sábado, 18 de enero de 2020

Baño Mixto Vol.6 Baño de Descanso - La Especialidad de Ares, Baños en Mazmorras


Baño Mixto en Otro Mundo

Volumen 6. Baño de Descanso - La Especialidad de Ares, Baños en Mazmorras


“Oye, Touya, ¿quieres ir a un baño?” Yukina preguntó eso en un día en que la ciudad estaba llena de entusiasmo por la competencia de armas. Ella no podía evitar preocuparse por su hermano mayor, Touya, que estaba ignorando la competición en favor de otras responsabilidades que le mantenían ocupado. El baño al que se refería no era el Baño Ilimitado, sino un baño público en Ares.
Cualquiera podía notar a simple vista que Touya estaba exhausto, y los que le rodeaban le sugirieron que se tomase un descanso, por lo que accedió a tomarse el día libre. Sin embargo, no podía llevarse a todo el grupo, así que llevó a Yukina, Haruno, Clena, Roni, Sera, Rakti, Rium, Prae y Rulitora con él.
Sera había rechazado inicialmente la oferta, pero ella era la más fatigada de todos. No aceptaron un no por respuesta. Rulitora iba con ellos porque había oído que a los hombres lagarto de arena de la tribu Merek les gustaba usar esta casa de baños.

El baño público estaba, por supuesto, en la cueva subterránea. Estaba situado en un pequeño pueblo justo a las afueras del centro de la ciudad. Era un lugar de ocio muy popular para la gente de Ares, pero como la competición de armas estaba en marcha ahora mismo, había menos clientes de lo habitual. La recepcionista debió sentir curiosidad por la competición también, ya que no parecía demasiado centrada en su trabajo.
“...¿Y por qué están ustedes dos aquí?”
“No hay competidores dignos de mención en los encuentros de hoy.”
Cuando el grupo de Touya entró en el edificio, se cruzaron con el rey demonio y el Ogro de Cara Blanca. Era imposible para ellos ignorarse mutuamente e ir por caminos separados, así que entraron juntos.
Los vestidores de esta casa de baños estaban separados por hombres y mujeres, pero se cambiaban a traje de baño y entraban en el mismo baño. Rulitora y el rey demonio llevaban taparrabos, mientras que Touya se puso un bañador.
“¡Esto es asombroso...!”
Esta cueva natural había sido convertida en un baño. El suelo estaba embaldosado, pero las paredes y el techo eran sólo las paredes de cueva.
“Hmm, creo que estaré bien usando un baño como este,” dijo Rulitora, parpadeando los ojos. La bañera estaba abierta y ventilada, por lo que se acumulaba muy poca humedad del vapor como resultado.
Aunque escasos, ya había otros clientes en la bañera, incluyendo algunos de la tribu Merek. En la parte más profunda de la bañera había un grupo de elfos oscuros disfrutando de un juego de mesa que se parecía al ajedrez. Si no fuese por la competición de armas, este lugar estaría mucho más lleno.
Touya se acercó al borde de la bañera. Sumergió un dedo en el agua y encontró que estaba moderadamente caliente. La temperatura del agua era ligeramente superior a la de una piscina climatizada. Sin embargo, no era muy profunda, por lo que sería difícil nadar como en una piscina real.
“Se dice que el agua aquí tiene efectos embellecedores, así que apuesto a que todo el mundo va a estar aquí por un tiempo.”
Mientras tanto, Yukina y las otras chicas se habían puesto sus trajes de baño. No habían comprado nuevos trajes de baño sólo para esta ocasión, así que los únicos que Touya veía por primera vez eran los de Haruno, Sera, Prae y el Ogro de Cara Blanca.
“¿Cómo me veo, Touya?”
“Oh, um... Te queda muy bien,” respondió Touya, nervioso.
Al oír eso, Haruno sonrió ampliamente. Llevaba un bikini de ataduras al lado[1]. El color blanco dibujaba un agradable contraste con el bikini negro de escote halter de Clena. Quizás este era otro símbolo de su rivalidad.
Sera llevaba un traje de baño blanco como el de Haruno, pero el suyo era de una sola pieza.
“Por favor, no me mires fijamente...”
“Oh, lo siento...”
Sera se giró avergonzada cuando vio a Touya mirando. Sin embargo, el traje de baño que llevaba parecía de una sola pieza por delante, pero estaba cortado para que pareciera un bikini por detrás, algo llamado monokini. Aunque estaba tratando de cubrirse, estaba exponiendo aún más piel de su espalda.
“¡Kyah!” Se dio cuenta de esto poco después y se escondió detrás de Prae.
A juzgar por su reacción, no había elegido este traje de baño por sí misma. Probablemente Haruno o Rin lo habían elegido por ella.
El bañador de Prae era un tankini con un gran lazo en el pecho y volantes en el trasero. El bañador en sí era bonito e infantil, pero la propia Prae era de gran tamaño.
El Ogro de Cara Blanca caminó delante de ellas, con su pelo plateado fluyendo detrás de ella. Llevaba un cuello en V de una sola pieza, donde la V llegaba hasta su ombligo. El traje de baño era negro con orquídeas impresas en él, y eso hacía que su piel blanca resaltara aún más. Su figura atrevida, o más bien galante, la hacía parecer más fresca que sexy.
Se limpiaron, y luego entraron en la bañera. Rulitora parecía inseguro al principio, pero pronto se sentó y se relajó en el agua.
Había un túnel en la pared; parecía que el agua entraba en la bañera por él.
“Oh, la recepcionista dijo que el agua fluye de la fuente caliente por allí.”
Les habían dicho que el túnel llevaba a varias habitaciones más pequeñas, y cuanto más profundo se entraba, más caliente estaba el agua. Sería más exacto decir que el agua se enfriaba cuando llegaba a la bañera principal, lo que la hacía casi a la misma temperatura que una piscina climatizada. Esta casa de baños era todo natural, así que este debió ser el resultado cuando construyeron un canal de agua desde la fuente de aguas termales hasta esta cueva.
“Eso no es todo, Touya.”
“Esta es agua de embellecimiento... ...¡y cuanto más te acercas a la fuente, más fuertes son sus efectos!”
Haruno y Clena hablaron una tras otra, y luego asintieron.
“¿Quieres venir con nosotras, Touya?” Sus ojos brillaron cuando preguntaron.
Touya declinó con tristeza su invitación. A juzgar por el tamaño del canal, Rulitora, Prae, y el rey demonio no podrían caber dentro. Los cuatro se quedaron atrás mientras que el resto de las chicas se adentraron más. No pudieron resistir las tentaciones del agua embellecedora. Rakti y Rium no tenían tanta curiosidad, pero Yukina las arrastró con ella.
Prae era la única chica que quedó, pero apenas parecía deprimida por ello. Abrazó a Touya por detrás y disfrutó de la oportunidad de acapararlo para sí misma. Touya se imaginó que podría estar triste por haber quedado fuera del grupo, así que la dejó hacer lo que quisiera.
“Esta es una buena oportunidad. ¿Por qué no me cuentas más sobre ustedes?” El rey demonio se acercó a Touya con su lengua oscilando. En estos días, a menudo llevaba a Clena a ver los encuentros de la competición de armas con él, pero en realidad, aún había cierta incomodidad entre ellos. También tenía cuidado de no hacerla sentir incómoda. No dejaba pasar la oportunidad de hablar con Touya, alguien que la conocía bien.
Touya no podía moverse de su abrazo dentro de Prae, y Rulitora se estaba hartando de su primer baño caliente. Este sería probablemente un baño muy largo para todo el grupo, por lo que Touya se convirtió voluntariamente en el compañero de conversación del rey demonio.
Mientras tanto, las chicas habían entrado en el canal. El Ogro de Cara Blanca, que era un visitante frecuente, las guiaba para que no se perdiesen. Cuanto más se adentraban, más caliente estaba el agua, y las paredes y los techos estaban cubiertos de una espuma de color blanco puro.
La espuma era difícil de tocar. Haruno se dio cuenta de que eran minerales del agua que se habían acumulado con el tiempo. Significaba lo rica que era el agua. Así es como el agua había conseguido su reputación de embellecedora.
En este punto, sin embargo, Yukina gritó que no podía soportar el calor. Las demás también se dieron cuenta de lo caliente que se había vuelto el agua, así que entraron en una habitación vacía cerca de ellas. El agua estaba a la misma temperatura que la bañera de madera de cedro del Baño Ilimitado. La habitación estaba poco iluminada y mucho más húmeda que la bañera principal que estaba afuera.
“Esto es... bastante grande...” Rium comentó.
“Tienen muchas habitaciones diferentes para acomodar grupos de diferentes tamaños”, respondió Roni mientras acariciaba la pared. Las paredes de roca aquí eran lisas, lo que indicaba que había sido construida usando magia clerical de tierra.
El Ogro de Cara Blanca se sentó cerca de la entrada de la habitación, y las otras se adentraron más.
“Esto no es tan espacioso como el baño de afuera, pero es agradable y tranquilo aquí.” Dijo Sera. Probablemente también pensaba que nadie miraría fijamente su traje de baño aquí dentro. Sin embargo, tenía razón en que este era el lugar perfecto para bañarse en paz y tranquilidad.
Después de que se sentaron un rato, Clena empezó a moverse.
“...Ha pasado un tiempo desde que me bañé sin Touya.”
No podía dejar de pensar en cómo no estaba con Touya hoy. Al principio le daba vergüenza, pero ahora se había convertido en una parte de su vida cotidiana. El Baño Ilimitado se había hecho mucho más grande ahora, por lo que honestamente no había razón para seguir bañándose con Touya. De hecho, el grupo del rey demonio se bañaba por separado del grupo de Touya.
“Está tan acostumbrada ahora, Lady Clena...” Roni se burló.
“Sí, no puedo relajarme hasta que Touya me lave el pelo...”
“En realidad, estoy celosa de que hayan podido bañarse juntos tan a menudo que ahora están tan acostumbrados...”
Haruno claramente la envidiaba. Sería grosero preguntar por qué.
“Jeje~ Yo he estado bañándome con él desde hace diez años...” Yukina se puso de pie con las manos en las caderas, adoptando una postura triunfal. Estaba incluyendo sus vidas anteriores en su experiencia, por lo que no había forma de que nadie más pudiera competir.
“¡Bueno, apuesto a que yo te he ganado en intimidad! ¡Al principio, teníamos que apretarnos tanto el uno al otro en una pequeña bañera! ¿Verdad, Roni?”
“¡No me meta en esto!”
“Bu-Bueno yo... ¡Oh no, sólo fue Sera quien se bañó con él en el templo!”
“¡¿Eh?! ¡Sólo llevé a los niños adentro para que se bañaran! ¡Me dejé la ropa puesta!”
En realidad, Sera fue la primera de este grupo en entrar en el Baño Ilimitado con Touya. Aunque, tal y como ella había dicho, se habían quedado vestidos en ese momento.
En cualquier caso, Clena y Haruno encontraron a su nueva rival en la forma de Yukina, y siguieron charlando sobre Touya durante el resto del baño. Clena les contaba historias sobre cuando viajaron juntos a solas, y Haruno les traía recuerdos de cuando estaban en Jupiterópolis, a los que Yukina respondía con episodios de su vida anterior. El Ogro de Cara Blanca permaneció en silencio durante toda la discusión, pero de hecho les estaba espiando. Quizás iba a informar más tarde al rey demonio.
“Um, ¿ninguna de ustedes está avergonzada? A mí todavía me da vergüenza meterme en la bañera con Sir Touya...” Sera preguntó tímidamente cuándo llegaron finalmente a una pausa en su conversación. Ella había empezado a bañarse con Touya al mismo tiempo que Haruno, pero aún le daba vergüenza.
“...¿Avergonzada?”
“A mí unca me ha importado...”
Rium y Rakti inclinaron sus cabezas.
“Rium, ya no eres una niña...”
“...Haruno tampoco es una niña, así que no es un problema.”
Rium tenía 14 años. En Japón, estaría en su segundo año de secundaria. Sin embargo, no se avergonzaba en absoluto de bañarse con Touya.
“Um, no estoy tan mal como ella, ¿de acuerdo? Me siento un poco avergonzada también.” Haruno se había atrevido a proclamar algo así.
Las chicas se calmaron gracias a Rium, y su llamada “batalla de recuerdos” llegó a su fin. Clena y Haruno se sentaron juntas y empezaron a hablar de nuevo.
“Es vergonzoso, pero cuando piensas en el futuro, siento que no puedo echarme atrás...”
“Bien. Yo no tengo a nadie en quien pueda confiar aparte de Touya.”
Haruno era lo suficientemente fuerte como para no tener que depender de nadie más, pero era mejor no decirlo. Aún era una joven doncella que quería confiar en el chico de sus afectos.
“Y aunque dejáramos de bañarnos con él, no te detendrías, ¿verdad, Yukina?”
“¡Claro que no!”
“Oh, pero no tienes que forzarte, Sera. Prometimos bañarnos con Touya, pero eso ya se ha cumplido hace tiempo...”
“Tiene razón, pero...”
“¿Pero?”
“Si Sir Touya dejara de lavarme el pelo, no creo que sea capaz de sobrevivir a los próximos días.”
“Ohh.” Todos menos el Ogro de Cara Blanca asintieron entendiendo sus palabras.
“¡Yo fui criada por la técnica de dedos de Touya, después de todo!” Yukina exclamó con orgullo. Se refería a su vida anterior, pero aun así contaba en este mundo.
“Sé lo que quieres decir, es como si fuera adicta a ella. ¡Pero me cura!”
“¡Ya sé, ya sé! ¡Cuando me lava la cola, nunca es suficiente!”
“Me gusta cuando me seca el pelo.”
“Ohh, eso también es agradable.”
Su siguiente batalla fue una apasionada guerra de palabras sobre lo que más les gustaba de bañarse con Touya.
Se suponía que el Ogro de Cara Blanca iba a apoyar a Clena debido a su posición social, pero ella estaba asombrada por los niveles de su competencia y se preguntaba si podía hacer algo para respaldarla.
“Ejeje~ Touyaaa~♥”
“Ahh, me están enterrando... pero también me están curando.”
Mientras tanto, aún no se habían dado cuenta de que había otro formidable oponente en la forma infantil de Prae...


[1] Desde ya me disculpo si las traducciones de ropas no son muy adecuadas, después de todo, las palabras de ropa que sé hasta en español solo se reducen a lo más básico de lo básico. Los estilos no son lo mío.

Anterior | Índice | Siguiente

1 comentario: