sábado, 15 de febrero de 2020

Nivel 1 Capítulo 59 - El tipo que se acerca a las hermanas

Nivel 1

Capítulo 59 - El tipo que se acerca a las hermanas


Mazmorra de Telurio, sexto piso.

[¡Infierno!]

Celeste usó su magia de fuego y quemó los dos Limos.

Los dos limos tenían la forma de una bola de equilibrio, con sus cuerpos teñidos de rosa.
Uno de los limos que se estaba quemando saltó fuera del alcance de la llama, mientras que el otro se derritió y desapareció así como así.
[Ku.] Celeste gimió.
La razón fue porque el limo que escapó se partió en dos.
El limo tenía exactamente el mismo tamaño y color, similar a los anteriores.
Es más, el limo que fue dañado por la magia, en el momento en que se partió en dos, se sanaron ambos por completo, como si no hubieran sido tocados.
Era el monstruo raro del sexto piso de la mazmorra de Telurio, un “Limo Hermana”.

[Ya veo, así que eso es lo que pasa.]
[Si no puedes derrotarlos a los dos juntos, y dejas a uno de ellos con vida, seguirá reviviendo, y cuando lo haga, el daño que causaron se reiniciará.]

A pesar de que Celeste no pudo derrotarlos, aún así explicó la información que había recibido por adelantado.
Esa información era para que yo, Emily y la recién llegada Eve la escucháramos.

[Así que no importa cuántas veces los derrotes, es un no.]
[Creo que el récord mundial de derrotarlo repetidamente fue de 666 veces. Luego se rindieron.]
[Aunque el drop del monstruo es su vida, no puedo creer que pudieran llegar a esa cantidad.]

Más bien admiro a esa persona.

[¿Así que tenemos que derrotarlas juntas?]
[Aunque ese es el caso, cada vez que revive sus PS son diferentes.]
[Espera un momento.]

Saqué mis dos pistolas y disparé a los dos limos.
Las balas que disparé eran balas normales, y ambas impactaron casi al mismo tiempo.
Uno de los disparos atravesó un limo y lo voló en pedazos, pero el otro parecía haber sido rozado.
Después, como si nada hubiera pasado, revivió y se curó completamente.

[Sí que es un problema.]
[¿Qué debemos hacer, Ryouta-san?]
[Hmm…]

Emily, Celeste y Eve.
Con esta alineación en nuestro equipo, me aferré a su poder de lucha, y pensé en un plan.

***

Me dirigí hacia la Hermana Limo de color rosa.
Al mismo tiempo, el limo saltó y aterrizó sobre mí.
Cuando me golpeó, saltó de nuevo hacia el lugar donde estaba.
Dentro de esta cueva exterior, una de las maderas fue derribada, y cuando cayó aterrizó en algunas rocas, aplastándolas en pedazos.
Por lo que he experimentado, la sensación de dolor me recordó a cuando fui golpeado por un bate de plástico.
Otra vez el limo saltó y golpeó mi cuerpo.
Aunque seguí avanzando. Poniendo fuerza en mis músculos abdominales, corrí hacia adelante.
Con mi PS y Resistencia siendo S, ignoré el 1 de daño del limo y me moví hacia adelante como un tanque.
Los limos continuaron saltando y golpeándome.
Al final, los acorralé en la esquina de una pared.

[¡Celeste y Emily, muévanse a la izquierda! ¡Eve a la derecha!]

Mientras gritaba, Celeste usaba sus balas de fuego junto con el cuerno de bicornio y continuamente disparaba al limo izquierdo.
Y justo detrás de mí, Emily y Eve saltaron de mi lado izquierdo y derecho.
Emily giró su martillo sobre su cabeza y lo golpeó, mientras que Eve con su oreja y su cola de conejo, levantó su mano y golpeó al limo.
Mientras juzgaba las condiciones de los dos limos, asigné el ataque de mi equipo.
Al mismo tiempo, la Hermana Limo de color rosa huyó.
Sin dividirse o reiniciar su daño, finalmente nos las arreglamos para derrotar al molesto monstruo raro.

[¡Lo hicimos, Yoda-san!]
[Lo hicimos juntos, desafortunadamente no dropeó ninguna zanahoria.]
[Bueno, el drop de la Hermana Limo no es una zanahoria para empezar.]

Cuando derrotamos al monstruo raro, nada fue dropeado porque la última que lo golpeó fue Emily o Eve, así que de cualquier manera no tendríamos ningún drop.

[Pero Yoda-san estuvo genial justo ahora desu. La figura de Yoda-san arrinconando al limo contra la pared fue genial desu.]
[Yo-yo también lo pensé. La apariencia de ti haciendo eso fue realmente geni—]
[Fue como si asaltara a una mujer.]
[—¿¡Cómo!?]

Sin dejar que Celeste terminara su frase, Eve la cortó y respondió.

[¿Qu-Qué quieres decir con asaltara a una mujer?]
[Fue como acorralar a las hermanas en una pared y no dejarlas escapar.]
[Cuando lo pones así, sí da esa imagen nodesu.]
[¡No está bien! ¡No es lo mismo que asaltar a una mujer!]

Sin pensarlo, grité. La forma de pensar de Eve es demasiado inapropiada.
Necesito cambiar el tema de alguna manera.

[Ah, cierto. Eve, ¿tu tiempo de reacción no fue un poco lento antes?]
[Es como si lo estuvieras atacando lentamente desu.]
[No fue lento.]
[¿Eh?]
[Así es cuando no estoy atacando.]

Eve agitó su mano derecha demostrando un movimiento de subir y bajar, era como un muñeco de control de tráfico que pusieron en una obra en construcción.

[Esa es la normal.]
[Es algo más lento. Ah, es similar cuando me golpeas la cabeza.]
[Con todo mi poder es así.]
[Se volvió muy lento.]
[Si impacta, son cerca de 200 golpes por segundo.]

Es demasiado rápido para que los ojos puedan captar el movimiento.

[No te preocupes, no lo usaré en nivel bajo.]
[Aunque me gustaría que dejaras de llamarme así... pero gracias.]

No tengo interés en saber lo poderoso que se sentirá un impacto de 200 golpes por segundo.
De repente, vi a Celeste mirando a Eve.
Estaba algo inquieta, como si tuviera algo que decirle.

[Oh sí, olvidé presentárselas. Se llama Eve, y será parte de nuestro equipo de ahora en adelante.]
[Aunque ya lo mencionaste antes de que nos sumergiéramos en la mazmorra. Eso está bien y todo pero.....]
[Pero, ¿qué?]

Celeste debe tener curiosidad por algo.

[¿Es porque no te agradó que lo haya decidido tan abruptamente?]
[¡No es eso! El que tiene la decisión final debe ser Ryouta-san. Así que no es eso.....]

Una vez más Celeste estaba inquieta. En serio, ¿qué es lo que le preocupa?
Finalmente, como si sacara su coraje, le preguntó a Eve.

[Uh, uhmm..... ¿qué.... qué piensas de Ryouta-san?]
[Amo a nivel bajo.]
[A-Ama—]

Por alguna razón, Celeste parecía haber recibido un gran daño y estaba conmocionada.
Mientras estaba aterrorizada, parece como si un enorme rayo hubiera caído a sus espaldas mientras ella caía al suelo, en cuatro.

[Ya que es el Dios de las Zanahorias.]
[—¿Huh?]
[No entregaré la zanahoria de bajo nivel, aunque me den todo el oro del mundo. No daré ni una raíz de sus zanahorias.]
[Como dije, no necesito una determinación tan grande.]

Como siempre, es Eve.
Mientras sonreía amargamente, miré en la dirección donde Celeste estaba parada.

[Bueno, tal como escuchaste, esta chica realmente ama las zanahorias—]
[He perdido....]
[¿¡En qué!?]

Mi voz fue lo suficientemente fuerte como para ser un remate.
Aunque no sé lo que perdió, pero Celeste estaba haciendo una pose de desesperanza total dentro de la mazmorra.
Eve, que se frotaba la nariz con entusiasmo, derrotó a Celeste.
A su lado, Emily les dijo como de costumbre.

[Aunque se siente como un desperdicio desu. Si Yoda-san le hubiera dado el golpe de gracia, entonces habríamos obtenido un drop del monstruo raro.]
[No, está bien si es el sexto piso.]
[¿Por qué lo dices desu?]

Emily estaba sorprendida. Yo saqué un pedazo de papel de mi bolsillo del pecho.
Tenía una especie de olor a flores, y una linda letra se exhibía dentro.
Lo conseguí de Elza, era la lista de los drops de monstruos raros que no han conseguido para el Festival de la Cosecha.

[El que más se vende es el del séptimo piso.]
[Ya veo nanodesu... ¿Vamos entonces desu?]

Mientras lo decía, Emily nos miró a los tres.
Con la primera experiencia de los cuatro luchando con Eve que acababa de unirse, nuestro poder de lucha ha aumentado una vez más.
Francamente, nos hemos hecho fuertes porque formamos un grupo.
Si ese es el caso.
Miré a las tres. Y junto con Celeste que se había recuperado, mientras suspiraba, las tres me miraron.

[Vamos. A zambullirnos en el séptimo piso.]

Las tres asintieron mientras me seguían.

1 comentario: