jueves, 4 de octubre de 2018

Mixed Bathing Vol. 4 Cuarto Baño - ¡Lava a tu Hermanita en el Horizonte del Crepúsculo!


Mixed Bathing in Another Dimension

Volumen 4

Cuarto Baño - ¡Lava a tu Hermanita en el Horizonte del Crepúsculo!


Durante el día, Clena me ayudaba a practicar. Durante la noche, las diosas me daban lecciones especializadas en mis sueños. Las diosas de la Luz y el Fuego se mostraron especialmente entusiastas y me entrenaban hasta el cansancio. Ya que la clave de todo esto era un hechizo clerical de luz, tenía sentido que la Diosa de la Luz estuviera apasionada. Era extraño lo emocionada que estaba la Diosa del Fuego, pero también tenía sentido después de mirarla un poco.

Sólo había una explicación: tenía la sangre hirviendo y le encantaba la oportunidad de hacerme sufrir así. Incluso apareció con una camiseta roja y una espada de bambú esta noche. Definitivamente estaba haciendo ese papel.

Su chaqueta estaba desabrochada y tenía una camiseta blanca de gimnasia debajo. Su figura curvilínea todavía era obvia bajo ese traje, así que honestamente no sabía dónde mirar. Además, la Diosa del Fuego tenía el hábito de acercarse a mí cada vez que se ponía nerviosa. A menudo también se negaba a dejarme ir. Normalmente levantaría los brazos de alegría, pero ahora no era el momento. Si la Diosa de la Luz no hubiera puesto fin a su comportamiento, yo no habría sido capaz de absorber ni una palabra de lo que estaban tratando de enseñarme. Su figura mientras hacía que la Diosa del Fuego se sentara para un severo sermón era satisfactoria. Aunque si su falda ajustada fuera sólo una pulgada más corta, mi psique habría estado en peligro.

¿Cómo aprendieron las diosas acerca de la ropa de mi mundo? Normalmente leen mi mente porque yo no podía hablar normalmente con ellas. ¿Sacaron la información de mis recuerdos? En ese caso, ¿estaba la Diosa de la Tierra exhibiendo su escote bronceado que prácticamente estaba saliendo de la blusa de enfermera blanca porque yo lo estaba imaginando de esa manera? No, estaba pensando demasiado en esto. No debería concentrarme demasiado en ello.

La Diosa de la Tierra no me estaba entrenando intensamente esta vez, sino que asumió un papel más de apoyo. Pero en cierto modo, ella era el mayor obstáculo para mi entrenamiento. Tenía la personalidad más gentil de todas las diosas, pero aun así poseía una abrumadora avalancha de material que yo necesitaba agarrar. No podía mencionarlo ya que estaban siendo tan serias, sin embargo. Mi mente estaba simplemente podrida. Debería estar orgulloso de haber aprendido Luz Purificadora en tan solo cinco días, mientras que también soportaba esos repetidos bombardeos de rebotes.

Luego estaba el hecho de que Balsamina aún no se había acercado a nosotros como esperábamos. Pensé que apenas me las había arreglado para aprender el hechizo a tiempo con suficiente rango para recuperar el aliento.

“Ella va a aparecer de nuevo, ¿verdad?”

“Considerando todo lo que ha hecho hasta ahora, dudo que se dé por vencida después de ese último intento...”

Las cosas se veían preocupantes, así que nos reunimos en la habitación de Cosmos para hacer un plan. Incluso la princesa parecía preocupada por el hecho de que Balsamina no había aparecido después de una semana. Esta vez, todos los de mi grupo que se quedaron en el hotel se unieron a Rulitora y a mí en la habitación de Cosmos.

Sólo Mark y Crissa habían dejado la Doncella de las Olas Rugientes. Nuestras subastas habían terminado, así que se unieron a Shakova y Pardoe para quedarse en casa de Rondalan y ayudarle a trabajar en el barco. Aparentemente estaban haciendo un esfuerzo final y se mantenían ocupados. Mark debió aburrirse porque no tenía nada que hacer mientras yo practicaba magia, y el submarino se completaría más rápido si los ketolts prestaran su ayuda, Shakova podría empezar a intentar entrometerse en el diseño, pero Pardoe y Mark deberían ser suficientes para detenerlo. Me preocupaba si un grupo de artesanos entusiastas podrían cuidar de sí mismos, pero para eso estaba Crissa.

“Me pregunto si le habrá pasado algo a Balsamina...” Cosmos se preguntaba carente de sentido. Sin embargo, no podría culparlo por preguntar. Yo también estaba muy preocupado por dónde estaba Yukina.

Pero no podíamos salvarla quedándonos parados y esperando. Necesitábamos pensarlo bien. Debía haber una razón por la que Balsamina aún no había aparecido. Pensé en lo que podría haber sido diferente entre sus ataques del pasado y los de ahora, y se me ocurrió una teoría.

“¿Quizás es porque nosotros estamos aquí?”

Teníamos mucho más poder de lucha contra ella ahora. Era muy posible que ella hubiera dejado de atacar porque nos tenía miedo. La princesa no reaccionó favorablemente a mi idea.

“Ella fue lo suficientemente imprudente atacándonos por su cuenta hasta ahora, así que dudo que unas cuantas personas más la disuadieran…”

Tenía razón. Balsamina era mucho más idiota de lo que yo había supuesto. Tal vez debería agradecérselo. Si ella no nos hubiera confundido y hubiera atacado al grupo de Cosmos, ¿qué habría sido de Yukina?

“En ese caso, ¿entonces por qué? Dudo que Yukina la detenga.”

“Tendría más sentido si alguien más le impidiera venir.”

“¿Alguien más? ¿Como Yukina?”

“No, Yukina normalmente tomaría la iniciativa para encontrarme.”

“¿Entonces por qué no ha aparecido todavía?”

“La cuestión es cuánta libertad tiene sobre sus propias acciones ahora mismo.” Ella había seguido las órdenes de Balsamina y se había retirado la última vez. Sólo tenía una idea más.

“Quienquiera que haya invocado a Yukina debe estar ahí fuera. El hechizo de invocación es bastante avanzado, ¿no?”

Sí, me refería al misterioso ser que podía usar el hechizo de invocación del héroe de la oscuridad. Una persona que podía usar magia no era necesariamente inteligente, pero al menos tendían a serlo debido a la cantidad de estudios que se necesitaban para aprender hechizos. Si había algún otro poder que detuviera a Balsamina en este momento, el sospechoso más probable era este practicante. Pero eso nos puso en una mala situación. Tendríamos que averiguar dónde se escondía Yukina por nuestra cuenta.

“¿Tienes alguna idea de dónde podría estar el escondite de Balsamina?”

“Si tuviera una suposición, iría allí para ganármela. ¡Jajajaja!” Cosmos se rió. En otras palabras, no tenían pistas.

Bueno, eso era lo esperado. Aunque el grupo de Balsamina tuviera una base de operaciones, tendrían que seguir cambiándola para seguir a Cosmos. No podíamos pensar en otra cosa que pudiéramos hacer ahora mismo, así que simplemente nos recordamos el uno al otro que no bajáramos la guardia y desestimáramos la reunión.

Sin embargo, algo completamente inesperado sucedió esa noche. Balsamina vino sola a la habitación de Cosmos.

Agarramos nuestras armas y corrimos hacia él tan pronto como pudimos, pero desafortunadamente ella ya se había ido para cuando llegamos allí. Sin embargo, la sala seguía llena de conmoción, ya que varias guardaespaldas armadas vigilaban por la ventana. La habitación en sí parecía intacta y apenas tocada. No parecía que hubiera estallado una pelea.

Cosmos y la princesa estaban sentados en el sofá. Ricott estaba de guardia cerca de ellos, mientras Foley preparaba el té para todos. La princesa estaba leyendo algo, así que fui con Ricott y le pregunté qué había pasado.

“¿Qué hizo Balsamina?”

“Me invitó a salir... ¿Supongo?” Contestó Cosmos desde el sofá mientras se peinaba hacia arriba con los dedos. No te pregunté a ti.

“Ella había venido a entregar una carta de desafío por escrito.”

“¿Una carta de desafío?” Preguntó Rulitora con expresión inquisitiva. La carta era para Cosmos, pero la princesa la estaba leyendo ahora mismo. La miré y ordenó a una guardaespalda que entregara un mapa y la carta que habían recibido.

“¿De qué se trata esta carta?”

“...Balsamina le pidió a Sir Cosmos que viniera a una isla en la costa. Estábamos en el proceso de verificar su ubicación en un mapa ahora mismo.”

“Un duelo en una isla remota, eh...”

Esto era como Ganryujima. Sí, el duelo entre Musashi Miyamoto y Kojirou Sasaki. Mientras reflexionaba sobre ese pensamiento, Clena se entrometió frenéticamente en la conversación.

“Esperen un segundo. ¿Significa eso que ustedes son los únicos que fueron invitados...?”

“...Sí, sólo nosotros. Me dijo que fuera sin decirles nada.”

“¿Qué?”

Así que así fue. Era la voluntad de Balsamina, o tal vez de quienquiera que estuviera tirando de los hilos detrás de ella. Si las fuerzas enemigas habían aumentado en número, entonces simplemente había que separarlas. Eso era lógico.

“Pero en ese caso, ¿no podemos escondernos dentro de barco?” preguntó Roni mientras inclinaba la cabeza. Ella tenía razón. Una cosa era que tuviéramos que ir a pie, pero era bastante fácil equivocar lo grande que era el grupo si íbamos en barco.

“Balsamina debe haber sido la que pensó en esto...” Foley murmuró, con una mirada de lástima en sus ojos.

“En ese caso, ¿deberíamos asumir que Balsamina actuó sin seguir órdenes?” Preguntó Rulitora.

“Es una posibilidad.” Ricott asintió sinceramente.

“Asumiendo que hay una mente maestra detrás de todo esto, debe haber evitado que ella regrese porque ahora tenemos fuerza en los números. Pero entonces a Balsamina se le ocurrió la idea de separarnos, así que actuó por su cuenta.”

“Eso explicaría por qué no había lanzado un ataque la semana pasada.”

Clena estuvo de acuerdo con mi idea. Rulitora, la princesa y Ricott asintieron a su vez.

“Así que Balsamina tiene tantas ganas de verme?” Cosmos de repente se levantó y empezó a bailar, pero lo ignoramos.

Oh, pero Foley tenía problemas para mantener sus ojos alejados de él. Ella siguió mirándole a los ojos. Sus mejillas estaban sonrojadas, casi como si se hubiera dejado llevar por su comportamiento. Bueno, cada uno tenía sus propias preferencias. También decidí ignorarla.

“Supongo que podemos hacer que el grupo de Touya embarque en secreto en nuestro barco, y luego navegar a la isla...” A la princesa también le costaba mucho ignorar a Cosmos. Pero tuvo una reacción diferente a la de Foley. Sus labios estaban fruncidos y su expresión rígida. También podría ignorarla.

De todos modos, ese era el plan de la princesa, pero yo tenía una idea diferente.

“A mí también me gustaría sugerir algo. ¿Cuándo será el duelo?”

“Dentro de tres días. Nuestro análisis dice que tendremos mucho tiempo para llegar allí si partimos la mañana de hoy,” contestó la princesa mientras me mostraba un mapa del mar. La isla a la que se refería estaba dentro de la bahía de Neptunópolis. ¿Así que ahí estaba su escondite?

“Ya que tenemos tiempo para prepararnos, mi grupo puede preparar nuestro propio barco.”

“¿No que la carta nos decía que viniéramos solos...?”

“Nuestra nave se llama submarino. Puede navegar bajo el agua.”

Si nos quedábamos bajo el agua, podríamos acercarnos a la isla sin que nos atrapen. Afortunadamente, ya habíamos comprado la comida en conserva que necesitábamos en caso de que yo no pudiera aprender Luz Purificadora a tiempo. Podríamos zarpar en cuanto termináramos de almacenar la comida dentro del submarino.

“¿Ba-Bajo el agua...?” Los ojos de la princesa se abrieron de par en par. No sólo ella, sino también Ricott y las otras guardaespaldas de élite parecían no poder creer lo que yo acababa de decir.

“Es la cosa en la que Rondalan estaba trabajando.”

“...Oh, ahora lo entiendo.” Estaba claro cómo todos veían a Rondalan por esa frase.

Caminamos hasta el taller de Rondalan tan pronto como terminó nuestro encuentro con el grupo de la princesa. Sí, el grupo de la princesa. Cosmos jugaba un pequeño papel.

Tenía muchas preguntas cuando Cosmos de repente se las arregló para reclutar a la princesa para su grupo. Pero ahora sólo tenía una idea. Estaba agradecido de que la princesa actuara como guardiana de Cosmos. Honestamente. ¿Quién sabría lo que le pasaría a ese tipo despreocupado si lo dejaban solo? También me sentiría incómodo si un ser humano de mi mundo no pudiera sobrevivir a su viaje. Estaba muy agradecido de que la princesa hubiera estado allí para él.

Cuando llegamos al taller y le dijimos a Rondalan que queríamos zarpar en tres días, él nos respondió rápidamente que podíamos ponerlo en marcha mañana por la mañana. Sorprendentemente, Pardoe y Shakova se habían emocionado y se las arreglaron para ayudar a terminar la construcción del barco antes de lo previsto. Tenía curiosidad por saber cuánto habían ganado con la casa de subastas, pero no pregunté hasta más tarde, sabiendo que su arduo trabajo debía haber dado sus frutos.

“Quería poner cualquier otro relieve por aquí...”

“Detente mientras vas ganando, purr.”

“No, no, si pudiera embellecer el exterior un poco más....”

“Eso degradaría la resistencia del barco, miau.”

Entre bastidores, Rondalan y Shakova habían seguido tratando de decorar más el barco, mientras que Pardoe y Mark habían seguido tratando de contenerlos. El resultado final fue un exterior decorado con olas que no eran ni demasiado llamativas ni demasiado aburridas, y que añadían carácter al barco sin sacrificar su utilidad.

La apertura de la nave de concha en espiral daba hacia arriba y servía como cubierta. Una cubierta transparente la rodeaba. La cubierta parecía de cristal grueso, pero estaba hecha de un mineral especial moldeado con magia artesanal y podía soportar la presión del agua. Sonaba similar al vidrio acrílico. La cáscara blanca pura traía a la mente la imagen de un castillo blanco, pero este barco estaba en el extremo más pequeño, por lo que no me pareció apropiado llamarlo “castillo.”

“¡¿Rondalan hizo algo tan bonito?! Tienes que estar bromeando,” dijo un pescador que pasó por el taller. La gente de este mundo pensaba que el barco tenía una forma extraña, pero aun así era un hermoso diseño.

Por lo que me dijeron los demás, no habría sido así si Rondalan hubiera trabajado solo en el barco. El sentido del estilo de Shakova jugó un papel clave en ello.

“No lo alagues, purr. Se sentirá orgulloso de sí mismo.”

“Y tú necesitas estudiar más, Mark. Nuestro sustento está en manos de los clientes, así que no podemos dejarnos satisfacer por nuestro propio trabajo tan fácilmente.”

“Grrr....”

“No me hagas grrr, miau.”

Así comenzó la charla entre padre e hijo. Shakova estaba ganando la discusión ya que tuvo una gran parte en la fabricación de un buen barco esta vez.

“No podemos hacer decoraciones solo por decorar. ¡Necesitan tener un propósito también, miau!” Pardoe interrumpió.

Su filosofía era primero la utilidad, mientras que Shakova enfatizaba una apariencia refinada. Ambos tenían la habilidad de respaldar sus afirmaciones, así que fue una dura batalla.

Pero no podíamos esperar a que terminaran de discutir. Aplaudí para que se detuvieran y luego le pregunté a Rondalan: “Así que ahora lo único que tenemos que hacer es preparar la comida..... Aunque casi hemos terminado de ocuparnos de eso.”

“¡Por supuesto!”

“Bueno, también tenemos que llevarlo para una prueba de manejo. Es nuestra primera prrrioridad.” Pardoe tenía razón. Probamos el barco durante los dos días siguientes, y lo único que había que arreglar eran unos pocos finos ajustes para facilitar la navegación. Rondalan era un genio de la técnica.

Y entonces llegó el día de zarpar.

El grupo de Cosmos montaría una gran salida del puerto principal cuando la gente de la ciudad los despidiera, por lo que nosotros estaríamos despegando más tranquilamente del puerto de pescadores. Los únicos que nos despedirían serían los pescadores cercanos. Ellos habían llegado a maravillarse por el hecho de que uno de los inventos de Rondalan había sido completado. Todo el mundo lo creyó sólo después de enterarse de que los herreros Ketolt le habían estado ayudando. Esta gente realmente no tenía fe en Rondalan.

Los pescadores nos habían ofrecido conservas cuando reponíamos el barco con comida. También nos habían ofrecido mientras hacíamos pruebas de manejo. Tenía que acordarme de agradecerles por todo el pescado.

No tuvimos una despedida tan extravagante como el grupo de Cosmos, pero éramos amigos de todos los presentes. Yo me sentía más cómodo en un ambiente como éste.

El submarino blanco puro había sido transportado a un dique seco durante la noche. Lo había probado varias veces hasta ahora, pero tenía mariposas en el estómago al pensar en zarpar de verdad esta vez. Había estado admirando el barco, con los ojos brillantes, cuando un pescador me llamó.

“¡Por cierto, joven señor!”


Me llamó “joven señor.” Sabía que yo era más que un ciudadano común y corriente ya que había gastado tanto en este barco, pero tampoco parecía alguien que fuera a tirar su dinero a placeres exorbitantes como éste. Por lo tanto, habían asumido que yo era el hijo de una familia distinguida. Ahora que lo pienso, nunca había andado por ahí anunciando que era un héroe para ellos. Por otro lado, había logrado presentarme como alguien prominente sin tener que recurrir a mi título de héroe. No fue un resultado tan malo.

“¿Hm? ¿Qué sucede?” Intenté asumir una actitud tranquila. ¿Era así como se suponía que debían actuar los hijos de la nobleza?

“¿Ha decidido el nombre de su barco?”

“Sí, pensé en uno ayer. Nautilo Grande.[1]

“¡Ohh, esa es buena!”

El barco tenía la forma de un nautilo gigante, así que elegí este nombre para ella. Iba directo al grano, pero no era un mal nombre en absoluto. Luego conversé con el pescador sobre cómo sería el clima en el mar hoy, hasta que Clena me llamó desde el otro lado del barco.

“¡Touya!”

“Oh, su esposa le está llamando.”

Y pensó que Clena era mi esposa. Así que yo era el joven señor y ella era mi dama. Los pescadores también asumieron que Roni y Rakti eran nuestros sirvientes y que Rulitora era nuestro guardaespaldas. Últimamente, las esposas de los pescadores habían estado chismorreando sobre el papel de Rium en nuestro grupo. La teoría predominante era que ella era mi hermana pequeña, pero algunos insistían en que era nuestra hija. ¿Qué tan jóvenes pensaban que la habíamos tenido? Terminaron preguntándome directamente sobre ello, así que les dije que ella sólo era nuestra compañera de viaje.

En cualquier caso, habían asumido que Clena era la hija de un noble por la forma en que se presentaba, así que también pensaron que yo era el hijo de una familia rica a su vez. En respuesta, Clena me dijo: “No me molesta, así que pueden pensar lo que quieran pensar.” Sus mejillas enrojecieron de una manera muy linda mientras decía eso, así que le acaricié la cabeza.

De todos modos, no quería perder mucho más tiempo aquí, así que me dirigí a la nave. Mientras me acercaba, vi a Clena y Roni rodeadas por las esposas de los pescadores y una caja a los pies de Clena. Parecía que nos habían comprado aún más comida. Me acerqué y me di cuenta de que el contenido de la caja era pescado fresco, no las conservas habituales. Los peces eran redondos y gordos, y sus escamas brillaban suavemente. Probablemente fueron capturados esta mañana. Intenté llegar a Clena y Roni, pero las esposas me bloquearon.

“¡Lo oímos! ¿Así que va a rescatar a su hermana menor secuestrada?”

“Pensamos que usted era un marido holgazán que sólo estaba mostrando a su linda esposa, pero realmente estaba trabajando en algo todo este tiempo....”

¿Quién es un marido holgazán? Miré a Clena, quien apresuradamente agitó su mano a diestra y siniestra para negarlo. Entonces miré a Roni, que sacudió la cabeza con un movimiento nervioso. Parecía que las esposas habían creado su propio malentendido. E incluso ahora, estaban hablando sin darme la oportunidad de hablar a mí. Las amas de casa seguro eran impresionantes. No me extraña que Clena no pudiera quitárselas de encima. Aunque no quería que me llamaran marido holgazán. Déjame arreglar algunas cosas mientras estemos aquí.

“No se preocupen. Mi esposa y yo hemos tenido una discusión apropiada sobre esto. Me siento increíblemente bendecido de tener una mujer tan comprensiva como ella.” Me deslicé hacia Clena, le puse una mano en el hombro y la acerqué.

Clena me miraba rápidamente cada vez que decía “esposa,” pero yo estaba mostrando a las amas de casa mi mejor sonrisa, así que desafortunadamente no tuve la oportunidad de mirarla. Apuesto a que su cara estaba roja ahora mismo, con una mezcla de sorpresa y vergüenza. Las amas de casa empezaron a hablar como chillando. Clena me dio un sutil golpe a mi costado, pero no me estremecí. Tomé su mano mientras intentaba golpearme de nuevo, y luego la acerqué aún más para mostrar lo íntimos que éramos. Puede que tengamos que aguantar un poco de burla de las amas de casa, pero era mejor que la alternativa.

“...¿Y tú qué estás mirando, Roni?”

“Oh? Nada importante~” Roni también nos miraba calurosamente.

Después de soportar todas las bromas, finalmente nos separamos de la multitud, luego llevamos la caja de pescado dentro del Baño Ilimitado y la colocamos dentro de una bañera de agua fría. Podía controlar la temperatura del agua dentro del baño, pero no podía crear hielo. La cocina de la Diosa del Fuego estaba amueblada con todo tipo de equipo, pero no tenía refrigerador. Realmente quería uno en momentos como éste, pero no debería ser demasiado codicioso. De nada sirve quejarse de eso, de todos modos. Le pediría a Roni que nos cocine el pescado lo antes posible. Tendríamos un festín de mariscos esta noche.

Había estado sosteniendo el hombro de Clena todo el tiempo, así que después de que finalmente entramos al barco y salimos de la vista de las amas de casa, Clena me pellizcó la mano tan fuerte como pudo. Pero luego movió la cabeza hacia un lado con las mejillas rojas e infladas, así que pensé que se veía linda. Miré a Roni, que parecía estar pensando lo mismo mientras miraba a Clena con una cálida sonrisa.

“¡Tú tampoco estás a salvo!”

“¿¡Kyaah!?”

Roni había asumido que ella era la violinista, así que le di un abrazo sorpresa y froté ambas de mis manos en su pelo. Nunca bajes la guardia, Roni. Seguí acariciándola hasta que empezó a mover la cola con alegría, y entonces Clena empezó a mirarme fijamente. Ella empezó a ponerse celosa. Clena casi nunca tomaba la iniciativa de hacer cosas así. A veces se soltaba, pero normalmente era demasiado tímida para hacerlo. Por lo tanto, el resto de nosotros teníamos que ser proactivos. Le susurré algo al oído a Roni, y luego los dos abrazamos a Clena de ambos lados. Este era el mismo sándwich en el que Roni me había puesto en el pasado.

“¡¿Whoa?! ¿Qué están haciendo?” exclamó, pero parecía contenta. En cualquier caso, su piel era tan flexible como siempre. La sensación de mi mejilla rozando contra la de ella fue la mejor. Podría acostumbrarme a esto.

Al final, ella era tímida y a la vez necesitada. Después de todo, había crecido en un ambiente aristocrático donde no sabía quién era su padre y era tratada como una marginada. Me di cuenta de cómo la había afectado esto hasta ahora, así que no pude evitar querer cuidarla. Deseaba que Clena fuera más proactiva a la hora de acurrucarse con nosotros, pero bueno, eso llegaría con el tiempo.

“¡Sir Touya! ¡El barco de Cosmos ha zarpado!”

Roni y yo salimos del Baño Ilimitado con el sonido de la voz de Rulitora. Clena aclaró su garganta, se enderezó y nos siguió. Miré afuera para ver un cuerpo gigante por lo menos dos o tres cabezas más alto que todos los que lo rodeaban. Le pedí a Rulitora que vigilara por nosotros, ya que ya no tenía más trabajos forzados que darle, pero estaba haciendo muecas ante el aire salado del océano. Se veía bastante aterrador así. Todo el mundo en la playa debe haber sido cauteloso con él.

“¿Cómo se ve?”

“Estaba preocupado, pero no hubo ningún ataque después de zarpar. Pasarán junto a nosotros en unos minutos.”

“Gracias por el trabajo. Adelante, descansa dentro del barco.”

No quería que Cosmos se nos adelantara demasiado. Zarpemos y comencemos nuestra expedición bajo el agua.

“¡De acuerdo, es hora de partir!”

Llamé a todo el mundo a embarcar, y luego me puse en camino con Rondalan y todos los demás como nuestra audiencia. Me paré en la cubierta y vi a la multitud que estaba debajo saludándonos desde el otro lado de la cubierta transparente. Dejando a un lado los malentendidos, todos ellos nos vitoreaban y se preocupaban por nuestra seguridad. Quería que todos ellos conocieran a Yukina después de que la rescatáramos con éxito, aunque eso significara tener que ocultar sus rasgos demoníacos.

“¡Iniciando la inmersión!”

Pardoe estaba a cargo de la dirección. Los mecánicos diferían ligeramente de un barco normal, pero los herreros ketolt ya tenían una idea clara de cómo funcionaba este submarino, así que les confié el trabajo. Finalmente íbamos a salvar a Yukina. Instintivamente apreté el puño mientras los pensamientos pasaban por mi cabeza.

“...Touya.”

Algo me rozó la mano. Miré para encontrar a Clena descansando su mano sobre mi puño. Me encontré con mi mirada hacia la suya, y sus ojos plateados me miraban fijamente. Silenciosamente le di las gracias agarrándole la mano, y ella miró hacia adelante, agarrando mi mano de vuelta. Miré su perfil mientras sus mejillas estaban teñidas de rojo, lo que me trajo una sonrisa a la cara. No quería arruinar la atmósfera molestándola ahora mismo. En vez de eso, también miré hacia adelante, viendo las profundidades del agua desde debajo de nuestro transparente escudo.

“...No lo acapares para ti, Clena.”

“Tan codiciosa~”

...Pero entonces Rium y Rakti se aferraron a mí, echando mi tacto por la borda. Teníamos una vista clara bajo el agua desde la cubierta de pilotaje mientras el Grande Nautilo zarpaba. Un azul vibrante llenó mi visión a nuestro alrededor. Miré hacia arriba y vi las olas del océano ondulando junto con los rayos del sol. Rakti y Rium todavía se aferraban a mi cintura mientras miraban a su alrededor, aturdidas. Eché un vistazo y encontré a Clena, Roni, Crissa y Rulitora con expresiones similares. No es de extrañar, era la primera vez que estaban bajo las profundidades del océano. Pardoe, Shakova y Mark ya habían llevado el barco a dar una vuelta, así que estaban más tranquilos sobre la experiencia. Aunque también estaban igual de aturdidos la primera vez que zarparon. Yo era uno de los más serenos. Había visto esto innumerables veces en la televisión, así que fue un poco decepcionante el cómo no podía sentirme de la misma manera que ellos se estaban sintiendo ahora. Sin embargo, eso era natural. Dejé al entusiasmado grupo en la cubierta y regresé al Baño Ilimitado con Shakova para averiguar lo que habían ganado en las subastas.

La mayoría de los artículos que Shakova había ganado en la subasta eran de tamaño compacto, pero tenían un alto valor de mercado. Muchos eran pequeños adornos que podían considerarse obras de arte, metales preciosos o antigüedades. Había ganado unos cuantos que estaban dañados o rotos, pero podía repararlos todos él mismo. Pardoe había ganado unos cuantos cristales que quería usar, así que ambos se habían mantenido fieles a su arte en términos de lo que habían comprado.

“¿No había armas ni armaduras?”

“Nada miáus fuerte de lo que tenemos ahora, al menos.”

Oh, no me extraña que no haya comprado nada. En vez de eso, se las habían arreglado para adquirir algunos amuletos con hechizos.

“Aunque algunos de estos podrían estar malditos.”

“Oye.”

“¿No puede disiparlos con su don?”

Era verdad, mi don podía literalmente lavar cualquier magia “mala.” Shakova debe haberlo tenido en cuenta cuando compró esto. Por ahora, deberíamos dejar los artículos en remojo en un cuenco en lugar de lavarlos. Como si estuviéramos marinando sushi.

Habían comprado los artículos a precios de ganga gracias a las maldiciones, pero volvían a ser adornos normales después de una limpieza a fondo. Ahora esto nos convertiría en una ganancia ordenada.

“Estos objetos malditos a menudo se quedan sin pujadorrres, así que el gerente nos rogó que los compráramos.”

“Buena ahí, Shakova.”

Intercambiamos un pulgar hacia arriba. Shakova podía parecer un gran derrochador gracias a su amor por lo llamativo, pero en realidad era aún más responsable con su dinero que Pardoe. Sin embargo, eran cualquier cosa menos tacaños. Se necesitaba fuerza para que los viajeros pudieran sobrevivir en este mundo, pero saber cómo manejar el dinero y los gastos de viaje era igual de importante. Era mi responsabilidad como líder del grupo cuidar de todos. Eso se aplicaría aún más después de que salváramos a Yukina, ya que ella sería otra adición a la familia. También, eventualmente nos encontraríamos de nuevo con el grupo de Haruno. Tenía que mantenerme al día con mis deberes hasta entonces. El apoyo de Shakova era invaluable en ese sentido.

Por otra parte, Kopan todavía nos ayudaba a llevar a cabo nuestras subastas para obtener su parte justa de compensación. No tenemos tiempo para eso hasta que recuperemos a Yukina, así que se lo dejamos todo a él.

Mantuvimos una distancia moderada del barco de Cosmos sobre el agua y continuamos navegando durante medio día, hasta que finalmente nos acercamos a la isla a la que los había convocado Balsamina. Inspeccioné nuestro entorno a través de un periscopio sobre la superficie del océano y vi un trozo de tierra mucho más grande de lo que pensaba que sería. La infame Ganryujima[2] fue lo primero que me vino a la mente cuando imaginé duelos en las islas, pero esta era una isla verde y exuberante con montañas a lo lejos.

“Esto no parece un escondite de demonios...” Rulitora dijo después de mirar por el periscopio después de mí.

Él tenía razón. No sólo la isla estaba completamente desprovista de extrañeza, sino que no pudimos ver ni un solo edificio que pudiera constituir un escondite. La princesa Franchellis había sospechado que la carta era una trampa para atraernos a una gran avalancha de enemigos. Yo había pensado lo mismo. Balsamina podría haber llamado al grupo de Cosmos para separarnos, pero Cosmos todavía tenía un grupo entero de guardias de élite que lo apoyaban. Para que Balsamina tuviera una oportunidad, tenía que haber un enjambre de monstruos acechando en alguna parte de esta isla. Tomando eso en consideración, ella tenía dos estrategias posibles: O nos sueltan todo su ejército desde el principio, o mantienen parte de sus tropas escondidas para una emboscada posterior. Originalmente pensamos que podría traer suficientes tropas para igualar la fuerza de Cosmos o mantenerse debajo de ella, mientras ocultaba sus fuerzas restantes para un ataque sorpresa. La isla estaba repleta de árboles, así que no había mejor ambiente para mantener a sus tropas escondidas. La cuestión era si Balsamina sería capaz de idear un plan de este tipo. La princesa, que había experimentado sus ataques varias veces, había dicho: “Si es capaz de idear tal estrategia, eso confirmaría que hay una mente maestra que mueve los hilos detrás de ella.”

