domingo, 21 de octubre de 2018

Mixed Bathing Vol. 5 Antes del Baño - Prólogo


Mixed Bathing in Another Dimension

Volumen 5
Los Turbulentos Baños Bajo el Agua




Antes del Baño
“Prólogo”


“HARUNO ESTÁ CONMIGO, SI QUIERES SALVARLA, VEN A LA CAPITAL DEL AGUA.”

Ese era el mal escrito mensaje que la diosa tenía para mí en mi sueño.

Cuando me desperté a la mañana siguiente, corrí hacia el Grande Nautilo para poder rescatar a Haruno lo antes posible.

“¡Cálmese, sir Touya!” Pero antes de que pudiera, Rulitora me agarró de los brazos y me sujetó. Rakti explicó la situación en mi lugar, ya que yo no podía sacar ni una palabra de mi enfurecida cabeza. Ella también estaba presente en mi sueño, como la Diosa de la Oscuridad.

“...Básicamente, parece que el grupo de Haruno está en la casa de la hermana Agua ahora mismo.”

“Ella nos envió una carta diciendo que se dirigían hacia la Diosa del Viento, ¿verdad? ¿Cómo terminaron con la Diosa del Agua...?”

Ninguno de nosotros podía hacer cara o cruz de la situación.

“Oye, ¿la capital del agua y el templo del viento están cerca uno del otro?”

“Lo siento, Lady Yukina. No estoy segura de dónde se encuentra el templo del viento.... Pero sé que la capital del agua está en la bahía rodeada por la península de la Cola del Dragón y la península de la Garra, así que las dos no deberían estar muy cerca.”

Gracias al delfín blanco, un clérigo que servía a la Diosa del Agua, tuve una idea de dónde estaba la capital del agua. Y gracias a la carta de Haruno, ya sabíamos dónde estaba el templo del viento. Su fuente era una chica cíclope llamada Prae a quien la Diosa del Viento le había ordenado llevar a Haruno con ella. No pudieron deducir el paradero exacto del templo del viento por la historia de Prae, pero al menos sabían que estaba en el borde occidental del continente. Ahora mismo, estábamos en el borde sur. Incluso los viajeros que eran propensos a perderse no llamarían a estos dos lugares “cercanos.”

“¿Así que el grupo de Haruno voló del oeste al sur?”

“...Eso es casi imposible, incluso con magia de cristal.”

Roni y Rium tenían expresiones curiosas. Este mundo no tenía autos ni aviones, así que sería difícil... no, imposible, cruzar esa distancia en tan poco tiempo. El delfín blanco también mencionó que no existían tales hechizos entre la magia de los clérigos del agua.

“Lo que significa que algo anormal le pasó al grupo de Haruno.” Mientras todos los demás analizaban la situación, yo había terminado de prepararme.  Un sonido metálico resonó en el aire cuando me presenté ante todos.

“¿Tou... ya...?” Yukina me preguntó con una expresión de estupefacción. Su mirada se dirigió a una cosa en mi mano, una gran espada negra, mi Espada Tumba. Había estado pensando en Haruno todo este tiempo. Todo lo que llenaba mi mente eran formas para poder salvarla del templo de la Diosa del Agua.

“¡En cualquier caso, sólo tenemos que salvar a Haruno! ¡No me importa si es un rey demonio o una diosa lo que se interpone en mi camino...!”

“Cálmate, no es como si tuviéramos algo con lo que luchar ahora mismo.” Clena respondió con un golpe seco en mi cabeza.

“¡Lo digo de nuevo, no creo que la hermana Agua las secuestrara ni nada! Ella podría haber, bueno.... ¡debe haber encontrado difícil comunicarse en el sueño!”

Rakti estaba en el centro de atención. Me habían hecho sentarme de rodillas mientras Rakti se imponía delante de mí, sermoneándome sobre cómo su hermana no era una mala diosa. Rulitora me había quitado mi Espada Tumba, así que todo lo que yo podía hacer era escuchar. Mientras tanto, Yukina hacía peso en mis piernas usándome como almohada de regazo. Rium también se apoyaba en mi espalda, así que si esto tenía que ser un castigo, entonces yo estaba a favor.

Aparte de eso, Rakti explicó que el mensaje de la Diosa del Agua sólo sonaba hostil porque estaba tratando de comunicarse conmigo en japonés, a lo que ella no estaba acostumbrada. En realidad, había querido transmitir una información mucho más completa.

“¿Qué quería decirle a Sir Touya?”

“Lo siento, no lo sé... Sólo estamos dentro de tu sueño, así que es más difícil para nosotras transmitir nuestros pensamientos. No sólo eso, la hermana Agua es normalmente muy tranquila...” Rakti respondió abatida a la pregunta de Rulitora.

La mayoría de los seres que vivían en el océano no necesitaban hablar, así que debió acostumbrarse a estar callada. Por otro lado, los sueños no impidieron que la Diosa de la Luz fuera una parlanchina. Siempre que quería sermonear a Rakti, se esforzaba al máximo. De todos modos, por la poca información que Rakti pudo reunir de la tranquila Diosa del Agua, parecía que todo el grupo de Haruno estaba seguro en la capital del agua por ahora.

“¿Por ahora?”

“No conozco los detalles, pero están bajo la mira del ejército del rey demonio, o están siendo perseguidas por ellos....”

“Muy bien, devuélveme mi Espada Tumba.”

“No, la mantendremos alejada de ti hasta que tengamos que luchar.” Clena me golpeó la cabeza de nuevo mientras yo trataba de alcanzar la espada.

“De acuerdo, ¿puedo preguntar dónde está exactamente esta capital del agua?”

“...Bueno, mientras no tengamos que luchar contra la Diosa del Agua.”

“Ahora sé a qué se refería con ese mensaje, así que no te preocupes.” No iba a hacer llorar a Rakti, y tampoco quería hacer más enemigos. “Entonces de nuevo, ¿por qué la Diosa del Agua se molestó en escribir en japonés cuando la bendición de la Diosa de la Luz me permite entender cualquier idioma de este mundo?”

“...Puede que no haya recibido ese mensaje. La Hermana Agua tiende a cometer ese tipo de errores.”

Oh, ¿así que ella sólo era densa?

Le pedimos al delfín blanco la ubicación exacta de la capital del agua, y luego zarpamos de regreso a Neptuno para prepararnos para otro largo viaje. La Diosa del Agua apareció de nuevo en mi sueño esa noche, usando la misma expresión que la última vez, pero luego sus mejillas se colorearon de rojo y me arrojó su libreta. Sí, ahora pude ver que no era una diosa mala.


1 comentario:

  1. La expresión arrojando la libreta me mata ... que tierna se ve así jajaja

    ResponderEliminar