sábado, 3 de noviembre de 2018

Mixed Bathing Vol. 5 Primer baño - Un Momento en el Baño Familiar

Mixed Bathing in Another Dimension


Volumen 5

Primer baño - Un Momento en el Baño Familiar


Nos despedimos de los hombres pez y volvimos a Neptunópolis. Llegamos al muelle de Rondalan, que ahora nos resultaba demasiado familiar después del tiempo que pasamos ayudando a su construcción.

“¡Vamos, te lo ruego! Hazme un barco como ese también...”

“¡Oh, cállate! ¡Necesito hablar con ellos ahora!” Rondalan parecía que estaba peleando con un pescador mientras corría hacia nosotros. Aparentemente el pescador quería un barco como el Big Nautilo. La gente del pueblo había tratado a Rondalan como a una verruga, pero su reputación había mejorado desde que construyó algo tan impresionante. El templo aún podría rechazarlo, pero al menos ahora podría llevarse mejor con sus vecinos.

Rondalan nos hizo varias preguntas en rápida sucesión sobre cómo le fue al Big Nautilo. Parecía satisfecho con los resultados generales, pero me tomaría tiempo explicar todos los detalles que me pidió.

“Hazte a un lado, déjame manejar esto.” Justo a tiempo, Shakova interrumpió nuestra conversación. Él sería mucho más adecuado manejando las investigaciones de Rondalan.

“Quiero hacer unos chequeos en la nave, así que nos quedaremos atrás.”

“Gracias, Pardoe. Ahora iremos a las profundidades, así que asegúrate de que todo esté en orden. Voy a cerrar la puerta del Baño Ilimitado, así que revisa de que tienes todo lo que necesitas.”

La capital del agua estaba justo en el centro de la bahía, y tan profunda que no se podía comparar con las aguas poco profundas cercanas. Sin mencionar que estaba lejos de la costa. El Big Nautilo acaba de terminar su primer viaje, así que necesitábamos que hicieran un mantenimiento minucioso y se aseguraran de que estuviera en perfectas condiciones para el siguiente. Mark también se quedaría atrás para ayudar, y Crissa los cuidaría.

Luego, necesitábamos reabastecernos de comida. Sería un viaje largo, así que necesitamos reabastecernos desde cero esta vez.

“¿Necesita pescado? ¡Déjeme eso a mí!”

“Gracias, por favor, entréguenoslo el día de nuestra partida.”

Los pescadores se acercaron amistosamente a nosotros con varias ofertas. Todos ellos se habían convertido en caras familiares ya que habíamos empezado a venir aquí regularmente. Podríamos usar el estanque de pesca, una de las últimas características del Baño Ilimitado, para pescar pescado fresco, pero no queríamos desperdiciar la buena voluntad de todo el mundo.

Pensando en ello, ese estanque de pesca debe ser en realidad un altar. El altar de la Diosa del Fuego era una columna hecha de una piedra de fuego gigante, así que en la misma línea, este altar simbolizaba la importancia del agua para los seguidores de la Diosa del Agua.

De todos modos, dejamos el Big Nautilo en manos del grupo de Pardoe y nos fuimos de compras. Me preocupaba que pudiéramos atraer miradas por hacer que Yukina caminara con su traje de baño, pero en realidad había muchas mujeres en la ciudad vestidas con ropa similarmente reveladoras. Supongo que no era demasiado sorprendente, para una ciudad playera. Esta ciudad estaba dividida entre las zonas elevadas y las costeras, pero parecía que estaría perfectamente bien en la zona costera vestida así.

Todo lo que necesitábamos hacer era hacer pedidos por adelantado de comida hoy, y luego ir a la tienda de la Marca Ficus. Yukina necesitaba ropa nueva. Quería comprarle un uniforme de secundaria hecho a medida.

“Oh, Rulitora. Trae una de las cajas del tesoro.”

“¿Una con monedas de oro?” Preguntó Rulitora, ladeando la cabeza. Asentí en respuesta. La ropa de Yukina era importante, pero no podíamos perder tiempo para encontrar a Haruno. Estaba dispuesto a pagar una tarifa urgente si era necesario.

Rulitora llevó la caja del tesoro usando un estante de madera atado a su espalda, y Rium se sentó en su hombro. Por supuesto, yo tomé la mano de Yukina. Rakti nos miró con un toque de celos en sus ojos, pero Clena tomó primero su mano para que Yukina tuviera algo de espacio. Roni les sonrió a las dos con mucho cariño. Entre Rakti con su traje de sirvienta y Roni con su armadura de cuero, esta última se veía mucho más como nuestra ayudante.

