martes, 19 de marzo de 2019

Maestro de Nada Capítulo 18 - Redención


Aprendiz de Todo, Maestro de Nada

Capítulo 18 - Redención


Bueno, entonces, estaba de vuelta en el fatídico bosque. No era tan veterano como para sentir lo que nos rodeaba. ¿Había lobos del bosque cerca?

“Ahh.... dudo que haya alguno en esta área.”

“Cierto. Bueno, revisemos nuestras estadísticas entonces... O no, ¿hay reglas en contra de revisar las estadísticas de los miembros del grupo?”

“No, no las hay. Yo también tengo curiosidad sobre tu AGI. Veámoslas.”

Con el permiso de Daniela, sacamos nuestras tarjetas de estado y recitamos las mismas viejas palabras juntos.

“Estado abierto.”


Nombre: Asagi Kamiyashiro
Raza: Humano
Trabajo: Aventurero (Rango: E)
NV: 21

PS: 236/236
PM: 170/170
FUE: 90      VIT: 83
AGI: 276    DES: 125
INT: 75       SUE: 12

Habilidades: Aprendiz de Todo, Maestro de Nada
Espada corta
Espada de una mano
Lanza

Magia: Hielo, Agua, Fuego

Misión: Eliminar a los Lobos del Bosque

Grupo: Daniela Villesilf

Equipo:
Cabeza - Ninguno
Cuerpo - Armadura de cuero
Manos - Guantes de cuero
Piernas - Ninguno
Pies - Botas de cuero
Armas -    Espada de hierro
-         Espada corta de hierro
Accesorios - Ninguno


Nombre: Daniela Villesilf
Raza: Elfo de Luz
Trabajo: Aventurero (Rango: C)
NV: 67

PS: 689/689
PM: 678/678
FUE: 364    VIT: 263
AGI: 268    DES: 400
INT: 351     SUE: 29

Habilidades: Ojo Verde Fresco
Detección de Presencia
Estoque
Arco

Magia: Viento, Tierra, Agua

Misión: Eliminar a los Lobos del Bosque

Grupo: Asagi Kamiyashiro

Equipo:
Cabeza - Máscara de la Gente del Bosque
Cuerpo - Armadura ligera de la gente del bosque
Brazos - Guantes de Parche del Lobo
Piernas - Mallas con garra de acero
Pies - Botas de piel de lagarto del bosque
Armas - Estoque del Árbol de la Vida y la Muerte
 - Arco del Árbol de la Vida y la Muerte
Accesorios     - Cabo de la Gente del Bosque
- Colgante de la Gente del Bosque


Noticias de última hora: Daniela era increíblemente fuerte. Pero lo más importante...

“¿Eres elfa?”

“Sí, un elfo de luz. ¿No te lo había dicho?”

“Hmm, no.”

“Ya veo.”

Un elfo, eh... Eso era como en la fantasía. Sus orejas eran realmente puntiagudas. Pero ni siquiera lo había sospechado. Además, si es una elfa de luz, entonces debe haber otros elfos también.

“Si eres así de fuerte, entonces probablemente no habrías tenido ningún problema en el parque.”

“Sí, no tenían ninguna posibilidad... Pero, preferiría evitar los combates dentro de la ciudad. Además, no es habitual que me rodeen así. Mi guardia estaba baja.”

“Supongo que sí.... Bueno, entonces contaré contigo.”

Si ella era así de fuerte, entonces nuestros enemigos deberían ser fáciles de derribar. Aún así, yo no era un fan de la nivelación de poder. Debería hacer todo lo que me fuera posible hacer.

“Hmm, haré lo mejor que pueda cuando el momento lo requiera, pero pretendo adaptarme a tu nivel la mayor parte del tiempo. A pesar de todo, tu AGI es muy alto... Debes de ser más rápido que yo.”

“Es la única cosa en la que soy bueno.”

“No, no debes ridiculizar la velocidad. Imagínate esto. Estás sufriendo un ataque unilateral a una velocidad que tus ojos no pueden captar.”

“...Eso sería una mierda.”

“¿Ya ves?”

Apestaba a trampa. Y no se suponía que hubiera ningún descuento para el protagonista.

“Tus PM son altos para alguien que acaba de aprender a usar magia... No, quizás el hecho de que hayas empezado a sentir la energía ha hecho que los números suban.”

“Tal vez. Siento algo que nunca había sentido antes.”

La energía mágica que yacía dentro de mí. Una sensación que era nueva. Era algo así como, suavecito...

Pero estaba en edad de encontrar los estados de otras personas mucho más interesantes que mis propias sensaciones de suavidad. Especialmente esta habilidad de ‘Ojo Verde Fresco.’ Tenía el aspecto de una habilidad única.

“Daniela, ¿no es esa una habilidad única también? Supongo que no es tan raro tener una entonces.”

“Eso no es verdad. Es muy raro. Solo se dio que ambos tenemos una.”

“Ah, ya veo.... Mi habilidad, me permite visualizar el manejo de las cosas y cómo moverme.”

“¿Significa eso que puedes usar hábilmente un arma que has tomado por primera vez?”

“Uh... supongo.”

“Eso es, ¿muy asombroso?”

“La parte de ‘Aprendiz de todo’ también lo es de todos modos. El problema es ‘Maestro de nada.’ Todavía no lo entiendo del todo.”

Sí, incluso ahora estaba atascado en el significado de esta habilidad. Parte de mí estaba preocupada de que si confiaba demasiado en esta habilidad para manejar las armas, algún día sufriría algunas represalias terribles. Esa es una de las razones por las que no me he diversificado, aunque probablemente podría usar casi cualquier arma.

Las únicas armas que he tocado fueron la lanza y dos espadas. Y ahora las habilidades con la espada se mostraban. Y no aparecían la última vez que lo comprobé... Lo que significa que no deben haber sido lo suficientemente avanzadas como para ser consideradas una habilidad. En cualquier caso, mi intención era dominar primero la espada de una mano y la espada corta.

Incluso ahora, había momentos en los que luchaba contra un goblin y un nuevo movimiento aparecía en mi cerebro. Mi objetivo era evitar que aparecieran. Haría todos estos movimientos míos sin la habilidad única. Como ya conocía a la mayoría de ellos, no debería llevarme mucho tiempo. Si pudiera apurarme y dominarla, podría pasar a la siguiente arma.

“Por cierto...”

“¿Hm?”

“Mi habilidad única, ‘Ojo Verde Fresco’ es una habilidad que se sabe que a veces ocurre en razas que viven en los bosques y las llanuras. Te permite ver el movimiento y hasta los espíritus del viento.”

“¿Hay espíritus?”

“Por supuesto? Mira, hay uno acariciando tu mejilla ahora mismo.”

Siento el viento suave que me roza la mejilla. ¿Así que eso era obra de un espíritu?

“Jeje. Se siente bien.”

“Tal vez tengas una naturaleza que los espíritus encuentran fácil de amar.”

“Me encantaría hacerme amigo de los espíritus de hielo y agua.”

Y los de fuego también.

Sucedió después de que revisáramos las estadísticas del otro y camináramos un buen rato.

“Asagi, abajo.”

Inmediatamente me agacho en lugar de responder con mi voz. Daniela había hecho lo mismo a mi lado y estaba mirando intensamente al espeso grupo de árboles que había más adelante.

“El viento sopla contra nosotros, así que seguimos sin ser notados. Mira allí, son los lobos del bosque”.

“¿Dónde...?”

Miro a través de las grietas entre los árboles. Había un lobo con pelo verde claro. Su nariz temblaba mientras olfateaba el suelo. ¿Cómo podría olvidar esa apariencia? Estos lobos del bosque me hicieron correr una buena distancia la última vez. Había una manada de seis de esas odiosas criaturas, a unos cincuenta metros delante de nosotros. ¿Estaban buscando comida? Tenían la nariz en la tierra y miraban a su alrededor.

“¿Qué debemos hacer?”

“El viento es muy débil. Primero, usaré mi arco desde esta distancia. ¿Qué opinas, Asagi? No puedo dejarte usar este arco, ¿pero podrías intentar dispararles tú la próxima vez?”

Daniela sugirió, sabiendo que mi habilidad me lo permitiría. Pero sacudo la cabeza.

“Quiero dominar el uso de la espada primero. Si pruebo con demasiadas armas a la vez, nunca las dominaré del todo. Ya sabes, un ‘Aprendiz de Todo, Maestro de Nada’.”

“Hmm, probablemente tengas razón. Lo siento. Es encomiable que no permitas que la habilidad te controle.”

Ella sonrió mientras colocaba una flecha y tiraba de la cuerda con fuerza. Luego miró hacia adelante, la sonrisa desapareció, y con un ojo agudo, se fijó en su objetivo. El estado que acababa de ver decía que este arco se llamaba “arco del árbol de la vida y la muerte.” Era blanco y púrpura y no hacía ningún ruido. No sabía si se debía al tipo de madera o al efecto de la magia del viento. No se escuchó ningún sonido de que se doblase o de que la flecha fuera soltada.

Y entonces la flecha del arco silencioso voló directamente al cuello de uno de los lobos que aún olfateaba el suelo. La fuerza de la flecha lo mandó a volar mientras moría.

“Bien. Vamos.”

“¡Sí!”

Me levanté y corrí entre los arbustos mientras desenvainaba mis espadas. Me acerqué a ellos mientras corría a toda velocidad, cortando el cuello del más cercano. Tenía que concederselo al aprendiz, eran buenas armas. Me emocionó aún más ver cómo serían las del Jefe.

Sonreí con expectación pero me mantuve alerta mientras escudriñaba mis alrededores. Los lobos finalmente se dieron cuenta de nosotros. Estaban aullando y huyendo. Quizás habían visto a dos de ellos caer en rápida sucesión y se habían dado cuenta de que estaban en desventaja. Pero no los dejamos escapar.

Perseguí a uno por detrás y le corté la espalda. Miro a Daniela, que había corrido hacia adelante, sacó su estoque y cortó a través de un lobo del bosque. Rápidamente sacó la hoja y una lluvia de sangre salió de ambos agujeros. Ella ya estaba corriendo hacia mí antes de que cayera la bestia al suelo.

“Jeje. ¿Es este realmente el mejor momento para ser cautivado por mí?”

“Te ves genial, Daniela.”

“¡No digas esas tonterías!”

Ella empezó, pero ahora estaba avergonzada. Fue muy lindo.

Perseguimos a los dos últimos. Eran rápidos. Pero nosotros fuimos aún más rápidos.

Me puse al día rápidamente con uno y le corté la garganta de un golpe para que no sufriera demasiado. Daniela también, dio un golpe limpio en el corazón del otro.

Así que nuestra primera batalla contra los lobos del bosque fue un éxito. Como ya había logrado mi venganza personal, empujé mis puños en el aire y hacia el cielo.


No hay comentarios.:

Publicar un comentario