“Hmm.... Veo un demonio femenino.”

“Déjame echar un vistazo.”

Rulitora me entregó el periscopio y vi a Balsamina de pie sobre la arena. No pude encontrar a Yukina en ningún lugar a su alrededor, pero sí vi un grupo de monstruos que era casi igual que el número de guardias de élite, y una persona más que llevaba una capa negra con capucha. Esa no era Yukina. No podía ver su cara, pero la persona era demasiado alta. Los dos parecían estar discutiendo por algo.

“...Esto es malo.”

“¿Qué sucede?”

“Tenemos que tomar velocidad y llegar a la isla. ¡Encuentren un lugar para atracar, rápido!”

“¡Miren! ¡La nave de Cosmos ha comenzado a acelerar!”

Comencé a dar órdenes y en el mismo instante, Roni nos señaló por encima. Miré hacia arriba y me di cuenta de que la nave de Cosmos se nos había adelantado de repente.

“¡Lo sabía! ¡Deprisa!”

“¡¿Qué está pasando?!”

Si nosotros podíamos verlo a través de nuestro periscopio, eso significaría que Cosmos también podría verlo a través de su telescopio en la nave. Para ser más específico, Cosmos pudo ver a Balsamina discutiendo con el misterioso individuo encapuchado.

“Balsamina está discutiendo con otro demonio. Cosmos es el tipo de hombre que se apresuraría a ir tan pronto como viera algo así.”

“...Ya veo.”

Clena, que ahora miraba por el periscopio, estuvo de acuerdo conmigo en un tono de voz exasperado. Aunque si hubiera sido Yukina luchando en vez de Balsamina, yo estaría haciendo lo mismo. Por eso sabía exactamente lo que Cosmos estaba haciendo ahora.

Tenía curiosidad sobre el individuo camuflado, pero lo más importante es que Yukina no estaba en ninguna parte a la vista. Ahora mismo necesitábamos ponernos al día con Cosmos y encontrar un lugar para atracar.

“¿Crees que esa persona encapuchada es un demonio...?” Clena apartó la mirada del periscopio y me preguntó, confundida.

Fuera quien fuera, ciertamente no parecía uno de los monstruos que Balsamina estaba comandando. Había pensado que Yukina podría estar liderando a algunos de los monstruos si no hubiera otros demonios presentes, pero ahora no estaba tan seguro.

“Rulitora, cambia con Clena. Mantén la vigilancia.”

En cualquier caso, necesitaba encontrar a Yukina lo antes posible ahora mismo. Dejé el periscopio a nuestros mejores ojos y nos preparamos para desembarcar. Dimos vueltas alrededor de la isla hasta que encontramos un lugar que estaba oculto en la playa. El submarino no podía entrar en aguas poco profundas, así que nos subimos a un bote y lo llevamos a la orilla. De nuestro grupo, los seis que desembarcaron conmigo fueron Rulitora, Clena, Roni, Rium, Rakti y Mark. Rakti no podía luchar, pero podía apoyarme mientras yo rompía el hechizo que había sido lanzado sobre Yukina. Le hice prometer que no se apartaría de mi lado.

Se suponía que Mark se quedaría dentro del submarino al principio, pero quiso desembarcar con nosotros. Probablemente quería mostrarle su lado más genial a Crissa. Si lo emparejamos con Rulitora, podrían cubrir los puntos ciegos del otro, así que lo dejamos venir con nosotros. No podíamos dejar el submarino solo, así que Shakova, Pardoe y Crissa lo cuidaban en nuestro lugar. Por supuesto, no podían usar el Baño Ilimitado mientras yo no estaba, así que les dejamos un suministro de comida y agua.

Mientras tanto, el grupo de Cosmos también había atracado en la isla en un barco más pequeño y había empezado a luchar contra Balsamina. Esta había lanzado ataques contra ellos antes de que atracaran, pero Cosmos desvió los ataques aéreos con su Bala Ilimitada, mientras que Ricott luchaba contra los ataques marítimos con su lanza. Curiosamente, la persona encapuchada desapareció antes de que llegara el grupo de Cosmos. Rulitora intentó seguir sus movimientos a través del periscopio, pero el muelle obstruyó su visión y los perdió de vista. Estaba preocupado por lo que esa persona estaba tramando. Necesitábamos apresurarnos y localizar cualquier posible emboscada.

Actualmente nos encontramos detrás de las sombras del muelle en el lado este de la isla. Todo menos la playa en el borde norte de la isla estaba cubierta de bosque. El muelle estaba un poco elevado en comparación con la playa, así que podíamos seguir la pista de lo que estaba pasando ahora mismo. El grupo de Cosmos parecía estar ganando la pelea. No tendrían ningún problema mientras no les tendieran una emboscada.

Roni nos lideraba. Su armadura de lagarto rojo era un poco llamativa, pero era la más hábil en el sigilo entre nosotros. Estaba en cuatro patas oliendo el suelo como un perro, lo que confirmó aún más que se trataba de una licaona. Su trasero sobresalía mientras movía la cola, pero no podíamos interrumpir sus investigaciones, así que los tres hombres simplemente apartamos los ojos.

“...Muchos monstruos se han estado moviendo por aquí.”

“¿Así que se escondieron aquí hace poco?”

“No, sólo pasaron de largo.”

Parecía que los monstruos no se habían dirigido hacia la playa ni se habían quedado en un camino donde pudieran ver a Cosmos, sino que se habían reunido en otro lugar.

“Estos podrían ser los que harán la emboscada. ¿Puedes rastrear sus movimientos?”

“¡Por supuesto!” Rulitora se puso de pie con confianza y abrió el camino.

El resto de nosotros llevábamos una armadura que no era exactamente discreta, pero hicimos todo lo posible para no hacer ruido mientras seguíamos a Roni. Rium estaba en su disco volador, así que no tenía que preocuparse por hacer poco ruido. Todo lo que tenía que hacer era no golpear ningún árbol.

“...Supongo que no teníamos que preocuparnos demasiado por el sonido.”

Habíamos rodeado la playa hasta que llegamos al lado sur del bosque y encontramos a los monstruos.

“Son ruidosos.” Rakti murmuró tímidamente mientras miraba por detrás de mí.

No había ninguna posibilidad de que los monstruos la oyeran, eran tan ruidosos como podían serlo, y encima de eso, el hombre encapuchado estaba de pie en el centro de la multitud, gritando algo. Así que había venido aquí después de desaparecer de la playa. Nos escondimos en los arbustos y miramos para ver al hombre encapuchado caminando apresuradamente de un lado a otro dentro del anillo de monstruos. Estaba claramente enfadado.

“¡¿Por qué?! ¡¿Cómo ha llegado a esto?! ¡Le dije que se detuviera! ¡Le dije que no teníamos suficiente poder para luchar contra ellos!” Su tono de voz llevaba una sensación de angustia y un indicio de desamparo.

Como el hombre encapuchado había estado tratando de detener a Balsamina, adiviné que estaba por encima de ella en rango. Había más monstruos aquí que en la playa, así que había una posibilidad decente de que este fuera su ejército principal.

“¡Bien, es una buena idea reunir nuestras fuerzas y tenderles una emboscada! ¿Pero por qué llamarlos a nuestra base secreta?”

Dejé salir una risita, y luego me puse una mano en la boca. Miré a mi lado y vi que todos, además de Rakti y Rium, también tenían las manos sobre la boca. El comentario había marcado especialmente a Clena, cuyas mejillas blancas se habían vuelto rojas mientras contenía las lágrimas y ahogaba su risa.

Así que este era el escondite de los demonios, ¿eh? Y de alguna manera se había mantenido en secreto hasta ahora. No sabía lo que estaban tramando aquí, pero aquí es desde donde estaban observando Neptuno. Balsamina le había revelado su ubicación a Cosmos y lo llamó aquí. Probablemente le habían dicho que no era lo suficientemente fuerte para luchar contra él, así que decidió usar las tropas de la isla en su contra. Como resultado, ambos grupos estaban ahora aquí y su pequeño secreto se había derramado sobre todos nosotros. Sí, era una idiota. Al menos podría haber movido a los monstruos a otro lugar y haberlo llamado allí.

Mientras reflexionaba sobre esos pensamientos, Clena se acercó a mí. Ella tocó su mejilla junto a la mía, y luego me habló en voz baja: “Esto es extraño. Si Balsamina estaba actuando sola, ¿no decidimos que no habría preparado una emboscada?”

“Sí, no debería haber pensado con tanta anticipación, considerando que sólo intentó llamar a Cosmos aquí.”

“Es extraño. Puede que haya un cerebro detrás de esto, pero ese hombre encapuchado no parece querer que Balsamina haga nada...” Rulitora estaba tan confundido como el resto de nosotros.

Cierto, un cerebro teórico no habría sugerido una idea tan a medias para Balsamina, incluso bajo la pretensión de que actuara sola. O tal vez él le sugirió la idea, pero no todo se le pasó por la cabeza.

“¿Quizás hay algún otro superior involucrado?”

“Estoy de acuerdo.... especialmente considerando que este es su escondite.”

Mark y Rium también tenían sugerencias válidas. Habíamos pensado que Balsamina y Yukina eran los únicos “miembros,” pero ese hombre encapuchado también estaba aquí. Necesitábamos dejar de lado nuestras suposiciones y considerar todas las posibilidades. La pregunta era dónde estaba Yukina ahora mismo, pero este escondite era la mayor posibilidad.

“¡Aargh, no hay manera de evitarlo! ¡Es tonto contenerse si se llega a esto! ¡Todos ustedes, vayan a aniquilarlos y cierren sus bocas!”

El hombre encapuchado repentinamente agitó la mano y dio una orden. Planeaba lanzar un ataque sorpresa a Cosmos ahora. El momento era un poco inoportuno, pero el grupo de Cosmos podría estar en peligro si eran sorprendidos con la guardia baja. Dejé el pensamiento para más tarde y decidí ocuparme del grupo por ahora.

“Vamos a tenderles una emboscada tan pronto como hagan su movimiento,” susurré desde los arbustos. Todos asintieron en silencio en respuesta.

“Clena, te dejaré a Rakti.”

“Entiendo.”

Era difícil saberlo, ya que a menudo hacía equipo con Roni, que era una luchadora de vanguardia, pero la especialidad de Clena era proteger a la retaguardia mientras disparaba hechizos desde lejos. Era una hechicera capaz de defenderse. Rakti estaría a salvo si se la dejo a Clena.

Un minuto más tarde, el hombre encapuchado levantó la mano y ordenó a los monstruos que había irritado: “¡A la carga!”

Al mismo tiempo, los monstruos rugieron y corrieron hacia delante. Todos estaban concentrados en la misma dirección. No podíamos dejar pasar esta oportunidad. Me preparé para usar espíritus de tierra para invocar lanzas negras desde el suelo como lo había hecho contra los gusanos de arena, pero entonces varias lanzas llovieron repentinamente sobre el frente de la manada de monstruos.

“...¿Huh?”

No hace falta decir que no fuimos nosotros. Las lanzas habían venido de la dirección opuesta. Alguien había preparado un ataque exactamente al mismo tiempo que nosotros. Los monstruos fueron pillados por sorpresa por el ataque.

“¡¿Qué está pasando?!” El hombre encapuchado gritó, y entonces alguien apareció desde entre los arbustos en la distancia.

“He estado esperando este momento.... para cuando estropees tanto esta isla que te olvides de vigilarme....”

“¡T-Tú...!”

Una joven flotaba ante nosotros, sus grandes alas y su pelo plateado ondeaban con la brisa. Esa era mi hermana pequeña, Yukina.

Yukina señaló a la persona encapuchada, y luego proclamó en voz alta: “Puedes seguirme la pista todo lo que quieras.... ¡pero eso no importa si puedo acabar contigo!”

*Plunk.* Mi mandíbula se cayó. Todos a mi alrededor tuvieron más o menos la misma reacción. Mi hermana pequeña se había vuelto tan fuerte y resistente desde que reencarnó aquí.

“Ohh, eres tan enérgica ahora, Yukina. Tu hermano está tan feliz por ti...”

“¡Contrólate, Touya! Sé cómo te sientes, pero ahora no es el momento.”

“O-Oh, sí.”

Volví a la realidad después del comentario de Clena e inmediatamente pensé en nuestro próximo movimiento.

“Voy a lanzar un hechizo fuera del alcance de Yukina, ¡nos moveremos después de eso!”

“...Yo también ayudaré.”

Primero, Rium y yo soltamos lanzas de tierra y bolas de luz contra ellos, luego Rulitora, Roni, Mark y yo salimos corriendo. El hombre encapuchado gritó algo, pero yo no tenía obligación de responder.

Los monstruos variaban desde bestias hasta pájaros y lagartijas. Algunos monstruos más grandes de la manada parecían ilesos por la lluvia de ataques, pero Rulitora podía lidiar con ellos directamente. Movió su guja como si estuviera invocando una tormenta, e inmediatamente después, varios monstruos cayeron al suelo con un estruendoso grito. Rulitora rugió tan fuerte como los monstruos que acababa de derribar, haciendo que el resto se acobardara. Mark aprovechó la oportunidad para derribarlos con su martillo.

No podía permitirme perder contra ellos. Me topé con un enjambre de monstruos de tamaño mediano y corté con mi Media Luna, dispersándolos por todas partes. Monstruos más pequeños que parecían perros carroñeros empezaron a apiñarse alrededor de mis piernas, pero Roni los acabó por mí.

“¿Eh? ¿Qué?”

Yukina se quedó atónita cuando nos vio. Yo llevaba puesta mi Devoradora de Magia, así que no fue ninguna sorpresa. Levanté mi visera para que ella pudiera ver mi cara. Me reconoció inmediatamente, y luego se volvió hacia los arbustos que había detrás de ella.

“¡¿Touya...?! ¡Todos, ellos son nuestros aliados!”

Miré en la misma dirección para encontrar un grupo peculiar de criaturas que empuñaban lanzas. Eran una tropa de delfines de aspecto extraño. Sus aletas pectorales eran más largas de lo normal para los delfines, y estaban parados erguidos sobre sus aletas caudales igualmente largas. Había pequeñas protuberancias en los extremos de sus aletas pectorales, que actuaban como pulgares para sostener sus lanzas. Cada uno de ellos llevaba una cesta llena de más lanzas en la espalda.

Ya veo, así que eran los hombres pez que Rakti había mencionado antes. El torrente de lanzas de antes había sido obra suya. Eran camaradas de Yukina, pero no parecían estar hechos para caminar por tierra firme. Mi grupo debería soportar todo el peso de los ataques de los monstruos en su lugar.

Ni un momento después de pensarlo, un delfín blanco cerca de Yukina levantó repentinamente su bastón y gritó: “¡Marcha del Dios del Agua!”

Los delfines echaron agua de sus aletas caudales, aunque no había agua a su alrededor, y luego se deslizaron rápidamente hacia delante. Así que ese hechizo les daba la habilidad de moverse rápidamente en tierra. Ya veo, así que ese era un delfín sagrado, uno de los clérigos que servía a la Diosa del Agua.

“¡A la carga! Nosotros, los Hombres pez, reclamaremos nuestra isla.” Un hombre más grande gritó con una voz terriblemente ronca desde dentro de las tropas.

Su poderoso carisma influenció al resto de las tropas, por lo que ahora los monstruos que aún estaban desorientados no tenían ninguna posibilidad. El resto de nosotros estábamos tan aturdidos como ellos. Me quedé estupefacto ante el repentino desarrollo hasta que un monstruo tipo bestia saltó hacia mí.

“¡Sir Touya, cuidado!”

“¿¡Whoa?!”

Gracias a la advertencia de Roni, bloqueé el ataque con mi guante. La Devoradora de Magia consumió una pequeña porción de mi MP, pero no sufrí ningún daño. El monstruo había mordido mi guante y no se movía, así que lo tiré al suelo como un martillo. No era momento para que me distrajera. No sabía por qué, pero Yukina había hecho a los hombres pez sus aliados. Teníamos que cooperar para eliminar a esos monstruos y a ese tipo encapuchado.

Teniendo en cuenta lo que Yukina acaba de decir, debe haber sido él el que le lanzó el Explorador Inepto. Rulitora y los demás podían ocuparse de los otros, pero yo quería agarrar a ese tipo por mi cuenta. Miré a mi alrededor para encontrar dónde estaba y lo vi a punto de dirigir su bastón hacia Yukina.

“¡Maldita seas, Yukina! ¡Oh, Oscuridad!”

La voz del hombre encapuchado resonó, y al mismo tiempo una niebla negra brotó del centro del pecho de Yukina y se envolvió alrededor de su cuerpo. Ya no podía batir sus alas, Yukina cayó al suelo. Inmediatamente corrí hacia ella. Cambio de planes.

Había pensado que podríamos esperar para romper el hechizo sobre Yukina, ya que ella ya se estaba rebelando contra el hombre encapuchado por su cuenta y derrotar a todos nuestros enemigos primero, pero como esa neblina provenía de su propio cuerpo, ella debe haber tenido otros hechizos lanzados sobre ella también. Ahora no teníamos forma de saber exactamente bajo cuántos hechizos estaba. No podía ignorar la posibilidad de que se le hubiera lanzado un hechizo que amenazara su vida. Teníamos que ponerle máxima prioridad a romper los hechizos.

“¡Touya, apúrate!” Clena me instó por detrás.

Ella debe haber tomado la misma decisión que yo tomé, por lo que le estoy agradecido. Confié en que ella me cubriría y corrí sin hacer caso al hombre encapuchado. Un monstruo pájaro se lanzó en tirabuzón por mi cabeza, pero Roni lo perforó con una daga que había arrojado. Sin disminuir la velocidad, blandí mi Media Luna por sobre mí, pero luego otro monstruo pájaro se lanzó hacia mí. Estos tipos eran astutos. Rápidamente bajé mi Media Luna sobre él, pero ahora ya había llegado al hombre encapuchado y no tenía tiempo de volver a mover mi hacha hacia él. Se dio cuenta de mi llegada y me señaló con su bastón.

“¡Invocación Espiritual!”

Sin dudarlo, le di un puñetazo en la cara. El cristal mágico imbuido en mi palma emitió llamas de espíritu de fuego que rodearon mi puño. El hombre encapuchado se llevó la peor parte del golpe y fue propulsado hacia atrás. La Media Luna no era mi única arma, mi armadura Devoradora de Magia también era un arma en sí misma.

“¡Yukina!”

Ignoré a la persona a la que acababa de golpear, en vez de eso centré mi atención en Yukina, que aún estaba envuelta en la niebla negra. Ya que la niebla provenía de su propio cuerpo, el derribar al lanzador no debe haber alterado su efecto.

“Tou....ya...”

Yukina sonaba como si estuviera sufriendo. La niebla la estaba apretando hasta el punto de que tenía problemas para respirar. Necesitaba encargarme de ella lo antes posible.

“¡Apúrate, Touya!”

“¡Perdón por la espera!”

De repente, Clena corrió hacia nosotros con Rakti a remolque. Sabía que nos traería a Rakti. Buena sincronización. Creí en ti, Clena. Tomé a Yukina e invoqué la puerta del Baño Ilimitado, que Roni abrió sin demora.

“¡Clena, te dejo a cargo!”

“¡Lo sé, sólo entra ya!” Dijo Clena, empujando a Rakti hacia el Baño. Levanté la vista para ver a Rium en su disco volador, haciendo llover sus bolas de luz. Sabía que debía escuchar lo que decían ahora mismo y concentrarme en Yukina.

“¡Ustedes, los hombres pez de allá! ¡Soy el hermano mayor de Yukina! ¡Yo me encargo de ella!” El delfín blanco y un delfín de aspecto hosco, que habían comenzado a acercarse a nosotros, intercambiaron miradas. No podía discernir sus expresiones, pero lo más probable es que fueran confusas y dudosas. Pero no tuve tiempo de confirmarlo, así que me metí en el Baño Ilimitado sin esperar una respuesta. Rakti rápidamente nos siguió y cerró la puerta tras nosotros. Ahora la puerta habría desaparecido del mundo exterior y los hechizos del hombre encapuchado tampoco nos alcanzarían. Pero la niebla negra seguía envuelta alrededor de Yukina, estrangulándola. Quizás no había desaparecido porque venía de la propia Yukina, así que cortar el contacto con el hombre encapuchado no hacía ninguna diferencia.

“Rakti, voy a empezar a borrarla.”

“¡Entiendo!”

El camino desde la puerta exterior hasta el edificio interior no era más que piedra y grava, pero habíamos preparado una manta de antemano. Yo había querido acostar a Yukina sobre su estómago debido a sus alas, pero la niebla salía de su pecho. Rakti se sentó y apoyó el peso de Yukina de modo que la fuente de la niebla estaba frente a mí.

“Te salvaré, Yukina...”

“Esta niebla está hecha de espíritus de oscuridad. Voy a retenerla en su sitio, así que por favor, disuélvela mientras tanto,” dijo Rakti, y luego cerró los ojos. La neblina se adelgazó un poco y Yukina parecía un poco más relajada. Puse mi mano sobre la fuente de la niebla en su pecho, y luego recité el hechizo.

“Va a brillar, así que cierra los ojos, Yukina... ¡¡Luz Purificadora!!” La luz que emitía mi mano lentamente obligó a la oscuridad a disiparse.

Sin embargo, tan pronto como desenfocaba el hechizo, la niebla empezaba a salir de nuevo. ¿Qué es lo que ese hombre encapuchado le había lanzado?

“Por favor, sigue conteniéndola así.... esto no es un hechizo.”

“¿No lo es...?”

“Esta es la energía que constituye su cuerpo, que se está convirtiendo en espíritus de oscuridad y saliendo de ella.”

“¿¡Su cuerpo... espíritus de oscuridad...?!”

Repetí las palabras de Rakti, y de repente llegué a una epifanía. Le habíamos cortado el pelo a Rakti —un grupo de su propio cuerpo— y ella lo transformó en un orbe negro. Esa masa de energía de espíritu de oscuridad yacía dentro de la habitación de piso de tatami ahora mismo. ¿Entonces los cuerpos de los demonios eran hechos de la misma manera? Y ahora el cuerpo de Yukina tenía una hemorragia de esa energía.

“Esto no es un hechizo sobre su cuerpo, sino una ‘herida’ hecha con magia. La energía de los espíritus de oscuridad que compone su cuerpo está sangrando por la herida, así que necesitamos curarla primero.”

En otras palabras, no necesitábamos un hechizo de purificación, sino un hechizo de sanación. No sólo eso, necesitaba ser un hechizo específico similar a Luz Sanadora.

“¿Estará bien?”

“¡No te preocupes! ¡Yo puedo curarla!”

“Te lo ruego, Rakti...”

Las cejas de Rakti se arrugaron mientras apretaba los ojos con más fuerza, una sola gota de sudor corría por su mejilla. Dejé salir más de mi MP en Luz Purificadora, manteniendo a raya la energía de los espíritus de oscuridad, y la niebla se debilitó lentamente mientras Yukina gradualmente se veía más a gusto. Rakti estaba haciendo algo que yo no podía entender ahora mismo. Este era el poder de una diosa. La neblina negra que brotaba del pecho de Yukina fue disminuyendo gradualmente hasta que se detuvo por completo.

“Uf... lo hice. Ahora está bien.”

Dejé de mantener mi Luz Purificadora después de ver que Rakti se había relajado. Yukina entonces abrió los ojos, notando que las brillantes luces se habían ido.

“Yukina...” Dije suavemente su nombre y se le formaron lágrimas en los ojos. Ahh, es Yukina. Es la misma Yukina de hace años.

Después de darse cuenta de que ahora podía mover su cuerpo, Yukina saltó hacia mí. “¡Touya! ¡Touya...!” Gritó mi nombre una y otra vez en un tono lloroso. Debe haberse sentido tan desesperada hasta ahora.


Todo va a estar bien. Te protegeré de ahora en adelante. Juré en mi corazón, y luego abracé cuidadosamente su espalda, su cuerpo tan pequeño y frágil que parecía que podía romperse por la más mínima presión.

“Touya... Estoy tan feliz por ti.” Rakti también estaba llorando y se sonó la nariz mientras nos felicitaba.

“Yukina, ¿estás bien? ¿Te duele en alguna parte?”

“No.... no duele... Estoy bien, Touya.”

Marcas rojas permanecían en sus brazos, pero el peligro inmediato había pasado. Pero aún no habíamos terminado. Al menos, el hechizo del Explorador Inepto permanecía en ella.

“Yukina, voy a romper los otros hechizos sobre ti. Aguanta un poco más.”

“¿Con la misma luz de ahora? De acuerdo, entiendo.” Yukina asintió obedientemente. Finalmente sonrió. Me aseguraría de romper esos hechizos para que su sonrisa no volviera a convertirse en lágrimas.

“Rakti, cuento contigo.”

“Ah, sí. Además del Explorador Inepto, hay otros siete hechizos sobre ella. ¡Haz lo mejor que puedas para deshacerlos todos!”

“...¿Tiene tantos?”

“¡No te preocupes! ¡Todos ellos pueden ser rotos por Luz Purificadora!”

“De acuerdo...”

¿Hasta dónde había llegado ese hombre encapuchado? Me aseguraré de pegarle de nuevo cuando salgamos de aquí. Me dije a mí mismo, y luego me embarqué en la tarea de romper todos los hechizos.

Un hechizo de control, un hechizo de drenaje de HP, un hechizo de drenaje de MP, un hechizo de sellado mágico, un hechizo de bloqueo de la vista, un hechizo de sellado de movimiento y un hechizo de cosquillas fueron los otros hechizos que se le habían lanzado. No podía creer cuánto había hecho ese tipo. ¿Y cuál era la idea detrás de ese hechizo de cosquillas? Eso sonaba aterrador, en cierto modo.

Sin mencionar que entre todos los hechizos que le había lanzado, había ido directo a por uno que ponía en peligro su vida. ¿Era especialmente estricto con los traidores o sólo era de mecha corta? De cualquier manera, fue increíblemente rápido en la ofensiva. Estaríamos en problemas si estos hechizos se activaran después de salir, así que me aseguré de disiparlos, uno por uno. Eventualmente me las arreglé para encargarme de todos ellos sin mucha resistencia o dificultad.

Después de confirmar que todos los hechizos habían desaparecido, le pregunté a Yukina sobre el hombre encapuchado. Quería darle tiempo para que descansara, pero la batalla seguía en el exterior, así que no tuve más remedio que presionarla un poco más ahora mismo. Necesitábamos más información antes de regresar afuera.

“Yukina, ¿quién es ese hombre encapuchado?” Pregunté, y luego Yukina se movió para sentarse en mi regazo. Ahh, la recordaba haciendo esto todo el tiempo en el pasado. Se sentía tan nostálgico.

“Él fue quien me invocó.... todos lo llaman Fénix.”

“¿Fénix?” Su capa y capucha no lo hacían parecer un pájaro, así que me preguntaba de dónde venía el apodo.

“Aparentemente es inmortal. Pero nunca lo comprobé para asegurarme.” Yukina dijo algo loco con mucha indiferencia. Así que su inmortalidad le otorgó ese apodo. Sin embargo, no podía culparla por no poder estar segura. Todos los hechizos que le había hecho hasta ahora le hacían difícil levantarse contra él. Apuesto a que también había hecho planes de respaldo para hoy.

“No recuerdo haber oído el nombre Fenix entre los generales demonio....”

Pez Dorado nunca había mencionado a nadie con el nombre de Fénix en sus divagaciones. Tampoco figuraba en los libros de historia. Miré a Rakti, que habló con voz vacilante.

“Creo que, tal vez... podría ser un general demonio retirado.”

“...¿Qué quieres decir?” Pregunté con dudas, lo que hizo que Rakti se pusiera ansiosa de repente. No te estoy regañando, así que cálmate y háblame.

“Esos apodos se dan cuando debuta un general.”

Así que era una especie de marca de prestigio para los generales. Era creíble.

“Así que si tenía un apodo, pero no es conocido como un general demonio, eso podría significar que se convirtió en general en algún momento, pero luego renunció por alguna razón....”

“¿Qué razón tendría un general para renunciar...?” No se me ocurría ninguna. O mejor dicho, ni siquiera sabía que podías dejar de ser general.

Podía lanzar todo tipo de hechizos pasivos, pero quizás no tenía mucha fuerza para luchar. Le sugerí mi teoría, a la que Yukina respondió desde mi regazo: “Touya.... yo podría saber la verdadera razón.”

“¿Oh?”

“Uno de sus subordinados lo mencionó una vez. Dijo que Fénix era conocido por ser siempre derrotado en batalla. Pero como es inmortal, siempre revivía...”

“...Oh, así que no renunció, fue despedido.”

Era un general demonio que había peleado 100 batallas y las había perdido todas. Encima de eso, siempre regresaba a la vida después de la derrota. Este Fénix debe haber sido una gran molestia. Había un límite en cuanto a lo que podías molestar a otras personas.

“¿Significa eso que tenemos una victoria fácil en nuestras manos...?”

“Pero dijo que él es un Héroe de la Oscuridad fuerte, así que nadie puede desobedecerlo.”

“¿Héroe de la Oscuridad?”

“Aparentemente fue convocado al mismo tiempo que el rey demonio. Siempre se jacta de eso.”

Miré a Rakti, que simplemente lloriqueaba de angustia. Pez Dorado fue el que los convocaba, así que tenía sentido que ella no lo supiera.

“...Así que básicamente, ¿tiene el mismo rango que el Diablo de la Llama y los Cinco Grandes Generales Demonio?”

No sabía si también era tan fuerte como ellos, pero no era alguien contra el que debiéramos luchar con tranquilidad. ¿Con qué tipo de fastidio tenía que lidiar? Nuestro oponente era inmortal, no un gran líder, y muy probablemente fuerte. Esa era toda la información que teníamos ahora mismo. Será mejor que volvamos a la batalla lo antes posible.

Abrí la puerta al Baño Ilimitado y examiné nuestros alrededores. Parecía que todos ya habían terminado de encargarse de los monstruos, pero había soldados heridos entre los delfines, así que el delfín blanco andaba por ahí curándolos con magia. Me preguntaba si el resto de mi grupo estaba bien, así que busqué por todas partes para encontrar a Clena, Roni y Mark muy juntos. Rium estaba volando sobre ellos en su disco volador.

Luego vi a Rulitora y al delfín, em, digo hombre pez tuerto, peleando repetidamente contra Fénix. El agudo sonido de la guja resonó por el aire varias veces. En el extremo opuesto, el cuerpo de Fénix estaba totalmente cubierto de llamas negras mientras empuñaba una espada larga y otra corta para desviar los ataques que se acercaban. ¿Eso era su daisho[3]?

El hombre pez tuerto se deslizaba por el suelo, a veces moviendo su lanza y otras veces arrojándola. Ya no tenía una cesta atada a la espalda, sino que estaba recogiendo las lanzas que los otros hombres pez le iban entregando por el camino.

Así que Fénix no era todo magia, ¿eh? Pero Rulitora y los demás estaban haciéndole frente. O mejor dicho, se sentía como si estuviesen arrinconando a Fénix.

Ya veo, era difícil para todos los demás interrumpir una batalla de este nivel. Incluso Clena y los otros no podían hacer otra cosa que mirar. Sin embargo, una cosa en particular me molestaba. Mientras presenciábamos las hojas bailando por el aire, hablé con Rakti y Yukina, aturdidas.

“Ya no lleva puesta la capucha.”

“El calor de la hermana Fuego la quemó.”

“Pero ahora mismo está envuelto en fuego negro.”

“Creo que es la misma energía de espíritu de oscuridad que vimos con Yukina justo antes.”

“Pero ahora puedo ver su cara.”

“Es un esqueleto.”

“Es la primera vez que veo su cara, también. No tenía ni idea...”

“¿Qué clase de demonio es?”

“Es un tipo de monstruo llamado necroarc. Son los reyes de los no-muertos. Había oído que eran monstruos que habían dominado la magia, pero...”

Rakti se calló vacilante. No podía culparla ya que estábamos viendo a este supuesto maestro de los hechizos blandiendo dos espadas en medio de la batalla. ¿Así que se suponía que era igual a los Cinco Grandes Generales Demonio? En cualquier caso, era un rey de los no-muertos, ¿un necroarc?

“¿Qué parte de ti es un ‘fénix’, entonces? ¿Por qué no te llamas a ti mismo el Rey Muerto o algo así?”

“¡Por supuesto que no me dejaron llamarme a mí mismo rey! ¡Ya teníamos un rey demonio!”

Le había gritado sin pensarlo, pero Fénix apartó a Rulitora de su lucha y me rebatió. En realidad no esperaba una contestación.

Rulitora se había protegido contra la patada con sus rodilleras, pero eso le había impulsado a cierta distancia, así que agarró su guja y calculó el momento de su siguiente ataque. El hombre pez tuerto también se detuvo para examinar la situación.

Ahora estábamos en un aprieto. Por lo que pude ver, no tenía ninguna posibilidad de ganar contra él en una batalla directa. Sin embargo, eso era algo natural. Era un samurai de pura raza que había vivido durante la era Sengoku, mientras que yo era un estudiante de secundaria al azar que había crecido durante un tiempo de paz. Sería difícil darle apoyo a Rulitora y al hombre pez con hechizos, ya que estaban en un combate a corta distancia vertiginoso y rápido. Tenía que pensar en otra forma de crear una apertura. Ahora que lo pienso, su respuesta a lo que dije antes fue muy enérgica. Casi como si no pudiera evitarlo. Tal vez podría intentar algo así de nuevo. Reflexioné sobre mi siguiente paso hasta que Yukina empezó a aferrarse a mi brazo.

“Touya...”

“¿Qué pasa?” Sus ojos se llenaron de lágrimas. Rakti empezó a preocuparse por el repentino cambio de humor. La miré y le acaricié suavemente el pelo plateado.

“Estoy tan aliviado, Yukina...”

“Sí...”

“...Que nunca me haya vuelto así.”

“¡Estoy de acuerdo...!”

Nos dimos un abrazo lleno de amor fraternal. Los hombres pez que nos rodeaban cayeron al suelo como si estuvieran en una comedia.

“No me importaría convertirme en demonio, siempre y cuando no me vea así.”

“¡Sé lo que quieres decir!”

“¡Cállense la boca!”

Los dos nos sonreímos el uno al otro, y luego Fénix se volvió hacia nosotros.

“¡Ahora, Invocación Espiritual!”

Sin embargo, habíamos estado esperando esa reacción. Yukina permaneció en mis brazos mientras yo extendía un brazo para disparar espíritus de luz. Los hice explotar ante los ojos de Fénix para cegarlo. Mientras se estremecía, usé los espíritus de tierra por debajo de mí para sujetar sus pies al suelo. Condensé la tierra hasta el punto de que se volvió negra, para que no saliera de allí tan fácilmente.

“¡¿Qué?! Urgh.... ¡Oh, Yukina! Justo a tiempo. ¡Derríbalos...!”

Fénix finalmente notó a Yukina después de que nos miró con el ceño fruncido con las cuencas de sus ojos vacíos. Probablemente intentaba hacer que Yukina se volviera contra nosotros. Le apuntó con su espada corta a ella... pero no pasó nada. Bueno, por supuesto. Sólo que él aún no lo sabía.

“¡¿Qué?! ¡¿Estás bromeando?!”

“Sí, así es. Pero tú eres el chiste aquí.”

“¡¿Qué has dicho?! ¡No te saldrás con la tuya!”

Me burlé aún más de él y esta vez blandió su espada larga contra mí.

“¡Yaaaargh!”

Pero ni un momento después, Rulitora saltó desde atrás y lanzó la cabeza de Fénix al aire. Sólo habían pasado unos segundos, pero eso fue más que suficiente para Rulitora. Pude verlo saltando hacia nosotros desde detrás de Fénix todo este tiempo. Eso fue culpa suya por distraerse con nosotros. Empecé a entender por qué se le conocía como el hombre que perdió 100 batallas. Su cuerpo se derrumbó sin vida.

“Bastardo, ¿quién hizo eso? ¡¿Quién hizo volar mi cabeza?! ¡Ven aquí, lagarto!”

...Pero su cabeza seguía ladrando. No me extraña que fuera inmortal.

“Puede que todavía sea capaz de usar magia. Rulitora, encárgate de él.”

“Entendido.”

El cráneo seguía emitiendo llamas negras, así que Rulitora usó la parte sin punta de su guja y lo destrozó en pedazos. Tal vez su contestación fue ingeniosa, pero no podía aceptar una broma y tenía una mecha microscópica. Apuesto a que eso tuvo algo que ver con la razón por la que había perdido tantas veces. Ahora mismo, Yukina había tenido la idea de irritar a Fénix y llamar su atención sobre nosotros, algo que yo había adivinado y por lo tanto le seguí la corriente.

“Ustedes dos fueron despiadados... ¿se les ocurrió eso antes?” Clena y Roni se acercaron y nos preguntaron. Todos se habían caído antes después de darse cuenta de cuál era nuestro plan. Pero ahora ella nos miraba con exasperación.

“No puede ser. Estaba preocupada por ustedes, así que nos apresuramos a venir aquí tan pronto como pudimos.”

“Así que entonces...”

“Al menos puedo decir cuando Yukina inventará cosas como esa.”

Yukina volvió a saltar sobre mí después de escuchar mi respuesta. Tenía una gran sonrisa en la cara. Esto era amor de hermanos. Vamos, Clena. No hay razón para que pongas esa cara exasperada de nuevo.

“¡Oye! ¡Mira eso!” Mark de repente interrumpió nuestra conversación con un grito. Estaba señalando el cuerpo caído de Fénix. Las llamas negras que habían cubierto el cuerpo hasta ahora habían desaparecido y empezaron a apagarse.

“¿Qué está pasando...?” Nos quedamos boquiabiertos ante la vista hasta que Rakti nos contó lo que estaba sucediendo.

“Eso probablemente significa que llegó a su límite.”

“¿Límite?”

“Esas llamas negras.... ese fue un hechizo para aumentar su fuerza a expensas de drenar su vida. Por supuesto, no es un hechizo que puedas mantener para siempre, así que cuando llegas a tu límite...” Rakti se calló y miró a Fénix, por lo que hice lo mismo y vi cómo tanto su cuerpo como su cabeza se desmoronaban hasta convertirse en cenizas y se desvanecían.

“Así que literalmente se quemó hasta las cenizas...”

“Espera, ¿quieres decir que no es inmortal?” Exclamó Marck. Pero tenía razón. Se suponía que era inmortal, pero se quemó hasta las cenizas.

Yukina entonces ayudó a aclarar. “Volverá después de un tiempo. Lo he visto muchas veces antes.”

“Como resucitará, no tuvo reparos en usar un hechizo que le quemaría....” Rulitora murmuró, desconcertado. Yo sabía exactamente cómo se sentía.

Me preguntaba si deberíamos haber metido su cuerpo en una bolsa y tirarlo al mar antes de que ocurriera, pero entonces vi las dos espadas que había estado usando. Ambas tenían diseños muy malvados con un pomo decorado con un adorno de cráneo. No conocía la historia detrás de esas espadas, pero si las tomábamos, al menos estaría una nota más indefenso después de que reviviera. Así que di un paso hacia las espadas, pero entonces alguien inesperado se abalanzó sobre nosotros.

“¡No te lo permitiré!” Balsamina, que debería haber estado luchando contra Cosmos, apareció ante nosotros. Ella agitó sus grandes alas y voló a través de nuestras cabezas, luego tomó las dos espadas y se fue volando.

“¡Malditos idiotas! ¡Sólo tienen que esperar! ¡El príncipe está buscando una forma de revivir al rey demonio ahora mismo!”

“¿Qué...?”

Nos dejó con una sorprendente cantidad de información. ¿El príncipe buscaba una forma de revivir al rey demonio? Por príncipe, ¿se refería al Príncipe de la Oscuridad? Ninguno de nosotros logró atacarla porque nos pilló con la guardia baja, así que todo lo que pudimos hacer fue ver cómo su figura se desvanecía en la distancia.

“¡Oigan!”

Estuvimos conmocionados por un rato, y entonces Cosmos, Ricott, y Foley vinieron corriendo hacia nosotros. La princesa no estaba por ningún lado. Probablemente se había quedado en la playa con sus guardaespaldas.

“¡Hola, Touya, amigo mío! ¿Ha venido Balsamina por aquí?”

“S-Sí, acabas de perderla. Ella tomó las armas que el jefe de este lugar estaba usando y se fue volando.”

“¡Gracias! Veo que tu plan con la jovencita salió bien. ¡Felicitaciones! ¡Ahora bien, me voy!” Cosmos dijo sus comentarios y luego se apresuró a salir con sus camaradas.

Yukina les gritó desde atrás. “¡Allí hay una cueva! ¡Esa es la entrada al escondite!”

“¡Gracias! ¡No me rendiré! Me aseguraré de que Balsamina... ¡¿Oomph?!” Cosmos se había vuelto hacia atrás, saludándonos. Pero no había dejado de correr, así que tropezó y cayó en medio de la frase. Volvió a saltar como si no hubiera pasado nada, y luego nos hizo señas con la mano y salió corriendo.

Ya veo, así que no habían logrado persuadir a Balsamina. A diferencia de Yukina, yo no tenía ni idea de si ella siquiera había pensado en unirse a nuestro equipo, por lo que no me sorprendió.

“Su escondite, ¿eh? ¿Estarán bien solos?”

“Estará bien mientras Fénix no esté allí. Aunque Balsamina podría huir de ellos.” Según Yukina, el escondite en sí no era tan grande y la mayoría de los monstruos habían salido a luchar contra nosotros, así que ahora debería estar esencialmente vacío.

“Oye, ¿Yukina? Quiero preguntarte algo.”

“¿Qué pasa?”

“¿Serías capaz de persuadir a Balsamina?”

La pregunta también estaba en mi mente, pero Clena la hizo primero. Si tuviéramos una oportunidad, podríamos ayudar a Cosmos.

“¿Eh? De ninguna manera. Ella era como, ¿mi superior? Tuve que estar con ella porque no podía desobedecer órdenes, pero no éramos exactamente amigas.” Pero Yukina inmediatamente negó la posibilidad.

Ahora que lo pienso, definitivamente parecía que había estado siguiendo las órdenes de Balsamina desde que nos encontramos en el baño. Debe haber sido un total fastidio para Yukina lidiar con ella mientras planeaba su escape. En ese caso, no seríamos de ninguna ayuda para Cosmos, incluso si fuéramos con él.

“Supongo que no hay necesidad de que vayamos tras Cosmos, entonces.”

“...Supongo.” Clena estuvo de acuerdo con Rulitora. Debe haber estado preocupada, pero llegó a la misma conclusión que yo.

“Balsamina podría estar allí y todo, así que los estaríamos molestando.”

Tenía curiosidad, pero seríamos una molestia para Cosmos si él siguiera tratando de persuadirla. Sólo tenía que esperar que la convenciera de que se pasara a nuestro lado y la trajera de vuelta. Comencé a preguntarme qué deberíamos hacer a continuación, pero entonces el delfín blanco nos llamó.

“Um, ¿qué les parece? Si no les importa, me gustaría invitarlos a nuestro pueblo...”

Tenía un tono de voz amistoso. No parecía una mala persona, pero tampoco tenía idea de cómo juzgar las expresiones faciales de un delfín. Yukina había sido la que los había traído aquí, así que me volví hacia ella para comprobarlo.

“Yukina, ¿quiénes son?”

“Son los, um... ¿Hombres pez? que viven en esta isla. Veían a Fénix como un enemigo también, así que empecé a trabajar con ellos en secreto.”

“Ya veo, así que...”

Yukina nunca había tenido la intención de estar bajo la vigilancia de Fénix para siempre. Ya había empezado a hacer planes antes de que nos reuniéramos. Su plan original había sido dejar a Balsamina distraída con Cosmos, dejar a Fénix impotente con la ayuda de los hombres pez, y luego hacer que el delfín blanco rompiera los hechizos sobre ella. Así que Yukina ya había ideado su propia estrategia para liberarse.

Sin embargo, ese plan probablemente habría terminado en ellos incapaces de sellar la herida que hizo que la niebla negra saliera de su pecho. Gracias a Dios que nos encontramos antes de que ella lo hiciera. Pero si ella había estado cooperando con los hombres pez hasta ahora, entonces podíamos confiar en ellos. Miré a Clena, que había llegado a la misma conclusión y asintió.

“Entiendo. Por favor, guíenos hasta allí.”

“Muy bien, por aquí entonces.”

El delfín blanco lidera el grupo. Los otros hombres pez, incluido el tuerto, nos rodearon mientras caminábamos. Puede que nos hayan estado escoltando, pero también deben haber sido cautelosos ya que aún estábamos armados. Pensé que era una reacción razonable, así que no hice ningún comentario al respecto. Finalmente llegamos a la costa, donde se encontraba el pueblo de los hombres pez. Mientras tanto, había estado pensando en lo aterradora que les debía parecer mi armadura Devoradora de Magia.

Finalmente llegamos a una ensenada a lo largo de la orilla donde varias cabañas pequeñas flotaban sobre el agua. La costa estaba rodeada de árboles, por lo que este pueblo acuático sería difícil de ver desde fuera de la isla.

Cuando nos acercamos a la aldea, vinieron a saludarnos unos cuantos hombres pez desarmados. Me imaginé que los armados eran hombres y los desarmados eran mujeres, pero no podía notar la diferencia sólo por la apariencia. Había asumido que el hombre pez de un solo ojo con una voz ronca era un hombre, pero ¿qué pasa si en realidad era una mujer? Después de consultar con Yukina, exhalé un suspiro de alivio después de que ella confirmara que era un hombre. Aparentemente se puede saber el género de un hombre pez por la voz después de que se convierten en adultos. Aunque, por supuesto, algunos de ellos eran menos obvios que otros.

“¡Todos! ¡Hemos derrotado a Fénix y a los monstruos! ¡Un héroe ha invadido su base, así que no tenemos nada más de qué preocuparnos!”

Los hombres pez de la aldea vitorearon el anuncio de Yukina. Ellos también querían que desapareciese el escondite de Fénix, lo que era obvio por su reacción. Después de todo, esa era la razón por la que habían conspirado con Yukina.

“¿Crees que nosotros también deberíamos haber ido al escondite en caso de que lo dejaran para perseguir a Balsamina?”

“No, creo que estará bien. Ricott estaba con ellos, después de todo.”

Me habría preocupado más si Cosmos estuviera solo, pero la siempre responsable Ricott había ido con ellos, así que confiaba en que ella no dejaría el escondite desatendido.

Miré a nuestro alrededor y vi cabañas alineadas a lo largo de la costa. Los hombres pez pasaban su vida principalmente en el océano, pero por la noche dormían en estas pequeñas casas techadas. Esta debe haber sido la opción más segura, considerando que los monstruos también habitaban las aguas.

Sobre la arena había sombrillas hechas de hojas gigantescas que daban a la playa un aire muy sureño. Debajo de cada una de ellas había bancos y esteras de paja. Me preguntaba si Yukina durmió sobre eso cuando llegó aquí.

“¿Has pasado la noche aquí?” Preguntó Roni.

“No lo he hecho. No podía estar lejos del escondite por tanto tiempo,” Contestó Yukina mientras agitaba sus negras alas. Debe haber pasado por muchas dificultades.

Los hombres pez celebrarían esta noche en su aldea. No podríamos unirnos a ellos bajo el agua, pero al menos podríamos disfrutar de un banquete de mariscos con ellos.

Esta isla había sido mantenida en secreto a la gente de Neptuno ya que la mayoría de ellos eran seguidores de la Diosa de la Luz, pero aparentemente era de conocimiento común entre los pescadores. Los hombres pez nos habían informado de ello en el camino hacia aquí. Clena y los otros no habían logrado aprender acerca de esta isla cuando estaban preguntando por ahí, pero tal vez fue porque yo era conocido como un héroe que estaba afiliado con el templo de la luz. Quería preguntarle al delfín blanco sobre el templo de la Diosa del Agua, pero ahora me preocupaba que estuvieran cautelosos de mí. Estaba reflexionando sobre cómo sacar el tema cuando el delfín blanco de repente me llamó por mi nombre.

“Sir Touya, me gustaría mostrarle algo. ¿Le importaría venir conmigo?”

“¿Oh? ¿Qué quiere mostrarme?”

“...El templo de la Diosa del Agua.”

Sorprendentemente, fue él quien lo mencionó. Era conveniente, pero un poco demasiado conveniente, así que puse una expresión dudosa. Miré a Yukina, pero ella agitó la cabeza y agitó las manos sin responder. Así que ella tampoco sabía nada de esto.

“...¿Está bien llevar a Touya allí? Es un héroe del Templo de la Diosa de la Luz, ¿sabe?”

“No hay ningún problema. Ha sido decretado por el oráculo de la Diosa del Agua.”

Clena también lo cuestionó para asegurarse, pero él despejó nuestras dudas con una sonrisa.

El oráculo, ¿eh? Entonces, sería seguro asumir que la misma Diosa del Agua aprobó esto.

“Mi objetivo es recibir la bendición de la Diosa del Agua... ¿puedo asumir que lo hará por mí?” Pregunté, y el delfín blanco asintió.

“...Entiendo. Guíenos en el camino. ¿El templo está en algún lugar de la aldea?”

“No, pero es un lugar al que los humanos pueden llegar sin tener que nadar,” Dijo el delfín blanco, y luego se dio la vuelta y comenzó a dirigirse hacia el océano.

“Espere, ¿no dijo que no necesitábamos nadar?”

“¿Oh? Sí, eso es correcto. Sus pies deben tocar el suelo todo el tiempo.”

“...Uh-huh.” Probablemente debería cambiarme a algo más ligero, como un traje de baño.

“Lo siento, necesito prepararme, así que por favor espere un poco.”

Detuve al delfín blanco y abrí la puerta del Baño Ilimitado. El camino al templo era aparentemente seguro, así que decidí no usar armadura sobre mi traje de baño y traje un arma conmigo por si acaso.

“Ooh, es una armadura bikini...”

“Esto no es una armadura.”

Era lo único en lo que pude pensar ya que Clena y Roni no llevaban nada más que trajes de baño con solo un cinturón atado a sus caderas y una espada envainada colgando de ellos. Aunque yo también estaba en traje de baño y llevaba una lanza de Hadesópolis para poder lidiar fácilmente con monstruos submarinos. Este atuendo me hizo querer probar la pesca con lanza.

“Estoy celosa, sus trajes de baño son tan lindos...”

“Te compraremos uno cuando volvamos a la ciudad.” Le acaricié la cabeza a Yukina mientras ella miraba a las otras chicas con envidia. Luego me molestó para que la llevara a través del agua para que no se mojara. Ella podía volar, pero era nuestra regla no escrita no mencionarlo. De todos modos, esto era sólo una pequeña petición. Huelga decir que cumplí sin demora. La bendición de la Diosa del agua era importante, pero también quería apresurarme y hacer tiempo para que nos sentemos juntos a charlar.

Vadeamos a través del agua que llegaba hasta mi cintura hasta que llegamos a una cueva que se abría hacia el muelle. El espacio interior era amplio y la luz natural iluminaba la cueva desde arriba. Sin embargo, no pude ver nada que se pareciera a un altar. Tal vez no podía esperar mucho más de un templo que no fuera el templo principal. Clena y los demás también miraban a su alrededor con caras ligeramente decepcionadas. Parecía que tendría que encontrar el templo principal del agua para rehacer este ritual como con la bendición de la Diosa de la Tierra.

“¿Podría decirnos dónde está el templo principal de la Diosa del Agua más tarde?”

“¿Qué es un templo principal?” El delfín blanco ladeó la cabeza mientras hacía una pregunta inesperada.

Le expliqué lo que era un templo principal, y luego se rió y dijo: “En ese caso, éste también es el templo principal.”

¿Realmente estaba diciendo que esta cueva vacía era el templo principal? O mejor dicho, ¿qué quiso decir con “también”? Miré a mi derecha, izquierda, arriba y finalmente abajo, y luego me di cuenta de lo que quería decir.

“No me diga... ¡¿Es el océano en sí mismo?!”

“Sí, todos los mares están conectados a la Diosa del Agua.”

Ya veo, así que el templo no tenía una ubicación específica, sino que era el mar mismo. Así que todos los océanos del mundo eran el templo principal de la Diosa del Agua. Siguiendo esa lógica, toda la tierra del mundo debería haber caído bajo la Diosa de la Tierra, pero tal vez la existencia de las otras diosas lo impedía. Considerando su magnánima personalidad, pude verla dividir su territorio con las otras diosas sin decir una palabra.

Yukina, que había estado escuchando nuestra conversación, preguntó al delfín blanco: “¿Por qué hicieron de esta cueva un templo? ¿No podrían construir uno en la costa?”

“Eso llevaría tiempo, y ¿no es la mejor opción la que causa menos inconvenientes a los demás?” El delfín blanco dio una respuesta contundente. Probablemente no les importaba incomodarse un poco si eso significaba dejar marcas mínimas alrededor de su hábitat.

“...¿Le importa si miramos?” Preguntó Rium.

“No encuentro ningún problema con ello.”

Ya que tener a otros alrededor no estorbaría con el ritual, el resto decidió quedarse hasta que la ceremonia estuviera completa. Mientras todos miraban, el delfín blanco levantó su bastón y comenzó a recitar las oraciones rituales en una voz solemne. Ahora que lo pienso, era la tercera vez que presenciaba esta ceremonia, pero todavía no tenía idea de lo que significaban esas oraciones. Aparentemente estas palabras eran parte de algún lenguaje que incluso la bendición de la Diosa de la Luz no podía descifrar.

Mi papel en la ceremonia consistió simplemente en sentarme y escuchar el canto del clérigo, así que fue bastante tedioso. Esta vez estaba sentado en unas rocas rodeadas de agua, así que no pude evitar distraerme por las olas que ondulaban contra mí. De hecho, mi mitad inferior se estaba enfriando. La luz fluía desde arriba, pero aún estábamos dentro de una cueva, así que la temperatura del agua era mucho más baja en comparación con el agua cerca de la playa. Quería darme un baño caliente tan pronto como terminara esto.

Eché un vistazo a Clena y a los demás, que se habían sentado sobre rocas planas que salían del agua. Estarían mucho más fríos si se quedaran en el agua, así que tomaron una buena decisión. En cualquier caso, resistí el agua fría hasta que la ceremonia de bendición se completó.

Después de eso, le pregunté al delfín blanco si tenían algún libro de texto sobre hechizos de clérigos de agua, pero desafortunadamente los hombres pez ni siquiera tenían la tecnología para crear libros en primer lugar. Debería ser capaz de sentir mi camino comenzando por convocar a los espíritus del agua, así que lo único que me quedaba era esperar a que la Diosa del Agua apareciera en mis sueños.

“¡Más importante aún, mis piernas se están congelando! ¡Apurémonos y volvamos a tierra!”

“¡Jajaja! Eso podría haber sido un poco difícil para los humanos.”

“¿Esta es una de las razones por las que la Diosa del Agua cayó en desgracia en Neptuno?”

“Si sólo se desea ofrecer sus oraciones aquí, está bien hacerlo en barco.”

“Oh, así que por eso los pescadores sabían...”

Ya veo, así que, aunque fueran seguidores, no tenían su propio clérigo. Y ahora entendía por qué nunca se había encontrado el escondite de Fénix, aunque esta isla estaba tan cerca de Neptunópolis. No querían provocar ningún conflicto contra los hombres pez, así que optaron por mantenerse al margen de la situación en lugar de arruinarla. Finalmente empecé a juntar las piezas para cuando volvimos a la aldea.

Todavía faltaba tiempo para que empezara la fiesta, así que decidí calentarme con un baño primero. Abrí la puerta al Baño Ilimitado y me di cuenta de que el interior había cambiado una vez más.

“¿Eh? Touya.... se ve diferente aquí.”

El camino hacia el interior del edificio era más largo, y el propio edificio era obviamente más grande, hasta el punto de que Yukina había notado la diferencia, aunque era solo su segunda vez aquí. El espacio dentro del Baño Ilimitado había vuelto a crecer.

“...También hay otra habitación.” Rium había supuesto que había espacio para una nueva habitación en el lado derecho del edificio, así que se adelantó para confirmar que había una nueva habitación allí.

También había ahora un gran estanque a la derecha del jardín, en diagonal del altar de fuego. Me acerqué y aunque no había ningún altar nuevo, había una roca plana en el borde con un círculo mágico grabado en ella. Como este era mi don, podía aprender exactamente cuál era su propósito con sólo tocarlo.

“Este es un dispositivo de invocación.”

“¿Invocación? ¿Qué puede invocar?”

“Verás, este pequeño dispositivo... ¡puede tomar los peces de las aguas cercanas y transportarlos hasta aquí!”

“......”

Di algo, Clena. Hice todo lo que pude para que eso sonara emocionante. El agua de este estanque tenía los niveles correctos de sal para que los peces del mar y los de los ríos prosperaran. Además, tenía la conveniente característica de transportar automáticamente el pescado de vuelta si cerrábamos la puerta del baño cuando todavía había peces dentro.

“... ¿Eso es todo?”

Aparté la vista ante el comentario sarcástico de Clena. Lo siento, aún tenemos que atraparlos nosotros mismos después de que los peces sean invocados aquí.

“Bueno, este hechizo de invocación es una señal segura de que los poderes de una diosa están en juego.”

Gracias por el apoyo, Rakti.

Rium asintió sinceramente a su lado. Como maga de cristal, probablemente sabía mejor que yo lo asombrosa que era esta piedra de invocación. Podríamos esperar para probarlo, ya que los marineros nos proporcionarían muchos mariscos esta noche.

Me di la vuelta y miré hacia la ubicación de la nueva habitación. La habitación parecía más pequeña que el estanque, pero seguía siendo parte del regalo de la bendición de la Diosa del Agua. La habitación tenía una puerta trasera que podíamos abrir desde aquí, pero no podía predecir lo que encontraríamos dentro.

“¿Eh? ¿Esta es otra cocina?”

Había un lavabo con dos grifos. No pude ver una estufa, así que esto no era una cocina. Un estante en la pared estaba forrado con redes de mano, cañas de pescar y otras herramientas para usar en el exterior del estanque.

Roni se acercó primero al fregadero, moviendo la cola mientras empezaba a husmear.

“Parece un grifo normal. Oh, pero no hay panel de control.”

Aparentemente estos grifos no tenían un panel de control para alterar la temperatura del agua. Básicamente, el agua sólo saldría a una temperatura constante. Roni abrió el grifo, pero algo alarmante empezó a salir a borbotones.

“¿Qué pasa con el agua? ¡Aléjate de ahí, Roni!” El agua del grifo estaba teñida de otro color. Clena levantó la voz, sorprendida por el agua de color naranja brillante, y luego Roni saltó ágilmente de vuelta a un lugar seguro. Sin embargo, Yukina y yo nos acercamos al grifo con expresiones de estupefacción. Puse mi cara cerca y pude oler algo dulce. Entonces puse mi mano debajo y aprendí lo que era.

“Está bien, Yukina.”

“¿Estás seguro? Entonces déjame probarlo...” Yukina metió un dedo bajo el líquido, y luego lo lamió una sola vez. “Touya, esto es... ¡jugo de naranja!”

Sí, el líquido que salía del grifo era 100% jugo de naranja puro.

“¿Entonces es seguro...?”

“No te preocupes, es perfectamente bebible. Es refrescante.”

Clena y Roni se acercaron a nosotros con pasos tímidos, así que les aseguré que esto no les haría daño. Por supuesto, era completamente potable, y aunque fue creado a partir de mi MP, tenía el mismo valor nutricional que el real. Bueno, cualquiera se sorprendería si un grifo normal y corriente comenzara a verter jugo de naranja en lugar de agua normal.

“Entonces, ¿qué es esto...?”

Rium abrió la llave del otro grifo. Esta vez, salió un líquido de color ámbar. El olor me resultaba un poco familiar. También puse mi mano debajo de este grifo y determiné qué era.

“...Este es caldo de udon.”

El sabor era simple y nostálgico.

“El caldo de udon que sabe a mar está conectado a la hermana Agua, y el aura de la hermana Tierra está fuertemente emitida por el jugo de naranja.”

No, no tenías que explicarlo, Rakti. De todos modos, un baño, una cocina, ¿y ahora jugo de naranja y caldo de udon? De nuevo, ¿cuál era mi don? (La casa ilimitada xD)

Pero no podía permitirme sentirme desanimado después de haber llegado tan lejos. Había usado mi Baño Ilimitado para salvar al clan Torano’o y derrotar a un general demonio. El valor de un don dependía enteramente de cómo lo utilizabas. Me enderecé de nuevo y aclaré mi mente.

“Vamos, el jugo de naranja se puede tomar directamente. Vamos por unos vasos.”

“Bien...” Rium fue corriendo, inmensamente curiosa por el nuevo juguete.

“Este caldo de udon puede ser usado para cocinar.”

“¿En serio? Puedo traer una olla, entonces.”

“Claro. Te enseñaré todo lo que sé al respecto.”

Podríamos usar el caldo en una variedad de platos. No podríamos conseguir fideos udon ahora mismo, pero el caldo podría ser una base para los guisos. Sólo ciertos ingredientes podrían combinarse bien con él, pero podríamos hacer algo como el oden.

“Esto me hace recordar. ¡Estoy emocionada, Touya!” Yukina sonrió felizmente. Haruno también apreciaría este sabor.

Todas las habilidades tenían su propósito. Ya que este don fue la tarjeta que me dieron, también podría usarlo para enriquecer nuestras vidas tanto como pudiéramos. Recuperé la compostura y me dirigí al baño. Esta era la pieza central de mi don, después de todo. Quería despejar todas mis dudas de que este era mi don principal, junto con el cansancio de la batalla.

“...Bueno, no es ninguna sorpresa.”

“¿Qué pasa, Touya?”

Las chicas y yo nos habíamos desnudado y nos habíamos preparado para entrar en el baño, pero nos quedamos quietos en cuanto vimos la nueva bañera. Yukina era la única indiferente, ya que era la primera vez que veía el baño.

“Seguro que se ha vuelto.... mucho más grande...”

Sí, era más grande. Salí corriendo del edificio a pesar de que estaba en mi yuamigi y me aseguré de que la sección del edificio se había expandido, junto con el resto del Baño Ilimitado. Había estado distraído por el estanque antes, así que no me di cuenta de que el Baño en sí mismo se había expandido en tamaño. Volví y revisé las paredes, el techo y el suelo de la zona de duchas para ver si todo lo que había en la habitación estaba hecho de hinoki japonés. La bañera había crecido un par de tallas, y el lado más largo del rectángulo daba a la zona de ducha. Por supuesto, eso significaba que el área de duchas también se había ampliado, así que más grifos y duchas llenaban el espacio.

Había un pasamanos que bajaba por el centro de la bañera, dividiéndola en dos. Parecía que el baño se había hundido más allá de la barandilla. Podríamos nadar en esta cosa.

“¿Está bien si entro? Estas chicas parecen no poder contenerse por mucho más tiempo.”

Me volví hacia la voz de Clena y vi a Rium, Rakti y Roni con sus ojos brillantes. Roni solía encargarse de controlar a las chicas más pequeñas, pero ahora ni siquiera ella podía resistirse al encanto de un baño más grande. Será mejor que las deje ir lo antes posible.

“Sí, está bien. El baño se hace más profundo más allá de la barandilla, así que tengan cuidado.” Dije, y luego las tres chicas se apresuraron a echarse agua sobre sí mismas antes de saltar a la bañera. Estaban vertiendo los cubos de agua unas sobre otras como si estuvieran jugando en la playa. Aunque era más como si estuviéramos en una piscina cubierta.

Miraba a las chicas mientras me acercaba a Yukina, pero luego Clena también se acercó a ella. Tal vez Clena también quería jugar, pero se reprimió porque estaba preocupada por Yukina.

“Gracias, Clena.”

“No te preocupes por eso. La hermana pequeña de Touya también es mi hermana pequeña,” dijo Clena mientras se ruborizaba un poco.

Estaba siendo tan abierta de mente, pero Yukina solo respondió inflando sus mejillas con una mueca. No debería ser yo quien lo dijera, pero abrazó a su hermano mayor. Tal como predije que haría, se aferró a mí y se puso frente a Clena. Me imaginé que le estaba sacando la lengua ahora mismo. No podía decirlo desde mi punto de vista, pero estaba bastante seguro de que tenía razón. Clena se sorprendió al principio por la reacción, pero luego le siguió el juego y le respondió de vuelta.


No deberías mostrarle esa actitud a alguien que está preocupado por ti, Yukina. Le di un ligero golpecito en la cabeza. Ella me miró para objetar, pero yo la miré fijamente hasta que empezó a enfurruñarse un poco, luego finalmente se rindió e inclinó la cabeza en la dirección de Clena.

“Muy bien, buena chica. Yo también lo siento, Clena.”

“Oh, no, no te preocupes. Debe haber pensado que te estaba robando de ella,” dijo Clena, lo que hizo que Yukina moviera la cabeza desafiantemente.

Sus rarezas eran exactamente las mismas, aunque había renacido como demonio. Tu hermano mayor es tan feliz, Yukina.

Primero lo primero, quería entrar en calor en un baño caliente. Por supuesto, primero me eché un cubo de agua encima, como lo habían hecho las otras chicas. Yo les había dicho que lo hicieran ya que era la etiqueta adecuada en los baños japoneses, así que necesitaba dar ejemplo aquí. Le eché un cubo de agua a Yukina, lo que hizo brillar su cabello mojado. Estas dos chicas de pelo plateado realmente parecían ser hermanas. Luego, los dos nos sentamos en el baño. No queriendo tocar el violín, Clena optó por unirse a Roni y a las otras chicas.

Este nuevo baño realmente se sentía muy abierto. Era un mundo de diferencia de esos momentos en que esta bañera apenas cabían dos personas sin que nos superpusiéramos el uno al otro. Aunque esos también fueron buenos tiempos, en cierto modo.

“Este es un baño increíble. ¿Tú creaste esto, Touya?” Yukina se movió ligeramente de un lado a otro junto a mí y apoyó su cabeza en mi hombro. Me hizo recordar nuestros días de cuando ella estaba viva. Ahora que lo pienso, nuestro baño del apartamento en el que vivíamos era más o menos del mismo tamaño que mi Baño Ilimitado inicial.

Sí, ahora todo volvía a mí. Los días que pasamos juntos y la muerte de mi hermana pequeña. Yukina había estado enferma desde que nació. Mis padres tenían trabajos que requerían mucho tiempo, así que empecé a cuidar de ella cuando estaba en cuarto grado. Esa fue la razón por la que era tan bueno lavando el cabello de las chicas. No tenía talento para eso, pero experimenté poco a poco para que la experiencia fuera al menos un poco más agradable para Yukina. Mi vida se había centrado en Yukina en ese entonces, pero eso nunca había sido algo malo en mi mente. De hecho, me pareció divertido pasar mis días con ella. Ahora que lo he pensado, mi experiencia pasada podría haber llevado a que el Baño Ilimitado tomara forma como mi don.

Por supuesto, sabía que mis padres no llevaban una vida fácil. No podía contar el número de veces que los había visto pelear. En ese entonces, hice todo lo que pude para evitar que Yukina se enterara.

“¿Touya...?”

Oh no, se me notaba en la cara. No quería que Yukina se enterara de eso.

Había reencarnado y su cuerpo estaba perfectamente sano ahora. El hecho de que se hubiera convertido en un demonio no era más que un detalle trivial. Sin mencionar que yo también estaba a punto de convertirme en un demonio. Las únicas cosas que impedían que eso sucediera eran las bendiciones de la luz, el fuego y la tierra, así como el orbe de oscuridad de Rakti. Mi animada hermana estaba a mi lado ahora mismo, y eso era lo más importante. Quería hablar más con ella.

“Oye, Yukina. ¿Podrías contarme qué ha pasado desde que fuiste convocada aquí?”

“Oh, está bien. Aunque ha pasado menos de un año desde que llegué aquí...”

Yukina se veía casi igual a como la recordaba. Ya que ella se había convertido en un demonio, yo tenía curiosidad por saber si su edad real seguía coincidiendo con su apariencia física o no, pero afortunadamente no se había convertido en mi hermanita “mayor.” ¿Cómo debería llamarla ahora? ¿Mi “hermana pequeña sin relación de sangre pero con relación de sangre”? No, no estaba seguro de lo real que era eso. Parecía que no encontraría una respuesta a eso, pero ella seguía siendo mi hermanita sin importar lo que pasara, así que el resto no era importante.

En otra nota, ¿qué pasó con la diferencia de dos años? ¿Era así de indulgente el hechizo de invocación del héroe de la oscuridad en su marco temporal? O tal vez este mundo y mi viejo mundo no estaban en la misma línea de tiempo. Le pregunté a Rakti, nuestra diosa residente, pero ella dijo que tampoco estaba segura. Supongo que tenía que aceptar que así era como funcionaba.

“Fénix fue el que me invocó. Dijo que un país llamado Júpiter estaba tratando de convocar a un héroe de la luz, así que me convocaron como contramedida.”

“Así que te escogieron...”

En ese caso, estaba agradecido tanto por la familia sagrada de Júpiter como por Fénix. Si no hubiera sido por ellos, nunca hubiera podido volver a ver a Yukina.

“Y luego me entrenaron mucho.”

“¿Fue doloroso?”

“¡En absoluto! Quiero decir, puedo moverme todo esto ahora.” Yukina se levantó de un salto y separó sus brazos energéticamente. La vista casi me hizo llorar, pensando en su estado físico en el pasado.

“Ya veo, eso es genial....” Dije y extendí mis brazos también, y luego ella saltó a ellos. No te soltaré de nuevo, pensé, y abracé su esbelto cuerpo fuertemente entre mis brazos.

De todos modos, Yukina había vivido casi un año entero como demonio, ¿eh? Ahora me preguntaba por qué había estado con Balsamina cuando nos atacó en la Doncella de las Olas Rugientes.

“¿Qué relación tienes con esa otra demonio, Balsamina?”

“Me convertí en su subordinada recientemente.”

Así que no se conocían desde hacía tanto tiempo. Oh sí, ¿se las arregló Cosmos para convencerla de que se pasara a nuestro lado?

“Al parecer, su antiguo subordinado había sido derrotado en el vacío hace un tiempo. Así que me transfirieron a ella.”

¿Ella estaba hablando del demonio con el que habíamos peleado, Maius? El mundo era un lugar pequeño.

“Pero todo lo que hice fue escucharla quejarse cada vez que salía y volvía derrotada...” Así que todas esas veces que había intentado atacar a Cosmos pero volvió sin éxito, se había quejado a Yukina después. “Y en realidad, la primera vez que salimos juntas fue cuando nos vimos.”

Ya veo, entonces me confundieron con Cosmos y nos atacaron. Si hubiesen identificado correctamente a Cosmos, entonces se habría ocupado personalmente de Balsamina, dejando a Yukina con las guardias de élite. Esencialmente, nuestra batalla contra Maius creó un efecto mariposa que finalmente nos permitió a Yukina y a mí reunirnos. Fue prácticamente un milagro. Miré a Clena, que había escuchado por casualidad y me devolvió una expresión de asombro.

“...Oye, Touya.”

“¿Hm? ¿Qué sucede?”

“Yo me convertí en un demonio, pero tú... ¿te quedarás conmigo?”

“Por supuesto que sí,” respondí sin dudarlo.

Yukina podría haber sido consciente de ello, pero a mí me da igual. Como había pasado menos de un año para ella, seguía siendo la misma Yukina que siempre había conocido. Era mi adorable hermanita. Incluso si ella hubiera reencarnado y si ya no fuéramos parientes de sangre, ese hecho nunca cambiaría.

“Ya veo....♪” Después de escuchar mi respuesta, ella descansó felizmente su mejilla contra mi pecho.

Una pequeña mano empezó a acariciar la cabeza de Yukina. Las otras cuatro chicas habían venido sin que yo me diera cuenta.

“Todos nosotros... juntos.” Rium continuó acariciando la cabeza de Yukina mientras me daba un pulgar hacia arriba con su otra mano. Parecía un poco orgullosa de sí misma.

Yukina miró fijamente a las otras chicas.

“Um, pero...”

“¿Estás preocupada por el hecho de que eres una demonio? Aún no me había presentado, pero yo soy Clena. Soy mitad demonio, nacida de una madre humana y un padre demonio.” Clena sonrió y ofreció una mano, que Yukina tomó mientras aún parecía perpleja.

“¡Yo soy Roni, una licaona!”

“...Rium. Humana.”

“Yo soy Yukina... una demonio.”

Asentí con la cabeza, satisfecho con sus presentaciones. Parecía que Yukina sería bienvenida en el equipo, no sólo conmigo. Sabía que las chicas estarían bien con ella, pero aun así me sentí aliviado al verlas darse la mano de esta manera. Tendríamos que presentarle a Rulitora y a los demás también, pero eso tampoco me preocupaba.

Roni entonces instó a Rakti, que se había escondido detrás de Clena, a que diera un paso adelante.

“U-Um, yo soy Rakti. Soy la Diosa de la Oscuridad. Lo siento.”

Y luego se disculpó de inmediato. Tal vez se refería a toda la situación de invocación del héroe, aunque ella no tuvo nada que ver con ello.

“...¿Diosa?”

“Oh, puedes llamarme Rakti. Así me llaman Touya y todos los demás.” Yukina se quedó boquiabierta ante la amistosa diosa. Después de tomarse un tiempo para procesarlo, miró a Rakti y exclamó: “¡Rakti! ¡Yo también quiero un don!”

“...¿Qué?”

“¡No es justo que sólo Touya tenga uno! ¡Dame uno a mí también! Como una Tienda de Conveniencia Ilimitada, o tal vez un Centro Comercial Ilimitado.”

Un centro comercial ilimitado sería demasiado conveniente. Yo también quería uno, si es posible.

“Um, la hermana Luz es la que concede dones, yo sólo....”

“¡Te falta servicio al cliente, Rakti!”

“¿Servicio al cliente?”

Ese no era el problema aquí.

La energía estrafalaria de Yukina se estaba contagiando a Rakti.

“Ya que la hermana Luz convoca a personas que aún están vivas, ella les otorga nuevos poderes. Mi poder revive a los muertos, así que les doy nuevos cuerpos. Si te concediera un don, entonces no tendrías el cuerpo para usarlo.”

“...¡Ahora lo entiendo!” Yukina aplaudió con las manos juntas al entenderlo. En realidad, esta era la primera vez que yo oía hablar de esto. Así que por eso recibí un don al mismo tiempo que había sido bendecido.

“¡De acuerdo, entonces, dame uno ahora!”

“¡Eso es imposible! Se conceden dones a personas que fueron convocadas de otro mundo, pero tú reencarnaste, así que eres considerada alguien de este mundo.”

No seas tan codiciosa, Yukina. Aunque podía entender por qué estaba tan tentada, ya que el Baño Ilimitado era tan útil. Si pudiera, compartiría este don con ella, pero no funcionaba así. En cualquier caso, debería calmarla. Me acerqué a Yukina.

“Oye, ya has entrado en calor, ¿no? Ha pasado un tiempo, así que déjame lavarte el pelo.”

“¡Está bien!♥” Su cara se iluminó rápidamente mientras saltaba sobre mí. Su cola, que levantaba su yuamigi, se movía enérgicamente. Me recordaba a un perro. Ella siempre había disfrutado de que yo le lavara el pelo desde que éramos pequeños.

La levanté como una princesa, lo que le abrió los ojos de par en par. Y de repente me di cuenta de que lo había hecho por costumbre, pero ya no era la misma Yukina.

“Lo siento, ahora puedes caminar sola...”

“No, está bien. Hagámoslo así por hoy...” Yukina sonrió y frotó su mejilla contra mí.

Ahora tenía su sello de aprobación. Esto también me hizo más feliz, así que la llevé a las duchas y la senté en un taburete. Me estaba levantando para lavarle el pelo por primera vez en mucho tiempo, pero luego alguien me picó el hombro. Me di la vuelta para encontrar a Rium, pareciendo que quería decir algo. Apuesto a que también quería lavarse el pelo. Pero luego se volvió y regresó a la bañera. Luego me miró fijamente como si estuviera esperando que hiciera algo.

Oh, ¿era eso? Ella quería que yo también la llevara. Me di cuenta de que Rakti también me miraba un poco avergonzada, y Roni estaba haciendo lo mismo, pero con una mirada de disculpa. Todas sus miradas estaban coloreadas de expectación. Clena era la única que tenía los brazos cruzados, mirando hacia otro lado.

“...Yukina, espera aquí un segundo.”

“Bien, entiendo.”

Yukina me dejó ir, pero su sonrisa parecía un poco impaciente. No podía hacer esperar a ninguna de ellas.

La expresión de Rium no cambió cuando la llevé en brazos, pero su cuerpo se sintió un poco tenso. Apuesto a que esas mejillas están sonrojadas no sólo por el calor del baño. Yukina no parecía entenderlo del todo y asumió que sólo estaba nerviosa.

Cuando traté de levantar a Rakti, ella me envolvió con sus brazos y piernas y se aferró a mí con todo su cuerpo. Me recordó a Yukina cuando era más joven. Recordé la vez que me abrazó así y no me dejó ir cuando entramos en una casa embrujada. Yukina también la miraba con un aire de nostalgia.

Roni se estaba poniendo nerviosa cuando me acerqué a ella, tratando de retractarse, pero se volvió más obediente después de que la recogí y se puso de color rojo brillante en sus orejas. Ella no estaba muy acostumbrada a este tipo de tratamiento, después de todo. Yukina pensó que la escena era linda y miró a Roni con una sonrisa.

“Tú eres la última, Clena.”

“¡¿Por qué estoy incluida yo?!”

“Bueno, no dejabas de mirarnos incluso mientras fingías que no te importaba.”

“Ugh... bueno, yo soy... pesada...”

Involuntariamente miré cierta parte de su cuerpo, pero no diría cuál.

Para mostrarle lo fuerte que me había vuelto, intenté levantarla con medio esfuerzo, pero ella agitó los brazos y las piernas para resistir. Sin embargo, en el momento en que sus pies dejaron el suelo, se volvió dócil de inmediato. Yo había ganado mucho músculo desde que me invocaron aquí, así que ella era ligera como una pluma para mí. Yukina nos había estado sonriendo todo el tiempo. Después de estos dos últimos incidentes, debe haber pensado que estaba descubriendo los puntos débiles de Clena.

“Clena, Roni, no tenemos mucho tiempo hasta el banquete. ¿Pueden ayudarme?”

Les lavaría a todas el pelo yo mismo si tuviéramos tiempo, pero ya que los hombres pez nos invitaron a su banquete, teníamos que hacer las cosas rápido. Por esta noche, será mejor que nos lavemos en pares.

“Sí, no queremos llegar tarde al banquete.”

“Entendido. Te dejaremos a Yukina a ti, Touya.”

Todas las demás también entendieron lo que yo quería decir. Volví a ponerme frente a Yukina, y luego me detuve mientras miraba lo que le crecía en la espalda y en el trasero.

“...¿Cómo debo lavarte las alas y la cola?”

“¡Sé gentil!♪” Yukina agitó sus alas con malicia. Obviamente no podía lastimarla. Por ahora, me aseguraría de ser gentil y meticuloso con ella.

“......”

A mitad de lavarle el pelo, de repente se quedó callada. Miré su reflejo en el espejo: estaba apretando los ojos, conteniendo las lágrimas. Sí, esto realmente nos trajo de vuelta. Tantas cosas habían pasado, pero finalmente sentí que estábamos realmente juntos de nuevo. Miré a mi alrededor y noté que todas las demás también miraban a Yukina. Sus ojos eran amables.

Yukina, no acabas de volver conmigo. También ganaste nuevos amigos. Quería que ella lo entendiera. Pasé mis dedos a través de su brillante cabello plateado ya que me entraron ganas.


Poco después, salimos del baño, nos cambiamos y volvimos a salir. El cielo estaba ahora pintado de rojo y el sol de la tarde se hundía lentamente en el horizonte. Acababan de terminar de prepararse para el banquete.

Yukina no tenía más ropa que el bikini que llevaba puesto, así que le entregué un abrigo para que no se resfriara. Ella felizmente lo aceptó y se cubrió con él ella misma. Vi al grupo de Cosmos entre la multitud, pero Balsamina no estaba en ninguna parte.

“¡Oh, Balsamina es una chica tan tímida!”

Aparentemente, había fracasado en su intento de persuadirla de nuevo. Así que tampoco obtendríamos más información sobre la resurrección del rey demonio ahora. A juzgar por el comportamiento de Cosmos, aún no se iba a echar atrás. Estaba seguro de que él se levantaría y empezaría de nuevo donde lo dejó la última vez. Decidí dejarle Balsamina a él y buscar otro enfoque.

Como probablemente no conseguiría una conversación adecuada de Cosmos, llamé a la Princesa Franchellis y a Ricott. Clena y Yukina estaban conmigo. Debían querer algo de información de Yukina también, ya que ella se había estado quedando en ese escondite.

“No quedaba mucho en ese escondite, ¿verdad? Nunca había muchos monstruos allí en primer lugar, y la mayoría de ellos se habían ido a la costa hoy.”

“Sí, sólo nos encontramos con algunos de ellos. Destruimos el escondite para que no pudiera ser usado de nuevo por si acaso, pero ¿podrían los monstruos esconderse en otro lugar?”

“Supongo que Balsamina sería la única que quedaría... Oh, y Fénix también. Volverá después de un tiempo. Aunque apuesto a que volverá directamente al cuartel general en lugar de quedarse aquí.”

“Así que realmente era inmortal... ¿Sabes dónde está el cuartel general?”

“Ahh, lo siento, no lo sé. Sólo me dijeron que este lugar no era el cuartel general.”

Después de escuchar la respuesta de Yukina, la princesa se cubrió la boca con su abanico y suspiró. Sabía cómo se sentía. Yo ya había logrado mi objetivo de salvar a mi hermana pequeña, así que ahora el grupo de Cosmos sólo necesitaba ocuparse de Balsamina.

“En realidad, Balsamina dijo algo cuando se cruzó con nosotros...” Les informé de lo que ella nos había dicho, y ellos siguieron escuchando con expresiones serias. Ahora sabían qué tipo de información podrían obtener de Balsamina si lograban persuadirla.

En cualquier caso, el escondite de Fénix estaba ahora completamente destruido. La paz regresaría a la aldea de los hombres pez. En ese sentido, Yukina había pensado que el escondite estaría completamente vacío, pero el grupo de la princesa había recuperado una pequeña caja de tesoros escondida en lo que sospechaban que era la habitación de Fénix.

“Um, ¿así que esto es...?”

“¿¡Fénix tenía un tesoro escondido?!”

“... ¿Crees que eso es lo que es esto también?”

La caja contenía joyas preciosas y otros tesoros. La princesa se ofreció a dividir los tesoros a la mitad con nosotros, pero mi prioridad había estado con Yukina hoy y dejé el escondite y todos los monstruos para que ellos se ocuparan, así que amablemente me rehusé.

“Mira, es el Grande Nautilo.” Mientras tanto, el Grande Nautilo había llegado a la ensenada. Rulitora y Mark habían regresado de recuperar al resto del grupo. El banquete estaba a punto de comenzar ahora que todo el mundo estaba aquí, así que dejé los temas pesados para más tarde.

El banquete consistía en un amplio surtido de barbacoa de mariscos. Al parecer, a los hombres pez les encantaba el pescado a la parrilla. Normalmente comían pescado crudo, por lo que el pescado a la parrilla se consideraba un lujo para ocasiones especiales. Como habían perdido el control de la mayor parte de su isla, no habían podido recuperar leña para asar a la parrilla. Quizás ese fue el peor de los daños que Fénix había causado.

Aproveché la oportunidad para abrir la cocina de la Diosa del Fuego y cocinar algo de pescado allí. Pescado a la parrilla, pescado frito y meunière fueron sólo algunos de los platos de nuestro menú. Sin embargo, el plato más popular de todos fue el pescado asado en caldo de udon. El delfín blanco clérigo incluso tenía lágrimas en la cara mientras exclamaba: “¡Esta es la bendición de una diosa....!” El caldo de Udon era increíble.

Pardoe y Shakova empezaron a beber con los hombres pez, luego el grupo de Cosmos se unió a la diversión. Crissa normalmente los detenía, pero les dejó hacer lo que quisieran hoy. Las chicas de la guardia de élite gritaron “¡Qué lindo!” mientras recogían y abrazaban a Pardoe y Shakova. Era la primera vez que veían ketolts. Esos dos son hombres de mediana edad en el interior, ¿saben? Por no mencionar que uno de ellos es del tipo duro y rudo.

“Cosmos seguro es increíble.”

“¿De qué estás hablando?”

“Esa cosa que está bebiendo no contiene alcohol.”

“...¿Eh?”

No lo había estado viendo en todo este tiempo, pero creo que nunca bebió nada alcohólico. Pero seguía pegado hombro con hombro con los hombres pez y cantando con ellos en voz alta.

“Es naturalmente talentoso, supongo...” Murmuró Rium. Eso no era algo en lo que yo quisiera tener talento.

“Oh sí, ¿dónde está Mark?”

“Oh, Marky está justo ahí.” Crissa señaló desde el ajetreo de la celebración hasta el lugar donde Rulitora y el hombre pez de un solo ojo bebían tranquilamente y creaban una atmósfera tranquila. Por alguna razón, Mark y Ricott estaban con ellos.

“... ¿Por qué están esos dos allí?”

“Aparentemente estaban interesados en hablar con los otros dos.”

El punto más obvio en común entre Rulitora y el hombre pez tuerto era que ambos eran excelentes soldados. Dejando a un lado a Ricott, ¿estaba Mark realmente tratando de seguirlos? Se suponía que él era un herrero.

Seguimos observando a la gente mientras comíamos los platos de mariscos, rodeados de hombres pez. Este pescado estaba realmente delicioso.

Los hombres pez que actuaban alborotadamente con Cosmos eran soldados, mientras que los que estaban cerca de nosotros eran esposas e hijos. Se habían vuelto curiosos acerca de nuestros platos, así que estaban bañando a Roni, Crissa, e incluso a Rakti, que había estado ayudando, con una lluvia de preguntas.

“Este pescado es tan sabroso.”

“¡La carne aquí es aún más sabrosa!”

Los platos eran muy apreciados por todos, pero el pescado no era tan novedoso para Yukina ya que lo había estado comiendo desde que reencarnó aquí. Hice bien en pedir un plato de carne a Roni.

Su favorito, sin embargo, era el jugo de naranja. También le encantaba en su vida anterior. Puedo crear cuanto quiera con mi MP, así que bebe. Sólo asegúrate de que no te duela el estómago. Y no lo llames “hermano mayor recién exprimido,” porque eso suena raro.

Cosmos había empezado a forcejear con los soldados más jóvenes, pero el grupito terminó con amistades más profundas y sin ningún problema. El grupo de Cosmos regresaría a su nave esta noche y zarparían hacia Neptuno a primera hora de la mañana. Querían volver a estar listos para Balsamina lo antes posible. Pero Cosmos era un buen tipo. Mientras lo veía despedirse de nosotros, recé para que pudiera persuadir a Balsamina pronto.

Nos quedaremos en la aldea esta noche, así que el delfín blanco pidió ver los grifos que la Diosa del Agua había creado. Miró el caldo de udon de color ámbar que salía del grifo, fascinado.

“...Eres tan genial, Touya,” dijo Yukina.

“No estoy seguro de cómo me siento con ese cumplido...”

Era una función conveniente, pero me preguntaba por qué todo lo nuevo de mi don estaba resultando así. Cosmos, excéntrico como era, pudo contribuir a la lucha en la costa. No quería ser demasiado codicioso, pero deseaba que al menos uno de estos dones pudiera ayudarme directamente en la batalla.

“¿Quizás porque mi primer don fue el Baño Ilimitado...?”

“Yo no diría que es imposible conseguir otro tipo de don, pero en este momento, no me haría ilusiones....” El delfín blanco respondió mientras yo suspiraba y murmuraba para mí mismo. Era un clérigo del agua, así que podría saber un par de cosas sobre los dones. Aproveché la oportunidad para preguntarle algo que había estado pensando.

“Así que supongo que no puedo esperar un don orientado a la batalla, ¿ya que todo está creciendo dentro de mi Baño Ilimitado?”

“¿Eh?” El delfín blanco sólo ladeó la cabeza en respuesta. No podía discernir las expresiones faciales de un delfín, pero apuesto a que se veía perplejo en este momento.

No me había explicado lo suficiente, así que me repetí con más detalles esta vez. “Al principio, sólo tenía una bañera aquí. Después de eso, fue un lavabo, una lavadora, un cuarto con piso de tatami, una cocina, un baño, y ahora estos grifos.”

“...Ahh, ya veo. Así que eso es lo que quería decir con ‘crecer’.”

Ahora parecía que me entendía. El delfín blanco asintió con la cabeza varias veces con asertividad. Estaba actuando de forma extraña, sin embargo. ¿Dije algo malo?

“Veamos, parece que cree que su Baño Ilimitado ha estado creciendo, pero ese no es el caso.”

“¿Qué quiere decir?”

“Usted debe estar pensando que todo este espacio es el Baño Ilimitado, pero eso es incorrecto. Este grifo, por ejemplo, es un don aparte.”

“¿Un don aparte...? ¡Pero están todos en el mismo espacio...!”

“Sí, yo también me sorprendí, pero los dones se despiertan basados en la naturaleza del receptor.”

Ya veo, así que la cocina de la Diosa del Fuego y los grifos de la Diosa del Agua eran dones separados. El lavabo, la lavadora y el inodoro tenían que ver con la “purificación,” como el propio baño, por lo que podían considerarse parte del Baño Ilimitado. Tener el lavabo y la lavadora en una habitación justo al lado del baño era un diseño común, y muchos hoteles también tenían el baño en la misma habitación, así que no era demasiado estrafalario.

“...¿Hm? Así que eso significa...”

“Su naturaleza parece inclinarse mucho en esta dirección.... A este paso, sospecho que incluso si usted despierta nuevos dones de las diosas después de recibir su bendición, todos ellos caerán bajo esta categoría general...”

Me caí postrado en el suelo después de escuchar eso. El delfín blanco salió de la habitación, pidiendo disculpas. Estaba seguro de que el baño se iba haciendo cada vez más cómodo para mí, pero no era necesariamente así. No dejo de despertar este tipo de dones. Había llegado como un golpe en el estómago, pero ahora todo estaba aclarado.

Ahora que lo pienso, originalmente había querido dejarle la lucha contra el rey demonio a otras personas y descubrir cómo sobrevivir en este mundo. Incluso había considerado convertirme en comerciante de agua en algún momento. De hecho, estaba en camino de lograr la autosuficiencia sólo con el Baño Ilimitado. De hecho, supongo que se podría decir que estos dones han estado despertando fieles a mi naturaleza.

“...Touya.” Justo cuando había llegado a un acuerdo en mi mente, Rium me tiró de la manga. La miré y señaló hacia la puerta de la sala de tatami.

“¿Eso también es un don?”

“Oh sí, lo es.”

Esa habitación no parecía tener nada que ver con la purificación. Debe haber sido algo que despertó con la bendición de la oscuridad.

“Sniff, siento haberte dado un regalo inútil...” Rakti empezó a enfurruñarse. Sus poderes como diosa deben haberse debilitado después del increíblemente largo tiempo que había estado sellada. No podía evitar la calidad de su don. Lentamente me acerqué a Rakti y le di una palmadita en la cabeza.

“…¿Eh?”

Luego me incliné hacia adelante para quedar a la par de la altura de sus ojos. “No te preocupes, Rakti. Es gracias a ti que Yukina reencarnó aquí. Gracias por el mejor regalo que he podido recibir,” dije mientras empujaba a Yukina a mis brazos.

“¡Oh.... gra-gracias!” Rakti finalmente me mostró una sonrisa.

Sí, Yukina no podría haber reencarnado aquí sin los poderes de Rakti. Y aunque la cocina y los grifos eran dones separados, el Baño Ilimitado en sí mismo seguía creciendo. La sala con suelo de tatami aún tenía muchas posibilidades de que también se mejorara a sí misma. Una vez que haya visto a las diosas en mis sueños esta noche, será mejor que les pida más detalles. Apuesto a que todas se unirían amistosamente a la conversación.

Sin embargo, las diosas en mis sueños esa noche estaban actuando de manera muy diferente a lo usual. Una mujer estaba de pie en el centro del círculo formado por las otras diosas y yo. Su pelo era tan largo que tocaba el suelo. Era un color azul pálido tan claro que era casi blanco.

Su hermoso vestido de sirena, que parecía hecho de una tela delgada, también llegaba al suelo, y sus mangas también eran largas. El vestido tenía un diseño atrevido, ya que estaba lo suficientemente abierto en la parte delantera como para que se viera su ombligo, y sus hombros estaban expuestos mientras las mangas colgaban de sus brazos. Ella debe haber sido la Diosa del Agua. Su cara era delgada y sus ojos largos y estrechos.

Las otras diosas a su alrededor no parecían tan divertidas. Las diosas de la Luz y del Fuego estaban desconcertadas, mientras que la Diosa de la Tierra parecía un poco preocupada. Rakti se aferró a mí y me miró como si quisiera decir algo. La Diosa del Agua estaba tratando de hablarme, pero desafortunadamente no pude escuchar su voz. Aparentemente ella no estaba al tanto de esto todavía. La Diosa de la Tierra no pudo evitar interponerse mientras se acercaba a la Diosa del Agua, le dijo algo y le entregó un libro. La Diosa del Agua miró un poco molesta mientras pasaba el bolígrafo por la página y luego empujó el libro hacia mi cara. Las palabras de la página estaban escritas en letras escarpadas, como si no estuviera acostumbrada a escribir en japonés.

“HARUNO ESTÁ CONMIGO, SI DESEAS SALVARLA, VEN A LA CAPITAL DEL AGUA” ¿Eh? ¿Fue capturada? ¿La Diosa del Agua había secuestrado a Haruno? Rakti, que aún estaba aferrada a mí, agitó rápidamente la cabeza. Así que había una historia detrás de esto.

Lo que sea que le haya pasado a Haruno y a su grupo, necesitaba ayudarla. Incluso si el templo de la Diosa del Agua estuviera en el fondo del océano, no sería un problema con nuestro Grande Nautilo. Y si Haruno estaba atrapada allí, no tenía más remedio que sacarla.



[1] Sí, no es broma, de hecho, en inglés es “Grande Nautilus”
[2] Ganryū-jima (antigüamente Funa-jima) es una isla en Japón localizada entre Honshū y Kyūshū, y accesible vía el transbordador de Puerto de Shimonoseki. Es famosa por el duelo entre Miyamoto Musashi y Sasaki Kojirō. Fue llamada así por su aspecto similar a un bote, y luego renombrada en honor a la escuela de kenjutsu que Sasaki Kojirō había fundado.
[3] El daishō es la pareja de sables tradicionales del samurái, la katana y el wakizashi, los cuales son llevados juntos.


3 comentarios: