martes, 19 de marzo de 2019

Maestro de Nada Capítulo 19 - Un nuevo poder y una noche animada


Aprendiz de Todo, Maestro de Nada

Capítulo 19 - Un nuevo poder y una noche animada


Habían pasado varias horas después de la primera batalla con los lobos del bosque. Habíamos ido por ahí y destruido varias manadas que estaban esparcidas por todo el bosque, y como el sol ya empezaba a ponerse, decidimos regresar a Fhiraldo. Mientras movía mis pies cansados hacia adelante, Daniela me enseñó varias cosas sobre el combate. Sobre el uso de espadas, cómo blandir una espada corta, cómo lanzarlas. Cómo luchar contra enemigos que se movían sobre cuatro patas, qué hacer cuando estás rodeado. Y también, cómo usar la magia.

“Para empezar, ¿qué debería hacer si quisiera usar magia en un ataque?”

“Ahh....de hecho, no tendría sentido si no golpea al oponente.”

“Cierto. Así que, tiene que dispararse.”

No era difícil para mí usar magia para crear hielo o agua y bajar la temperatura en una habitación, porque entendía cómo funcionaba.

Principalmente usaba la humedad de la atmósfera para mi magia, pero aparentemente, la mayoría de los magos aquí convertían su energía mágica en moléculas de agua para crear agua o hielo. Pero eso consumía tu energía mucho más rápido. En otras palabras, mi método era económico.

Sin embargo, no tenía sentido crear mucho hielo sólo porque fuera económico. No es un ataque hasta que golpea a tu oponente.

“Crea hielo con magia y lánzalo al enemigo. Ese sería el ataque mágico básico de hielo.”

“¿Qué tal si los congelamos?”

“Jeje. No me sorprendería que pudieras hacerlo casi inmediatamente, pero...”

“Lo básico primero, ¿verdad?”

“Exactamente.”

Ella asintió. Así que usé mi magia tal como ella dijo.

“Mmmm....”

Recojo la humedad del aire en un espacio delante de mi dedo extendido. La punta absorbe todo el calor. Se oye un crujido a medida que se empieza a formar hielo claro. Aplico energía mágica y mantengo su altura. Hay un grueso tronco de árbol delante de mí al que me dirijo....

“Está bien... ¡vamos!”

Toda la energía recogida en la yema de mi dedo estalla cuando se dispara. En un abrir y cerrar de ojos, la bala de hielo había desaparecido. Entonces oí el sonido de la madera rompiéndose. Aparentemente, lo había golpeado. En realidad, nunca he disparado un arma, pero jugué bastantes juegos. No fue difícil imaginarlo.

“Asagi.... ¿Qué fue eso, lo de hace un momento?”

“¿Eh?”

Daniela preguntó en voz baja mientras miraba el árbol al que le había disparado.

“¿Qué quieres decir? Disparé un poco de hielo mágico.”

“Pero, ¿tan rápido? Ni siquiera pude verlo...”

Ambos caminamos hacia el árbol objetivo. Había un pequeño cráter dentro del tronco donde la bala de hielo había golpeado. La corteza alrededor del área había sido volada, exponiendo la madera de color marrón claro que había debajo. A juzgar por la profundidad, no había llegado al centro del tronco. Por supuesto, el hielo se había roto y no quedaba nada.

“El árbol es tan.... Te vi crear el hielo. Pero no tenía idea de que un fragmento tan pequeño podría tener tanta fuerza...”

“Supongo que es cuestión de lo que imaginas.”

“Para bien o para mal.”

¿Había algo diferente en mi magia? No había visto otras, así que no me di cuenta. Pero Daniela parecía sorprenderse...

Bueno, no tenía sentido mirar el árbol con asombro. Habíamos terminado con la caza de lobos; era hora de regresar.

“Las cosas, es mi turno de llevarlas.”

“Gracias.”

“Ni lo menciones.”

Recibí la tintineante bolsa de cuero de ella. La bolsa estaba llena de colmillos de lobo del bosque. La misión que habíamos aceptado era la “Eliminación de Lobos del Bosque.” Y tenías que traer dos colmillos de cada lobo del bosque como evidencia de que había sido completada. La misión terminaría una vez que los trajeras al gremio. Aparentemente, estos colmillos eran buenos materiales para fabricar armas. El precio de mercado, la cantidad y la calidad se calcularían y recibirías tu recompensa. Cuanto más tenías, más podías cambiar por dinero. Así que vale la pena. Y también había una recompensa general por completar las misiones. Este trabajo era más lucrativo de lo que crees.

Así que me alegré mucho al cargar la pesada bolsa y pisotear el sendero de hojas caídas cuando sucedió. Algo se había movido en la esquina de mi visión.

“¿Mm....?”

“¿Qué pasa?”

“No lo...”

¿Estaba equivocado? ¿Fue mi imaginación?

“Hace un momento, me pareció ver un lobo enorme. En esa dirección.”

“Hmm.... No veo nada. O sentir una presencia. ¿Estás seguro de que lo viste?”

“Tal vez... sí. Era bastante grande, debí haberlo imaginado.”

Quizás el sol poniente había proyectado una extraña sombra entre las hojas y parecía un lobo. Habíamos cazado a tantos hoy, después de todo. No había visto nada más que lobos. Realmente no había goblins en este lado.

“No tiene sentido preocuparse por eso. Volvamos a la ciudad antes de que oscurezca demasiado.”

“Sí, el bosque de noche es especialmente peligroso.”

Daniela y yo nos apresuramos a pasar entre los árboles e ir por el camino de regreso a Fhiraldo.

***

Volvimos a la ciudad justo antes de que el sol se hubiera puesto completamente.

“Ho, Asagi, Daniela. Si hubieran vuelto más tarde, les habría cerrado las puertas.”

“Eso es muy duro para ser una broma, Russell.”

“Por supuesto. Tendrías que dormir en un árbol otra vez.”

“¡Buwajajajajaja!”

Russell estaba de guardia hoy. Nos reímos del viejo chiste y luego volvimos al gremio.

Fhiraldo durante la noche siempre era un lugar animado. Deliciosos olores alrededor en los puestos de comida alineados. Los olores de la carne al cocinarse, o los dulces vinos de frutas... Pero no podíamos distraernos con ellos. Nos permitirían comer todo lo que quisiéramos a un precio de descuento en la posada Viento de Primavera. El ahorro era importante.

Tuve que tirar de la mano de Daniela mientras ella ocasionalmente sucumbía a los olores, pero finalmente llegamos a la casa del gremio. Este lugar también era animado por la noche. Sus trabajos terminaban por hoy, la bulliciosa reunión hacía sonar sus vasos de cerveza y golpeaba las mesas. El sonido de los pies dando golpecitos en el suelo, todo entró en mis oídos.

“¡Hooo, Asagi!”

Ness parecía estar de buen humor cuando escuché su voz resonar.

“¡Buenas, Ness!”

“¡Ah! ¡Bebamos juntos!”

“¡Déjame deshacerme de estos primero!”

Levanto la bolsa de cuero en el aire y grito como si compitiera con el ruido del bar. Ness asiente y levanta su vaso. ¡No voy a hacer un brindis!

Me río y luego me dirijo al mostrador de recompensas con Daniela.

Mis ojos se encuentran con los de Fiona, sentada en el lado opuesto del mostrador. Parece un poco sorprendida, luego mira a Daniela, y sus cejas se estrechan.

“Es una cara graciosa la que tienes ahí. De todos modos, ¿puedes encargarte de esto?”

“Asagi, ¿quién es esa?”

“Seamos formales. Somos aventureros y trabajadores del gremio, después de todo.”

“¡Te estoy preguntando quién es ella!”

Bueno, parecía un poco enfadada. ¿Se negaría a aceptar esto si no le explico....?

“Oh, ella es... Daniela. Hemos formado un equipo.”

“¿Como compañeros aventureros? ¿No es una novia?”

“Sí.”

“...Daniela. Asagi y yo estamos en un grupo juntos.”

“Ohh.... me sorprendió por un momento... Ah, ¡Srta. Daniela, es un placer conocerla!”

Yo soy el que fue sorprendido.

“Mira, sólo toma esto, por favor.”

“¡Por supuesto!”

Fiona tomó la bolsa de cuero llena de colmillos de lobo del bosque del mostrador y se fue. De repente parecía estar de mejor humor... ¿Qué fue eso? ¿Podría ser que se haya enamorado de mí?

Pero era demasiado estúpido para considerarlo.

La voz molesta y fuerte de Ness me había estado llamando durante un tiempo. Mis ojos se encuentran con los de Daniela y nos reímos. Con pocas opciones, decidimos unirnos a Ness en el bar.


No hay comentarios.:

Publicar un comentario