Primero, volvimos a visitar la tienda donde habíamos ahumado toda nuestra carne de nautilo, y les pedimos que nos remitieran a otra tienda para pedir una gran cantidad de conservas. La referencia cuesta más, pero el tiempo era oro cuando se trataba de encontrar una tienda lo suficientemente buena con un sello de aprobación profesional. El dueño de la tienda recomendó lima y chucrut cuando dijimos que íbamos a hacer un viaje largo, pero yo dije que ya teníamos una fuente de cítricos, así que sólo terminamos pidiendo un poco de chucrut de sus sugerencias.

Esa fuente fue uno de mis últimos dones, el “El Grifo de la Diosa del Agua.” El dueño de la tienda sugirió alimentos ricos en vitamina C para prevenir el escorbuto, pero el jugo de naranja del grifo ya cubría esa necesidad. El jugo podría haber sido hecho de mi MP, pero su valor nutricional era el mismo que el real. Tal vez la Diosa del Agua me concedió ese don porque sabía que nos convocaría a la capital del agua. Esa torpe consideración le sienta muy bien, pensé mientras recordaba cómo me arrojó su libreta de notas con las mejillas enrojecidas. Era un don conveniente en cualquier caso, así que me aseguraría de hacer uso de él.

Surgió algo sorprendente mientras conversábamos con el tendero. Parecía que se acercaba a sus años dorados, pero en realidad conocía la isla de los hombres pez. Hace unos treinta años, la zona costera era el hogar de muchos pescadores que adoraban a la Diosa del Agua. El comerciante a menudo navegaba a esa isla en el bote de pesca de su amigo para rezar. La ruta a la isla era bien transitada ya que el pescador quería bendiciones del océano y rezaba por grandes botines. Sin embargo, a partir de hace unos treinta años, más y más monstruos hostigaban la ruta hacia el templo y se hizo inseguro navegar allí. Fénix debe haberse apoderado de la isla para usarla como su escondite en esa época. La fe en la Diosa del Agua ya estaba disminuyendo ya que el área elevada adoraba a la Diosa de la Luz en ese entonces, pero ese evento le puso fin por completo.

Maldita sea, Fénix. Sé que eres el infame general que perdió 100 batallas, pero no tienes que ir a hacer que otros bandos ganen por encima de eso. Sin mencionar que es el templo de la luz, tu supuesto enemigo, a quien ayudaste a llevar a la victoria.... ¿Entiendes la indirecta? Tenía tantas quejas por Fénix, pero tampoco quería volver a verle.

El comerciante fue fiel hasta el día de hoy, así que le dije que el héroe Cosmos y yo colaboramos para derrotar al ejército del rey demonio y liberar a la isla y a los hombres pez que vivían allí. Yo derroté a Fénix, y Cosmos limpió el escondite, así que no estuvo mal decir que colaboramos. Sólo dividimos el trabajo, eso es todo.

Cosmos no era el tipo de persona que se molestaría con los detalles, pero necesitaba tener en mente a la princesa. Esto serviría como una forma de publicidad para el grupo de Cosmos. La única preocupación que quedaba era cómo se comportaría aquella seguidora, pero fue amable con Rulitora y aparentemente también con los hombres pez, así que no me preocupaba demasiado.

Ahora que hemos terminado de hacer nuestros pedidos de comida, por fin ha llegado el momento de comprar en la marca Ficus. Clena y las otras chicas habían venido antes a comprar trajes de baño, pero esta era mi primera vez aquí. Una estatua de una mujer vestida en bikini estaba en la entrada. La escultura parecía una obra de arte antigua, pero el bikini era moderno, dando combinación surrealista. El interior de la tienda era espacioso, con productos en todas las paredes. El centro del piso estaba lleno de más estatuas de mujeres en traje de baño. Los trajes de baño de hombre ocupaban un pequeño rincón del piso, no muy diferente de la proporción de género en la ubicación de la marca en Jupiterópolis. Bueno, no es que esta proporción fuera muy diferente en las tiendas de trajes de baño en Japón.

“Touya, ¿debería comprar un traje de baño también?”

“Creo que deberías, pero... ¿también deberíamos comprar trajes acuáticos mientras estemos aquí?”

“¿Qué es eso?” Rakti respondió a mi pregunta con una pregunta.

Supongo que no me sorprendió que “traje acuático” no fuera un término aquí. Le expliqué que era un traje de protección que se usaba cuando se necesitaba pasar tiempo bajo el agua.

“Nunca he oído hablar de algo así...” Roni no pudo pensar en nada a lo que pudiera parecerse. Aparentemente los trajes acuáticos no se habían inventado en este mundo.

“¿Funcionaría velo de agua?” Clena sugirió.

“¿Eso funciona bajo el agua?”

“No estoy segura, pero al menos no he oído ninguna advertencia sobre usar el velo bajo el agua, así que debería estar bien.”

“¿Fue la magia espiritual siempre tan fortuita?” Supongo que la magia en este mundo era bastante azarosa.

Permanecí en silencio durante un momento, pero entonces Rium habló desde lo alto del hombro de Rulitora. “Hace mucho tiempo.... un general demonio usó ese hechizo para cruzar un océano.”

“...¿En serio?”

A medida que avanzaba la historia, un general demonio llevó a algunas de sus tropas de una orilla a otra a pie como parte de un ataque sorpresa a una fortaleza. A diferencia de nosotros, no había manera de que descansaran en el camino, lo que sólo mostraba la fortaleza de ese general. Esa batalla estaba aparentemente bien documentada, por lo que sirvió como prueba de que velo de agua funcionaría. En ese caso, no tenía que preocuparme por encontrarnos trajes acuáticos.

“¡Bueno, entonces, dejemos la charla y comprémosle ropa a Yukina!”

“¡Muy bien!”

“¿El resto de ustedes necesita algo, Clena?”

“No realmente, compramos todo lo que necesitábamos durante el último viaje.”

“Entonces, ¿puedes ayudar a Yukina a elegir ropa interior? Yo iré a preguntar si podemos conseguir un uniforme escolar a medida para ella.” No podía quedarme con las chicas mientras ella se probaba la ropa interior, así que decidí preguntarle al sastre sobre el uniforme de la escuela mientras tanto.

“Claro. Pero asegúrate de estar de vuelta para cuando empecemos a mirar la ropa, ¿de acuerdo?”

“Lo sé.”

Clena me dio un severo recordatorio, pero yo ya estaba muy por delante de ella. No hay ninguna posibilidad de que me lo pierda. De hecho, apuesto a que yo más que todos nosotros quería elegir ropa linda para Yukina.

“Yukina, voy a discutir un pedido con el tendero, así que adelante, empieza a comprar con las otras chicas.”

“De-De acuerdo....” Yukina parecía un poco indecisa, pero asintió.

Su rostro desanimado me tentaba a retractarme de lo que acababa de decir, pero reprimí el impulso. Ella no estaría viajando sólo conmigo, sino con todo el grupo. Las otras chicas también necesitaban tiempo para hacerse amigas suyas. Lo más importante es que yo estaba a punto de solicitar el uniforme de secundaria que ella había soñado usar en su vida pasada. Como su hermano mayor, tenía que hacer realidad su sueño.

Recordaba los detalles del uniforme, así que traje un papel donde lo había dibujado. El empleado en el mercado raver había estado usando un uniforme similar al de marinero, aunque los diseños diferían. Los sastres de este mundo deberían ser capaces de hacerlo.  Llamé a los sastres, emocionándome un poco pensando en lo cerca que podríamos recrear el uniforme. Sorprendentemente, dieron el sí en cuanto vieron mi dibujo.

“¿Pasa algo malo?”

“En absoluto, es sólo que.... este diseño de su mundo se parece mucho a los uniformes de nuestro mercado raver.”

Se mostraron inesperadamente entusiastas. Escuché su conversación, donde sugirieron que este diseño podría ser utilizado para un nuevo producto. Aparentemente su reacción estaba relacionada con las medallas que yo había recibido en Hefestópolis. A partir de los trozos y piezas que pude escuchar, estaban considerando usar mi apariencia como publicidad para su tienda. Así que mi fama como héroe también podría ser usada así. No tuve ningún problema con ello, así que más vale que se los permita. Pero en caso de que Haruno pudiera malinterpretarlo, les expliqué que quería hacer un uniforme escolar para mi hermana pequeña. Esperaba que el mensaje llegara.

“Además, esperaba que esta orden se hiciera lo antes posible...”

“Podemos terminar esto para mañana.”

“Se los agradecería, ¿pero está seguro de que está bien?”

“Ya sabemos cómo hacer estos uniformes. Y ya que es una orden suya, Sir Héroe, lo convertiremos en nuestra mayor prioridad.”

Ya veo, podrían usar el uniforme del mercado raver como base. Miré a Yukina. Parecía que se estaba divirtiendo con las otras chicas. Si ella hubiera podido entrar en la secundaria, habría salido de compras con sus amigas después de la escuela de esta manera. Oh, sí, ya había hablado con las otras sobre esto antes.... También podría aprovechar la oportunidad para pedir uniformes escolares para todas las demás.

“...¿Puedo pedir lo mismo para las cinco chicas de allí?”

“Con una tarifa de urgente, podemos hacerlo en dos días.”

Intercambié un apretón de manos firme con el sastre, y luego, por supuesto, les di una propina más grande de lo que Clena había sugerido. Cuando volví con las chicas, estaban a punto de empezar a elegir ropa para Yukina. Sabían que me iría por poco tiempo, así que se adelantaron y eligieron la ropa interior primero.

“Bien, ¿qué quieres ver primero?”

“¡Pijama!”

Un lindo par de pijamas, ¿eh? Me preguntaba cómo le iría la ropa con las alas y la cola, pero sus alas crecían en la parte baja de la espalda, para que no se interpusieran demasiado. Los sastres le ayudarían a arreglar cualquier ropa para su cola. Yukina escogió un lindo par de pijamas a cuadros, y luego una empleada le ayudó a medir el ancho de su cola. Luego hizo un agujero en los pantalones del pijama. El tamaño de las colas difería mucho dependiendo de la raza semihumana, por lo que tenían este sistema en funcionamiento. No esperaba menos de la Marca Ficus, el legendario pervertido no era sólo un nombre. La cola de Rulitora parecía tan ancha como la cintura de Yukina. Sin embargo, no podía imaginarlo usando un lindo pijama.

Yukina no podía volar si sus alas estaban cubiertas, así que buscaba camisolas y camisetas que llegaban hasta arriba de su ombligo. Además, no podría volar con falda, así que nos quedamos con pantalones. Todas las opciones hasta ahora le han permitido disfrutar de un estilo de vida activo. Ella realmente se ha vuelto más saludable, pensé con una sonrisa.

Yukina se me acercó con una camiseta sobre cada brazo.  “Oye, Touya, ¿debería elegir el rosa o el azul?”

“Me gusta más el patrón del rosa,” respondí, lo que hizo sonreír a Yukina. La camisola rosa estaba decorada con lindos dibujos de peces, propios de un país del sur. Siempre le gustó la ropa con lindos diseños.

“Pero.... este parece más refrescante, ¿no crees?”

Sin embargo, luego hizo un puchero mientras sacaba su brazo con la camisola azul encima. Ya veo, el color azul claro se sentiría más fresco bajo el calor de Neptuno. Pero no vinimos aquí para comprar sólo una camisa.

“Puedes comprar ambas, ¿sabes?”

“¡¿En serio?!”

Vinimos a comprarle un armario entero. Dos camisolas tampoco serían suficientes. Le señalé esto, lo que hizo que sus ojos brillaran mientras corría alrededor de la tienda, escogiendo ropas. Clena y las otras chicas ayudaron a darle consejos. Sólo habíamos venido a comprar ropa, pero esto también sirvió para que las chicas se conocieran mejor.

Después de completar una ronda de compras, fuimos a reunirnos con Cosmos. Eran parte de la razón por la que pudimos salvar a Yukina, así que tenía que darles las gracias. Actualmente estaban alojados en la posada de la Doncella de las Olas Rugientes, pero cuando llegamos, ni Ricott ni la mayoría de las guardias reales estaban presentes. Inteligente como siempre, la princesa se dio cuenta de mi confusión y nos dijo que las guardias estaban preparando su barco para zarpar de nuevo. Ricott estaba a cargo de todos estos asuntos prácticos.

Les agradecí una vez más por ayudarnos a salvar a Yukina, a lo que Cosmos respondió: “Estoy contento,” con una sonrisa blanca y nacarada. Impresionante cómo podía actuar así, a pesar de que no había logrado completar su propio objetivo.

Mencioné que encargamos un uniforme de marinero a medida para Yukina, que inesperadamente le fascinó. “Huh, ¿tanto es que esa tienda puede hacer uniformes de marinero? Tal vez debería hacer un juego para todas las de mi grupo también.”

Espera, ¿se refería no sólo a la princesa Franchellis, sino también a todas las guardias reales? La princesa se cubrió la boca con su abanico mientras miraba exasperada a Cosmos, que tenía estrellas en los ojos. Cosmos se levantó y caminó hacia Foley y las otras guardaespaldas. La princesa aprovechó la oportunidad para inclinarse hacia nosotros.

“...De todos modos, me alegro de que estén aquí. Nosotros también los hemos estado buscando a ustedes.”

“¿En serio? ¿Para qué?”

“Buscamos a Balsamina, pero no tenemos ninguna pista... ustedes lucharon directamente con ese general demonio, ¿podrían tener una idea de a dónde pudo haber huido?”

“Desafortunadamente, no sabemos nada específico.... Oh, y sólo es un ex general demonio, por cierto.” Fénix tenía muchas respuestas ingeniosas, pero no había revelado ninguna información sobre otros posibles escondites. “...Bueno, Balsamina aparte, Fénix podría estar intentando reunirse con otros supervivientes del ejército del rey demonio.”

“...¿Por qué razón?”

“Se le conocía como el rey no-muerto, pero se llamaba a sí mismo Fénix porque temía que si se llamara a sí mismo ‘rey’ haría enojar al rey demonio. Creo que le tiene mucho miedo.”

“No estoy segura de qué decir al respecto...”

Sí, yo también me quedé sin palabras. Pero lo mencioné ahora porque podría ser útil saber que incluso los subordinados del rey demonio le temían.

“Para ser honesto, no me sorprendería que se escondieran entre la gente normal de la ciudad.”

“Eso es imposible.... oh, pero es cierto que Balsamina se escondía en Jupiterópolis.”

Por si acaso, debería mencionar que no estaba bromeando. Si Cosmos quisiera perseguir a Balsamina, se encontraría inevitablemente con Fénix. Les estaba dando información sobre su personalidad para prepararse para una posible pelea, lo que es más importante, haciéndoles saber que él era de mecha corta.

“Yukina, tenemos algo de tiempo ahora mismo, ¿podrías contarles todo lo que sabes de nuevo?”

“Claro que puedo.”

Así que le transmitimos todo lo que sabíamos sobre Fénix a la princesa. El discurso de Yukina era más parecido a una larga charla llena de cada queja que tenía sobre Fénix, pero la princesa escuchaba con atentos oídos. Ella sabía lo importante que era esto. Al final, no terminamos de hablar hasta que el grupo de Ricott regresó. Ella había llegado más tarde de lo que esperaba, así que abrí la puerta para regresar, y ya estaba en el pasillo cuando Cosmos me llamó.

“Touya...”

“¿Qué?”

“Verte me ha dado convicción. El hecho de que la otra parte sea un demonio no es razón suficiente para luchar. ¡Estoy seguro de que Balsamina y yo llegaremos a un entendimiento mutuo!”

“... Es bueno oírlo. Buena suerte.” Su tono serio me tomó desprevenido, así que me quedé sin palabras por un momento antes de que me diera la vuelta y respondiera de la misma manera.

“¡Por supuesto, ambos entendemos que la lindura es justicia! —¿¡Guh!?”

No importa, me equivoqué. Golpeé la puerta detrás de mí, pero sonó como si le hubiera dado en la nariz. Yukina y los demás también parecían aturdidos.

“Estoy de acuerdo en que es linda, pero ese no es el punto...”

“Touya, ese tipo...”

“¿Qué pasa con él?” Si dices que es atractivo, me pondré a llorar en el acto.

Pero Yukina estaba pensando en algo completamente diferente. “Su personalidad, ¿o supongo que la vibra que da? Es muy similar a la de Fénix. Apuesto a que Balsamina no es muy buena para tratar con esos tipos.”

“Ya-Ya veo...” Era persuasiva, viniendo de alguien que los conocía a ambos. Pero Cosmos apoyó nuestra búsqueda para rescatar a Yukina y deseó nuestro éxito con todo su corazón. En ese caso, le daré mi apoyo también. Sinceramente espero que al final encuentres el entendimiento mutuo con Balsamina. Cerré el puño con determinación mientras me alejaba de la puerta, lamentos de dolor aún resonaban desde el otro lado.

Al día siguiente, traje a Rulitora y Shakova conmigo para que se reunieran con Kopan en la casa de subastas. Sólo íbamos a reclamar nuestro equipaje, así que dejé a Yukina con los demás para vigilar nuestra habitación. El área estaba llena de nobles, comerciantes y gente con influencia, así que no quería arriesgarme a traerla y llamar la atención.

Ayer fui testigo de los efectos de mi reputación como héroe, así que hoy me puse una armadura completa como forma de lucirme. Quería transmitir la atmosfera de un guerrero con experiencia en la batalla. Me puse la Devoradora de Magia y equipé un cuchillo de atún de la cocina de la Diosa del Fuego alrededor de mis caderas. El cuchillo era casi tan grande como una espada larga y muy llamativo ya que era de la Diosa del Fuego, así que era perfecto como una espada real.

No es de extrañar que atrajéramos mucha atención al caminar por la calle, así que Kopan ya nos estaba esperando cuando entramos en el vestíbulo de la casa de subastas. “¡Vaya, vaya, oí todo sobre su éxito! ¡Usted eliminó el resto de las fuerzas del ejército demoníaco que amenazaban nuestra ciudad! ¡Oh, qué maravilloso es oírlo! ¡Ahora Neptunópolis puede sentirse en paz!” Me estrechó la mano mientras hablaba en voz alta. Por lo que parecía, quería mostrar mis logros, pero también mostrar lo amable que era conmigo al mismo tiempo.

Le dejé montar un espectáculo un poco más largo, luego llegó el gerente de la casa de subastas y nos guió a otra habitación. El interior de la habitación estaba oculto por una cortina, así que no podía decir qué había dentro. El gerente sólo abrió las cortinas después de cerrar la puerta. Reveló una montaña de monedas de oro y plata y varios bienes que llegaban tan alto como mi pecho. Rulitora emitió un silbido de asombro.

“Oh, así que la cortina era para que nadie pudiera ver esto....”

“Es sólo etiqueta,” sonrió el gerente.

No sólo eso, apuesto a que también era para evitar problemas potenciales. Había muchos ojos puestos en nosotros antes de entrar en esta habitación.

“¿Qué más hay aquí además de las monedas de oro y plata?” No se parecían a nada de lo que yo había pedido, ni a artículos viejos que no se vendieran.

“Habíamos pedido cosas malditas, ¿así que eso es todo lo que hay aquí?”

“Eso es parte de ello, pero no todo aquí está maldito.”

“Oh, sí, tendríamos que haber reunido demasiadas monedas para usted, así que convertimos algunas de las ganancias en artículos fáciles de vender. No, no, no necesito nada extra por esto. Esto es sólo parte de mis servicios. Ah, y tomaré la parte que me prometieron de este montón de aquí.”

Shakova explicó que el 90% de los artículos en la pila eran gemas o lingotes de metal que valían mucho dinero. Aparentemente era común que los viajeros convirtieran su dinero en joyas, ya que eran mucho más ligeras de llevar. En nuestro caso, Shakova y los otros ketolts podrían convertirlos en artículos que valen aún más dinero, así que funcionaba bien para nosotros.

“¿Y esto es... un cuadro?” Rulitora miró el 10 por ciento restante de los artículos, que parecían ser obras de arte y varios muebles y adornos de aspecto costoso.

“Sí, esta es mi parte. Oh no, no voy a pedir un bono. Esto es más que suficiente para mí.”

“Yo puedo proporcionar pruebas de que estos artículos valen un diez por ciento cuando se conviertan en oro,” dijo el gerente, y luego me dio tres trozos de papel. Cada uno de ellos mostraba los resultados de la subasta, las monedas y los tesoros que Kopan reunió, y el precio de los otros artículos por los que pujó. Era esencialmente un recibo.

Según Shakova, Kopan podría utilizar sus habilidades para negociar sus artículos para obtener más beneficios. Así que estaba usando esto para expandir su negocio, ¿eh? Qué tipo tan capaz... o mejor dicho, astuto. Bueno, los resultados finales confirmaron que dejar la subasta a Kopan fue la decisión correcta.

Nos despedimos de Kopan y rechazamos la oferta del gerente de prepararnos un carruaje para transportar las mercancías de vuelta. En vez de eso, puse todo dentro del Baño Ilimitado y me fui. Una persona normal necesitaría un carruaje para todo eso. Mi don era realmente conveniente en momentos como estos.

“Pasemos por el templo de la luz en el camino de regreso.”

“¿El templo?”

“Sí, para preguntarles sobre nuestro carruaje.”

Originalmente habíamos comprado el carruaje para viajar por el vacío y llevar una gran cantidad de equipaje, pero ahora que mi Baño Ilimitado había crecido, ya no teníamos la necesidad. El carruaje hacía que el viaje fuera más rápido y podíamos guardarlo dentro del Baño Ilimitado, pero nuestro siguiente destino era bajo el océano. Considerando cuánto nos costaría alimentar a un caballo, no valía la pena. Sin mencionar que tendríamos que discutir qué más necesitábamos hacer antes de regresar a tierra después de reunirnos con el grupo de Haruno. Dejar ir el carruaje y comprar uno nuevo la próxima vez que lo necesitáramos era la decisión más sensata.

Habíamos andado con el caballo a través del vacío y del antiguo castillo del rey demonio, pero aún así era un caballo normal. El templo de la luz debería tener mucho cuidado si les dijéramos que el caballo regresó vivo del castillo del rey demonio.

Y así me reuní con el anciano del templo y le pregunté si podían llevar el caballo y el carruaje. Sería un error pedirles dinero, así que hice la oferta como una donación en lugar de una venta. El anciano aceptó felizmente mi oferta. Tenían un pastizal para criar caballos para las peregrinas del templo de la luz, así que el caballo podría ir allí. El carruaje se podría romper, pero también podrían quedarselo como recuerdo.

“He oído que viaja por mar, ¿está planeando ir a Ares?”

“¿Oh? Sí, ese es el plan.” Ares era la nación que comprendía la península de la Cola del Dragón, que dibujaba un arco desde el oeste hasta el lado sur de la bahía. Ir allí sería más rápido que volver a Neptuno después de rescatar al grupo de Haruno, así que ese era nuestro objetivo.

“En ese caso, por favor, tenga cuidado. La protección de la Diosa de la Luz no llega a ese país.”

“... ¿Quiere decir que es un país como Hefesto?” Le pregunté, perplejo. Recordé que su templo de la luz era pequeño y humilde.

El anciano del templo agitó su cabeza con tristeza. “Es aún peor. No hay templo de la luz en ese país.”

Ya veo, así que la fe en la Diosa de la Luz había sido completamente erradicada allí. Apuesto a que la Diosa no estará muy contenta en mis sueños.

“Ahora están protegidos por la Diosa de la Tierra, pero fueron la primera nación en caer ante el rey demonio, y sirvieron como parte de su ejército hasta su colapso.”

“Pero eso fue hace mucho tiempo, ¿verdad?”

“Eso puede ser cierto, pero se rumorea que muchos demonios viven escondidos en esa nación.”

“...Ya veo. Tendré cuidado.” Era sólo un rumor que no debería tomar tan en cuenta, pero lo haría de todos modos. Necesitaba concentrarme en salvar a Haruno ahora mismo, así que archivé la información en el fondo de mi mente. En cualquier caso, no pude evitar pensar que cualquier país bajo la protección de la Diosa de la Tierra debe ser un buen país debido a la dama que aparecía en mis sueños. El templo principal de la Diosa de la Tierra podría estar allí también, así que era imposible no ir allí si quería la bendición.

Cuando volvimos, le pregunté a Rakti sobre lo que habíamos oído, pero desafortunadamente ella no podía recordar nada. Era inevitable, aunque, por supuesto, sus recuerdos estarían nublados después de 500 años de haber sido sellados. Dejé el tema a un lado hasta que tuviéramos que zarpar hacia Ares.

Habíamos alquilado la cabaña a la orilla del río otra vez para esta noche. Rakti saltó de vuelta a Yukina, que estaba encantada con la red de pesca. Roni y Rium también se unieron a la diversión. Rulitora era el que tiraba de la red. Estaba sirviendo como el padre de facto del grupo esta noche. Los ketolts estaban cautivados por los lingotes, así que hablé con Clena sobre nuestros próximos pasos.

“Muy bien, mañana nos tomaremos un día libre, ¿y al día siguiente recogeremos nuestras órdenes y zarparemos?”

“No es un día libre, tenemos que limpiar el Baño Ilimitado mañana. Se hizo más grande de nuevo, así que tenemos que reorganizarlo todo y hacer espacio para la comida.”

Nuestros artículos y muebles nunca se movían cuando el Baño se hacía más grande, así que necesitábamos moverlos a mano cada vez. Había crecido aún más de lo normal esta vez, así que me estaba agotando con sólo pensar en ello. También necesitábamos clasificar los artículos que trajimos de la casa de subastas, así que las tareas ocuparían una gran parte de hoy y de mañana. Clena suspiró, como si acabara de llegar a la misma conclusión.

“...Bueno, empecemos con la organización de los tesoros.”

“¿No podemos simplemente meterlos en las cajas de tesoros?”

“Eso los dañaría.”

Me imaginé abriendo un cofre de tesoros lleno de brillantes artículos, pero Clena me devolvió a la realidad.

“Eso suena difícil... ¿Puedo no estar a cargo de eso? Me podría ocupar de otras cosas mientras tanto.” No estaba poniendo excusas, sólo trataba de encontrar a la persona adecuada para el trabajo... es la excusa que puse.

“Sí, sí. Podemos hacer que Shakova se encargue de las gemas y los accesorios. Yo organizaré los libros,” contestó Clena sonriendo, como si pudiera leer mi mente. Me sentí como si hubiera perdido esta ronda, así que planearé un contraataque. En el baño.

Y entonces, llegó el día de la partida. Terminamos de limpiar el Baño Ilimitado, recogimos nuestros pedidos y los colocamos en el espacio recién adquirido.

El uniforme de marinero estaba diseñado para el verano, y también compramos los patrones de costura para que pudiéramos pedirlo de nuevo en otra tienda. Aparentemente, ayer les llegó un gran pedido, por lo que los sastres tenían un montón de patrones de costura. Ese fue definitivamente Cosmos. Según un sastre de la Marca Ficus, todavía podían mejorar. Yo les había contado todos los detalles que recordaba sobre el uniforme, pero además, lo adaptaron para que se pudiera usar durante un largo período de tiempo como si fuera ropa de viaje. El uniforme de marinero fue hecho usando las mismas técnicas que se usaban en los uniformes de los sirvientes de viaje. La parte superior se veía corta, pero no se le podía hacer nada ya que Yukina necesitaba sus alas para volar.

“¡Ta-da!” Yukina se puso su uniforme tan pronto como pudo, y luego posó frente a mí. Su sueño de usar ese uniforme era también el mío. Era adorable. Me sentí ahogado, pero hice todo lo que pude para contener las lágrimas. Yukina aparentemente sintió lo mismo, pero no pudo contenerse y saltó a mi pecho. Yo la abracé de vuelta y ella me miró con una sonrisa radiante.

“Estoy tan feliz por ti, Yukina.”

“¡Gracias....!”

Valió la pena ser convocado a este mundo sólo para ver su sonrisa. Ahora mismo, lo siento desde el fondo de mi corazón. Quiero proteger su sonrisa de ahora en adelante. Con mi nueva resolución, apreté sus pequeños hombros en un abrazo más fuerte.

“Estoy tan contenta, Touya... Yukina...”

“Sí.... gracias, Clena.”

Clena y los demás estaban llorando. Rulitora estaba haciendo todo lo posible para ocultarlo, pero fracasó. Rakti estaba prácticamente llorando.

Tengo una buena familia. Ese pensamiento me vino a la mente.


El mantenimiento del Big Nautilo terminó sin problemas, y ya no teníamos nada que hacer en Neptunópolis. Nuestro siguiente objetivo era salvar a Haruno y a su grupo. Nunca tuvimos noticias de ellas ni siquiera después de enviar cartas, probablemente porque estaban atascadas en la capital del agua. Había una alta posibilidad de que no supieran que habíamos salvado a Yukina todavía, así que quería presentarlas rápidamente. Tenía múltiples razones para encontrar a Haruno tan pronto como pudiéramos.

Nos dirigimos al muelle de Rondalan y abordamos la nave, Yukina se aferró a mi brazo todo el tiempo. Se había corrido la voz de que nos íbamos hoy, así que Rondalan, sus vecinos cerca del puerto, los clérigos del templo, e incluso el grupo de Kopan y Cosmos habían venido a despedirnos.

“¡Touya! ¡Volvamos a encontrarnos en algún lugar de este mundo!”

“¡Por la esperanza de que la próxima vez tengas a Balsamina contigo!”

“¡Gracias, amigo mío!”

Nos despedimos a gritos y él terminó reconociéndome como un amigo. Bueno, eso no era algo malo. Hice un gesto con el brazo a la multitud mientras la escotilla transparente se cerraba delante de nosotros.

“¡Muy bien, todos, vamos!”

A mi señal, el Big Nautilo se puso en marcha y se sumergió lentamente bajo el agua. Nuestro objetivo era la capital del agua, donde nos esperaba el grupo de Haruno. Este fue el comienzo de nuestra aventura submarina.

1 comentario: