lunes, 1 de marzo de 2021

Maestro de Nada Capítulo 203 - La magia poderosa y el gigante grotesco

Maestro de Nada

Capítulo 203 - La magia poderosa y el gigante grotesco

 

Mis manos agarraron con fuerza la lanza de aspecto gélido, pero no estaba fría en absoluto.

Sin embargo, no sería lo mismo para quien terminara en el otro extremo. Eso lo había aprendido de Aprendiz de Todo, Maestro de Nada. En otras palabras, los ataques con esta lanza serían efectivos en este enemigo. Me armé de valor para poder llevar a cabo lo que acababa de simular.

 

Daniela disparó otra flecha mientras cargaba hacia adelante. Golpeó su nariz justo cuando le clavé mi lanza en el costado. Una mancha de escarcha blanca apareció alrededor de la herida cerca de su vientre, pero era bastante pequeña. O Grendel era así de duro, o mi magia era, de hecho, inadecuada. Tal vez mi habilidad con la lanza también tuvo un efecto.

 

Sin embargo, no fue inútil. Me di cuenta por su rugido de dolor.

 

“¡Ghhhhaaaaahh!”

“¡Maldita sea, este tipo es enorme!”

“Es un gigante, después de todo. Mira lo fuerte que ataca. Ten cuidado.”

“¡Lo sé!”

 

Sonaba realmente doloroso, pero yo no tenía intención de parar. Saqué la lanza y la volví a clavar. Al mismo tiempo, reuní energía mágica y la envié a través de la lanza. El resultado fue bastante sorprendente.

Había supuesto que la escarcha alrededor de la herida se extendería, pero no fue así. En cambio, pareció ser absorbida por su cuerpo.

Y entonces recordé lo que Daniela había dicho. Algo sobre juntarse… quizás había heredado las células de alguna criatura con el atributo del hielo.

 

“Esto es malo.”

 

Enviar magia directamente era una idea terrible. Podría despertar algo dentro de sus genes.

Añadir magia a un ataque estaba bien. Pero no enviarla directamente. Con esa lección aprendida, retrocedí.

 

“¡Hahh!”

 

Y entonces probé a crear Flechas de Hielo y a lanzarlas contra él. Se clavaron en su antebrazo, entrando muy profundamente antes de congelar la superficie. La magia era efectiva, claramente.

 

“¡Ya veo!”

“¿Qué ves?”

 

Daniela se alejó cuando el monstruo se estremeció ante mi ataque. Vino a mi lado.

 

“Intenté enviar magia a través de la lanza hace un momento, pero fue absorbida. Sin embargo, los ataques mágicos normales pueden hacer daño.”

“Ah… En ese caso, me gustaría ver lo que hiciste al matar al Loup-garou. Fue un hechizo original, ¿no?”

“Oh, ¿eso?”

 

‘Niflheim’. Era el nombre que le di a mi magia más fuerte. Y difícilmente podía negar tal petición de Daniela. Y así, usé el poder de mi armadura de dragón de hielo para crearla a partir de una Espada de Escarcha.

 

“Se parece a una Espada de Escarcha muy grande, pero… es mucho más extravagante.”

 

Murmuró Daniela. Incluso ahora, ella estaba atacando a Grendel y manteniendo su atención lejos de mí.

 

“No es sólo una elegante Espada de Hielo. Es la magia más poderosa que puedo usar. Se llama Niflheim.”

“Ya veo… es un buen nombre…”

 

Dijo con una mirada de fuerte desagrado. Está bien. Nunca dije que se me dieran bien los nombres. Todavía podía recordar las diversas elecciones vergonzosas que hice en el pasado.

 

Clavé la lanza en el suelo y en su lugar sujeté la larga empuñadura de la espada. Cuando la solté, la lanza dejó de emitir su frío aliento y volvió a la normalidad. Por otro lado, Niflheim crepitaba ahora con una frialdad abrumadora.

 

“¡Daniela, aquí va!”

“¡Sí!”

 

A mi señal, Daniela retrocedió mientras yo desataba magia de viento a los pies de Grendel. Grendel había estado a punto de ir tras ella, pero dudó. Fue entonces cuando el suelo estalló justo debajo de él, tambaleándose aún más. Fue perfecto.

 

Con Patas del Dios Lobo cubriendo mis pies, controlé el viento mientras me precipitaba por el aire para atacarle por el costado. Sin embargo, esta espada no era para cortar. Lo mismo ocurría con el Loup-garou. Lo que lo cortaba directamente eran las dos espadas que tenía en mis manos.

Esta espada… no, el verdadero valor de esta magia era la capacidad de congelar instantáneamente.

 

Apunté la espada hacia abajo y me dejé caer para que la hoja se clavara en el hombro del Grendel. Debió verme con el rabillo del ojo porque su cabeza se giró para mirar. Sin embargo, no hubo tiempo para un contraataque, y mucho menos para un grito de muerte.

Ahora estaba envuelto en hielo.

Solté a Niflheim y se hizo añicos antes de volver a ser maná.

 

Lo que quedaba ahora era una estatua de hielo. Sí, algunos podrían incluso llamarla una gran obra de arte.

 

“…Esa es una magia espantosa.”

“Yo también lo creo.”

 

Sin embargo, había limitaciones, como el hecho de que sólo podía activarla mientras llevaba la armadura. Pero eso se resolvería eventualmente. Cuando eso ocurriera, ¿qué tan diferente me parecería el mundo?

 

“¿Está realmente muerto?”

“Sí. Debería estarlo ya que el corazón está completamente congelado.”

 

Seguramente no volvería a la vida si se descongelaba después… Aun así, me estaba preocupando. Lo mejor sería cortarlo mientras pudiera y guardarlo en la bolsa hueca.

 

Al final, pudimos matar al gigante sin recibir ningún daño ni perder mucho tiempo. No estaba seguro de si debía estar decepcionado por el hecho de que hubiera terminado tan pronto o celebrar mi propio crecimiento. Lo único que sabía con certeza era que habría muerto en un instante si hubiera seguido siendo el mismo tipo que se despertó en aquella colina entre la niebla.

Así que decidí verlo simplemente como un crecimiento.

 

Había llegado muy lejos desde que era aquel tipo que huía de los lobos.

 

Incluso me hizo sentir un poco orgulloso. Sí, lo he hecho bien por mí mismo.

 

“Asagi. Deberíamos apresurarnos y desmembrarlo.”

“Oh, claro.”

 

La voz de Daniela me sacó de mi ensueño. Así que volví a meter la lanza en la bolsa y saqué en su lugar la Tempestad de Schwarz. La única manera de cortar el bloque de hielo era utilizar esta espada después de infundirla con magia.

Daniela vigiló la zona mientras yo utilizaba la gran espada y Patas del Dios Lobo para cortar los brazos, la cabeza y las piernas de Grendel. Las extremidades fueron cortadas aún más en las articulaciones. Comprobé si el torso cabía en la bolsa tal como estaba, y así fue.

Luego aparté los brazos y las piernas, con lo que quedó la cabeza. Esta cabeza medía aproximadamente un tercio de mi altura. Probablemente podría haberme arrancado la mitad del cuerpo de un solo bocado.

 

“Realmente me pregunto cuántos descendientes han resultado del apareamiento de esta cosa con otras criaturas.”

“En efecto… Por lo que he oído, los goblins y los orcos son los más comunes. Pero también hay historias de lagartos y unicornios.”

“Qué chico…”

 

Él podría aprender de mí una o dos cosas sobre la lealtad…

 

“Sí, e incluso ha habido dragones. Es muy chocante que haya sido capaz de hacer concebir a un dragón.”

 

Qué pensamiento tan horrible… Daniela se estremeció. Aunque estaba mejorando, aún le quedaba un miedo generalizado a ellos.

 

“Bueno, eso es mucho poder para ser transmitido por generaciones… y va a terminar como mis pantalones.”

“…¿Qué? Seguro que no puedes hacer pantalones de Grendel.”

“¿¡En serio!?”

 

Esto fue muy impactante. ¡Tenía toda la intención de usar los materiales como ropa nueva!

 

“El poder de un Grendel es una combinación de demasiadas cosas y no se puede controlar. Sí, los materiales son raros, pero será difícil infundirles magia y hacerlos propios. Puede que haya algo de poder de dragón ahí, pero sólo a nivel genético.”

“Tienes que estar bromeando…”

 

Entonces… ¿para qué es útil este tipo?

 

“En general, yo diría que para la comida. No sé por qué, pero la carne sabrosa también se ha transmitido. Al parecer, mejoran en cada generación.”

“Ya veo…”

 

Las carnes exóticas tienen una reputación… Pero ¿quién querría comer esta cosa?

 

“Y por eso son monstruos que suelen ser cazados en exceso. Eso a pesar de la dificultad de matarlos realmente.”

“Suena como un cómic que leí una vez…”

 

Esto fue un desarrollo sorprendente. Pero a este paso, iba a entrar en el Torneo de la Espada Imperial como el Aventurero de los Pantaloncillos. Encontrar ropa tendría que ser nuestra principal prioridad cuando llegáramos. Y con eso, terminé de meter a Grendel en la bolsa, recogí a Daniela y me apresuré a seguir a Míster y los carros.


Gente, si les gusta esta novela y quieren apoyar el tiempo y esfuerzo que hay detrás, pueden apoyarme donando a través de Paypal por la plataforma Ko-fi: https://ko-fi.com/frizcop

No hay comentarios.:

Publicar un comentario