domingo, 21 de abril de 2019

El Gamer Más Fuerte Vol. 1 Capítulo 5

El Gamer Más Fuerte


Volumen 1 Capítulo 5

Había pasado una semana, y caminé hasta el frente de la estación de tren, vestido con mi nuevo traje de negocios.
No era un traje de lujo hecho a la medida, era uno que había comprado en una tienda a un precio razonable. Era tan nuevo que todavía tenía la sensación de tirantez que sientes cuando te pones ropa nueva por primera vez. Rodaba mi maleta y llegué a mi oficina cerca de la parada de autobús. Tenía un salario mensual de 180.000 yenes, con el pago de las horas extras y los días festivos calculados por separado. Mis gastos de transporte fueron cubiertos, y había una inspección semestral para aumentos salariales, con bonos otorgados por obtener ciertos hitos. Había incluso 4 días libres al mes, y 20 días de vacaciones adicionales al año. Sin embargo, no hay licencias extendidas, pero sí vacaciones anuales pagadas.
Era bastante típico quedarse hasta tarde en el trabajo durante la temporada alta. Mis horas serían altas, pero al final se sumarían como horas extras. El alojamiento era pagado por la compañía también, junto con varios servicios públicos como el agua. Había conseguido unas condiciones de trabajo bastante sorprendentes; cada vez menos personas consiguen acuerdos como este en los últimos años. También había una cláusula en el contrato que establecía que tenía que ser firmemente protegida y mantenida, aunque no debería haber ningún problema en mantenerla.

En el cuello de mi traje había un alfiler de metal plateado con un dragón azul tallado en él. Era la insignia de la compañía que me habían proporcionado. Mi familia dijo que parecía casi un juguete.
“Buenos días.”
Llamé a la puerta del edificio de oficinas y entré.
“Buenos días. Este será tu primer día como empleado a tiempo completo, ¿verdad? Toma, esta es tu llave exclusiva, Kousaka-san.”
Saludé a mis superiores en el lugar de trabajo y recibí una llave que brillaba con el mismo resplandor que la insignia de la compañía.
Mientras caminaba hacia la parte de atrás de la oficina, no pude evitar murmurar en voz alta.
“Por cierto... ¿Qué pasa con Karumi-san?”
“Así que finalmente preguntas, ¿eh? Bueno, ya que eres de tiempo completo, digamos que es pariente del Gran Señor Oscuro. Se incorporó a la empresa gracias a sus contactos, pero se las arregló para meter la pata demasiadas veces, por lo que no pudo conseguir un puesto directivo. Gracias a eso, terminó convirtiéndose en una oficinista normal.”
“Ah, así que ella es su hija, ¿eh?”
—¿Tal vez falló en el entrenamiento de supervivencia?
Mi mente deambulaba entre varias posibilidades al insertar mi llave en la puerta de la parte trasera de la oficina. La puerta parecía hecha de plástico u otro tipo de material sintético. Su bisagra crujió cuando abrí la puerta. 
Me adelanté. Mis pies aterrizan en un terreno blando y oí el sonido de la puerta mientras se cerraba detrás de mí. Un viento agradable y nostálgico, que llevaba el aroma de la tierra fresca, la naturaleza y el agua pura, llegó a mi nariz mientras estaba de pie en el fondo del barranco.
“¡Aoi!”
Me volví cuando oí su voz. El ver a una chica encantadora de pie frente a la vieja cabaña me hizo preguntarme si así era como se sentía la felicidad.
“He vuelto, Ann. Puedo responderte ahora.... ¿Te importaría quedarte conmigo para siempre? No sé mucho de este mundo... Y parece que no soy bueno sin ti.”
“¡No tienes remedio! ¡Realmente no sabes nada de nada! Por eso me preocupo tanto.... Pero sí, me quedaré contigo para siempre.”
La dulce chica me abrazó mientras lágrimas rodaban por su cara. Quería creer que eran lágrimas de felicidad más que de tristeza.
“Ahora podemos estar juntos para siempre, ¿verdad? No me importa si no soy tu número uno, sólo déjame estar cerca de ti, ¿de acuerdo?”
—¿Disculpa? Ese fue un giro raro.
“Ahora que me diste tu respuesta, seré tu amante a partir de hoy, ¿verdad? Así que siempre podemos estar juntos aunque hagas el tonto o consigas una esposa, ¿verdad?”
“Espera un minuto, Ann... ¿De dónde sacaste esa idea?”
“La tía me enseñó mucho sobre eso, ¿por qué?”
“¡JENNYYYYYYYYYYYYYYY!”
“¿Hm?”
Mi rugido resonó una vez más a través del fondo de un barranco en otro mundo.
Esta era mi vida. No tenía ninguna queja.
El nivel de dificultad se fijó al extremo. No había opciones o sugerencias, y no se podía guardar o cargar. Pero... era tan increíblemente divertido que sólo quería seguir jugando.
Creo que seguiré viviendo y jugando en serio, divirtiéndome todo lo que pueda, hasta el final....

1 comentario: