.

"Um... ¿lo siento?" Tartamudeó Rulitora.

"No, Rulitora, no necesitas disculparte por nada".

Hice que el anciano del templo creara una tarjeta de estado para Rulitora. La suya era de color púrpura claro, y ya estaba en el Nivel 29, un nivel más alto que el anciano del templo.

Mi tarjeta era verde, pero la del anciano del templo también era de color púrpura. Según él, los colores eran en este orden: verde, azul, morado, rojo, naranja, luego, cuando alguien sobrepasaba los límites humanos y llegaba al nivel 50 o superior, sus tarjetas se volvían doradas permanentemente. Ni siquiera el anciano del templo había visto una tarjeta dorada, pero la leyenda afirmaba que el primer rey sagrado había tenido una.

En lugar de actualizaciones automáticas, las tarjetas de estado tenían que actualizarse manualmente en un templo. Costaba bastante conseguir una tarjeta nueva recién emitida, pero simplemente actualizarlas era barato. Algunos nobles creaban tarjetas de estado para bebés recién nacidos y las actualizaban cada año para celebrar su crecimiento.

En la tarjeta de estado de Rulitora, pude ver que casi no tenía MP, pero sus otras estadísticas eran bastante altas. Su HP, STR y VIT eran incluso más altas que las del anciano del templo, pero su TEC era el más alto de todas. Tenía un MEN promedio para una persona de nivel 29, pero ciertamente no era bajo. Según el anciano del templo, Rulitora tenía una constitución de guerrero estándar, y sus estadísticas eran impresionantes.



Con eso en mente, entendí que en lugar de alinear a otro guerrero promedio a su lado, simplemente dejar que Rulitora usara su guja como un loco le permitiría desatar todo su poder como mi primera línea. Podía dejar que Rulitora tomara la delantera y yo alineara a otra persona a mi lado, pero en ese caso tendría que fortalecerme o terminaría siendo un peso para mi compañero.

Además, todavía no había reunido suficiente coraje para pedirle a una raver que se bañara conmigo. Podría haber buscado un miembro de grupo que no sea guerrero, pero igual tendría que preguntarle si estaría bien bañándonos juntos. Y si pudiera hacer eso, entonces no habría necesitado comprar un raver para empezar.

En otras palabras, había dado un gran salto atrás en mis sueños de baño.

Los siguientes días transcurrieron en paz, sin grandes incidentes. La única noticia notable fue que Natsuki Kannami, que había permanecido invicto en su búsqueda de miembros de equipo, finalmente había sido derrotado por el líder militar más grande del reino, un viejo general anciano. Natsuki Kannami le había pedido al viejo general que lo entrenara allí mismo. El viejo estuvo de acuerdo, transmitió su herencia a su hijo y se unió al grupo de Natsuki como un medio para ‘retirarse’. Eso parecía muy dramático, dolorosamente melodramático, eso es. Me preguntaba si la tarjeta de estado de Natsuki ya se había puesto azul. Aparentemente, ambos habían decidido que no había gente más fuerte en este reino, y ya se habían ido. Sentí que Rulitora sería lo suficientemente fuerte como para enfrentarlos, pero supongo que no habían echado un vistazo al mercado raver, de alguna manera, Rulitora y yo habíamos tenido mucha suerte.

Me estaba yendo bastante bien, excepto con eso de encontrar miembros de grupo. Rulitora había estado formando parte en mi entrenamiento con el anciano del templo, y yo había aprendido a usar un hechizo de clérigo elemental de luz llamado Invocar Espíritu de Luz. Este invocaba un espíritu de luz esférico que podría usarse para atacar a los enemigos. No era lo que había imaginado, pero ese era mi problema. Necesitaba poder sanar con mi magia de clérigo, o no tendría sentido tenerla, así que aprendí otro hechizo: Luz Sanadora. Este era un hechizo de curación básico, y podía curar cualquier herida que el lanzador pudiera tocar. Siempre que lograra invocar con éxito el espíritu desde el principio, estoy seguro de que podré acostumbrarme al resto con el tiempo.

Después de aumentar mi límite de agua a diario, tengo una idea de cuánto MP me quitaba. Usar magia o mi don requería MP, y comenzaba a sentir fatiga mental después de que cayera por debajo del 50%. Cuando dejaba que cayera en un tercio de lo restante, comenzaba la inercia física. Al principio, no sabía cómo controlar mi ritmo, y con frecuencia usaba tanto MP que me dejaba inmovilizado. De acuerdo con el anciano del templo, en esos momentos, lo había reducido al 10% de MP restante.

Si alguien alguna vez agotara todos sus MP, lo dejaría inconsciente, lo que lo haría virtualmente imposible. Una buena noche de descanso era suficiente para recuperar MP. Dependiendo de cuánto se perdió, una noche podría no ser suficiente para recuperar todo, pero en ese momento estaba funcionando para mí.

En otras noticias, mi manguera estaba casi completa. El caucho existía en este mundo, pero si trataban de hacerlo tan duro como una manguera japonesa, terminaría siendo demasiado rígido como para doblarse. Eso podría haber sido perfecto para la parte que se adjunta al grifo, pero al final, un artesano sugirió usar el intestino de un monstruo marino cubierto de piel para crear la manguera.

'Monstruo marino' era el término que usaban para referirse a todos los monstruos gigantes que vivían en el mar. Su olor no pasaría al agua, y era lo suficientemente resistente como para evitar que el agua se derramara, por lo que parecía que había adquirido una manguera de primera calidad. Las cantimploras que había comprado el otro día también estaban hechas de piel de monstruo marino. Aparentemente, era de sentido común para todos los viajeros llevar dos: una llena de agua y otra llena de alcohol.

Mientras tanto, Haruno estaba en una situación difícil. Un montón de gente se había reunido a su alrededor, alegando que querían 'unirse al grupo de la heroína'. Hijos de nobles se derramaban por el templo sin parar.

Cosmos estaba protegido por la princesa, mientras que los otros dos héroes ya se habían ido. Y como mi condición era muy especial, tal vez todos pensaban que Haruno era su última oportunidad. Haruno lo entendió, así que salió a encontrarse con cada una de las personas y las rechazó a todas. Después de ver lo agotada que estaba, sugerí que Rulitora les diera una prueba de habilidad para espantarlos, pero ella también lo rechazó.

Le pregunté por qué, pero solo dijo que tenía sus razones. Tal vez solo quería salir de este problema por sí misma. Tenía suficiente energía para venir a mi habitación y quejarse todas las noches, así que supuse que todavía estaba bien. En realidad, yo estaba feliz de que ella me hubiera elegido a mí para deshagorse. Aun así, había algunas personas bastante tenaces, y las cosas habían empeorado tanto que Haruno ni siquiera podía caminar fuera del templo en paz.

Afortunadamente, el anciano del templo acudió en su rescate y ordenó a un grupo de personas conocidas como las Peregrinas de la Diosa de la Luz que la protegieran. Era un grupo compuesto únicamente de mujeres que visitaban templos en varias tierras para 'permitir que la Diosa de la Luz tomara mujeres clérigas para descender a la gente', e incluso había algunas mujeres caballeros del templo entre ellas.

Como su objetivo principal era viajar y ayudar a la gente en un mundo donde los monstruos corrían desenfrenados, habían llenado al grupo con los miembros más hábiles del templo. Habían sido contactadas inmediatamente después de que Cosmos fuera atacado, y la facción más cercana acababa de llegar en el último momento.

Las peregrinas que vinieron para proteger a Haruno y a mí también eran algunas de las candidatas para grupo que el templo había recomendado. Pero como yo ya tenía a Rulitora y estaba ocupado haciendo guardia dentro del templo con mi entrenamiento, solo quería que concentraran todos sus esfuerzos en proteger a Haruno. Por supuesto, el baño ilimitado todavía estaba en el fondo de mi mente. Sería más que un poco difícil acercarse a los caballeros femeninos del templo con sus uniformes blancos de gran calidad y decir: "Por favor, báñate conmigo". Al final, Haruno comenzó a salir diariamente de la ciudad con las peregrinas para poder entrenar, en parte para que no causara más problemas para el templo. La gente trataba a las Peregrinas de la Diosa de la Luz como recipientes de la diosa, lo que significaba que poseían una gran autoridad. Enfrentarlas significaba enojar básicamente a todos los que estaban cerca. Esto hizo que los hijos de las familias nobles se volvieran impotentes, lo que ciertamente me tranquilizó.

Varios días más pasaron, hasta que ocurrió otro incidente. Esta vez, sin embargo, no fue un incidente de los malos. Mientras entrenaba fuera de la ciudad, Haruno había logrado salvar a una chica que había sido atacada por un grupo de monstruos.

"Todo lo que realmente hice fue abrazar a la chica y temblar, sin embargo..." Dijo Haruno tímidamente, pero aun así, pensé que merecía elogios simplemente por no escaparse.

Sera y las peregrinas fueron las que realmente lucharon contra los monstruos. Además de eso, cuando uno de los monstruos atacó a Haruno, quien lo destruyó no fue otra que la chica que había salvado.

"Umm... Permíteme presentarte a mi nuevo miembro de equipo", dijo Haruno, y luego guió a una chica que había estado escondida a su sombra.

Era pequeña, con el pelo color cacao que le llegaba hasta los hombros, y solo era tan alta como para llegarme al pecho. También llevaba una capa de aspecto tosco que parecía demasiado grande para su pequeño cuerpo.

"Su nombre es Rium. ¡Ella puede usar magia!"

"... Soy Rium. Encantada de conocerte."

"Eh, un placer conocerte, también, Rium.”

La auto-presentación de Rium había sido breve, y movió un músculo en su rostro mientras hablaba. Supuse que ella era del tipo calmado y silencioso. No estaba seguro del estado de Rium, pero parecía una niña, así que la llamé por su nombre desde el principio, y a ella no pareció importarle. Más tarde supe que ella había viajado desde Atenas, otro reino de la Alianza Olimpo, después de ganar un interés en los rumores sobre los héroes recién convocados.

Sera puso una mano sobre el hombro de Rium. Ella se veía muy feliz. "Solo tiene 14 años, pero ya se ha convertido en una habilidosa maga de cristal.”

"¿Maga de cristal?"

Pronto aprendí que Rium podía usar lo que se llamaba "magia de cristal", que tenía el poder de crear objetos mágicos. El nombre proviene de cómo estos magos usaban cristales especiales cargados con magia, también conocidos como cristales mágicos, para crear todo tipo de cosas diferentes. Cuando Rium derrotó al monstruo que atacó a Haruno, ella había sacado de su bolsillo lo que parecía un pincho de plata. En el momento siguiente, lo transformó en una lanza de plata y ensartó al monstruo. En una nota lateral, las herramientas utilizadas para crear tarjetas de estado eran hechas por magos de cristal.

Aun así, si Rium tuviera 14 años, eso la convertiría en una estudiante de segundo año de secundaria en mi mundo. Visualmente, la pequeña chica parecía una estudiante de primaria. Se veía bastante fría, especialmente en contraste con lo emocionadas que estaban Haruno y Sera. Ambas deben haber pensado que Rium era la chica más adorable que jamás habían visto, y tal vez incluso estaban empezando a verla como una hermana pequeña.

Desde el día siguiente, el grupo de Haruno comenzó a entrenar en el patio del templo. El anciano del templo la había convencido de entrenar dentro de los terrenos del templo ya que era muy peligroso afuera. Mientras yo estaba ocupado atendiendo mi deber diario de sacar agua del baño, Haruno y Sera se enfrentaban a Rulitora en un entrenamiento de espada. Reajusté la ubicación de mi puerta para poder verlos mientras trabajaba.

Haruno se veía muy digna cuando sostenía una espada
y muy increíble. Había oído que ella solía hacer arquería, pero era difícil de creer que hubiera sido una completa aficionada a las espadas hasta hace una docena de días atrás o así. Los movimientos de Haruno ya se veían claramente más pulidos que los de Sera.

"¡Pe-pero usted también está progresando, Sir Touya!" Uno de los sirvientes del templo me animaba mientras esperaba que el barril actual se llenara de agua.

Era cierto que en comparación con cuando comencé, podía seguir el ritmo de Rulitora y el anciano del templo mucho mejor ahora. Pero no tenía intención de ponerme engreído y creer que en realidad tenía algún tipo de potencial oculto. Haruno probablemente tampoco era una maestra de la espada sin descubrir. Como dijo el anciano del templo, todo era gracias a las bendiciones que recibimos de la Diosa de la Luz, el ser más sagrado de este mundo. A primera vista, Haruno parecía una jovencita tranquila, por lo que verla balancear con valentía una espada hacia un enorme hombre lagarto creaba una escena bastante impresionante.

Mientras tanto, Rium se interesó en el Baño Ilimitado por alguna razón, y se metió dentro. En el interior del baño, solo había una única cortina que separaba el baño del área de vestirse. En ese momento, la cortina estaba abierta. Coloqué el barril en el área de vestirse y estaba usando la ducha para llenarlo de agua cuando me senté junto a él en una silla de plástico que había traído de la zona de baño. ¿Dónde estaba Rium? Bueno, ella estaba caminando en la zona de baño, aparentemente sin preocuparse por lo húmeda que estaba, y mirando fijamente un determinado objeto.

"¿Qué es esto?", Preguntó ella, apartando mis ojos del entrenamiento de Haruno. En su mano, ella sostenía una botella de champú.

"Eso es champú", respondí. "Básicamente es jabón para lavar el cabello.”

"... Pero se siente como si hubiera líquido adentro", dijo ella, mientras sacudía la botella al lado de su oreja e intentaba escuchar lo que estaba sucediendo. Sus ojos hacían que pareciera que estaba confrontándome por algo. Como el jabón líquido no existía en este mundo, debe haber parecido que estaba mintiendo.

"No, no estoy mintiendo. Aquí, dámelo y pon así tus manos.”

Rium me entregó sospechosamente la botella de champú. Cuando presioné la boquilla y un poco chorreó sobre sus diminutas manos, sus ojos se agrandaron. Probablemente ella ni siquiera entendía cómo funcionaba la boquilla.

A continuación, saqué un poco de agua caliente de la bañera y la dejé caer sobre sus manos. "Aquí, trata de enjabonarlas.”

"... ¿Así?" Cuando Rium movió sus manos, lentamente se cubrieron de burbujas blancas.

El jabón en este mundo era más primitivo de lo que yo sabía, y no se enjabonaba así de maravillosamente. Los sirvientes que aún esperaban que se llenara el agua también miraron con curiosidad a las burbujas. Mientras Rium lo miraba, sus ojos se iluminaron. A pesar del hecho de que ella había sido tan cortante hasta ahora, sentí que finalmente estaba empezando a ver rastros de una expresión que correspondía a una niña de su edad, incluso se veía un poco infantil. No es de extrañar que Haruno y Sera la encuentren tan adorable.

"¡Oye, no te comas eso! ¡No es crema!"

En el momento en que vi a Rium abrir su boca y mover algunas burbujas hacia ella, frenéticamente la detuve. Mientras rápidamente lavaba las burbujas, Rium me miró de nuevo, pero por alguna razón, esta vez parecía extrañamente infantil y tierna.

"¿Qué está pasando allí?" Acabando con su entrenamiento, Haruno y Sera echaron un vistazo dentro del Baño Ilimitado. Rulitora odiaba el vapor, por lo que estaba parado un poco detrás de ellas.

"Oh, bueno, Rium simplemente intentó poner unas burbujas de champú en su boca.”

"Oh… lo siento. Rium, eso no es comida." Una vez que Haruno la corrigió, Rium se inclinó y miró hacia el suelo.

Parecía un cachorrito haciendo pucheros, así que traté de animarla. "Estoy seguro de que cualquier otra persona de este mundo hubiera pensado que también era crema.”

"Quizás. Para empezar, aquí no tienen mucho jabón y estos no producen muchas burbujas", agregó Haruno. Ella se bañaba en el templo todos los días, así que pensé que sabía de lo que estaba hablando.

"Touya..."

"¿Hm? ¿Qué pasa, Rium?” Rium tiró de mi manga, así que me agaché y la escuché.

"Es interesante. Quiero probar este baño de otro mundo.”

"... ¿Qué?"

"¡¿Rium?!" Haruno chilló.

Sin previo aviso, Rium nos había dejado caer una gran bomba y había dejado a Haruno tambaleándose.

Aun así, podía decir que Rium estaba muy seria por la forma en que me estaba mirando fijamente. Parecía que realmente no le importaba bañarse conmigo. Haruno intentó disuadir a Rium de que no, mientras que Sera también entró en pánico.



"Um, Rium... creo que deberías esperar a que sean mejores amigos antes de hacer algo como eso..."

"¿No somos amigos?"

"¡No, sí lo son! ¡Touya es tu amigo!”

"¡Entonces podemos ir juntos!"

"¡Pero, um, eso es diferente!", Gritó Haruno, mientras levantaba los brazos y hacía una gran X. Era divertido verla actuar de manera sorprendentemente poco femenina y linda.

Incapaz de seguir mirando, Sera intentó un enfoque más simple. "Rium, piénsalo por un momento. Bañarse juntos significa que tú y Touya necesitan desnudarse y sentarse uno junto al otro en ese pequeño baño. ¿No te parece eso vergonzoso?”

"No."

"¡Bueno, lo es! ¡Es extremadamente embarazoso! ¡Yo me estoy avergonzando de solo pensarlo!”

Desafortunadamente, nada pareció funcionar en Rium. Sera solo parecía estar cada vez más avergonzada con su propia imaginación. Incluso ella tenía sus momentos densos. En contraste, las dos hicieron que la - siempre confundida Rium pareciera colosalmente valiente. Y debo decir que yo estaba empezando a sentirme un poco triste por lo desesperadamente que estaban tratando de cambiar la forma de pensar de Rium. Supongo que no debería haberme fijado tanto en sus pechos...

"¡Deben ser más mejores amigos de lo que son ahora!"

"No entiendo.”

"¡Entiéndelo! ¡Por favor!"

"¿Por qué sigues gritándome?" Por fin, Rium ladeó la cabeza y comenzó a cuestionar las frenéticas protestas de Haruno.

En respuesta, Haruno me miró y se sonrojó de nuevo. ¿Dónde se había ido todo ese ruido de antes?

"Umm..." comencé. "Si hay algo que no quieren que escuche, supongo que me iré..."

"¡No, no es eso! ¡Para nada es algo así!" Haruno comenzó a balancear sus brazos como loca.

Eventualmente, ella pareció calmarse un poco. Aclarándose la garganta, miró a Rium y comenzó a hablar en voz tranquila. "Rium, ya no eres una niña, así que debes cuidarte mejor. Bañarte junto a alguien es algo que solo puedes hacer con alguien en quien realmente confíes.”

"¿Tú no confías en Touya?"

"¡Me da vergüenza! Siento que puedo ser capaz de confiar en él, ¡pero ese es un tema completamente diferente!” Así que ella confiaba en mí. Eso me hizo un poco feliz. "Y además, tú apenas lo conoces. No sabes de él lo suficiente como para decidir si puedes o no confiar en él, ¿verdad?”

"..." Rium miró alternando entre Haruno y yo, luego asintió lentamente, como si entendiera.

Sera palmeó una mano en su pecho con alivio, luego me miró e inclinó la cabeza. "Lo siento mucho por toda la conmoción, Sir Touya..."

"Oh no, está bien. Más importante, toma. Este es un regalo para ti." Le di a Sera un set de baño que contenía jabón y champú.

"¿Qué? Pero esto es..."

"Si se me acaba, siempre puedo crear más con mi MP. Y ya he demostrado que los artículos no desaparecerán aunque los saquen del baño. También sé que este jabón está en un nivel completamente diferente al jabón de tu mundo.”

Después de ver a Haruno durante los últimos días, me di cuenta de que su pelo había perdido el brillo que recordaba haber visto la primera vez que la conocí. Probablemente se debía a la baja calidad del jabón que estaba usando. Si usaba el champú que provenía de mi Baño Ilimitado, estaba seguro de que su cabello negro estaría brillando de nuevo en muy poco tiempo.

"Sabes cómo usar este tipo de champú, ¿verdad? No trates de comerlo como lo hizo Rium, ¿de acuerdo?” Intenté lanzar una pequeña broma, pero Sera escuchaba cada palabra con una cara muy seria.

"¿Esto realmente está bien? Parece un objeto tan valioso..." Ella tenía razón. En este mundo, era imposible encontrar tal cosa. Pero aún así quise que ella y Haruno usen mi jabón.

"Bueno, siempre y cuando solo lo usen entre ustedes mismas, y no lo conviertan en algo para hacer negocios..."

"Entiendo. Nunca haría algo para traicionar tu confianza, Sir Touya.”

"Bien, gracias. Confío en ti también, Sera." Ella se tomaba todo esto tan en serio, sentí que debería ser yo quien diera las gracias en su lugar.

Pensándolo bien, esto podría reducir mis posibilidades de bañarme con ellas... Pero parece que no podré hacerlo por un tiempo, así que estoy seguro de que esta fue la decisión correcta.

"Muchas gracias, Touya", dijo Haruno.

"... Gracias." Rium siguió la iniciativa de Haruno, se acercó y me dio las gracias por su cuenta.

"Duele si se te mete en los ojos, así que pregúntale a Haruno cómo usarlo, ¿de acuerdo?" Le dije.
 
Mientras las miraba regocijarse por el jabón, se me ocurrió una idea. Si hubiera comprado una raver chica solo para poder tener a alguien con quien bañarme, nunca hubiera podido volver a verlas a los ojos nunca más... Y así, decidí hacer todo el jabón que pude y crear una reserva para poder seguir dándoles más y más regalos.

En los días que quedaban antes de mi partida, salí a hacer algunas compras y seguí entrenando. Quería aclimatarme a este mundo lo más rápido posible. Fui con el grupo de Haruno, por supuesto, que tenía tres caballeros peregrinas que las custodiaban. Una de esas tres era una amiga de Sera, y tenía cerca de la misma edad que Haruno, por lo que ya estaban en términos amistosos. Temí que salir con una armadura completa hiciera que la gente del pueblo nos tuviera miedo, pero había mucha gente caminando con ravers de batalla para protegerlos, así que ni siquiera llamábamos la atención. Rulitora, el lagarto de arena gigante que caminaba junto a nosotros, definitivamente recibió la mayor atención.

Un día, fuimos a un café abierto que servía café vienes, que había visitado el día del festival. A Haruno también parecía gustarle, y su rostro no dejaba de sonreír. Hasta aquí todo bien.

Rulitora luchaba con la pequeña taza, pero no era adverso a tomar café. Por supuesto, yo pagué por todo. Quería entender el costo promedio de las cosas en este mundo, así que usé el dinero que había ganado vendiendo agua. Al principio, Haruno trató de pagar por su parte, pero yo fui terco y le dije que mi honor como hombre estaba en esto. Pagué por Rulitora también, pero solo porque era su empleador.

Luego, para ayudar a Haruno a tener una idea del precio de las cosas, fuimos de compras juntos. Como yo era el más experimentado, no tuve más remedio que guiarla. Realmente me sentía como si estuviéramos en una cita, así que estaba un poco nervioso.

Mientras estábamos de compras, me encontré atrapado mirándola mientras ella escaneaba los productos alineados en los escaparates de las tiendas. ¿Debería tratar de sostener su mano? No, si probara algo así de repente, podría hacer que ella me odiara... Entonces, mientras continuaba dudando, sentí que alguien me agarraba de la mano.

"... Juntos." No era Haruno, sino Rium.

Antes de darme cuenta, ella tenía a Haruno en su otra mano, y parecía bastante satisfecha. Mientras caminábamos juntos, no pude evitar observar cómo las tres peregrinas que nos miraban suspiraban decepcionadas.

Varios días más pasaron, hasta que la manguera que ordené finalmente fue completada. Cubierta de piel gris de monstruo marino, se parecía más a una manguera de camión de bomberos.

También hice que los artesanos me prepararan un
rickshaw[4]. Pensé en lo que tendríamos que hacer para llegar a tierra de Rulitora lo más rápido posible. Al final, decidí que solo tener corriendo a Rulitora sería más rápido que usar caballos.

Una vez que empaqué la comida y otros artículos que habíamos comprado en el rickshaw, finalmente estábamos listos para partir. Nos iríamos un poco antes que Haruno, pero esto era para salvar la tierra de Rulitora, así que no teníamos elección. Además, ella tenía a Sera, Rium y las peregrinas con ella. Lo mismo sucedía con Cosmos: cuantos más miembros de equipo tenía un héroe, más tiempo les tomaba prepararse para irse. Pero valía la pena en mi opinión, siempre y cuando eso significara que Haruno tendría un viaje seguro.

El anciano del templo se ofreció a prestarme algunas de las peregrinas también, pero lo rechacé. Si el templo les ordena que se bañen conmigo, probablemente lo hagan, pero es exactamente por eso que no pude aceptarlo. Bañarse con alguien que recibió la orden de hacerlo no sería diferente de bañarse con un raver. Además, si tuviera más miembros en el equipo, no podríamos montar en el rickshaw. Yo quería salvar a la gente de Rulitora lo más rápido posible, y luego mantener segura a Haruno lo más posible, y para poder completar ambas metas con toda seguridad, Rulitora y yo no tuvimos más remedio que salir por nuestra cuenta.

Yo ya había hablado con Haruno al respecto, así que fue un trato hecho. Haruno dijo que se sentía culpable de cómo ella era la única que tenía tanta gente protegiéndola, pero cuando le expliqué cómo funcionaba el Baño Ilimitado, ella lo entendió. Cuando yo cerraba la puerta del Baño Ilimitado, resultaba imposible acceder desde el exterior. Incluso hice que el anciano del templo hiciera un pequeño experimento – ni siquiera la magia podía hacerle ni una pizca de daño. Esto también hizo que fuera imposible para mí establecer contacto con el exterior, pero si estaba Rulitora peleando, probablemente estaría mejor sin mí allí para ser una molestia. El Baño Ilimitado era pequeño, por lo que no muchas personas podrían esconderse dentro al mismo tiempo. Con eso en mente, viajar como un grupo de dos personas era definitivamente la mejor opción.

La noche antes de partir, me di varias vueltas en la cama, incapaz de sacar a Haruno de mi mente. Desde que ella entró al Baño Ilimitado ese día, habíamos hablado mucho. Haruno estaba en primer año en la escuela secundaria en nuestro mundo. Ella iba a una academia de chicas muy prestigiosa conocida que hasta yo conocía. Mencionó que había estado en escuelas para niñas desde que se convirtió en una estudiante de secundaria, por lo que no había hablado tanto con un chico en mucho tiempo. También resultó que era hija de un político. Ella siempre había tenido ese aire de alta sociedad, pero ahora estaba seguro de que ella era de una familia adinerada.

No quería obligarla a que solo hablara ella, así que también le conté sobre mi familia. Yo solo era un estudiante de segundo año normal en una escuela secundaria pública, con un padre asalariado y una madre que trabajaba a tiempo parcial. Honestamente, no teníamos nada en común aparte del hecho de que ambos habíamos nacido en Japón – pero nos habíamos encontrado en un mundo completamente diferente.

Debe ser el destino. ¿Estoy siendo demasiado romántico por mi propio bien aquí?

Yo... creo que ella me gusta...

Su cabello negro brillante y su actitud suave y dócil... el hecho de que era una chica que sabía cómo adaptarse y comportarse, y tenía una buena educación... qué tan fuerte era en su interior, y qué tan sorprendentemente divertida podía ser. Cuando pensaba en cómo el champú que creé había ayudado a su cabello negro a recuperar el brillo que había perdido temporalmente, me sentí orgulloso. No podía negar el hecho de que me sentía cerca de ella ya que era de mi mismo país, pero también había sido una fuente de consuelo para mí durante la última semana.

Lo más importante, quería bañarme con ella desde el fondo de mi corazón. Quería sacar lo que había aprisionado debajo de su pechera, su sobreveste[5] y su capa, y dejarlos flotar en mi baño. No estaba bromeando – estaba muy serio. Haruno fue la razón por la que decidí no comprar una raver chica para tener a alguien con quien bañarme. Yo solo quería bañarme con Haruno y nadie más.

"¡Ahhhh! ¡Owww!" Una vez que entendí eso, accidentalmente rodé más allá de la cama y caí al suelo.

Extendiendo mis brazos y piernas en el suelo, continué reflexionando sobre mi problema. Estaba preocupado – preocupado por Haruno. Ella me gustaba, pero si eso era todo lo que había, no tendría que preocuparme por nada. Habíamos compartido una reunión muy fantástica – fue un clásico escenario de "chico conoce chica.”

"Pero, Sera es realmente agradable también..."

Mi problema era que Haruno no era la única que me gustaba. Yo sabía cuánto esfuerzo había dedicado Sera a ayudar a Haruno. Ella tenía un fuerte sentido de la responsabilidad, pero eso no era todo. Después de todo el trabajo en equipo que habían hecho, lo más probable es que se convirtieran en mejores amigas.
Sera quería ayudar a su amiga. Probablemente era la emoción más poderosa que ella sentía. Ella era muy amable, y también tenía 18 años, un año más que yo, con cabello rubio que me recordaba a la cálida luz del sol. Su cabello ondulado se había vuelto aún más brillante después de que comenzó a usar mi champú. Su piel también parecía tierna y brillante, y como tenía la fama de una joven y hermosa clériga, solo la hacía parecer aún más radiante. Pero lo que más me llamó la atención era la generosa y redonda retaguardia que escondía debajo de sus túnicas de clérigo.

Quería bañarme con ella – no solo con Haruno, sino también con Sera.

"¿¡Pero cómo podría olvidarme de Rium!?"

No podía permitirme descuidar a Rium, el otro miembro del grupo de Haruno. Ella tenía solo 14 años, con el pelo liso color cacao que le llegaba hasta los hombros. En términos del Japón moderno, sería una estudiante de segundo año en la escuela media. Sin embargo, su pequeño cuerpo la hacía parecer más una estudiante de primaria.

Rium era tan adorable, y yo quería adorarla. Parecía estoica a primera vista, pero yo sabía que ella era más que solo eso. Sus ojos se iluminaron cuando vio el burbujeante champú, y me mostró una expresión que parecía mucho más joven que su edad. Apuesto a que si le enseñase más cosas, esa curiosidad brillaría en sus ojos otra vez. Nunca hubiera podido hacerlo delante de Haruno, pero aun así me arrepentí de no haberme bañado con Rium cuando ella lo había solicitado. Pero ya era demasiado tarde, y no tenía sentido llorar por eso.

Entonces, no me gusta Haruno... Me gusta todo su grupo. ¿Cómo puedo ser alguien con tan pocos principios? Pero no importa lo que me dijera a mí mismo, no podía olvidar el paraíso que había visto en ese sueño. Si tuviera que seguir viviendo con el Baño Ilimitado, lo mínimo que quería era intentar convertirlo en realidad.

Cuando afirmé mi impura resolución, alguien llamó a mi puerta. "Um, soy yo, Haruno. ¿Estás despierto, Touya?”

Haruno... Ella siempre viene de visita a esta hora. Me apresuré a saltar y dejarla entrar.

"Gracias..." Ella estaba en pijama, como de costumbre, y sostenía su vestido cerrado con ambas manos. Tal vez se había convertido en un hábito inconsciente para ella esconder siempre su pecho. "Touya, tus ojos..."

"¡Err, lo siento!" Presa del pánico, la miré directamente a los ojos y me disculpé.

"Eres... un pervertido, ¿verdad, Touya?"

"No puedo negar eso." Después de todo, acabo de estar soñando con cómo quería bañarme con ella.

"Supongo que esa es una mejor respuesta que la negación", dijo ella con un suspiro.

De acuerdo con Haruno, ella tenía la capacidad de sentir los motivos ocultos dentro de las personas. Era algo que le resultaba natural. Debido a eso, prefería cuando las personas eran abiertas en lugar de cuando trataban de ocultarle algo tan mezquino como una mirada hacia el área de su pecho. Por supuesto, hubiera sido mejor simplemente no mirar nada, pero era importante disculparse honestamente cuando uno accidentalmente lo hacía.

"Tengo una solicitud para ti, Touya. Tú puedes invocar espíritus de luz, ¿verdad?”

"¿Huh? Oh, sí."

"¿Podrías intentar atacarme con uno?"

"... ¿Qué?" Miré a Haruno sin comprender.

Esto la puso un poco nerviosa. "Está bien, de verdad, solo inténtalo.”

"Whoa whoa whoa, espera un segundo. Yo fui golpeado accidentalmente por uno en mi entrenamiento, y esas cosas realmente duelen.”

"Por favor, solo... confía en mí.”

"Lo hago. Probablemente más que nadie en este mundo. Pero esto es diferente. No hay forma de que sea capaz de atacarte, Haruno."

Mientras escuchaba, Haruno comenzó a verse un poco avergonzada. En retrospectiva, supongo que dije algo bastante chocante. Sin embargo, solo estaba siendo honesto.

"Grr... eres tan malo, Touya.”

"Sería malo si te atacara.”

"Bueno... Sí, creo que tienes razón." Después de pensar por un momento, Haruno finalmente pareció estar de acuerdo conmigo. "Lo siento. ¿Puedes abrir el Baño Ilimitado entonces?”

"¿Huh? Claro." No sabía lo que ella quería, así que simplemente hice lo que me dijo y abrí la puerta.

"Ahora bien, si me disculpas. Oh, Touya, por favor entra también. Quiero usar el agua.”

"Oh, bien."

Haruno entró en el baño, tomó un poco de agua caliente en un recipiente y luego se la echó sobre la cara.

"¡Whoa!"

No tuve oportunidad de detenerla. Rápidamente le entregué una toalla, pero ella se negó con un ademán de su mano. Cuando miré su mano, me di cuenta de algo – ella no estaba ni un poco mojada.

"Mira de cerca, Touya. No estoy mojada en absoluto", dijo Haruno, luego abrió las manos para mostrarme. Con eso, su vestido se abrió un poco, y pude ver claramente cuán grandes eran sus pechos ocultos.

"¡No ahí!"

"Lo-Lo siento!"

"Vamos..."

Ella tenía razón. Y no solo eran sus manos: su hermoso cabello negro, su piel de porcelana, su vestido y su pijama estaban todos secos.

"¿Qué demonios...?"

"Reflexión Ilimitada... Tengo el poder de evitar la influencia de cualquier cosa creada por MP. Esto significa que ninguna magia, elementos mágicos o incluso dones pueden tocarme." Yo ya había escuchado todos esos términos antes, y tenía sentido. La miré, y ella asintió. "Este es mi don.”

Haruno me miró con ojos serios. Era una habilidad increíble, no sabía qué decir. Entonces, me di cuenta de algo.

"¡Espera, espera un minuto! Haruno, si la magia no funciona contigo, ¿significa eso que no puedes curarte con magia? ¡Eso no es bueno!"

"Oh, no necesitas preocuparte por eso. Si elijo dejar que me toque, lo hará. Mira.” Haruno se enrolló una manga y puso su mano en el agua. Cuando ella la sacó, estaba claramente seca. "Es cómo tú, que puedes abrir y cerrar la puerta de tu Baño Ilimitado. En mi caso, este don refleja automáticamente todo a menos que me concentre en ello.”

Pasé una mano sobre mi pecho por el alivio – al parecer, ella podía encenderlo y apagarlo. "Uf... Si tu Don impidiera que la magia te sanara, habría evitado a toda costa que te marcharas.”

"Perdón por hacerte preocupar.” A pesar de su tono de disculpa, Haruno estaba radiante.

Incidentalmente, después de algún tiempo, a Haruno se le volvió imposible reflejar el jabón y otras cosas que se hubieran tomado del Baño Ilimitado. Haruno sospechaba que era porque algo creado por MP había pasado a ser 'un objeto común'. Durante los últimos días, Haruno había pedido en numerosas ocasiones que le diera jabón, resulta que todo era parte de un experimento para probar su Don.

"Bueno, eso es nuevo para mí. ¿Pero por qué decidiste pedirme ayuda, y contarme sobre tu Don?"

"Um... tú confiaste en mí y me contaste sobre tu Don, así que no quería mantener el mío en secreto.” Haruno se meneaba nerviosamente mientras respondía mi pregunta.

Al parecer, ella me había contado sobre su Don porque confiaba en mí. El anciano y los demás sabían sobre mi habilidad, principalmente porque yo no veía el sentido en esconder un Don como ese, pero aparentemente Haruno no lo había tomado de esa manera. A pesar de todo, estaba agradecido de que eso me hubiera dado puntos con ella.

"Oh. Gracias, Haruno.”

"No, gracias a ti, Touya." Después de agradecernos el uno al otro, Haruno y yo nos miramos a los ojos y nos reímos.

Una vez que salimos del Baño Ilimitado, cerré la puerta y la hice desaparecer. En lugar de regresar a su propia habitación, Haruno se sentó en una silla en la mía. Como solo tenía una, yo me senté en la cama.

"Touya, ¿puedo hacerte una pregunta?"

"Por supuesto."

"¿Es la razón por la que has tenido problemas para encontrar miembros para tu grupo... por tu Don?" Ella dio justo en el clavo.

"Bueno, ya sabes lo pequeño que es. No puedo imaginarme bañándome con otro chico allí. Hice que el anciano del templo y sus ayudantes ingresaran para confirmar cómo funcionaba mi Don, pero realmente no puedo decir que haya sido divertido.”

"Entonces, ¿por eso elegiste a Rulitora?"

"Sí, de otro modo me sentiría culpable por no dejar entrar a alguien al baño. Rulitora odia los lugares húmedos, por lo que no puede entrar en baños como estos, lo que significa que puedo mantener mi conciencia limpia.”

"Ya veo..." Haruno asintió, luego miró hacia abajo como si estuviera pensando en algo.

Ella era una persona inteligente, por lo que me preocupaba que supiera cuál era mi motivo oculto, pero también me sentí un poco feliz de que hubiera puesto tanto empeño en algo relacionado conmigo. Eventualmente, ella levantó la cabeza un poco y me miró.

"... Realmente preferirías bañarte con una chica, ¿eh?"

Otro tiro al blanco. Pero sabía que esconder algo sería una decisión equivocada, así que decidí aclarar todo.

"Bueno, soy un chico. Si tuviera que bañarme con alguien, preferiría que fuera una mujer.”

"Así que también es por eso que fuiste a comprar un raver, ¿eh?"

"... Al principio, pensé en comprar una raver chica. Pero ya no más. Terminé con la idea de comprar un raver con el cual bañarme.”

"¿Por qué es eso?"

"Si lo hiciera, no sería capaz de mirarte directamente a la cara.” Me avergonzó mucho decir eso en voz alta, y sabía que mi cara se había puesto roja como una cereza.

Haruno también se sonrojó en extremo. "... No es justo que digas algo así en un momento como este", dijo Haruno en un tono dulce, mientras fruncía los labios.

"¡De verdad, te acabo de decir la verdad!" Le discutí, desesperado para que ella me creyera.

Era la verdad pura y dura. La cara de Haruno se volvió aún más roja mientras miraba hacia abajo. Parecía que ella me creía.

Con la cabeza gacha, comenzó a hablar. "La verdad es que, al principio me asustabas. Ya sabes, cuando te pedí que me permitieras entrar al Baño Ilimitado.”

"Oh... Sí, supongo que tiene sentido, teniendo en cuenta lo que sucedió.”

"Pero luego me dijiste que no había necesidad de apresurarlo, ¿recuerdas? Fue entonces cuando me di cuenta de que no eras tan aterrador después de todo.”

Bueno. Parece que tomé la decisión correcta en ese momento.

"Hiciste algunas cosas realmente buenas por Sera y por mí después de eso también.”

"Simplemente no podía ignorarte", le dije, mientras inconscientemente desviaba mi mirada. Ahora era mi turno de avergonzarme.

Mientras movía los ojos, sorprendí a Haruno sonriendo y mirándome. "Ha sido divertido hasta ahora. Muchas gracias. Estaba feliz de tener todo ese jabón, también.”

"No, el placer fue todo mío... me alegro de que hayas recuperado tu hermoso cabello.”

"Todo es gracias a tu champú, Touya." Haruno miró hacia abajo otra vez. El verla darme las gracias cortésmente me dejó perdido. Entonces, ella sonrió, y su expresión se volvió seria. "Touya, tengo algo importante que preguntarte.”

Desconcertado por el repentino cambio de tono, arreglé mi postura y me preparé para escucharla. Mis instintos japoneses me tenían sentado con las piernas cruzadas en mi cama.

Haruno me miró profundamente a los ojos. Me sentí tan nervioso mientras esperaba que ella abriera la boca otra vez.

"¿Te gustaría... bañarte conmigo?"

Me caí de la cama. "¡¿Te ​​pusiste seria para eso?!"

"¡Esto es importante! ¡Extremadamente importante! ¡Para mí, al menos!"

"Bueno, eso puede ser así, pero vamos, ¡mira qué tensa estaba la situación!"

"¡Pensé que sería la atmósfera adecuada para lo que estaba preguntando!"

"Urk..." La energía de Haruno me había dejado tambaleándome.

Probablemente ella ya se había dado cuenta de que me gustaba. No le había dicho directamente, pero tampoco lo estaba ocultando. No sabía lo que estaba pasando en la mente de Haruno, pero si consideraba los detalles que rodean mi Baño Ilimitado, no había manera de que ella pudiera sentir indiferencia al respecto. En otras palabras, ella estaba en lo correcto al acercarse a mí de esta manera.

Me senté derecho y le contesté honestamente. "Quiero bañarme contigo.”

Mientras escuchaba mis palabras, Haruno bajó la cabeza avergonzada, y su rostro adquirió un color rojo ardiente.

Si voy más lejos, ella podría terminar odiándome. Pero elegí serle completamente sincero... Decidiendo eso, me sería imposible seguir escondiéndole cosas, fortalecí mi resolución y seguí hablando.

"También quiero bañarme con Sera y Rium.” Los ojos de Haruno se abrieron de par en par, probablemente por el impacto o por sorpresa.

¡Sabía que no debería haber dicho eso! Eso pensé, cuando de repente, se echó a reír.

"... Se supone que debo enojarme aquí, ¿no?"

"Sí, quiero decir, sé que fui yo quien lo dijo, pero está bien estar enojada, ¿sabes? La única razón por la que lo dije fue porque sentí que no podría ocultarlo.”

Justo después de escuchar eso, el rostro de Haruno se quedó en blanco. Mientras me preguntaba qué había dicho mal, ella me preguntó en un tono acusador: "¿Tienes miedo de mí?"

Aparentemente pensó que sentía que no podía ocultarle nada porque le tenía miedo. Haruno era tan perspicaz que no pude evitar preguntarme qué tan duro debió haber sido para ella tratar con la gente hasta ahora.

De nuevo, decidí tomar la ruta honesta. "Temo que me odies porque esconda cosas.”

Estaba seguro de que a Haruno no le hubiera gustado que le ocultara algo, así que decidí ser sincero sobre todo. No quería que ella me odiara. Sabía que lo que estaba diciendo sonaba loco, pero esa era la razón principal por la que lo decía. Debería haber acabado con mis deseos impuros, pero si los humanos pudieran purificarse tan fácilmente, probablemente todos hubiéramos alcanzado la iluminación.

Haruno dejó escapar un suspiro, luego comenzó a hablar en un tono incómodo. "...Lo siento. Te estaba probando, Touya.”

"Ya lo sabías, ¿eh?"

Haruno me dio un pequeño asentimiento. "Si me hubieras escondido las cosas sobre lo del baño, probablemente habría tenido dudas sobre seguir siendo tu amiga.”

Haruno parecía sentirse mal por esto, pero considerándolo desde su lado, era natural que ella quisiera averiguarlo, y yo no era lo suficientemente intolerante como para juzgarla por ello.

"Pero ya que me dijiste la verdad, siento que las cosas se ven positivas para tu pedido, incluso si no puedo garantizarlo de inmediato", dijo Haruno, luego dejó escapar otro suspiro. "Pero tampoco esperaba que fueras tan honesto sobre lo de Sera y Rium.”

"Pero lo sabías, ¿verdad?"

"Bueno sí. A veces tus ojos se ven realmente pervertidos..."

Yo estaba conciente de ello – esa era exactamente la razón por la que decidí ser completamente honesto con ella, ya que yo mismo terminaría por delatarme.

"¿Qué crees que debería hacer en esta situación?", Preguntó ella.

"Uh, no creo que sea la persona adecuada para responder eso.”

"¿Crees que debería bañarme contigo?"

Después de que posiblemente reconsideró nuestra amistad, y luego pensó positivamente al respecto, aquí es donde habíamos llegado. Honestamente, estaba desgarrado. Sentí que si dejaba pasar esta oportunidad como lo hice con Rium, solo me arrepentiría al final. Pero en ese momento, solo tuve una respuesta.

"No quiero bañarme contigo mientras tengas reservas.”

Puede sonar como si estuviera siendo un cobarde, pero quería tratar sus sentimientos con respeto, incluso si eso significaba verse más débil. Afortunadamente, parecía que ella entendía esto.

Cuando sus mejillas se pusieron de un tímido tono rojo, ella me dirigió una mirada tan tiernamente dulce. "... Eres muy injusto, Touya." Aunque ella desvió su mirada de nuevo, no parecía tan coqueta como antes. Después de un momento, volvió su rostro hacia mí. Ella se veía un poco más tranquila. "Creo que he estado confiando demasiado en ti, ya que somos del mismo mundo y todo.”

Por supuesto, yo también sentía algo especial por ella porque éramos del mismo mundo, pero mis sentimientos iban mucho más allá. "Estoy en el mismo barco – pero esa no es la única razón por la que empezaste a gustarme.”

"Lo mismo vale para mí. Eres un pervertido, Touya, pero también sé que eres amable y confiable.”

Nos miramos el uno al otro en silencio por un momento. Pude sentir que mi cara se calentaba. Espera un momento... ¿acabamos de confesar nuestros sentimientos el uno por el otro? ¿Y en realidad está resultando ser un éxito?

No tenía palabras. Sentí que si me acercaba más a ella, podría arruinar todo, así que permanecí perfectamente congelado en mi cama. Haruno todavía estaba roja, con una expresión muy dócil en su rostro.

Eventualmente ella levantó la vista y me miró con ojos serios y decididos. "Lo que temo... es llegar al punto en el que confié en ti para todo.”

"Pero en realidad nunca..."

"No. Hemos sobrevivido hasta ahora porque el templo nos está apoyando, pero ya es hora de que ambos partamos", dijo Haruno de una manera apaciguadora.

Ella estaba en lo cierto. La única razón por la que habíamos sobrevivido hasta ahora era porque el templo cubría todos nuestros gastos de subsistencia. No estaríamos aquí ahora si no fuera por ellos. Tal vez yo podría haber sobrevivido vendiendo agua, pero quizás es por eso que Haruno sintió que terminaría confiando en mí para todo.

"Honestamente, quería irme contigo. Pero si confío en ti aquí, solo terminaré causándote problemas.” Claramente, Sera no era la única en su grupo que tenía un fuerte sentido de responsabilidad. "Quiero ser fuerte. Lo suficientemente fuerte como para no tener que depender de ti o de mis aliados para todo.”

"Entiendo. Yo he llegado hasta aquí solo gracias a Rulitora también.”

A pesar de que Haruno y yo fuimos convocados como héroes, aún nos quedaba un largo camino por recorrer. Mi entrenamiento diario con Rulitora me lo había enseñado de principio a fin.

"Una vez que mi grupo esté listo, iremos a Atenapolis", dijo Haruno.

"¿La tierra de Rium?"

"Sí. Aparentemente ahí es donde está su maestro. Tú vas a la tierra natal de Rulitora, ¿verdad, Touya?”

"Sí, ahí necesitan desesperadamente agua. Una combinación perfecta para mí y mi Don, ¿no crees?"

Haruno estuvo de acuerdo con una sonrisa. "Touya, volvamos a encontrarnos una vez que ambos seamos más fuertes."

"Una vez que nos volvamos más fuertes, ¿eh? Suena bien para mí."

No hay forma de que pueda luchar contra el Señor Demonio. Una vez que aprendí lo débil que realmente era, ese pensamiento nunca abandonó mi mente. Cuando me vaya, voy a estar corriendo por mi vida. Pero si lo pienso como una forma de ganar confianza para la próxima vez que me encuentre a Haruno, tal vez me dé una perspectiva más positiva en mi viaje. Necesito ser más fuerte en este mundo. El aumento en la posición social también es una buena opción. Con poder y capital, podré cuidar de Haruno y de los miembros de su grupo. Solo de pensarlo me hacía sonreír.

"¿Estás pensando en cosas pervertidas de nuevo?" Haruno era tan perspicaz. ¿O tal vez mi cara era así de fácil de leer?

"Solo pensaba que si me volvía más fuerte, podría bañarme contigo, Sera,
y Rium.”

"Oh, vamos... Bueno, lo pensaré. Sin embargo, no puedo responder por Sera y Rium.”

"¿Huh?"

Haruno me miró directamente, luego asintió lentamente con su rostro ruborizado, como si hubiera decidido algo. Después de dar unos pasos hacia mí, empujó su cuerpo contra el mío y acercó su rostro. "No nos veremos por un tiempo, así que haré esto...", dijo ella, y luego cerró los ojos. Era evidente que estaba esperando un beso.

"¡¿Guau, Haruno?!"

Pero ella no dijo nada, lo que también me dejó sin palabras.

Si no la beso aquí, ¿en qué me convertirá eso? Me sacudí la vergüenza y acerqué su cuerpo tanto al mío que pude sentir su suave y voluptuoso pecho empujándose contra mí.

Mi cara todavía está demasiado lejos, pensé, luego puse algo de músculo en el brazo que tenía alrededor de su cintura y nos empujé aún más cerca. A pesar de lo formidable que se veía cuando peleaba, ella tenía una cintura increíblemente delgada.

"... Haruno." Con mi corazón latiendo en mi pecho, moví la cara, cerré los ojos y presioné mis labios en los de ella.

Perdí el sentido de cuánto tiempo pasó después de eso. Si nos quedamos así por un momento o una eternidad, eventualmente, lentamente quité mis labios de los suyos, abrí los ojos y la miré a la cara. Ella también abrió lentamente los ojos y me devolvió la mirada. Estábamos tan cerca que podíamos sentir el cosquilleo de la respiración del otro.

Mientras miraba las mejillas rosadas y los ojos húmedos de Haruno, un pensamiento se me vino a la mente. Necesito ser lo suficientemente fuerte como para ganar su respeto.

"Touya..." Esta vez, fue Haruno quien presionó sus labios en los míos.

Habíamos dicho todo lo que necesitábamos. Simplemente mirándonos a los ojos y llamándonos por el nombre del otro era suficiente para hacernos felices. Mi corazón latía tan rápido. De vuelta en mi mundo natal, habría estado bastante agotado cuando se tratara de amor, pero creo que simplemente nunca tuve la oportunidad de experimentarlo realmente.

Debo ser una persona realmente posesiva. En este momento, siento que no quiero entregar a Haruno a nadie. Incluso desearía poder partir en nuestros viajes juntos. Pero si lo hiciera, impediría que ella alcance su objetivo de ser lo suficientemente fuerte como para no tener que depender de nadie, y eso es lo único que no quiero hacer. Temo al Señor Demonio, pero no quiero que mi viaje sea solo un medio de escape. Quiero que sea una forma de lograr uno de mis objetivos. Y algún día, me voy a bañar con todo el grupo de Haruno.

"... Tus ojos se ven pervertidos de nuevo." De repente, Haruno me miró de forma acusadora.

"Sí, estaba pensando en bañarme contigo", respondí con orgullo, lleno de confianza indomable.



"Creo que esto es a lo que se refieren cuando dicen que el amor crea debilidad.”

"Puedes decir eso de nuevo. Honestamente, no quiero dejar tu lado. Ojalá pudiéramos partir juntos.”

En respuesta, Haruno me dio una sonrisa deslumbrante. Fue tan adorable que me hizo abrazarla con todas mis fuerzas. Haruno pareció sorprendida y se estremeció por un momento, pero luego rápidamente movió su brazo alrededor de mi cuerpo y me abrazó. No quería dejarla, pero sentí que si no la soltaba pronto, nunca sería capaz de hacerlo. Nos besamos por última vez, reconfirmando cómo nos sentimos los dos, y luego separamos nuestros labios.

De repente, escuché un traqueteo. Haruno miró hacia la puerta, y mis ojos la siguieron rápidamente. Estábamos dentro del templo, así que dudé que fuera una especie de intruso, pero le di a Haruno una daga por si acaso, me moví frente a ella y abrí la puerta.

"Ja... Ja, ja, ja..." Al otro lado de la puerta vimos a Sera, Rium y las tres caballeros del templo.

Aparentemente, habían estado esperando allí todo el tiempo, esperando que sucediera algo en nuestra última noche antes de partir. ¿Esperando que sucediera ‘algo’? Era obvio lo que buscaban, aunque no pude evitar preguntarme cómo pudieron escucharnos.

Haruno rápidamente se apartó de mí e inclinó la cabeza hacia abajo. Traté de imitarla lo mejor que pude.

"Errr... Uhh, lamento que ustedes hayan tenido que ver eso", dijo Haruno.

"Oh, no, fue bastante... ¡Um, quiero decir...!", Tartamudeó Sera.

"¡Sí, no necesitas disculparte por nada, Haruno! ¡Si alguien debería estar disculpándose, soy yo!" Grité.

"Pero, Sir Touya, se veía tan serio y varonil, incluso yo... ¡Err, espere, no!" Sera parecía realmente confundida.

"Sera, solo cálmate. Respira hondo," le dije.

"Hooo, haaa..."

Siguiendo mi consejo, Sera levantó ambos brazos, sacó pecho y comenzó a respirar profundamente. Cuando hizo esto, su pecho se abrió paso a través de la suelta túnica, permitiéndome ver sus curvas con bastante claridad. A mi lado, Haruno escondió su propio pecho con sus manos y me miró. Parecía que tanto Haruno como Sera tenían la costumbre de ocultar sus pechos.

Recientemente, sin embargo, noté algo. Comparado con Haruno, quien intencionalmente hacía que sus grandes senos fueran difíciles de ver, Sera tenía grandes pechos que se escondían naturalmente de los que la rodeaban. Debido a eso, a veces Sera los revelaba sin querer, como con su profunda respiración.

"¿Eso te calmó?" Pregunté.

"Sí. Por favor discúlpeme..." Finalmente calmada, Sera me miró por un tiempo.

"Hmm..."

"¿Pasa algo?" Ladeé la cabeza. Parecía que ella estaba reflexionando sobre algo.

Aplaudió ligeramente, luego caminó hacia adelante y me abrazó. "No puedo hacerlo tan bien como Lady Haruno, pero..." Con eso, Sera me dio un beso en la mejilla derecha. A diferencia del cabello negro y liso de Haruno, Sera tenía un cabello rubio ondulado que me hacía cosquillas en las mejillas, haciéndome sentir que me estaba envolviendo.

Sera movió su cabeza hacia atrás, me sonrió y luego me mostró su mejilla derecha. Parecía que ella quería que le devolviera el favor. Nerviosamente, planté un beso justo en su mejilla derecha.

"¿Es normal decir adiós de esta manera en tu mundo?", Le pregunté.

"¿Qué? No, en absoluto. Solo me puse un poco celosa de Lady Haruno, eso es todo.”

"Uh... entiendo.”

"También me bañaré con usted eventualmente, ya que es alguien en quien puedo confiar, Sir Touya." La sonrisa de Sera no poseía intenciones maliciosas. Dado que ella solía actuar bastante informal a mí alrededor, lo interpreté con una luz positiva, esperando que significara que ella confiaba y me admiraba.

Luego, Rium tiró de la manga de mi túnica. Cuando la miré, ella susurró: "Baja".

Hice lo que me dijo y me agaché junto a ella, luego le mostré mi mejilla izquierda. Rium vaciló un momento, luego entrecerró los ojos como si hubiera tomado una decisión y me besó la mejilla. A diferencia de Sera, fue un beso largo.

Después de apartar la cara, Rium parecía avergonzada e inquieta. Tampoco parecía capaz de mostrarme su mejilla. En represalia, besé a Rium en ambas mejillas y en su frente, luego apreté su pequeño cuerpo y le di unas palmaditas en la cabeza. Ella se veía tan linda mientras sus ojos se le salían de la sorpresa.

"Ten cuidado tú también, Rium. Asegúrate de llevarte bien con Haruno y Sera, ¿me oyes?" Después de soltarla, la miré a los ojos y le dije eso, Rium simplemente asintió con la cabeza mientras se ponía más y más roja.

Luego, saqué algo que había preparado por adelantado: champú y jabón que había estado almacenando desde el Baño Ilimitado. Con esto, el cabello de Haruno y el de los miembros de su grupo quedarían protegidos. Cuando las tres caballeros del templo vieron eso, se alegraron. Deben haber sido fanáticas de mi jabón también. Le había dado tanto al grupo de Haruno que fácilmente podían dejar que las peregrinas también usaran algo. Cuando les dije esto a las tres caballero, se alegraron y me agradecieron con sus caras radiantes.

Cuando terminaron de darme las gracias, Haruno me lanzó una mirada exasperada. "... Eras muy popular incluso en tu propio mundo, ¿verdad, Touya?"

"Ni un poco. Tú eres la primera persona a la que he besado, ¿sabes?”

Ciertamente me estaba dejando llevar – pero ellas parecían estar bien con eso, lo cual me dio más coraje. Sabía que nunca sería capaz de hacer nada de esto en mi mundo natal.

"¡Ta-También fue mi primera vez! ¡Así que, um, una vez más!" ¿El verme besar a las otras dos causó esto? – ¿Ella estaba simplemente celosa? De cualquier forma, Haruno y yo nos movimos el uno hacia el otro nuevamente para un último e intenso beso.

Las tres caballeros vitorearon una vez más. Pero una vez Haruno y yo seguimos con lo nuestro, una, dos, tres veces, sus vítores se hicieron más suaves, hasta que nada más que el silencio nos envolvió. Así fue como terminé la última noche antes de mi partida.

A la mañana siguiente, Rulitora y yo actualizamos nuestras tarjetas de estado. Yo había llegado al nivel 7. Mis estadísticas habían subido, mientras que mi MP se había disparado. El nivel representaba la fuerza, lo que significaba que todo esto era gracias a mi entrenamiento. La razón por la que mi MP aumentó tanto fue probablemente porque había estado creando agua y jabón todos los días. Mientras tanto, el nivel y las estadísticas de Rulitora apenas habían cambiado. Parecía que cada vez era más difícil subir a un nuevo nivel, por lo que el entrenamiento que me llevó al Nivel 7 apenas le había significado nada a él.

Ese día, íbamos a partir de Jupiterópolis y dirigirnos a la tierra natal de Rulitora en el páramo del sur. Me sentí triste por irme, pero sabía que no podría quedarme aquí para siempre si quería lograr mi objetivo.

Levanté mi cabeza y caminé hacia la entrada del templo.

"Touya, estás sonriendo." Haruno picó mi mejilla.

"Ups." Traté de hacer que mi cara pareciera más seria.

"Pero tú también lo estás, Haruno..."

"¡¿Qué, de-de verdad?! Sera, no tengo ningún chupetón, ¿verdad?" Dijo Haruno con una sonrisa.

"Todo bien. Espere, ¿eso significa que ustedes dos se estuvieron besando de nuevo esta mañana?”

"Sir Touya, por favor, entre," me llamó Rulitora.

“Bien", dije mientras subía al rickshaw.

Estos eran más comunes en la ciudad que los carruajes. Parecían un cuenco inclinado, donde el pasajero se sentaba sobre una manta arrojada sobre todo el equipaje. Debido a esto, uno tenía que empacar cuidadosamente las cosas para que todo lo que estaba encima pudiese actuar como un cojín. Probablemente podría acomodar a dos o tres personas sin ningún tipo de equipaje, pero actualmente apenas podía llevar uno.

Llevaba una brigandina en el torso, unos brazaletes para proteger mis brazos, guanteletes para proteger mis muñecas, grebas para proteger mis piernas y un casco de cara abierta. Coloqué mi hacha de mano y mi gran escudo redondo a mi lado sobre la manta, para que estuvieran al alcance. También tenía mi daga atada a mi costado como arma secundaria. Además de toda mi armadura, llevaba una sobrevesta, principalmente para evitar que la luz del sol calentara mi armadura de metal. Escogí una mágica que era especialmente resistente al calor.

Por fin, todos mis preparativos finalmente se completaron. Mientras los niños que había bañado arrojaban confeti al aire, salimos del templo, acompañados por los vítores de todas las personas que habían venido a despedirnos. Todos se habían reunido para ver al Héroe de la Diosa partir. Con una mirada más de cerca, vi a Kopan, el comerciante de agua que me había ayudado a ahorrar algo de dinero, y a los propietarios de las tiendas que había visitado junto con Haruno y los demás.

Rulitora miró a la multitud. Parecía haber notado algo también.

"Hmm..."

"¿Qué pasa, Rulitora?"

"No... Probablemente fue solo mi imaginación.”

"Oh. ¿Huh? ¿No es ese el tipo del mercado de ravers?”

"Sí, lo es. Y la persona que está junto a él es el gerente de los ravers de labores que me cuidó.”

Ligeramente a la izquierda de donde Rulitora estaba mirando, vi a la gente del mercado raver. También vi a los herreros de las armas y armaduras también. Parecía que todos los que nos habían cuidado en la Capital Sagrada habían venido a despedirnos, y me sentí muy agradecido.

Miré hacia atrás una vez más, luego miré a Haruno, que estaba de pie junto al anciano del templo y el Sr. Mayordomo. Haruno, Sera y Rium agitaban sus manos una al lado de la otra. A su alrededor, las tres caballeros habían levantado sus espadas en el saludo habitual del templo. Mirándolas desde la distancia, podía decir lo buenas que eran siendo caballeros.

Necesito ser más fuerte, para poder apresurarme y alcanzar al grupo de Haruno. Con la determinación palpitando en mi corazón, emprendí mi viaje a través de este mundo fantástico.


[1] Una cota de malla, generalmente una hecha de anillos de hierro o placas unidas a lona u otra tela.
[2] Yo sé como se dice, simplemente me gusta más de está forma.
[3] En Occidente, una guja o archa era un arma de asta medieval, cuya moharra es una hoja con forma de espada o sable curvo
[4] Un rickshaw es un vehículo ligero de dos ruedas que se desplaza por tracción humana, bien a pie o a pedales.
[5] Es una túnica sin mangas cubierta por delante en su mitad inferior y forrada toda de armiños o de una tela de color vistoso.

4 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Para cuando pueda, date cuenta, que estos son bastante largos de traducir.

      Eliminar
  2. Gracias por la traducción... esta interesante la novela.... cada cuanto tiempo publicas esta novela ?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es irregular,como dije en el comentario anterior, es muy largo de traducir ya que es una novela ligera, no una web novel. No podría darte un tiempo exacto entre publicación y publicación.

      Eliminar